Você está na página 1de 4

Ffundamentos de invstigacion

Proceso de construcción de la
ciencia

Tales de

mileto

Docente: colin uribe Alfonso


INTEGRANTES:

Erick Hiram López Vázquez

Gabino Ismael herrera Dávalos

Jesús arias Salazar

José Adolfo Solorzano Ortuño


Brandon Neftalí Zanatta jaimes

La ciencia como construcción social


[extractos del artículo]
Mª Pilar Jiménez Aleixandre \ Luis Otero
Gutiérrez

El papel que esta cultura científica debe desempeñar en la formación de las personas es, entre
otros, el de
capacitarlas para interpretar el mundo físico, natural y tecnológico en torno a ellas. Para ello la
construcción de conocimientos debe tener lugar de forma que éstos sean transferibles a distintas
situaciones (y no sólo repetidos mecánicamente en un contexto).
Son muchas las implicaciones que se derivan de esta nueva forma de enseñar y aprender ciencias,
pero de
ellas analizaremos solamente las que conciernen a las relaciones entre ciencia y sociedad,
especialmente
en dos aspectos:
La influencia social en el propio desarrollo científico y tecnológico, y el reflejo —o la falta de
él— de esta influencia en la enseñanza.
La selección de contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales) socialmente
relevantes, o, en otras palabras, enmarcados de forma adecuada en su contexto social.

El que la ciencia sea una construcción social implica que el progreso científico discurre en una u
otra dirección según el tipo de sociedad en que se desarrolla, y según qué fuerzas -de todo tipo-
sean
dominantes en esa sociedad. Algunos ejemplos de este condicionamiento son:

La influencia de las ideas socialmente dominantes tanto en la elección de temas de


investigación como en su publicación. Por ejemplo, parece que el retraso de veinte años
entre el momento en que Darwin concibió la teoría de la evolución por selección natural, y
su publicación, se debe, entre otras cosas, al temor del rechazo por parte de la sociedad
victoriana, cuyas ideas religiosas eran incompatibles con el darwinismo (Gruber, 1984). Esta
influencia ideológica alcanza incluso a dominios tan aparentemente neutrales como la
citología: durante la primera mitad de este siglo se estudiaba que el número de cromosomas
de la especie humana era 48 (hoy día se da el número de 46). El error se debía a que se
identificaban 24 cromosomas diferentes, y se suponía que cada uno debía tener un
homólogo. La realidad es que hay 23 pares de homólogos, que son realmente tales sólo en
las mujeres, donde los cromosomas sexuales son XX, mientras que en los varones hay 22
pares más los sexuales XY. El sesgo se producía al tomar las muestras —diferentes equipos
en distintos lugares— sólo entre varones, bajo el supuesto implícito de que el varón era el
arquetipo
La asignación de fondos de investigación a unos y otros temas con arreglo a criterios políticos o
económicos externos al desarrollo científico. Por ejemplo, los presupuestos asignados a
investigación en armamento constituyen la mayor parte de los dedicados a la investigación en
física en todo el mundo (en España alcanzaron por vez primera más del 50 % en 1989, 44 mil
millones de pesetas). Sólo al desarrollo del ACE —avión de combate europeo— se dedican 6
billones de pesetas. La mayor parte si no la totalidad, de la investigación científica se lleva a cabo
actualmente en el seno de equipos financiados por la administración, o por la industria, lo que
hace inviable una actividad de tipo personal, aislada y carente de recursos.

El requisito de comunicación de una teoría u observación, para que pase a formar parte
del acervo científico. De hecho, cuando, pese a hacerse pública, la comunidad científica no
presta atención a la nueva teoría, es como si ésta no existiera para la ciencia, ya que no
genera nuevos problemas, ni interacciona con los existentes. Es el caso de los mecanismos
de la herencia descubiertos por Mendel (Jiménez y Fernández, 1987), o de la existencia de
elementos génicos transponibles por Bárbara McClintock (Keller, 1985), que no llegaron a
formar parte de ese fondo común de ideas de la ciencia hasta bastantes años después de su
descubrimiento. Esta separación pone de manifiesto el carácter colectivo del conocimiento
científico

Las prioridades comerciales en la innovación tecnológica, que condicionan las


industrias de bienes de consumo a la explotación intensiva de mercados. La publ

La creciente preocupación social por el deterioro medioambiental y el despilfarro


energético ha provocado que empresas y administraciones emprendan investigaciones —en
muchos casos simbólicas— sobre energías alternativas. Sin embargo bastaría mejorar
(mediante técnicas ya conocidas) el rendimiento de los actuales artefactos, para reducir a la
mitad el consumo total de energía.

Por otro lado la investigación científica, el trabajo científico, es una actividad humana y,
como tal, influida por las confrontaciones de intereses más o menos subjetivos y por las
rivalidades entre personas o equipos. La competitividad como valor predominante y la
evaluación de proyectos para su financiación provoca ocultamiento de información, y
maniobras propagandísticas. Así se evidencia por ejemplo en la crónica del
descubrimiento de la estructura del ADN (Watson, 1987), o recientemente en las
polémicas sobre la prioridad en la identificación del virus del SIDA y sobre la fusión fría.
Además la repercusión de una teoría científica guarda estrecha relación con su campo de
aplicación tecnológico, o, en otras palabras, con la forma en que puede afectar a las
condiciones de vida de la especie humana, aun cuando estas aplicaciones no siempre sean
evidentes en un primer momento.
FICHA TECNICA:

ÁLVAREZ, M., JIMENEZ, M.P., PIZARRO, I., RODRiGUEZ, N. y SONEIRA, G.: Científicas en la

sombra: Propuestas de trabajo para una educación no sexista en Ciencias, Física y Química,
Matemáticas

e Informática. Actas III Congreso Didáctica Ciencias y Matemáti-cas, vol. 2, 1989, pp. 8-10.

GRUBER, H.: Darwin sobre el hombre, Alianza, Madrid, 1984.

HODSON, D. (1988): «Toward a philosophically more valid Science curriculum», en Science


Education

72 (1), pp. 19-40.