Você está na página 1de 9

1.

Estructura y fisiología celular

Todos los organismos están compuestos por células. Las propiedades que estructuran y hacen funcionar un organismo vivo dependen del
comportamiento de las células. Por este motivo, conocer el funcionamiento y los tipos de células es fundamental para:

1. Comprender cómo funciona el cuerpo humano.


2. Conocer los mecanismos de la enfermedad.
3. Comprender algunas bases de la terapéutica, es decir, del modo de curar las enfermedades.
La conocida como teoría celular define las células como las unidades fundamentales de estructura y función de todos los organismos vivos,
capaces de efectuar todos los procesos vitales como unidades independientes y, en conjunto, actuar como sistemas complejos.

La célula es capaz de reproducirse con independencia de cualquier otro sistema vivo. El crecimiento, la reproducción y la continua respuesta a
estímulos, así como otros procesos de la vida, son características de las células, pero no de sus componentes.

1.1. Tipos de células


Teniendo en cuenta las características de su estructura, podemos clasificar las células en dos grandes grupos:

 Procariotas: se caracterizan por carecer de membrana alrededor del núcleo. Solo tienen un cromosoma y su citoplasma carece de orgánulos
limitados por membrana. Por ejemplo: las bacterias (Fig. 1.1).
 Eucariotas: poseen membrana nuclear y presentan orgánulos citoplasmáticos rodeados de membrana que se organizan y relacionan para
realizar las distintas funciones celulares. Son células más grandes y complejas que las procariotas. Por ejemplo: los hongos, las plantas y los
animales son organismos formados por células eucariotas (Fig. 1.2).
Animación
1.2. Estructura general de la célula eucariota
En cualquier célula eucariota, se distinguen tres zonas:

 La membrana plasmática o citoplasmática, que envuelve al citoplasma que rodea el núcleo.


 El citoplasma, en cuya composición encontramos fundamentalmente agua (70 %), electrolitos y macromoléculas, además de un citoesqueleto
proteico. En el citoplasma, se encuentran distribuidos un gran número de orgánulos de distinta naturaleza que constituyen los componentes
funcionales de la célula. Entre los orgánulos, hay mitocondrias, lisosomas, ribosomas, el aparato de Golgi, el retículo endoplasmático, el centriolo,
etc.
 El núcleo, con su membrana nuclear o carioteca.

En la siguiente figura, puedes distinguir los componentes básicos de una célula eucariota animal:

Fig. 1.2. Estructura básica de una célula


eucariota animal.
Animación
1.3. Componentes y funciones de la célula eucariota
A continuación, explicamos brevemente las características y las funciones de los diferentes componentes celulares.

A. Membrana plasmática o citoplasmática


La membrana plasmática es una bicapa lipídica que constituye el límite exterior de la célula. Está compuesta aproximadamente por un 40 % de
lípidos, un 55 % de proteínas y un 5 % de hidratos de carbono.

 Los lípidos que constituyen la membrana plasmática tienen una parte hidrófoba y otra hidrófila, de modo que, al entrar en contacto con el agua,
se organizan exponiendo al exterior la parte hidrófila —que al microscopio electrónico aparece como una banda de color oscuro (Fig. 1.3b)— y
repliegan hacia el interior la parte hidrófoba —banda clara al microscopio—, permitiendo una permeabilidad selectiva de sustancias.
 En la membrana, también existen proteínas que pueden moverse lateralmente dentro de esta y que actúan como puentes a través de los cuales
las sustancias pasan a la célula. En función de su ubicación en la membrana, las proteínas pueden ser integrales o periféricas.

Funciones de la membrana plasmática

La membrana cumple varias funciones:

 Separa la célula de su entorno.

 Le sirve como medio de entrada y salida de sustancias de forma controlada (permeabilidad selectiva).

 Permite a la célula relacionarse con el exterior, ya que algunas de las moléculas que la forman actúan como receptores que captan estímulos
externos.
Fig. 1.3. a) Estructura de la membrana citoplasmática; b) microfotografía electrónica de la membrana.

B. Citoplasma
Situado entre la membrana celular y el núcleo, el citoplasma constituye el medio interno de la célula.

Está formado por el hialoplasma, que es el medio acuoso donde se encuentran los orgánulos celulares, y el citoesqueleto, una estructura
proteica formada por microtúbulos cilíndricos, alargados y huecos, que constituyen la base estructural de centriolos y cilios.

El citoesqueleto cumple la función de sostén de la célula y es responsable de su forma y organización interna. El citoplasma puede producir y
liberar energía, realizar síntesis de proteínas y contribuir al crecimiento, la motilidad y la fagocitosis de la célula.

C. Núcleo
Es un corpúsculo de forma esférica u ovoide, rodeado por una doble membrana que presenta las mismas características que la membrana
plasmática.
1. Contiene el ácido desoxirribonucleico (ADN) que, junto a las proteínas y las histonas, forma la cromatina (material genético). Durante
la fase de mitosis (división celular), la cromatina se condensa en unas estructuras denominadas cromosomas. Las células humanas
tienen 46 cromosomas, excepto las células sexuales maduras o gametos, que contienen la mitad, 23 cromosomas (Fig. 1.4).
2. En su interior, se encuentra el nucleolo, compuesto fundamentalmente por proteínas y ácido ribonucleico (ARN).
3. Colabora en el almacenamiento, la trascripción y la transmisión de la información genética.

D. Orgánulos
Los orgánulos presentes en el citoplasma tienen estructuras y formas específicas:

Descripción estructural y funcional Dibujo Fotografía

Retículo endoplasmático: es una red de membranas conectadas entre sí, formadas por vesículas o sacos
constituidos por membrana que se continúan con la membrana plasmática, la membrana nuclear y con el
aparato de Golgi. Puede ser liso (sin ribosomas) o rugoso (con ribosomas). Tiene la función de síntesis,
almacenamiento y transporte de proteínas y lípidos, además de la participación en procesos de
detoxificación de la célula.

Aparato de Golgi: es una agrupación de membranas y vesículas en forma de sacos aplanados o


cisternas. Tiene la función de secreción.

Mitocondrias: tienen forma cilíndrica u ovoide, de carácter membranoso. Se consideran «generadoras de


energía»; colaboran en la producción de ATP —la energía química obtenida de los alimentos— en un
proceso conocido como respiración celular.
Ribosomas: son estructuras macromoleculares formadas por ARN y proteínas, esféricas y aplanadas, que
aparecen unidas al retículo endoplasmático o dispersas en el citoplasma. Su función es la síntesis de
proteínas.

Lisosomas: son pequeñas vesículas de aspecto denso limitadas por paredes membranosas. Proceden del
aparato de Golgi y su función es enzimática, es decir, participan en la degradación de restos celulares
(fagocitosis).

Centriolos: son dos pequeños cilindros huecos, cuya pared está compuesta por nueve grupos de tres
microtúbulos. Intervienen en la división celular, formando el centrosoma, y en el movimiento de los
cromosomas durante la mitosis.

Tabla 1.1. Orgánulos de la célula eucariota.

Animación

1.4. Fisiología celular


Las funciones vitales de la célula son tres: la nutrición, la relación y la reproducción. A través de sus membranas, que sirven de barrera, se
lleva a cabo el intercambio y el transporte de sustancias entre el líquido intracelular y el líquido extracelular.

• El líquido extracelular fluye entre las células mezclándose con la sangre, por lo que proporciona los elementos nutritivos necesarios para que
la célula se desarrolle. Su composición es pobre en potasio y fosfatos y rica en sodio y cloruros.

• El líquido intracelular es rico en potasio y fosfatos, y pobre en sodio y cloruros.


Las sustancias de elevado peso molecular atraviesan la membrana citoplasmática por endocitosis o exocitosis. El transporte puede
ser pasivo (sin necesidad de energía, por ejemplo en los mecanismos de difusión) o activo (requiere energía, por ejemplo, las bombas
fisiológicas).

Pinocitosis y fagocitosis: dos formas de endocitosis

La Pinocitosis y la fagocitosis son tipos de endocitosis.

 Pinocitosis. Las moléculas se fijan a la superficie de la membrana celular variando las propiedades de su tensión superficial. Por ello, la
membrana se invagina englobando las sustancias en su interior formando vesículas pinocitóticas, que quedan libres en el citoplasma.
 Fagocitosis. Un segmento de la membrana plasmática se eleva y rodea las partículas que están en el líquido extracelular formando un saco.
Luego, el saco se desprende y forma una vesícula fagocítica que emigra hacia el interior de la célula.

A. Procesos físicos de transporte e intercambio de sustancias


Los elementos y sustancias atraviesan la membrana celular gracias a una serie de procesos, físicos y fisiológicos, que pueden
ser activos o pasivos.

Procesos de transporte activo

Son procesos de transporte activo de sustancias porque la energía necesaria para mover las sustancias proviene de las reacciones químicas
ocurridas dentro de la propia célula. Dentro de ellos, se incluyen las bombas fisiológicas.

Las bombas fisiológicas son estructuras que producen un movimiento de moléculas o iones a través de la membrana celular contra su gradiente
de concentración (del lado de menor concentración hacia el de mayor concentración). Las sustancias se unen a un elemento portador (proteínas
o lipoproteínas) para atravesar la membrana celular.

Procesos de transporte pasivo

Son procesos que no requieren de energía celular. Se llevan a cabo a favor de su gradiente de concentración (del lado de mayor concentración al
de menor). Los más importantes son la filtración, la difusión y la ósmosis.
Proceso Descripción del proceso

Filtración Tanto el agua como los solutos traspasan la membrana cuando existe un gradiente de presión hidrostática (fuerza por unidad
de superficie que ejerce todo líquido debido a su propio peso), pero, a diferencia de los procesos de difusión y ósmosis, se
produce siempre en un solo sentido (desde el lado de la membrana con mayor presión hacia el de menor presión
hidrostática).

Difusión Es el movimiento de partículas, solutos y disolventes a través de los poros de la membrana celular o de su porción lipídica.
Cuanto más soluble es la sustancia en los lípidos, más rápidamente se produce la difusión.

 Las sustancias solubles en los lípidos pueden atravesar fácilmente la membrana a través de la matriz lipídica (difusión
simple).
 Las sustancias insolubles en los lípidos necesitan combinarse con una sustancia «portadora» (proteínas o lipoproteínas)
que se encarga de facilitarles el paso a través de la membrana (difusión facilitada).

Ósmosis Es la difusión neta del agua a través de una membrana, selectivamente permeable, dependiendo del gradiente de
concentración del soluto. Así, según el sentido en que se produce la difusión neta, las células aumentan o disminuyen de
volumen.

Cuando la ósmosis se produce hacia el lado de la membrana donde existe mayor concentración de soluto, aumentan el
volumen y la presión hasta que la difusión del agua se hace más lenta e incluso llega a interrumpirse. El grado de presión
necesario para interrumpir totalmente la ósmosis se denomina presión osmótica.

Tabla 1.2. Procesos pasivos de intercambio de sustancias: filtración, difusión y ósmosis.


TAREA

1. ¿Cómo se denomina la membrana que envuelve la célula? Explica su función más importante y la
característica morfológica que permite esta función.
2. Haz una tabla en tu cuaderno en la que listes todos los orgánulos celulares presentes en el citoplasma
y esquematices las funciones de cada uno de ellos.
3. ¿En qué parte de la célula se localiza la cromatina? ¿Cuál es la diferencia entre la cromatina y los
cromosomas?
4. Indica en tu cuaderno si las siguientes afirmaciones son verdaderas o falsas y razona tu respuesta:

1. El transporte de sustancias se conoce como endocitosis si se produce de dentro a fuera de la célula.


2. Cuanto más soluble es una sustancia en los lípidos, más difícilmente atraviesa la membrana celular.
3. Las sustancias insolubles en lípidos tienen dificultades para atravesar la membrana y necesitan
asociarse a sustancias portadoras.