Você está na página 1de 2

Educación como realidad: se puede definirla sin limitaciones, como mucho más que una

acción, como una realidad para cada hombre y para la comunidad. Hay múltiples formas, la
educación es también una realidad en la vida de las comunidades. Real es lo inserto en el
espacio y en el tiempo.
Intención educativa: la influencia educativa puede ejercerse con o sin intención, conciente
o inconciente. De acuerdo con este criterio la educación puede ser:
1) cósmica: la influencia de los factores, fenómenos y elementos del mundo en su más
amplio sentido que inciden sobre el hombre y lo configuran. Esta educación es inconciente
(no se propone deliberadamente educar), asistemática (sin sistema ni orden), ametódica (no
tiene procedimientos predeterminados), natural, espontánea y refleja. Todo ambiente natural
y social cumple una función educativa que se involucra en la educación cósmica.
2) sistémica: es una forma más restringida que la anterior. Es la que se impone en la escuela,
entendiendo que supone una relación voluntaria entre alguien que educa y alguien que es
educado. Se caracteriza por el definido propósito de educar o de ser educado, y es conciente
o intencional, metódica y artificial. Individualmente, en el desarrollo de la existencia, la
educación cósmica es anterior a la sistémica. Desde el punto de vista social en la historia de
la humanidad, la 1er escuela fue la comunidad hasta que hizo su aparición ella misma. La
educación sistémica depende de la cósmica, que le proporciona elementos para cumplirse.
Concepto general de educación: la educación es la formación del hombre por medio de una
influencia exterior consciente o inconsciente (hétero) o por un estímulo que si bien proviene
de algo que no es el individuo mismo, suscita en él una voluntad de desarrollo autónomo
conforme a su ley propia (auto).
La educación como actividad intencional: la educación bajo la forma consciente es una
actividad intencional, cumple con el propósito definido de formar a otros, o de formarse a si
misma. Requiere la presencia de un educador y del educando, que entran en la relación viva
y concreta que se denomina acto educativo pedagógico.
Proceso educativo general: se le llama al conjunto de influencias que se ejercen sobre el ser
para configurarlo no sólo desde el punto de vista espiritual y social, también biológico. El
proceso educativo se cumple en etapas: se inicia con la crianza, se sigue con el
adiestramiento, continúa con la instrucción y la educación, para culminar con la
autoeducación.
La crianza: es una conducción que se mantiene en el plano biológico y cuyo fin primordial
es asegurar la subsistencia orgánica del ser.
El adiestramiento: busca constitución de hábitos, de mecanismos que permitan al individuo
adaptarse y reaccionar frente a situaciones exteriores. Tanto el adiestramiento como la
crianza, si bien le son aplicables al hombre, no trascienden el plano de lo meramente animal.
Recién con la instrucción entramos en la esfera propiamente humana, para hacer posible la
educación y autoeducación.
Instrucción: alude al momento en que la relación educando-educador se supedita a un bien
objetivo. Los 2 momentos de la instrucción, transmisión o enseñanza y aprehensión o
aprendizaje, afectan solo a la capacidad intelectual de quienes participan del acto instructivo.
En este acto no hay relación directa entre maestro y alumno, sino indirecta a través del bien
objetivado que se transmite o se aprende. Se trata de un contacto meramente intelectual y
mediato, en el que la dirección del proceso está determinada por la estructura del contenido.
La educación en el proceso educativo: la educación ve mucho más allá que la instrucción,
le interesa las energías espirituales (entusiasmo, admiración, respeto) para lograrlo se fija
también en las capacidades y disposiciones que el alumno tiene para aprenderla o realizarla.
En ella hay relación directa de hombre a hombre, en el cual la influencia del educador de
parte del educando entra en contacto con él y lo eleva, o se eleva conjuntamente con él, a la
pesca del valor que todo bien cultural encierra: conducción espiritual. La educación más que
al intelecto apunta a la personalidad total del educando.
Educación, formación y autoeducación: por encima de la educación en el proceso
educativo general se ubica la autoeducación. El término formación participa de la educación
porque cuando esta es auténtica debe culminar en formación o configuración personal en el
desarrollo de su propia personalidad y luego de autoeducación. La educación se limita a ser
una actividad conciente que se cumple mediante una auténtica conducción espiritual, a un
sistema que posee un sentido y sus normas. Se define por el propósito de elevar al hombre a
partir de sus posibilidades para dejarlo en los umbrales de la autonomía. La educación
apunta a la formación. Esto es desarrollo de la forma individual que se apropia de los
elementos que la escuela o el mundo le proporcionan para darles su sello peculiar. Con ello,
la educación se ha convertido en autoeducación.
Pedagogía: trabaja siempre con la educación, su objeto de estudio es la educación. De esta
manera, la pedagogía es la disciplina que estudia a los fenómenos educativos con el fin de
mejorarlos. También existen otras ciencias que estudian a la educación, pero la
particularidad de la pedagogía es que es intervencionista del proceso educativo. Lo que
implica la importancia de la comprensión del pasado para poder comprender y mejorar el
presente con una mirada en el futuro.
Haciendo un análisis etimológico del término se ve que proviene del latín: PAIDOS:
niño. Y AGGO: conducción, siendo un maestro el encargado de la conducción del niño.
PASO: “Educaciones”:
Pedagogía Social: estudia la educación social para comprender e intervenir sobre ella. Hay
distintas conceptualizaciones del término que se pueden clasificar en:

1) Visión reducida: se ocupa de lo problemático y deficitario, atendiendo necesidades.


2) Visión amplia: conjunto de relaciones que una persona o grupo tiene como
consecuencia de ser parte de la especie.
-Pero todas confluyen que la educación social tiende a generar nuevos modos de educación
más allá de la escuela.
-En éstas prácticas interviene un agente (profesional o no) el cual interviene
socioeducativamente irrumpiendo en el otro y transformándolo. Esta intervención puede
tener distintas orientaciones.