Você está na página 1de 6

Mareo y Vertigo

Anatomía y fisiología de la audición y equilibrio

Nervio vestíbulococlear, par craneal VIII, tiene dos componentes el nervio coclear
encargado de la audición y el vestibular que se encarga de las funciones de equilibrio
y orientación.

El nervio vestibular conduce información propioceptiva desde el utrículo y sáculo


relacionada con la posición de la cabeza. Da también información desde los canales
semicirculares relacionada con el movimiento de la cabeza.

Este está compuesto por axones de neuronas bipolares los que contienen somas en el
ganglio vestibular del odio interno. Estos axones penetran al tronco en el ángulo
cerebelopontino, lateral al nervio facial.

Ya en el complejo nuclear vestibular se divide en fibras cortas que son fibras


ascendentes y en fibras largas que son fibras descendentes, y fibras que van
directamente al cerebelo al pedúnculo cerebeloso inferior.

Los núcleos vestibulares reciben aferencias del útriculo, sáculo y canales


semicirculares a través del nervio vestibular. En general, las fibras que surgen de las
crestas ampollares, que terminan en los núcleos medial y superior; las fibras
originadas de las máculas del utrículo y sáculo terminan principalmente en los núcleos
lateral, inferior y medial.

Las eferencias de los núcleos vestibulares se proyectan, al nódulo, flóculo y língula del
cerebelo ipsilateral a través del pedúnculo cerebeloso inferior, a la médula espinal por
los tractos vestibuloespinal lateral y medial. Las fibras terminan haciendo sinapsis en
el asta anterior con interneuronas y con motoneuronas de los músculos extensores
selectivamente. A través de este tracto, el oído interno y el cerebelo se encargan de
facilitar la actividad de los músculos extensores e inhibir a los flexores, relacionándose
así con la mantención del tono muscular y las posturas antigravitatorias (Depto. de
Anatomía, n.d.).

Va también hacia a los núcleos de los nervios III, IV, VI y accesorio a través del
fascículo longitudinal medial. Estas conexiones permiten coordinar los movimientos de
la cabeza y de los ojos para mantener la fijación visual de un objeto.

Y también van hacia la corteza cerebral del giro postcentral, cerca de la cisura lateral,
mediante un relevo en el núcleo ventral posterolateral del tálamo. Para que la persona
sea capaz de regular su orientación en el espacio

El nervio coclear, está formado por axones de neuronas bipolares que tiene simas en
el ganglio espiral de la cóclea. Entra al tronco encefálico en el ángulo cerebelopontino
lateral al nervio facial, separado de este por el nervio vestibular.

Las fibras de este entran al núcleo coclear anterior y al posterior cuando ya se


encuentran en el puente.
Los núcleos cocleares reciben aferencias desde el órgano espiral de Corti a través del
nervio coclear.

Las neuronas de los núcleos que son de segundo orden, envían axones hasta hacer
sinapsis en el núcleo posterior del cuerpo trapezoide y le núcleo olivar superior.

Algunos de estos axones hacen sinapsis en su trayecto ascendente con el núcleo del
lemnisco lateral. El lemnisco lateral termina en el núcleo del coliculo inferior y en el
cuerpo geniculado medial en el mesencéfalo. Los axones salen del cuerpo geniculado
medial hasta la corteza auditiva primaria (Depto. de Anatomía, n.d.).

La corteza auditiva primaria es excitada directamente por proyecciones provenientes


desde el cuerpo geniculado medial, mientras que las áreas de asociación auditivas son
excitadas secundariamente por impulsos procedentes de la corteza auditiva primaria
así como también desde las áreas de asociación talámicas adyacentes al cuerpo
geniculado medial (Carolina, Jtp, & De Endocrinología, n.d.).

Mareo y vértigo

- Mareo, es una sensación de malestar general con pérdida del equilibrio, difícil
de describir por el paciente, se puede mencionar como sensación de desmayo,
acompañada de náusea, vómito, sudoración fría (Esteban et al., n.d.)

Se diferencia del vértigo porque este generalmente se relaciona a una afectación en el


odio interno o de origen central, mientras que la causa del mareo se relacionada con
el oído, el cerebro, sistema cardiovascular o metabólico. Además se presenta de
distinta manera ya que el vértigo tiene sensación de movimiento rotatorio y el mareo
son una serie de experiencias sensoriales.

El vértigo además presenta sensación irreal de movimientos en cuanto el mareo son


experiencias sensoriales variadas como desequilibrio, inestabilidad, debilidad y
sensaciones rotatorias.

Como ya se mencionó existen distintos trastornos que pueden ser causantes de


mareo como son:

Trastornos vasculares, que causan mareo antes de un sincope por la producción de


arritmias cardiacas, hipotensión ortostática o efectos farmacológicos.

Trastornos vestibulares, pueden ser secundarias a lesiones periféricas que afectan los
laberintos o los nervios vestibulares, o daño en las vías vestibulares centrales.
Pueden ser paroxísticas o por defecto de daño vestibular fijo, unilateral o bilateral.

Puede existir un mareo inespecífico el que incluye:

 Mareo psicógeno, este se da luego de un síndrome de hiperventilación, por el


descenso de los niveles de dióxido de carbono en la sangre, lo que provoca
vasoconstricción y disminución del flujo cerebral. Se presenta con tetania,
parestesias peribucales y en la zona distal de las extremidades. El tratamiento
consiste en psicoterapia, antidepresivos o ansilolíticos.
 Mareo multisensorial. Este es frecuente en ancianos,suele ser causado por
afectación de diversos sistemas; alteraciones del sistema vestibular, visual,
propioceptivo, neuromuscular, esquelético y también factores iatrogénicos.
El tratamiento se basa en tratar la etiología desencadenante, por ejemplo, la
diabetes mellitus

- Vértigo, es la sensación irreal de movimiento rotatorio. Es un síntoma no un


diagnóstico. Generalmente es un síntoma de afectación de una porción del oído
interno que se encarga de regular el equilibrio, puede ser también de origen
cerebral.

Durante el vértigo la persona puede estar estacionaria y el ambiente moverse a su


alrededor (vértigo objetivo) o la persona estar en movimiento y el ambiente a su
alrededor estacionario (vértigo subjetivo).

El vértigo puede ser de origen central o periférico.

El vértigo central puede deberse a: hemorragia cerebelar, isquemia del tallo cerebral,
insuficiencia vértebrobasilar, tumores, migrañas, esclerosis múltiple.

Es de inicio gradual, puede presentar un desbalance severo, el paciente no pude estar


de pie o caminar. La presencia de nausea y vomito es variable. No presentan acúfenos
o hipoacusia.

El nistagmus está presente en todas sus variedades (horizontales, verticales,


rotatorias), no se suprime con la fijación de la mirada, no es fatigable y presentan un
periodo de latencia corto de hasta 5 segundos.

El examen neurológico en el vértigo central ´muestra hallazgos, como los síntomas


neurológicos auditivos.

El vértigo periférico puede deberse a: vértigo paroxístico benigno, neuritis vestibular,


hidrops endolinfático, neuroma del acústico, laberintitis, fistula perilinfática,
colesteatoma, herpes zoster ótico.

Es de inicio súbito, puede presentar un desbalance leve o moderado, el paciente si


puede caminar. Existe una presencia de nausea y vómitos severos, existe
comúnmente presencia de acúfenos e hipoacusia

El nistagmos es de tipo horizontal y horizontorotatorio, es fatigable, se suprime con la


fijación de mirada en un punto. Tiene un periodo de latencia largo de hasta 20
segundos.

El examen neurológico en el vértigo periférico es normal. No presenta síntomas


neurológicos auditivos.
Entre los trastornos vestibulares de origen periférico tenemos:

 Vértigo posicional paroxístico benigno, se desarrolla a partir de la cuarta década de


la vida. Es un tipo de vértigo episódico, dura pocos segundos, se relaciona con los
movimientos de cabeza, no presenta síntomas auditivos. El nistagmus en este es
fatigable, de latencia larga.

Se cree que la etiología de este trastorno se da como resultado del daño de los
órganos sensoriales del oído interno, los conductos semicirculares y los cálculos
auditivos.

Las personas que experimentan este trastorno los cálculos auditivos se mueven
desde el utrículo hacia la endolinfa del conducto semicircular, que continúa en
movimiento aun cuando la cabeza está estacionaria. El movimiento de los cálculos
auditivos o las partículas flotantes ocasiona que esta porción del sistema vestibular
se vuelva más sensible, de modo que cualquier movimiento de la cabeza en el
plano paralelo al conducto posterior puede causar vértigo y nistagmo (Porth, 2014)
.

Para el tratamiento de este trastorno se utilizan maniobras para cambiar de


posición al otolito y al conducto. La maniobra es similar a la maniobra de Dix-
Hallpike.

Primero se coloca al paciente en posición oscilante la cabeza se gira para la


posición de donde se encuentra la afección, se gura por 20s de 45 a 60 grados,
hacia el oído contrario. Se pone a la persona de cubito lateral y se gira 45 grados
hasta que la cabeza este paralela al piso. Finalmente se gira la cabeza del
paciente hasta que mire cerca del piso (Allan H. Ropper, 2010)
.

 Neuritis vestibular, es un vértigo que dura varios das, tiene ausencia de síntomas
auditivos, tiene presencia de náusea.

Este se caracteriza por un inicio agudo por lo general dentro de un par de horas.
Antes de presentar síntomas los pacientes refieren enfermedad de la vía
respiratoria superior 1 a 2 semanas antes del inicio de los síntomas, lo que sugiere
un origen viral. Este trastorno también puede presentarse en personas con herpes
zóster ótico (Porth, 2014)
.
Para el tratamiento de esta durante su fase afuda pueden ser útiles los
antihistamínicos como: prometazina, clonazepam y escopolamina para aplacar los
síntomas. También se cree que los ejercicios vestibulares serian útiles (Allan H.
Ropper, 2010)
.

 Enfermedad de Ménieré (hidrops endolinfáticos), es un vértigo que se caracteriza


por presentar una triada, que incluye: hipoacusia fluctuante, vértigo episódico y
acúfenos. Este tiene una duración de horas.
Al inicio los síntomas tienden a ser unilaterales y producen nistagmo rotatorio
secundario a desequilibrio en el control vestibular de los movimientos oculares.
Como la afectación inicial suele ser unilateral y el sentido de la audición es
bilateral, muchas personas con el trastorno no están conscientes del grado total de
su pérdida auditiva (Porth, 2014)
.

Se cree que existen varias etiologías como traumatismos, infecciones, fármacos y


toxinas. Sin embargo la forma más común del padecimiento es una forma
idiopática que se cree es causada por una simple lesión viral del sistema de
transporte de líquido del oído interno.

Existen también varios mecanismos etiológicos de este trastorno como mayor


producción de endolinfa, producción reducida de perilinfa acompañada de
incremento compensatorio en el volumen del saco endolinfático y descenso de la
absorción de endolinfa por mal funcionamiento del saco endolinfático o bloqueo de
las vías endolinfáticas (Allan H. Ropper, 2010)
.

Para el diagnostico de este se tienen criterios como que se presente al menos dos
episodios de vértigo rotacional espontáneo que duren más de 20 minutos,
confirmación audiométrica de una hipoacusia neurosensorial, más acúfenos y
sensación de llenura del oído.

 Toxicidad y vestibulopatía bilateral idiopática, presenta inestabilidad en marcha,


que empeora con la oscuridad o con cuando se cierran los ojos, y osciloscopía que
ocurre cuando se realizan movimientos de cabeza.

Se cree que la etiología de este tipo de trastornos es el consumo de antibióticos


aminoglucósidos que causan ototoxicidad en las células ciliares cocleares, con
pérdida de audición(Allan H. Ropper, 2010).

Los fármacos usados para el tratamiento de episodios agudos son:

Difenhidramina: dosis en niños de 6 a 12 años 12.5 a 25 mg VO cada 4 o 6 horas.

Dosis en adultos 25-50mg IV, IM o VO cada 6 horas.

Diazepam: dosis en niños mayores a 1 mes 0.04- 0.3 mg/kg/dosis IM o IV cada 4


horas.

Dosis en adultos 2.5- 5mg IV o 2mg-10mg VO cada 8 horas.

Dimenhidrinato: dosis en niños mayores a 6 años 25-50 mg VO cada 8 horas.

Dosis adultos 50-100mg VO cada 8 horas. (“VERTIGO


APROXIMACION DIAGNOSTICA EN ATENCIÓN PRIMARIA,” 2009).

Bibliografía:

Allan H. Ropper, S. M. R. (2010). Adams y Victor principios de neurología r. Principios


de neurología de Adams y Victor.
Carolina, D., Jtp, B., & De Endocrinología, Á. (n.d.). FISIOLOGÍA DE LA AUDICIÓN Y
EL EQUILIBRIO FISIOLOGÍA DE LOS SENTIDOS QUÍMICOS: GUSTO Y
OLFATO. Retrieved from
http://www.vet.unicen.edu.ar/ActividadesCurriculares/FisiologiaSistemasNerviosos
yMuscular/images/2015/Fisiologia de la Audicion y equilibrio.pdf

Depto. de Anatomía, E. de M. P. U. C. de C. (n.d.). Los Nervios Craneales. Retrieved


from http://publicacionesmedicina.uc.cl/Anatomia/Cursoenlinea/down/nervios.pdf

Esteban, F. P., Montero, M. . C. M., Díaz, M. . T. G., Pascual, A. M., Jiménez, M. . V.


H., & García, B. R. (n.d.). MAREOS Y VÉRTIGOS. Sindromes Geriátricos.

Porth, C. (2014). Fisiopatología. Editorial medica Panamericana.


https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2

VERTIGO APROXIMACION DIAGNOSTICA EN ATENCIÓN PRIMARIA. (2009). Salud


de Altura.