Você está na página 1de 3

III CONCURSO INSTITUCIONAL DE CUENTO

PROYECTO DE LECTURA Y ESCRITURA

“LA AVENTURA EN MI MOCHILA”

LA AVENTURA DE ÑOÑO

Grado: 7 -10

ANDRES STIVEN DELGADO JURADO

INSTITUCIÓN EDUCATIVA “LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ”


DEPARTAMENTO DE ESPAÑOL
AVENIDA PANAMERICANA CRA 24 - TELEFONO (2) 7235141
comunicacionesinempasto@gmail.com
SAN JUAN DE PASTO
NARIÑO
2018
LA AVENTURA DE ÑOÑO

Había una vez un niño llamado Antonio, de cariño le decían Ñoño, él vivía en un
pueblito de Nariño que era muy tranquilo y sencillo; le gustaba mucho la
naturaleza. Uno sus pasatiempos era jugar mucho con su perro llamado "teo", eso
lo hacía después de regresar de su escuela y realizar sus tareas, además de
ayudar a sus padres en las labores que le encomendaban. El soñaba con ser un
gran ciclista, y asistía a su escuela en una bicicletica vieja que había heredado de
su abuelo.
Un día saliendo de clases se le aproximó un muchacho desconocido que no era
del pueblo y le dijo
-ey tú vendes tu bicicleta" y ñoño contesto –no-.
-entonces te la cambio por una nueva, ven conmigo y te mostraré todas las que he
traído para vender- le dijo el muchacho.
Él lo dudo un poco pero luego de pensar en sus sueños, de ser un campeón y
ayudar económicamente a sus padre accedió a ir, el iba caminado empujando su
bicicleta y el muchacho a su lado. Ñoño se sintió extrañado que cada vez lo
alejaba del pueblo y le pregunto
-"¿porque salimos del pueblo?"- y el muchacho le contesto -es que son tantas
bicicletas que me es imposible traerlas todas juntas-,
Él aún con la duda siguió imaginando tantas bicicletas y de tantos colores,
queriendo opacar un leve temor que iba creciendo lentamente, ya que el sin
permiso de sus padres jamás se alejaba de su casa menos de su pueblo.
Miro de reojo al joven y se le vino a la mente su madre y sintió un escalofrío que le
recorrió todo el cuerpo y le dijo:
-"mire joven ya es muy tarde y mis padres deben estar preocupados mejor en otra
ocasión vemos las bicicletas, que le parece cuando usted las traiga al pueblo-
En ese instante aquel muchacho se abalanzó sobre Ñoño y lo empujó queriendo
apartarlo de la bicicleta, él sacando fuerzas se aferró a la bicicleta y gritaba pero
nadie lo escuchaba, el camino solitario acogía sus gritos con ecos lastimeros.
Cuando por los golpes de aquel muchacho ya estaba por rendirse, escucho los
ladridos de un perro, para sorpresa de él era "Teo", que con furia se abalanzó
sobre ese muchacho haciéndolo caer. El muchacho pedía a gritos que alejara ese
perro y el niño no sabía que hacer si ayudarlo o huir, cuando escucho voces de
hombres que se acercaban. Les grito ayúdenme, miro que eran su padre y sus
tíos que iban en su ayuda, cuando hubieron capturado aquel muchacho les dijo a
las autoridades y a sus padres que él quería robarle su bicicleta porque era una
reliquia antigua que vale mucho para los coleccionistas.
Ahora ñoño aprendió la lección que no hay que confiar en extraños y que para
lograr los sueños hay que ir paso a paso sin descuidar lo que es prioridad en su
vida. Su integridad y sus estudios como las personas valen por el servicio y la
ayuda que prestan que por la edad que tienen.

Interesses relacionados