Você está na página 1de 6

OBJETIVOS:

Describir de manera teórica el funcionamiento y generación de energía eléctrica a


través de la energía eólica.

Desarrollar y comparar los cálculos correspondientes

Energía eólica

la energía eólica es la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire,
convertida en otras formas útiles de energía para las actividades humanas. En la
actualidad, la energía eólica se utiliza, principalmente, para producir electricidad
mediante aerogeneradores conectados a las grandes redes de distribución. Los
parques eólicos construidos en tierra suponen una fuente de energía cada vez más
barata y competitiva en muchas regiones (incluso más que otras fuentes de energía
convencionales).

Obtención de energía eléctrica


Para poder aprovechar la energía eólica es importante conocer las variaciones diurnas,
nocturnas y estacionales de los vientos, la variación de la velocidad del viento con la
altura sobre el suelo, la cantidad de las ráfagas en espacios de tiempo breves y los
valores máximos ocurridos en series históricas de datos con una duración mínima de
20 años. Para poder utilizar la energía del viento, es necesario que éste alcance una
velocidad mínima que depende del aerogenerador que se vaya a utilizar, pero que
suele empezar entre los 3 m/s (10 km/h) y los 4 m/s (14.4 km/h), velocidad llamada
cut-in speed, y que no supere los 25 m/s (90 km/h), velocidad llamada cut-out speed.

Las turbinas eólicas aprovechan el poder del viento y lo utilizan para generar
electricidad. En pocas palabras, una turbina eólica funciona al contrario que la de un
ventilador. En lugar de usar la electricidad para hacer viento, como un ventilador, las
turbinas eólicas utilizan el viento para producir electricidad. La energía en el viento da
vuelta a dos o tres palas de la hélice, como alrededor de un rotor. El rotor está
conectado al eje principal que gira un generador para crear electricidad.

Aerogenerador y sus componentes


Un aerogenerador es una máquina que transforma, mediante unas aspas oblicuas
unidas a un eje común, la energía del viento en energía eléctrica aprovechable. El eje
giratorio puede conectarse a varios tipos de maquinaria para moler grano (molinos),
bombear agua o generar electricidad. Cuando se usa para producir electricidad se le
denomina generador de turbina de viento. Las máquinas movidas por el viento tienen
un origen remoto y las más antiguas funcionan como molinos.

Anemómetro: mide la velocidad del viento y transmite los datos de velocidad del
viento al controlador.

Cuchillas: se elevan y giran cuando sopla el viento, haciendo que el rotor gire. La
mayoría de las turbinas tienen dos o tres cuchillas.

Freno: detiene el rotor mecánica, eléctrica o hidráulicamente en emergencias.

Controlador: inicia la máquina a velocidades del viento de unos 8 a 16 millas por hora
(mph) y cierra la máquina a una 55 mph. Las turbinas no funcionan a velocidades del
viento por encima de 55 mph porque pueden ser dañadas por los fuertes vientos.

Caja de cambios: conecta el eje de baja velocidad al eje de alta velocidad y aumenta
las velocidades de rotación de aproximadamente 30-60 rotaciones por minuto (rpm) a
aproximadamente 1000-1800 rpm

Generador: produce la electricidad y suele ser un generador de inducción estándar.


Eje de alta velocidad: conduce el generador.

Eje de baja velocidad: gira el eje de baja velocidad a aproximadamente 30-60 rpm.

Góndola: se encuentra encima de la torre y contiene la caja de cambios, ejes de baja y


alta velocidad, generador, controlador y freno.
Sistema de nivel: gira las palas del viento para controlar la velocidad del rotor y evita
que el rotor gire en vientos demasiado altos o demasiado bajos para producir
electricidad.

Rotor: las cuchillas y el cubo forman juntos el rotor.

Torre: hecha del acero tubular (como se muestra en la ilustración 1-3), de concreto, o
de enrejado de acero. Soporta la estructura de la turbina. Debido a que la velocidad
del viento aumenta con la altura, las torres más altas permiten a las turbinas capturar
más energía y generar más electricidad.

Dirección del viento: determina el diseño de la turbina.

Veleta de viento: mide la dirección del viento y comunica con el accionamiento de


guiñada para orientar la turbina correctamente con respecto a este.

Unidad de guiado: orienta las turbinas de viento para mantenerlas frente a este
cuando la dirección cambia. Las turbinas de viento no requieren un accionamiento de
guiñada porque el viento sopla manualmente el rotor lejos de él.
Costos de la energía eólica.
El costo de la unidad de energía producida en instalaciones eólicas se deduce de un
cálculo bastante complejo. Para su evaluación, se deben tener en cuenta diversos
factores:

El costo inicial o inversión inicial. El costo del aerogenerador incide en,


aproximadamente, el 60 o 70%. El costo medio de una central eólica es en la
actualidad de unos 1200 euros por kW de potencia instalada, y variable según la
tecnología y la marca que se vaya a instalar.

La vida útil de la instalación (aproximadamente 20 años) y la amortización de este


costo.

Los costos financieros.

Los costos de operación y mantenimiento (variables entre el 1% y el 3% de la


inversión).

La energía global producida en un año, es decir, el factor de planta de la instalación.


Ésta se define en función de las características del aerogenerador y de las
características del viento en el lugar donde se ha emplazado.

La instalación de energía eólica requiere de una considerable inversión inicial, pero


posteriormente no presenta gastos de combustible (Irena, 2012). Es por eso que su
precio es mucho más estable que el de otras fuentes de energía fósil (National Grid,
2006). El costo marginal de la energía eólica, una vez que la planta ha sido construida y
está en marcha, es generalmente inferior a US$ 0.01 por kWh, e incluso se ha visto
reducido con la mejora tecnológica de las turbinas más recientes.
Micro generación de energía eólica

La micro generación de energía eólica consiste en pequeños sistemas de generación de


hasta 50 kW de potencia (Carbón Trust, 2008 y Met Office, 2008). En comunidades
remotas y aisladas, que tradicionalmente han utilizado generadores diésel, su uso
supone una buena alternativa. También es empleada con más frecuencia por hogares
que instalan estos sistemas para reducir o eliminar su dependencia de la red eléctrica
por razones económicas, el impacto ambiental y su huella de carbono. Este tipo de
pequeñas turbinas
se han venido usando desde hace varias décadas en áreas remotas junto a sistemas de
almacenamiento mediante baterías. Las pequeñas turbinas aerogeneradores
conectadas a la red eléctrica pueden utilizar también lo que se conoce como
almacenamiento en la propia red, reemplazando la energía comprada de la red por
energía producida localmente, cuando esto es posible. La energía sobrante producida
por los micro generadores domésticos puede, en algunos países, ser vertida a la red
para su venta a la compañía eléctrica, generando de esta manera un pequeño
beneficio al propietario de la instalación (Leake y Watt, 2008).

Micro turbinas eólicas:


este tipo de generación juega un papel fundamental debido a su carácter renovable. La
energía producida por una turbina eólica está condicionada por el viento incidente,
cuya frecuencia y continuidad es muy
difícil de controlar incluso a largo plazo. Esta intermitencia en la generación hace que
sea difícil la gestión de la calidad de onda y, en escenarios de alta penetración, dificulta
mantener el balance generación-demanda. Los costos
variables de la generación eólica son bajos, no obstante, su costo de instalación es
mayor, oscilando entre 1600 y 2100 US$/KW instalado.