Você está na página 1de 7

UNIVERSIDAD DE CHILE

FACULTAD DE CIENCIAS AGRONÓMICAS


ESCUELA DE POSTGRADO

NATURALEZA Y PROPIEDADES DE LOS SUELOS

Unidad Didáctica: Clasificación interpretativa de los suelos


Tarea: 2 Equipo 4 Fecha presentación:23-11-2017
Integrantes: Nicolás Gans, Lwando Mashalaba, Daniela Mallitasig, Priscila Tapia y
Marcela Castro

Tema: Clasificaciones Interpretativas e Índices de Fragilidad. Aplicaciones y


limitantes.
PRINCIPALES FACTORES AMBIENTALES Y DE SUELOS QUE INFLUYEN EN
LA PRODUCTIVIDAD Y EL MANEJO
Cuando se evalúan la aptitud agrícola de una cierta área y la necesidad de introducir
prácticas específicas de manejo y recuperación de suelos, se deben observar una
serie de características importantes del suelo y el paisaje.
Además de las características ambientales tales como la lluvia o temperaturas, otros
aspectos relacionados con las condiciones del terreno como la topografía, elevación,
el relieve o la vegetación se deben evaluar con el fin de definir factores limitantes y
las posibles consecuencias de la adopción de ciertas prácticas agrícolas.

Topografía: se caracteriza por los ángulos de las pendientes o gradiente, por la


longitud y forma de las mismas. Entendiendo a la pendiente como el ángulo existente
entre la superficie del terreno y la horizontal. Su valor viene expresado de 0% a 100%
de la distancia entre dos puntos y su elevación; cuanto mayor sea este ángulo y la
longitud de la pendiente, aumentará la velocidad de escorrentía y con ello la energía
cinética del agua, causando una mayor erosión del suelo.
Por lo tanto, la topografía es un importante factor para determinar la erosión del
suelo, las prácticas de control de la erosión y las posibilidades de labranza
mecanizada del suelo, y tiene una influencia directa sobre la aptitud agrícola de la
tierra.
Lluvia: El volumen y la velocidad de la escorrentía dependen de la intensidad, la
duración y la frecuencia de la lluvia. La intensidad es el factor más importante, a
mayor intensidad mayor será la erosión; mientras que la duración es un factor
complementario.
La frecuencia de la lluvia es importante porque si cae en intervalos cortos, el
contenido de agua del suelo permanece saturado y la escorrentía superficial es más
voluminosa, aún si la lluvia es menos intensa. En el escenario de largos períodos en
ausencia de lluvias, el suelo está más seco y no debería haber escorrentía en lluvias
de poca intensidad, pero en casos de sequía la vegetación puede sufrir debido a la
falta de agua y así reducir la protección natural de la tierra.
Durante una tormenta fuerte, decenas de gotas de lluvia golpean cada centímetro
cuadrado de tierra, aflojando las partículas de suelo. Las partículas pueden saltar a
más de 60 cm de alto y a más de 1,5 m de distancia. Si la tierra no tiene una cobertura
vegetativa, las gotas pueden destruir muchas toneladas de suelo por hectárea que
son así fácilmente transportadas por la escorrentía superficial. Erosión: la erosión
puede ser causada por agentes como agua, viento, glaciares incluso el mar y puede
ser clasificada en natural y acelerada. La primera es el proceso que afecta a la
formación del suelo (sustracción) y que puede remover la totalidad (paisaje natural)
o parte del suelo; mientras que la acelerada, es la modificación, principalmente
generada por la actividad humana, de las propiedades naturales por agua (erosión
laminar, surcos, cárcavas) y viento, tales como la labranza, pastoreo o tala de
árboles.
Magnitud de la erosión: esta se define a través de clases de pérdida de suelos
(desde ninguna a severa) y se puede medir en pérdida de suelo (Mg ha-1).
En Chile tenemos, según CIREN, que la Región de Antofagasta es la más
erosionada, representando el 27.7% de la superficie nacional y la Región de Los Ríos
la menos, con el 1,5% de la superficie nacional.
Condiciones del suelo: Profundidad, acidez, alcalinidad, salinidad, CIC, Fijación de
P, encostramiento, textura, porosidad, consistencia, contenido de materia orgánica,
fertilidad natural, todas condiciones del suelo que en presencia o ausencia son
factores limitantes para el desarrollo de cultivos.

CLASIFICACIÓN INTERPRETATIVA

Existen dos métodos principales para la clasificación interpretativa de suelos, el de


FAO de clasificación de aptitud de los suelos y el de USDA de clasificación de
capacidad de uso del suelo.
En Chile utilizamos para propósitos agrícolas la clasificación de capacidad de uso
del suelo, que es una forma de clasificarlo según su adaptabilidad para uno o más
usos silvoagropecuarios determinados (Clase, Subclase y Unidades). Un
ordenamiento de carácter práctico e interpretativo, fundamentado en la aptitud
natural que presenta el suelo para producir bajo tratamiento continuo y uso
específico. Este ordenamiento proporciona información sobre sus limitaciones de
uso y los ordena en 8 categorías. Estas se diferencian unas de otras por el grado de
limitaciones permanentes o riesgos que involucra su uso:
● El primer grupo comprende de la Clase I a la Clase IV, suelos aptos para
cultivos. La Clase I es considerada la mejor y son suelos que tienen pocas
limitaciones que restrinjan su uso, las cuales aumentan de la II a la IV.
● El segundo grupo está integrado por las Clases V a la VIII. son suelos de uso
limitado; generalmente no adaptadas para cultivos.
Los Clase V: tienen escaso o ningún riesgo de erosión, pero presentan otras
limitaciones que no pueden removerse en forma práctica y que limitan su uso a
empastadas, praderas naturales de secano o usos forestales como ejemplo pueden
citarse: turbas, pantanos, mallines, ñadis, etc.
Los suelos de las Clase VI y VII agrupan suelos inapropiados para cultivos y
destinados generalmente para la explotación forestal. Por último, los de la Clase VIII
presentan tales limitaciones, que su uso está indicado solamente para la vida
silvestre, recreación o protección de hoyas hidrográficas.

Subclases de capacidad de uso del suelo


Universalmente se utilizan las Sub-clases de Capacidad de Uso : se asignan desde
la Clase II y siguientes y agrupan los suelos dentro de una Clase que poseen el
mismo tipo de limitaciones generales. Se denotan con letra minúscula y se reconocen
a este nivel: s: suelo, w: drenaje o inundación e: riesgo o efectos de antiguas
erosiones y cl : clima.
Clases de drenaje del suelo
Las restricciones en el drenaje de los suelos pueden tener causas variadas,
usualmente horizontes o estratas poco permeables, cementados, posiciones
topográficas adversas que resultan en una limitante, incluso excluyente en algunos
casos, para establecimiento de cultivos o praderas. Se considera la definición de las
siguientes 6 clases de drenaje:
Muy pobremente drenado (W1): suelos saturados hasta la superficie la mayor parte
del año, impidiendo el crecimiento de los cultivos más importantes (excepto al arroz).
Esta condición puede darse por presentar un nivel freático alto, estratas limitantes,
topografía plana o deprimida.
Pobremente drenado (W2): suelos saturados hasta cerca de la superficie durante
una parte considerable del año, impidiendo el crecimiento de cultivos. Se originan
por presentar una zona saturada o de bajo movimiento del agua en profundidad,
aguas que afloran o de una combinación de ellas.
Imperfectamente drenado (W3): suelos saturados cerca de la superficie o durante
tanto tiempo que dificulta las operaciones de siembra y cosecha, pudiendo además
afectar considerablemente el crecimiento de los cultivos. Estos se dan por presentar
una estrata con bajo movimiento del agua en profundidad, estado saturado alto en
el perfil, incrementos de aguas por afloramiento o una combinación de estas
condiciones.
Moderadamente bien drenado (W4): son suelos que presentan condiciones
similares a las de los suelos imperfectamente drenados, pero en menor grado, que
pueden limitar el crecimiento de algunos cultivos.
Los suelos de las categorías W1 a W4, pueden ser mejorados estableciendo un
sistema de drenaje, lo cual permitirá el crecimiento de cultivos.
Bien drenado (W5): suelos con buena capacidad de retención de agua sin presentar
un nivel de saturación cerca de la superficie, o por períodos largos durante la
estación de crecimiento, para afectar los rendimientos.
Excesivamente drenado (W6): suelos con baja capacidad de retención de agua y
de movimiento en profundidad rápido o muy rápido. No adaptados para la producción
de cultivos a menos que se rieguen.

Categorías de uso para regadío


Las categorías de uso para regadío fueron establecidas para riego tradicional, y
estas se ordenan del 1 al 6 , siendo la categoría 1 suelos muy bien adaptados para
todo tipo de riego, y la categoría 6 no aptos para riego. También existen las
subcategorías que indican los factores más limitantes para el regadío; suelo (s),
topografía (t) y agua (w).

Clases de aptitud frutal


Esta clasificación consta de 5 clases de aptitudes de acuerdo a las limitaciones que
presentan los suelos en relación a los frutales.
Prof. Clase textural Clase textural -1
Clase Drenaje Permeabilidad Pendiente CE (dSm ) Carbonatos
Efectiva superficial subsuelo
A Areno francosa Buen Moderada a Escasos (ligera
Franco arenosa a
(Sin > 100 cm fina a Franco drenaje moderadamente 0-1% <2 reacción al
Franco Arcillosa
limitacion arcillosa (RRM > 100 rápida HCl)
B Bueno a Moderada a Escasos (ligera
Areno francosa Franco arenosa a
(Ligeras 75- 100 cm moderado moderadamente < 3% <4 reacción al
fina a arcillosa Franco Arcillosa
limitacion (RRM > 75 rápida HCl)
C Excesivo a moderados
(Moderad Arenosa fina a Arenosa fina a moderada Moderadamente (fuerte
40-75 cm < 6% <6
as arcillosa arcillosa mente rápida a lenta reacción al
limitacion bueno HCl)
C elevados
Excesivo a
(Severas Muy lenta a muy (reacción
< 40 cm Cualquiera Cualquiera imperfecto > 6% >8
limitacion rápida violenta al
(RRM)
es) HCl)
E (Sin
Sus características negativas no permiten el desarrollo de las especies frutales
aptitud

Aptitud agrícola y forestal

Esta es una clasificación que agrupa los suelos con aptitudes similares para el
crecimiento de determinados cultivos, tal como se muestra en el siguiente cuadro:
Sin limitaciones para todos los cultivos de la Ligeras limitaciones para todos los cultivos de
Grupo 1 zona. Se incluyen los suelos clasificados en Grupo 2 la zona. Se incluyen los suelos clasificados en
Clase I de Capacidad de Uso. Clase II de Capacidad de Uso
Moderadas limitaciones para todos los
Severas limitaciones para todos los cultivos
cultivos de la zona. Se incluyen los suelos
Grupo 3 Grupo 4 de la zona. Se incluyen los suelos clasificados
clasificados en Clase IIIs, IIIe y IIIw de
en Clase IVs y IVe de Capacidad de Uso
Capacidad de Uso.
Suelos de mal drenaje, aptos para maravilla,
Suelos preferentemente para praderas.
arroz y pastos. Corresponden a suelos de
Corresponden a las Clases
Clase IIIw (con características especiales),
Grupo 5 Grupo 6 VIs y VIe de Capacidad de Uso. Se incluyen
IVw y VIw de
también los suelos de Clase VII mal drenados
Capacidad de Uso. Se incluyen además los
o delgados.
suelos IIIs y IVs sobre tosca.
Suelos de aptitud preferentemente forestal, Sin aptitud agrícola ni forestal. Clase VIII de
Grupo 7 Grupo 8
de Clase VII de Capacidad de Uso. Capacidad de Uso.

Evaluación de la aptitud agrícola y prácticas de manejo y recuperación de los


suelos. Es importante mencionar que Evaluación de la aptitud agrícola permitirá
producir un conjunto más amplio de información sobre la aptitud de los cultivos,
permite a los técnicos y a los responsables políticos probar diferentes alternativas en
el manejo de la agricultura y crear varias opciones para elegir entre ellas las que
pudieran reducir los riesgos y aumentar los beneficios para los agricultores; además,
prácticas de manejo y la construcción de obras civiles adecuadas ayuda en la
recuperación de los suelos.
ORDENAMIENTO TERRITORIAL
Es la expresión espacial de las políticas económicas, sociales, culturales y
medioambientales de una sociedad, cuyo objetivo es el desarrollo equilibrado de una
determinada área. Además, trata los objetivos y metas que la sociedad involucrada
propone y desea alcanzar, considerando las limitantes y potencialidades del
territorio.
Sistemas de información geográfica (SIG)
Un Sistema de Información Geográfica (SIG) es una integración organizada de
hardware, software, datos geográficos (raster y vectoriales) y recursos humanos que
permitan capturar, almacenar, manipular, analizar y desplegar en todas sus formas
la información geográficamente referenciada con el fin de resolver problemas
complejos de planificación y de gestión del territorio.
Por otra parte, la teledetección nos permite obtener información acerca de objetos
geográficos, tomando y analizando los datos sin que los instrumentos o sensores
empleados estén en contacto directo dichos objetos.
Para el caso de la clasificación Interpretativa, el índice de fragilidad es importante
una correcta selección de las variables, ya que los datos obtenidos más un trabajo
de campo minucioso con una metodología correcta permitirá obtener insumos
cartográficos con información confiable.
Índices de fragilidad
Es así que, para el caso de Chile, CIREN (2009) señala que la intervención humana
sobre el territorio se evidencia, en concordancia con los patrones culturales,
recursos, tecnologías y visión del desarrollo, principalmente sobre la vegetación
natural o cultivada y en menor medida, sobre la topografía de los terrenos (pendiente
y longitud de la pendiente); esta intervención que ha hecho el ser humano a lo largo
de la historia ha sido necesaria para su sostenibilidad; siendo el presente el resultado
de esa actuación humana pasada y presente en unas condiciones concretas de
clima, geología, relieve y vegetación. En el siguiente diagrama se puede observar el
diagrama metodológico del modelo de fragilidad.

Fig.1. Índices resultantes y la fragilidad final o índice de erosión potencial (IREPOT), índice de riesgo
físico (IRF), índice de riesgo físico biológico (IREFBIOL), índice de acumulación climática (IACLIM),
índice de fragilidad del suelo (IFRAGSUE).

Mediante el uso de este tipo de modelos, se busca resultado del análisis de variables
básicas, con las cuales se generan distintos índices, que, tratados con criterios
empíricos, trabajo de campo y utilizando herramientas de combinación espacial,
permiten definir los índices resultantes y la fragilidad final o índice de erosión
potencial (IREPOT).
CONCLUSIONES
La clasificación interpretativa se puede utilizar para:
1. Definir el tipo de suelo que existen en una determinada área y en un momento
determinado.
2. Recomendar la agricultura que se puede realizar en un área, conociendo sus
limitaciones y potencialidades, definiendo la utilización máxima racional del
suelo, proyectándola en el tiempo y manejando adecuadamente los recursos.
3. Aumentar los rendimientos de los cultivos o disminuir los costos de producción
mediante prácticas de manejo sustentables (obras de drenaje, aplicación de
enmiendas, etc).
4. Introducir nuevas prácticas de manejo para mejorar o mantener las
propiedades de los suelos y el paisaje (realizar obras de conservación de
suelos, declarar áreas protegidas, entre otras).
5. Definir usos alternativos al terreno, distintos de los agrícolas, que otorguen
beneficios medioambientales (evaluación ambiental estratégica, crear áreas
silvestres protegidas).
6. Una vez que se identifican las limitaciones y potencialidades de los suelos y
el paisaje, y se define la utilización máxima racional del suelo, se puede
realizar un ordenamiento o partición de un área, estableciendo usos para cada
territorio, materializándose en un ordenamiento territorial.

BIBLIOGRAFÍA

Alcayaga S. 1989. Suelos de drenaje restringido. Boletín N°9 de la Sociedad Chilena


de la Ciencia del Suelo. 214 p.

Casanova M., W. Vera, W. Luzio y O. Salazar. 2004. Edafología. Guía de clases


prácticas. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agronómicas. Departamento
de Ingeniería y Suelos.

Conacher, A. and Conacher, J. (1995). Rural Land Degradation in Australia. South


Melbourne, Victoria: Oxford University Press Australia. p. 2.

Jump up Johnson, D.L., S.H. Ambrose, T.J. Bassett, M.L. Bowen, D.E. Crummey,
J.S. Isaacson, D.N. Johnson, P. Lamb, M. Saul, and A.E. Winter-Nelson. 1997.
Meanings of environmental terms. Journal of Environmental Quality 26: 581-589.

CIREN-CORFO .2009. Ministerio de Agricultura. Determinación de erosión actual y


fragilidad de suelos en la V Región utilizando datos satelitales y SIG. en:
http://www.odepa.cl/wp-content/files_mf/1369751207Erosion_v_region_CIREN.pdf

Jump up Eswaran, H., R. Lal; P.F. Reich (2001). "Land degradation: an overview.
Responses to Land Degradation. Proc. 2nd. International Conference on Land
Degradation and Desertification. New Delhi, India: Oxford Press. Retrieved 2012-02-
05.

Luzio, W. 1994. Clasificación de Suelos, p. 241-267. In: Suelos, una visión


actualizada del recurso. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias y
Forestales, Departamento de Ingeniería y Suelos. Publicaciones misceláneas
agrícolas N°38. Segunda Ed. Santiago, Chile.

Vera W. 1994. Evaluación de tierras, p. 281-295. In: Suelos, una visión actualizada
del recurso.. Publicaciones misceláneas agrícolas N°38. Segunda Ed. Universidad
de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, Departamento de Ingeniería y
Suelos, Santiago, Chile.