Você está na página 1de 5

Honorable Señor Ricardo Merlo, Senador,

Subsecretario de Asuntos Exteriores de Italia.

Excelentísimo Señor Andrea Canepari,


Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de
Italia, acreditado ante el Gobierno Dominicano.

Honorable Donato Di Santo, Secretario General


de la Organización Internacional Ítalo-
Latinoamericana IILA.

Excelentísima Señora Peggy Cabral,


Embajadora de la República Dominicana en
Italia.

Honorables Señores Viceministros de Relaciones


Exteriores y demás Funcionarios de este
Ministerio.

Honorables Funcionarios de la Embajada de


Italia y de la Organización Internacional Ítalo-
Latinoamericana, que nos acompañan.

Distinguidos Invitados Especiales;


Señores Miembros de la Prensa;

Señoras y Señores.

Es un gran honor darles la más calurosa


bienvenida a la apertura de este importante
evento, convencido de que esta exposición
constituye una importante contribución para
lograr afianzar y fortalecer las excelentes
relaciones de amistad y cooperación que han
unido a nuestros pueblos y Gobiernos desde
hace 120 años.

De estas relaciones de larga data, conservamos


influencias italianas muy marcadas en aspectos
religiosos, del arte, la música y culinarios.

De hecho, la historia del cine en la República


Dominicana arranca con Francesco Greco, quien
proyectó en Puerto Plata 11 películas de los
hermanos Lumière en el año 1900.

Muchos antepasados italianos decidieron


escoger a la República Dominicana como destino
para realizar sus proyectos de vida, llenos de
sueños e ilusiones, sin imaginar la influencia
determinante que ejercerían ellos y sus
descendientes sobre esta nación del Caribe.

Hoy en día en el país existen alrededor de


60,000 italianos residentes, y 10,000 de ellos
con domicilio registrado.

Muchos de ellos no solo vienen a hacer turismo y


negocios, sino que vienen a pasar los años de su
retiro.

Por otra parte, 120,000 turistas italianos visitan el


país anualmente y unos 9,000 italianos trabajan
aquí de manera temporal durante el invierno en
la industria turística.

Por su parte, la gran comunidad dominicana que


vive en Italia enorgullece a nuestro país.

Es una comunidad muy laboriosa enfocada en


sostener y asegurar el futuro de su familia, así
como también hay un importante grupo
cursando estudios universitarios.
Esta gran comunidad cuenta ahora, además de
nuestra embajada y nuestros consulados, con la
valiosa colaboración del Instituto del Dominicano
en el Exterior, creado en cumplimiento al
mandato contenido en la Ley Orgánica 630-16
del Ministerio de Relaciones Exteriores,
promulgada por el señor presidente de la
República Danilo Medina, el 28 de julio de 2016,
que tiene como meta el fortalecimiento de los
programas de asistencia humanitaria, legal y
migratoria, así como ampliar y fortalecer los
mecanismos de protección que estos demandan,
afianzando la identidad y sentido de pertenencia
de la diáspora dominicana.

El intercambio comercial entre los dos países es


de alrededor de US$400 millones de dólares al
año, donde la República Dominicana exporta a la
República Italiana productos agrícolas como
café, cacao y guineo, entre otros.

En cambio, nosotros importamos desde Italia


maquinarias para transformar la agricultura,
aceite y vinos, entre otros productos italianos.
En ese sentido, hoy celebramos no solamente la
cultura italiana, sino la apertura a iniciativas
concretas de un trabajo conjunto con
instituciones dominicanas e italianas, reforzando
los lazos entre personas e instituciones.

Constituye el inicio de una nueva etapa en la


relación ítalo-dominicana que permitirá
aprovechar el potencial de ambos y crear nuevos
mercados y nuevas oportunidades.

Finalmente quiero felicitar al Señor Ricardo


Merlo, Andrea Canepari, Donato Di Santo y a
Peggy Cabral, por este gran esfuerzo

Les invito a continuar trabajando juntos en esta


importante iniciativa.

Muchas gracias.