Você está na página 1de 2

La pared celular

La pared celular es una estructura gruesa y resistente que delimita a ciertos tipos de células y
se encuentra rodeando a la membrana plasmática. No es considerada como un muro que evita
el contacto con el exterior; es una estructura dinámica, compleja y se encarga de un número
importante de funciones fisiológicas en los organismos.

La pared celular se encuentra en plantas, hongos, bacterias y algas. Cada pared posee una
estructura y una composición típica del grupo. En contraste, una de las características de las
células animales es la falta de pared celular. Esta estructura se encarga principalmente de dar y
mantener la forma de las células.

ORGANELOS

Organelo no es un término aceptado por el diccionario de la Real Academia Española (RAE). Sin
embargo, al igual que ocurre con muchos otros conceptos que están en la misma situación, su
uso es bastante frecuente.

Un organelo es aquello que se conoce como orgánulo, una unidad que forma parte de un
organismo unicelular o de una célula. Dichas unidades cumplen diversas funciones y confieren
de una cierta estructura al organismo en cuestión.

Que es el citoplasma

El citoplasma es una de las partes, elementos básicos de la célula, que se ubica entre la
membrana plasmática y el núcleo, en las células eucariotas, y en las células procariotas que al
no disponer de núcleo, usan al citoplasma para ser el alojamiento de su material genético.

Básicamente, el citoplasma se ocupa de desarrollar todas las reacciones químicas de los seres
vivientes y está conformado eminentemente por agua y también por sustancias minerales
ionizadas y sustancias orgánicas como enzimas y proteínas.

Sus funciones relevantes son tres: nutrición, ya que en él se incorporan esas sustancias que
serán luego transformadas para liberar energía; almacenamiento, se ocupa de almacenar
ciertas sustancias que a futuro se usarán y es importante que estén allí a la espera de su
necesidad de usarlas; y la estructural, dado que el citoplasma es aquella parte que le da la
forma a la célula y que será el punto de partida de todos sus movimientos.

Sin lugar a dudas el microscopio fue clave a la hora de avanzar en el conocimiento del
citoplasma. El pormenorizado y preciso estudio físico que este aparato permitió implicó echar
a luz muchos conocimientos acerca del citoplasma, el indicado más arriba de la presentación
granulosa, y por otra parte también permitió determinar su viscosidad y la identificación del
citoesqueleto, que son estructuras con forma de pelo dentro citoplasma y que es factible de
hallar en muchos tipos de células.
Células procariotas

Se llama procariota a las células sin núcleo celular definido, es decir cuyo material genético se
encuentra disperso en el citoplasma.

Las células procariotas estructuralmente son las más simples y pequeñas. Como toda célula,
están delimitadas por una membrana plasmática que contiene pliegues hacia el interior
(invaginaciones) algunos de los cuales son denominados laminillas y otro es denominado
mesosoma y está relacionado con la división de la célula.

La célula procariota por fuera de la membrana está rodeada por una pared celular que le
brinda protección.

El interior de la célula se denomina citoplasma. En el centro es posible hallar una región más
densa, llamada nucleoide, donde se encuentra el material genético o ADN. Es decir que el ADN
no está separado del resto del citoplasma y está asociado al mesosoma.

En el citoplasma también hay ribosomas, que son estructuras que tienen la función de fabricar
proteínas. Pueden estar libres o formando conjuntos denominados polirribosomas.

Las células procariotas pueden tener distintas estructuras que le permiten la locomoción,
como por ejemplo las cilias (que parecen pelitos) o flagelos (filamentos más largos que las
cilias).

Células eucariotas

Se llama célula eucariota a las células que tienen un núcleo definido gracias a una membrana
nuclear donde contiene su material hereditario. Las células eucariotas tienen un modelo de
organización mucho más complejo que las procariotas. Su tamaño es mucho mayor y en el
citoplasma es posible encontrar un conjunto de estructuras celulares que cumplen diversas
funciones y en conjunto se denominan organelas celulares.

El siguiente esquema representa el corte de una célula a la mitad para poder observar todas
sus organelas internas.