Você está na página 1de 9

ÍNDICE

I. INTRODUCCIÓN
II. OBJETIVOS
III. CONCEPTO
IV. EPIDEMIOLOGÍA
III.1 Epidemiologia de la HTA en américa latina
III.2 Niveles HTA por región natural en Perú
V. ANTECEDENTES
IV.1 La enfermedad
IV.2 Diagnóstico
IV.3Causas
a. Factores de alto riesgo
b. Enfermedad del corazón
VI. TRATAMIENTO
V.1Tratamiento no farmacológico
V.2Tratamiento farmacológico
VII. MEDICAMENTOS ANTIHIPERTENSIVOS
VIII. CONCLUSIONES
IX. BIBLIOGRAFÍA
I. INTRODUCCIÓN

La Hipertensión Arterial (HTA) es la más común de las condiciones que afectan la salud de los
individuos y las poblaciones en todas partes del mundo. Representa por sí misma una
enfermedad, como también un factor de riesgo importante para otras enfermedades,
fundamentalmente para la Cardiopatía Isquémica, Insuficiencia Cardíaca,
Enfermedad Cerebro Vascular, Insuficiencia Renal y contribuye significativamente a la
Retinopatía. Tal es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una
disminución de 2 mg de la Presión Arterial (PA) media de la población produce una reducción
de 6 % en la mortalidad anual por accidentes cerebro vascular, 4 % cardiovasculares y el 3 %
de todas las causas asociadas.
La HTA tiene una distribución mundial y está asociada al modo y estilo de vida de las personas
modernas que incluye patrones de alimentación inadecuados, el sedentario, aspectos
conductuales relacionados con hábitos tóxicos y la compleja situación económico social
generada por ella.
Esta afección aumenta su frecuencia con la edad y tiene un mayor riesgo en el sexo masculino
y en la raza negra. Teniendo en cuenta que casi la mitad de los hipertensos puede controlar su
enfermedad con medidas no farmacológicas donde predominen los cambios en los estilos de
vida, y el papel que juegan las terapias de relajación en cuanto a modificar
los proceso cognitivos, pasividad y receptividad y a largo plazo las modificaciones en
las estructuras cognitivas como las creencias, los valores y los compromisos; su
bajo costo para el paciente y el estado y la ausencia de efectos adversos hemos decidido
realizar este estudio donde integramos una serie de terapias nutricionales que actúan en
diferentes esferas, que le acerca a un entrenamiento en la rutina alimentaria ,
creando independencia en el paciente y por tanto mejorando la eficacia a largo plazo de la
terapia.

II. OBJETIVOS

- Conocer cuáles son las etapas de la hipertensión arterial, así como su diagnóstico y
sus causas
- Complementar con información de estadística de la hipertensión arterial en nuestro
país.
- Conocer cuál es el tratamiento para esta enfermedad.
III. CONCEPTO
Es un Síndrome, una Enfermedad o un factor de riesgo. La respuesta a estas interrogantes es
que es las tres cosas. Se trata de un Síndrome complejo genético y adquirido, con comprobadas
implicaciones metabólicas, electrolíticas (Na, K, Cl) y a nivel de membrana celular, además de
las múltiples teorías que tratan de explicar su fisiopatogenia.
La Hipertensión Arterial es definida como la presión arterial sistólica (PAS) de 140 mm de Hg
o más (se tiene en cuenta la primera aparición de los ruidos), o una presión arterial diastólica
(PAD) de 90 mm de Hg o más (se tiene en cuenta la desaparición de los ruidos), o ambas cifras
inclusive. Esta definición es aplicable a adultos. En los niños están definidas según su edad
otras cifras de presión arterial.

IV. EPIDEMIOLOGÍA
Se estima que mundialmente 691 millones de personas padecen esta enfermedad. De los 15
millones de muertes causadas por enfermedades circulatorias, 7,2 millones son por
enfermedades coronarias y 4,6 millones por enfermedad vascular encefálica. La HTA esta
presente en la causalidad de estas defunciones. En la mayoría de los países la prevalencia se
encuentra entre un 15% y el 30%. La frecuencia de HTA aumenta con la edad, demostrándose
que después de los 50 años casi el 50% de la población padece de HTA. En muchos países es
la causa más frecuente de consulta médica y de mayor demanda de uso de medicamentos. En
cuanto a su etiología la HTA es desconocida en el 95% de los casos, identificándose como
esencial o primaria. El restante 5% es debido a causas secundarias.
La prevalecía estimada en nuestro país está alrededor de los dos millones de hipertensos. No
obstante, el informe de dispensarización de hipertensos aportó que sólo el 8,8 % de la población
adulta estaba bajo este método activo de control, muy lejos de la prevalencia demostrada. Es
de suponer por ello, que una gran masa de hipertensos no están detectados, muchos no tratados
y similar cuantía no controlados.
La I Encuesta Nacional de Factores de Riesgo y Actividades Preventivas a nivel Internacional,
evidenció que del total de hipertensos detectados sólo el 60,8% eran conocidos y de estos el
75% tenían tratamiento, de los cuales un 12,3% cumplía tratamiento no farmacológico. Un 20,9
% lo hacía con medicamentos y el 42% usaban ambos. Del total de hipertensos conocidos, sólo
el 45,2% estaban controlados. Sólo se lograran soluciones de este problema si se aplican
medidas de intervención sobre la comunidad, lo que ya se esta haciendo en diversas regiones
del planeta Se ha demostrado una eficacia de la prevención superior al 50% en el proyecto de
Karelia del Norte, en Finlandia, donde en un período de 20 años (1972-1992) la incidencia de
las cardiopatías disminuyó 55% en los hombres y 68% en las mujeres. Es de suma importancia
precisar que el 80% de la disminución en los hombres y el 72% de la disminución en las mujeres
fue atribuible a la reducción de la prevalencia de sólo tres factores de riesgo: Hipertensión,
hipercolesterolemia y tabaquismo. En Cuba, el Proyecto Global Cienfuegos después de cuatro
años redujo la prevalencia de hipertensión arterial de 43,9% a 38,5%. La OMS estima que una
disminución de 2 mm de Hg en la Presión Arterial Media de la población produce una
reducción de 6% en la mortalidad anual por accidentes cerebros vasculares, 4% para las
cardiovasculares y un 3% para todas las causas asociadas. Si esto se aplica a la reducción media
lograda en Cienfuegos (Aproximadamente 3,5 mm de Hg), pueden lograrse disminuciones de
9% para las enfermedades cerebros vasculares, 6% para las cardiovasculares y 4,5% para todas
las Causas. Dentro del proyecto Nacional emprendido para el control de la Hipertensión
Arterial le corresponde un papel muy importante a la atención primaria de salud pero como
todo sistema se hace imprescindible la interrelación de todos y cada uno de los factores, es
decir la interrelación Hospital, consultorios externos y de ahí al primer escalón de el frente de
batalla el Consultorio del Médico de Familia.

III.1 Epidemiologia de la HTA en américa latina

III.2 Niveles HTA por región natural en Perú


V. ANTECEDENTES

IV.1 La enfermedad
La ausencia de síntomas es frecuente en la Hipertensión Arterial, de ahí que algunos la
denominen "el enemigo silencioso " dado que en muchas ocasiones solo pueda identificarse en
el curso del examen físico de un paciente.
Podríamos dividir los síntomas con que se presenta un hipertenso en tres grupos:
1) Los de la hipertensión arterial en sí misma.
2) Los de la enfermedad vascular hipertensiva.
3) Los de la enfermedad de base en el caso de las hipertensiones secundarias.
En el primer grupo de síntomas se encuentra la cefalea comúnmente localizada en región
occipital, se presenta al despertar el paciente en la mañana y desparece espontáneamente unas
horas después. Otros síntomas presentes son: palpitaciones, tinnitus, fatiga fácil e impotencia
sexual.
Síntomas relacionados con la enfermedad vascular hipertensiva serian: Epistaxis, Hematuria,
visión borrosa, episodios de debilidad muscular en miembros o vértigos debidos a isquemia
cerebral transitoria, angina de pecho y disnea debidos a insuficiencia cardiaca.
Los síntomas de la enfermedad de base en el curso de las causa secundarias serian: poliuria
polidipsia y debilidad muscular debidos a hipopotasemia en pacientes con Aldosteronismo
primario o aumento de peso labilidad emocional y facies característica en el Síndrome de
Cushing, Cefalea episódica, palpitaciones, diaforesis y vértigos posturales en Feocromocitoma.

IV.2 Diagnóstico

- Examen físico
A la inspección las fascias características de las afecciones endocrinas: Acromegalia,
Hipertiroidismo, Cushing. La Coartación de la Aorta puede sospecharse por
un desarrollo muscular desproporcionado entre las extremidades superiores con respecto a las
inferiores. Examen de ambos campos pulmonares: Crepitantes Examen del Aparato
Cardiovascular: Percusión Aumento del Área Cardiaca, soplos 3er y 4to ruido.
El examen del fondo de ojo es imprescindible para determinar la duración y el pronóstico de la
Hipertensión Arterial. La clasificación de Keith - Wagener -Barker (Tabla 3) es la utilizada
para estudiar por grados los cambios fondoscopicos. Se impone su realización al menos una
vez al año.
A la palpación y auscultación de las arterias carótidas, podemos apreciar si existe oclusión o
estenosis, un estrechamiento de una arteria carótida sería una manifestación de enfermedad
vascular hipertensiva y esto pudiera ser la clave de la existencia de una lesión arterial renal
dado que estas dos lesiones pueden ocurrir al unísono.
Es necesario palpar los pulsos periféricos en búsqueda de insuficiencia arterial periférica. Debe
palparse el pulso femoral pues su disminución y/o retraso con respecto al pulso radial nos
obliga a medir la presión en los miembros inferiores ya que pudiera tratarse de una Coartación
de la Aorta. Incluso si la palpación del pulso femoral es normal la tensión arterial de los
miembros inferiores debe medirse al menos una vez, en aquellos pacientes cuya hipertensión
fue diagnosticada antes de los 30 años. Finalmente examinar los miembros inferiores en
búsqueda de Edemas.
- Exámenes complementarios

En el estudio de la Hipertensión Arterial los estudios complementarios, son útiles para en


primer lugar confirmar que se trata de una Hipertensión Esencial ya sospechada por la clínica
(APF, Edad, Manifestaciones Clínicas). Así como determinar la presencia de daño a órganos
diana.
IV.3 Causas
Hemograma, Eritrosedimentacion, Cirugía, Glicemia, Creatinina, Ácido úrico, Potasio sérico,
Lipidiograma, Electrocardiograma.
Otros estudios para precisar etiología secundaria o Lesión a órganos diana serían: Ultrasonido
Renal y de Suprarrenales.
Enfermedad del corazón.

- Hipertrofia ventricular izquierda


- Angina / infarto cardíaco previo
- Revascularización coronaria previa
- Insuficiencia cardiaca
- Enfermedad cerebrovascular o Ataque transitorio isquémico (ATI)
- Nefropatía
- Enfermedad arterial periférica
- Retinopatía.
La guía de la OMS/ SIH. Utiliza los mismos parámetros en antes expuestos pero
además plantea otros factores que influyen sobre el pronóstico de modo adverso:
Colesterol HDL disminuido, Colesterol LDL aumentado, Micro albuminuria
en diabetes, Colesterol total mayor de 6.4 mmol/L (250mgs/dl), Toleranciaa
la glucosa alterada, Obesidad, Estilo de vida sedentario, Fibrinógeno elevado,
Grupo socioeconómico de alto riesgo, Grupo étnico de alto riesgo, Región
geográfica de alto riesgo.

IV.4 Factores de alto riesgo


- Hábito de Fumar.
- Dislipidemia.
- Edad mayor de 60 años.
- Sexo (Hombres y mujeres posmenopáusicas).
- Historia familiar de Enfermedad Cardiovascular en mujeres por debajo
de 65 años u hombres por debajo de 55 años.
- Daño a órganos diana (DOD) /Enfermedad Cardiovascular (ECV).
VI. TRATAMIENTO
Se divide en:
- TRATAMIENTO NO FARMACOLOGICO (Modificaciones en los Estilos de Vida)
- TRATAMIENTO FARMACOLOGICO

V.1Tratamiento no farmacológico

Incluye las siguientes medidas:

- Control del peso corporal, disminuyendo la obesidad.

- Incremento de la actividad física, disminuyendo el sedentarismo.

- Eliminación o disminución a niveles no dañinos de la ingestión de alcohol.

- Reducir la ingesta de sal.

- Eliminación del hábito de fumar.

V.2Tratamiento farmacológico
Ejecutar el tratamiento farmacológico por etapas

Etapa I
Comenzar siempre por una droga (Mono terapia) y con la dosis mínima. Si no
se controla en dos o tres semanas pasar a la etapa II.

Etapa II
Elevar la dosis del medicamento sustituirlo o agregar otro medicamento

Etapa III
Igual a la anterior. Si el paciente no se controla con la asociación de 3
medicamentos, (Uno de ellos diurético), interconsulta especializada de
referencia.
De acuerdo a los factores de riesgo se Estratifican los pacientes en Grupos de
Riesgo para su tratamiento.
VII. MEDICAMENTOS ANTIHIPERTENSIVOS
Diuréticos, Tiazidicos, Hidroclorotiazida, Clortalidona, Indapamida Bendroflumetiazida, Del
Asa Furosemida, Espirolactone, Tramitaren, Amiloidea, Betabloqueadores, Atenolol,
Propanolol, Bisoprolol.

VIII. CONCLUSIONES

- La modificación de estilos de vidas debe estar presente en todos los pacientes que así
lo requieran y en todos los casos

- En el hospital de Cajamarca la hipertensión es alta de acuerdo al cuadro estadístico.

IX. BIBLIOGRAFÍA

- Programa Nacional de Prevención, Diagnóstico, Evaluación y Control de la


Hipertensión Arterial. MINSA. Marzo 1998. Cuba.
- National Institutes of Health. The Sixth Report of Joint National Committe on
Prevention, Detecction, Evaluation and Treatment of Blood Pressure. NHI Publication;
November 1997.
- Suzanne Oparil. Arterial Hipertensión Ch 55 on Goldman: Cecil Textbook of Medicine,
21st Ed W. B. Saunders Company 2000.
- Norman Kaplan. Systemic Hypertension Ch 26. Braunwald: Heart Disease: A Textbook
of Cardiovascular Medicine, 5th ed., Copyright © 1997 W. B. Saunders Company.
- Working Group: Practice Guidelines WHO/ ISH. U K. marzo 2008.
- Vademécum Internacional Ediciones Doyma España 2007.
- Williams H. Gordon. Hypertensive Vascular Disease Ch 242. Harrison"s Principles of
Internal Medicine 14 th Ed 1998.
- Venkata. C. Hipertensión Ch 88 Conn's Current Therapy 2000, 52nded.