Você está na página 1de 4

La amebosis es una infección producida por el protozoo intestinal Entamoeba histolytica.

Aproximadamente el 90% de las infecciones son asintomáticas y el 10% restante presenta un


espectro de síndromes clínicos que oscila desde la disentería hasta la formación de abscesos en el
hígado y otros órganos.

Ciclo de vida y transmisión

Ingestión de quistes a partir de agua o alimentos contaminados Los trofozoítos móviles se liberan
en el intestino delgado a partir de los quistes. Tras enquistarse los trofozoítos , los quistes
infecciosos se eliminan en las heces

En algunos pacientes, los trofozoítos invaden bien la mucosa intestinal, produciendo una colitis
sintomática, o bien el torrente sanguíneo, dando lugar a la aparición de abscesos distantes en el
hígado, aparato urinario, los pulmones o el cerebro.

Puede producirse la afección del aparato genitourinario por extensión directa de la amebosis
desde el colon o por diseminación hematógena de la infección.Las úlceras genitales dolorosas
caracterizadas por un aspecto de perforación y por una secreción profusa, pueden aparecer
secundariamente a la extensión desde el intestino o el hígado.

En menos del 0.1% de los pacientes de grandes series clínicas se produce una afección cerebral.
Los síntomas y el pronóstico dependen del tamaño y la localización de la lesión.

Epidemiologia

Aproximadamente el 10% de la población mundial está infectada con Entamoeba, y la mayor parte
por Entamoeba dispar no invasora.

La amebosis se produce como consecuencia de la infección por E. histolytica y es la tercera causa


de muerte por enfermedades parasitarias tras la esquistosomosis y el paludismo.

Entre las áreas de mayor incidencia se encuentran la mayoría de los países en vías de desarrollo de
los trópicos debido a una inadecuada sanidad y hacinamiento.

Tipos de entamoeba

El amplio espectro de la enfermedad clínica viene determinado en parte por la infección debida a
dos especies diferentes de Entamoeba: E. histolytica y E. dispar.

Patogenia y anatomía patológica

La Entamoeba histolytica se adquiere por la ingestión de quistes maduros (1) a partir de agua,
alimentos o las manos contaminadas con heces. La exposición por alimentos es más prevalente,
fundamentalmente cuando los comerciantes diseminan los quistes o los alimentos se cultivan con
agua, fertilizantes o terrenos contaminados con heces.

Entre otras fuentes menos habituales se encuentran la transmisión a través del agua, las prácticas
sexuales orales y anales, y, rara vez, la inoculación rectal directa a través de dispositivos de
irrigación del colon.
Los trofozoítos móviles se liberan a través de los quistes del intestino delgado (2), donde
permanecen confinados en el lumen instestinal (3) como comensales inofensivos (A) del intestino
de la mayor parte de los pacientes.

Estos individuos se convierten en portadores asintomáticos que no sufren la enfermedad pero


tienen la capacidad de infectar a otras personas.

Los trofozoitos se multiplican por fisión binaria y producen quistes (4), los cuales son expulsados
en las heces. Gracias a la protección conferida por sus paredes, los quistes pueden sobrevivir de
días a semanas en el ambiente externo y son responsables de la transmisión de la enfermedad.

En algunos pacientes los trofozoitos invaden la mucosa intestinal, produciendo una colitis
sintomática (B): enfermedad intestinal), o, a través del torrente sanguíneo, sitios extraintestinales
dando lugar a la aparición de abscesos en el hígado, el cerebro y los pulmones ((C): enfermedad
extraintestinal).

Los trofozoítos se fijan al moco colónico y a las células epiteliales mediante la lectina galactosa
Nacetilgalactosamina (Gal/GalNAc).

Las primeras lesiones intestinales son microulceraciones de la mucosa del ciego, el colon sigmoide
o el recto, que liberan eritrocitos, células inflamatorias y células epiteliales.

Son varios los factores de virulencia que se han unido a la capacidad de las amebas para invadir el
epitelio interglandular. Uno de ellos es una proteinasa de cisteína extracelular que degrada el
colágeno, la elastina, IgA e IgG y las anafilotoxinas C3a y C5a.

También se peude facilitar la invasión tisular por Otras enzimas que rompen los enlaces
glucoproteínicos entre las células epiteliales de la mucosa en el intestino, lisis de los neutrófilos,
los monocitos, los linfocitos y las líneas celulares del colon y hepáticas.

Rara vez la infección intestinal da lugar a la formación de una lesión de masa o ameboma en la luz
intestinal.

Cuadro clínico

Encontramos que en la forma sintoamtica de la Entamoeba histolytica se encuentran formas


intestinales, Extraintestinales y sus posibles complicaciones. Entre las intestinales encontraremos
crónicas y agudas y tenemos diferentes complicaciones.

Intestinal crónica

En la forma común Encontraremos sintoams como la anorexia, astenia dolor abdominal difuso,
evacuaciones semilíquidas. Pasadas 1 a 2 semanas encontramos dolor abdominal tipo colico en
fosas iliacas, diarrea amarillenta y parduzca de 4 a 8 veces por dia y poca sangre y moco en heces.
Esta enferemdad cursa con periodos asintoamticos y sintoamticos que pueden variar uno a otro
por mas de un año.

En la forma grave encontraremos al paciente con ulceras invasivas de todo el colon, dolor
abdominal intenso y difuso, deposición sanguinolenta con moco de 15 a 20 veces al dia, tenesmo y
pujo, fiebre y perdida de peso

Intestinal aguda

También llamada forma fulminante encontraremos síntomas como fiebre mayor a 40°C, dolor tipo
colico incesante, diarrea profusa con heces liquidas, contenido hemático y tenesmo. Tendremos
tamiben un desbalance hidroelectrolítico y esta patología en su forma aguda puede avanzar a un
megacolon toxico

Complicaciones

Absceso hepático amebiano

Los abscesos hepáticos siempre están precedidos por la colonización intestinal, que puede ser
asintomática. Los trofozoítos invaden las venas para alcanzar el hígado a través del sistema venoso
portal.

Muchas veces se manifiesta sin el antecedente clínico de colitis amebiana el inicio será insidioso
con fiebre, astenia, anorexia, perdida de peso y dolor en hipocondrio derecho que puede ser sordo
o de naturaleza pleuritica e irradiarse al hombro. Es frecuente el dolor puntual con la palpación del
hígado asi como el derrame pleural derecho, la ictericia en esta patología es muy rara. Del 10 al
15% de los pacientes solo acuden con fiebre, asi que cuando tengmos un apciente con fiebre de
origen desconocido se peude tomar este diagnostico como diferncial. La hepatomegalia no se
produce porque este absceso crece hacia la aprte superior del hígado

Complicaciones del absceso hepático amebiano

Afección pleuropulmonar

Es la complicación mas frecuente (20-30%) Se presenta con derrames estériles, Diseminación


contigua desde el hígado, rotura al espacio pleural. Fistula hepatobronquial: da lugar a tos
productiva con grandes cantidades de material necrótico que peude contener amebas. Ruptura de
absceos en el peritoneo pueden presentarse como una filtración indolora o un abdomen agudo y
requieren tanto el drenaje mediante un catéter percutáneo como un tratamiento médico.
Pericarditis amebiasica generalmente a partir de abscesos del lóbulo izquierdo del hígado, conlleva
el peor pronóstico, puede ocurrir durante el tratamiento médico y requiere drenaje quirúrgico
peude lelvar a taponamiento.

Diagnostico

Los métodos más importantes para diagnosticar amebosis son el estudio de las heces, los métodos
serológicos y los estudios imagenológicos del hígado.

Se peude dar por el Estudio de las heces donde buscaremos Presencia de hemoglobina, Escacez de
neutrófilos, Presencia de quistes o trofozoitos amebianos
También podremos usar Examenes serológicos como el ELISA y los Metodos de difusión en
agar/gel que son positivos en un 90% en colitis, amebomas o absceso hepático. Los resultados
positivos junto con la clínica positiva suele dar el diagnostico ya que las serologías suelen volverse
negativas a los 12 meses.

Las pruebas de función hepática pueden estar normales o muy poco elevadas. El niveld e fosfatasa
alcalina esta alto con mayor frecuencia y peude estar asi durante meses, cuando hay una elevación
de las aminotransferasas indica enferemdad aguda o fulminante o una complicación.

Estudios imagenologicos Las técnicas radiológicas como la ecografía, la tomografía


computadorizada y la resonancia magnética hepática son útiles para la detección del quiste
hipoecogénico redondo u oval. Más del 80% de los pacientes que han presentado síntomas
durante más de 10 días tiene un único absceso en el lóbulo derecho del hígado. Aproximadamente
el 50% de los pacientes que han presentado síntomas durante menos de 10 días tiene múltiples
abscesos.

Tratamiento

Se recomiendo usar un amebicida tsular y al concluir la pauta emplear uno luminal.