Você está na página 1de 15

“Año del buen servicio al ciudadano”

I.E.S.P.P. “Fray Florencio Pascual Alegre González”


Autorización de Funcionamiento D.S. 045-84-ED, 24-10-84
Calle San José – Barrio Tarapacá s/n – Requena – Loreto.
Telefax.: (065) 412322, e-mail: isppffpag@hotmail.com

◊ INTEGRANTES : ARMAS ZUMAETA JHOORDAN J.


: FLORES HUANUIRI JAMES J.
: GATICA VARGAS S. DANIEL
: LOPEZ PILCO JHON CRISTIAN
◊ ESPECIALIDAD : EDUCACIÓN FÍSICA
◊ SEMESTRE : II
◊ SECCIÓN :A
◊ FORMADOR : LIC. JORGE LUIS LÓPEZ MORENO
◊ AÑO ACADEMICO : 2017

1
PRESENTACION

El presente trabajo encomendado por el docente del área de Educación


Física-II con el tema “Alimentación y Nutrición”, está basada en conocer el
tema ya que es de suma importancia conocer todos estos temas, para que
más adelante nos brinde facilidad en nuestros centros de labores. La
alimentación nos brinda a nuestro cuerpo a estar sanos y en un buen estado
físico. Una persona puede estar suficientemente alimentada si ha comido
bastantes alimentos, pero puede estar mal nutrida si con esos alimentos no
ha tomado todos los tipos de nutrientes que necesitan sus células para
poder vivir y funcionar correctamente. Por tanto el destino de los
nutrientes que hay en los alimentos son las células. Como todo nuestro
organismo está formado por células, si éstas reciben todos los nutrientes
necesarios, nuestro cuerpo estará sano.

El trabajo está estructurado de la siguiente manera, una caratula,


presentación, dedicatoria, índice, el tema desarrollado, los anexos,
conclusión y las referencias bibliográficas.

2
DEDICATORIA

Este trabajo está dedicado a nuestros queridos


padres por darnos sus apoyos en todo
momento, y lo cual es un motivo para que
nosotros sigamos adelante con muchas ganas
de querer lograr esta carrera profesional

EL GRUPO

3
INDICE
CARATULA……………………………………………………………………………………………1
PRESENTACION…………………………………………………………………………………….2
DEDICATORIA………………………………………………………………………………………..3
INDICE……………………………………………………………………………………………………4
DESARROLLO DEL TEMA

ALIMENTACION Y NUTRICION
1. ¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN Y LA NUTRICIÓN…………………………………5-6-7-8
2. IMPORTANCIA DE LA BUENA ALIMENTACIÓN………………………………………………9
2.1. ¿QUÉ ES UNA BUENA NUTRICIÓN?..........................................................................9
3. Nutrición Enteral…………………………..……………………………………………………………….10
4. Nutrición Parenteral………………………………………………………………………….…………..11
5. ANEXOS…………………………………………………………………………….….…12-13
6. CONCLUSION……………………………………………………………………………….14
7. BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………………………15

4
ALIMENTACION Y NUTRICION
1. ¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN Y LA NUTRICIÓN?

La alimentación consiste en proporcionar al cuerpo los alimentos (sólidos o líquidos) que se han
seleccionado y preparado previamente. Una persona puede estar suficientemente alimentada
si ha comido bastantes alimentos, pero puede estar mal nutrida si con esos alimentos no ha
tomado todos los tipos de nutrientes que necesitan sus células para poder vivir y funcionar
correctamente. Por tanto el destino de los nutrientes que hay en los alimentos son las
células. Como todo nuestro organismo está formado por células, si éstas reciben todos los
nutrientes necesarios, nuestro cuerpo estará sano.

La alimentación es el conjunto de actividades voluntarias que realizamos desde que adquirimos


las sustancias para su consumo, hasta el momento que las ingerimos, masticamos y deglutimos.
Con la deglución del alimento se inicia la nutrición; constituida por una serie de procesos
inconscientes e involuntarios que se producen en nuestro organismo para transformar los
alimentos en sustancias químicas más simples que puedan ser absorbidas en el ámbito intestinal
para que conducidas a través de la sangre lleguen a los tejidos para su aprovechamiento.

De esto se desprende la interrelación entre alimentación y nutrición ya que para una nutrición
adecuada se precisa de una variedad y proporción correcta de los nutrientes obtenidos de los
alimentos y por tanto de una variedad y equilibrio adecuados de éstos. Por tanto sólo con una
alimentación correcta se conseguirá una nutrición adecuada. Se considera una alimentación
correcta aquella que aporta cada día y en relación satisfactoria todos y cada uno de los
nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Una nutrición equilibrada tiene gran importancia, pues incide de forma directa en el
mantenimiento de la salud en organismos sanos y favorece el restablecimiento en casos de
enfermedad. Tiene especial relevancia en la infancia por ser la etapa de mayor desarrollo físico
y psíquico cuya evolución marcará necesariamente el futuro de ese individuo. Una educación
para la salud debe pretender que los niños desarrollen hábitos y costumbres sanos, que los
valoren como una de los aspectos básicos de la calidad de vida y que rechacen las pautas de
comportamiento que no conducen a la adquisición de un bienestar físico y mental.

Se sabe, que es en la infancia donde se van modelando las conductas que dañan la salud; de ahí
que desde la etapa de educación infantil resulte adecuado y necesario tratar de potenciar los
estilos de vida saludables. Los hábitos alimenticios deben ser cuidados desde las primeras etapas
del crecimiento por la importancia fisiológica y social que la alimentación tiene en nuestros días.
Así, que debemos proponernos como objetivos a primera vista, instaurar las siguientes normas
alimenticias en un plazo que sea conveniente, es evidente que un organismo no crece sin los
aportes de nutrientes necesarios. Este aporte debe de ser suficiente, equilibrado y, a ser posible,
natural y exento de elementos contaminantes, lo que, aunque parezca de lógica simple no
siempre se consigue. Por consiguiente es fundamental vigilar la alimentación en el niño o la niña,
para que esta se lleve a cabo de la forma más equilibrada posible.

En los primeros años de vida del niño o la niña estos pasan por dos etapas fundamentales y bien
diferenciadas, que son la lactancia y la educación alimentaria, con una etapa intermedia que
sirve de puente entre ambas, que es la de introducción progresiva de alimentos. Estas fases son
las básicas en su desarrollo inmediato y futuro, tienen gran importancia en la prevención de
posteriores enfermedades y darán la pauta de los hábitos alimenticios a lo largo de la vida. De
aquí la importancia que hoy día está alcanzando la dietética y nutrición en edades tempranas.

5
Durante la fase de lactancia dada la inmadurez e indefensión que presenta el individuo es
fundamental. Durante las primeras semanas de vida se alimenta exclusivamente con leche; es
la lactancia exclusiva, bien como lactancia natural (la materna), lactancia artificial o siguiendo
una lactancia mixta en la que se alternan las anteriormente citadas, suplementándose.

La lactancia exclusiva debe mantenerse hasta aproximadamente los cinco o seis meses, en que
se puede ir introduciendo nuevos alimentos de forma progresivamente creciente hasta casi los
dos años, disminuyendo también el aporte lácteo, entrando sin brusquedad en la etapa en que
la leche ya no es el alimento principal, aunque si básico.

La fase de alimentación complementaria podemos centrarla, sin entrar en consideraciones


especiales ni en características individuales de cada niño o niña, alrededor de los seis meses
como hemos dicho anteriormente. En los niños o niñas alimentados con la leche de la madre,
siempre que sea posible y se confirme una buena evolución, no será necesario introducir
alimentos complementarios durante los seis primeros meses. A partir de este momento se
valorará el iniciar una alimentación complementaria a la leche materna.

En los niños y niñas alimentados con lactancia artificial, la incorporación de alimentos no lácteos
podrá hacerse coincidir con el cambio a una leche de continuación, hacia los cinco meses. La
introducción de estos nuevos nutrientes debe hacerse de forma lenta y progresiva que facilite
al organismo la adaptación a las nuevas sustancias, permitiendo comprobar la tolerancia a estos
primeros alimentos.

Durante la fase de educación alimentaria el niño o la niña irá adquiriendo los hábitos de
alimentación que serán la base de aquellos que mantendrá a lo largo de su vida y constituirá un
reflejo de su ambiente familiar y sociocultural. El niño o la niña en esta etapa aprenderá a
escuchar las demandas de su organismo en cuanto a la alimentación. El forzarle a comer solo le
llevará a una situación de rechazo de la comida por sistema y el utilizar la comida como premio,
hará que la busque como algo gratificante ante diversas situaciones anímicas y de ansiedad que
van a acompañarle a lo largo de su vida, dando lugar a un individuo cuyo hábito alimenticio sea
comer por placer o para disfrutar y no para nutrirse. Con esto no queremos decir que la
alimentación no conlleve cierta sensación placentera de la que podemos disfrutar, sino, que no
debe exacerbarse.

En esta fase de formación de los hábitos podemos diferenciar una primera etapa, entre el año y
el año y medio, en que la base de la alimentación sigue siendo la de la anterior fase con ciertas
modificaciones y sin triturar tanto los alimentos, añaden diversos derivados lácteos o bien
preparados de leche como natillas o flanes. Comienza a tomar trocitos de jamón de York, y en
forma creciente para comprobar su tolerancia, margarina, tostadas, croquetas, sopas de sémola
o tapioca, trocitos de fruta y pescado sin triturar, En resumen, sobre la base de una dieta
semiblanda iremos introduciendo los nuevos alimentos.

La siguiente etapa de la fase de formación la centramos entre año y medio y dos años.
Empezaremos a ofrecer algunas de las comidas “menos fuertes” que habitualmente toma la
familia, evitando las especias y condimentos y también de forma progresiva. Entre los dos y los
seis años la alimentación del niño o la niña es prácticamente la del adulto, con sus consiguientes
limitaciones. Consideramos importante puntualizar que hasta el año y medio aproximadamente,
etapa está en la que al niño o la niña se le prepara individualmente la comida, debemos suprimir
el uso de sal. Los alimentos contienen suficiente sodio para que, en condiciones normales, las
modernas pautas dietéticas desaconsejan la adición de sal, ya que parece existir una relación
sodio-hipertensión en la que independientemente de la ingesta de esta en la edad adulta, parece

6
jugar un papel importante la riqueza en sal de la alimentación en la primera infancia. A partir de
que el niño se introduce en la alimentación familiar, los alimentos irán sazonados en la forma en
que habitualmente lo tomen los adultos. Con el azúcar refinado sucede algo similar. La obesidad,
diabetes, etc., en las que la ingestión de sacarosa es un factor de riesgo, aconsejan su limitación
en la dieta a lo largo de la vida.

Alrededor de los tres años el niño ya tiene capacidad para ingerir y asimilar cualquier tipo de
carne y vísceras, pero se deberá dar preferencia a las carnes y pescados magros, para no
sobrecargarles de grasas animales. Una o dos veces a la semana se sustituirá la carne por hígado,
debido a su riqueza en hierro. El huevo se administrará entero procurando no pasar de 3 a la
semana, y mejor en tortilla o cocido que no frito.

Los cereales junto con la fruta serán las principales fuentes de hidratos de carbono y además
contienen proteínas vegetales. Se administrarán diariamente ya sean secos, con leche o en puré.
Las frutas se tomarán frescas y bien maduras. Al menos dos piezas diarias y preferiblemente
más. Si acostumbramos al niño a tomarla limitaremos la adicción de sacarosa (dulces) y con ello
las caries dentales y otros problemas.

La ración diaria en estas edades es de unas 1.300 kcal. y deben distribuirse en 4 comidas de la
forma siguiente:

Con ello, conseguiremos los objetivos nutricionales de esta etapa que son:

 conseguir un crecimiento adecuado.


 evitar patologías por exceso o defecto de nutrientes específicos (caries.
 prevenir problemas en su vida de adultos que van a estar influenciados por la dieta, tales
como: hipertensión arterial, obesidad, hipercolesterolemia, etc.
 crear pautas alimenticias sanas que les permitan afrontar ahora y en el futuro
situaciones de sobrecarga ya sea física (actividades deportivas, períodos de crecimiento
acelerado) como psíquicas (época de estudios intensivos, estrés.

Si tenemos presente que pretendemos educar para la vida, no olvidemos en ningún momento
que la vida empieza en el propio cuerpo del niño y en su desarrollo, y que también hay que
educarlo para que se alimente de la forma más equilibrada posible, para que puedan
desarrollarse mejor en todas sus actividades cotidianas.

Una educación para la salud debe pretender que los niños desarrollen hábitos y costumbres
sanos, que los valoren como una de los aspectos básicos de la calidad de vida y que rechacen las
pautas de comportamiento que no conducen a la adquisición de un bienestar físico y mental.

Se sabe, que es en la infancia donde se van modelando las conductas que dañan la salud; de ahí
que desde estas edades resulte adecuado y necesario tratar de potenciar los estilos de vida
saludables. Los hábitos alimenticios deben ser cuidados desde las primeras etapas del
crecimiento por la importancia fisiológica y social que la alimentación tiene en nuestros días

Durante la fase de educación alimentaria el niño o la niña irá adquiriendo los hábitos de
alimentación que serán la base de aquellos que mantendrá a lo largo de su vida y constituirá un
reflejo un reflejo de su ambiente familiar y sociocultural.

El niño o la niña en esta etapa aprenderán a escuchar las demandas de su organismo en cuanto
a la alimentación. Es importante tener en cuenta que los niños no deben comer las mismas

7
cantidades que los adultos. Debemos pues evitar la obsesión por las cantidades, es decir, que
son ellos mismos los que saben cuánto necesitan comer y no hay que insistir cuando no quieren
más. El forzarle a comer sólo le llevará a una situación de rechazo de la comida por sistema.

Otra cosa bien distinta es un niño que casi nunca tiene hambre y que, además, pierde peso, se
acatarra con frecuencia, se muestra apático y se distrae con facilidad, síntomas que “pueden”
indicar que no está bien alimentado.

Por otro lado el utilizar la comida como premio, hará que la busque como algo gratificante ante
diversas situaciones anímicas y de ansiedad que van a acompañarle a lo largo de su vida, dando
lugar a un individuo cuyo hábito alimenticio sea comer por placer o para disfrutar y no para
nutrirse. Con esto no queremos decir que la alimentación no conlleve cierta sensación
placentera de la que podemos disfrutar, sino, que no debe exacerbarse.

Hoy en día el riesgo de padecer enfermedades nutricionales por deficiencia o falta de algunos
nutrientes esenciales se ha reducido considerablemente desde principios de siglo y, gracias
también a la reducción de las enfermedades infecciosas, el hombre vive más años. Sin embargo,
han aparecido o se han incrementado el número de enfermedades propias de los países
occidentales por malos hábitos alimenticios, tales como la obesidad, hipertensión, caries
dentales, enfermedades coronarias, etc.

Un error frecuente es el abusar de las carnes y pescados descuidando las dietas vitamínicas,
provocando enfermedades carenciales y desnutrición. Otro caso que nos encontramos es el
empeño de algunas madres de engordar a sus hijos abultando la dieta, de tal forma que aparece
la obesidad con sus secuelas de enfermedades cardiovasculares y de caries, tan peligrosas no
solo en la infancia, sino en la vida adulta. Este exceso no tiene razón alguna, ya que el organismo
desprecia la sobrecarga alimenticia produciéndose incluso cuadros tóxicos ante la avalancha
vitamínica proporcionada al niño. La desorganización de las comidas, la ignorancia dietética, el
abuso de determinados productos, la falta de tiempo para la preparación de los alimentos, etc.,
son causas constantes de deficiencias alimentarias.

Es por lo tanto labor de los padres establecer unos hábitos alimenticios predicando con su
ejemplo y explicando a sus hijos la importancia de una dieta equilibrada para su salud y
rendimiento físico.

El cambio de unos hábitos alimenticios no es una cosa sencilla, no puede hacerse de la noche a
la mañana; todo requiere su tiempo. Introduzca los cambios en la dieta progresivamente y más
aún cuando se trata del niño en edad escolar. He aquí uno de los retos más importantes para los
padres, que el niño avance en su alimentación por los caminos del equilibrio, al mismo tiempo
que satisface su natural y conveniente goce en el acto de comer. No olvidemos el aspecto
afectivo que la alimentación guarda en estas edades. Debemos crear un ambiente de cordialidad
a la hora de comer sin prisas, ni gritos y por supuesto nunca utilizar la comida como castigo.

Por último el acto de comer supone una de las primeras relaciones sociales del niño, será un
inicio de la enseñanza en el comportamiento con los demás, inculcándoles desde pequeños una
disciplina, corrección en los modos y hábitos higiénicos que mantendrán de por vida.

A modo de resumen sugerimos 10 consejos para que su hijo coma bien:

 Debe crear un ambiente de cordialidad a la hora de comer sin prisas, ni gritos.


 No utilizar nunca la comida como castigo.

8
 Deje que su hijo colabore dentro de sus posibilidades en las actividades
relacionadas con la alimentación.
 Introduzca los cambios en la dieta progresivamente y siguiendo los consejos de
su Pediatra.
 Evite la monotonía. No use siempre el mismo tipo de verdura, carne o pescado.
Piense que una dieta es tanto más nutritiva cuanto más variada.
 Predique con su ejemplo y explicando a sus hijos la importancia de una dieta
equilibrada para su salud y rendimiento físico.
 Hacerle receptivo y acostumbrarle a nuevos gustos.
 Regularidad escrupulosa del horario de comida.
 No obsesionarse por las cantidades, ni utilizar la comida como premio.
 Por último el acto de comer supone una de las primeras relaciones sociales del
niño, será un inicio de la enseñanza en el comportamiento con los demás,
incúlquele desde pequeños una disciplina, corrección en los modos y hábitos
higiénicos que mantendrán de por vida.

IMPORTANCIA DE LA BUENA ALIMENTACIÓN

¿Te has preguntado alguna vez si la nutrición y la salud están relacionadas? ¿Crees que comer
sano sea importante? ¡Desde luego que sí! Al igual que un automóvil necesita combustible
y mantenimiento constante para funcionar adecuadamente, el cuerpo humano requiere
alimentos, ejercicio y una buena actitud mental, para mantenerse sano y desarrollar su potencial
al máximo. De ahí la importancia de una buena alimentación. La Alimentación es necesaria en
todos los seres vivos, tanto en los animales como en los Seres Humanos, y es por ello que
debemos tener una equilibrada incorporación de nutrientes a nuestro organismo, lo que muchas
veces es referenciado como Buena Alimentación, siendo fundamental su cumplimiento para el
desarrollo de la vida y de las distintas actividades cotidianas.

¿QUÉ ES UNA BUENA NUTRICIÓN?

Una buena alimentación significa que tu cuerpo obtiene todos los nutrientes, vitaminas y
minerales que necesita para trabajar correctamente. Para ello debes aprender a planear tus
comidas y colaciones inteligentemente, de modo que sean ricos en nutrientes y bajos en
calorías. Se suele vincular justamente a la Buena Alimentación con los deportes, a una vida con
ejercicios ya que se suelen adoptar Dietas Equilibradas para poder suplementar estas
actividades físicas, mientras que por el contrario los desequilibrios alimenticios suelen
relacionarse más bien con una Vida Sedentaria y carente de ejercitación física.

Los malos hábitos alimenticios, han contribuido al aumento de obesidad en el mundo. De


acuerdo a la OMS, en 2014, más de 1.9 billones de adultos de 18 años en adelante, sufrían sobre
peso. De ellos, más de 600 millones eran obesos. Aún para aquellos con un peso adecuado, una
dieta pobre en nutrientes se asocia con mayores riesgos para la salud, que pueden causar
enfermedades e incluso la muerte. Tus decisiones sobre lo que comes afectan tu salud y cómo
te sientes hoy, mañana y en el futuro Una dieta balanceada trae consigo muchos beneficios.
Mucha gente piensa que comer sanamente solo puede ayudar a reducir o mantener el peso,
pero los beneficios van más allá.

9
Nutrición Enteral

"La nutrición enteral consiste en la administración de nutrientes tipo batidos, necesarios para
conseguir un soporte nutricional adecuado por la vía digestiva, a aunque el paciente no ingiera
espontáneamente alimentos naturales por vía oral. Para su administración es necesario el uso
de sondas, suprimiendo las etapas bucal y esofágica de la digestión. Es un tipo de nutrición
sencilla y segura, que permite la administración de alimentos con elevado contenido calórico, y
que suelen tener pocos efectos secundarios."

Indicaciones. Las indicaciones generales comprenden una malnutrición o la posibilidad de


malnutrición con la presencia de un tracto gastrointestinal funcionante y la incapacidad de
ingerir todos los nutrientes necesarios por vía oral

En general, la nutrición enteral puede estar indicada:

 Como ayuda al tratamiento con corticoides en los pacientes con un brote de la


enfermedad inflamatoria intestinal.
 Cuando existen algunas complicaciones de la enfermedad, como las estenosis que
impiden el paso de alimentos sólidos a través del intestino
 En los pacientes con malnutrición.

Sin embargo, está contraindicada en otros casos, como cuando existe una obstrucción intestinal
completa, una diarrea muy importante o la presencia de fístulas externas. En estos casos hay
que valorar otro tipo de aporte dietético, como la nutrición parenteral.

Productos de nutrición enteral. Cuando un paciente con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn,
presenta un episodio de brote, los productos de nutrición enteral recomendados tienen las
siguientes características:

 No tienen residuos
 Son Absorbibles en las primeras porciones del intestino

Estas características las aportan las dietas estándar que dependiendo de la ingesta del paciente
pueden administrarse como suplemento o dieta completa. Cuando el paciente presenta un
brote severo en la enfermedad de Crohn puede recibir además de las dietas estándar, dietas
elementales cuya composición está más degradada y es más fácil de tolerar"

Los productos comerciales que cumplen estos requisitos son los siguientes:

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior Cuando el paciente ha
superado la fase de brote, ésta puede haberle causado deficiencias en su estado nutricional a
nivel calórico-proteico o vitamínico; es por ello por lo que cuando el paciente se encuentra en
fase estable la suplementación, a través de una dieta elemental, se adaptará al déficit que
presente y no será tan específica como cuando el paciente está en fase de brote.

10
Nutrición Parenteral

La nutrición parenteral es aquella modalidad de soporte nutricional en la cual las soluciones


nutritivas artificiales se administran por vía intravenosa. Habitualmente el paciente está
hospitalizado durante la administración de este tipo de nutrición. Constituye el medio de
abastecer aminoácidos, hidratos de carbono, lípidos y micronutrientes a los pacientes incapaces
de asimilar la nutrición por vía digestiva.

Indicaciones de nutrición parenteral

- Está indicada cuando no sea posible la vía enteral al menos durante 4-5 días desde el
comienzo de la enfermedad.
- La Nutrición Enteral sea insuficiente para satisfacer los requerimientos.
Generalmente está indicada en:
- Pacientes que tienen brotes severos de enfermedad inflamatoria intestinal
- Pacientes con obstrucción intestinal completa
- Antes y después de una intervención quirúrgica abdominal
- Pacientes que presentan fístulas en el intestino delgado que comunican con el exterior
o zona abdominal.
- Los pacientes que sufren una enfermedad crónica como, enfermedad de Crohn pueden
recibir su tratamiento en casa.

Estrategia del aporte. La Estrategia general cuando se plantea un aporte metabólico-nutricional-


parenteral implica un estudio detallado de los diferentes apartados que hay que cumplimentar
para diseñar un aporte individualizado de cada paciente.

Sobre un primer escalón en donde se establece la indicación y la situación nutricional del


paciente, hay en segundo lugar que determinar cómo, cuánto y por dónde se puede administrar
el aporte requerido. Para ello y especialmente para profesionales que se inician en este recurso
terapéutico existen diferentes algoritmos. Por simplicidad y al mismo tiempo su rigor
exponemos la siguiente que tiene la propiedad de servir igualmente para nutrición parenteral
como para la vía enteral.

Efectos Secundarios. Tanto la nutrición oro-enteral como la nutrición por sonda, tienen como
complicación más frecuente la aparición de diarreas por intolerancia digestiva. La solución más
habitual consiste en adecuar de forma individual el tipo de nutrición, la cantidad de batidos a
tomar.

11
Anexos

12
13
CONCLUSIONES
 Para obtener una buena salud es muy importante ingerir alimentos nutritivos
para nuestro organismo, puesto que estos nos dan energía y vitalidad para
desarrollar las actividades que se presentan diariamente.
 Los carbohidratos a más de proporcionar energía forman un papel muy
importante en el desarrollo de las neuronas, permitiéndonos desarrollar nuestro
cerebro.
 Puedo concluir que la diabetes es una enfermedad de la sangre la cual se obtiene
por exceso de glucosa o azúcares, esta enfermedad es incurable y debe ser
detectada a tiempo para poderla cuidar periódicamente.
 El exceso de tejido graso produce obesidad y peligro en arterias y venas, pues se
obstruye la circulación normal de la sangre, a la vez este tejido produce
colesterol que de igual manera es muy perjudicial en el flujo normal de ésta.
 Las vitaminas son sustancias reguladoras de complejos procesos metabólicos de
nuestro organismo, las cuales no proporcionan energía pero son importantes
para el crecimiento de nuestro cuerpo

14
Bibliografía

o alimentación. http:// com/trabajos/edusalud/edusalud.shtml


o Prevención, Inc. http://www.prevencion.org/
o http://www.medicos.sa.cr/sitios_int/emergent.htm

 http:// /trabajos66/educación-física-nutrición-alimentación.

 http://concepto.de/alimentacion/nutricion#ixzz4igVyA7ll

 https://es.scribd.com/alimentacion/317543685/higiene -salud.

 https://slidedoc.es/cuidar la alimentación-educación-niños.

 http://campus.centrojovellanos.com/campus/ff/arm/nutricion

 http://uoc.edu/moduls/90/38/programa/tecniques/viu28.htm

 nutrición –cuidado del alimento - Wikipedia, la enciclopedia libre.htm

15