Você está na página 1de 3

LA PROFESIÓN LEGAL

La profesión legal goza de un enorme prestigio en Estados Unidos. Los alumnos antiguos de
las grandes escuelas de derecho constituyen el principal vivero de poder en el país. Estos
juristas están en todas partes y son de una gran movilidad profesional. Trabajan en las grandes
empresas y grandes despachos de abogados, en el Congreso y en el entorno presidencial,
desempeñándose en todas las especialidades de su profesión: jueces, abogados y
procuradores.

Una persona para llegar a ser abogado debe ser admitido en una escuela de derecho y para la
admisión se requiere un título o grado profesional (carrera en artes, carrera en ciencias) de
una universidad o colegio, lo cual generalmente dura cuatro años. Los estudios de derecho
son de tiempo completo de cursos legales durante seis semestres; sin mezclarse con el estudio
de otras asignaturas porque éstas ya fueron estudiadas durante la carrera profesional.

Existen más de 170 escuelas de derecho en Estados Unidos, las de mayor prestigio se
caracterizan por ser miembros de la Asociación Americana de Escuelas de Derecho
(Association of American Law Schools) y han recibido la aprobación de la Asociación de la
Barra Americana (American Bar Association). La pertenencia a la AALS y la aprobación a
la ABA sólo se obtiene cuando las escuelas cumplen determinados requisitos, por ejemplo,
los estatutos de la AALS establecen que una escuela de derecho aprobada debe tener una
biblioteca de por lo menos 60000 volúmenes, espacio para estudio en la misma para por lo
menos 65% de los estudiantes y una currícula de materias razonablemente amplia. Los
estatutos del ABA son similares. Todas las escuelas de derecho aprobadas están sujetas a
inspecciones periódicas para asegurar el cumplimiento de las normas.

Para ser admitido en las mejores escuelas de derecho se requiere que el solicitante presente
el Examen de Admisión a Escuelas de Derecho (LSAT) que se ofrece a nivel nacional; se
toma la decisión de admisión con base en una combinación del promedio de notas de la
carrera profesional y la puntuación obtenida en el LSAT. Los cursos legales son de tiempo
completo y por lo general duran seis semestres, aunque algunas escuelas permiten estudios
de tiempo parcial y cursos nocturnos para estudiantes que trabajan, estos programas requieren
de periodos más extensos de estudio para obtener el título profesional.

El derecho se enseña en las universidades mediante el método de casos (case method) creado
por Christopher C. Langdell de la Universidad de Harvard en el siglo pasado (1870); éste
consiste en facilitar a todos los estudiantes de una clase, una serie concreta de situaciones de
las que emergen problemas, así como material común para discusiones en grupo.

Este método enseña a los estudiantes a razonar de la forma que lo hace un juez cuando va a
dictar una resolución y acude a los precedentes y procura determinar su ratio decidendi y su
aplicabilidad al caso en cuestión. El estudiante se ve sometido a este proceso, bajo la
dirección de un profesor. Pero no únicamente se le enseña a pensar el caso, como lo haría el
juez, sino que se le obliga a razonar como abogado, ya sea defendiendo al actor o al
demandado.
El presupuesto pedagógico del caso de métodos, es que los estudiantes aprenden mucho
mejor cuando participan activamente en el proceso de enseñanza, resolviendo problemas, que
cuando se limitan a ser meros receptores pasivos de las soluciones del profesor.

La discusión en la clase consiste en un intercambio de ideas, en las que el profesor debe


actuar de manera socrática, desplazando el peso de la investigación y la búsqueda del
resultado sobre el educando.

Los alumnos estudian los casos señalados para sus clases en los libros de casos (case books),
estos libros consisten en un conjunto de casos sistemáticamente ordenados que reproducen
las decisiones más importantes en un campo específico del derecho.

Los exámenes que se aplican, son escritos y consisten en someter al análisis de los
examinados casos hipotéticos para que sean resueltos.

No interesa tanto la respuesta que se dé al problema como la forma en que se ha razonado,


los argumentos invocados o la crítica realizada de las normas aplicables. En estos exámenes
no importa la memoria del alumno, sino determinar su grado de asimilación, su capacidad
para razonar y su entendimiento del fenómeno jurídico.

Al terminar sus estudios de derecho el estudiante recibe el título que le permite realizar el
examen de barra o colegio de abogados de su estado o de cualquier otro estado; si lo aprueba
puede ejercer la profesión en ese estado. La autorización para realizar el examen de la barra,
requiere el título de abogado de una escuela de derecho acreditada y en la mayoría de los
estados, que el solicitante sea residente del mismo; la ciudadanía norteamericana no es
requisito.

Con frecuencia, los exámenes son muy difíciles, sobre todo en los grandes estados como
California y Nueva York; además se exige un conocimiento muy profundo del derecho
del estado en cuestión. Esto completa la formación recibida en las escuelas donde el
estudiante cursó el derecho estadounidense.

Las barras de abogados tienen entre sus funciones cuidar la ética profesional y la
responsabilidad legal; un abogado que no actúa con responsabilidad y ética puede ser
expulsado de la barra. En 1974, con la renuncia del presidente Nixon debido al escándalo de
Watergate, hubo muchas expulsiones de abogados asesores del mandatario; esto trajo como
consecuencia una renovada preocupación por la educación adecuada en materia de ética
profesional de abogados.

PRINCIPALES UNIVERSIDADES PARA ESTUDIAR DERECHO EN USA.

1) Universidad de Pensilvania
2) Universidad de Nueva York
3) Universidad de Chicago
4) Universidad de Columbia
5) Universidad de Virginia
6) Universidad de Harvard
7) Universidad de Standford
8) Universidad de Northwestern
9) Universidad de Michigan
10) Universidad de California, Berkeley