Você está na página 1de 2

 Plan Hambre Cero (Gobernación de Miranda, Venezuela)

Programa integral e integrador, inspirado en el Programa Hambre Cero,


llevado a cabo por el gobierno de Brasil y, adaptado a las características y
circunstancias que, busca devolverle la esperanza y la vitalidad a las poblaciones
más pobres y necesitadas de nuestro estado. Combina, en su máxima expresión,
todas las fuerzas del cambio: Alimentación, Vivienda, Educación, Salud y Trabajo.

-Alimentación: entrega quincenal de los alimentos necesarios y


óptimos, establecidos por la Corporación de Salud del estado
Miranda.

-Vivienda: tramitación de Certificados por Vivienda Miranda para


mejorar las condiciones de las viviendas, en caso ser necesario.

-Salud: seguimiento nutricional y de salud a través de Salud Miranda.


Intervención médica en casos que lo ameriten.

-Trabajo: capacitación laboral a cargo de la Dirección de Desarrollo


Social; y ayuda para la inserción laboral por parte del Fondo Social
Miranda.

Gobierno regional mediante el Plan Hambre Cero buscó brindar asistencia


integral resolviendo problemas estructurales en la familia mirandinas en pobreza
extrema, que iba más allá de la alimentación. Con Hambre Cero se intentó
garantizar el acceso a la educación, servicios médicos, vivienda digna y empleo.
En este sentido Plan Hambre Cero logro la incorporación de mil 181 niños al
sistema escolar, quienes recibieron uniformes, bultos y útiles escolares; así mismo
se logró que Dos mil 254 familias hayan edificado sus viviendas gracias a los
Certificado Mirandinos de Materiales de Construcción sin deuda y más de 4 mil
adultos se han capacitado en oficios socios productivos. Lo cual produjo cierto
bienestar social para diversos sectores populares en ese momento.

De igual manera, la gobernación de Miranda dirigida por Enrique Capriles


(2008-2017) implementó otros planes de relativo éxito como es el caso de:
 El Plan Pronto Socorro.

Que consistían son establecimientos constituidos para atender emergencias


menores, en las que se pueda estabilizar al paciente y remitirlo al centro de salud
más cercano.

Cada uno estaba constituido por estructuras pre-fabricadas (Shelters) una


de triaje y una de pronto socorro, adecuadas para prestar una atención de calidad
dotados en su totalidad con tecnología diagnostica de última generación,
medicamentos e insumos con los que profesionales de la salud (médicos
especialistas, emergencistas, enfermeras) se disponían 24 horas los 365 días del
a/no, a para practicar los tratamientos adecuados a cada caso.

El de triaje funcionaba como recepción y diagnóstico de cada caso; y el de


pronto socorro es en el que se realizanban los tratamientos para estabilizar al
paciente para su posterior remisión al hospital más cercano si fuese el caso.

Los mismos estaban pensados para realizar un aproximado de 30


atenciones diariamente (840 mensuales, 10.080 anuales). Sin embargo se atendió
un aproximado de 3.500 a 4.000 consultas mensuales.

Lo que significó un medio importante para mitigar los riesgos que pudieron
sufrir las personas afectadas por diversas circunstancias relacionadas al ámbito de
la salud.

Por tanto a manera de conclusión, se puede considerar, que estas políticas


aplicadas en el estado Miranda, surtieron efecto positivo dentro del marco del
mercadeo social, ya que su difusión y promoción llego a amplios sectores sociales
de la región y su implementación se llevó acabo de modo efectivo.