Você está na página 1de 1

-El juego de las muecas

Esta actividad se realiza con los participantes sentados en semicírculo. En esta dinámica
más que en cualquier otra debe reinar el buen humor. Para vencer la inhibición propia de
los mayores a hacer según qué cosas, debe enfocarse el ejercicio como un juego donde
el monitor les invita a imitarle los gestos que él hace con la cara.
Así pues predicando con el ejemplo, les pedirá que repitan los siguientes movimientos:

Elevar las ceja durante tres segundos y volver a la posición normal, repitiendo cinco veces
y descansar.
Arrugar la frente tres segundos y relajarla. Repetirlo cinco veces y descansar
Hinchar los carrillos todo lo posible y mantenerlos tres segundos hinchados, soltar el aire
y repetirlo cinco veces. Descansar.
Emitir un silbido (aunque no suene) durante cinco segundos, descansar y repetirlo cinco
veces.
Arrugar la nariz, durante cinco segundos y descansar. Repetirlo cinco veces.
Abrir la boca al máximo, manteniéndola abierta tres segundos, descansar y repetirlo cinco
veces.
Mover la boca a la derecha durante tres segundos y después a la izquierda, tres
segundos más. Repetirlo cinco veces a cada lado y descansar.
Abrir al máximo los ojos durante tres segundos, luego cerrarlos fuerte tres segundos mas
y descansar.
Guiñar los ojos alternativamente, cinco veces con cada ojo.
Apretar los dientes durante cinco segundos, descansar y repetirlo cinco veces
Podemos repetir toda la sesión otra vez. Si queremos hacerlo más divertido, dividimos el
grupo en dos (Pares e impares) y de esta manera mientras unos hacen el ejercicio los
otros contemplan las muecas con regocijo.