Você está na página 1de 5

RECICLAJE

¿Qué podemos reciclar?


Podemos reciclar cualquier tipo de desechos como plástico, cartón, vidrio, papel y desechos
orgánicos.
I​MPORTANCIA DEL RECICLAJE
Reciclar es importante porque ayuda al medio ambiente de nuestro planeta, pues
en los últimos años nuestro planeta se ha estado contaminando por culpa
nuestra, que no somos conscientes del daño que estamos causándole a nuestro
planeta al no reciclar y ensuciar. Este daño no solo tiene consecuencias para
nuestro planeta, sino también para nosotros, pues a largo plazo esta
contaminación va a acabar con nuestra capa de ozono y vamos a quedar sin
protección en contra de los RAYOS UV o RAYOS SOLARES.Para evitar esto
debemos reciclar, colaborar con nuestro planeta, no contaminar las ciudades,
que son nuestro hábitat, también evitando contaminar los ríos y el agua ya que
esta es la fuente principal de nuestra vida, no talando los árboles, y clasificando
nuestros desechos en las diferentes canecas; Si nos damos cuenta, al reciclar el
papel estamos evitando que talen más árboles, y esto nos ayuda, pues los árboles
son los pulmones de nuestro planeta y ayudan a descontaminar el ambiente.Si
reciclamos el plástico, estamos ayudando a que las industrias no tengan que
producir más químicos que contaminen el aire y destruyan la capa de ozono, y si
apartamos los desechos orgánicos podemos evitar que estos dañan nuestras
plantas y causan enfermedades.Hay que reciclar para proteger el mundo y para
evitar que nos quedamos sin planeta; y si no queremos que nuestras futuras
generaciones sufran tenemos que reciclar para dejarle a nuestros hijos y nietos
un mundo lleno de vida y alegría.

5 razones por las que reciclar es importante


Para millones de personas, reciclar se ha convertido en un hábito, su práctica diaria
puede generar enormes beneficios para el planeta.
El Día Mundial del Reciclaje ​es una fecha pensada para que los seres humanos tomen
conciencia de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no
contribuir al cambio climático, y así proteger el medio ambiente.

¿Por qué se debe reciclar?

La Tierra tiene una cantidad limitada de recursos naturales y una capacidad para
acumular desechos y residuos por lo que al reciclar se está minimizando el efecto de la
contaminación al planeta y se avanza en el desarrollo de prácticas sustentables para las
generaciones futuras.

Para millones de personas reciclar se ha convertido en un hábito, su práctica diaria puede


generar enormes beneficios para el planeta.

Pequeñas acciones como el uso de dos o hasta tres veces un mismo producto en
especial cuando están elaborados a base de plástico, vidrio y otros materiales no
biodegradables.

El reciclaje de ciertos productos llevaría a la disminución de la explotación de los recursos


naturales, el reuso de productos también se refleja en un menor consumo de energía por
parte de las empresas.

Al organizar y reusar los desechos sólidos se generarían menos residuos y, por tanto, se
producirán menos gases contaminantes.
El reciclar contribuiría a la reducción de gases de efecto invernadero. ​Los
expertos en esta materia afirman que si el reciclaje de productos fuese adoptado por gran
parte de la población mundial, la reducción de los gases de efecto invernadero sería
similar a la que supondría la eliminación de 2 millones de carros.
Organizaciones y grupos ambientalistas han señalado que los beneficios de reciclar los
desechos representa beneficios ambientales, sociales y económicos.

Te contamos cómo reciclar la basura orgánica, el metal, el papel, el


plástico, el vidrio y los tetrabricks, ¡todo es cuestión de empezar! Para
que nuestra vivienda sea sostenible y respetuosa con el medio
ambiente, es nuestra obligación utilizar la energía de manera eficiente
puesto que es un bien preciado. Para lograrlo, el reciclaje es necesario.

Destacamos que nuestro concepto de ​Vivienda salu​dable se basa en


cuatro pilares fundamentales: ​Salud​, ​Confort​, ​Seguridad y
Sostenibilidad​. Para que nuestra vivienda sea sostenible y respetuosa
con el medio ambiente, es nuestra obligación utilizar la energía de
manera eficiente puesto que es un bien preciado. Para lograrlo, el
reciclaje es necesario. Pero, ¿cómo separo mi basura para reciclar?

Cómo separar la basura


Principalmente la basura la podemos dividir en Orgánica e Inorgánica. La Orgánica es aquella
que se descompone y proviene de un ser vivo.

Basura orgánica

La basura orgánica son restos de comida y cualquier desecho de plantas o animales. ¿Sabías
que al menos el 40% de los desechos que echas al cubo de la basura a diario es materia
orgánica? La basura orgánica es biodegradable y se puede utilizar como abono orgánico. La
forma más conocida de ​reciclar la basura orgánica​ es mediante compost.

Metal

Latas de conserva y otro tipo de metales constituyen un recurso no renovable. Este tipo de
materiales tienen una recuperación muy rentable. Por ejemplo, con la energía necesaria para
fabricar una lata de refresco, se podría tener una televisión encendida durante dos horas.
Puedes reciclar el metal en puntos de reciclaje de tu ciudad.

Papel y cartón

Debemos reciclar cuadernos viejos y todo el papel que podamos. Del mismo modo, debemos
utilizar el papel que ya esté reciclado, de esta manera evitaremos talas excesivas.

Plástico

Imprescindible la recuperación del plástico ya que es un material no biodegradable. Jamás


debemos tirarlo fuera de su circuito de reciclaje.
Vidrio

Lo mejor es depositar las botellas o botes de vidrio en los contenedores habilitados para tal uso
en las ciudades. De esta forma se logra cerrar el círculo y producir una botella de la que se tira.

Pilas y baterías

Por último, hacer una mención especial a los materiales contaminantes como las pilas y los
fluorescentes.

Contenedores de reciclaje
Una vez separada correctamente la basura, hay que saber en qué contenedor echar cada cosa.
En los contenedores verdes ​tomaríamos los materiales hechos con vidrio, como botellas, botes
de perfume o frascos de conservas. A los contenedores azules irían el papel y el cartón,
teniendo mucho cuidado de no meter aquí los tetrabriks, lo que suele ser un error muy común.
En los contenedores amarillos, en cambio, sí que debemos echar los briks, así como envases
metálicos, envases de plástico y bolsas y envoltorios de plástico y aluminio.