Você está na página 1de 4

MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA

PAVIMENTOS DE ADOQUINES DE HORMIGON


1- MANTENIMIENTO

Cuando los pavimentos de adoquines de hormigón han sido construidos


con adoquines de alta calidad y han sido instalados respetando prácticas
de construcción adecuadas, el mantenimiento se limita a reponer
periódicamente la arena de emporado.

La arena de emporado se pierde con el uso. Los efectos del tráfico,


combinados a la lluvia y al viento, hacen que la arena de emporado se
pierda al penetrar a la cama de soporte o al levantarse a la superficie.

La periodicidad con la que se debe reponer la arena de emporado


dependerá del diseño del adoquín, de la inclinación de la superficie
pavimentada, de la intensidad del tráfico y del clima. Se recomienda que
anualmente se haga una inspección del pavimento de adoquines de
hormigón para determinar la necesidad de reponer o no la arena de
emporado.

Al realizar la referida inspección, se recomienda determinar los adoquines


que merecen ser cambiados por razones de rotura, desgaste o
despostillado. Antes de proceder con el emporado de mantenimiento, los
adoquines dañados deben ser reemplazados.

2- LIMPIEZA

Los pavimentos de adoquines de hormigón, al igual que cualquier otro


tipo de pavimento, están expuestos a la suciedad y a manchas.

Se deben identificar el tipo de manchas que existen sobre el pavimento


para definir el producto y proceso a seguir. Ciertos productos de limpieza
pueden afectar a la vegetación circundante, por lo que se recomienda
usarlos tomando las precauciones del caso.

1
Para conseguir los mejores resultados se recomienda el uso de
limpiadores y selladores específicos para pavimentos de hormigón.

Asfalto y emulsiones asfálticas.


Enfriar con hielo (si está caliente), raspar y frotar la superficie con polvos
abrasivos. Finalmente, aclarar con agua.
Goma de mascar (chicle).
Raspar el exceso y frotar con un emplasto de alcohol desnaturalizado.
Aclarar con agua caliente y detergente.
Manchas de arcilla.
Raspar el material seco, frotar y aclarar con agua caliente y detergente.
Creosota.
Aplicar un emplasto con disolvente y talco. Frotar y dejar secar. Raspar,
frotar con polvos quitamanchas y aclarar con agua.
Hojas, madera podrida o manchas de tabaco.
Aplicar blanqueadores caseros y frotar con cepillos rígidos de cerdas.
Mortero y hormigón.
Los residuos de mortero u hormigón endurecidos se quitan con una
paleta, espátula o escoplo. La mancha de la lechada de cemento no es
posible de eliminar.
Humo.
Frotar con una mezcla de talco y blanqueador diluido con agua en una
relación 1:5. Aclarar con agua.
Aceite o grasa.
Secar el exceso de grasa con trapos. Cubrir el área con aceite absorbente.
Se pueden usar talco, tierra de batán o diatomita. Dejarlo sobre la mancha
por un día y después barrer.
Pintura.
La pintura fresca deberá ser secada inmediatamente con trapos o toallas
de papel secante. De no proceder así, podría esparcirse la pintura
aumentando el trabajo de limpieza. Si la pintura es látex y al agua, es
preciso remojar y entonces frotar el área con agua caliente, polvos
quitamanchas y cepillo de cerdas hasta que no se vean más progresos. El
resto de la pintura se dejará secar y se limpiará como se indica a
continuación.
Pintura seca.
Raspar cualquier exceso de pintura de la superficie. Aplicar un disolvente
comercial y dejar actuar durante 20-30 minutos. Ablandar con un frotado
suave. Repetir cuanto sea necesario.

2
Huellas de neumáticos.
Frotar el área manchada con agua, detergente y polvos quitamanchas.
Sangre, caramelo, manchas de grasa de comida.
Para manchas firmes, aplicar detergente líquido con fuerza y dejar actuar
durante 20-30 minutos. Frotar y aclarar con agua caliente. La limpieza es
más fácil si estas manchas son tratadas inmediatamente.

Una vez que las manchas existentes han sido eliminadas, se procederá a
realizar una limpieza total. Para ello, se protegerá la vegetación adyacente
al pavimento, y se inspeccionará el área en busca de cualquier unidad
rota, la cual será remplazada.

El objetivo de la limpieza total es quitar la suciedad acumulada. Para


llevarla a cabo es recomendable la contratación de compañías
profesionales de limpieza, experimentadas en el uso de los limpiadores y
de los equipos de limpieza necesarios. Ellas son las que consiguen los más
altos niveles de resultados en la menor cantidad de tiempo.

3- SELLADO

La aplicación de un sellador sigue a la limpieza de las manchas y a la


limpieza total. Los selladores son usados por razones estéticas y
funcionales, ya que proporcionan una considerable mejora al intensificar
los colores del pavimento y a sellar las porosidades. Algunos selladores
proporcionarán al pavimento una apariencia brillante, otros darán lugar a
que el pavimento presente un aspecto 'húmedo', otros proporcionarán
algún aumento de color. Los selladores ofrecen muchas ventajas
funcionales. Así, protegen al pavimento de la penetración de las manchas,
lo cual resulta muy útil en los alrededores de contenedores de basura y
restaurantes de comida rápida, entre otros.

También, ayudan a mantener la arena en las juntas, en el caso de que


existan flujos de agua a alta velocidad.

Donde algunos tipos de disolventes pueden ser derramados, se han usado


uretanos elastómeros y ciertos selladores al agua, lo que previene su
penetración. Así mismo, los selladores especiales de uretano han sido
utilizados para estabilizar la arena de las juntas en áreas sometidas a gases
de propulsión como son los aeropuertos comerciales y militares.

3
Los diferentes tipos de selladores vienen reflejados en la tabla siguiente:
TIPO USO ACABADO INTENSIFICA ESTABILIZA RESISTE PUEDE SER FACIL DE COSTO
COLOR ARENA RADIACIONES RECUBIERTO REMOVER
SELLADO UV
Silane (1) LISO (4) NO SI SI (6) ALTO
Siloxane (1) LISO (4) NO SI SI (7) ALTO
Acrílico (2) BRILLO SI SI SI SI (7) MEDIO
Uretano (3) BRILLO SI SI (5) NO (8) ALTO
Notas: (1) Todo tipo de pavimentos, salvo estaciones de servicio y aeropuertos
(2) Todo tipo de pavimentos, salvo estaciones de servicio y aeropuertos y pavimentos expuestos a sales y cloruros
(3) Todo tipo de pavimentos
(4) Al inicio, luego disminuye
(5) Depende de la marca
(6) Moderadamente fácil
(7) Difícil de remover
(8) Muy difícil de remover

En cualquier caso, se debe consultar con el fabricante o suministrador del


producto, para garantizar buenos resultados. Los selladores no
recomendados para usarlos en pavimentos de adoquines de hormigón son
los álcalis, ésteres y acetatos de polivinilos.

Los selladores normalmente requieren ser aplicados nuevamente tras un


período de uso. El periodo tras el cual es preciso volver a aplicar el
sellador dependerá del uso, del clima y de la calidad del sellador.

HORMIPISOS