Você está na página 1de 7

PRIMERA ETAPA – FORMULACIÓN

Pensar en el futuro y planear estratégicamente otorga a la organización más posibilidades de


sobrevivir, que si actúa sólo en función del corto plazo. Este propósito requiere iniciar el
proceso estratégico con una fase de formulación en la que se enuncie el conjunto de cuatro
componentes fundamentales:

• Visión • Misión • Valores • Código de ética


LA VISIÓN

La visión de una organización es la definición deseada de su futuro, responde a la pregunta

¿Qué queremos llegar a ser?

Implica un enfoque de largo plazo basado en una precisa evaluación de la situación actual y
futura de la industria, así como del estado actual y futuro de la organización bajo análisis.
Generar una visión implica entender la naturaleza del negocio en el que está la organización,
fijar un futuro retador para sí misma y tener la capacidad de difundirla, para que sirva de guía y
motivación de los empleados en la búsqueda del establecimiento de la visión de la
organización, el primer paso consiste en diferenciar aquello que no debería cambiar de aquello
susceptible de ser modificado. En este contexto, una visión bien definida se compone de dos
partes (Collings & Porras, 1994):

1. La ideología central que define el carácter duradero de una organización. Es la fuente que
sirve de guía e inspiración, que perdura y motiva a no cesar en el cambio y progreso, y
complementa la visión de futuro. La ideología central está conformada por un propósito
central y por los valores centrales que constituyen las bases fundamentales y duraderas de la
organización, cuya determinación es independiente del entorno actual y de los requerimientos
competitivos o modas de gestión.

2. La visión de futuro, la cual no se crea sino que se descubre mirando al interior de la


organización y sus posibilidades. Una visión, además, debe cumplir con las siguientes siete
características:

1. Simple, clara, y comprensible.

2. Ambiciosa, convincente, y realista.

3. Definida en un horizonte de tiempo que permita los cambios.

4. Proyectada a un alcance geográfico.

5. Conocida por todos.

6. Expresada de tal manera que permita crear un sentido de urgencia.

7. Una idea clara desarrollada de adónde desea ir la organización.

Lo anterior hace un total de nueve aspectos a considerar en el establecimiento de la visión. La


organización afianzará su visión si se cumplen cuatro condiciones:

1. Se genera su correcta comprensión y comunicación.

2. Se promueve su rol de impulsor del proceso estratégico.

3. Se cuenta con un líder comprometido con personalidad, creencias, y valores, que promueva
su cumplimiento.

4. Se cuenta con una cultura organizacional facilitadora.


LA MISIÓN

Peter Drucker advierte algo sobre lo cual se debe meditar: “El que a la misión empresarial rara
vez se le dé la adecuada atención, tal vez sea la única y principal causa del fracaso
empresarial”. La misión es el impulsor de la organización hacia la situación futura deseada. Es
el catalizador que permite que esta trayectoria de cambio sea alcanzada por la organización. La
misión responde a la interrogante: ¿Cuál es nuestro negocio? Y es lo que debe hacer bien la
organización para tener éxito.

La misión estratégica es la aplicación y puesta en práctica del intento estratégico y, en re-


sumen, debe especificar los mercados y los productos con que la organización piensa servirlos,
apalancando eficientemente sus recursos, capacidades, y competencias. Una buena
declaración de la misión debe hacer concordar las áreas de interés, servir de límite entre lo
que se debe y no debe hacer, servir de faro conductor en las decisiones que pueda tomar la
gerencia y proveer una guía práctica para ayudar a la gerencia a administrar.

Una misión debe poseer las siguientes características fundamentales:

• Definir lo que es la organización.

• Definir cómo aspira servir a la comunidad vinculada.

• Ser lo suficientemente amplia para permitir el crecimiento creativo.

• Diferenciar a la organización de todas las demás.

• Servir de marco para evaluar las actividades en curso.

• Ser expresada con claridad para ser entendida por todos.

• Generar credibilidad de la organización en aquellos que la lean.

Una buena misión debe ser:

• Amplia en alcance para permitir la creatividad de sus gerentes.

• Clara en definir qué es la organización y qué aspira ser.

• Generadora de la impresión que la organización goza de éxito, tiene rumbo, y es merecedora


de apoyo e inversión.

• Lo suficientemente limitada para excluir algunas iniciativas riesgosas, pero flexible para
permitir un trabajo creativo.

• Contundente para distinguir a la organización del resto.

• Un marco para evaluar actividades actuales y futuras.

• Enunciada en términos suficientemente claros para que pueda ser entendida ampliamente
en toda la organización.

• Proveedora de criterios para ayudar a la selección de estrategias.


EJEMPLOS DE VISIÓN Y MISIÓN

Las siguientes visiones y misiones se establecieron para las organizaciones que se indican:

EMPRESA PESQUERA:

Visión:

“Lograr en los próximos 10 años pertenecer al grupo de las 10 primeras compañías pesqueras
peruanas productoras de harina y aceite de pescado, y a través de ello coadyuvar a que el Perú
continúe ocupando su posición de liderazgo mundial como productor de harina y aceite de
pescado”.

Misión:

“Extracción de productos hidrobiológicos, su transformación en harina y aceite de pescado y su


ulterior comercialización, con los más altos estándares de calidad, que prestigien a la empresa,
que haga sentirse profesionalmente realizados a sus trabajadores y satisfagan a plenitud las
expectativas de los clientes, tanto a nivel nacional como a nivel internacional”.

EMPRESA DE GENERACIÓN ELÉCTRICA

Visión:

“Al cabo de 5 años llegar a ser una empresa competitiva en el sub-sector eléctrico peruano y
países fronterizos, destacando en rentabilidad y en los estándares de calidad de la energía
eléctrica que proveemos, promoviendo el aprovechamiento del potencial energético de la
cuenca del río aledaño y de otras fuentes de energía, basándonos en una permanente
innovación, desarrollo de nuestro personal, respecto al medio ambiente y con proyección
social”.

Misión:

“Generar energía eléctrica confiable y de calidad, para el sistema interconectado nacional y


países limítrofes, con tecnología de punta, para los diferentes mercados del sistema
interconectado nacional y países fronterizos; con niveles de rentabilidad por encima del
promedio del mercado, contribuyendo con el desarrollo regional y nacional, sustentado en
nuestros valores de las empresas, una organización eficiente e innovadora basada en un
proceso de mejora continua y el valioso aporte de sus trabajadores”.
LOS VALORES

Los valores de una organización pueden ser considerados como las políticas directrices más
importantes: norman, encausan el desempeño de sus funcionarios, y constituyen el patrón de
actuación que guía el proceso de toma de decisiones. Los valores establecen la filosofía de la
organización al representar claramente sus creencias, actitudes, tradiciones, y su Personalidad.

Los valores son indispensables para:

1. Moldear los objetivos y propósitos.

2. Producir las políticas.

3. Definir las intenciones estratégicas.

Organizaciones exitosas en el ámbito global han definido con precisión los valores y principios
que han normado el comportamiento de su organización en el ámbito mundial.

Los principales valores en una organización son la moral y la ética.

La moral es entendida como:

• Lo bueno en carácter o conducta.

• Lo virtuoso, según estándares civilizados de lo correcto e incorrecto.

• La capacidad de entender lo correcto e incorrecto.

• Lo bueno y lo correcto, según las reglas acostumbradas y los estándares aceptados por la
sociedad.

La ética puede ser definida, en sentido estricto, como:

• Reglas o principios morales del comportamiento para decidir qué es lo correcto o incorrecto.

• Creencias que influyen en el comportamiento y actitud de las personas.

• Estudio de los estándares de lo correcto e incorrecto.


CÓDIGO DE ÉTICA

Cada organización tiene la responsabilidad de crear un ambiente que fomente la correcta


toma de decisiones mediante la institucionalización de la ética. Esto implica aplicar e integrar
los conceptos éticos a las acciones diarias. Para ello, cada organización debe redactar un
código de ética, donde establezca un sistema de principios acordados de la buena conducta y
del buen vivir, que norme el accionar de sus empleados y sea una forma de mostrar a los
constituyentes y comunidad vinculada que se cuenta con un patrón de accionar claro y
conocido por todos.

El código de ética es donde se afirman los valores de la organización, donde se establece el


consenso mínimo sobre lo ético, y donde se enfatizan los principios de la organización. El
código de ética debe establecer las conductas deseadas y las conductas indeseadas, debe
explicitar los deberes y derechos.

Por lo general, el código de ética es resaltado cuando se producen escándalos en las


organizaciones. Sin embargo, el código de ética tiene que ser más que una tabla para juzgar lo
malo, tiene que ser el referente para la actuación de todos los miembros de la organización. El
desafío más grande del código de ética es delimitar las formas que la propia empresa utilizará
para alcanzar sus objetivos, al permitir la administración de los conflictos éticos y servir de guía
cuando aparecen procesos decisorios donde no hay consenso ético.

El código de ética genera el clima ético de la organización, es una herramienta empresarial


imprescindible para la creación de una cultura organizacional sólida, requisito indispensable
para una ejecución estratégica exitosa. Sin embargo, la simple exposición de un código de ética
no es suficiente, se requiere de mecanismos que garanticen su comunicación a todos los
miembros de la organización, se verifique su cumplimiento, así como una constante revisión y
actualización.

EJEMPLOS DE VALORES Y CÓDIGOS DE ÉTICA

Los siguientes valores y códigos de ética se establecieron para las organizaciones que se
indican.

EMPRESA PESQUERA

Valores:

• Importancia de los trabajadores.

• Dar valor a sus clientes.

• Apoyo a la comunidad y apoyo al medio ambiente.

• Constante innovación.

• Búsqueda de la excelencia.
Código de ética:

Nos comprometemos con nuestros consumidores y colaboradores:

• A ser una empresa honesta y con personal comprometido.

• A tener productos de óptima calidad mediante la innovación continua, para ser más
competitivos y eficientes.

• A contar con un excelente equipo humano a quienes apoyamos e incentivamos cons-


tantemente en pro de la excelencia de nuestro servicio y de su superación personal.

EMPRESA DE GENERACIÓN ELÉCTRICA

Valores:

• Honestidad, lealtad, orden, puntualidad, confianza, amistad, y ética profesional de su


personal.

• Iniciativa, innovación, creatividad, y compromiso con la empresa en la búsqueda de la mejora


continua.

• Responsabilidad social, respeto a los demás, y al medio ambiente.

• Búsqueda de la satisfacción del cliente interno y externo a través de la calidad del servicio.

• Compromiso con la seguridad del trabajador y reconocimiento de su labor.

• Vocación de liderazgo.

Código de ética

• Mantener relaciones honestas, constructivas e idóneas con sus accionistas, trabajado-res,


proveedores, clientes, competidores, autoridades, y sociedad en general.

• Establecer como regla de juego, en todos sus procesos y relaciones, la responsabilidad por
las consecuencias que se derivan de sus decisiones de la empresa.

• Reconocer y cumplir con la responsabilidad social que tiene con sus trabajadores, con la
sociedad y las comunidades en las cuales realiza su gestión empresarial.

• Compromiso con el cumplimiento de su objeto social, brindando igualdad de oportunidades


a sus trabajadores, contratistas, clientes, proveedores, competidores, y personas en general,
independientemente de su raza, religión, sexo, estado civil, edad, nacionalidad, condición
social, e ideología política.

• Privilegiar las relaciones con empresas, entidades, y organizaciones que en su gestión sean
socialmente responsables y estén fundamentadas en el respeto de la dignidad humana y en la
prevalencia del interés común.