Você está na página 1de 2

La biotecnología es una de las ciencias más importantes en la actualidad, pues ha dado lugar a

importantes avances en todas las áreas científicas, un ejemplo de esto lo vemos reflejado en la
industria alimentaria, específicamente en el desarrollo de alimentos transgénicos. Según la Real
Academia Española, la palabra transgénico se entiende de los organismos vivos que “han sido
modificados mediante la adición de genes exógenos para lograr nuevas propiedades.” (RAE, 2011).
Por lo que los alimentos transgénicos se pueden entender como aquellos que han sido
modificados genéticamente para mejorar sus características.

A pesar de que los beneficios que puedan llegar a tener estos alimentos, aún existen interrogantes
en la mayoría de los sectores de la población sobre si es seguro el consumo de estos alimentos, o
si pueden causar daños a la salud. Son muy pocos los estudios realizados para aclarar estas dudas,
y algunos de ellos han arrojado resultados diferentes unos de otros.

Entre los estudios más significativos sobre el efecto de los alimentos transgénicos en la salud está
el realizado por Fares y Sayed (Fares NH, El-Sayed AK, 1998) quienes estudiaron el consumo de
papas con gen de una bacteria que le confería resistencia a herbicidas. Se encontraron escasos
cambios en la estructura del íleon de ratas, en comparación con los animales alimentados con
papas no modificadas.

El estudio de Brake y Vlachos (Brake J, Vlachos D, 1998) no encontró diferencias significativas en


los índices de supervivencia ni en los incrementos y porcentajes de peso en pollos alimentados con
maíz transgénico en relación a los controles. El estudio de Tutel´ian (Tutel'ian VA, 1999), en ratas
alimentadas con soya modificada, encontró una modificación de la función de membrana y la
actividad enzimática de los hepatocitos.

Los alimentos transgénicos pueden ser la clave para terminar con el hambre en el mundo, pues
aparentemente no ha sido comprobado que puedan causar daños a la salud. Sin embargo, la falta
de suficientes evidencias no debe interpretarse como ausencia de riesgo; y la única manera para
garantizar la seguridad en su consumo sería la realización demás estudios a estos alimentos y el
seguimiento continuo sobre sus efectos.

La introducción de mi ensayo es de tipo síntesis, pues en ella se aborda de manera general el tema
del que se hablará, y también se tocan rápidamente las definiciones más importantes del ensayo,
dando más contexto para su lectura. La pude identificar gracias a las definiciones y explicaciones
que son básicas en el tema a desarrollar.

La conclusión pertenece a una de tipo propósito, pues en ella no se hablan de los temas que se
explicaron en el ensayo, sino que más bien aborda la situación actual en que nos encontramos
respecto al tema, y una posible solución al problema, dando así la pauta para profundizar más en
el tema y dar con una solución total. La conclusión fue fácilmente identificable debido a que
contiene comentarios sobre mi actitud respecto al tema y relación con cosas antes no
mencionadas.

La introducción la cambiaría por una tipo interrogante, pues para este tema lo más adecuado sería
plantear un problema que se resolverá durante el desarrollo, y abordar el tema directamente,
intentando dejar clara la idea principal.
La conclusión no la cambiaría, ya que considero correcto plantear la posibilidad de más
profundización en el tema y dar con la solución adecuada, pues sintetizar todos los datos sería
algo repetitivo para el lector en este tema.