Você está na página 1de 10

RIEGO POR GRAVEDAD

La característica principal
del riego por gravedad es
la forma de distribuir el
agua en el suelo.

Al avanzar el agua sobre la


superficie del suelo se
produce simultáneamente la
distribución del agua en la
parcela y la infiltración de la
misma en el perfil del suelo.
VENTAJAS

Costo de inversión bajo.

Fácil mantenimiento.

No tiene influencia en la aplicación de


pesticidas.

Puede regarse en horas de fuerte viento.

No crea ambientes para la propagación


de enfermedades fungosas.

LIMITACIONES

Se requiere más agua por unidad de


superficie cultivada.
Hay peligro de acumulación de agua en el
sub suelo, causando problemas de drenaje
y salinidad.
La eficiencia de riego es baja comparando
con otros métodos de riego.

Se requiere que la parcela esté nivelada.

Requerimientos elevados de mano de obra.


ACONDICIONAMIENTO
DEL TERRENO

 Consiste en ejecutar las operaciones de


campo necesarias para proporcionar un
ambiente apropiad para la óptima
germinación de la semilla y el buen
desarrollo del cultivo.


¿QUÉ CONDICIONES DEBES TOMAR EN
CUENTA?
• Las características del suelo (el grado
de pendiente, la pedregosidad, la
profundidad útil del suelo, la textura,
presencia de agua subterránea o de
sales).
• Los implementos de labranza que
están a tu alcance (equipos o
animales).
• Las características del cultivo.
El acondicionamiento
del suelo implica seis
prácticas esenciales.

LABRANZA DEL SUELO.

• CONSERVACIÓN DE LA MATERIA ORGÁNICA.

•APORTACIÓN DE NUTRIENTES.

• CONTAMINACIÓN DEL SUELO.

• RESIDUOS DE PESTICIDAS.

• AJUSTE DE LA ACIDEZ DEL SUELO.

• CONTROL MECÁNICO DE LA EROSIÓN.


LABRANZA DEL SUELO

Tradicionalmente esta preparación se realiza


empleando un arado, que penetra en el suelo y
voltea la tierra, arrancando o eliminando las malas
hierbas que crecen en el terreno, removiendo y
aflojando las capas superficiales del suelo.

Objetivos de la labranza

• Controlar malezas y plagas

• Incorporar residuos vegetales

• Mejorar condiciones físicas,


químicas y biológicas

• Manejar el movimiento del


agua en el suelo

• Controlar la erosión
CONSERVACIÓN DE LA
MATERIA ORGÁNICA

Materia orgánica es un elemento importante para


mantener el suelo en buenas condiciones físicas
contiene la reserva integra de nitrógeno de este, así
como las cantidades significativas de otros
nutrientes, como fosforo y azufre.

La productividad del suelo se


ve claramente afectada por el
equilibrio de materia orgánica
del suelo.

Dado que la mayor parte de los vegetales


cultivados se recogen en vez de dejar que
se descompongan, la materia orgánica
que normalmente revertiría al suelo tras
la descomposición de las plantas se
pierde. Para compensar esta pérdida se
emplean varios métodos estandarizados.
Los dos más importantes son la rotación
de cultivos y el empleo de abonos.
APORTACIÓN DE
NUTRIENTES

Los nutrientes más necesarios para un correcto crecimiento


de las plantas son el nitrógeno, el potasio, el fósforo, el
hierro, el calcio, el azufre y el magnesio, todos los cuales
están presentes en la mayoría de los suelos en cantidades
variables.
El enriquecimiento del suelo con fertilizantes artificiales y
por medio de tratamientos que aceleran la descomposición
de compuestos complejos incrementa la disponibilidad de
minerales utilizables en el suelo.

CONTAMINACIÓN DEL
SUELO

Se define como la acumulación en éste de


compuestos tóxicos persistentes, productos
químicos, sales, materiales radiactivos o agentes
patógenos, que tienen efectos adversos en el
desarrollo de las plantas y la salud de los
animales.
RESIDUOS DE
PESTICIDAS

La efectividad de un pesticida, así como los


riesgos que representan sus residuos dañinos,
dependen en gran medida del tiempo que éste
perdura en el suelo.

AJUSTE DE LA ACIDEZ
DEL SUELO

El mantenimiento de una acidez específica es


importante en el acondicionamiento del suelo
con el fin de controlar la adaptación de los
diversos cultivos y de la vegetación nativa a
diferentes suelos.
CONTROL MECÁNICO
DE LA EROSIÓN

La pérdida mecánica de la capa fértil del suelo es


uno de los problemas más graves de la
agricultura. Esta pérdida se debe casi siempre a
la erosión producida por la acción del agua y el
viento sobre la superficie.