Você está na página 1de 5

INTRODUCCION

Los aforadores se utilizan ampliamente debido a sus ventajas: se construyen para satisfacer
una necesidad particular; son dispositivos de medición "normalizados", es decir, que se
fabrican e instalan de acuerdo con las especificaciones y no necesitan calibración, y la
medición se puede tomar directamente de las tablas publicadas.

Es preferible que los aforadores funcionen con descarga libre; algunos tipos pueden funcionar
de manera satisfactoria en situación en parte sumergida, es decir, cuando las aguas descansan
en el aforador y crean cierta restricción de la corriente.

En la explotación de un sistema de riego es importante poder medir con exactitud el caudal en


las derivaciones y en las tomas del canal de modo que el agua disponible pueda suministrarse
a las zonas que verdaderamente la necesitan y evitar su distribución incorrecta. La mayoría de
las obras de medición o de regulación de caudales constan de un tramo convergente en donde
el agua, que llega en régimen subcritico, se acelera y conduce hacia una contracción o
garganta, en la que alcanza una velocidad supercritica, a partir de la cual esta velocidad se va
reduciendo gradualmente, hasta llegar, de nuevo, aun régimen subcritico, en el que se
recupera la energía potencial.
SELECCIÓN DEL TAMAÑO MÁS ADECUADO E INSTALACIÓN DEL AFORADOR PARSHALL.

El tamaño es designado por el ancho de la garganta (W), antes del diseño del Parshall,
debe ser seleccionado la sección transversal de canal, el rango de descargas a ser
medido, la pérdida de carga admisible a través del canal, y la profundidad normal del
flujo en canal deben ser conocidos.

La fuerte velocidad que se produce a la salida, obliga instalar un medidor de tamaño


mayor que el mínimo necesario y con el objeto de evitar erosionar aguas abajo de la
estructura, se tiene que colocar un revestimiento que eleva el costo de instalación y es
necesario por lo tanto optar por un tamaño un poco mayor, lo que también reduce la
longitud de las paredes laterales o aleros cuando éstos se hacen necesarios.

Usualmente el tamaño del medidor varía de 1/3 a 1/2 del ancho del canal cuando se trata
de canales rectangulares pequeños, y de 2/3 aproximadamente cuando se trata de
canales trapezoidales

El buen funcionamiento de la estructura no sólo depende de un tamaño adecuado sino


también de una correcta instalación, para ello es necesario conocer la pérdida de carga
que origina la estructura para adoptar la adecuada elevación de la cresta sobre el fondo
del canal.

Cuando el tamaño del medidor se disminuye, se reduce la elevación de la cresta sobre la


plantilla del canal y a mayor gasto corresponde mayor grado de sumersión, así que se
deberá tener en cuenta que para un correcto funcionamiento del medidor, no debe
hacerse trabajar con un grado de sumersión mayor que 0.95 y de ser posible se
procurará que trabaje siempre con descarga libre.

El índice de sumergencia (S) se obtiene como:

S = hb / ha

Si S > 0,95 no sirve.

Si S < 0,95 son datos confiables.

Algunas características importantes de este aforador son:

1. El Parshall tiene diseños especiales tanto para la garganta como para las secciones de
entrada y de salida.

2. Los diseños originales se hicieron en unidades del sistema inglés (pies y pulgadas).

3. El aforador está diseñado para medir caudales de 0.01 a 3000 pies cúbicos por
segundo (0.006 a 85 m3/s).

4. La pérdida de carga en un vertedero bajo condiciones de flujo libre es


aproximadamente cuatro veces la pérdida en un medidor Parshall, en las mismas
condiciones.
5. Normalmente se selecciona e instala el aforador para obtener condiciones de flujo
libre.

6. El tamaño del aforador se selecciona de los diferentes diseños estándar, basándose en


la anchura de la garganta, W, en las dimensiones del canal y el caudal máximo a aforar.

7. En términos generales, el ancho de la garganta, W, de un aforador Parshall debe ser


entre un tercio y la mitad del ancho de la superficie del agua en el canal para el caudal
máximo

Se pueden usar las Eqs. (1) o (2) para determinar el caudal en m3/s

St es la sumergencia de transición; el valor se incrementa en aforadores grandes, hasta


un máximo de 0.80.

Si se usa un aforador de este tipo que no tenga las dimensiones estándar, será necesaria
su calibración en el laboratorio o en el campo
PROCESO PARA LA INSTALACIÓN DE UN PARSHALL, PARA ASEGURAR EL
FLUJO LIBRE.

1. Determine el caudal máximo que se desea aforar, si se tienen condiciones de flujo


libre a este caudal, también habrá un régimen de flujo libre para caudales menores (a
menos que haya alguna estructura ajustable aguas abajo, complicando las condiciones).

2. Determinar las características geométricas y hidráulicas del canal, tales como base,
talud, borde libre, tirante para el caudal máximo, altura total del canal, etc.

3. Seleccione un tamaño estándar y calcule ha utilizado la ecuación para flujo libre y


para el caudal máximo de diseño.

4. Coloque la plantilla del aforador a una elevación que no exceda St multiplicada por
ha, por debajo de la elevación que corresponde al tirante máximo (es decir, por debajo
de la elevación del espejo de agua).

 En general, la plantilla del aforador debe estar colocado lo más alto posible sin
disminuir el bordo libre aguas arriba.
 El tirante aguas abajo del aforador no estará afectado por la instalación del
aforador
Ejemplo: Se ha seleccionado un aforador Parshall de tamaño estándar con W = 0.61 m,
caudal máximo de 0.75 m3/s; del cuadro Nº 02 se obtiene para este aforador los
siguientes datos:

La sumergencia de transición, St, para este aforador es 66%. m=1.429 n=1.55

Para condiciones de flujo libre: aplicando la ecuación Nº 01 se obtiene:

ha = 0.660 m.

Con la sumergencia de transición igual a 0.66, el tirante máximo, aguas abajo del
aforador, con respecto a la plantilla del aforador es:

Este cálculo es para el caudal máximo; si el tirante aguas abajo es mayor de 0.436, para
el caudal de 0.75 m3/s, habrá condiciones de flujo sumergido.

Entonces, la plantilla del aforador no debe ser más de 0.436 m por debajo de la
elevación de la superficie del agua para condiciones de flujo uniforme (sin el aforador).
Esta es la elevación mínima para tener flujo libre hasta el caudal máximo de diseño.

Si existen condiciones de flujo uniforme aguas abajo, se puede aplicar la ecuación de


Manning (o bien, la Chezy) para determinar el tirante correspondiente al caudal
máximo, luego restar 0.436 m para determinar la altura de la plantilla del aforador sobre
la plantilla del canal mismo.

Si existe un remanso aguas abajo, debido a una compuerta u otro tipo de estructura, se
tendrá que calcular el remanso para determinar el tirante aguas abajo, correspondiente al
caudal máximo.Otra opción es de simplemente medir el tirante aguas abajo, en el
campo, para el caudal máximo.

La pérdida de carga para el caudal máximo sería aproximadamente igual a la diferencia


entre 0.660 y 0.436 m, es decir, 0.224 m.

Se podría elevar aún más la plantilla del aforador. Sigue siendo flujo libre hasta el
caudal máximo, pero esto reduciría el bordo libre en el canal aguas arriba.

Si el bordo libre no es muy restringido, es aconsejable incluir un factor de seguridad


para garantizar condiciones de flujo libre. Esto significa un incremento adicional a la
elevación de la plantilla del aforador