Você está na página 1de 22

7

1. Generalidades Del Lavado De Dinero

1.1. Definición
El concepto de lavado de dinero refiere a la actividad que se desarrolla para encubrir el
origen de fondos que fueron obtenidos mediante actividades ilegales. El objetivo del lavado
(también conocido como blanqueo) es que el dinero aparezca como el fruto de una actividad
económica o financiera legal.
Quien lava dinero, por lo tanto, pretende legitimar los fondos procedentes del
narcotráfico, la corrupción, el fraude fiscal, el contrabando, la venta de armas o los
secuestros, entre otras actividades, para que dicho dinero pueda insertarse y circular en el
sistema financiero.
1.2. Reseña histórica
La expresión lavado de dinero empezó a utilizarse a principios del siglo XX para
denominar las operación que de alguna manera intentan dar carácter legal a los fondos
producto de operaciones ilícitas, para facilitar su ingreso al flujo monetario de una
economía.
Frente a esta realidad, las entidades de vigilancia, control e inspección se vieron obligadas
a definir medidas y a establecer prioridades para obstaculizar la limpieza de dichos ingresos
de la delincuencia a través del sector financiero y el sector real de la economía. La costumbre
utilizar prácticas para disfrazar ingresos provenientes de actividades ilícitas se remonta a la
Edad Media, cuando la usura fue declarada delito. Mercaderes y prestamistas burlaban
entonces las leyes que la castigaban y la encubrían mediante ingeniosos mecanismos.
El inicio de la piratería y de las guaridas de sus practicantes, es más antiguo aún. Se
sabe que en el año 67 A.C., Pompeyo emprendió una expedición contra los piratas del
Mediterráneo que privaban de víveres a Roma. Cilici era entonces, la guarida tradicional de
los piratas. Los refugios financieros, moderna versión de aquellas guaridas, son el
complemento indispensable para coronar prácticas de operaciones dudosas o abiertamente
fraudulentas que se han abierto paso en el mundo, en la medida en que el lavado de dinero
progresa.
Los piratas fueron pioneros en la práctica del lavado de oro y el blanco de sus ataques fueron
las naves comerciales europeas que surcaban el Atlántico durante los siglos XVI y XVIII.
A la piratería clásica le añadieron matices propios los bucaneros y los filibusteros, cuya
existencia no hubiera sido posible sin la ayuda, encubierta en un comienzo, de los gobiernos
británico, francés y neerlandés. Es famoso el caso del pirata inglés Francis Drake, que fue
armado caballero en su nave por la propia reina Isabel I de Inglaterra, como recompensa por
sus exitosos asaltos a puertos y barcos españoles. En 1612, Inglaterra ofreció a los piratas
que abandonaran su profesión, un perdón incondicional y el derecho a conservar el producto
de sus felonías. Tres siglos y medio después, la sociedad ha sido testigo de intentos similares
por parte de los hoy llamados varones de la droga, para lograr algún tipo de indulto.
8

No se conoce a ciencia cierta cuándo se utilizó por primera vez, alguna forma de dinero. Se
sabe que el dinero nació de la necesidad de solventar los inconvenientes del trueque y que
muy variados objetos fueron utilizados como medio de cambio. La acuñación de la moneda
metálica se inició hacia el año 580 A.C. por los aqueos en Grecia, quienes las hacían de
plata gruesa, acuñadas por una sola cara, sin epígrafe. Tenían dos sellos parecidos, parte
hendidos y, parte en relieve, muy calculados para impedir la falsificación que ya hacían
aplicando hojas delgadas de plata a una placa de metal inferior. No obstante, en 1529, el rey
Francisco I de Francia, al pagar 12 millones de escudos como rescate por sus hijos tomados
como rehenes en España, debió esperar 4 meses, mientras los secuestradores contaban el
dinero y comprobaban la autenticidad de las monedas, de las cuales rechazaron 40.000, por
considerar que no cumplían los requisitos exigidos.
La confiscación de bienes tampoco es una política moderna. En un comienzo,
correspondió a penas impuestas por delitos políticos. Con el tiempo, se extendió a delitos
de particular gravedad y hoy es palpable en la aplicación de los reglamentos de aduanas que
persiguen un doble efecto: disuasorio para quien incurre en la infracción e ingreso tributario
para el fisco.
La tipificación como delito del acto mismo o de la tentativa de blanquear los productos
del delito, sí es reciente. Tradicionalmente, la atención penal se centraba sobre el delito que
originaba el dinero. La incautación de bienes, en la medida en que se aplicaba por delitos
con motivación económica, se configuraba como un castigo contra el delito subyacente. En
la actualidad se ha producido un cambio radical. En efecto, en 1986 surgió en los Estados
Unidos y se extendió rápidamente por todo el mundo, la tendencia de criminalizar el acto
mismo de blanquear el dinero y establecer que ese nuevo delito, por ser complemento
independiente del delito subyacente, constituye motivo suficiente para el decomiso de
bienes. De hecho, en algunos países, el blanqueo del producto del delito puede dar lugar a
penas más severas que el mismo delito subyacente.
Esta evolución ha suscitado considerable controversia. El problema radica en la índole
atípica del delito de blanqueo de dinero. A diferencia de los delitos subyacentes, bien sea
tráfico de drogas, extorsión, robo armado o vertido de desechos tóxicos, el blanqueo de
dinero consiste en una serie de actos que cada uno por separado puede ser inocente, pero
que en su conjunto, equivalen a una tentativa de ocultar el producto de un delito. La
dificultad para lograr una demostración convincente del daño que ocasiona el blanqueo de
dinero, ha criminalizarlo.
Varias razones fundamentan esta tendencia. En primer lugar, la aceptación generalizada de
que poco se gana, atacando a los delincuentes si sus ganancias quedan intactas. El beneficio
neto o enriquecimiento personal, constituye la motivación del delito subyacente y
proporciona, simultáneamente, los medios económicos requeridos para continuar con las
actividades delictivas. En el pasado, se castigó a los delincuentes, pero no a quienes
administraban el producto del delito. Hoy, la hora de rectificar ha llegado.
9

En segundo lugar, pueden considerarse otras razones. Las leyes contra el blanqueo de dinero
ofrecen una herramienta práctica, no sólo para ampliar la red de vigilancia sobre las
categorías anteriormente exentas de participantes en actos delictivos, sino para crear una
base que permita imponer penas más severas sobre quienes cometen el delito subyacente.
De esta manera, la amenaza de sentencias agravadas puede ayudar para que los presuntos
implicados cooperen con la justicia. No menos importante es la tendencia a utilizar las leyes
de decomiso de bienes, como posible fuente de financiación del sistema que lucha contra el
lavado.
Los delitos con el dinero, tanto falsificación como lavado no son delitos nuevos ni delitos
provenientes únicamente del narcotráfico. Estos delitos han existido, paradójicamente,
desde antes que existiera el dinero como lo conocemos hoy y conectado a muchos otros
delitos como falsificación, secuestro extorsivo, toma de rehenes, enriquecimiento ilícito,
evasión de impuestos, terrorismo y muchos más. Por esta razón, la lucha contra el lavado
debe ser compleja, dinámica y proactiva. Las autoridades deben cambiar el paradigma
permanentemente así como las organizaciones criminales cambian constantemente sus
modus operandi para lavar el dinero.

1.3. Impacto del lavado de dinero

El lavado de dinero y la financiación del terrorismo pueden tener consecuencias


económicas, sociales y de seguridad potencialmente devastadoras. Los impactos negativos
del lavado de dinero tienden a aumentar en mercados que suelen tener sistemas financieros
menos estables, una ausencia de normativas bancarias y mayor susceptibilidad al ser
alterados por influencias delictivas o de terrorismo.
Algunos de los efectos del lavado de dinero y la financiación del terrorismo son:
Aumento del Delito y la Corrupción: El lavado de dinero exitoso ayuda a mejorar los
aspectos rentables de las actividades delictivas. Los países considerados como paraísos para
el lavado de dinero, atraen a gente que comete delitos. Si el lavado de dinero está extendido,
probablemente habrá también más corrupción.
Debilitamiento del Sector Privado Legítimo: Uno de los efectos microeconómicos más
serios del lavado de dinero recae sobre el sector privado. Se sabe que los lavadores de dinero
utilizan compañías de fachada, o negocios que aparentan ser legítimos y realizan actividades
legítimas pero que en realidad están controlados por delincuentes que mezclan los fondos
provenientes de actividades ilícitas con fondos legítimos, para esconder el dinero ilícito.
Debilitamiento de las Instituciones Financieras: El lavado de dinero y la financiación del
terrorismo pueden perjudicar la estabilidad del sector financiero de un país. De hecho, la
actividad criminal ha sido relacionada con varios fracasos bancarios en todo el mundo. Los
10

riesgos del lavado de dinero para las instituciones financieras se describen generalmente
como de reputación, operación, jurídicos y de concentración de crédito.
Pérdida de control o errores en las decisiones relacionadas con la política económica:
Debido a las grandes sumas de dinero involucradas en el proceso de lavado de dinero, en
algunos países de mercados emergentes estos fondos ilícitos pueden rebajar los
presupuestos gubernamentales, resultando en una pérdida de control de la política
económica por parte de los gobiernos o en errores de política debido a errores en la medición
de estadísticas macroeconómicas resultantes del lavado de dinero.
Distorsión e Inestabilidad Económica: Los lavadores de dinero no están interesados
principalmente en la generación de ganancias provenientes de sus inversiones sino en
proteger sus ingresos y ocultar el origen sucio de los fondos. De esta manera, ellos
“invierten” el dinero en actividades que no son necesariamente beneficiosas
económicamente en el país donde los fondos están ubicados.
Pérdida de Ingresos por Impuestos: De todas las formas subyacentes de actividades ilegales,
la evasión fiscal es, tal vez, la que tiene el impacto macroeconómico más evidente. El lavado
de dinero reduce ingresos fiscales al gobierno y por ende perjudica indirectamente a los
contribuyentes honestos.
Riesgo para la Reputación de un País: Tener una reputación de paraíso de lavado de dinero
o de financiación del terrorismo podría generar efectos negativos para el desarrollo y el
crecimiento económico de un país.
Costos Sociales: Existen importantes costos y riesgos sociales asociados con el lavado de
dinero. El lavado de dinero es un proceso vital para mantener la rentabilidad de las
actividades ilícitas.

2. Actividades Ilícitas

2.1. Trafico emigrante

Es la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado del cual dicha persona
no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente,
un beneficio financiero u otro beneficio de orden material. (Acnur, 2010).
11

2.2. Trata de persona

La trata consiste en utilizar, en provecho propio y de un modo abusivo, las cualidades


de una persona. Para que la explotación se haga efectiva los tratantes deben recurrir a la
captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas. Los medios
para llevar a cabo estas acciones son la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de
coacción, el rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad.

(Acnur, 2010). Afirma: Se considera trata de personas es la concesión o recepción


de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad
sobre otra, con fines de explotación. El uso incluirá, como mínimo, la explotación de la
prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios
forzados, la esclavitud o las prácticas análogas, la servidumbre o la extracción de
órganos.

2.3. Secuestro extorsivo

Barreiro, (2005). el Secuestro Extorsivo consiste en: “aquella conducta en la que un


individuo o grupo de individuos sustrajere, retuviere u ocultare a una persona para sacar
rescate”. (p.147).

2.4. Tráfico de órganos

“Consiste en el transporte y cesión de órganos humanos con el fin de obtener un


beneficio económico”.
(https://es.wikipedia.org/wiki/Tr%C3%A1fico_de_%C3%B3rganos)

2.5. Tráfico de armas

El tráfico de armas es el comercio ilegal de armas de fuego, municiones y explosivos.

2.6. Narcotráfico

Es el comercio ilegal de drogas tóxicas en grandes cantidades. El proceso (que comienza


con el cultivo de las sustancias, sigue con la producción y finaliza con la distribución y
la venta) suele ser realizado por diversas organizaciones ilícitas (denominadas carteles)
que se especializan en distintas partes de la cadena.
12

2.7 Delito contra el sistema financiero

El termino delito financiero se refiere, en términos generales, a cualquier delito,


no violento que da lugar a una pérdida económica. Estos delitos, por lo tanto,
comprenden una amplia gama de actividades ilegales, incluidos el fraude, pánico
financiero, información privilegiada, etc.
Los delitos financieros incluyendo cheques y depósitos fraudulentos son uno de los
más grandes retos que encaran hoy en día las instituciones de negocios y financieras.
Los delincuentes financieros profesionales han venido incrementando su habilidad y
sofisticación, gracias a los avances en la tecnología disponible, tales como las
computadoras personales, scanner y fotocopiadoras de color. Se ha estimado que las
pérdidas anuales debido a depósitos y cheques fraudulentos montan miles de millones
de dólares.
Las pérdidas continúan creciendo constantemente a medida que los delincuentes
continúan buscando formas de vida mediante la comisión de fraudes. Para el
consumidor, la cantidad de ansiedad é inconveniencias causadas por la necesidad de
resolver problemas con contadores, comerciantes locales así como posibles
repercusiones a los burós de crédito, pueden ser considerables.
Estos delitos también afectan a los consumidores al incrementarse los honorarios
que tienen que pagar a los bancos debido a que los bancos tienen que contratar
especialistas sobre riesgos de identificación y comprar software especializado para
protegerse de futuras pérdidas.
13

Figura 1. Cerca al puente internacional Simón Bolívar se estarían comercializando


paquetes turísticos con desplazamientos ilegales a venezolanos. 14 de agosto de 2018.
Fuente: Efraín Patiño / EL TIEMPO (2018)

Figura 2. Autoridades detienen a 6 ciudadanos acusados de secuestro extorsivo


equito. 4 de septiembre de 2017
Fuente: Segured (2017)
14

Figura 3. Tráfico de Órganos. Refugiados rescatados frente a las costas de


Libia este fin de semana, a bordo del Golfo Azzurro, En sólo cuatro salidas
han rescatado a medio millar de personas. 22 de febrero de 2017
Fuente: Ramos, D. (2017)

Figura 4. Tráfico de armas ilegales. 23 de agosto de 2017


fuente: Curi, M. (2017)
15

Figura 5. Narcotráfico aportó 0,3% a PIB de Colombia en el 2009


fuente: Martínez. (2009)
16

3. Etapas del lavado de dinero

3.1. Colocación

La mayoría de las actividades delictivas complejas presentan la peculiaridad de obtener


sus ganancias en dinero en efectivo, tal el caso, entre otros, del delito de narcotráfico.
Los que obtienen así este dinero enfrentan de inmediato el problema logístico de deshacerse
de estas sumas, generalmente voluminosas, tratando de transformarlas en activos que sean
más fáciles de manejar, esto se logra intentando efectuar depósitos bancarios para poder
transformar estas sumas en dinero bancario.
En la “colocación” generalmente se intenta utilizar a los negocios financieros y a las
instituciones financieras, tanto bancarias como no bancarias, para introducir montos en
efectivo, generalmente divididos en sumas pequeñas, dentro del circuito financiero legal.
El objetivo de este paso es separar o diferenciar el dinero que se trata invertir de la actividad
ilícita que lo originó y mantener el anonimato del verdadero depositante.
Las organizaciones delictivas usan en esta etapa auxiliares poco sospechosos, como
pueden ser personas con documentación falsa o empresas “fachada”, para depositar el
dinero en efectivo en montos pequeños y en diferentes instituciones, desde donde se pueden
transferir en corto tiempo y a muchos países del mundo.
Una variante en esta etapa es trasladar el dinero en efectivo a países con reglamentaciones
permisivas o a aquellos que posean un sistema financiero liberal, tales los conocidos
paraísos financieros o bancas off-shore. La introducción de dinero en efectivo es justificado
muchas veces por medio de la instalación de comercios que, por sus características, operan
también con dinero en efectivo y desarrollan su actividad en el área de servicios, como por
ejemplo restaurantes, video clubes, hoteles, etc.
Las ganancias obtenidas en actividades legítimas son mezcladas con ganancias ilícitas
que se legitiman como ganancias legales, al ser depositados en los bancos. No puede
descartarse, en algunos casos, la existencia de facilitadores que operan dentro de los bancos
(empleados bancarios), que colaboran con las organizaciones delictivas para facilitarles su
labor en el momento de efectuar los depósitos. Las organizaciones delictivas, en general,
realizan la “colocación” por medio de entidades bancarias, casinos, casa de cambio, etc.
17

3.2. Decantación

Una vez que el dinero fue colocado, se trata de efectuar diversas operaciones complejas,
tanto en el ámbito nacional como internacional, para que se pierda su rastro y se dificulte
la verificación contable del mismo. El objetivo en esta instancia es cortar la cadena de
evidencias ante eventuales investigaciones sobre el origen del dinero.
En general las sumas son giradas en forma electrónica a cuentas anónimas en países
donde puedan ampararse en el secreto bancario o, en su defecto, a cuentas de firmas
fantasmas ubicadas en varias partes del mundo, propiedades de las organizaciones
delictivas.

En los procesos de transferencia, el dinero ilícito se mezcla con sumas millonarias


que los bancos mueven legalmente a diario, lo cual favorece al proceso de ocultamiento
del origen ilegal. Como ejemplo de las operaciones e instrumentos más comunes
utilizados en esta etapa pueden citarse los cheques de viajero, giros entre múltiples
instituciones bancarias, operaciones por medio de bancos off-shore, transferencias
electrónicas, compra de instrumentos financieros con posibilidad de rotación rápida y
continua, compra de activos de fácil disponibilidad, empresas ficticias, etc.

El desarrollo de Internet y de la nueva tecnología del dinero digital favorece


ampliamente el accionar de las organizaciones delictivas en este proceso, ya que amplía
las diferentes posibilidades en los mecanismos de transferencia otorgándoles mayor
rapidez y anonimato.

3.3. Integración

En esta última etapa el dinero es incorporado formalmente al circuito económico legal,


proveniente de ahorristas, de inversores comunes, inversiones de capital extranjero, etc.,
sin despertar sospechas.

Esta “integración” permite crear organizaciones “fachada” que se prestan servicios entre
sí, generando falsas ganancias por intereses, o bien invierten en inmuebles que a su vez
sirven como garantías de préstamos que son supuestamente invertidos en negocios con
una también supuesta gran rentabilidad.

Una vez formada la cadena, puede tornarse cada vez más fácil legitimar el dinero ilegal.
Los medios más utilizados en esta etapa son las inversiones en cadenas hoteleras,
supermercados, participación en el capital social de empresas, compra de inmuebles,
oro, piedras preciosas, obras de arte, etc.

La tendencia en esta fase del proceso es invertir en negocios que sirvan o faciliten a la
organización criminal, continuar con actividades delictivas, como por ejemplo:
18

A) Empresas de transporte que posibiliten el traslado de dinero, drogas, precursores,


químicos u otros bienes de contrabando.

B) Empresas del ramo de la química, que posibiliten el suministro de precursores


químicos, para la elaboración de estupefacientes,

C) Agencias de turismo para favorecer la comercialización de mercadería de


contrabando.

D) Sectores económicos que muevan grandes sumas de dinero en efectivo para poder
mezclarlo con el dinero de origen ilícito, como por ejemplo casinos, agencias de juego,
hoteles, empresas transportadoras de caudales, etc.

4. Dinero Negro vs Dinero Sucio.

Para la nueva Ley 26.683, el lavado de dinero supone la existencia de un ilícito precedente.
Al haber establecido el término ilícito en lugar de delito que acuñaba el texto anterior, se
superarán cuestiones de prueba. La ley crea un tipo penal autónomo.
Es necesario diferenciar conceptualmente, entonces, el dinero no declarado (negro) del
dinero producto del lavado (sucio). Este último es el que se lava; lo que se lava es lo sucio.
Desde nuestro punto de vista hay una enorme distancia entre el dinero no declarado y el
proveniente de delitos graves. Entendemos que la redacción de la ley no es feliz al incluir
los delitos tributarios dentro de los ilícitos precedentes que reclama el lavado.
Ello porque no todo dinero negro es sucio, sino solo aquél que se ha obtenido con motivo
de actos ilícitos.
Conceptualmente, el dinero negro es el que cuyo titular mantuvo o mantiene al margen de
los controles del poder fiscal, incumpliendo sus deberes de tributación .Pero ese dinero no
necesariamente tiene origen delictivo; es más, puede provenir normal y lícitamente de la
fuente principal de ingresos del contribuyente o de otra labor accidental, pero no delictiva.
Veamos un ejemplo, cuando un particular o empresa se considera comprendido dentro de
un régimen de exención impositiva que la ley privilegia y procede en tal sentido. Si el Fisco
lo cuestiona, comienza un proceso específico previsto por la ley en tal caso, para que
cumplidas las instancias administrativas y judiciales, se dilucide. Pero la cuestión tributaria
no puede erigirse en delito precedente a los fines de lavado de dinero.
El dinero sucio tiene un nacimiento ilegal y puede servirse del lavado para ingresar al
mercado con apariencia de licitud. Todas las organizaciones terroristas se financian y lo han
19

hecho así a través de la historia, con dinero sucio; de ahí que el GAFI supone iuris et de iure
que el dinero del terrorismo es objeto de lavado (40 recomendaciones y las 9 especiales
agregadas).
La evasión fiscal de un lado y el lavado de dinero del otro preservan distintos bienes y tienen
y deben seguir teniendo- tratamiento distinto porque de otro modo, se confunden institutos
de orden represivo con el consiguiente deterioro institucional e inseguridad jurídica, todo
en perjuicio de los administrados.

4. El Lavado De Dinero En Panamá

Después que Panamá inició su centro bancario en los setenta, comenzaron los
rumores de que el centro bancario se prestaba para el lavado de dinero. Había muchos
elementos que hacían posible que fuese cierto. Nuestro centro se manejaba en dólares,
el narcotráfico empezaba a crecer en forma geométrica y generaba millones de dólares
que salían de Estados Unidos, principal mercado de los setenta, en manos de los
traficantes más que nada de colombianos. En Panamá era legal la entrada de efectivo
(algo que se reguló posteriormente en los principios de los 80) y era común la llevada a
bancos de maletas con efectivo traído del exterior.

Por más de 10 años, los bancos panameños recibían efectivo en cantidades, sin
preocuparse de su origen o procedencia, no fue sino años más tarde cuando Panamá pasa
legislación que regula la entrada de efectivo y más luego la política de ‘conozca su
cliente '. En el Gobierno de Pérez Balladares se crea la Unidad de Análisis Financiero
(UAF). Para entonces, ya el panameño, acostumbrado a recibir dinero de fuera para
depositar en la banca local, empieza a ingeniarse para poder continuar la práctica, ahora
con las regulaciones y restricciones.

Siendo ahora más complicado el depositarlo en bancos, se comienza a cobrar un


porcentaje más alto por dar el servicio, llegando a cobrarse entre el 10 y el 15 % por
introducir el dinero de dudosa procedencia y en efectivo en la banca. Las empresas con
más facilidades para el negocio eran aquellas que de hecho manejaban efectivo, teatros,
supermercados, empresas de Zona Libre, compañías constructoras (por sus altas
planillas semanales en efectivo).

La Zona Libre de Colón se convierte en un centro con cantidad de empresas lavando


dinero. Pronto los dueños de las fortunas en efectivo descubren que pueden operar casi
en directo en el mercado inmobiliario con el financiamiento, en efectivo, de obras y
edificios de apartamentos o comerciales.
La ciudad de Panamá, como en su momento Miami, se transforma en una ciudad
moderna con rascacielos y lujosos edificios, producto del dinero que era lavado
20

localmente. La banca local, para estos años ya llega a tener más de 130 000 millones de
dólares, la gran mayoría dinero de extranjeros. El ciclo es completo, carteles lavan su
dinero y financian edificios, extranjeros inversionistas interesados muchos en esconder
dineros producto de evasión fiscal o mal habido, compran como inversión apartamentos
que les dan poco uso.

Para EE.UU. el problema es doble ahora. Por un lado atacar el lavado de dinero,
por otro capturar a evasores de impuestos de su país. Pronto los países europeos
empiezan a ver el problema igual que EE.UU., muchos inversionistas europeos son
atraídos por el mercado inmobiliario de Panamá y por supuesto, entre ellos mucho
dinero producto de la evasión fiscal. Desde principios de siglo, los norteamericanos
aprietan sus controles y dan inicio a diversas investigaciones para ubicar el lavado de
dinero y sus evasores de impuestos.

Es en ese esquema que reviertan los Panamá papers y el Caso Waked. Por un lado el
esquema de las sociedades offshore facilitadas por los bufetes de abogados locales que
registran cientos de miles de sociedades a nacionales y extranjeros, abierta la caja de
Pandora con los archivos de la firma Mossack y Fonseca, robados, de alguna manera de
sus archivos. Y luego el hecho público del arresto de Nidal Waked en Colombia y un
comunicado de la Secretaría del Tesoro que acusa al grupo Waked, con 68 empresas, de
ser el mayor lavado de dinero del mundo.

Tocará a las autoridades norteamericanas probar la culpabilidad del Grupo Waked y así
mismo identificar a los involucrados. Antes de aceptar la culpabilidad de alguno,
debemos respetar la presunción de inocencia y respetar el derecho a su defensa. No dudo
que la impotencia de las autoridades norteamericanas en romper la impunidad que por
décadas parece haber tenido Panamá en el tema de lavado de dinero hace que hoy el
Caso Waked para ellos tenga especial importancia.

Este caso, si tienen ellos las pruebas, podrá llevarlos a los bancos que se utilizan en esto,
así como los distintos tipos de empresas que sirven los propósitos de los lavadores de
hoy.

En medio de esto, las consecuencias que podrán derivarse para la economía panameña,
el desempleo que podría generar en primera instancia, así como la posible fuga de
capitales invertidos en el país. También, en posible peligro, la estabilidad de algunos
bancos a los que mañana podrían perder su corresponsalía en EE.UU. Esto, apenas
comienza.

6. Delitos Precedentes Al Blanqueo De Capitales en Panamá.


21

Conforme a lo establecido en el Código Penal de la República de Panamá, Los delitos


precedentes del Blanqueo de Capitales, según la nueva reforma al código penal del artículo
254 son los siguientes:

 Soborno Internacional
 Delitos contra el derecho de autor y delitos conexos
 Contra los derechos de la propiedad industrial
 Tráfico ilícito de migrantes
 Trata de personas
 Tráfico de órganos
 Delitos contra el ambiente
 Delitos de explotación sexual comercial
 Delitos contra la personalidad jurídica del estado
 Delitos contra la seguridad jurídica de los medios electrónicos
 Estafa calificada
 Robo
 Delitos Financieros
 Secuestro
 Extorsión
 Homicidio por precio o recompensa
 Peculado
 Corrupción de servicios públicos
 Enriquecimiento injustificado
 Pornografía y corrupción de personas menores de edad
 Robo o tráfico internacional de vehículos y sus piezas o componentes
 Falsificación de documento en general
 Omisión o falsedad de la declaración aduanera del viajero respecto a dineros,
valores o documentos negociables
 Falsificación de moneda y otros valores
 Delito contra el patrimonio histórico de la nación
 Delito contra la seguridad colectiva
 Terrorismo y Financiamiento del terrorismo
 Delitos relacionados con droga
 Piratería
 Delincuencia organizada
 Asociación Ilícita.
 Pandillerismo.
 Posesión y tráfico de armas y explosivos y apropiación y sustracción violenta de
material ilícito
 Tráfico y receptación de cosas provenientes del delito.
22

 Delitos de contrabando.
 Defraudación aduanera.

5.3 La Unidad de Análisis Financiero (UAF)

Es un ente administrativo adscrito al Ministerio de la Presidencia, con autonomía


funcional y presupuestal, creado mediante el Decreto Ejecutivo 136 del 9 de junio de
1995 con el fin de brindar seguridad en cuanto a los efectos para el país del blanqueo de
capitales provenientes de actos ilícitos.

La misión de la UAF es la de servir como centro de acopio para la información


financiera, realizar el análisis de la misma y divulgar, de manera confiable y
confidencial, dicho resultado a los organismos de investigación del Estado, para que
estos puedan realizar el seguimiento respectivo en los casos que estén relacionados con
el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la
proliferación de armas de destrucción masiva, siendo estos casos reportados como
operaciones sospechosas, mas no como una denuncia penal, lo cual puede generar que
el trabajo de la UAF quede a mitad de camino en relación con sus objetivos frente a
resultados esperados.

Por todas las razones antes expuestas, es muy importante recordar que con la puesta en
marcha de la Ley 23 del 27 de abril de 2015, y los acuerdos con las entidades financieras
en el país, se ha convertido en una entidad de primer orden para que los sujetos obligados
financieros y no financieros deban emitir información periódica de sus clientes con base
en las regulaciones y normativas derivadas del régimen de pretensión vigente en
Panamá.

No obstante, la definición en cuanto a la función de este organismo se viene haciendo


crítica de manera infortunada, a través de medios de comunicación y redes sociales,
ignorando por completo la misión para la cual fue creado este organismo.

Así las cosas, no cabe duda de que la UAF ha venido trabajando fuertemente en
compañía de otras instituciones financieras para el cumplimiento de sus objetivos
misionales y macroeconómicos, cumpliendo con el deber de entregar los resultados de
sus análisis, a través de informes de inteligencia y basados en los presupuestos legales
que las normas mandan a la UAF, lo que se puede concluir es que los organismos que
deben hacer uso de esta información, como parte de apoyo a las investigaciones para
prevenir delitos o realizar las respectivas condenas a individuos involucrados en actos
ilícitos, no están siendo lo suficientemente diligentes con el uso a posteriori de la
información proveniente por parte de esta entidad y que impulsa el proceso que lleva a
23

cabo el marco probatorio y que dichos procesos puedan ser culminados con el trabajo
realizado por parte de la UAF en Panamá
24

CONCLUSIONES

1. El lavado de dinero de origen delictivo es un medio que pretende ocultar, disimular


y encubrir el origen ilícito de determinados bienes o el fruto de actividades delictivas
con la finalidad de integrarlos al sistema económico legal con apariencia de haber sido
obtenidos en forma lícita.

2. Actividades delictivas tales como tráfico de migrantes, trata de personas, secuestro


extorsivo, tráfico de armas, delitos contra el sistema financiero, son las que comúnmente
intentan disfrazar sus beneficios mediante la utilización del mencionado delito.

3. Nacional e internacionalmente es importante lograr que las instituciones financieras


declaren ágilmente las operaciones sospechosas, pero sin alertar a los clientes de los que
se presume depositan fondos provenientes de actividades delictivas.
Independientemente de los controles o barreras que se establezcan para combatir el
lavado de dinero, cualquier normatividad nacional e internacional siempre deberá tener
en mente el principio fundamental de instaurar una cultura de ética profesional y a las
leyes, el acatamiento inquebrantable del estado de derecho.
25

Recomendaciones

 El lavo de dinero es un tema que abarca gran importancia alrededor del mundo.
Por lo tanto los países que son vulnerables a estos delitos tienen que mantenerse al
tanto de las situaciones que le puedan afectar en el ámbito social como económico.
No hay que ignorar estos delitos

 Una medida eficaz para avanzar en el combate al lavado de dinero es la unificación


de legislaciones en parte importante en la barrera que debe construirse; la otra,
establecer una estrecha cooperación internacional entre las autoridades judiciales y
administrativas de los diferentes países.

 La cooperación regional y multinacional debe jugar un papel importante en torno al


llamado secreto bancario, que a pesar de constituir un aspecto muy valioso, ha de
suprimirse para impedir que, tras el mismo, se oculten los beneficios por actividades
ilícitas. Además deben reconocerse que los controles que se establezcan deben jugar
un papel central en la prevención del lavado de dinero, y no solamente utilizarse
para notificar determinada información a la autoridad.
26

BIBLOGRAFIA

 Bagella, M. (1998) Análisis comparativo de las legislaciones y las medidas contra


el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas en cinco países
latinoamericanos. Roma: Instituto Italo Latino Americano.
 Mommsen, T. (1962). Historia de Roma. Aguilar S.A.
 Unidad de Información y Análisis Financiero. (2000-2003) Colombia.
27

INFOGRAFÍA

Disponible en la web

Candela, Y. (2018,8 julios). La Unidad de Análisis Financiero (UAF): ¿Está cumpliendo con su
misión? Panamá américa de https://www.panamaamerica.com.pa/opinion/la-unidad-de-analisis-
financiero-uaf-esta-cumpliendo-con-su-mision-1107510
http://datateca.unad.edu.co/contenidos/edupermanente/infografias/Webs/CicloVI/Eti/Etica_Uni4-
L_13.htm
http://www.uaf.gob.pa/Preguntas-Frecuentes
https://docplayer.es/6999150-Lavado-de-activos-impacto-economico-social-y-rol.html
Pérez, J. y Merino, M. (2011). Lavado de Dinero. España. Recuperado el 21 de septiembre de 2018
de: https://definicion.de/lavado-de-dinero/
Porto, J. y Gardey, A. (2009) Definición de narcotráfico. España. Recuperado el
(https://definicion.de/narcotrafico/)H. (jueves, 25 de abril de 2013) Delito Financiero. [Mensaje de
Blog]. Recuperado de http://derechoenlaciencia.blogspot.com/
Porto, J. y Gardey, A. (2009) Definición de narcotráfico. España. Recuperado el
(https://definicion.de/narcotrafico/)

Puricelli, J. (2012). ¿Dinero Negro O Dinero Sucio? Revista Nopreview. Recuperado el


http://nop.com.ar/nop_rev/revistas/NR201201.pdf
Rivera, L. (2014, 23Julio) Consecuencias económicas y sociales del lavado de dinero. La
cordillera. Recuperado el 22 de septiembre de 2018 de:
http://www.lacordillera.net/index.php?option=com_content&view=article&id=7079:c
Rognoni, M. (2016,10 de mayo). Panamá y el lavado de dinero. La Estrella De Panamá. De
http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/panama-lavado-dinero/23939134
Trafico de arma (28 de diciembre de 2014). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado el 18
de septiembre de 2018 de https://es.wikipedia.org/wiki/Tr%C3%A1fico_de_armas

Troya, L. (viernes, 20 de noviembre de 2009). [Mensaje de Blog]. Recuperado de


http://hablandodenegociosz.blogspot.com/2009/11/etapas-en-el-proceso-de-lavado-
de.html
28

ANEXO

Taller en clase
BIBLIOGRAFIA

Libro:
Formigoni, R. 2015. La Última Piedra. 1ª ed. Brasil: Unipro.
Melgasa, J. y Borges, M. 2017. El poder de la Esperanza. 1ª ed. China Inter-American
Division Publishing Association.
Martínez, J 1992. La Invasión De Panamá. 2ª ed. Colombia: presencia Ltda.

Portal, N. 2017. Amor a Cuatro Estaciones. 2ª ed. Colombia: deja Vu.

HEMEROGRAFIA
Revista:
Minetti, P. 2016. Belleza Interior. Grace (No.5) 4-5.
Feldiman, A. 2018. Una pieza sin cadena. Forbes. (No.49) 72-73.

Periódico:
Calvo, R. 2018, 3 de septiembre. El Nica Sique Optimista Para Su Próximo Combate. La
Prensa Libre, p.18.