Você está na página 1de 1

Aclaraciones previas para comprender la metodología de la Historia.

Para comprender por qué hablamos de un método de la Historia es necesario partir de una breve
definición de Historia. Una de esas definiciones puede ser la siguiente: “La Historia es el estudio de
los Hombres en el tiempo”. La definición corresponde al historiador francés Marc Bloch de
comienzos del siglo XX quien consideraba que la Historia es una forma de conocimiento que tenía
un objeto de estudio, es decir se dedica a estudiar el área de la sociedad: los Hombres. Lo escribe
en plural para aclarar que no se habla de la historia de un Hombre sino de un conjunto de ellos que
son los protagonistas del pasado.
Por otro lado decir que se estudia en el tiempo supone para el mismo historiador decir que los
hombres transcurren desarrollando acontecimientos los cuales se inscriben dentro de ciertas
características propias de una época. Todo lo cual significa que las sociedades tienen rasgos propios
y ellas van sufriendo transformaciones las que el historiador debe capturar y entender, más allá que
el historiador no pertenezca al tiempo de los hombres que describe.

La definición puede permitirnos comprender que los historiadores se ubican en su presente desde
el cual deben estudiar a otros hombres muy diferentes a sí que se ubican en el pasado . Esto ya
constituye un desafío ya que el historiador no pertenece al tiempo que debe estudiar . ¿Cómo
emprender este estudio ? Las fuentes que pueda recabar un historiador se transforman en una
posibilidad de acceder al tiempo pasado. Las fuentes son todos aquellos elementos que pueda
utilizar un historiador para comprender ese pasado que está estudiando.
Al mismo tiempo al historiador le preocupa que las fuentes que recolecta así como la información
que trabaja de ellas pueda ser verdad respecto a la época que estudia.

Por lo tanto a los historiadores les interesa actuar recolectando fuentes, extraer información dce
ellas, reconstruir la sociedad del pasado que estudia y tratar que el conocimiento sea verdadero y
relevante, que tenga importancia para los hombres que lo estudian.

A partir de esta situación los historiadores se preguntan lo siguiente:

1- ¿Qué sociedad quiero estudiar y por que me interesa ?


2- ¿Qué fuentes tengo y dónde se encuentran ?
3- ¿Qué información traen las fuentes que empleo?
4- ¿De qué manera voy a trabajar dicha información?
5-¿Qué grado de veracidad plantean las fuentes?
6-¿Qué cambios sufre la sociedad que voy a estudiar y a que ritmo se dan las transformaciones.?
7-¿Cuál es la importancia que tiene el tema que voy a estudiar.?

Las preguntas no se responden de la misma mancera, según la escuela historiográfica a la que


pertenece el historiador responderá a dichas preguntas.
Estas preguntas sirven para entender la metodología del historiador ya que las mismas representan
cómo actúa el historiador, preanuncian los pasos que va a seguir el historiador para reconstruir la
sociedad que le interesa estudiar tratando de alcanzar la mayor veracidad posible.