Você está na página 1de 2

“PROBLEMAS ACTUALES DE LA EDUCACIÓN POLÍTICA, IDEOLÓGICA Y CULTURAL

GENERAL PARA LA DIRECCIÓN POLÍTICA DE LA SOCIEDAD.


AUTORA: MS C. OLGA YIPSI GONZÁLEZ FERNÁNDEZ.
Partiendo de entender a la ciencia política como aquella que se dedica a la
reflexión científica sobre diversos espacios de la realidad política y de la
naturaleza política del período de transición, en opinión de la autora,
podemos asumir el proceso de educación, política, ideológica y cultural
general como un espacio sustantivo de la realidad política.
A nuestro juicio, adquiere relevancia la contribución que se puede hacer
desde el proceso de educación, política, ideológica y cultural a los procesos
de participación política, socialización política y cultura política (como
categorías de la ciencia política), garantes de la gestión colectiva masiva de
los propósitos políticos compartidos.
Como plantea la Dra. Elsie Plain la cultura política es una categoría histórico-
concreta que depende del referente real y se revela en el conjunto de
actividades, normas, creencias y sentimientos acerca de los fenómenos
políticos que son compartidos por los miembros de una sociedad y se
expresa en la participación política.
Siendo así, se puede considerar que los procesos de educación política,
ideológica y cultural deben asumir los requerimientos de la transición
socialista para la producción y reproducción de las nuevas relaciones
sociales de carácter socialista.
En la actividad de vinculación se pusieron de manifiesto carencias y
debilidades que subyacen hoy en los procesos de educación política,
ideológica y cultural y en el impacto que tienen en la participación política y
cultura política. La percepción acerca de la enseñanza del marxismo-
leninismo y la historia, la visión crítica sobre los espacios y procesos de
participación política y las insatisfacciones sobre los procesos de
socialización política, están motivados, en no pocas ocasiones, por el uso de
mecanismos, medios y métodos alejados del flujo de condiciones sociales
existentes.
El enfoque ético-axiológico humanista desde la educación política, ideológica
y cultural, así como en la relación dirigente-dirigido, es esencial para la
producción y apropiación de sentidos que conduzcan a la permanente
participación política del sujeto masivo colectivo de poder; en función de la
proyección, coordinación, regulación, valoración e impulso de la auto
determinación democrática y de la gestión colectiva masiva de los propósitos
políticos compartidos.
Los procesos de participación política deben estar mediados por prácticas de
educación política, ideológica y cultural que garanticen la eficacia funcional
de las atribuciones y relaciones complementarias y diferenciadas de los
actores políticos en la gestión democrática colectiva de dirección política de
la sociedad.

La Habana, diciembre de 2017