Você está na página 1de 2

R.

Dios no dejó perecer a todos los hombres en su estado de pecado y de


CATECISMO MENOR DE miseria, g) en que habían caído por el quebrantamiento del primer pacto
WESTMINSTER llamado comúnmente pacto de obras, h) sino que por su puro amor y
(Del año 1647) misericordia libertó a sus elegidos, sacándolos de tal estado e
P. 20. ¿Dejó Dios a todo el género humano perecer en su estado de
introduciéndolos en uno de salvación por un segundo pacto generalmente
pecado y de miseria? llamado pacto de gracia, i)

g) I Tes. 5:9. h) Gal. 3:10. i) Tit. 3:4-5; 1:2; Gal. 3:21; Rom. 3:20-22.
R. Habiendo Dios, de su propia soberana voluntad, elegido desde el
principio a los que han de gozar de la vida eterna, entró en una alianza de G
gracia para libertarles de su estado de pecado y de miseria, e introducirles
en un estado de salud, por medio de un Redentor. Efes. 1:4; Tito 1:2; 3:7; I tesalonicenses 5:9
Juan 17:6.
Porque no nos ha destinado[g] Dios para ira, sino para
Efes. 1:4
obtener salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,
según nos escogió en El antes de la fundación del mundo,
para que fuéramos[a] santos y sin mancha delante de El. En H
amor.
Gálatas 3:10
Tito 1:2
con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo
prometiódesde los tiempos eternos, maldición, pues escrito está: MALDITO TODO EL QUE NO
PERMANECE EN TODAS LAS COSAS ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY,
PARA HACERLAS.
Tito 3:7
para que justificados por su gracia fuésemos hechos I
herederos según la esperanza de la vida eterna[a]. Tito 3:4-5
Juan 17:6. 4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro
He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me Salvador, y suamor hacia la humanidad, 5 El nos salvó, no
diste; eran tuyos y me los diste, y han guardado tu palabra. por obras de[a] justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino
conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la P. 21. ¿Quién es el Redentor de los elegidos de Dios?
regeneración y la renovación por el Espíritu Santo,
R. El único Redentor de los elegidos de Dios es el Señor Jesucristo,
Tito 1:2 quien siendo el Hijo eterno de Dios. se hizo hombre; y así era y permane-
ce para siempre, Dios y hombre en dos naturalezas distintas y una sola
con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, persona. 1 Tim. 2:5; Juan 1:14; Ro. 9:5; Col. 2:9; He. 13:8.
prometió desde los tiempos eternos,

Gálatas 3:21 1 Tim. 2:5

¿Es entonces la ley contraria a las promesas de Dios? ¡De Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre
ningún modo! Porque si se hubiera dado una ley capaz de Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre,
impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera Juan 1:14
dependido[a] de la ley.
Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su
Rom 3:20-22 porque por las obras de la ley ningún
20 [a] gloria, gloria como del unigénito[a] del Padre, lleno de
ser humano[b] será justificado delante de El; pues por gracia y de verdad.

medio de la ley[c] viene el conocimiento del pecado. Ro. 9:5

de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne,


21Pero ahora, aparte de la ley[d], la justicia de Dios ha
procede el Cristo[a], el cual está sobre todas las cosas,
sido manifestada, atestiguada por la ley y los Dios bendito por los siglos. Amén
profetas; 22 es decir, la justicia de Dios por medio de la
Col. 2:9
fe en Jesucristo, para todos los que creen; porque no
Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente
hay distinción;
en El,
He. 13:8.

Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.