Você está na página 1de 3

Sólo nosotros dos en este vasto mundo ---- Teaser

Capítulo 1 El límite entre el matrimonio de una chica y un lobo. Parte 1

Ya que mi tiempo de vida se agotó, morí.

Ya que fui atormentada con una fuerte enfermedad, morí.

Ya que fui atropellada por un carro, morí.

Ya que torcieron mi cuello, morí.

Hay infinitas formas de morir.

Y aun así, no hay una sola manera de vivir.

Que injusto es eso.

De seguro, quien haya creado la vida y la muerte nos está mirando desde arriba, riéndose.

--- Todo y cada uno de ustedes deberían simplemente morir ---

Yo también debería morir.

Ya que fui comida por un lobo, morí.

Adiós. Aunque no tenía a nadie con quien despedirme.

~~~

Hace un momento, estaba caminando en un barranco entre el vasto bosque y la ciudad cuando un
frio aire de Septiembre envolvía el lugar.

A mi derecha, hay unas cuantas cercas de casas, mientras que a mi izquierda hay un bosque negro,
al cual las casas veían desde lejos.

El bosque, que ha existido desde hace mucho más tiempo que la ciudad, era tan oscuro como las
miles de noches que han pasado por este camino, tan tranquilo que parece repeler a las personas,
y tan oscuro que nadie puede ver a su interior.

Nunca me había aventurado a entrar a ese bosque ya que me habían dicho que nunca entrará.
Sólo era alguien que vivía en la ciudad.
Una pequeña sombra se extendía detrás de mí, sobre el asfalto. Comparada a la oscuridad del
bosque, las luces de la ciudad hecha por el hombre se veían un poco confiables.

Tal vez debido a la nueva luna, el estrecho camino se veía aún más vacío de lo usual en esta noche
tranquila y fría.

Fue entonces que un lobo plateado apareció a la distancia, sin perturbar la tranquilidad con sus
pisadas que eran tan silenciosas como las de una sombra.

Era un lobo verdaderamente hermoso, pero solitario. Su pelaje complemente blanco brillaba
ligeramente dentro de la oscuridad, sus ojos son negros, tan oscuros que parecen atraerme con
tan sólo una mirada, y con un cuerpo robusto, ligeramente más grande que el de un perro de caza
adulto.

Si el lobo era blanco, yo tenía que ser negro.

Mi flequillo colgaba frente a mis ojos, mi largo cabello, que llegaba hasta mis caderas, mis grandes
ojos, así como el anticuado uniforme de marinera e incluso las medias que llevaba eran de color
negro. En todo caso, sólo mi piel era de un blanco enfermizo, o para decirlo algo más agradable,
era completamente blanca como la primera nevada.

Blanco y negro, dos capas que contrastan. Aunque están compuestas de los mismos colores, son
percibidas en el espectro como dos conjuntos de colores opuestos.

La única excepción eran mis labios. Eran la sombra de una ligero rojo tibio.

El rojo destacaba tanto que claramente podía sentir que el lobo miraba mis labios.

El color rojo podía ser fácilmente asociado con la sangre, la carne --- comida.

Mi lengua delineó mis labios como si le aplicaran algún tipo de lápiz labial sobre ellos mientras me
imaginaba el sabor de la sangre.

Era como una fruta madura, una fruta compuesta de sangre y carne.

Al final, el lobo debes estar simplemente pensando en comerme.

O tal vez… lo estoy invitando a hacerlo.

Incluso si trato de pensar en una forma de escapar, no sería capaz de pensar en algo. Estaba
completamente consciente que cualquier cosa que hiciera sería inútil.

El lobo dio un paso al frente, reduciendo la distancia entre nosotros incluso más.

Moriré aquí.

Pensé con calma y frialdad. Trate de pensar en alguien, pero nadie llegó a mi mente, Aunque
dudaba un poco sobre morir, ya no tenía ninguna apego a la vida. No podía pensar en alguien, en
amigos o familia, de los que no me gustaría separarme.

Todo lo que había, era un vacío.

“Qué final tan aburrido.”


El sonido de las palabras que murmure era incluso más frías que el viento nocturno.

Y probablemente el lobo no fue capaz de escucharlas.

Interesses relacionados