Você está na página 1de 2

CONFIGURACIÓN DE LOS T RONCOS PARASU INTRODUCCIÓN AL ÁREA DE

COMBUSTIÓN

La ilustración 1 indica los arreglos de la madera que son recomendados. Los trozos
delgados de madera, como se muestra en la ilustración 2, exponen mucha superficie
y son muy ricos en combustible, lo que trae como resultados golpes de aire. En la
ilustración 3 se muestra el tronco sin dividir, el cual se quema si se introduce en una
refracción previamente calentada pero habrá una disminución en la eficiencia por
pérdidas de calor producto del exceso de aire.

Ilustración 1 Barras de eucalipto cortadas correctamente

Ilustración 3 Trozos delgados de madera Ilustración 2 Tronco sin dividir

La clave para una salida constante de combustión es la entrada de aire de manera


turbulenta. Si la madera se quema hasta el punto que se muestra en la siguiente
ilustración 4, la superficie de área expuesta decrece y la salida decaerá. Si el aire
puede ser introducido para formar un patrón similar a un reloj de arena, como se
muestra en la figura 5, el tronco se partirá y descenderá madera fresca en la zona
de combustión, lo que provocará una salida constante de combustión desde la
primera ignición hasta la última quema.

Ilustración 4 Patrón incorrecto para la introducción de la madera en el área de combustión

Ilustración 5 Patrón recomendado (reloj de arena) para la introducción de la madera en el área de combustión