Você está na página 1de 73

t .

' -
’f
i

Instituto Chileno del Cemento y del Hormigón


Pío X 2455 - Casilla 94 - Correo 35 - Teléfono 23267?7 - Santiago - Chile

Diseño y Producción
Nancy Garrido L.

Impreso en los Talleres de


i EDITORIAL UNIVERSITARIA
Publicaciones del Instituto Chileno del Cemento y del
Hormigón

Serie “Manuales”:
- Manual del Hormigón
- Manual de Ensayos- Aridos y Hormigón
- Construcciones de Hormigón en el Campo
- Pavimentos de Adoquines-Manual de Diseño y Construcción
- Carreteras de Hormigón- Recomendaciones Constructivas
- Viviendas Definitivas para la Emergencia
- Manual Básico de Construcción en Hormigón
- Pavimentos Urbanos de Hormigón-Diseño y Construcción
- Diseño de Pavimentos de Hormigón
- Albañilerías Armadas-Diseño y Construcción
- Pavimentos Industriales- Diseño y Construcción
- Construcción en Hormigón-Especificaciones Técnicas y Control de Calidad
- Compendio de Tecnologí a del Hormigón
- Manual de Aditivos
- Manual del Mortero
- Lecciones del Sismo del 3 de Marzo de 1985
- Apuntes; Prefabricación en Hormigón

Serie “Aportes Técnicos”:


N° 14 Técnicas de Reparación y Refuerzo de Estructuras de Hormigón Armado y Albañiler ías
N° 15 Prefabricación de Elementos Sencillos de Hormigón
N° 17 Especificaciones Técnicas de Obras de Hormigón y Albañilerí as

Serie “Cartillas de Recomendaciones Básicas”:


N° 1 Pavimentos de Adoquines-Fabricación, Construcción, Inspección
N° 2 Pavimentos de Hormigón-Especificaciones Generales, Construcción, Inspección
N° 3 Aceras-Hormigón in Situ, Pastelones Prefabricados, Adoquines de Hormigón, Baldosas
N° 4 Fabricación del Hormigón
N° 5 Puesta en Obra del Hormigón
N° 6 Construcción de Albañilerí as Armadas
N° 7 El Mortero y sus Aplicaciones

© I.CH. C.H. 1988


Inscripción N° 69.281

jk
~
~
PROLOGO

El Instituto Chileno del Cemento y del Hormigón se complace en presentar esta publicación
como un nuevo aporte a la difusión de los aspectos más relevantes de la tecnología del
hormigón, material que ha llegado a ser imprescindible en la construcción moderna, al igual que
fue decisivo en el desarrollo de antiguas civilizaciones, y cuyo continuo perfeccionamiento,
producto del creciente impulso de investigación, permite prever su adaptabilidad cada vez más
eficiente a las necesidades futuras.

Este texto está dirigido principalmente a profesionales de buen nivel técnico, no especialistas en
la materia, que deseen profundizar sus conocimientos de ella a través de una publicación
didáctica, sencilla y actualizada, de los aspectos fundamentales, básicos, de la tecnología del
hormigón, necesarios para la evaluación y solución de los problemas que habitualmente presen-
ta su aplicación en el diseño y construcción de obras de ingenierí a. Permite, además, al
profesional recurrir con facilidad a publicaciones más especializadas para profundizar las diver-
sas materias de acuerdo con sus necesidades.

Dado su carácter didáctico y su nivel tecnológico, creemos que también puede ser de excelente
ayuda para los profesores universitarios y de institutos del ramo, y para sus alumnos.

El Compendio abarca los aspectos de mayor importancia de la tecnología del hormigón,


centrándose principalmente en su significado conceptual y su forma de evaluación más que en
los detalles de ejecución de los ensayos necesarios para cualificarlos, por estimarse que este
aspecto está suficientemente detallado en las Normas respectivas, las que también se mencio-
nan en cada caso y se describen brevemente cuando ello se considera necesario. Adicionalmen-
te, en el último Capítulo del texto se aborda la relación entre estos aspectos conceptuales y su
aplicación práctica, por medio de un ejemplo detallado desarrollado en forma cuantitativa, a una
obra de mediana magnitud.

Finalmente, debe señalarse que las materias relacionadas con los morteros no han sido
incluidas en esta obra, pues son objeto de otro Manual dedicado exclusivamente a su exposi-
ción, el que está actualmente en preparación por este Instituto.

La elaboración de este texto ha estado a cargo del Ingeniero Civil Sr. Hernán Zabaleta G., quien
ha vertido en ella la experiencia obtenida en su desempeño profesional en numerosas obras de
ingenierí a de distinta magnitud, tipo y complejidad, y en el campo de la docencia en la especiali -
dad de la Tecnología del Hormigón. El Instituto Chileno del Cemento y del Hormigón agradece
muy sinceramente al ing. Zabaleta su valioso aporte al mejor conocimiento de esta
importante disciplina.

Santiago, Marzo de 1988.


Sergio Lorenzini Correa
Director Ejecutivo

Reedición Actualizada : Mayo 1992


CAPITULO 1. GENERALIDADES.

1.1. Antecedentes históricos

El hormigón, en su concepto más general de masa constituida por materiales pétreos ligados con
productos aglomerantes, fue utilizado por el hombre desde los albores de la civilización en la
construcción de diversas obras, muchas de las cuales causan admiración, aún en nuestros dí as,
por su magnitud, belleza, resistencia y extraordinaria durabilidad.
El desarrollo histórico de su tecnología no es aún- suficientemente conocido, debido a que los
avances tecnológicos logrados en las diversas épocas por las distintas civilizaciones se han
perdido al desaparecer o decaer éstas.
Sin embargo, con los actuales antecedentes disponibles podemos distinguir tres etapas en el
desarrollo tecnológico del hormigón:
Una primera etapa abarca principalmente el per íodo comprendido entre 7.000 años Antes de
Cristo hasta las cercanías del siglo I A.C. y se caracteriza por la utilización de aglomerantes
en la unión de bloques constituidos tanto por materiales naturales (roca) como elaborados
(ladrillos cerámicos).
El primer aglomerante conocido fue aparentemente la arcilla, ligante utilizado especialmente
en las construcciones babilónicas y asirí as.
Posteriormente, se utilizó también el yeso, principalmente en las construcciones egipcias.
Finalmente, los griegos emplearon extensamente aglomerantes en base a cales grasas
simples, material que aparentemente fue ya conocido por civilizaciones más antiguas.
La segunda etapa, más conocida actualmente, corresponde al importante desarrollo tecno-
lógico logrado por los romanos desde el siglo I A.C., que les permitió obtener propiamente
un hormigón semejante al que conocemos hoy, que, además de constituir un producto que
ligaba bloques, podía utilizarse, mezclando puzolana con cal, materiales pétreos y cascotes
de ladrillo, para moldear en sitio partes de estructuras y estructuras completas.

Con este producto se generó una revolución tecnológica en la construcción, que permitió
mejorar la calidad de las fundaciones, simplificar los procedimientos constructivos y cons-
truir elementos de grandes dimensiones y de gran belleza, resistencia y durabilidad. Un
ejemplo de obra de hormigón moldeado en sitio lo constituye el domo del Panteón romano,
construido en el siglo I D.C., de 43.4 metros de diámetro (levemente superior al de la
Basílica de San Pedro), que se mantiene en excelente estado de conservación después de
casi veinte siglos de existencia.
Algunos aspectos de este importante desarrollo del hormigón ha llegado a nuestros dí as,
entre otros antecedentes, por el libro “DeArchitectura”, escrito por el ingeniero y arquitecto
romano Vitruvio en el siglo I A.C., en el cual describió la tecnología utilizada en esa época.
Las actuales denominaciones “cemento” y “puzolana” derivan del término “opus coementi-
tium” con que los romanos designaban al hormigón, y del nombre de un puerto cercano a
Roma, Puzzuoli, en cuya vecindad se extraía el mencionado material volc ánico, que
mezclado con cal constituía un cemento natural. Es significativo lo que decía Vitruvio en
relación con la puzolana: ‘También hay una clase de polvo que, por causas naturales,
produce resultados asombrosos . Se le encuentra en la vecindad de Bata y Putuoli (Puzzuo-
li) y en los pueblos alrededor del Monte Vesubio. Esta sustancia, cuando es mezclada con
cal y cascotes o piedras, no solamente provee resistencia a construciones de todo tipo, sino
que cuando se construyen pilares en el mar, endurece bajo el agua..., de tal manera que ni
las olas ni la fuerza del agua pueden disolver.” Esos pilares, aún existentes, tienen más de
2.000 años de antigüedad.
La tecnología lograda por los romanos se perdió al decaer la vitalidad del Imperio y ser
invadido por otros pueblos.

* Fue sólo en el siglo XIX cuando se inicia la tercera y actual etapa, con el redescubrimiento
del hormigón a través de la obtención, en Francia e Inglaterra, del cemento como ligante
hidráulico, complementado a comienzos del presente siglo con la utilización, en Italia, de los
7
Generalidades

cementos puzolánicos. La tecnología del hormigón en esta etapa adquirió de inmediato un El empleo del hormigón pre y post-tensado ha hecho a su vez necesario el conocimiento del
extraordinario ritmo de perfeccionamiento debido al esfuerzo sistemático de investigación comportamiento elasto-plástico del hormigón, aspecto que aún se está profundizando, en
aplicada desde el siglo pasado. particular en lo que concierne a su predicción.
Posteriormente al descubrimiento de Smeaton, en 1756, sobre el uso de buenos morteros
para reconstruir el faro de Eddyston, el cemento fue desarrollado a partir de las investigacio- • Hormigones para obras hidr áulicas. El tamaño cada vez mayor de las obras de conducción y
de evacuación de grandes caudales hace necesario profundizar el conocimiento de los
nes del francés Vicat en 1818 y del escocés Aspdin, quien lo patentó en 1824 con el nombre efectos sobre el hormigón de los flujos con escurrimientos de alta velocidad, y consecuente-
de cemento Portland, por la denominación romana del hormigón y por la similitud del mente de los procesos de erosión y cavitación.
producto obtenido con las rocas de la isla de ese nombre. Ellos derivan en el desarrollo de los hormigones con alta resistencia superficial, de las
Entre las investigaciones posteriores de mayor importancia pueden citarse, entre otras, las especificaciones de terminación de superficies y actualmente han derivado hacia la protec -
desarrolladas por: ción de los efectos de la cavitación mediante la incorporación de aire en el agua en
- Johnson, en 1884, en relación con el proceso de clinquerización, que permitió la escurrimiento.
producción industrial del cemento.
- De Preaudeau, en relación con la determinación de la compacidad de las arenas. • Pavimentos. La pavimentación de grandes obras de vialidad, en especial de las autopistas
Alexandre, sobre los procedimientos para la determinación del agua de mojado de las de alta velocidad de circulación ha impulsado el conocimiento del empleo de los hormigones
arenas y la influencia de la temperatura sobre el fraguado de la pasta de cemento. de muy baja fluidez y alta calidad de terminación superficial, y de los equipos de construc-
Férét, también sobre la determinación de la compacidad y el agua de mojado de las ción asociados a su uso.
arenas y una de las propiedades básicas del hormigón, la influencia de la razón
agua/cemento sobre la resistencia de los morteros. Por otra parte, la importancia de los efectos ambientales sobre elementos de pequeño
- Abrams, quien investigó sobre la medición de la trabajabilidad de los hormigones, espesor como son los pavimentos, especialmente de los ciclos de hielo-deshielo, conduje-
desarrollando el cono que lleva su nombre para este objeto, ideó la noción de módulo ron al conocimiento de los aditivos incorporadores de aire.
de finura de los áridos, destinado a sintetizar su granulometrí a en una sola cifra, y que
también llegó, paralelamente con Férét, a la relación entre resistencia y razón agua/ce- Hormigones especiales. Adicionalmente se han investigado numerosos tipos de hormigo-
mento.
• nes especiales,con propiedades distintas de las de los hormigones convencionales,como ser
- Diversos investigadores italianos, en relación con la influencia de la puzolana en las los hormigones livianos, proyectados, pesados, expansivos, preempacados etc., destinado
características del cemento. cada uno a usos específicos o a resolver o facilitar la construcción de obras de ingenierí a
para vivienda, obras subterráneas, centrales nucleares,etc.
Ellas han sido enriquecidas por un sinnúmero de investigaciones, entre las que es importante
destacar las relacionadas con el uso de otros materiales (fierros, fibras, etc.), y con diversos De esta manera, en la actualidad se posee un buen nivel de conocimiento de muchas de las
aditivos que han permitido adaptar sus caracter ísticas a las necesidades de los distintos tipos de características y propiedades del hormigón, que está posibilitando la construcción de todo tipo
obras. de obras necesarias al desarrollo eficiente de la construcción en el mundo. Por otra parte, el
Estas aplicaciones han permitido perfeccionar la tecnologí a de, entre otros, los siguientes tipos creciente impulso de la investigación en esta materia permite prever un continuo perfecciona-
de hormigones: miento de su tecnologí a para adaptarse a las necesidades del futuro.

• Hormigón armado. La primera aplicación del hormigón armado se registra en 1850, año en En lo que concierne a la evolución del empleo del hormigón en nuestro país, no hay antecedentes
que Lambot construyó una pequeña barca de hormigón reforzado con barras de acero. históricos muy completos.
Posteriormente, en 1867, Coignet y Monier presentaron en la Exposición de París diversos La primera aplicación registrada del uso del cemento en nuestro paí s corresponde a la infraestructu-
elementos, como vigas, bóvedas, tubos, depósitos para líquidos, etc. ra del puente ferroviario sobre el r í o Maipo en 1856, en la que se empleó cemento importado.
Wayss publicó en 1887 el primer texto sobre hormigón armado, en el cual se esbozan por Por su parte, el empleo del hormigón armado se inicia en 1906 con la construcción, no terminada por
primera vez los conceptos para el diseño con este material, a partir del cual se inicia su uso un accidente durante su ejecución, de una estructura en albañilería armada, denominada “Casa
intensivo en diferentes tipos de estructuras. Diversos investigadores contribuyeron a aumen- Prá”, y continúa con otras tales como el Puente Quillota sobre el Estero Viña, la Maestranza San
tar el conocimiento, pudiendo citarse a Hyatt, Ransome, Melan, Bauschinger, Koenen y Bernardo, el Club H ípico de Santiago, y los puentes del ferrocarril de Pú a a Traiguén, la mayorí a
muchos otros. ejecutados por la Compañí a Holandesa de Cemento Armado, instalada en 1906 en nuestro país, así
Actualmente se profundizan los estudios relativos a la fisuración y rotura del hormigón, los como numerosos edificios mixtos en estructura met álica revestida con hormigón.
que permiten precisar el diseño de los elementos de hormigón armado. Posteriormente, los datos existentes se relacionan preferentemente con su uso como revestimiento
de estructuras metálicas y en elementos de hormigón armado.
• Hormigones en grandes masas. La construcción de las grandes presas americanas en la
década del treinta, hace necesario profundizar los conocimientos relativos a los problemas
Otro hito importante lo constituye la apertura en Chile, a mediados de 1906, de la Fábrica de
Cemento Melón, la primera de Sudamérica.
térmicos en el hormigón colocado en grandes masas. El reemplazo del cemento importado por nacional permite que el empleo del hormigón se extienda y
Por este motivo, principalmente en EE.UU., en el Bureau of Reclamation, se efectúan v se diversifique, construyéndose posteriormente numerosas obras, principalmente de vialidad,
profundos estudios para determinar la influencia de los distintos factores que condicionan puentes, centrales hidroeléctricas, instalaciones industriales, etc., pudiendo decirse que, a la fecha,
estos procesos y los procedimientos para controlar sus efectos, especialmente en la constituye el principal material de construcción en nuestro país.
fisuración del hormigón. Una gran contribución en la difusión del uso del hormigón en las obras, principalmente en las obras
En la actualidad se han refinado en gran forma los sistemas de análisis, mediante la de edificación, pavimentación y urbanización en las ciudades de mayor importancia de nuestro país,
i
utilización en computador del método de elementos finitos.
lo constituye sin duda el creciente empleo del Hormigón Premezclado, inducido principalmente por
• Hormigones pre y post-tensados. Su empleo fue impulsado principalmente para la construc - las garant í as de calidad, costo y simplificación constructiva que ofrece.
ción de puentes de grandes luces. La primera idea al respecto se atribuye a Freyssinet,
quien, además construyó grandes obras de ingenierí a aplicándolo.
8 9
CAPITULO 2. MATERIALES PARA EL HORMIGON.

1.2. Caracter ísticas generales del hormigón 2.1. Cemento


2.1.1. Generalidades.
El hormigón es un material constituido principalmente por áridos y pasta de cemento. Eventualmen-
te contiene también una pequeña proporción de aire y aditivos utilizados para modificar algunas de El cemento se presenta en forma de un polvo finísimo, de color gris que, mezclado con agua,
sus propiedades. forma una pasta que endurece tanto bajo agua como al aire. Por la primera de estas característi-
cas y por necesitar agua para su fraguado se le define como un aglomerante hidr áulico.
El árido utilizado es un material granular compuesto de partículas de origen pétreo de diferente
tamaño, duras y estables, cuyo objeto básico es constituir un esqueleto inerte para el hormigón. Es obtenido mediante un proceso de fabricación que utiliza principalmente dos materias primas:
Generalmente se integra mediante dos o más fracciones, cada una de las cuales contiene una una caliza, con un alto contenido de cal en forma de óxidos de calcio, y un componente rico en
gama diferente de tamaños de partículas. sílice, constituido normalmente por arcilla o eventualmente por una escoria de alto horno.
La pasta de cemento está formada por la mezcla de cemento hidr áulico y agua y constituye el Estos componentes son mezclados en proporciones adecuadas y sometidos a un proceso de
aglomerante activo del hormigón. fusión incipiente en un horno rotatorio, del cual se obtiene un material granular denominado
Todos estos materiales se mezclan homogéneamente en cantidades adecuadas para constituir clínquer, constituido por cuatro compuestos básicos :
una masa plástica y trabajable, a la cual se le pueden conferir propiedades apropiadas para ser
moldeada en la forma que se desee. * Silicato tricálcico (3 Ca0. Si02), designado como C3S.
En esta etapa el hormigón puede ser fácilmente transportado y depositado en el elemento del * Silicato bicálcico (2 Ca0. S¡02), designado como C2S.
cual pasará a formar parte constituyente, recibiendo a continuación un tratamiento adecuado de * Aluminato tric álcico (3 Ca0. AI203), designado como C3A.
consolidación o compactación, que le confiere su máxima densidad. * Ferroaluminato tetrac álcico (4 CaÓ . AI203.Fe203), designado como C4AF.

En el intertanto, el cemento y el agua se han combinado, generando un proceso físico-químico en Estos se presentan en forma de cuatro fases mineralizadas en conjunto con una fase vitrea,
cuya etapa inicial se produce la hidratación de los componentes del cemento, del cual resulta integrada por los dos últimos. Estas fases constituyen un 95% del peso total del clínquer, siendo
primero su fraguado y posteriormente su endurecimiento gradual, que, en condiciones adecua- el 5% restante componentes menores, principalmente óxidos de sodio, potasio, titanio, residuos
das de humedad y temperatura, prosigue indefinidamente en el tiempo, con un incremento insolubles y otros.
creciente de la capacidad resistente del hormigón.
El clínquer es sometido a molienda mediante molinos de bolas hasta convertirlo en el polvo
Esta capacidad resistente es una propiedad importante para el diseño y la construcción de obras finísimo ya mencionado, adicionándose en esta etapa una proporción de yeso de alrededor de un
de ingeniería y puede ser aproximadamente prevista en función de las características y propor - 5% de su peso, destinado a regulár el proceso de fraguado de la pasta de cemento, la que de
ciones de los materiales constituyentes. otra manera endurecería en forma casi instantánea. El cemento así obtenido se denomina
Las condiciones reseñadas permiten establecer las razones del uso tan difundido que el Cemento Portland.
hormigón ha alcanzado como material de construcción y que pueden resumirse en las siguien- Durante la molienda se pueden adicionar otros productos naturales o artificiales,constituyendo
tes: así los Cementos Portland con Adiciones o Especiales, los que, junto con mantener las
• Posibilidad
mundo.
de producción utilizando materiales de amplia difusión en cualquier país del propiedades típicas del Portland puro (fraguado y resistencia), poseen, además, otras cualidades
especialmente relacionadas con la durabilidad, resistencia química y otras. Entre las adiciones
• Facilidad para conferirle cualquier forma debido a su plasticidad. más conocidas y utilizadas están las puzolanas, las cenizas volantes y las escorias básicas
• Posibilidad
• obra
Posibilidad
de prever y adaptar sus características a cualquier tipo de obra.
de construcción utilizando recursos simples o complejos según la naturaleza de la
granuladas de alto horno.
. Estas adiciones presentan una reactividad química potencial, que se activa durante la hidratación
• Buena
fuego.
durabilidad y resistencia a la corrosión, a condiciones ambientales desfavorables y al del clínquer a temperatura ambiente. Así, las puzolanas y cenizas volantes reaccionan con la cal
hidratada liberada durante la hidratación de los componentes activos del clínquer. En cambio, en
Estas características han hecho del hormigón un material de construcción ampliamente utilizado en el caso de las escorias este efecto se produce porque la cal hidratada liberada desencadena la
la construcción de obras de ingenierí a de muy diversa naturaleza, pudiendo señalarse que actual- reacción de los componentes de la escoria, similares a los existentes en el clínquer.
mente el consumo mundial de cemento supera los 1.100 millones de toneladas. Sin embargo, su
empleo requiere de un profundo conocimiento de las propiedades del hormigón, lo cual constituye el
objetivo básico del presente texto. 2.1.2. Fraguado y endurecimiento de la pasta de cemento.
El cemento al ser mezclado con agua forma una pasta, que tiene la propiedad de rigidizarse
* progresivamente hasta constituir un sólido de creciente dureza y resistencia.
Estas características son causadas por un proceso físico-químico derivado de la reacción
química del agua con las fases mineralizadas del clínquer y que en su primera etapa incluye la
solución en agua de los compuestos anhidros del cemento, formando compuestos hidratados.
1 Los compuestos del cemento se hidratan a distinta velocidad, iniciándose con el C3A y conti-
nuando posteriormente con C4AF, C3S y C2S en ese mismo orden.

10 11
Materiales para el Hormigón

TABLA 2.3 Características de los Cementos y Ensayos Normalizados


A partir de este momento el proceso no es cabalmente conocido, existiendo teorías que suponen
la precipitación de los compuestos hidratados, con la formación de cristales entreverados entre sí
que desarrollan fuerzas de adherencia, las que producen el endurecimiento de la pasta (teoría Característica Ensayo
cristaloidal de Le Chatelier) o alternativamente por el endurecimiento superficial de un gel Norma Valor Especificado
formado a partir de dichos compuestos hidratados (teorí a coloidal de Michaelis) , estimándose Densidad real NCh 154 3.0 kg/dm3 (C.Portland)
actualmente que el proceso presenta caracter ísticas mixtas. Tiempo Fraguado NCh 152 Comienzo Fin
( Consistencia Normal ) ( NCh 151) CC<60 min C C <1 2 h ( 1 )
El endurecimiento de la pasta de cemento muestra particularidades que son de inter és para el CAR < 45 min CAR <10 h ( 2 )
desarrollo de obras de ingeniería : Finura Sist. Blaine NCh 159 Nota 3
Sist . Wagner NCh 149 Nota 3
* La reacción química producida es exotérmica, con desprendimiento de calor, especialmente Tamizado NCh 150 Nota 3
en los primeros días. Resistencia NCh 158 Ver Tabla 2.2
Calor Hidratación ASTM C 186 Nota 4
* Durante su desarrollo se producen variaciones de volumen, de dilatación si el ambiente tiene Expansión Autoclave máx 1%
NCh 157
un alto contenido de humedad o de contracción si éste es bajo.

El proceso producido es dependiente de las características del cemento, principalmente de su


composición y de su finura, los cuales condicionan en especial la velocidad de su generación. NOTAS 1 CC: Cemento Corriente
2 CAR : Cemento Alta Resistencia
3 La Norma no especifica valores
4 La Norma ASTM especifica la medición del calor de hidratación mediante un ensayo por
disolución en ácido fluorhídrico. Existe un ensayo alternativo (Botella Thermos) , no normali-
2.1.3. Clasificación de los cementos fabricados en Chile;. zado, que mide directamente el calor desprendido en un ambiente de temperatura constan-
te y que es más aplicable a los cementos nacionales, en especial si contienen agregado de
La Norma NCh 148 clasifica a los cementos nacionales según su composición y resistencia en la puzolana o escoria.
forma que se indica en las Tablas siguientes : En este último ensayo, los valores que se obtienen oscilan generalmente alrededor de 60 a
70 cal/g para los cementos corrientes, 70 a 80 cal/g para los de alta resistencia y sobre 80
TABLA 2.1 Clasificación de los cementos según su composición para los cementos Portland puros. Los primeros deben ser preferidos para obras masivas.

Denominación Proporción de los componentes


Clínquer Puzolana Escoria
Portland 100 % 2.2. Aridos
Portland Puzolánico >70 % <30 %
Portland Siderúrgico >70 % <30 %
2.2.1. Generalidades.
Puzolánico 50-70 % 30-50 %
Siderúrgico 25-70 % 30-75 % Por razones económicas y de estabilidad f ísico-química, es conveniente que la pasta de cemento
sea sustentada por un esqueleto inerte.
Este papel es desempeñado por un árido, el que constituye normalmente alrededor de 65 a un
TABLA 2.2 Características Especificadas para los Cémentos Nacionales 75% del volumen total del hormigón y el cual está integrado por partículas granulares de material
pétreo de tamaño variable.
Estas partículas se originan por fragmentación de las rocas de la corteza terrestre, ya sea en
Grado Tiempo Fraguado Resistencias mínimas forma natural o artificial.
Compresión Flexión Generalmente el árido se constituye mediante el aporte de varias fracciones distintas, contenien-
7 días 28 días 7 días 28 días do cada una distintos tamaños de partículas.
Inicial Final
(mín) (máx) Kgf /cm2 Kgf /cm2 Kgf /cm2 Kgf /cm2
Corriente 60 min 12 h 180 250 35 45 2.2.2. Condiciones de ios Aridos.
Alta Resist. 45 min 10 h 250 350 45 55
Para su integración en el hormigón, los áridos deben cumplir ciertas condiciones, las cuales
pueden resumirse en tres grupos principales :
En casos eventuales, puede ser necesario determinar directamente las características del a Condición de docilidad
cemento que se va a emplear en obra. Para este objeto debe recurrirse a efectuar ensayos
normalizados. La condición de docilidad puede definirse como el conjunto de características necesarias para
que los áridos al ser incorporados al hormigón le confieran una docilidad adecuada para su uso
En la Tabla 2.3 que se inserta a continuación se indican las características de mayor importancia en obra en estado fresco (1). Puede subdividirse en:
y los ensayos respectivos, con la correspondiente Norma chilena o extranjera en caso de no
(1) Ver concepto de docilidad en Capítulo 3, párrafo 3.1
existir la primera.
13
12

m
Materiales para el Hormigón
-

N° 200
a1 Condición de granulometrí a
a2 Condición de contenido de granos finos
a3 Condición de forma de los granos N ° 140
0.105
a4 Condición de porosidad de los áridos

Su cumplimiento debe ser analizado previamente al empleo de los áridos para confeccionar N° 100
0.140
hormigones en la forma que se resume en los párrafos que siguen. N° 80
0.179

N ° 60
0.250
a1 Condición de granulometría. N ° 50
0.297

Tal como se indicó, los áridos se utilizan separados en fracciones cada una de las cuales
contiene una gama distinta de tamaños de partículas. La distribución de los porcentajes en N ° 40
0.420
peso para cada tamaño de partícula se denomina granulometrí a del árido. N ° 35
0.500
Dado que no es posible determinar en forma práctica su porcentaje de participación para N° 30
cada tamaño , ésta se determina haciendo pasar una muestra representativa del árido por 0.590
una serie de tamices ordenados,de abertura decreciente. Los pesos retenidos en cada tamiz N° 25
0.710
se expresan como porcentajes del peso total de la muestra y, finalmente, la granulometrí a N° 20
del árido se acostumbra expresarla en porcentajes acumulados que pasan por las mallas de 0.840
la serie utilizada.
N° 16
1.190
Los tamices para áridos están normalizados en NCh 165 y se denominan por su abertura en
mm. Sin embargo, los más usados en la práctica corresponden a la serie normalizada por
ASTM E 11, debido a que éstos se encuentran disponibles en el mercado. En la Tabla 2.4
puede observarse la correspondencia entre las dos series de tamices mencionadas. N ° 10
2.000
Por su parte, la granulometría de los áridos está normalizada por NCh 163, cuyos requisitos N° 8
se resumen en las Tabla 2.5 y en la Figura 2.1 anexas. De acuerdo a la definición de la 2.380
mencionada Norma, se designa como arena al árido que pasa en por lo menos un 95% por
el tamiz de abertura nominal de 5 mm y grava al árido que es retenido en un 95% por dicha
malla.
N° 4 4.761
La granulometría de un árido puede ser englobada en números índices, que la representan
en forma resumida. De ellos, el más utilizado es el Módulo de Finura, que se determina 1 / 4"
6.350
sumando los porcentajes retenidos acumulados correspondientes a las mallas 3”, 11 /2”,
3/4”, 3/8”, #4, # 8, #16, #30, # 50, # 100 de la serie ASTM.
3 / 8"
9.520

TABLA 2.4 Correspondencia entre tamices NCh y ASTM / "


1 2
1 2.700

Norma Arena Grava 3 /4 " 1 9.000


ASTM # 100 # 50 # 30 # 16 # 8 # 4 3/8” 1/2” 3/4” 1” iy2” 2” 21/2”
mm 0.150 0.300 0.600 1.18 2.36 4.75 9.5 12.5 19 25 38.1 50 63 1"
25.400
NCh 0.160 0.315 0.630 1.25 2.5 5 10 12.5 20 25 40 50 63
mm 11/4 "
1 1 /2 " 38.100

2 " 50.800
2 1 /2 " 63.500
3"
76.120
.
FIGURA 2.1 Gráfico para bandas granulométricas T máx 11 / 2” (40 mm)
14 15
Materiales para el Hormigón

a2 Condición de Contenido de Granos Finos.


TABLA 2.5 Requisitos granulométricos según NCh 163
El hormigón necesita de un cierto contenido de granos muy finos, de un tamaño inferior a
80p, (0.080 mm) , para que tenga una adecuada trabajabilidad.
Arena Parcialmente este aporte es efectuado por el cemento, el que está normalmente constituido
en su casi totalidad por partículas menores de ese tamaño, pero, especialmente en hormigo-
Tamices % que pasa nes con bajas dosis de cemento, se requiere que también los áridos aporten parte de esas
empleados en peso partí culas.
(ASTM)
100 Sin embargo, un contenido excesivo de ellas puede ser desfavorable, pues obligan a un
3/8” mayor empleo de agua, interfieren en el proceso de cristalización de la pasta de cemento y
# 4 95-100
80-100 dañan la adherencia entre árido y pasta.
# 8
# 16 i
50- 85 Aun cuando, por las razones expuestas, el contenido de granos finos debería analizarse
# 30 l 25- 60 globalmente, se acostumbra a limitar el aporte proveniente de los áridos.
# 50 10- 30 Si la determinación del contenido de granos muy finos se efectúa en la forma señalada por
#100 2- 10 NCh 1223, los valores aceptables para este objeto deben ser los establecidos en Nch 163 y
pueden resumirse como se indica en la Tabla siguiente:

Grava TABLA 2.6 Contenido de Finos según NCh 163

Tamices % que pasa, en peso, para los siguientes


tamaños límites GRAVA ARENA
empleados
ASTM Normal Chancada Normal Chancada
2” - # 4 IV2” - # 4 3/4” -# 4 2” - 1” IV2” - 3/4”
100 Hormigón Normal 0.5% 1.0% 5.0% 7.0%
21/2” 100
90-100 100 Hormigón c/desgaste 1.0% 1.5% 3.0% 5.0%
2” 90-100 100
90-100 33- 70 90-100
11/2”
1” 35- 70 100 0- 15 20- 55
35- 70 90-100 0- 15
3/4”
1/2” 10- 30 0- 5
10- 30 20- 55 0- 5
3/8
# 4 0- 5 O- 5 0- 10
*

a3 Condición de Forma de los Granos.


# 8 O- 5

Una forma regular de los granos de un árido favorece la trabajabilidad del hormigón. Para
medir esta condición existen numerosos índices, algunos de los cuales son los siguientes :

Número de angularidad = % huecos - 33


Coeficiente de forma : largo + ancho < 6 x espesor
volumen real partículas
Arido combinado Coeficiente volumétrico volumen esferas circunscritas

Tamices % que pasa, en peso, para los


empleados tamaños máximos indicados
Nch 163 establece para este último coeficiente los valores aceptables que se señalan en la
11/2” 3/4” Tabla 2.7; el ensayo se efectúa según NCh 1511.
ASTM
11/2” 100
60-80 100
3/4” TABLA 2.7 Coeficiente volumétrico según NCh 163
40-61 62-77
3/8”
24-48 37-58
# 4
15-37 22-43
# 8
10- 28 13-33 Arido tamaño máximo > 25 mm Arido tamaño máximo < 25 mm
# 16
6-19 8-23
# 30
3-11 4-12 Hormigón simple > 0.15 Hormigón simple > 0.12
# 50
2- 5 3- 6 Hormigón armado > 0.20 Hormigón armado > 0.15
#100

16 17

1 I
Materiales para el Hormigón

a4 Condición de Porosidad. c1.1 Inalterabilidad ante los compuestos producidos durante el proceso de fraguado de
la pasta de cemento.
La porosidad de un árido está relacionada con la absorción de agua. Una alta porosidad es Los áridos pueden contener componentes combinables con los compuestos produ-
una característica desfavorable, pues está normalmente asociada a alterabilidad por parte cidos durante el fraguado de la pasta de cemento.
de los agentes atmosféricos; además, introduce un factor de variabilidad en el hormigón al De estos componentes, son potencialmente más peligrosos aquellos que en su
dificultar el control de la dosis de agua, debido a que la cantidad de agua absorbida por el constitución contienen sílice amorfa, tales como el ópalo, la calcedonia y los vidrios
árido resulta dependiente de las condiciones de empleo del hormigón en obra, en particular volcánicos, los sulfatos y sulfuros de calcio y fierro, las calizas dolomíticas y las
de los tiempos de espera que se producen desde la elaboración hasta la puesta en obra del arcillas expansivas, los cuales al reaccionar forman compuestos expansivos, que
hormigón. pueden llegar a desintegrar el hormigón.
El procedimiento para determinar la porosidad de los áridos está definida por NCh 1239 y De este tipo de reacciones la más estudiada ha sido la denominada reacción álcali
por NCh 1117 para la arena y la grava respectivamente. - árido, que se produce en los áridos con contenido de sílice amorfa, la cual
Por su parte, NCh 163 establece los siguientes límites máximos : reacciona con los álcalis desprendidos durante el fraguado de la pasta, producien-
do un gel expansivo.
* Arena 3% El procedimiento para estudiar este tipo de reacción ha sido regulado por las
* Grava 2% Normas ASTM, las que consideran tres etapas básicas, que se efectúan en forma
Debe señalarse que este último valor es aceptable cuando se utiliza una sola grava con sucesiva si se obtiene resultados desfavorables en cada una de ellas :
granulometría integral a partir de 5 mm,pero puede resultar excesivo si se aplica individual- - Análisis petrográfico según ASTM C 295, destinado a detectar la presencia de
mente a cada una de las fracciones de una grava separada en varias fracciones. compuestos reactivos. El ensayo es desfavorable si se detectan compuestos
potencialmente reactivos.
- Análisis químico de reactividad según ASTM C 285, la cual indica cómo
b Condición de Resistencia Propia. verificar la presencia de sílice disuelta (Se) y la reactividad alcalina del árido
El árido debe ser capaz de resistir los efectos ambientales y las tensiones internas que le (Re) . El árido es potencialmente reactivo si Re >70 y Se > Re o si Re < 70 y Se
producen las solicitaciones aplicadas sobre el elemento del cual forma parte. Esta última > 35-0.5Rc.
condición es más importante si se considera que, debido a su forma irregular, pueden producir - - Medición de la expansión producida en probetas prismáticas de mortero prepa-
se concentraciones de dichas tensiones internas en torno al árido. radas con el árido en análisis y un cemento de alto contenido de álcalis,efectua-
da según ASTM C 227. Se considera que el árido es expansivo si las probetas
La resistencia de un árido no resulta f ácil de medir en forma directa, por lo que se recurre a experimentan un alargamiento superior a 0.05% a 3 meses o 0.10% a 6 meses.
ensayos indirectos tales como el ensayo de abrasión, cuya ejecución por el Método de Desgas- En nuestro país no se han informado situaciones ciertas de existencia de daños en
te de la Máquina de Los Angeles está definida por NCh 1369. obras causados por reacción álcali - árido. Sin embargo, dada la existencia de
Los valores definidos como aceptables para el primero son los siguientes : partículas de origen volcánico en muchos de ellos, en particular de los obtenidos en
* Abrasión máxima 40 % para hormigones sometidos a desgaste el curso alto de los ríos, es conveniente, cuando se desea utilizar áridos no
50 % para hormigones normales conocidos, verificar la potencial existencia de compuestos nocivos.
Un ensayo alternativo del anterior es el de trituración, el cual consiste en someter el árido a
presión en una cámara confinada y ver como varí a su granulometrí a con respecto a la que
c1.2 No Incorporación de Productos Nocivos.
tení a originalmente. Este ensayo no ha sido normalizado en nuestro paí s.
El árido no debe incorporar en el hormigón productos que puedan alterar el
Las Normas regulan también la cantidad de partículas blandas, desmenuzadles por presión de proceso de fraguado y endurecimiento de la pasta de cemento. Entre los que
los dedos, que puede contener un árido. La determinación respectiva est á regulada por NCh pueden producir efectos más perniciosos se cuentan la materia orgánica, conteni-
1327 y los valores máximos admisibles por NCh 163, de acuerdo a la siguiente pauta: da principalmente en la arena, y las sales solubles en agua adheridas a los áridos.
La materia orgánica, y en particular el ácido tánico, contenida en ella, producen un
* Grava 5% efecto retardador del fraguado, que puede afectar la resistencia, especialmente a
* Arena 3%
edades tempranas del hormigón. Por este motivo, es conveniente detectar su
Los áridos nacionales, en general, presentan buenas caracterí sticas de resistencia propia, existencia, para lo cual se recurre a un ensayo colorimétñco, cuya ejecución está
pues en su mayoría provienen de rocas ígneas de alta dureza, principalmente rocas definida en NCh 166 y que consiste en sumergir una muestra de arena durante 24
graníticas. Sin embargo, este aspecto no puede ser descuidado cuando, como sucede con horas en una solución de hidróxido de sodio y observar la coloración que toma la
frecuencia en la zona norte de nuestro paí s, los áridos se obtienen de rocas que han solución, siendo aceptable sólo si ella mantiene su transparencia o toma una débil
experimentado un cierto grado de alteración. coloración amarilla, de acuerdo a patrones de comparación que existen para este
objeto.
c Condición de Estabilidad Físico - Química. Por su parte, las sales solubles más perniciosas para el hormigón están constitui-
das por los sulfatos y sulfuros, cuyo contenido expresado en forma de ión S04 no
Un árido debe ser capaz de resistir las acciones fí sico - químicas generadas por las debe superar los valores establecidos en Nch 163 y que son las siguientes:
condiciones ambientales en las que debe subsistir y de las internas derivadas de su
incorporación en el hormigón, en la forma que se describe a continuación. * Sulfatos (ión S04) 0.60 kg/m3
* Sulfuros (ión S04) 1.80 kg/m3
c1 Estabilidad química.
Para computar las cantidades anteriores debe sumarse el aporte total de todos los
Para la estabilidad química de un árido deben considerarse básicamente los dos componentes del hormigón, incluidos los aditivos.
aspectos que se señalan en los párrafos que siguen:
18 19

i
Materiales para el Hormigón

Adicionalmente, NCh 163 introduce limitaciones en el contenido de cloruros en los 2.3.2. Condiciones del Agua
hormigones armados y pretensados y de carbón o lignito, los primeros por inducir o
favorecer los procesos de corrosión de las armaduras y los segundos por causar Para su incorporación en el hormigón, el agua debe presentar ciertas caracter ísticas de calidad,
manchas superficiales que afectan la apariencia del hormigón. las cuales aparecen definidas en NCh 1498, y pueden resumirse en la forma que sigue :
Los valores establecidos como máximos admisibles por NCh 163, incluidos los
aportados por el cemento, agua y aditivos, para estos compuestos son los siguien- - El uso de agua potable está permitido sin necesidad de verificar su calidad.
tes: - El agua de mar sólo puede utilizarse en la preparación de hormigones de resistencia especificada
inferior a H15 (150 Kgf /cm2).
* Cloruros (como ión Cl) - El agua con contenido de azúcares, en forma de sacarosa o glucosa, no puede ser empleada
* Hormigón armado 1.20 kg/m3 de hormigón para la preparación de hormigones.
* Hormigón pretensado 0.25 kg/m3 de hormigón - Las aguas de origen desconocido deben ser sometidas a análisis químico, debiendo atener-
se su composición a los límites señalados en la Tabla 2.8 siguiente :
* Carbón y lignito
* Hormigón a la vista 0.5 %
* Otros hormigones 1.0 % TABLA 2.8 Requisitos químicos del agua

En nuestro país, la presencia de sales solubles debe necesariamente considerarse PH -


6 9.2
en los áridos empleados en el Norte Grande y la de materias orgánicas en los de la sólidos en suspensión <2000 mg/l
zona sur y, eventualmente, en los de la zona central. sólidos disueltos <15000 mg/l
- si sólidos disueltos >5000 mg/l
c2 Estabilidad física. - cloruros <1200 g Cl/m3 para hormigón armado
< 250 g Cl/m3 para hormigón pretensado
- suIfatos <600 g S04 / m3
El árido debe ser capaz de soportar las condiciones ambientales a que va a estar materias orgánicas <5 mg/l
sometido el hormigón. De estas condiciones, las más nocivas son los ciclos alternados
de temperatura o humedad y, dentro de ellas, sin duda los ciclos alternados de
temperatura bajo y sobre 0 Ó. (hielo-deshielo).
o

de hielo y deshielo está muy relacionado con la porosidad del Las condiciones señaladas están dirigidas a limitar la presencia de componentes que puedan ser
El efecto de estos ciclos
dañinos al hormigón a través de algunos de los siguientes procesos :
árido, pues se manifiesta a través del importante aumento de volumen que experimenta
el agua al congelarse, la cual al estar absorbida por el árido induce en éste tensiones de - entrar en reacción con los compuestos del cemento, alterando el proceso de fraguado y
tracción, que pueden significar su destrucción progresiva al repetirse en forma cíclica. endurecimiento de la pasta de cemento, como sucede con las materias orgánicas y los
La calidad resistente de un árido a este efecto puede medirse a través del ensayo de azúcares
desintegración mediante sulfato de sodio definido por NCh 1328, que consiste en - producir compuestos expansivos que dañen f ísicamente al hormigón, como es el caso de los
someter a una muestra de granulometría normalizada a ciclos alternados de inmersión suIf atos
en una solución de sulfato de sodio y de secado posterior a 110 °C. El árido se - inducir o acelerar procesos de tipo corrosivo en las armaduras de los hormigones armados o
considera apto si después de cinco de estos ciclos experimenta una pérdida de peso pretensados, como sucede con los cloruros
total no superior a 10 % para la grava y 12 % para la arena. - afectar las propiedades físicas del hormigón, como es el caso de los sólidos en suspensión
Debe señalarse que este ensayo es exigente y, en consecuencia, un árido que no
cumpla los límites señalados no necesariamente es rechazable, en particular si los Debe señalarse que existen Normas, como las ASTM, que aceptan que, en caso de incumplimiento
resultados indican valores cercanos a los admisibles, caso en el cual se acepta que se de las condiciones de calidad, el agua puede ser sometida a un ensayo comparativo de resistencias
efectúen ensayos en hormigón sometidos a ciclos de hielo y deshielo. a 7 días en morteros preparados con el agua en estudio y con agua destilada. Si el resultado
obtenido en el primero es igual o superior a un 95% del segundo, el agua se considera apropiada
para su empleo en hormigones.
La presencia de compuestos nocivos en las aguas es susceptible de presentarse en nuestro paí s
2.3. Agua en condiciones similares a las señaladas para los áridos, es decir, en la zona norte es posible la
existencia de sales disueltas y en las zonas sur y central la de materias orgánicas.

2.3.1. Generalidades.
El agua desempeña dos roles en su calidad de componente del hormigón : 2.4. Aditivos
- Participa en el proceso de hidratación del cemento, el cual no puede tener lugar sin su
presencia.
- Otorga la trabajabilidad necesaria al hormigón, siendo determinante para definir su fluidez.
Los aditivos son productos que se emplean, generalmente en pequeñas cantidades, para
modificar algunas de las características del hormigón.
Por este motivo para comprender su empleo es necesario previamente conocer en detalle cómo
Es, en consecuencia, un componente fundamental del hormigón, ya que su presencia condiciona
se establecen normalmente esas características, por lo cual serán analizados posteriormente en
tanto el desarrollo de las propiedades en su estado frésco como en la etapa de su endurecimien-
el presente texto, al abordar los aspectos relacionados con la dosificación de hormigones.
to.
20 21
CAPITULO 3. PROPIEDADES DEL HORMIGON
FRESCO.

3.1. Generalidades.
Como se explicó anteriormente, una vez adicionada agua al cemento, la pasta así formada pasa
por una etapa inicial, en la que se desarrolla el proceso de hidratación del cemento, durante la
cual presenta una consistencia plástica. Posteriormente se inicia su endurecimiento, en el que
adquiere progresivamente las caracterí sticas de sólido.

Dado que la pasta de cemento es el componente activo del hormigón, estas mismas característi-
cas le son transmitidas a éste, por lo que presenta también una etapa inicial en que su estado es
plástico.

En esta etapa el hormigón acepta desplazamientos y deformaciones con pequeños aportes de


energía externa, para lo cual debe vencer principalmente dos reacciones internas del hormigón: una
derivada del frotamiento de las partículas granulares entre sí, cuya medida se denomina fluidez del
hormigón; y la otra proveniente de la cohesión de la masa, producida por la atracción entre las
partículas, cuya medida se denomina consistencia del hormigón.

El conjunto de ambas caracter ísticas constituye la docilidad o trabajabilidad del hormigón.


El concepto de docilidad es fundamental en la etapa en que el hormigón se mantiene en estado
plástico, puesto que condiciona sus caracter ísticas en esta etapa, que corresponde a la de su
empleo en obra.
La docilidad del hormigón est á directamente relacionada con el contenido de algunos de sus
componentes, principalmente con los de agua y de partículas finas, los cuales actúan en sentido
contrario entre sí en la forma que se representan esquemáticamente en la Figura 3.1.

Trabajabilidad Contenido de
o
Docilidad Agua Granos finos

Fluidez

Consistencia

FIG. 3.1. Influencia del Agua y Granos Finos sobre la Trabajabilidad.

De esta manera es posible regular la docilidad del hormigón mediante un adecuado ajuste de la
proporción de los mencionados componentes en una forma que sea conveniente para el uso que se
pretende dar al hormigón en esta etapa, aspecto que ser á analizado en detalle posteriormente en el
Capítulo 7 sobre Dosificación de Hormigones.

3.2 Medida de la Docilidad


Durante la etapa en que el hormigón se mantiene en estado fresco es de gran importancia poder
otorgarle al hormigón una docilidad adecuada al uso que se desea darle.
Para este objeto, es necesario cuantificarla, utilizando una forma de medida de la docilidad, para lo
que se han desarrollado numerosos sistemas, de los cuales se describen a continuación los de
mayor uso:
23
Propiedades del Hormigón Fresco

Asentamiento de cono. Este ensayo fue ideado por el investigador norteamericano tt


lülÜ

Abrams.Su ejecución está regulada por NCh1019 y consiste básicamente en rellenar un


molde metálico troncocónico de dimensiones normalizadas, en tres capas apisonadas con yxrr
25 golpes de varilla-pisón y, luego de retirar el molde, medir el asentamiento que experimen-
ta la masa de hormigón colocada en su interior. Esta medición se complementa con la \
observación de la forma de derrumbamiento del cono de hormigón mediante golpes latera-
les con la varilla-pisón, en la forma señalada en la Figura 3.2.
De esta manera, la medida del asentamiento permite determinar principalmente la fluidez y
la forma de derrumbamiento apreciar la consistencia del hormigón.
Dada su simplicidad de ejecución, el ensayo de asentamiento se ha generalizado como
medición de la trabajabilidad del hormigón.

Ensayo VeBe. Este ensayo consiste en medir el tiempo necesario para remoldear mediante
vibración una masa de hormigón de forma troncocónica y transformarla en una forma
cilindrica, empleando para este objeto un aparato normalizado en Suecia, según se señala
en la Figura 3.3.
Su uso resulta más adecuado para hormigones de muy baja fluidez y constituye en dicho
rango un buen complemento de la medición del asentamiento de cono.
Sin embargo, por la relativa complejidad del equipo necesario para aplicarlo, su uso se ha
limitado básicamente al laboratorio.
Ensayo Kelly. Consiste en medir la penetración en el hormigón fresco de una semiesfera, por su
propio peso. El aparato tiene la forma señalada en la Figura 3.4.
El ensayo respectivo está normalizado en ASTM C 360 y presenta la ventaja de poder
realizar la medición sobre el hormigón puesto en obra.
Su rango de aplicación es similar al del asentamiento de cono, teniendo con éste una buena
correlación.

A tí tulo informativo se indican en la Tabla 3.1 los valores numéricos que corresponden en dichos
ensayos para diversos estados del hormigón fresco.

TABLA 3.1 Valores de fluidez correspondientes a ensayos de trabajabilidad


Estados del FLUIDEZ
Muy baja Baja Media Alta Muy Alta
Hormigón FIG. 3.2. Medición del Asentamiento de Cono.

Asentamiento cono 0 - 1 cm 2 - 3 cm 4 - 6 cm 7 - 9 cm 10 - 12 cm
Aparato VeBe 5 -10 s 3 - 4 s 1 - 2 s
Bola de Kelly 0.5 cm 1 - 1.5 cm 2 - 3 cm 3 - 5 cm 5 - 6 cm

3.3. Procesos que Experimenta el Hormigón Fresco.


Durante la etapa en que el hormigón mantiene su estado fresco, experimenta una serie de
procesos cuyo origen y consecuencias es necesario conocer para tenerlos debidamente en
cuenta.
Estos procesos son principalmente los que se describen a continuación.

3.3.1. Exudación del Agua de Amasado.


Debido a que ei hormigón está constituido por materiales de distinta densidad real, tiende a FIG. 3.3. Aparato Vebe . FIG. 3.4. Ensayo Kelly.

24 25
Propiedades del Hormigón Fresco

Cuando éstos presentan dimensiones capilares, el proceso de tensión superficial interna alcanza
producirse la decantación de los de mayor peso unitario, que son los sólidos, y el ascenso del más una magnitud importante, la que al transmitirse al hormigón se traduce en una contracción de las
liviano, que es el agua.
zonas de hormigón sometidas a este proceso de secamiento.
Este proceso induce una serie de efectos internos y externos en el hormigón :
de la Este efecto afectar á principalmente a la superficie del hormigón, dado que ella es la que se seca
- La película superficial del hormigón presenta un contenido de agua mayor que el resto
masa . Como se ver á posteriormente , ello significa un aumento de la raz ón agua /cemento, primero, mientras que el resto de la masa permanece invariable. Ello induce contracciones diferen -
ciales y, como consecuencia, tensiones de tracción, originadas en el confinamiento que producen
con una consiguiente menor resistencia para dicha capa. a las capas con mayor contenido de humedad sobre las en proceso de secado. Si este proceso de
Este efecto debe ser especialmente considerado en las obras de hormigón sometidas
desgaste superficial y en los hormigones utilizados como material de relleno bajo elementos secado es muy rápido, como sucede cuando el hormigón está sometido a alta temperatura ambien -
te o a corrientes de viento, ello puede traducirse en grietas del hormigón aún plástico, las que por su
cuyo fondo es horizontal, p. ej. placas de fundación.
origen se presentarán como de gran abertura en relación a su profundidad.
ví as
El ascenso del agua da origen a conductos capilares, que constituyem posteriormente por Este fenómeno debe ser combatido, pues las fisuras y/o grietas afectan la durabilidad del hormigón
permeables, afectando en consecuencia la impermeabilidad del hormigó n , especialmente
y, en obras de gran superficie y pequeño espesor relativo (pavimentos, losas) introduce una
capilaridad. debilidad estructural al significar una disminución de su espesor.
ño,
El agua ascendente tiende, además, a acumularse bajo las partículas de mayor tama
dejando bajo éstas un espacio vací o, al evaporarse posteriormente.
las Ello puede lograrse manteniendo un ambiente húmedo en torno al hormigón fresco que impida el
Este proceso debe ser especialmente considerado en las obras hidráulicas y en inicio del secamiento superficial, que se produce si se hormigona en per íodos de alta temperatura o
fundadas en terrenos húmedos .
fuerte viento, utilizando pulverizadores que esparzan una neblina húmeda en el sitio hasta que sea
posible iniciar el proceso de curado que se menciona en el Capítulo 5.
La exudación va acompañada por una sedimentación de los materiales sólidos, los que tienden
a descender. Este descenso puede significar concentraciones de tensiones internas en los Por otra parte, si el agrietamiento se produce y el hormigón aún está suficientemente plástico
puntos donde la estructura presenta singularidades de forma, por ejemplo, variaciones de para responder a la compactación, puede ser recompactado hasta lograr el cierre de dichas
espesor o de nivel, debido al desigual descenso que se produce a ambos lados de la singulari- grietas.
dad.
Este efecto debe ser especialmente considerado en las obras de edificación, en los puntos 3.3.3. Falso Fraguado del Cemento.
de unión de los pilares y muros de hormigón con las cadenas, losas y vigas, en donde el
mayor descenso que experimentan los primeros puede inducir grietas en las zonas de Eventualmente, el cemento puede experimentar un endurecimiento prematuro al ser mezclado
encuentro con los segundos. con agua para constituir la pasta de cemento.
Este proceso parece provenir de un comportamiento anómalo del yeso adicionado al cemento en
Dado que la exudación produce efectos desfavorables, debe ser combatida, para lo cual puede la etapa de molienda del clínquer como regulador de su fraguado, el cual, debido a las altas
recurrirse a las siguientes medidas paliativas: temperaturas originadas durante la molienda, puede perder parte del agua de cristalización.

- Utilizar un contenido adecuado de granos muy finos en el hormigón, entendiéndose como tales El agua perdida es recuperada, extrayéndola del agua de amasado del hormigón, con lo cual el
los que tienen un tamaño inferior a 150 micrones, aspecto que se analizar á posteriormente en la yeso cristaliza, adquiriendo rigidez.
parte pertinente a dosificación de hormigones. Este endurecimiento se conoce con el nombre de falso fraguado y produce una rigidización del
hormigón aún en estado fresco, en los primeros minutos posteriores a la adición del agua de
- Recurrir al empleo de aire incorporado en el hormigón, utilizando aditivos apropiados para amasado, lo cual dificulta grandemente su manipulación en los procesos de transporte, coloca-
este objeto, en la forma que se analizar á en el Capítulo 6 de este texto. ción y compactación.
- Aumentar el tiempo de amasado del hormigón, con el objeto de facilitar el adecuado Para evitar estos efectos desfavorables, un procedimiento efectivo consiste en aumentar el
humedecimiento de los materiales sólidos por el agua y con ello su retención por parte de tiempo de amasado, lo que permite romper la cristalización producida y devolver al hormigón la
éstos. plasticidad perdida sin necesidad de adición de agua.

- Efectuar el hormigonado de las partes que presenten variaciones de espesor en distintas


etapas constructivas, o, al menos, dejar transcurrir un tiempo de espera para permitir el
asentamiento de la zona de mayor espesor. Este tiempo de espera debe ser el máximo
posible, pero evitando el endurecimiento del hormigón.

3.3.2. Variaciones de Volumen.


El agua de amasado del hormigón tiende a evaporarse si éste no se mantiene en un ambiente
saturado de humedad, con lo cual se produce un proceso de secado progresivo desde la
superficie externa hacia el interior.
Este desecamiento progresivo acarrea la formación de zonas de contacto entre fases líquidas
(agua) y gaseosas (aire) en los conductos y poros que siempre tiene en su interior el
hormigón.
26 27
CAPITULO 4. PROPIEDADES DEL HORMIGON
ENDURECIDO.

4.1. Generalidades.

El hormigón experimenta un proceso de endurecimiento progresivo que lo transforma de un


material plástico en un sólido, producido por un proceso f í sico-químico complejo de larga
duración, del cual se ha dado una somera explicación en los Capí tulos anteriores.

En esta etapa, las propiedades del hormigón evolucionan con el tiempo, dependiendo de las
caracterí sticas y proporciones de los materiales componentes y de las condiciones ambientales a
que estará expuesto durante su vida útil.

La previsión de las propiedades -que posee el hormigón en una etapa determinada de este
proceso de endurecimiento no es posible en la actualidad deducirla directamente de las caracte-
rísticas del proceso, sino que debe recurrirse a ensayos que evalúan en forma directa dichas
propiedades.

En este Capí tulo se resumir á la forma de determinación de las propiedades más importantes del
hormigón en su etapa de endurecimiento y el alcance que debe dárseles para su correcta
interpretación.

Estas propiedades son: la densidad, la resistencia, las variaciones de volumen y las propiedades
elásticas del hormigón endurecido.

4.2. Densidad del Hormigón.

La densidad del hormigón se define como el peso por unidad de volumen.


Depende de la densidad real y de la proporción en que participan cada uno de los diferentes
materiales constituyentes del hormigón. Para los hormigones convencionales, formados por mate-
riales granulares provenientes de rocas no mineralizadas de la corteza terrestre su valor oscila entre
2.35 y 2.55 kg/dm3.

La densidad normalmente experimenta ligeras variaciones con el tiempo, las que provienen de la
evaporación del agua de amasado hacia la atmósfera y que en total puede significar una
variación de hasta alrededor de un 7% de su densidad inicial.

Está relacionada con otras propiedades del hormigón, en particular con su resistencia y aislación
térmica, acústica y a las radiaciones.

Pueda ser variada artificialmente, ya sea por debajo o sobre los valores señalados, constituyen-
do en este caso los denominados hormigones livianos o pesados, respectivamente.
Los hormigones livianos se obtienen por medio de la incorporación de aire, ya sea directamente
en la masa del hormigón o incorporada en los áridos utilizando áridos livianos. Su densidad
puede alcanzar valores tan bajos como 0.5 kg/dm3 y se utilizan principalmente cuando se desea
obtener aislación térmica y acústica mayores que las del hormigón convencional.

Los hormigones pesados se obtienen mediante el uso de áridos mineralizados, cuya densidad real
es mayor que la de los áridos normales. Su densidad puede alcanzar valores hasta de 5.0 kg/dm3 y
se utilizan principalmente cuando se desea obtener aislación contra las partículas radiactivas.

En el Capítulo 9 se analiza con mayor detalle la aplicación de estos conceptos.


29
Propiedades del Hormigón Endurecido

B Condiciones de Ejecución del Ensayo.


4.3. Resistencia del Hormigón.
El ensayo debe ser ejecutado estrictamente en las condiciones establecidas en NCh 1037, de las
cuales las de mayor importancia son:
La resistencia es una de fas propiedades más importantes del hormigón, principalmente cuando
se le utiliza con fines estructurales.
Velocidad de aplicación de la carga de ensayo. La velocidad de aplicación de la carga debe
El hormigón, en su calidad de constituyente de un elemento estructural, queda sometido a las ser tal que la tensión de rotura a compresión se produzca en un tiempo mínimo de 100
tensiones derivadas de las solicitaciones que actúan sobre éste. Si sobrepasan su capacidad segundos a una velocidad máxima de aplicación de la carga de 3.5 kg/cm2/s.
resistente se producirán fracturas, primero de origen local y posteriormente generalizadas, que
podr án afectar la seguridad de la estructura.
Por este motivo, los elementos estructurales deben ser dimensionados de manera que las Estado de las superficies de aplicación de la carga de ensayo. Las superficies de la
tensiones producidas no sobrepasen la capacidad resistente del material constituyente, lo cual probeta en las que se aplica la carga de ensayo deben ser totalmente planas, de manera
muestra la importancia de conocer esa característica. que no se produzcan concentraciones locales de tensión que conduzcan a fractura anticipa-
da de esos sectores.
El examen de las teorí as de rotura de los materiales demuestra que esta capacidad resistente Para este objeto, las caras de apoyo de las placas de la prensa en que se efectúa el ensayo
debe ser evaluada principalmente para las tensiones normales (compresión y tracción) y de deben estar terminadas de manera que sean lisas y planas, no debiendo existir desviacio-
corte. nes superiores a 0.015 mm.
En los párrafos que siguen analizaremos las características que éstas asumen en el caso del
hormigón. Centrado de la carga de ensayo. La probeta de ensayo debe ser colocada en forma
centrada con respecto de la placa de la prensa, de manera que no se produzca excentrici-
4.3.1. Resistencia a la Compresión. dad en la aplicación de la carga de ensayo con respecto del eje de la probeta, pues
induce un momento de flexión y, con ello, tensiones de tracción que disminuyen el valor final
El procedimiento de ensayo para la determinación de la resistencia a la compresión del hormigón de resistencia.
está establecido en NCh 1307.
El valor de resistencia obtenido en el ensayo no es, sin embargo, absoluto, puesto que depende La resistencia obtenida es inversamente proporcional a 1 + 3e, siendo e la excentricidad de
de las condiciones en que ha sido realizado. Entre estas condiciones, las de mayor influencia son la carga, expresada en porcentaje.
las que se analizan a continuación.

A Forma y dimensiones de la probeta utilizada para el ensayo. C Características del Hormigón.

Las probetas normalmente empleadas para determinar la resistencia a la compresión son de Algunas características del hormigón condicionan de manera importante su resistencia a la
forma cúbica o cilindrica. De las primeras, se emplean de preferencia las de 15 y 20 cm de arista, compresión. Su conocimiento permite predecir en forma aproximada la probable resistencia a
y para las segundas, las de 15 cm de diámetro y 30 cm de altura. compresión de un hormigón que tenga determinados valores de esas características.
Se han establecido fórmulas que relacionan la resistencia obtenida en un tipo de probeta con la De éstas, las de mayor importancia son las que se analizan a continuación.
que se obtendrí a para el mismo hormigón ensayado en otro tipo de probeta. A continuación se
indican relaciones entre probetas cúbicas de 20 cm de arista con probetas cilindricas de 15x 30 Tipo de Cemento. El tipo de cemento empleado para la elaboración del hormigón condicio-
cm : na su resistencia a compresión, en particular la correspondiente a los primeros meses. Para
los cementos nacionales, pueden establecerse las siguientes cifras medias aproximadas:
Rcil = 0.86 Rcub para Rcub < 400 Kgf /cm2
Rcil = 0.48 Rcub 4- 152 para Rcub > 400 Kgf /cm2
Edad del Hormigón Relación Cemento
Por otra parte, también existen coeficientes que relacionan la resistencia medida en probetas de (días) Alta Resist/Corriente
diferente dimensión, tales como los que se indican en la Tabla siguiente para probetas cúbicas de 20 7 1.40
cm. ( 20) y cilindricas de 1 5 x 3 0 cm (015): 28 1.35
90 1.25
Dimensión de la probeta (cm) 10 15 20 25 30

Factor de conversión a 20 cm 0.90 0.95 1.00 1.05 1.10

Factor de conversión a 0 15 cm 0.98 1.00 1.03 1.05 1.09

Estas cifras varían de acuerdo a la procedencia del cemento, pero, en líneas generales,
demuestran que la influencia del tipo de cemento es menor para mayores edades, pudiendo
estimarse que para tiempos de alrededor de 6 meses ya es poco significativa.
30 31
Propiedades del Hormigón Endurecido

de un M = t x ( T + 10) M = madurez del hormigón


Razón agua/cemento. Este factor es determinante en el valor de la resistencia siendo
investigado desde los primeros tiempos del T = temperatura del hormigón (°C)
hormigón. Por este motivo, ha sido ampliamente
de la Tecnología del Hormig ón. t = tiempo de mantención a la temperatura T
desarrollo
De las relaciones que ligan ambos par ámetros es conveniente mencionar las determinadas
: y que establece que hormigones con igual madurez tienen igual resistencia.
por los investigadores Féret y Bolomey, los que han establecido las siguientes relaciones
No existen, en cambio, investigaciones que resuman los efectos de la humedad ambiental sobre
R k/ (1 + a/c) 2 c: volumen absoluto de cemento la resistencia a compresión.
FERET =
a: volumen absoluto de agua
450
BOLOMEY R = K (C/ A - C: peso de cemento/unidad de volumen
0.50)
A : peso de agua / unidad de volumen AL AIRE DESPUES CONTINUAMENT E HUMEDO
DE 28 DIAS
Los coeficientes k y K de ambas fórmulas dependen del tipo de cemento utilizado y
deben CsJ

determinarse experimentalmente . Debe señ alarse que para los cementos nacionales, el E
o
ensayos
coeficiente K tiene los valores aproximados que se indican a continuación para
realizados 9 28 días de edad :
C7)

- 350 /
/
7
/
— . - LAjgEJ?ESPjJES _DE 14_DIA
A
$

z /
Tipo de cemento K O /
Corriente 240
1n
UJ
! /
290 CtL
Alta Resistencia Q-

O
AL A I R E DESPUES DE _ _ __DIAS
3
u 250
pr áctica-
Edad del hormigón. La resistencia del hormigón aumenta con su edad en forma
t
4

mente indefinida, aun cuando el incremento es más fuerte inicialmente que en las
etapas < 7
posteriores. <
Este aspecto ha sido también evaluado cuantitativamente por diversos investigadores
expresiones derivadas por Ros y por Venuat , la
, de
primera
< ___ ^
__
CONTl N U A M EN T E AL AIRE
cuales se incluyen a continuación las u
z /
que
por haber sido extensamente aplicada en nuestro país, y la segunda por estimarse £ 150
hormigones elaborados con los cementos nacionales .
representa bien este aspecto para los in DATOS DEL HORMIGON
co A /C 0.50
LU
ROS = ( K1 x R28 x t 2/3)/(K2 + t2/3) CONO 9 cm
Rt CU
DOSIS DE CEMENTO 330 Kg / cm 3
VENUAT R { = K1 + K2 x log 10 t
50
PORCENTAJE DE ARENA : 36
CONTENIDO DE AIRE : 4 °/ .
siendo t el tiempo o edad del hormigón, expresado en días. 0 3 7 14 28
EDAD
90
EN DIAS
365

,
Los coeficientes K. y K 2 que figuran en ambas fórmulas deben ser determinados experimen-
talmente. Para la f órmula de Venuat, éstos tienen aproximadamente los valores que se seña- FIG. 4.1. Influencia de la Humedad Ambiental Sobre la Resistencia.
lan a continuación, para hormigones de clasé H25 o superior :

Tipo de cemento K1 K2
La Figura 4.1, que corresponde a experiencias realizadas por el Bureau of Reclamation, contiene
Corriente 240(C/A-1.70) 200 algunos antecedentes que deben considerarse como referencias de carácter cualitativo, pues
Alta Resistencia 290(C/ A -1.55) 215 fueron estudiadas para hormigones elaborados con cementos de tipo Portland, motivo por el cual
no son extrapolabas a las condiciones de los cementos nacionales.
Ella permite observar la importante influencia que ejerce la humedad ambiente en que es
D Condiciones Ambientales. mantenido el hormigón y, en consecuencia, la necesidad de efectuar un debido curado del
hormigón en sus primeros días.
el hormigón durante su vida
En general, las condiciones ambientales a las cuales está sometido
útil ejercen una influencia importante sobre su resistencia y, en particular , sobre su resistencia a 4.3.2. Resistencia a Tracción.
mayor documentaci ó n relacionada con esta
la compresión, aspecto que es sobre el cual existe
materia. La resistencia a tracción del hormigón ha sido considerablemente menos estudiada que la
acerca de las influencias que resistencia a compresión, en parte debido a la mayor incertidumbre que existe para su determi-
Se indican a continuación algunos antecedentes de tipo generala que se encuentra sometido el nación.
ejercen las condiciones ambientales de temperatura y humedad Esta incertidumbre empieza con la forma de ejecución del ensayo, existiendo tres formas
hormigón sobre su resistencia a la compresión. distintas para efectuarlo: por tracción directa, por flexión y por tracción indirecta, cada uno de las
puede ser aproximadamente
En relación con la temperatura debe señalarse que su efecto cuales conduce a valores sensiblemente diferentes.
evaluado a través del concepto de madurez , definida como :
32 33

I
Propiedades del Hormigón Endurecido

a Ensayo de Tracción Directa. Consiste en la aplicación de dos cargas opuestas colineales TABLA 4.1 Relación entre Resistencias a Tracción y Compresión
con el eje de la probeta que se ensaya.
Este ensayo no ha sido normalizado, siendo de difícil ejecución, por no existir procedimien- Rc (kg/cm )2
Rf/Rc FVRc Rh/Rc
tos seguros para la transmisión de las cargas, que eviten la concentración de tensiones o
excentricidades en las caras de carga, las que, al producirse, introducen factores importan- 70 0.21 0.11 0.14
140 0.19 0.10 0.12
tes de error en los ensayos.
210 0.16 0.09 0.11
280 0.08 0.10
Actualmente el ensayo se efectúa adhiriendo una probeta prismática a las placas de la 0.15
0.08 0.10
350 0.14
prensa que aplica las cargas de tracción, lo que ha simplificado su ejecución. 420 0.13 0.07 0.09
Por otra parte, como el valor de resistencia a la tracción directa no es normalmente
considerado como par ámetro de diseño, existen pocos estudios que lo correlacionen con los Rc : resistencia a compresión
otros ensayos de tracción o con el de compresión. : resistencia a flexotracción
Rf
Rt : resistencia a tracción directa
b Ensayo de Tracción por Flexión. Consiste en someter a una vigueta de hormigón a un
ensayo de flexión mediante una o dos cargas concentradas. : resistencia a tracción indirecta o hendimiento
Este ensayo ha sido normalizado en NCh 1038, en la cual se establece que si la altura de la
vigueta de ensayo es inferior a 15 cm, debe efectuarse la aplicación de una carga centrada
en su luz libre, y si es mayor de dicha dimensión debe efectuarse con cargas concentradas
aplicadas en los tercios de la luz libre. 4.4. Variaciones de Volumen
La resistencia a flexión se calcula mediante la expresión de Navier utilizando el momento de
flexión máximo, excepto que la fractura se produzca fuera del tercio central, caso en el cual
se considera como brazo la distancia desde la fractura al apoyo más cercano.
El hormigón experimenta variaciones de volumen, dilataciones o contracciones, durante toda su
Este ensayo es aceptado más universalmente como medida de la resistencia a tracción del vida útil por causas físico-químicas.
hormigón, a pesar de presentar una duda en la validez de la hipótesis de Navier hasta la
El tipo y magnitud de estas variaciones están afectados en forma importante por las condicio-
producción de la rotura de la vigueta y de ser muy influenciado por la homogeneidad de su nes ambientales existentes de humedad y temperatura también por los componentes presentes
fabricación.
en la atmósfera. ^
Es también un ensayo de ejecución relativamente compleja, principalmente porque requiere La variación de volumen derivada de las condiciones de humedad se denomina retracción
de un equipamiento de moldes y prensa que no son comunes en todos los laboratorios. hidráulica, y las que tienen por causa la temperatura, retracción térmica. Por su parte, de las
originadas por la composición atmosférica, la más frecuente es la producida por el anhídrido
c Ensayo de Tracción Indirecta o Hendimiento. Consiste en someter a una probeta carbónico y se denomina carbonatación.
cilindrica o cúbica a una carga lineal concentrada según dos ejes longitudinales opuestos. Al En los párrafos que siguen se analizarán sus características y la forma de evaluarlas.
aumentar estas cargas, la rotura se produce por tracción según el plano formado por los ejes
de carga.
4.4.1. Retracción hidráulica.
Este ensayo ha sido normalizado por NCh 1170.
La tensión de rotura se calcula mediante la expresión La retracción hidráulica del hormigón se origina por dos causas principales: endógenas al hormigón
y de tensión superficial del agua acumulada en sus discontinuidades internas.
R = 2P/'irld siendo P : carga de rotura Las motivadas por causas endógenas se derivan de las variaciones de volumen producidas en la
I : longitud de aplicación de la carga pasta de cemento durante el proceso de fraguado y endurecimiento.
d : diámetro (lado) de la probeta Esta variación consiste en una contracción, pues el volumen absoluto de los compuestos
hidratados es menor que el de los compuestos originales del cemento. Sin embargo, si el
ambiente está saturado de humedad, la absorción de agua por parte del gel produce una
dilatación que compensa la contracción, pudiendo llegar a generarse una pequeña dilatación si
El ensayo es de simple ejecución, pero presenta el inconveniente de que el valor para la la humedad se mantiene en forma permanente.
tensión de rotura se obtiene por exceso, a causa del efecto de compresión producido en
torno a la línea de carga. Algunos investigadores han propuesto correcciones para este Por otra parte, el agua de amasado contenida en el hormigón se evapora progresivamente si éste no
efecto, pero ellas aún no son consideradas por las Normas que regulan este ensayo. se mantiene en un ambiente saturado de humedad. Dado que la estructura interna del hormigón se
Los ensayos de tracción antes descritos han sido correlacionados con la resistencia a caracteriza por la existencia de numerosos poros y fisuras de tamaño capilar, al progresar el
compresión por distintos investigadores. Los resultados medios obtenidos pueden resumirse desecamiento se producirá en ellos el contacto de una fase líquida, el agua, con una gaseosa, el
en la Tabla 4.1 que se incluye a continuación: aire, lo que generar á una importante tensión superficial. Esta tensión se transmite por adherencia
del agua a las paredes de las discontinuidades, alcanzando una magnitud tal que es capaz de
producir la contracción del hormigón.

34 35
Propiedades del Hormigón Endurecido
¿
Como consecuencia del mencionado proceso, si el hormigón se mantiene en un ambiente no
°r Pr
1.2 3.0
saturado, experimentará una contracción causada por la tensión superficial interna de la fase
líquida contenida en él.
1.0
fe •\*
De esta exposición pueden establecerse cuáles son los parámetros preponderantes en la
retracción hidráulica : 0.8 1 N 2.0
<3
. *
é
#

0.6 C * 350 - 450


Composición química del cemento. La composición química del cemento influye principal- Kg / c m3
mente en la variación de volumen por causas endógenas, dado que ésta deriva del 0.4 1.0
desarrollo del proceso de fraguado. En estas condiciones, si la composición del cemento C = 2 5 0 K g / m3
favorece un fraguado rápido de la pasta, ella también será favorable para una más alta 0.2
contracción inicial, si existen condiciones ambientales no saturadas de humedad.
AGUA
Por las razones indicadas, un alto contenido de C3A favorecerá una r ápida y alta contracción 0 10 20 30 40 50 ( en cm ) 0 0.2 0.4 0.6 0.8 CEMENTO
por causas endógenas.
2 x SECCION
ESPESOR FICTICIO dm =
Finura del cemento. Una mayor finura del cemento favorece también una evolución rápida de PERIMETRO
sus propiedades, en particular de su fraguado y, en consecuencia, actuará en forma similar a la
indicada para su composición química.
io5 y
< o
U
Dosis de cemento. Dado que las variaciones por causas endógenas se originan en la pasta 3 ID
70 < 10
de cemento, es evidente que una mayor proporción de pasta incidirá en su aumento. En z
ID
consecuencia, existirá una relación casi directa entre la dosis de cemento y la retracción 60 - z
hidráulica por estas causas. 2
o
50
<
>
Dosis de agua. La dosis de agua incide directamente en el valor de la retracción hidráulica 4 0 I- a —
causada por tensión superficial, dado que un mayor contenido de agua en el interior del 30
hormigón conducirá a una mayor cantidad de fisuras y poros saturados, desde donde se 20
origina la tensión superficial.
En consecuencia, la dosis de agua es un factor de importancia primordial en el valor de la 10

retracción hidráulica. 0
HUMEDAD RELATIVA
10
Porosidad de los áridos. El mismo fenómeno de tensión superficial que se produce en el — OIAS 100 90 80 70 60 50 40 30 %
5 A Ñ OS
interior de las discontinuidades de la estructura del hormigón puede también generarse en
las de los áridos y sumarse con la anterior. Sin embargo, su efecto es más restringido FIG. 4.2. Procedimiento del CEB para Determinación de la Retracción Hidráulica.
debido a la menor deformabilidad del árido con respecto a la de la pasta de cemento.
El valor de la retracción por esta causa queda condicionado por la finura del árido, siendo
s
mayor cuando ésta aumenta, puesto que ello implica una mayor cantidad de discontinuida- \
N
X
des en la masa del árido. X
X 5 10 15 20 25 cm.
0
PROFUNDIDAD
Humedad. Como se ha indicado al analizar el proceso de retracción endógena del hormi-
gón, la humedad es un factor importante en la magnitud que ésta alcanza. En forma similar, 1/
la retracción originada por tensión superficial estará también influida por la humedad ,
11
i/ / / /
puesto que ella condiciona la velocidad de evaporación del agua interior del hormigón. »1 /

Roo |
1-
El valor global que alcanza la retracción hidráulica puede ser estimado mediante diversos
2

' /
r^ VPV
s
*II
i
i
i^ i

criterios que existen sobre la materia. De éstos se reproduce en la Figura 4.2 el preconizado por /
el Comité Europeo del Hormigón (CEB), en el cual la evolución de la retracción se calcula
mediante la expresión 8 = a p p i|# ,siendo :
Roo L I
a : coeficiente que depende de la forma geométrica del elemento x
AIRE x HORMIGON
P : coeficiente que depende de la dosificación del hormigón N
¿|# : coeficiente que depende de la humedad ambiente.
N
X
X
X RETRACCION HIDRAULICA
P : coeficiente que permite evaluar la evolución en el tiempo. X

En la Figura 4.2 se reproducen los valores sugeridos por el CEB para dichos coeficientes. FIG. 4.3. Evolución de la Retracción de un elemento de Hormigón.

36 37
\

1
Propiedades del Hormigón Endurecido

La aplicación de este procedimiento de c álculo estima el valor final que alcanzar á la retracción en el 4.4.2. Retracción Térmica.
elemento a través del coeficiente - . Para una mejor estimación es necesario efectuar ensayos de
laboratorio, que consisten en medir la variación de longitud de una probeta de hormigón en un El hormigón puede experimentar variaciones de volumen causadas por la temperatura, las
ambiente de humedad y temperatura definidas. cuales pueden provenir tanto externamente de la temperatura ambiente como internamente de la
generada durante el fraguado y endurecimiento de la pasta de cemento, proceso que, como se
ha dicho, es exotérmico. Estos efectos, por ser independientes en su generación, pueden
Estos ensayos no han sido normalizados en nuestro país, pero sí lo están en normas extranjeras superponerse.
como la ASTM C 157 o la AFNOR P 15 - 352. Como consecuencia de lo expresado, los principales factores que condicionar án la magnitud de
la retracción térmica son los siguientes :
Sin embargo, para su adecuada comprensión es conveniente tener presente que, por las
características que se han señalado para la retracción hidráulica, éste es un proceso progresivo,
puesto que sus dos componentes, la retracción endógena y la derivada de la tensión superficial, - variaciones derivadas de causas externas:
varían en función del tiempo. La primera, a medida que se produce el fraguado y endurecimiento
de la pasta de cemento, y la segunda, según avanza el secado progresivo del hormigón. -
• magnitud y velocidad de las variaciones de temperatura ambiental
variaciones por causas internas:
Por otra parte, como ambas dependen de la humedad circundante, esta progresión se producir á
desde el exterior hacia la masa interna del hormigón, puesto que mientras el hormigón no pierda • caracter ísticas del cemento
por evaporación su agua de amasado, existirá internamente un ambiente saturado que se irá •• contenido de C3A
•• temperatura en el momento de su incorporación en el hormigón
finura de molienda
secando progresivamente a medida que se produce el traspaso por evaporación hacia la
atmósfera . ••
La evaluación de la retracción térmica puede efectuarse a partir del valor de las temperaturas
producidas y de las características de dilatación térmica del elemento, puesto que la variación de
El investigador JOISEL ha elaborado un gr áfico que muestra cómo evoluciona la retracción longitud producida por efectos térmicos tiene como expresión:
hidr áulica para un hormigón de caracterí sticas medias en función del tiempo, el cual se muestra
en la Figura 4.3.
Esta permite apreciar que se trata de un proceso relativamente lento, puesto que el valor final de A l / l = |i A t siendo A l/ l = variación unitaria de longitud por efecto t érmico
retracción a algunos centímetros de profundidad se logra sólo después de períodos superiores a
coeficiente de dilatación térmica del hormigón
un año. ^A t == variación de temperatura
Estas caracter ísticas indican que la retracción hidr áulica afectar á a un elemento de hormigón desde
dos puntos de vista:
El coeficiente de dilatación térmico del hormigón tiene un valor promedio de 10 7°C , pero

-
puede variar significativamente de acuerdo a la naturaleza de los áridos particularmente cuando
son de constitución caliza, situación que, sin embargo, en nuestro país es poco común.
- Globalmente, es decir a todo el elemento, aspecto en el cual el efecto producido dependerá de
las restricciones a las deformaciones que posea el elemento. Este efecto es importante en los
elementos esbeltos, tales como pavimentos y estucos.
La variación de temperatura a su vez puede ser calculada a partir de la distribución de
temperaturas en el elemento, la cual cumple con la ecuación diferencial establecida por FOU-
- Internamente, por efectos de las restricciones generadas entre secciones contiguas debido a
RIER :
las diferencias de humedad que se producen entre ellas a medida que el proceso de secado
progresa hacia el interior. Este efecto es importante en elementos masivos.
8 0/81 = k/cd [ 820/8x2 + 820/8y2 + 820/8z2 ]
Las restricciones tanto globales como internas permitirán la producción de tensiones de tracción,
las que, de no ser resistidas por el hormigón, generarán fisuras. Las características de estas en la cual: 0 = variación de temperatura
fisuras, a su vez, dependerán de todas las condiciones anteriormente descritas, pero en líneas t = variación del tiempo
generales puede deducirse que, para elementos esbeltos, afectarán una parte importante de su x,y,z = coordenadas del punto considerado
sección y, en cambio, pára elementos masivos su efecto se limitará a una parte de su espesor. k = conductividad térmica del hormigón ( ~ 2.25 kg-cal/h,m,°C)
Para atenuar los efectos de la retracción hidráulica pueden tomarse distintas medidas, las que, d = densidad del hormigón ( ~ 2.45 kg/dm3 )
en esencia, se derivan de los factores que condicionan su magnitud y son las siguientes: c = calor específico del hormigón ( ~ 0.24 kg-cal/kg,°C)

Usar cementos de bajo contenido de C3A y de baja finura Al factor h2 = k/cd se ledenomina difusividad del material, el que para el hormigón tiene un valor
Usar bajas dosis de agua y de cemento para el hormigón aproximado de 4 x 10-3 m2/h.
Mantener el hormigón en un ambiente de alta humedad el mayor tiempo posible
Dimensionar los elementos teniendo en consideración los efectos de la retracción hidr áulica La ecuación de Fourier puede ser resuelta por cálculo computacional, por ejemplo mediante el
(armaduras, juntas de contracción). método de los elementos finitos o por métodos aproximados como el propuesto por SCHMIDT.

Este último se basa en el principio que si el elemento para el cual se efectúa el cálculo se divide
en partes de longitud A | en el sentido de flujo calórico y se elige la unidad de tiempo de cálculo
38 39
Propiedades del Hormigón Endurecido

mediante la expresión A t - ( A í )2 / 2 h2 se cumple la relación de temperaturas que se esquemati-


za en la Fig. 4.4, lo cual permite calcular la evolución en función del tiempo en forma relativamente
• espesor
Planificación de las etapas de hormigonado de la obra de manera tal que sean de
limitado, dejando transcurrir un lapso que permita la mayor disipaciónposible del
simple. calor generado en ese tiempo£l procedimiento habitual es relacionar el espesor de las
etapas con el tiempo de espera, de manera de dejar transcurrir un plazo de un día por

t 92 ÍWW 91 FLUJO OE cada 0.5 m de espesor de la etapa.


CALOR
4.4.3. Retracción por Carbonatación.
Al Al Al
El proceso de hidratación de la pasta de cemento deja una cierta proporción de cal libre, es decir,
sin participar en el proceso químico de fraguado.
Esta cal libre es susceptible de combinarse con el anhí drido carbónico del aire, produciendo
carbonato de calcio, combinación quí mica que tiene un carácter contractivo, por lo cual el
UAt espesor de hormigón afectado por él disminuye su volumen inicial, generándose la denominada
retracción por carbonatación.

FIG. 4.4. Cálculo de la Evolución de Temperaturas por el Método Schmidt. En general, el espesor afectado es pequeño, alcanzando sólo algunos milímetros en la zona
cercana a la superficie en contacto con el aire. Sin embargo, por el confinamiento que produce el
hormigón interior adyacente, esa capa queda sometida a tensiones de tracción, pudiendo
Los procesos térmicos por causas externas e internas se superponen en forma similar a la fisurarse.
expuesta para la retracción hidráulica, produciéndose efectos parecidos en lo que concierne a la El proceso alcanza mayor magnitud si el hormigón se presenta superficialmente seco, la
generación de tensiones de tracción y de la fisuración, sólo que la evolución es mucho más humedad relativa del aire tiene un grado de humedad intermedio, alrededor de 50%, y el
rápida, como puede verse esquemáticamente en la Figura 4.5. hormigón es poco compacto. Disminuye, en cambio, significativamente si el hormigón está
saturado, pues el agua impide la difusión del anhí drido carbónico en los poros del hormigón, o la
humedad ambiente es muy baja, inferior a 25%, pues el desarrollo de la carbonatación requiere
10 6
'
400 de un cierto grado de humedad mínimo.
RETRACCION TERMICA
300 Este proceso es importante en los hormigones sometidos a desgaste superficial, pues puede
llevar a desintegrar la zona afectada y proseguir su penetración hacia el interior por repetición del
en
Q) 200 mismo fenómeno.Incluso en hormigones no sometidos a este tipo de solicitación, la
§
8 retracción por carbonatación contribuye a provocar la pulverización superficial caracter ística de
100
RETRACCION HIDRAULICA los hormigones no curados convenientemente en sus primeros días.

4
W En consecuencia, para atenuar los efectos de la carbonatación es necesario efectuar un buen
curado del hormigón.
<u
§ 100
8
2
c
En los elementos prefabricados es habitual producir un proceso de carbonatación forzada
200
8
300 t (días) mediante un ambiente rico en anhídrido carbónico y baja humedad, con lo cual se logra reducir
0.25 0.50 28 90 365 las contracciones posteriores.

FIG. 4.5 Evolución comparativa de los efectos Térmicos y Retracción Hidráulica.

Para paliar los efectos derivados de la retracción térmica pueden tomarse algunas medidas,
4.5. Propiedades Elásticas y Plásticas del Hormigón.
como las que se describen a continuación:
- Para atenuar los efectos derivados de la temperatura externa, la medida más eficazconsiste El conocimiento de las propiedades elásticas del hormigón es necesario para establecer la
en el aumento de la aislación térmica en los paramentos que limitan con el exterior. relación entre tensiones y deformaciones, aspecto que adquiere gran importancia en algunos
Para los efectos térmicos generados por el proceso de hidratación de la pasta de cemento problemas de tipo estructural, particularmente cuando el cálculo de deformaciones es determi-
pueden tomarse diversas medidas, tales como las siguientes: nante.
Las propiedades plásticas son necesarias para evaluar el comportamiento a largo plazo en
• Empleo de cementos de bajo calor de hidratación, aceptándose normalmente como tales
aquellos cuyo calor de hidratación a 7 días es inferior a 70 cal/g.
elementos sometidos a tensión permanente.
En los párrafos que siguen se analizarán las características generales que estas propiedades
• Disminución de la temperatura interna del hormigón por alguno de los siguientes siste-
mas :
adquieren en relación con el hormigón.

•• Reemplazo de parte del agua de amasado por hielo durante la revoltura en la


hormigonera, con lo cual se logra rebajar la temperatura inicial del hormigón coloca-
4.5.1. Propiedades Elásticas.
do en obra. La relación entre tensiones y deformaciones se establece a través del módulo de elasticidad.
•• ,
Refrigeración del hormigón colocado por circulación de agua fría a través de serpen-
tines embebidos en su masa.
Para los materiales totalmente elásticos, el módulo de elasticidad es constante e independiente
de la tensión aplicada, acostumbrando a designársele con el nombre de módulo de Young. En
40 41
Propiedades del Hormigón Endurecido

otros materiales, designados inelásticos , en cambio, el módulo de elasticidad depende del valor El módulo de deformación ha sido también correlacionado con la resistencia a compresión. Por
de la tensión aplicada. ejemplo, el American Concrete Institute presenta la siguiente expresión :
Lo más frecuente, sin embargo, es que los materiales presenten una combinación de ambos
comportamientos, inicialmente elástico y posteriormente inelástico al aumentar la tensión aplí ca- E = 15.100 y / c’ siendo : E = Módulode deformación en kg / / cm2
f e' = resistencia a compresión en kg / / cm2
oste es el caso del hormigón, cuya curva de relación tensión - deformación tiene la forma
indicada en la Figura 4.6, en la cual pueden observarse tres tramos característicos: Finalmente, debe señalarse que las características reseñadas establecen que el hormigón
un primer tramo recto, en que el comportamiento es elástico y que abarca no más de un 20 presenta un comportamiento fr ágil, es decir, la rotura se presenta sin aviso, por la inexistencia
% del desarrollo total de la curva previa de un tramo de deformación aproximadamente constante a carga creciente.
un segundo tramo curvo, ascendente hasta el valor máximo de la curva tensión - deforma-
ción
un tercer tramo curvo, descendente hasta la tensión de rotura 4.5.2. Propiedades plásticas del hormigón.
<r I A pesar del carácter fr ágil señalado para el hormigón para las cargas de velocidad normal
de aplicación, éste presenta un comportamiento plástico cuando una determinada carga per-
manece aplicada un largo tiempo, produciéndose en este caso una deformación denomi-
7 nada fluencia del hormigón, cuya forma característica es la señalada esquemáticamente
/ / en la Figura 4.7.
/ /
// / \
El conocimiento de la fluencia es necesaria para el análisis estructural en el caso del cálculo de
deformaciones en elementos de hormigón armado, determinar la pérdida de la tensión aplicada
/ en una estructura de hormigón pretensado o para el cálculo de tensiones a partir de la medición
\

ím de deformaciones.
I
/ v El mecanismo que genera la fluencia en el hormigón no es bien conocido, estimándose
Af - i
actualmente que es causado por la combinación de dos tipos de fenómenos: uno derivado de la
acomodación de la estructura cristalina de la pasta de cemento, que se denomina fluencia
básica, y otro proveniente de la migración interna de la humedad, que se traduce en una
FIG. 4.6. Curva de relación Tensión-Deformación. retracción hidráulica adicional.

Esta forma se explica a través del comportamiento del hormigón a medida que la tensión Los principales factores que condicionan la fluencia del hormigón son las características del
aplicada crece. hormigón, principalmente el tipo y la dosis de cemento, la humedad ambiente, la magnitud de la
En efecto, la forma recta se mantiene en tanto el hormigón se mantenga como un material tensión aplicada y la edad del hormigón en el momento de su aplicación.
homogéneo. Esta forma se pierde al aparecer las primeras microfisuras, normalmente en el
contacto mortero-árido grueso, pues, en esta situación, aun cuando el hormigón es capaz de
seguir aceptando carga, su deformabilidad aumenta. Finalmente, al fracturarse el mortero del La forma en que influyen estos factores puede deducirse a través de algunos de los métodos de
hormigón, desaparece su capacidad de tomar carga, pero continúa deformándose hasta llegar a evaluación propuestos, de los cuales se resume en la Figura 4.8 el correspondiente al Comité
la rotura total. Europeo del Hormigón (CEB), cuya aplicación es similar al señalado para el c álculo de la retracción
en la Figura 4.3.
Debido a las características señaladas, para el cálculo estructural se definen distintos tipos de
módulos de deformabilidad, efectuándose la elección de acuerdo al caso particular del problema
en análisis. De éstos, los más utilizados corresponden a los siguientes:
la tangente en el origen, aplicable al análisis de problemas de tipo dinámico, en que la carga
4.6. Permeabilidad del Hormigón.
es aplicada en forma rápida El hormigón es un material permeable, es decir que, al estar sometido a presión de agua exterior -
- la tangente en un punto de la curva correspondiente a una tensión dada mente, se produce escurrimiento a través de su masa.
- una secante entre dos puntos determinados de la curva
Este último criterio es el actualmente empleado en la mayoría de las Normas de diseño en El grado de permeabilidad del hormigón depende de su constituci
_ ón, estando normalmente com-
hormigón armado. A título de ejemplo puede citarse el caso de la Norma ASTM C 469, que prendido su coeficiente de permeabilidad entre 10 6 y 10 1 cm/seg.
° N
establece como valor del módulo de deformación el dado por la siguiente expresión :
Dado este rango de variabilidad relativamente amplio, es conveniente conocer el mecanismo
mediante el cual se produce el escurrimiento de agua en el hormigón, lo cual permitir á a su vez
0.4 f¿ - ga siendo: f¿ = tensión de rotura del hormigón
establecer los recursos que pueden utilizarse para controlar su permeabilidad.
E = = tensión para e = 5x10-5
eB - 5x1o-5 a
eB = deformación unitaria para tensión El agua puede escurrir en el interior del hormigón a través de dos vías principales:
igual al 40% de la de rotura
42 43
Propiedades del Hormigón Endurecido
N
(

E
-Sí

a) Las discontinuidades (poros y fisuras) de la pasta de cemento.
c= RECUPERACION b) La porosidad existente en el contacto entre la pasta de cemento y los áridos constituyentes del
B = DEFORMACION ELASTICA hormigón.
PLASTICA I
RECUPERACION Las discontinuidades de la pasta de hormigón son producidas principalmente por la porosidad
PLASTICA
derivada del agua introducida en el hormigón para otorgarle la trabajabilidad necesaria y por las
A =DEFORMACION microfisuras producidas por las variaciones de volumen internas por retracción hidr áulica y térmica.
ELASTICA D = OEFORMACION
PERMANENTE
Por su parte, la porosidad señalada en el punto b) proviene principalmente de un insuficiente relleno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 de los huecos del esqueleto constituido por los áridos por parte de la pasta de cemento.
.
FIG. 4.7 Deformación del Hormigón por Fluencia.
De esta manera, este análisis esquemático del mecanismo de escurrimiento del agua en el interior

3.0
h del hormigón permite establecer en líneas generales las medidas que pueden esbozarse para lograr
un mayor grado de impermeabilidad:
C U A N T I L 5 •/• P A R A C z S O O K g / m3
a) Utilizar la razón agua/cemento más baja posible, compatible con la obtención de una trabajabi-
.
C U A N T I L 9 5 •/ P A R A C = 3 0 0 K g / m3 lidad adecuada para el uso en obra del hormigón.
2.0
b) Utilizar la dosis de cemento más baja posible, compatible con la resistencia y otras condiciones
que establezcan las especificaciones del proyecto.

c) Emplear un contenido apropiado de granos finos, incluido los aportados por el cemento, para
1.0 lograr un buen relleno del esqueleto de áridos del hormigón. La cantidad ideal de granos finos
puede establecerse a partir de los métodos de dosificación que se expondr á en el Capítulo 7,
0
particularmente de los métodos de dosificación granulométricos.
10 20 30 40 50 ( EN cm )
E S P E S O R FICTICIO d m = 2 x S E C C I O N AGUA Estas medidas, si bien no permiten establecer a priori cuál será el coeficiente de permeabilidad del
PERIMETRO 0.2 0.4 0.6 0.8 CEMENTO
hormigón, conducen a la obtención del hormigón más impermeable posible en las condiciones
prevista paras su uso.

La determinación del coeficiente de permeabilidad debe efectuarse necesariamente en base a


ensayos de laboratorio, entre los cuales pueden mencionarse dos tipos principales:

a) Los de permeabilidad radial, en los que se utiliza una probeta cilindrica con una perforación
central, desde la cual se aplica agua a presión, midiéndose el agua escurrida en un cierto
tiempo. Este tipo de ensayo permite determinar el coeficiente de permeabilidad por medio de
las f órmulas de escurrimiento en medios permeables.

-*• D I A S b) Los de penetración del agua en el hormigón, en los cuales una losa de hormigón es sometida a
5 —^ A N O S presión de agua por un lado y se mide la penetración del agua en su masa después de un cierto
tiempo. Este ensayo se utiliza generalmente en forma comparativa, aunque también permite el
c álculo del coeficiente de permeabilidad en forma similar a la del ensayo radial.

4.7. Durabilidad del Hormigón.


Durante toda su vida útil, el hormigón está permanentemente expuesto a las acciones provenien-
tes de agentes externos e internos, que pueden afectar su durabilidad si no se les tiene
debidamente en cuenta.
De acuerdo a su origen, estas acciones pueden ser producidas por agentes f ísicos o químicos,
presentando las características generales que se analizan en los párrafos que siguen.

4.7.1. Acción de los Agentes Físicos.


360
EDAD E N E L MOMENTO O E L A P U E S T A
— DIAS

EN CARGA Los agentes f ísicos que producen efectos de mayor importancia sobre el hormigón son los
FIG. 4.8. Procedimiento del CEB para Determinación de la Fluencia Plástica. derivados de las variaciones de tipo ambiental y los procesos erosivos.
44 45
Propiedades del Hormigón Endurecido

A Efectos de tipo ambiental. Abrasión mecánica. La abrasión mecánica se produce por el desplazamiento de materiales
sólidos sobre la superficie de un elemento de hormigón. Estos materiales pueden ser
Se manifiestan a través de variaciones de temperatura y de humedad. cuerpos móviles, como vehículos u otros similares, o bien, como sucede en las obras
hidráulicas, materiales granulares arrastrados por el agua en su desplazamiento.
Variaciones de temperatura. Las variaciones de mayor importancia, por la magnitud de El paso de estos materiales desgasta la superficie del elemento por desprendimiento de
sus efectos, son las derivadas de los ciclos alternativos con temperaturas bajo y sobre el partículas de los elementos componentes del hormigón. El proceso así producido es
punto de congelación del agua (0o C), y que se denominan ciclos de hielo-deshielo. generalmente creciente, pues a medida que penetra en profundidad, el aumento de rugosi-
dad producido facilita el desprendimiento de las partículas superficiales, pudiendo llegar a
Dependiendo del rango de variación de estos ciclos, principalmente de las temperaturas
afectar un espesor significativo del elemento.
bajo 0°C, y del estado de saturación del hormigón, el agua contenida en sus poros puede
congelarse, produciéndose un proceso expansivo de gran magnitud que puede causar una Para atenuar los daños causados por este proceso es necesario aumentar la dureza
desintegración paulatina del hormigón. superficial, empleando hormigones de alta resistencia en la superficie del hormigón o bien
aplicar un tratamiento que produzca una película superficial de mayor dureza, como la
Como criterio para evaluar la posibilidad de producción de este nocivo efecto puede silicatización mediante productos ad hoc para este objeto.
considerarse el establecido por la Norma ASTM C 33, que define el Indice de Meteorización,
expresado como el producto del promedio anual de días con temperaturas bajo y sobre cero La resistencia a la abrasión de un hormigón puede ser medida mediante ensayos de
grados centígrado por el promedio anual de lluvia caída, expresado en centímetros. laboratorio, de los cuales uno de los más utilizados es el establecido en la Norma ASTM C
En base a este Indice, se determina la calificación señalada en la Tabla 4.2 : 418, que la mide a través de la pérdida de peso experimentada por una muestra del
hormigón sometido a desgaste mediante un disco abrasivo.

TABLA 4.2 Indice de Meteorización según ASTM C 33 Cavitación. La cavitación consiste en el proceso destructivo que experimentan los materiales
Grado de meteorización Valor del Indice (días-cm)
sometidos a escurrimiento de agua de alta velocidad si existen irregularidades en la superficie
en contacto con el agua que lleguen a inducir un despegue de la napa. En estas condiciones,
Severo > 1270 en las depresiones se genera un alto grado de vacío que produce la vaporización explosiva del
Moderado 250 - 127C agua, proceso destructivo denominado cavitación. Este puede alcanzar magnitudes significati-
Despreciable < 250 vas, siendo fuertemente creciente a medida que se desarrolla, dado que tiende a aumentar la
irregularidad superficial.

En caso de que el anterior análisis indique la posibilidad de producción del proceso, sus
De acuerdo a estos conceptos, puede deducirse que la forma de evitar o al menos atenuar
efectos pueden estudiarse mediante ensayos de laboratorio que simulan los ciclos de
los efectos de la cavitación consistirá en mejorar la terminación de la superficie sometida al
hielo-deshielo sobre una muestra del hormigón, cuya ejecución ha sido definida en algunas
escurrimiento. Para tener una visión del grado de calidad de terminación necesario para
normas extranjeras como la Norma ASTM C 666.
este objeto, se indican a continuación las especificaciones que establece para este objeto el
Estos ensayos son de difícil ejecución, pues requieren de largos plazos y de un equipamien- Bureau of Reclamation, organismo norteamericano de gran prestigio y experiencia en el
to complejo. diseño y la construcción de grandes obras hidráulicas :
Por este motivo puede ser preferible tomar precauciones en caso de preverse posibles
efectos. Para ello, el recurso de mayor eficacia es el empleo de aire incorporado en el
hormigón, mediante el uso de un aditivo apropiado, cuya aplicación se analiza en el Capítulo Velocidad del agua Irregularidad brusca Irregularidad progresiva
7. Las burbujas de aire así introducidas en forma controlada, operan como cámaras de
expansión, impidiendo que los efectos expansivos del agua congelada se transmitan al
> 12 m/s < 30 m/s Paralelas < 6 mm 6 mm
Perpendiculares < 3mm
hormigón y evitando en consecuencia su acción destructiva.
> 30 m/s Paralelas < 3 mm < 3 mm
Perpendiculares , < 1.5 mm
Variaciones de humedad. Sus efectos son de menor importancia y por esa razón han sido
menos estudiados. Se manifiestan a través de ciclos alternativos de saturación y secado del
hormigón, los cuales por efecto de la tensión superficial del agua contenida en sus poros
pueden producir un proceso degradante. Las irregularidades bruscas consisten en escalones superficiales de las dimensiones indica-
En todo caso, su magnitud es pequeña y generalmente poco profunda y puede ser das y las progresivas en ondulaciones de la superficie. Las primeras se miden directamente
prevenida mediante la aplicación de protecciones superficiales impermeables, como ser y las segundas con respecto a una regla de 1.5 m de longitud apoyada en la superficie.
pinturas . Los valores señalados para las irregularidades máximas son de difícil obtención, en particu-
lar las correspondientes a velocidades mayores de 30 m/s .
B Procesos Erosivos. Por otra parte, un aumento de la resistencia superficial del hormigón no produce efectos
muy significativos en la atenuación del proceso.
Por este motivo, actualmente se investiga el efecto producido por la incorporación de aire en
Los procesos erosivos de mayor importancia son los derivados de la abrasión mecánica y los flujos de alta velocidad, procedimiento que se ha demostrado altamente eficaz para este
de la cavitación. objeto.

46 47

1
r 7

Propiedades del Hormigón Endurecido


---

4.7.2. Acción de los Agentes Químicos. Cuando un elemento de hormigón va a estar en contacto con compuestos de naturaleza agresiva
como los señalados en la Tabla anterior, ya sea en períodos prolongados con los de efecto
La acción de los agentes químicos sobre el hormigón puede ser generada internamente en el intenso o permanentemente con los de efecto moderado, debe preverse una protección de la
hormigón o bien provenir de acciones agresivas externas. superficie de contacto.
A Acción de Agentes Internos. En calidad de guía para esta materia se inserta a continuación la Tabla 4.4 que señala los tipos
de protección susceptibles de emplearse en diferentes casos.
La acción nociva de agentes internos se deriva del aporte de productos que afectan el proceso
de fraguado o endurecimiento de la pasta de cemento, o bien que generan productos expansi-
vos que dañan su estabilidad.
De este tipo de agentes se han citado dos, aportados por los áridos: la materia orgánica y los TABLA 4.4 Revestimientos de Protección
compuestos que producen la reacción álcali- árido, de naturaleza expansiva.
Efecto de la materia orgánica. La presencia de materia orgánica, aportada por los áridos, TIPO COMPOSICION uso
afecta el proceso de fraguado de la pasta de cemento, principalmente a través del contenido
de ácido tánico presente en ella. La magnitud de este efecto depende, por esta razón, de la Recubrimientos gruesos
cantidad y del origen de la materia orgánica presente y su acción se manifiesta en general Cerámicos Se usan para ataques agresivos de gran magnitud. Su
tanto sobre un retardo del fraguado de la pasta de cemento, como sobre una disminución de Morteros Azufre formulación debe ajustarse al tipo de producto agresivo.
las resistencias iniciales del hormigón. Silicatos
Por este motivo, es importante precisar la existencia de productos nocivos de este tipo, para Resinas
lo cual debe efectuarse el ensayo colorimétrico descrito en el párrafo c12 del Capí tulo 2. Láminas Goma
En el caso de existir materia orgánica en los áridos, generalmente es posible eliminarla Resinas
mediante un lavado profundo usando agua, en equipos adecuados para este objeto. Plomo

Efecto de los compuestos reactivos. En el Capítulo 2, párrafo C 1.1, se detalló este aspecto, Recubrimientos delgados
indicando los compuestos nocivos y los procedimientos para detectarlos, debiendo eliminarse Recubrimientos Emulsiones Son recubrimientos constituidos por materiales que se
los áridos que posean estas características o, en su defecto, emplear cementos con bajo termoplásticos Bitúmenes ablandan mediante temperatura y endurecen al enfriar sin
contenido de álcalis, estableciéndose como tales aquellos cuyo contenido sea inferior a 0.6%. Goma sufrir cambio químico. Se aplican con brocha o rodillo en
Resina película continua.
B Acción de Agentes Externos. Vinílicos
Recubrimientos De un componente Endurecimiento por reacción química, en su mayoría a
Existen numerosos compuestos químicos que son susceptibles de producir ataques de distinta De dos componentes temperatura ambiente. Controlar su aplicación.
magnitud sobre los elementos de hormigón. En la Tabla 4.3 se resume el efecto producido por Tratamientos superficiales
algunos ácidos minerales y soluciones de sales y álcalis presentes con mayor frecuencia en
contacto co las obras de hormigón. Silicatos Reaccionan con los compuestos de calcio solubles del
Tetrafluoruro de cemento. Utilizables para ataques de moderada importan-
TABLA 4.3 Efectos agresivos sobre el hormigón silicio c í a.

Efecto Intenso Efecto Moderado Inocuos


En el caso particular de la acción de los sulfatos sobre el hormigón, el efecto puede ser atenuado
ACIDOS MINERALES
o eliminado empleando un cemento con bajo contenido de aluminato tñcálcico, pues la reacción
destructiva respectiva se produce por la combinación de ambos compuestos, produciendo
clorhídrico acético oxálico sulfoaluminato de calcio, el cual es expansivo. Generalmente se fija como límite deseable un
fluorhídrico f érrico porcentaje máximo de 5% de C3A cuando se espera un ataque severo, situación que es
nítrico láctico susceptible de producirse cuando el contenido de sulfatos supera las 1000 ppm en solución
húmico acuosa o 0.20% en muestras de suelo.
fosf órico
tánico
La resistencia de los hormigones al ataque por sulfatos mejora considerablemente cuando se
SOLUCIONES DE SALES Y ALCALIS utilizan cementos puzolánicos o siderúrgicos en la composición del hormigón.

nitrato de amonio
soluc. de formalina cloruros no alcalinos carbonatos
sulfatos ácidos grasos hidróxidos
glucosa fluoruros
glicerina silicatos
aguas ácidas nitratos alcalinos
creosotas derivados del petróleo
fenol derivados del alquitrán

48 49
CAPITULO 5. USO DEL HORMIGON EN OBRA.

5.1. Generalidades

El empleo del hormigón en la construcción de obras de ingeniería se produce normalmente durante


la etapa en que mantiene su condición plástica.

En ella sufre diversas manipulaciones y procesos, que le comunican energía externa, induciendo
en él deformaciones y desplazamientos, destinados a llevarlo hasta su ounto de destino final en
el elemento del cual formará parte, y darle la forma y dimensiones previstas en el diseño.

En la ejecución de todos estos procesos está permanentemente presente la pugna entre las
fuerzas de inercia, que tienden a separar los componentes del hormigón (segregación) y las
fuerzas cohesivas que tratan de mantenerlos unidos. El equilibrio podrá mantenerse en forma
adecuada si las primeras son reducidas a la mínima expresión compatible con el empleo del
hormigón en la obra y si paralelamente se confiere al hormigón una adecuada trabajabilidad, que
garantice su facilidad de manejo ( fluidez) y una buena cohesión (consistencia), a través de una
dosificación bien estudiada para estos fines (1).

Estas características deben ser tenidas en cuenta durante todo el proceso de uso del hormigón
en obra, en el cual éste pasa por una serie de etapas sucesivas, siempre presentes en toda
construcción que lo utilice como material constituyente, que son las siguientes:
- Almacenamiento de los materiales
- Fabricación del hormigón
- Ejecución del hormigonado
- Curado del hormigón
cuyas características y condiciones se analizarán en los párrafos que siguen.

5.2. Almacenamiento de los Materiales.


En el almacenamiento de los materiales deben tomarse las precauciones que aseguren que ellos
mantengan su calidad y homogeneidad en forma conveniente.

Para este objeto es necesario tener en consideración una serie de precauciones, características
de cada tipo de material, las que pueden resumirse como sigue :

5.2.1. Almacenamiento del Cemento.


Debe estar dirigido a prevenir su humedecimiento, ya que éste produce su hidratación y fraguado
parcial en forma de grumos y terrones, los que al ser incorporados en la masa del hormigón no
participarán en el proceso de su endurecimiento, dañando en consecuencia sus propiedades y,
en particular, su resistencia.

Para lograr esta finalidad, deben tomarse las siguientes precacuciones :

Cuando el cemento se almacena en bolsas, deberá contarse con bodegas cerradas, sin
aberturas en sus paredes, con techumbres que tengan una pendiente adecuada para el
escurrimiento del agua de lluvia, cubiertas que garanticen impermeabilidad y aleros de unos
80 cm de longitud.

(1) Ver Capítulo 3, punto 3.1.

51
Uso del Hormigón en Obra

El piso debe ser preferentemente entablonado y separado del suelo natural en, por lo 5.3. Fabricación del Hormigón.
menos, 20 cm para evitar el paso de humedad a las bolsas de cemento.

Las bolsas se almacenar án en pilas de hasta 12 unidades, manteniéndose separaciones


entre ellas y sin quedar en contacto con las paredes exteriores. La fabricación del hormigón es la etapa en la cual se miden sus materiales constituyentes y luego
El cemento debe utilizarse cronológicamente, por orden de llegada, para lo cual es conve- se mezclan hasta formar una masa homogénea.
niente fechar las partidas para evitar sacos rezagados.

Cuando el cemento se almacena a granel debe mantenerse en silos, cuidando que éstos no
tengan roturas o aberturas a través de las cuales pueda penetrar la humedad. Además, los 5.3.1. Medición de los Materiales.
silos deben limpiarse periódicamente, con el objeto de utilizar el cono muerto que se forma
normalmente en torno a su boca de vaciado, antes que éste haya permanecido un tiempo La medición de los materiales está destinada a asegurar que los materiales se incorporarán en
excesivo en su interior. las cantidades previstas al estudiar la dosificación del hormigón, para lo cual debe efectuarse
con una adecuada precisión.

La medición de los materiales puede efectuarse en peso o en volumen.


5.2.2. Almacenamiento del Agua.
La primera consiste en, como su nombre lo indica, en medir las cantidades de los materiales
El agua debe almacenarse en estanques o depósitos limpios y protegidos de manera que se mediante pesaje. Permite obtener una mayor precisión y, en consecuencia, una menor variabili-
impida su contaminación. dad en la medición.

Para obtener una adecuada precisión, el elemento de pesaje debe permitir la medida de los
materiales dentro de ciertos límites de tolerancia, que generalmente se fijan en valores que no
5.2.3. Almacenamiento de los Aridos. exceden de 1% para la cantidad a pesar para el cemento, agua y aditivos y 3% para los áridos.

Los áridos deben acopiarse de manera que se evite su segregación, contaminación y fragmenta- La obtención de una precisión como la señalada hace necesario que los elementos de pesaje
ción, para lo cual es recomendable : estén en buenas condiciones de mantención y que, además, sean calibrados con cierta periodici-
dad.
- Situar los acopios lo más próximo posible a la planta de hormigón para evitar un excesivo
transporte. En la medición en volumen, el peso de material a introducir en la amasada se determina
indirectamente a través de la medición de su volumen, lo cual implica que el material debe tener
- Limpiar el suelo que cubrir án los acopios, eliminando los materiales orgánicos y arcillosos, la densidad aparente prevista, para que el peso así determinado sea correcto.
sustituyéndolos por una capa del mismo material por acopiar, debidamente compactada. El
piso deber á tener una ligera pendiente para permitir el drenaje. Esta condición se cumple con suficiente precisión en los elementos líquidos, en los cuales su
densidad aparente coincide con su densidad real, siendo, por lo tanto, un método tan preciso
Dejar una neta separación entre los acopios de los distintos áridos. como el pesaje para la medición del agua y de los aditivos líquidos.
- Formar los acopios mediante capas horizontales con taludes terminales de 3H:1V.
En relación con estos últimos, debe señalarse que, como su dosis es normalmente pequeña, para
Evitar el movimiento excesivo de los áridos dentro de sus respectivos acopios, en especial lograr una adecuada medición se acostumbra diluirlos en parte del agua de amasado, con lo cual
- ella se efectúa sobre una mayor cantidad de producto, ganándose en precisión. La posibilidad de
su arrastre en horizontal, para limitar su fragmentación y segregación.
dilución debe ser consultada con el proveedor de| aditivo, pues existen algunos en que este
procedimiento no es aplicable.
No lavarlos mediante riego en los acopios, pues ello provoca la acumulación en las capas
inferiores del material fino procedente desde las capas superiores.
En lo que concierne a los materiales sólidos, la medición en volumen introduce una causa de
imprecisión y variabilidad, pues la densidad aparente es función de algunas de las características
del material, en particular de su contenido de humedad, de su granulometría y de su grado de
compactación, las que están permanentemente variando de una amasada a otra.

En el cemento, esta última particularidad es extremadamente significativa e introduce un gran


factor de variabilidad, motivo por el cual su medición en volumen no debe ser utilizada,
recurriéndose, en caso de no ser posible su pesaje, a la fabricación de amasadas de un volumen
tal que permitan el uso del cemento en cantidades que sean múltiplos del peso contenido en un
saco de cemento (42.5 kg).

53
52
Uso del Hormigón en Obra

En los áridos, la humedad produce una Las hormigoneras de eje inclinado son empleadas en las plantas de mayor capacidad. Como,
variación significativa de su volumen a - además, generalmente son basculantes, su vaciado es f ácil y r ápido.
párente, la cual se denomina esponja -
miento, y es especialmente importante
Presentan, en cambio, una menor calidad de amasado, por lo que deben considerarse mayores
mientras más finos sean los áridos. En la tiempos de revoltura y, además, son de difícil visibilidad durante su operación, lo que dificulta la
Figura 5.1 se señalan algunas cifras de ejecución de correcciones de fluidez del hormigón.
esponjamiento características para arenas
de distinta granulometría, la cual permite Las hormigoneras de eje horizontal son menos utilizadas, debido a que presentan limitaciones
ver el importante valor que puede alcan- de capacidad y su vaciado es lento. Actualmente se han desarrollado hormigoneras de este tipo
zar este parámetro. equipadas con tornillos helicoidales giratorios, que producen el amasado y la descarga del
hormigón, las cuales han superado las limitaciones señaladas.

Para el amasado en hormigonera, los materiales deben ser incorporados a ella en un cierto
Por este motivo, al emplear este orden de carguío, recomendándose el siguiente:
Método de medida es conveniente pro - 1o 80% del agua
ceder a una calibración previa mediante 2o materiales sólidos de más grueso a más fino
pesaje, utilizando para ello una muestra 7o AGUA A Ñ ADIDA 3o resto del agua, incluyendo el aditivo, si se empleara
de los áridos y de los elementos de
medida que se emplearán. FIG . 5.1. Esponjamiento de la Arena por la Humedad .
En las instalaciones de carguío automático, la introducción de los materiales en la hormigonera
se efectúa en forma simultánea, lo cual es favorable para su homogenización usando el menor
tiempo de amasado posible.
Un procedimiento aproximado para deter -
minar el esponjamiento de las arenas con TVo T
La cantidad de materiales incorporados debe ser la necesaria para producir un volumen de
hormigón consecuente con la capacidad especificada por el fabricante para la hormigonera, la
siste en medir en una probeta calibrada un Vi que no deberá ser excedida por ningún motivo.
determinado volumen de arena en su
estado real de humedad y, a continuación,
[± Una vez incorporados los materiales en la hormigonera, debe procederse a su revoltura durante
saturarla totalmente y medir nuevamente
E= V 0-V1 un lapso que asegure su total homogenización. Este lapso varía de un tipo de equipo a otro,
X 100 ( °/o )
el volumen resultante, en la forma que se
indica en la Figura 5.2.
El esponjamiento será la relación entre la
V1
E = ESPONJAMIENTO, •/
Vo = VOLUMEN ARENA HUMEDA
. dependiendo en particular de su capacidad, pero normalmente oscila alrededor de un tiempo que
puede calcularse mediante la expresión t (min) = 1 + V(m3)/3 1.25 min para una hormigonera
de volumen V .
variación de volumen producido y el vo -
lumen inicial medido. Vi = VOLUMEN ARENA INUNDADA
Igualmente, la velocidad de revoltura debe ser la especificada por el fabricante, estando
generalmente comprendida entre 10 y 20 r.p.m.
FIG. 5.2. Método de Medida del Esponjamiento.

Finalmente, otro aspecto que debe considerarse en la medición de los áridos es el contenido de En los casos en que el tiempo de amasado condiciona el avance de la obra, puede verificarse
humedad que ellos presentan normalmente. Para ello es necesario efectuar la adición del peso experimentalmente si es posible una disminución del tiempo mínimo antes recomendado. Para este
correspondiente a su contenido de humedad y, a su vez, proceder a descontar esta cantidad del objeto puede verificarse cuál es el tiempo óptimo por medio del registro del consumo instantáneo de
agua de amasado que se emplear á para la fabricación del hormigón. En el Capítulo 10, la energía eléctrica consumida por la hormigonera durante su ejecución, alcanzándose el punto
Aplicación Práctica, se indicar á la forma cómo se efectúa esta corrección. óptimo cuando éste se estabiliza en su valor mínimo.

Alternativamente, es posible efectuar también un ensayo de verificación de uniformidad de


5.3.2. Amasado. mezcla mediante el ensayo establecido en NCh 1789, el que permite definir si el amasado es
suficiente o debe prolongarse, aun cuando debe señalarse que la aplicación de este sistema
Una vez medidos los materiales en las cantidades previstas para constituir un determinado requiere de la ejecución de una serie sucesiva de ensayos con distintos tiempos de amasado, lo
de
volumen de hormigón, denominado amasada, éstos deben ser sometidos a un proceso que puede dificultar apreciablemente la determinación del tiempo óptimo.
mezcla y homogenización, el cual se efectúa por amasado en un elemento mec ánico especial -
, designado como hormigonera ( betonera en nuestro pa í s) .
mente diseñado para este objeto
Por otra parte, tampoco es conveniente alargar excesivamente el tiempo de amasado, pues ello
Existen diversos tipos de hormigoneras, las cuales se acostumbra clasificarlas por la inclinación
conduce a la fragmentación de los áridos del hormigón, lo que hace variar su granulometría,
produciendo un aumento de su consistencia por sobre la prevista, y exigiendo un aumento de la
de su eje de giro en verticales, inclinadas y horizontales.
cantidad de agua de amasado para mantener la fluidez del hormigón.
Las hormigoneras de eje vertical producen un buen amasado del hormigón y, además, tienen
la
ventaja de permitir la fácil observación del hormigón, lo cual permite efectuar correcciones de
de
fluidez en forma rápida. Presentan, en cambio, limitaciones de capacidad y para su rapidez
vaciado .
54 55
Uso del Hormigón en Obra

Finalmente, en relación con el uso de elementos mec ánicos para el amasado del hormigón Su capacidad es variable entre 0.2 y 6 m3, empleándose generalmente accionado por una
deben señalarse algunas otras condiciones adicionales para su empleo, tales como las siguien- grúa.
tes: Debido a las características señaladas, se presta para la colocación en sitios elevados y de
acceso difícil, pudiendo alcanzarse rendimientos que, de acuerdo a la capacidad del
La hormigonera debe limpiarse interiormente al término de cada jornada de trabajo, elimi- capacho empleado, oscilan entre 5 y 50 m3/h.
nando todos los restos adheridos en su interior antes que endurezcan. En obras de gran magnitud, como son por ejemplo los muros de embalse, se les acciona
mediante cables-rieles o derricks de gran magnitud, los que permiten lograr rendimientos
Deben efectuarse revisiones periódicas, destinadas a eliminar los restos de mortero u cercanos a 100 m3/h.
hormigón endurecidos que hubiesen quedado y examinar las piezas sometidas a desgaste, Los capachos, si cuentan con un diseño adecuado del embudo inferior y de la boca de
en particular las paletas, las cuales no deberán presentar un desgaste superior a un 10% de descarga, pueden transportar hormigones de cualquier fluidez. (Fig. 5.4)
su dimensión.
El amasado puede ser también efectuado manualmente. Sin embargo, las Normas Chilenas
aceptan su empleo sólo para hormigones de baja resistencia especificada (H5 o menor). Camión-Hormigonera (Mixer). Tal como su nombre lo indica, consiste en un camión
Si se emplea amasado manual, éste deberá ejecutarse en las siguientes condiciones: equipado con una hormigonera. Debido a esta disposición, le es posible transportar hormi-
gón al mismo tiempo que procede a su amasado.
Utilizar una cancha de revoltura constituida por una superficie horizontal, lisa, limpia y no La hormigonera posee una capacidad que oscila normalmente entre 3 y 8 m3, siendo más
absorbente. frecuentes en la actualidad valores cercanos a este último. La hormigonera posee dos
velocidades: una rápida para el amasado y una más lenta para agitación del hormigón.
Mezclar primeramente la arena y el cemento en seco hasta que la mezcla tenga un aspecto Mediante el giro en reversa de la hormigonera, ésta vacia el hormigón contenido en su
uniforme, agregando a continuación la grava y mezclando el conjunto, siempre en seco3. La interior.
cantidad de hormigón amasado en cada oportunidad no deber á exceder de 0.5 m . Por estas características múltiples, el camión-hormigonera no es totalmente efectivo como
equipo de amasado, debiendo examinarse con cuidado este aspecto si se desea emplearlo
Formar una torta achatada, dejando un hueco en el centro para colocar ahí el agua. como tal, en particular si la hormigonera presenta desgaste en sus paletas interiores.
El camión-hormigonera es un excelente medio de transporte en obras constituidas por
Agregar el agua en pequeñas porciones, amasando con pala hasta tener un hormigón de volúmenes significativos de hormigón, siendo, además, ampliamente utilizado por las plan-
aspecto uniforme y con la fluidez requerida. tas productoras de hormigón premezclado. Por cuanto en algunos casos no puede llegar
hasta el punto mismo de colocación, debe ser combinado con otros elementos de transporte
que lo suplementen en este aspecto.
Además, debe considerarse que es más apropiado para el transporte de hormigones de
5.4. Transporte del Hormigón. asentamiento que tengan una fluidez igual o superior a unos 6 cm de asentamiento de cono,
ya que de lo contrario se dificulta la operación de vaciado. (Fig. 5.5)

Esta etapa incluye las operaciones necesarias para llevar el hormigón desde el punto de
fabricación hasta el de su colocación, incluyendo su vaciado en este último. Durante todas estas
operaciones debe existir una preocupación especial para lograr que el hormigón mantenga la Camión-Tolva. El camión de volteo es también empleado para el transporte de hormigón,
homogeneidad obtenida en su amasado, ejecutando todas las manipulaciones de manera que representando un medio que, en algunas ocasiones, puede significar una solución práctica y
no puedan inducirse procesos de segregación de sus componentes. accesible.
La capacidad de transporte quedará en este caso limitada por la carga admisible del camión,
valor que normalmente estar á comprendido entre 3 y 7 m3.
Su ejecución requiere de elementos especialmente adaptados para cumplir esta función, exis- El camión tolva debe ser exclusivamente utilizado con hormigones de baja fluidez, no
tiendo una gran variedad, cada uno de distintas capacidades, dimensiones y rendimientos, que superior a 5 cm de asentamiento de cono, para evitar la segregación y compactación que se
los hacen más o menos adecuados según sea la naturaleza de la obra o del elemento a produce por efecto de la trepidación causada por las irregularidades de la pista de rodado.
hormigonar. En los párrafos que siguen se da una descripción resumida de los principales, Al igual que el camión-hormigonera requiere de elementos adicionales para el traslado del
señalando sus características y rango de capacidades y los rendimientos que es posible obtener hormigón hasta su punto de destino. (Fig. 5.6)
con ellos.
Carretillas. Consisten en una tolva metálica con rueda, accionada en forma manual por un
operario. Su capacidad de transporte está normalmente comprendida entre unos 350 a 70 Bomba de Hormigón. La bomba de hormigón consiste en un dispositivo mecánico, con la
litros de hormigón, pudiendo alcanzarse un rendimiento de alrededor de 0.5 m /h. disposición general que se observa en la (Fig. 5.7)
Su empieo está, además, limitado a obras en superficie o con poca elevación sobre el El hormigón es vaciado en el depósito superior, desde donde es traspasado a un cilindro
terreno, pues para su tr ánsito requiere pendientes no superiores a 15%. inferior, en el cual mediante pistones es impulsado a través de una tubería hasta el puntó de
Por estas razones, su uso está restringido a obras de pequeña magnitud y poca altura colocación.
(edificios de no más de dos pisos de altura). (Fig. 5.3) El hormigón empleado para la bomba debe tener preferentemente una alta fluidez, compren-
dida entre 8 a 12 cm de asentamiento de cono.

Capachos. Los capachos consisten en tolvas metálicas de gran dimensión, equipadas con
Debe señalarse adicionalmente que la granulometría total del hormigón debe incluir una proporción
de granos de tamaño inferior a 0.1 mm no inferior a unos 400 kg/m3, incluido el cemento, requisito
una compuerta de fondo, cuya apertura puede ser accionada con un dispositivo manual,
hidráulico o con aire comprimido. necesario para obtener un buen escurrimiento del hormigón por la tubería.
56 57
Uso del Hormigón en Obra

-
f
En condiciones normales, la bomba permite el transporte en horizontal de hasta unos 300 m y de
hasta 90 m en vertical, valores que varían de acuerdo al trazado en planta y en elevación de la
tubería, y a las características del hormigón, obteniéndose rendimientos que oscilan normalmente
entre 30 y 60 m3/h.

y de hasta 90 m en vertical, valores que varían de acuerdo al trazado en planta y en


elevación de la tubería, y a las características del hormigón.

Cinta Transportadora. La cinta transportadora, tal como se ve en la (Fig. 5.8) , consiste en


una banda de caucho reforzada, que se desplaza mediante accionamiento por motores
eléctricos, sobre la cual se deposita el hormigón en una capa de pequeño espesor.
La cinta es un elemento apropiado para cortas distancias de transporte, combinada con
otros elementos que pudieran requerirla como complemento.
En su empleo debe cuidarse de darle una pendiente adecuada a la fluidez del hormigón, la
que no es conveniente que exceda de unos 7 cm de asentamiento de cono, y evitar la
segregación que se produce en su extremo de vaciado, debido al mortero que tiende a
retornar adherido a la cinta, para lo cual debe disponerse un raspador apropiado.

Canoas. Las canoas consisten en canaletas de sección rectangular o semicircular, general-


mente metálicas o de madera forradas en hojalata. El hormigón escurre en ellas gravitacio-
nalmente, si se les da una pendiente adecuada para este objeto, la cual normalmente debe
estar comprendida entre 15 y 30% según sea la fluidez del hormigón.
Para su empleo,el hormigón debe tener una fluidez mediana a alta, no inferior a unos 6 cm
de asentamiento de cono.
Al igual que con las cintas debe cuidarse la segregación del hormigón en su extremo de
vaciado, causado por la diferente trayectoria de las partículas de mayor tamaño con
respecto a las más finas, en su caída.
Por sus características, las canoas son adecuadas como elemento complementario para
distribución del hormigón en la zona adyacente al punto de colocación. (Fig. 5.9)

Tubos. El empleo de tubos para el transporte del hormigón resulta de gran utilidad en dos
circunstancias principalmente:
- Cuando existe una fuerte pendiente y un desnivel importante entre el punto de abasteci-
miento de hormigón y el punto de colocación.
- Para la colocación de hormigón en sitios estrechos y de gran altura, como ser muros y
pilares esbeltos.
Para su empleo debe preverse el cumplimiento de las siguientes condiciones:
- La fluidez del hormigón debe ser más bien alta, no inferior a unos 7 cm de asentamiento
de cono, debiendo aumentarse cuanto más largo sea el recorrido del hormigón en su
interior.
El diámetro del tubo debe estar comprendido entre ocho veces el tamaño máximo del
árido más grueso del hormigón en sus dos metros superiores y seis veces en la parte
inferior del tubo.
- El trazado del tubo debe ser vertical y continuo, sin cambios de dirección.
- El extremo inferior de descarga debe estar muy cercana a la superficie del hormigón ya
colocado y de preferencia continuamente embebido en el hormigón, para disipar la
energía producida en la caída del hormigón y evitar su segregación. (Fig. 5.10)

59
58
Uso del Hormigón en Obra

5.5. Ejecución del Hormigonado.


^57^
La ejecución del hormigonado comprende una serie de operaciones sucesivas que deben ser
ejecutadas en el elemento a hormigonar, tanto previas, durante o posteriores a la colocación del
hormigón, las cuales pueden desglosarse en las que se indican :

3
- Preparación previa
.
•y ”

.tn • Tratamiento de la superficie a recubrir

.va
:•

•Limpiezaónfinalde moldajes, armaduras e insertos


Colocaci
-

Colocación del hormigón
FIG. 5.7. Bomba de Hormigón. Compactación del hormigón
- Tratamiento de la superficie final
las cuales se analizan en los párrafos que siguen.

5.5.1. Preparación Previa.


En esta etapa se considera la preparación de la que va a quedar cubierta o en
contacto con el hormigón fresco, la cual depende de la naturaleza de
superficie
esa superficie: terreno
natural u hormigón colocado en etapas anteriores.
En el caso de tratarse de -terreno natural, el procedimiento depender á de si est á formada por
suelo o roca.
El suelo debe quedar sometido a un proceso de compactación superficial, de manera que el
hormigón se apoye sobre suelo denso, que no experimente asentamientos perjudiciales para la
estructura.
FIG. 5.8. Cinta Transportadora.
Las superficies rocosas, por su parte, se someterán a un tratamiento que elimine las zonas
demasiado fracturadas o alteradas hasta el límite que indiquen la Especificaciones Técnicas o el
proyectista de la obra.

Debe considerarse, además, la captación y drenaje del agua que aflore o fluya hacia la zona
donde se colocar á el hormigón fresco.

Si el hormigón va a ser colocado en contacto con hormigón endurecido, la superficie de contacto


deber á haber recibido el tratamiento que se explica posteriormente al analizar el tratamiento de
la superficie terminal del elemento.

A continuación debe procederse a la colocación de los moldajes para dar forma al elemento que
se va a hormigonar, las armaduras y los elementos insertos en el hormigón, según corresponda
de acuerdo a los planos del proyecto de la obra.

Para la colocación de estos elementos deben cuidarse los siguientes aspectos:


- Resistencia, estanquidad y posicionamiento de los moldajes.
- Recubrimiento y disposición de las armaduras.
- Ubicación y afianzamiento de los elementos insertos.
Para la ubicación de estos elementos pueden tomarse como referencia los siguientes valores de
tolerancias:

61

jkJk
Uso del Hormigón en Obra

de su diseño, terreno natural o superficies terminales de la obra, y por juntas de construcción


TABLA 5.1 Tolerancias de Construcción elegidas voluntariamente.
Tolerancia máxima Para la ubicación de las juntas de construcción deben considerarse principalmente dos
Tipo de variación Elementos típicos
aspectos:
Verticalidad Muros, pilares 6 mm/ 3 m < 25 mm
Líneas visibles 6 mm/ 6 m - que el volumen que definan para cada etapa sea adecuado a la capacidad de hormigo-
nado disponible en la obra, de manera que alcance a ser colocado en un turno de
Horizontalidad Losas, vigas hasta 3 m 6 mm trabajo como máximo
Losas, vigas hasta 6 m 10 mm
20 mm
que se dispongan de acuerdo a las especificaciones del proyecto o a buenas prácticas
Losas, vigas hasta 12 m
estructurales. Para este último objeto, es conveniente tener en consideración que las
Dimensiones y espesores Vanos y aberturas ± 6 mm juntas de construcción, por muy buen tratamiento que reciban, constituyen puntos
Vigas, pilares, columnas - 6 mm, + 12 mm débiles para la transmisión de esfuerzos, principalmente de corte y de tracción, motivo
por el cual su ubicación debe ser de preferencia donde dichos esfuerzos sean mínimos
para las obras de hormigón armado y simple, respectivamente.
Terminadas las operaciones descritas e inmediatamente antes del inicio de la colocación del En la Figura 5.12 se indica un ejemplo de definición de etapas de hormigonado correspon-
hormigón, es necesario proceder a efectuar la limpieza final del elemento a hormigonar. Esta diente a una estructura de una obra de edificación.
limpieza debe permitir eliminar todos los restos de suciedad acumulados en el sitio, para lo cual
debe contarse con implementos que permitan efectuarla en forma enérgica y accesible a todos
los puntos del elemento.
\v
/1
© ©
Para este objeto, el método más adecuado \
es recurrir al empleo de una mezcla de a -
(
C\ ?

gua y aire comprimido, utilizando un inv


plemento como el señalado en la Figura
B i
©
%
5.11.

Sin embargo, dado que estos recursos no


© ©
. "Z
existen en todas las obras, particularmente ~

en las de tamaño mediano o pequeño, en .•


sustitución puede emplearse exclusivamen- — b\ V? y
te agua a la máxima presión disponible. *.
• •» i

• 1 2

FIG. 5.11. Lanza para Lavado con Agua y Aire Comprimido.


FIG. 5.12. Etapas de Hormigonado de una Obra de Edificación.

5.5.2. Colocación del Hormigón.


b Acceso a cada elemento. Los equipos previstos para el transporte del hormigón deben
A Colocación en Condiciones Normales. tener acceso a todas las etapas consideradas para la construcción de la obra. Estos
accesos deben planearse de acuerdo al alcance de dichos equipos y a la forma en que se
El hormigonado de toda obra de ingenierí a y de cada uno de los elementos que lo constituyen ha previsto distribuir el hormigón en el interior de la etapa.
necesita de un cierto grado de planificación previa a su ejecución, tanto más compleja cuanto
más irregular sea su forma geométrica.
Esta planificación debe considerar, con mayor o menor detalle, como mínimo los siguientes c Distribución del hormigón. El hormigón debe ser distribuido en todo el volumen de la
puntos : etapa, de manera que se cumplan las siguientes condiciones:
a Etapas de hormigonado - que en ningún punto se produzca el endurecimiento del hormigón ya colocado,antes de
b Acceso a cada elemento quedar cubierto por hormigón fresco. Es decir, deben evitarse las así denominadas
c Distribución del hormigón “pegas frías”, pues éstas atentan contra el monolitismo y, por ende, la seguridad
en la forma que se señala a continuación. estructural del elemento
que la distribución se efectúe en forma ordenada y avanzando en capas de un espesor
a Etapas de hormigonado. De preferencia antes de iniciar el hormigonado de la obra, debe compatible con el equipo de compactación utilizado, en la forma que se indica posterior-
efectuarse un estudio de las etapas en que se subdividirá para su construcción. Estas mente en el párrafo 5.5.3, de manera que no haya puntos en que el hormigón no haya
etapas quedarán definidas por algunas de las superficies que limitan la obra por condiciones recibido una adecuada compactación.
63
62
Uso del Hormigón en Obra

el interior de la
El cumplimiento de estas condiciones puede hacer necesario disponer en Efectos sobre el hormigón fresco. El principal efecto ejercido por las bajas tempera-
etapa de elementos adicionales para la distribución del hormigón, tales como canoas cortas, turas sobre el hormigón en su estado fresco consiste en un aumento significativo del
tubos o mangas o, en su defecto, efectuarla mediante paleo . proceso de exudación. Este debe ser tenido especialmente en consideración en las
hormigo-
Adicionalmente, debe planificarse la forma de efectuar el avance de cada capa de superficies no moldeadas que deban ser sometidas a un proceso de terminación.
nado, que se ejecuta principalmente de dos maneras: Para paliar estos efectos, los hormigones utilizados en tiempo frío deben ser dosificados
- mediante capas que abarquen toda la superficie de la etapa con las menores dosis de agua compatibles con su manipulación en obra.
- mediante capas colocadas en forma escalonada Por otra parte, el retardo ejercido sobre el fraguado de la pasta de cemento permite
disponer de mayores tiempos para la ejecución de los procesos de colocación y
en la forma que se describe en la Figura 5.13. compactación, evitando la producción de “pegas frías”.
CAPAS COMPLETAS En esta etapa, además, es necesario considerar una protección inicial que impida el
congelamiento del agua del hormigón, para lo cual debe preverse un aumento de la
temperatura de fabricación, el que puede conseguirse mediante la adición de agua
• # caliente, siempre que la temperatura de ésta no sobrepase los 60°C.

_
r *. '
* . -o
Efectos sobre el hormigón endurecido. Las bajas temperaturas inducen también un
efecto retardador sobre el endurecimiento del hormigón, lo que incide en que su resisten-
cia se desarrolle en forma más lenta. Este efecto debe ser tenido en consideración
particularmente en los elementos de naturaleza estructural.

AVANCE EN ESCALONES Para este objeto, las Normas han previsto períodos designados de protección, adiciona-
les al per íodo de curado, durante los cuales el hormigón debe ser mantenido a
temperaturas no inferiores a valores mí nimos que dependen del grado del cemento
empleado y de la importancia estructural del elemento. Pueden obtenerse detalles en
NCh 170 o, en forma más completa, en ACI 306.
*
1
o
*
*1
; í/ o * . entre 1 y 3 días para elementos no estructurales
* entre 3 y 6 dí as para elementos estructurales cuya dimensión mínima sea inferior a
80 cm y para los cuales se tome medidas que permitan mantenerlos a temperaturas
superiores a 10°C.
FIG. 5.13. Forma de Avance del Hormigonado.
Estos plazos deben aumentarse a medida que las temperaturas medias diarias descien
elemento y la capacidad
1

La elección de la modalidad queda condicionada por la forma del en, llegando a lapsos de tres a cuatro semanas si son inferiores a - 10 C.
de hormigonado disponible, puesto que la primera, si bien requiere de mayor capacidad, °
simplicidad en la colocació n del hormigón. El período de protección puede precisarse en base a ensayos de resistencia efectuados
conduce normalmente a una mayor
a la temperatura ambiente existente. Puede suspenderse si la resistencia obtenida
alcanza un determinado porcentaje de la resistencia especificada, el cual Qscila entre
B Colocación en Condiciones Especiales. 50% para una temperatura media diaria superior a 0 C y 95% para una temperatura
°
media diaria inferior a -10°C.

Cuando las condiciones de temperatura de colocación del hormigón se apartan de los valores Estos mismos conceptos son válidos para la determinación del tiempo de descimbre de
medios normales o en tiempo lluvioso es necesario prever las medidas que se describen a continua- elementos estructurales que quedan sometidos a las so'icitaciones derivadas de su
ción.
vos.
.
peso propio y las cargas de construcción, al proceder a retiro de los soportes respecti-
Para el primer caso, debe considerarse como valor medio normal la temperatura que las
Normas
para la ejecución de los ensayos , principalmente los relacionados con los procesos de Debe señalarse que las precauciones indicadas son adicionales a las explicadas en
definen
fraguado y resistencia del hormigón, que en el caso de las Normas nacionales es de 20°C. 4.6.1 a sobre los efectos del proceso de hielo-deshielo sobre el hormigón.
temperatura am-
En consecuencia, los mencionados efectos adquirirán importancia cuando la
biente se aleje del valor mencionado.
b Colocación en Tiempo Caluroso. Los efectos sobre el hormigón en períodos de alta
temperatura son inversos a los antes señalados para los de baja temperatura, alcanzando
a Colocación en tiempo frío. Las bajas temperaturas afectan las propiedades en estado significación cuando la temperatura del hormigón excede de 30 C.
°
fresco, así como el fraguado y endurecimiento posterior del hormigón.
Estos efectos empiezan a ser significativos en obra cuando se registran temperaturas prome- Ellos inciden básicamente en la rápida pérdida de fluidez que se produce en el hormigón por
hormigonado,
dio diarias inferiores a 5°C en uno o más días durante los 7 días anteriores al efecto de la evaporación del agua de amasado y el comienzo prematuro del fraguado de la
períodos en los cuales se hace necesario tomar medidas preventivas , que depender án del valor pasta de cemento. La recuperación de la fluidez perdida hace necesario el empleo de una
previsible para dichas temperaturas y de la importancia estructural de los elementos, las cuales dosis de agua adicional que sobrepasa la inicialmente prevista al estudiar la dosificación del
pueden resumirse en la forma que se indica en los párrafos siguientes. hormigón, induciendo una baja de resistencia.

64 65
Uso del Hormigón en Obra

Estos efectos pueden ser paliados parcialmente mediante el uso de aditivos retardadores en La vibración se efectúa mediante el empleo de un equipo mecánico que permite transmitir L :
una
la forma que se señala en el Capítulo 6 y deben ser complementados con medidas que vibración de alta frecuencia (sobre 5000 rpm) y baja amplitud (inferior a 1.5 mm). Los vibradores
permitan mantener la temperatura del hormigón bajo los 30°C antes señalados. utilizados son normalmente de los tipos siguientes :

Para este objeto es necesario disminuir la temperatura de los componentes del hormigón, De inmersión. Consiste en una botella cilindrica de acero, que recibe la vibración producida
por ejemplo protegiendo los áridos del calor del sol y empleando agua y el cemento a la por una excéntrica rotatoria. La botella se sumerge en el hormigón, al cual comunica la
menor temperatura posible al incorporarlos en la hormigonera. vibración, comprometiendo una cierta zona, que se denomina radio de acción del vibrador.
Existen vibradores de inmersión de diversas características, las que se resumen en la Tabla
Las consecuencias de la alta temperatura ambiente se acrecientan cuando, además, el hormi- 5.2 :
gón fresco está expuesto a la acción del viento, pues ello incide en un proceso acelerado de
resecamiento superficial que se traduce en el agrietamiento plástico descrito en el punto 3.3.2. TABLA 5.2 Caracterí sticas de vibradores de inmersión
diámetro de la frecuencia amplitud radio de acción
Para obviar este efecto, la superficie expuesta deberá cubrirse tan pronto se haya colocado botella (cm) (rpm) (mm) (cm)
el hormigón o humedecerse superficialmente mediante una neblina de agua, pero evitando
que se produzca escurrimiento del agua, pues ello puede ocasionar el lavado del cemento y 2-4 10-15 000 0.4-0.8 7-15
de los granos finos. 3-5 9-13 000 0.5-1.0 12-25
6-9 8-12 000 0.6-1.3 18- 35
La alta temperatura debe ser además considerada en la planificación del hormigonado, dado
que la disminución del tiempo de fraguado acorta los tiempos disponibles para el avance de
las capas de colocación sin que se produzcan “pegas frí as”. En la Figura 5.15 se observa una vista interna de un tipo de vibrador de inmersión.
Este menor tiempo puede ser normalizado mediante el uso de un aditivo retardador, en la
forma que se señala posteriormente en el Capítulo 6. De superficie. Los vibradores de superficie consisten en una placa que recibe la vibración de un
motor equipado con una excéntrica. La placa se aplica directamente a la superficie del hormigón
que se va a compactar, por lo que el vibrador de superficie es apropiado para la compactación de
c Colocación en tiempo lluvioso. Como principio general, no debe efectuarse colocación capas de espesor no superior a 30 cm.
de hormigón en tiempo lluvioso, pues, si bien una lluvia ligera no produce efecto directo
sobre el hormigón, es dif ícil evitar que el tránsito de personas sobre el hormigón fresco
la regla o cercha vibradora, que se detalla en la Figura 5.16, consiste en una lámina
conduzca a la incorporación de agua en su parte superior.
angosta y larga, equipada con uno o varios equipos vibradores sobre ella. La regla se
aplica a la superficie, deslizándola adherida a ella en forma progresiva, a una velocidad
Sin embargo, existen situaciones en que la colocación debe efectuarse necesariamente
apropiada para permitir la compactación del hormigón situado bajo ella. Son utilizadas
en un ambiente lluvioso. La experiencia demuestra que en estos casos la colocación
principalmente para la compactación de elementos horizontales o de pendiente suave y
puede efectuarse sin consecuencias nocivas si la intensidad de la lluvia no supera los 4 pequeño espesor, tales como pavimentos, radieres, losas, etc.
mm/hora, se toma precauciones para que el agua acumulada se drene hacia los sitios en
que el hormigón ya ha sido compactado y se proteja el hormigón del tránsito de las los vibradores de molde, que aparecen en la Figura 5.17, consisten en la aplicación del
personas que trabajan en el sitio. motor vibratorio sobre el molde, que recibe así directamente la acción vibratoria y la
transmite al hormigón. Son utilizados principalmente para la compactación de revesti-
5.5.3. Compactación del Hormigón. mientos confinados de espesor no superior a 30 cm, en los cuales, por dificultades de
acceso no es posible aplicar la vibración por inmersión.
El hormigón en el momento de ser depositado en el punto de colocación posee un alto contenido
de aire, el cual debe ser disminuido al mínimo posible, puesto que de lo contrario se verí an Cualquiera sea el procedimiento utilizado para compactar el hormigón, su ejecución debe
afectadas en forma apreciable su resistencia, durabilidad y, en general, todas sus principales cumplir ciertas condiciones que aseguren su eficacia, las que pueden resumirse en la
propiedades. siguiente forma:
Un alto grado de eliminación puede obtenerse sometiendo el hormigón a un proceso de - el espesor de la capa que se está compactando debe ser adecuado al tipo de vibrador
compactación, que, en líneas generales, consiste en someter a las partículas sólidas a un utilizado:
movimiento que permita la ascensión del aire y su eliminación por la superficie superior del • el largo de botella menos 10 cm para los de inmersión
elemento. • 30 cm para los de superficie.

Para la compactación se utilizan dos métodos principales: el varillado y la vibración. - la vibración debe efectuarse en forma ordenada y sistemática:
• introduciendo el vibrador de inmersión a distancias similares a su radio de acción
El primero consiste en introducir en la masa del hormigón una barra o varilla, moviéndola
alternativamente hacia arriba y abajo, en la forma que se señala Coquemáti jámente en la Figura
• regulando la velocidad de avance de las reglas vibratorias, de manera de obtener la
compactación del hormigón
5.14.
.
Para lograr una buena compactación con este sistema, el Y . . ligón debe tener una alta fluidez y,
• distanciando los vibradores de molde a una distancia similar a su radio de acción

además, para obtener un resultado satisfactorio, la introducción de la varilla debe efectuarse en el tiempo de vibración debe ser el estrictamente necesario para lograr el afloramiento
puntos situados a corta distancia entre sí, normalmente a no más de unos 10 cm, condición que de pasta de cemento a la superficie del hormigón. Ello asegura la máxima compacta-
lo hace de bajo rendimiento. Por esta razón actualmente sólo es utilizada en obras de muy ción, evitando que se produzca segregación, por descenso da las partículas gruesas y
pequeña magnitud. ascenso del agua y de las partículas finas en el interior del hormigón.
66 67
Uso del Hormigón en Obra

{
'
5.5.4 Tratamiento de la Superficie Final.
*
La superficie final del elemento recibe normalmente un tratamiento, cuyas características depen-
den básicamente de si se trata de una superficie moldeada o libre.
En el primer caso, la terminación de la superficie queda definida por la calidad del molde
utilizado, pudiendo como máximo efectuarse tratamientos para reparar imperfecciones locales o
defectos del hormigón.
¿ •' Wi En el caso de superficies libres, deben contemplarse dos casos: superficies terminales del
¿2 elemento o juntas de construcción, para las cuales los tratamientos empleados son los que se
'A describen a continuación.

* i
V Superficies terminales. Se designan como tales a aquellas que definen los límites del
* .*

. elemento.
Ví En estas superficies, el tratamiento está destinado a darle una calidad adecuada de
: V. % . terminación superficial, la cual se obtiene generalmente por un afinado de la superficie
mediante herramientas manuales o equipos adecuados.
FIG. 5.14. Compactación por Varillado.
Las herramientas manuales más utilizadas para este objeto son las reglas, las que dan la
terminación, avanzando, apoyadas en guías laterales fijas, mediante un movimiento alterna-
tivo de aserrado, destinado a desplazar hacia adelante los excedentes de hormigón,
rellenando al mismo tiempo los huecos o puntos bajos producidos. La terminación local y el
afinado superficial se efectúan mediante llanas o platachos, que consisten en pequeñas
planchas, generalmente de madera, las que se deslizan sobre la superficie con un movi-
miento circular, que produce un efecto similar, pero más fino, que el de las reglas en el
espacio abarcado por dicho movimiento. En la Figura 5.18. se esquematiza este procedi-
miento, que puede ser utilizado en superficies con inclinación de hasta un 20%, máxima
pendiente que puede ser compactada sin el soporte de un molde.
Para obtener la terminación de superficies con mayor pendiente puede utilizarse el molde
deslizante. Este molde presenta características similares a las descritas para las reglas,
FIG. 5.15. Vibradores de Inmersión. pero su ancho es considerablemente mayor, en general 50 centímetros o más. En la Figura
5.19 se representa un equipo simple de este tipo, accionado mediante un elemento mecáni-
co de arrastre, habiéndose desarrollado algunos, destinados a la compactación y termina-
ción de superficies de grandes dimensiones, que abarcan longitudes de varias decenas de
metros.

Juntas de construcción. Las juntas de construcción constituyen superficies de ligazón


entre etapas de hormigonado de una obra. Para obtener la adecuada adherencia, deben ser
sometidas a un tratamiento destinado a eliminar la zona superior, que, por efecto de la
compactación, presenta una mayor razón agua/cemento que el del resto del hormigón
colocado en el elemento.
Para efectuar este tratamiento, pueden utilizarse procedimientos aplicados sobre el hormi-
gón en estado fresco o endurecido.
FIG. 5.16. Regla Vibradora. Entre los primeros se incluye el lavado del hormigón fresco, el cual consiste en aplicar un
chorro de agua y aire a presión, similar al descrito para la limpieza final de superficies
endurecidas. Este debe aplicarse hasta eliminar una delgada capa de mortero, de un

i t t
í espesor aproximado a 0.5 cm, dejando a la vista las partículas de un tamaño cercano a 5
mm., prolongándolo durante el tiempo necesario para que el agua aplicada no arrastre
material y salga limpia.
\ i Su aplicación se efectúa en las primeras horas posteriores al hormigonado, plazo que debe
determinarse experimentalmente en la obra hasta lograr el resultado antes descrito, pues
depende estrechamente de la temperatura ambiente y del tiempo de fraguado del cemento
utilizado en el hormigón.
FIG. 5.17. Vibradores de Molde.
69
68
Uso del Hormigón en Obra

Sobre el hormigón endurecido, la eliminación de la película superficial se efectúa con la


aplicación de tratamientos de abrasión, ya sea mediante arena seca o húmeda, chorros de
agua de alta presión o desbastado mecánico o manual.
Plcitacho para
alisado El arenado consiste en someter la superficie a una limpieza profunda, que abarca alrededor
de 0.5 cm de profundidad, mediante la aplicación de un chorro de arena impulsado con aire
comprimido, utilizando para este objeto equipos ad hoc.
Los chorros de agua de alta presión obtienen un resultado similar mediante el uso de
bombas que impulsan agua a presiones superiores a los 200 kg/cm2, lo cual permite
fracturar la película superficial y arrastrar el material así desprendido.
El desbastado se efectúa, ya sea mediante herramientas manuales, como ser chuzos,
barretinas o picotas, o mecánicas, consistentes en martillos neumáticos, generalmente
livianos. Mediante ellos se demuele superficialmente el hormigón, aplicando luego una
limpieza con agua, y eventualmente aire* a presión, para eliminar el material suelto.
En relación con los procedimientos descritos pueden hacerse los siguientes comentarios
comparativos:
- Los tratamientos sobre el hormigón fresco resultan de un menor costo directo, pero
presentan el inconveniente de que, al ser aplicados tempranamente, permiten la
contaminación posterior del hormigón por suciedades acumuladas en el período que
transcurre hasta el hormigonado.
- Los tratamientos sobre el hormigón endurecido, al ser realizados inmediatamente antes
del hormigonado, combinan la ejecución del tratamiento de la junta con la limpieza final,
en particular el de chorros de agua de alta presión.
Los tratamientos de desbastado no son recomendables, pues, en general, no abarcan
el total de la superficie a tratar y, además, pueden producir un debilitamiento de la
adherencia de los áridos gruesos que quedan en sitio y, en general, de la superficie
tratada, por la fracturación que inducen en el hormigón.
FIG. 5.18 Terminación mediante Regla.

Cx<5
C’
° t ^jmolde
lateral y guía 5.6. Curado del Hormigón.
Plancha de acero
El curado del hormigón tiene por objeto básico el mantener un grado suficiente de humedad
hormigón no interna durante un lapso adecuado como para permitir la hidratación del cemento y, en conse-
compactado cuencia, el desarrollo de las propiedades hidráulicas de la pasta de cemento.
Normalmente el plazo mínimo especificado para este objeto es de 14 dí as, pues como puede
observarse en el gráfico contenido en la Figura 4.1, que muestra la influencia de las condiciones
hormigón
para poso
.
ambientales en la resistencia del hormigón, dentro del plazo señalado el efecto es muy significativo,
disminuyendo posteriormente.

vibrador de inversión Para efectuar el curado del hormigón existen dos procedimientos principales, que consisten
respectivamente en mantener en torno al hormigón un ambiente húmedo o bien en impedir que
escape hacia la atmósfera la humedad interna propia del hormigón.

Para la ejecución del primer tipo de curado, denominado húmedo, pueden emplearse los tres
hormigón ya procedimientos que se señalan a continuación:
compactad;
^\ a Mantención del hormigón bajo agua. Consiste en la mantención de piscinas o pozas
sobre la superficie del hormigón.
Este procedimiento asegura mejor que cualquier otro la finalidad perseguida. Sin
embargo, constituye un método de dif ícil aplicación, pues s'ólo puede emplearse sobre
superficies horizontales, teniendo, además, el inconveniente de dificultar el tr ánsito en
las zonas de la obra donde se está utilizando.
FIG. 5.19 Molde Deslisante.
70 71
Uso del Hormigón en Obra

b Riego continuo. Para el riego continuo se emplean aspersores que funcionan en forma 5.7.1. Reparación de Fisuras.
permanente, humedeciendo todas las zonas expuestas a su radio de acción. Es
también un excelente sistema, pero posee el inconveniente de dificultar el tránsito en Las fisuras y grietas se reparan normalmente mediante inyecciones a baja presión. La primera
los sectores bajo riego. etapa de su ejecución consiste en el sellado superficial de la grieta y la conexión a ella de
pequeños tubos, a través de los cuales se coloca el material de inyección.
c Riego periódico. En este sistema el riego es aplicado a intervalos, cuando se observa
que el hormigón empieza a secarse superficialmente. Este procedimiento, conveniente- Este último consiste en una lechada de cemento, con o sin inclusión de arcilla, de acuerdo a la
mente aplicado, conduce a buenos resultados, pero tiene el inconveniente de quedar viscosidad y estabilidad que se desee otorgarle, o bien de una resina epóxica. Su elección
sujeto al criterio y la responsabilidad de quien lo ejecuta en la obra. dependerá de la importancia estructural de las fisuras por reparar, destinándose las resinas a los
Por su parte, la mantención de la humedad interna del hormigón se efectúa principalmente por
casos de mayor exigencia, debido a sus mejores características de adherencia y a su mayor
costo.
dos sistemas: aplicación de compuestos de sellado o de láminas impermeables, en la forma que
se describe a continuación. Una vez colocados los tubos, se procede primero a una limpieza de la grieta mediante circulación
a Compuestos de sellado. Consisten en ceras o resinas disueltas en un solvente líquido, de agua, procediéndose luego a efectuar la inyección, introduciendo el material a baja presión
que se aplican por pulverizado sobre la superficie del2 hormigón, preferentemente recién por cada uno de los tubos colocados en forma sucesiva y ordenada, a medida que éste aflora por
seca, en una cantidad que oscila entre 3.5 a 5 m I L Sus propiedades no han sido el tubo siguiente al que se utliza para la inyección.
normalizadas en nuestro país, pero sí lo están en ASTM C 309. A continuación, una vez endurecido el material de inyección, se procede a retirar los tubos y a sellar
las perforaciones.
Su principal ventaja consiste en la facilidad de su aplicación. Sin embargo, tienen la
limitación de no poder ser usados en superficies de juntas que requieran adherencia,
como los son las de construcción , las que vayan a recibir terminación de tipo
arquitectónico, o que estén expuestas a tránsito frecuente. 5.7.2 Reparación de Imperfecciones Superficiales.
Deben ser sometidas a revisión periódica y repuestas en las zonas en que se detecte
pérdida de espesor. Para este objeto es conveniente usar compuestos coloreados, Las imperfecciones superficiales más frecuentes consisten en descascaramientos o desbastado
pues es más fácil detectar dichas zonas. efectuados para reparación de desalineamientos de moldajes.
Usados en las condiciones señaladas, los compuestos de sellado representan una La reparación de este tipo de imperfecciones es de dif ícil ejecución, principalmente porque los
buena solución para el curado de los hormigones. efectos de la retracción hidráulica afectan de manera significativa la adherencia del material de
reposición.
b Láminas impermeables. Como su nombre lo indica, consisten en láminas de material
impermeable que se aplican sobre la superficie del hormigón, en el mayor contacto Los métodos que otorgan mayor seguridad son el de reposición mediante hormigón proyectado o
posible con él.Para este objeto se emplean láminas de polietileno, papel impermeable, mediante mortero de estuco en la forma que se indica a continuación :
arpillera o similar, cuya calidad no ha sido especificada en nuestro país, pero sí en
ASTM C 171.
Reparación mediante hormigón proyectado. El procedimiento general se describe en el
Las láminas constituyen también un buen procedimiento de curado, a condición de que punto 9.4 de este texto. Para su aplicación como sistema de reparación debe considerarse el
se mantengan permanentemente en contacto con la superficie del hormigón y se empleo mortero como material de reparación.
revisen periódicamente para observar si presentan rasgaduras, debiendo reemplazarse
en este caso. Este procedimiento tiene el inconveniente de dejar una superficie de terminación muy
rugosa, no apropiada para superficies a la vista, lo que obliga a la colocación de una capa de
afinado.

Reparación mediante mortero de estuco. Este procedimiento debe ser ejecutado en


5.7. Reparación de Hormigones. forma muy cuidadosa si se desea obtener resultados satisfactorios.
Para este objeto es necesario cuidar en particular el tratamiento superficial y la dosificación
del mortero que se utilizará.
En relación con el primero de ellos, el tratamiento debe necesariamente abarcar la totalidad de
n, o la superficie a recubrir, hasta eliminar toda traza de suciedad que pueda afectar la adherencia.
Condiciones deficientes de uso en obra del hormigón, muy particularmente en su colocació , En caso necesario, este tratamiento debe considerar un desbastado que permita obtener un
producidas durante el servicio de la obra pueden generar daños, consistentes en fisuras, grietas
espesor adecuado a la colocación del mortero, en todo caso no inferior a medio centímetro o
imperfecciones superficiales, zonas cavernosas o aun la desintegración de volúmenes importan- hasta pasar detr ás de las armaduras en el hormigón armado.
tes.
La dosificación del mortero debe ser estudiada de manera de obtener las mayores condicio-
Ello obliga a la necesidad de efectuar reparaciones del hormigón afectado, cuyo procedimiento nes de compacidad (mínimo contenido de huecos), con la mínima dosis de cemento
de ejecución depender á de la naturaleza y extensión del daño producido, debiendo, en conse- compatible con la resistencia prevista para el mortero, la cual debe a su vez ser igual a la
cuencia, estudiarse cada caso en particular. especificada para el elemento sometido a reparación.

Sin embargo, pueden distinguirse algunos casos caracterí sticos de tipo general, los que se Finalmente, en la colocación debe cuidarse la compactación del mortero, para lo cual éste debe
analizan a continuación. ser comprimido con la llana empleada para su afinamiento superficial.
72 73
CAPITULO 6. USO DE ADITIVOS.

5.7.3. Reparación de Zonas Cavernosas. 6.1. Generalidades.


Para la reparación de zonas cavernosas, comúnmente denominadas “nidos de piedra”, es
necesario proceder en primer término al retiro de toda la zona porosa, picando el hormigón hasta Los aditivos son productos que, introducidos en pequeña proporción en el hormigón, modifican
dejar sólo hormigón sano en sitio. Este trabajo deberá efectuarse cuidando que la forma del algunas de sus propiedades originales.
receso producido en el hormigón sano tenga una forma conveniente para la colocación del
material de reposición. Su empleo se ha ido generalizando hasta el punto de constituir actualmente un componente habitual
A continuación se efectuará una limpieza cuidadosa de la zona tratada, eliminando toda traza de del hormigón. Sin embargo, su empleo debe ser considerado cuidadosamente, siendo importante
suciedad o de material suelto que pudiera haber quedado en sitio y se proceder á a saturar con verificar cuál es su influencia en otras caracter í sticas distintas de las que se desea modificar.
agua durante un mínimo de 24 horas, excepto que se prevea el empleo de un puente de En primera aproximación, su proporción de empleo debe establecerse de acuerdo a las especifi-
adherencia epóxico, caso en el cual no se efectuar á. caciones del fabricante, debiendo posteriormente verificarse según los resultados obtenidos en
obra o, preferentemente, mediante mezclas de prueba.
El material de reposición deber á elegirse tomando en consideración la forma y dimensiones del
espacio a rellenar y, lo que es muy importante, la antigüedad del hormigón dañado, para lo cual
deber á tenderse a que la retracción hidráulica diferencial sea la mínima posible. Para ello, la
situación más conveniente es efectuar las reparaciones a una edad lo más temprana posible, lo
cual favorece, además, la obtención de una mejor adherencia.
6.2. Tipos de Aditivos.
El material de reposición más frecuentemente usado lo constituye el hormigón, cuyas caracterí s-
ticas medias corresponden frecuentemente a las que se indican a continuación:
Existe una variada gama de aditivos, de los cuales se describen en los párrafos que siguen los
- Tamaño máximo : 40 - 20 - 10 mm, elegido según sea la menor dimensión del espacio a de uso más frecuente, indicándose la forma y las consecuencias derivadas de su empleo.
rellenar
- Fluidez : 5 - 7 cm de asentamiento de cono 6.2.1. Incorporadores de aire.
El hormigón debe ser compactado por vibración, para lo cual es conveniente disponer de Están destinados a producir la incorporación de aire en forma de pequeñas burbujas, en su
vibradores de inmersión de pequeña dimensión, debiendo, además, preverse el espacio necesa- mayoría de un tamaño comprendido entre 0.01 y 1 mm, con una distribución uniforme en la masa
rio para el acceso del vibrador a todo el sector a reponer. del hormigón.
Finalmente, el período de curado debe ser estrictamente respetado, empleando de preferencia el La proporción de burbujas recomendable depende del tamaño máximo del árido más grueso del
curado húmedo. hormigón, empleándose por regla general los siguientes valores:
Si el volumen a reparar es reducido y su forma es tal que la profundidad alcanza a varias veces
la menor dimensión de la sección transversal, el método más adecuado lo constituye la
reposición mediante mortero seco.
TABLA 6.1 Valores recomendados para el aire incorporado
Este consiste en un mortero de razón cemento/arena de aproximadamente 1/2 en peso y una
consistencia muy seca, denominada de tierra húmeda, que se caracteriza por permitir la Tamaño máximo 40 mm 20 mm 10 mm
formación de una bola de mortero en la mano, sin que ésta se humedezca. La arena utilizada % aire recomendado 4 5 7
debe ser de granulometr ía fina, con un tamaño máximo no superior a 1 mm.

Este mortero es aplicado en capas de alrededor de 1 cm de espesor, compactadas, golpeando


fuertemente con un pisón troncocónico de madera. El empleo de los incorporadores de aire está orientado básicamente a aumentar la resistencia
La gran ventaja del sistema descrito proviene de la baja retracción hidráulica del mortero y su del hormigón frente a los ciclos alternados de temperaturas bajo y sobre cero (hielo-deshielo),
alta resistencia inicial. que puedan conducir al congelamiento del agua contenida en el hormigón.

Sin embargo, ejercen también efecto sobre otras propiedades del hormigón, entre los cuales
pueden citarse los siguientes :
- Reducción de la permeabilidad al agua y líquidos en general.
- Aumento de la consistencia del hormigón, en una forma similar al obtenido por la adición de
granos finos.
- Aumento de la fluidez del hormigón.
- Disminución de la exudación del agua de amasado del hormigón.
- Disminución de la resistencia

Este último efecto debe ser especialmente considerado, pues la disminución de resistencia
provocada por la incorporción de burbujas no alcanza a ser compensada por la disminución de la
cantidad de agua de amasado posible de producir por efecto de la mayor fluidez.
74 75

iu
Uso de Aditivos

6.2.2. Plastificadores. 6.2.4. Retardadores.


Los plastificadores producen un aumento de la fluidez del hormigón al cual se incorporan. Los retardadores ejercen su efecto postergando los tiempos de comienzo y término del fraguado
de la pasta de cemento.
Alternativamente, permiten una reducción en el agua de amasado del hormigón, manteniendo su
fluidez y, con ello, una reducción de la dosis de cemento sin disminución de la resistencia. Esta condición puede resultar adecuada en los siguientes casos:

La reducción de la dosis de agua que se puede obtener con los plasficadores depende del tipo - en el hormigonado de elementos de gran dimensión en planta cuando la capacidad de
utilizado, pero oscila alrededor de un 10%. transporte o de colocación de hormigón son limitadas
- para atenuar el acortamiento de los tiempos inicial y final de fraguado en los per íodos de alta
No producen en general otros efectos significativos sobre el hormigón, aunque los productos temperatura ambiente
empleados para la fabricación de algunos plastificadores pueden producir ligeros retardos en el
fraguado. El empleo de los retardadores disminuye la resistencia inicial de los hormigones, efecto que
generalmente es apreciable hasta edades de alrededor de 7 días, pero que no se manifiesta
Por las razones expuestas, su empleo se considera normalmente desde un punto de vista económi- sobre las resistencias a edades posteriores.
co, por el ahorro de cemento que permite, aspecto que debe ser analizado tomando en considera-
ción los costos relativos de ambos productos. 6.2.5. Impermeabilizantes.
Ultimamente se han desarrollado superplastificadores, los que permiten aumentos notables de la Producen un efecto impermeabilizante sobre el hormigón, al disminuir su permeabilidad a los
fluidez del hormigón, del orden del doble de los señalados para un plastificador normal. líquidos, principalmente el agua.
Su empleo debe ser estudiado con cuidado, pues su efecto plastificador se mantiene durante un
tiempo limitado, perdiéndose posteriormente.
Este efecto es de origen físico y es producido generalmente por intermedio de un aporte de
granos muy finos, de tamaño coloidal, disueltos en una fase líquida y puede resultar conveniente
en algunos casos como los siguientes:
6.2.3. Aceleradores.
en los elementos destinados al almacenamiento de líquidos, con el objeto de lograr mayor
Los aceleradores producen un aumento de la resistencia inicial del hormigón, principalmente en impermeabilidad, si no existe la posiblidad de aumentar la dosis de cemento
los primeros dí as, acortando, además, los tiempos inicial y final de fraguado. - en los elementos de hormigón en contacto con napas de agua o expuestos a la
humedad ambiente, para evitar el proceso de absorción capilar.
Por estas características, los aceleradores son utilizados con los siguientes fines:
La proporción de uso de este tipo de aditivo depende de su naturaleza y, por lo tanto, debe
- cuando se desea reducir el período de espera para la puesta en servicio de un elemento ajustarse a las recomendaciones de su fabricante. Sin embargo, debe señalarse que su aplica-
estructural ción requiere normalmente de un contenido mínimo de granos finos o, en otros términos, de una
- para atenuar el efecto retardador producido sobre las resistencias iniciales del hormigón en dosis mínima de cemento.
los períodos de baja temperatura Sin embargo, debe señalarse que su aplicación requiere normalmente de un contenido mínimo de
granos finos o, en otros términos, de una dosis mínima de cemento. Esta dosis mínima no puede
El efecto producido por un acelerador depende de numerosos factores, tales como su composi- definirse en forma general, pues depende, además del tipo de aditivo empleado , del tamaño
ción quí mica, la dosis utilizada, la temperatura del hormigón, el tipo y la dosis de cemento, por lo máximo del árido grueso y de la docilidad prevista para el hormigón. Se estima, a título de orienta-
que no es posible dar valores medios sobre su efecto, el cual debe ser estudiado en cada caso ción, que su efectividad debe ser analizada si la dosis de cemento desciende de unos 200 kg/m3.
particular.
6.2.6 Microsílice
Los aceleradores inciden también en la velocidad de desarrollo de eventuales procesos corrosi-
vos en las armaduras, principalmente cuando en su composición interviene el cloruro de calcio. La microsílice está constituida por un polvo de gran finura y con un alto contenido de sí lice, obtenido
Por este motivo su empleo en el hormigón armado y pretensado est á sujeto a las condiciones como subproducto en algunos procesos industriales.
restrictivas establecidas en NCh 163 respecto del contenido total de cloruros, y debe ser
necesariamente analizado cuando se contemple su uso. Su finura alcanza valores del orden de 20 a 25 veces más alta que la del cemento y su contenido de
sí lice se sitúa en valores comprendidos entre 90 y 100%.
Adicionalmente, por su efecto sobre el tiempo de fraguado, es conveniente verificar que no se
producirán interferencias sobre los plazos de colocación del hormigón en las capas que constitu- Debido a estas características tienen una elevada actividad puzolánica, propiedad que resulta
yen cada etapa de ejecución de la obra. importante para la obtención de hormigones de alta resistencia, especialmente a edades inferiores
a 28 días.
Finalmente, debe señalarse que el efecto acelerante puede ejercer influencia significativa sobre las
resistencias a largo plazo del hormigón, esto es en edades superiores a 28 dí as, pudiendo incluso Sin embargo, a causa de su elevada finura, al ser introducida en el hormigón aumenta significativa-
reducirlas para altas dosis de aditivo. mente su consistencia, motivo por el cual si se emplea en dosis elevadas, superiores al 10% del
peso del cemento, pueden producirse dificultades para la manejabilidad del hormigón en obra.

Tiene, además, el inconveniente de su elevado costo, motivo por el cual su uso debe ser considera-
do cuidadosamente, realizando experiencias previas a la decisión de su empleo.
76
77
CAPITULO 7. DOSIFICACION DE HORMIGONES.

7.1. Generalidades

El objetivo de la dosificación de hormigones es determinar las proporciones en que deben


combinarse los materiales componentes, de manera de obtener las condiciones previstas para
el hormigón

Para este objeto es básico establecer previamente cuáles son las condiciones esperadas que
debe cumplir el hormigón y, tomando en consideración las propiedades generales en estado
fresco y endurecido, determinar las proporciones óptimas que las satisfacen.

Estas condiciones son particulares de cada obra o parte de obra, pero generalmente correspon-
den a las que se señalan en el cuadro siguiente:

Tipo de condición Caracter ísticas Parámetros


Relacionadas Condicionantes
Condiciones de diseño Resistencia Tipo de cemento
Razón agua/cemento
Condiciones de uso en obra Docilidad Fluidez Dosis de agua
Consist. Granulometr ía
Características elemento Tamaño Máximo
Condiciones de durabilidad Condiciones ambientales Tipo de cemento
Ataques agresivos Uso aditivos
Dosis mí nima cemento

De este cuadro puede deducirse que para cumplir las condiciones previstas de resistencia, uso
en obra y durabilidad es necesario contar con antecedentes que permitan definir los par ámetros
que se señalan en la última columna. Estas condiciones, que denominaremos de partida para
definir la dosificación, de acuerdo a lo señalado, serán las que se resumen a continuación:

Condiciones de Tipo de Cemento


partida para Uso de aditivos
determinar la Tamaño máximo
dosificación de Fluidez
un hormigón Consistencia
Razón agua/cemento

7.2. Determinación de las Condiciones de Partida de


la Dosificación.

Las dos primeras de estas condiciones deben ser definidas por el usuario de acuerdo a las
características de la obra, en base a las siguientes premisas:

a Tipo de Cemento. Queda definido básicamente por la existencia de un ambiente que pueda
generar acciones agresivas sobre el hormigón, caso en el cual deben aplicarse los principios
expuestos en el Capí tulo 4, punto 4.7.

Eventualmente puede ser necesario considerar la elección de un cemento de alta resisten-


cia, si las condiciones de obra requirieran de resistencias iniciales más elevadas que las que
79
Dosificación de Hormigones

a que estar á expuesto el hormigón durante su vida útil, y la segunda, en base a la


puede otorgar un cemento corriente ( ver 4.3.1.c,Caracter ísticas del Hormigón). resistencia especificada -para el hormigón, aspecto que será analizado con mayor precisión
en el Capítulo 8, Control de Calidad
b Uso de Aditivos. Para el uso eventual de aditivos deben considerarse los principios De las dos razones agua/cemento así determinadas debe elegirse la menor como definitiva.
establecidos en el Capítulo 6 sobre la materia.
e Determinación de la dosificación. Las condiciones de partida señaladas en los párrafos á
a d anteriores permiten calcular la cantidades en que los diferentes componentes del
7.3. Métodos de Dosificación. hormigón deben mezclarse para obtener las características previstas. El procedimiento para
este objeto es el que se describe a continuación:

La forma de determinación de las restantes condiciones de partida constituye uno de los objetivos • Determinación de la dosis de agua. Para su determinación se emplea la Tabla 7.3, la
básicos de los métodos de dosificación, lo cual efectúan basándose en las propiedades generales cual establece la cantidad de agua expresada en litros por metro cúbico de hormigón
del hormigón en estado fresco y endurecido, para luego definir un procedimiento de c álculo de las colocado y compactado, en función del asentamiento de cono definido según el párrafo
cantidades de los materiales componentes. b y del tamaño máximo determinado en la forma señalada en el párrafo a.
Para la determinación de la dosis de agua debe distinguirse el caso del empleo de aire
La tecnología del hormigón ha desarrollado numerosos métodos de dosificación, basados en incorporado, ya que según se señala en el párrafo Uso de Aditivos de este mismo
distintos criterios. De estos métodos se explicarán tres en los párrafos que siguen, los cuales Capítulo, éste permite una reducción de la dosis de agua por su efecto plastificador. Sin
resumen en buena forma los distintos criterios en que se basan la mayorí a de ellos: embargo, la cantidad de aire incorporado debe adicionarse a la cantidad de agua para
el efecto del cálculo de la dosis de cemento en la forma que se señala en el párrafo que
- Método del American Concrete Institute ( ACI), basado en tablas empí ricas experimentales. sigue.
- Método de Faury, basado en criterios granulométricos. Esta misma parte de la Tabla puede emplearse en el caso de haber previsto el uso de
- Método de Valette, basado en sistemas experimentales de laboratorio. un aditivo plastificador.
• Determinación de la dosis de cemento. La dosis de cemento es posible determinarla
7.3.1. Método del American Concrete Institute. en base al cuociente entre la dosis de agua determinada en la forma señalada en el
párrafo anterior y la razón agua/cemento definida según el párrafo d.
El Método del American Concrete Institute se basa en tablas empíricas mediante las cuales se En el caso de haberse previsto el empleo de un incorporador de aire, la cantidad de aire
determinan las condiciones de partida antes señaladas, en la forma que se explica y comenta a incorporado debe sumarse a la dosis de agua para el efecto del cálculo de la dosis de
continuación. cemento.
a Determinación del tamaño máximo. La determinación del tamaño máximo aceptable
para
la
• Determinación de la dosis de grava. Se determina a partir de la Tabla 7.6, en función
del módulo de finura de la arena y al tamaño máximo, definido según se describe en el
el árido más grueso que intervendrá en la dosificación del hormigó n se efect úa mediante
Tabla 7.1 la cual establece un rango de tamaños máximos aplicables a diversos párrafo a.
elementos estructurales en función de la dimensión mí nima de la sección. El tamaño La dosis de grava aparece expresada en litros por metro cúbico, debiendo, en consecuen-
máximo debe precisarse en el rango señalado, aumentándolo mientras mayor sea la cia, multiplicarse por la densidad aparente de la grava en caso de desear expresarla en
dimensión del elemento. kilos por metro cúbico, determinada en condición compactada en seco.

Determinación de la fluidez. La fluidez que se desea otorgar al hormigón queda definida


• Determinación de la dosis de arena. Se determina partiendo del hecho que la suma de
los volúmenes reales de agua, cemento, aire incorporado (o atrapado), grava y arena
b
en este Método de dosificación en base al asentamiento de cono, para establecer, el deben ser iguales a un metro cúbico. Ello permite definir el volumen real de arena, puesto
cual puede usarse como referencia la Tabla 7.2 . que los restantes son conocidos a partir de sus dosis calculadas en la forma descrita en
Esta Tabla define un rango aceptable de asentamientos para diversos tipos de elementos los párrafos anteriores, el cual, multiplicado por la densidad real de la arena, conduce al
estructurales. Debe señalarse que esta definición es relativamente imprecisa, pues, por una valor de la dosis de arena, expresada en kilos por metro cúbico.
parte, el rango señalado es bastante amplio y, por otra, la gama de elementos estructurales
considerados es restringida y delimitada en forma poco precisa. f Comentario final al Método de Dosificación ACI. Los conceptos contenidos en los
Por las razones expuestas, la determinación del asentamiento de cono más conveniente párrafos a a e permiten señalar algunos antecedentes en relación con la aplicación del
debe complementarse con otros elementos de juicio y la experiencia del usuario. Método de Dosificación del American Concrete Institute.

c Determinación de la consistencia. La consistencia más apropiada para el hormigón se • Definición de par ámetros previos a la determinación de la dosificación. El empleo
establece en función de las proporciones de árido grueso y fino incorporadas y es determi- del Método hace necesario el conocimiento de algunas caracter ísticas de los materiales
nada directamente al proceder al c álculo de las cantidades de áridos en la forma definida en que se emplear án para su aplicación, los cuales pueden resumirse en la siguiente lista:
la Tabla 7.6. Puede verse que uno de los parámetros de entrada considerados en ella lo
constituye el módulo de finura de la arena, procedimiento que emplea este Método para - Densidad real y densidad aparente compactada de la grava
reflejar la influencia granulométrica de la arena. - Granulometr ía y densidad real de la arena
El procedimiento señalado es bastante simple en su aplicación, pero por ello mismo adolece — Caracter ísticas geométricas del elemento estructural que se va a hormigonar
de falta de precisión en su definición.
a los cuales deben agregarse los señalados en 7.2 como de definición por parte del
d Determinación de la razón agua/cemento. Esta se efectúa en base a las Tablas 7.4.y 7.5. usuario: el tipo de cemento y el empleo de aditivos.
La primera de ellas define la razón agua/cemento en función de las condiciones ambientales
80 81
T

Dosificación de Hormigones
'V"

Limitaciones del Método. Tal como se señaló anteriormente, una de las principales Tabla 7.3.
limitaciones del Método lo constituye el hecho de poder emplearse sólo con dos áridos.
Cantidades de agua aconsejadas para diferentes asentamientos y
Adicionalmente, es necesario observar que su aplicación hace necesario que la grava tamaños máximos de los áridos
presente una granulometr ía aceptable, cumpliendo las condiciones definidas en NCh 163,
condición que se supone implícita, puesto que no se hace intervenir explícitamente en las Tamaño máximo del árido en mm
Tablas que se emplean. Asentamiento
en cm 10 12,5 20 25 40 50 75 150
Sin aire incorporado
2 - 6 208 198 183 178 163
Tablas para el Método ACI de dosificación de Hormigones
154 144 124
8 - 10 228 218 203 193 178 168 158 139
16 - 18 243 228 213 203 188 178 168 148
Cant. aire atrapado aproximado 30 25 20 15 10 5 3 2
Tabla 7.1. Con aire incorporado

Asentamientos de cono recomendados para diversos tipos de construcciones 26 - 183 178 163 154 144 134 124 109
810 - 203 193 178 168 158 148 139 119
Asentamiento en cm * 16 18 - 213 203 188 178 168 158 148
Tipo de construcción 129
Mínimo Cant. recomendada total de aire 80 70 60 50 45 40 35 30
Má ximo

Muros armados de fundación y zapatas 8 4


Elementos de fundación sin armar 7 2
Losas, vigas y muros armados 10 5
Columnas 10 5
Pavimentos 5 2
Construcción pesada en masa 5 2

* Se puede incrementar en 2 cm, cuando no se utilizan vibradores de alta frecuencia.


Tabla 7.4

Razones agua cemento má x. para diferentes tipos de estructura y grados de exposición.


Condiciones de Exposición
Hielo deshielo frecuente Clima suave
Tabla 7.2. Tipo de
estructuras Bajo agua de Bajo agua de
Al nivel fluctuante Al nivel fluctuante
Tamaños má ximos de áridos recomendados para diversos tipos de construcción aire aire
Agua Agua con Agua Agua con
Tamaño máximo del árido (mm)
dulce suIfatos dulce suIfatos
Dimensión mínima Losas Losas
Muros armados Muros no fuertemente débilmente Secciones delgadas con poco
de la sección
y columnas armados armadas armadas recubrimiento 0.50 0.45 0.40 (1) 0.55 0.50 0.40 (1)
6 - 12 12,5 - 20 20 20 - 25 20 - 40 Secciones moderadas 0.55 0.50 0.45 (1) (2) 0.55 0.45 (1)
14 - 28 20 - 40 40 - 40 40 - 75
30 - 74 40 - 75 75 40 - 75 75 Parte exterior del hormigón simple 0.60 0.50 0.45 (1) (2) 0.55 0.45 (1)
76 ó más 40 - 75 150 40 - 75 75 - 150
Concretadura bajo agua 0.45 0.45 (2) 0.45 0.45
Losas sobre suelo 0.55 (2)
* Según aberturas cuadradas.
Hormigón protegido de la intemperie (2) (2)
Hormigón protegido de la intemperie,
pero sometido a hielo-deshielo previo
a protección 0.55 ( 2)

-
(1) Se usa cemento resistente a los sulfatos, la relación agua cemento máxima se puede
(2) Se debe elegir la razón agua cemento tomando en cuenta las exigencias referentes a
aumentar en 0.05.
resistencias y trabajabilidad.

82 83
Dosificación de Hormigones

Tabla 7.5. 7.3.2. Método de Faury para Dosificación de Hormigones.


El Método de Faury para dosificación de hormigones se fundamenta en principios granulométri-
Resistencia media requerida a 28 días* (kgf/cm )
2
Razón cos para determinar las cantidades de los materiales que permiten otorgar a un determinado
agua-cemento hormigón las características previstas. Se basa en las experiencias realizadas por su propio
con cemento con cemento
grado corriente grado alta resistencia autor, las que constituyen una continuación de las que ya anteriormente habían ejecutado sobre
principios similares otros investigadores tales como Fuller y Bolomey y principalmente Caquot,
340 430
0,45 quien le proporciona el fundamento teórico de los conceptos de mayor importancia contenidos en
290 360
0,50
310 el Método.
0,55 250
210 260
0,60 Su aplicación se rige por los procedimientos que se explican en los párrafos que siguen.
180 230
0,65
160 200
0,70
0,75 140 170 a Determinación del tamaño máximo. Para la determinación del tamaño máximo, el Método
120 150 de Faury se basa en el criterio denominado efecto de pared, desarrollado por el investigador
0,80
100 130 francés Caquot, el cual cuantifica el efecto que una superficie dura ejerce sobre la porosidad
0,85
de un material granular en la zona adyacente a ella.
( Tabla extraí da de NCh 170) Este efecto se deriva del desplazamiento que sufren las partículas con respecto a la posición
* Hormigón sin aire incorporado.
que ocuparían si el material estuviera colocado en una masa indefinida, es decir, si no
existiera la superficie que produce la interferencia.
La aplicación de este criterio al efecto de pared derivado de la presencia de moldajes y
Tabla 7.6. enfierraduras presentes en todo elemento de hormigón es usado por Faury para determinar
el tamaño máximo del árido más grueso contenido en el hormigón.
Volumen de árido grueso por metro Para este objeto se definen dos parámetros denominados radios medios del moldaje y de la
cúbico de hormigón enfierradura en la forma indicada a continuación:
Tamaño Módulo de finura de la arena
má ximo Radio Medio Volumen del elemento
del árido del Moldaje R
(mm) 2.40 2.60 2.80 3.00 Superficie de moldajes y enfierraduras del elemento
3/e ” 460 440 420 400
v2” 550 530 510 490
650 630 610 590 Radio Medio Superficie libre entre barras de armadura
1” 700 680 660 640 de la enfierradura r =
11/2” 760 740 720 700 Perímetro correspondiente a la superficie
2” 790 770 750 730
3” 840 820 800 780
880 860 840 Para el cálculo de los mencionados parámetros deben tenerse en consideración los siguien-
6” 900
tes conceptos:
- la superficie de moldajes incluida en el denominador del radio medio del moldaje
corresponde a la de los moldes que limitan el volumen del elemento. Si éste presenta
una cara libre sometida a terminación superficial, ella también debe ser considerada;
- igualmente, la superficie de enfierraduras corresponde a la superficie externa de las
barras de armadura embebidas en el elemento ;
las barras de armadura consideradas para el cálculo del radio medio de la enfierradura
son aquellas a través de las cuales debe atravesar el hormigón y la superficie libre es la
que atraviesa el hormigón;
- de manera similar, el perímetro a considerar es el que rodea dicha superficie.
En base a las mencionadas definiciones y conceptos, las expresiones propuestas por Faury
para determinar el tamaño máximo son las contenidas en la Tabla 7.7:
TABLA 7.7 Determinación del tamaño má ximo
Tipo de árido R/r Tamaño Máximo P
Rodado > 1.4 < 1.12 r T/1.45 r
< 1.4 < 0.80 R T/R
Chancado > 1.2 < 0.96 r T/1.25 r
< 1.2 < 0.90 R T/R

84 85
p

Dosificación de Hormigones

En el cuadro anterior, la última columna representa el valor del efecto de pared que debe °/ o
considerarse en otras expresiones que se ver án posteriormente en el desarrollo del Método. 100
VOLUMEN
ABSOLUTO
b Determinación de la fluidez. La fluidez del hormigón queda establecida en el Método de DE SOLIDOS
Faury a través de la fijación del contenido de huecos, que, al ser llenados por el agua de
amasado, determinará dicha característica del hormigón. z
La expresión para determinar el porcentaje unitario de huecos es la siguiente : I
I
K K’ l
h 5 "
+
VT 0.80/P - 0.75 0
t
0,0065
V2
Los valores de los coeficientes K y K ’ quedan a su vez definidos de acuerdo a las Tablas 7.8 FIG. 7.1. Curva Granulométrica Ideal de Faury.
y 7.9 que se insertan a continuación:
En relación con la curva propuesta es necesario hacer las siguientes acotaciones :

TABLA 7.8 Valores de K la escala de abcisas corresponde a los tamaños de partículas, representada proporcional-
mente a la raíz quinta de su tamaño ;
Fuidez Compactación Naturaleza de los áridos
la escala de ordenadas corresponde a la proporción en volumen real presente en el
Asent cono Arena rodada Arena rodada Arena chancada
Grava chancada Grava chancada
hormigón de partículas de un tamaño dado con respecto al volumen real total de partículas
(cm) Grava rodada sólidas, incluido el cemento;
12 - 15 nula 0.380 - 0.390 0.405 - 0.415 0.430 - 0.440 el punto de quiebre de los dos tramos rectos que componen la Curva Ideal queda
10 - 12 débil 0.370 - 0.380 0.395 - 0.405 0.420 - 0.430
definido por las siguientes coordenadas.
8 - 10 media 0.360 - 0.370 0.385 - 0.395 0.410 - 0.420
6 - 8 cuidadosa 0.350 - 0.360 0.375 - 0.385 0.400 - 0.410
abcisa: T/2 , siendo T el tamaño máximo del árido más grueso
4 - 6 potente 0.340 - 0.350 0.365 - 0.375 0.390 - 0.400
2 - 4 muy potente -
0.330 0.340 0.355 - 0.365 0.380 - 0.390
0 - 2 excep. potente 0.320 - 0.330 0.345 - 0.355 0.370 - 0.380 500 K ’
ordenada: Z ?= M + 17.85 / T +
0.80/P - 0.75
TABLA 7.9 VALORES DE K’ el coeficiente K ’ tiene el mismo valor adoptado para determinar la fluidez según el
Kr párrafo b.
Compactación
el valor del coeficiente M queda determinado por la Tabla 7.10 que se inserta a
Normal 0.003
0.002
continuación:
Potente
TABLA 7.10 Valores de M
Los valores de K deben ser elegidos principalmente en función del asentamiento de cono Consistencia Compactación Natura leza de los áridos
que se desea dar al hormigón, debiendo entenderse que la glosa relativa a compactación Arena rodada
significa que ésta debe ser hecha por vibración para las designadas cuidadosa a excepcio
- Aren^j rodada Arena chancada
Grava rodada Gra^a chancada Grava chancada
nalmente potente, prolongando el tiempo de vibración hasta lograr la total compactación del
hormigón. En las compactaciones señaladas como nula a media pueden también emplearse Muy fluida Nula 32 o más 34 o más 38 o más
medios menos potentes, como ser varillado. 30 - 32
Fluida Débil 32 - 34 36 - 38
Blanda Media 28 - 30 30 - 32 34 - 36
Plástica Cuidadosa 26 - 28 28 - 30
Debe señalarse que la Tabla con los valores de K aquí incluida no corresponde a
la 32 - 34
por Faury en el texto en que plantea su Método, sino que corres- Muy firme Potente 24 - 26 26 - 28 30 - 32
originalmente propuesta De tierra húmeda Muy potente 22 - 24 24 - 26 28 - 30 .
ponde a una adaptación proveniente de la experiencia del autor. Extra seca Excep. potente 22 o menos 26 o menos 28 o menos

c Determinación de la consistencia. La consistencia debe ser establecida básicamente a En esta Tabla se ha supuesto que la consistencia está ligada a la fluidez a través de la
través de una granulometrí a total adecuada. Para este objeto, el Método propone una Curva compactación necesaria, lo cual implica que los coeficientes K y M deben ser elegidos
Granulométrica de Referencia o Curva Ideal, la que incluye al cemento, que puede ser variada para igual condición de compactación.
de acuerdo a las caracterí sticas que se desee conferir al hormigón. La forma general y los
parámetros que la determinan son los que aparecen en la Figura 7.1. d Determinación de la razón agua/cemento. Para este objeto puede seguirse el mismo
criterio señalado al respecto en el Método ACI.
86 87

\ i0lL
I

Dosificación de Hormigones

e Determinación de la dosificación. Las condiciones de partida señaladas en los párrafos a A su vez, es posible calcular el Indice Ponderal del Arido Combinado, determinado mediante la
a d anteriores permiten calcular las cantidades en que los diferentes componentes del suma de los productos de los Indices Ponderales de los Aridos por un determinado porcentaje de
hormigón deben mezclarse para obtener las características previstas. El procedimiento para mezcla de dichos áridos.
este objeto es el que se describe a continuación:

• Determinación de la dosis de agua. En función de los valores del porcentaje de Este mismo procedimiento es posible aplicarlo a la Curva Ideal, considerando los
huecos establecido en la forma señalada en a puede determinarse la dosis de agua porcentajes granulométricos que ella define.
expresada en litros por metro cúbico mediante la expresión:
Sobre las bases enunciadas, el Método establece que los porcentajes óptimos de
A = 1000 x h combinación de los áridos se obtienen cuando el Indice Ponderal del Arido Combinado
Determinación de la dosis de cemento. La dosis de cemento es posible determinarla es igual al de la Curva Ideal. De esta manera, si para el hormigón se ha previsto el
• en base al cuociente entre la dosis de agua determinada en la forma señalada en el empleo de dos áridos, uno grueso y otro fino, los porcentajes óptimos de combinación
párrafo anterior y la razón agua/cemento definida según el párrafo d. se obtienen resolviendo el siguiente sistema de ecuaciones:
En el caso de haberse previsto el empleo de un incorporador de aire, la cantidad de aire
incorporado debe sumarse a la dosis de agua para el efecto del cálculo de la dosis de c + f + g = 1
cemento. ele + flf + glg = li

Determinación de las dosis de áridos. La determinación de las dosis de áridos debe siendo:
• efectuarse estableciendo proporciones para cada uno de ellos, de manera tal que la c, f y g: porcentajes de volumen real de cemento , árido fino y árido grueso, res-
curva granulométñca total obtenida mezclándolos en dichas proporciones logre el mejor pectivamente. Estos porcentajes deben expresarse en proporción del
ajuste posible a la Curva Ideal obtenida en la forma señalada en el párrafo c. volumen real total de sólidos, puesto que así est á definida la Curva Ideal.
Para este objeto, Faury ha propuesto un sistema, denominado de los Indices Pondera-
les, el cual permite obtener este ajuste óptimo tomando en cuenta la diferente importan-
cia granulométñca de las partículas componentes en función de su tamaño. Este Indice El valor de c, que corresponde al cemento, es determinado a partir de la
Ponderal aparece definido en la Figura 7.2 que se incluye a continuación, para cada dosis de cemento, definida como se explicó en el párrafo b, mediante la
partícula de un tamaño determinado. siguiente expresión:

INDICE c
Q1 PONDERAL c
1 0.9 0.8 0.7 0.6 0.5 0.4 0.3 0.2
n 111
iii iiim limli il ln 1 1
11 11 .. i i i
TT
m TTTTJ
1000 x (1-h) x pe

0.3 0.4 Q 5 1 2 3 4 5 10 20 30 40 50 100 le, If, Ig: Indices Ponderales del cemento, árido fino y árido grueso. El correspon-
0.1 0.2
diente al cemento debe considerarse igual a 1.
T [mm]
li: Indice Ponderal de la Curva Ideal total.
FIG. 7.2. Indices Ponderales .
pe: densidad real del cemento

Un procedimiento similar puede emplearse si el número de áridos previstos es superior


Sin embargo, su aplicación debe tener en consideración que un árido está compuesto a dos.
de partículas de diferente tamaño en proporciones que se determinan mediante su
análisis granulométrico efectuado empleando una serie normalizada de mallas. En este caso, dado que el sistema de ecuaciones sería indeterminado, es necesario
Por este motivo, se asigna a las partículas comprendidas entre dos mallas sucesivas el efectuar tantas igualaciones adicionales de Indices Ponderales como sea la cantidad de
valor promedio definido por el gráfico antes mencionado. áridos sobre dos. Para este objeto, es conveniente elegir como puntos de igualación de
En la Tabla siguiente se indican dichos Indices Ponderales para los tamaños de los Indices Ponderales de los áridos combinados y de la curva ideal los correspondien-
partículas correspondientes a una granulometría efectuada por la serie normal ASTM, tes a los tamaños máximos de cada uno de los áridos componentes.Ello permite ampliar
que, como se ha dicho anteriormente, es la más utilizada en nuestro paí s. el sistema de ecuaciones hasta obtener tantas ecuaciones como áridos intervienen.
Tamiz 3” 2” 11/2 1” 3/4” 1/2” 3/8” # 4 #8 # 16 #30 # 50 # 100
I.Pond. 0.038 0.054 0.087 0.119 0.152 0.189 0.246 0.340 0.496 0.664 0.730 0.774 0.955 De la manera señalada pueden determinarse los porcentajes óptimos de combinación
de los áridos y, a partir de ellos, las cantidades por metro cúbico correspondientes a
En esta Tabla el Indice Ponderal ha sido calculado para las partículas de tamaño cada uno de ellos de acuerdo a la siguiente expresión general:
comprendido entre dos mallas sucesivas de la señe y anotado frente a la malla de
tamaño superior. Ai = 1000 x (1 - h) x ai x pi
Los valores señalados permiten definir el Indice Ponderal del Arido, calculado como la siendo: Ai = cantidad del árido i en kg/m3
suma de los productos de los porcentajes granulométricos comprendidos entre dos ai porcentaje del árido i
mallas sucesivas por el Indice Ponderal correspondiente a las aberturas de los tamices pi = densidad real del árido i
relacionados con cada porcentaje granulométrico.
88 89
Dosificación de Hormigones

Comentarios al Método Faury para Dosificación de Hormigones. Como puede verse, el d Determinación de la dosificación final.
• Método Faury para Dosificación de Hormigones presenta un enfoque más flexible que el De acuerdo a los pesos de materiales usados y el volumen obtenido según las etapas
explicado anteriormente para el Método ACI. anteriormente descritas, puede calcularse la dosificación obtenida. Si ella no conduce a la
dosis de demento prevista, deberá efectuarse la corrección intercambiando ¡guales volúme-
Esta flexibilidad proviene de la introducción de par ámetros que permiten definir con mayor nes reales de arena y cemento con sus respectivas aguas de mojado hasta conseguirla.
precisión las condiciones previstas para el hormigón que se dosifica y a la posibilidad de
empleo de tantos áridos como se desee. e Comentarios al Método de Valette para Dosificación de Hormigones.
El Método de Valette es eminentemente experimental para la determinación de la dosifica-
Su mayor inconveniente proviene de la mayor complejidad de las operaciones de cálculo, ción, rtpcho en el cual reside su principal mérito, puesto que se trabaja directamente con el
aspecto que actualmente resulta f ácil de superar mediante el empleo de computador para su hormigón que se va a utilizar en obra.
ejecución. Sin embargo, este mérito constituye también su principal debilidad, puesto que el resultado
obtenido es subjetivo, quedando condicionado al criterio del operador, el cual no coincide
normalmente con el usuario del hormigón en estudio.
7.3.3. Método de Valette para Dosificación de Hormigones. Es discutible, además, el concepto básico que define la condición de mortero y hormigón
lleno, puesto que en la realidad la confección de un hormigón es más bien un proceso de
mezcla de granos que uno de relleno de huecos de un material grueso por otro más fino.

El Método de Valette, desarrollado por el ingeniero francés Valette, emplea técnicas experimen-
tales para obtener las dosis de los materiales componentes que permitan obtener las condicio-
nes previstas para el hormigón. Por este hecho su aplicación requiere de técnicas de laboratorio,
las que pueden resumirse en las etapas que se indican a continuación:

a Determinación de las características físicas de los materiales componentes.


Las características a determinar son las siguientes:

• Pesos específicos del cemento y los áridos. Su determinación debe efectuarse en


conformidad con la Normas respectivas.
• Densidades aparentes de los áridos. Debe determinarse en conformidad con las
Normas respectivas, considerando los áridos en estado seco y suelto.
• Agua de mojado del cemento y los áridos. El agua de mojado del cemento corresponde o 10 o LO
co
a su agua de consistencia normal. —
CO 1 LO
LO O
CO
d
CO C\J
LO
O C\J
C\J
LO
C\]
O
"3-
O
LO
LO NCh 163
Para la arena en cambio debe establecerse de manera tal que la cantidad de agua d
o OJ
100
añadida le confiera la consistencia necesaria como para permitirle formar una bola con
la mano. 90
Para el árido grueso, el agua de mojado corresponde a aquella que hace aparecer
brillante la superficie de los granos que lo constituyen. 80

b Determinación del mortero lleno, de mínimo contenido de cemento. 70


Su determinación se basa en la idea que los huecos de la arena con su agua de mojado
deben quedar exactamente llenos, con un 10% de exceso, por la pasta de cemento con su 60
agua de consistencia normal.
Calculadas las cantidades que producen esta condición, debe prepararse el mortero con 50
dichas cantidades. Este debe presentar un aspecto superficialmente brillante, sin exudación
de agua y debe, además, ser plástico, deformándose elásticamente a la presión de un dedo. 40
En caso de no cumplirse estas condiciones, debe corregirse el agua de mojado y repetir el
proceso hasta obtenerla. 30
c Determinación del hormigón lleno, de mínima dosis de cemento.
20
Al mortero, preparado según b, se le adiciona el máximo posible de árido grueso con su agua
de mojado correspondiente. Esta adición se efectúa con el hormigón colocado y compactado
10
en un molde que reproduzca lo más exactamente posible las condiciones de obra, apreciándo-
se si la docilidad obtenida es adecuada y la colocación fácil.
Si estas condiciones no se obtienen, debe variarse el agua de mojado del árido grueso o
O
o
LO
o
co
co co •sj-
CO OJ C\J
según sea el resultado obtenido y repetir el proceso. % % %
co co
C\J co ASTM 11
^
Fig . 7.3 . Gr áfico en escala de raíces quintas.

90 91
CAPITULO 8. CONTROL DE CALIDAD DE OBRAS DE
HORMIGON

8.1. Generalidades

El hormigón en obra es un material esencialmente variable, debido a que cada uno de los
numerosos parámetros que intervienen condicionándolo son, a su vez, variables.
Por este motivo, si se desea mantener sus características dentro de un rango aceptable, es
necesario someterlo a un cierto grado de control de calidad, tanto más estricto cuanto más
estrecho sea el rango de variación deseable.

Puede entonces decirse que el objeto del control de calidad es observar el comportamiento de
determinadas características del hormigón, de manera de tomar medidas que permitan mante-
nerlas dentro de límites considerados como aceptables.

De esta manera, el alcance del control de calidad a desarrollar debe fijarse en función de los
parámetros que se desea someter a control y, evidentemente, debe ser también proporcionado a
las características de la obra, principalmente en lo que concierne a su costo.
Sobre la base anterior, pueden definirse ciertos grados o niveles de control de calidad en la
forma que se indica en la Tabla 8.1 :

TABLA 8.1 Niveles de Control de Calidad


Nivel Proceso Aspectos controlados Comentarios
Controlado en el proceso
1 Resistencias Muestreo y ensayo Generalmente laboratorio externo
2 Fabricación Docilidad Generalmente asentamiento de cono
Razón agua/cemento Equipamiento para control de humedad
Granulometría simple Equipamiento para granulometría
Revisión dosificaciones Laboratorio en obra
3 Ejecución en obra Colocación, compactación Personal inspectivo

En la Tabla en referencia se han incluido a t ítulo referencial los diferentes niveles que podrí a abarcar
en forma sucesiva el control de calidad en una obra de hormigón de acuerdo a su magnitud.

En ella se considera como nivel primario mínimo el control de resistencias, generalmente


efectuado por medio de un laboratorio externo a la obra. Este control sólo permitirá disponer de
una evaluación a posteriori del cumplimiento de la resistencia especificada y, en caso de falla,
evaluar su importancia y definir las medidas a tomar por parte del proyectista de la obra.

En el caso de desear la ejecución de un control mí nimo de carácter preventivo, se plantea la


conveniencia de incluir la medición de la docilidad del hormigón mediante, por ejemplo, la determi-
nación del asentamiento de cono del hormigón en forma periódica. La ejecución de este control
permitirá mantener la docilidad dentro de límites aceptables y, en forma indirecta y con menor
certidumbre, la razón agua/cemento del hormigón.

Un mayor grado de control puede lograrse si, además, se efectúan verificaciones periódicas de
la razón agua/cemento real del hormigón, lo cual hace necesario un equipamiento adecuado
para medir humedades de los áridos. Ello permitir á efectuar correcciones principalmente de la
dosis de cemento, si se observa que los valores controlados se apartan del previsto al dosificar el
hormigón.

93

<-A
Control de Calidad de Obras de Hormigón

Dado que la variación de la razón agua/cemento es normalmente causada por las variaciones de TABLA 8.2 Cuantificadores estadísticos
las granulometrías de los áridos, una mayor exactitud en las correcciones de dosificación puede Tipo de cuantificador
obtenerse si es posible evaluar la magnitud de dichas variaciones de granulometr ía. Una
designación definición
estimación de esas variaciones puede obtenerse efectuando una granulometrí a simplificada de De magnitud Promedio aritmético xm = 2 yn
los áridos, a través de una malla de abertura intermedia a los tamaños máximo y mínimo del
árido, y relacionando el porcentaje que pasa por ella con alguna propiedad granulométrica, por De dispersión Desviación típica S = yI(X, - x
J 2/n
ejemplo el módulo de finura. Este procedimiento permitir á mantener la granulometrí a del árido Coeficiente de variación c = s/xm
total del hormigón dentro de un rango relativamente constante. Intervalo d xmax xmin
siendo: x, = valores individuales obtenidos
Un grado aún mayor de control puede obtenerse si periódicamente se efectúan revisiones de las n = número total de valores
dosificaciones en uso en la obra. Ello requiere del equipamiento necesario para efectuar ensayos
completos de los áridos, lo cual implica a su vez el montaje de un laboratorio en obra.

Finalmente, el mayor nivel de control se obtiene si, además, se verifican en forma sistemática los b Distribuciones Estadí sticas. Las distribuciones estadísticas permiten expresar mediante
procedimientos de ejecución de la obra, principalmente en lo que concierne a su colocación, relaciones ’uncionales la forma en que se agrupan los valores obtenidos. La de mayor uso
compactación y curado. Esta supervisión, para que sea efectiva, debe ser efectuada por es la Distribución Normal o de Gauss, cuya expresión funcional es:
personal inspectivo residente en la obra e independiente del personal ejecutivo de ella, definién-
dose instancias de aprobación e informe de los procesos sometidos a inspección.

P( x) = (1/s 2 Tí ) e'1/2(x - xm .)-


2
s
2

8.2. Evaluación de Resultados


c Técnicas de Correlación. Están destinadas a obtener la relación funcional de tipo lineal
más probable vara ligar dos variables que varían al azar.
Todo proceso de control de calidad conduce a la obtención de resultados, los cuales deben -I grado de relación de estas variables se mide a través del coeficiente de correlación cuya
evaluarse e interpretarse, de manera de extraer las conclusiones y tomar las medidas correctivas expresión es:
pertinentes.
r
s ( X, - XJ (y¡ - ym)
En general, este proceso de evaluación debe efectuarse en base a un conjunto de valores =
n sx • sy
sucesivos, pues normalmente el resultado obtenido por medio de un solo valor independiente es
de poca significación y puede conducir a medidas correctivas erróneas si éste proviene de una
falta accidental no atribútale al proceso en curso. el cual puede tener un valor comprendido entre 0 y 1, acercándose a este último valor
mientra mejor sea la correlación existente.
Por este motivo, para la evaluación de los resultados obtenidos en el control deben emplearse Si el grado de correlación entre las dos variables es alto, puede calcularse la ecuación
conjuntos de valores, caso en el cual es de gran utilidad el empleo de técnicas estadísticas para lineal que las correlaciona. Para ello, si se considera la ecuación de la recta y = ax + b, los
la respectiva interpretación. valores más probables de los coeficientes a y b serán los dados por las siguientes
En los párrafos que siguen se resumirán las técnicas de mayor uso en relación con el control de expresiones:
calidad de obras de hormigón.
,
Sx y, - 2 x 2 y¡ /n
¡
a t> = ym - axm
2 x¡ 2 - < 2 x, )Vn
8.2.1. Conceptos Estadísticos Básicos.
En base a los conceptos establecidos es posible indicar en forma general los criterios a seguir
Las técnicas de evaluación estadística recurren al uso de distintos conceptos, de los cuales para evaluar los resultados obtenidos durante el desarrollo del proceso de control de calidad de
resumiremos los relacionados con los cuantificadores, las distribuciones y las técnicas de una obra de hormigón.
correlación, que se estima son las de mayor empleo en la materia en desarrollo.
Estos criterios han sido estudiados y definidos en lo que concierne a valores de resistencias,
a Cuantificadores Estadísticos. Los cuantificadores estadísticos miden magnitudes caracte- pero no sucede lo mismo con los otros parámetros de control señalados anteriormente.
rísticas de los valores obtenidos. Los de mayor uso son los que se tabulan a continuación:

Por esta razón, se analizará en forma detallada su forma de aplicación al control de resistencias,
señalándose adicionalmente la experiencia del autor para otros de los criterios de control
definidos en el párrafo designado Generalidades de este mismo Capítulo, como son la medición
de la trabajabilidad y de la razón agua/cemento, parámetros que son de amplio uso en las obras
de ingeniería.
94 95

AA
Control de Calidad de Obras de Hormigón

8.2.2. Evaluación de Resultados de Resistencias. fm 3= »c + St


fi ^
;
fC k2
Si el control de calidad realizado ha conducido a la obtención de un determinado número de valores
siendo fm = resistencia media del lote
de resistencia, denominado lote, es necesario determinar si este conjunto satisface la resistencia
fc = resistencia especificada
especificada por el Proyectista. En consecuencia, esta evaluación deber á efectuarse para cada
parte de obra que tenga una misma resistencia especificada.
s = desviación normal de los valores del lote
t = coeficiente de Student determinado para el número de muestras del lote y la
La Norma NCh 1998 considera para este objeto dos criterios de evaluación: fracción defectuosa especificada
f = resistencias individuales del lote
a Por parcialidades mediante grupos de muestras consecutivas, denominado también criterio de k2 = constante según tabla 8.3
promedio móvil.
El coeficiente t puede obtenerse de tablas estadísticas o de la misma Norma NCh 1998. Para
b Por el total de muestras que constituye el lote, equivalente al designado de resistencia caracte- lotes constituidos por 30 o más resistencias, él tiene los valores siguientes:
rí stica en algunos textos de tecnologí a del hormigón.
Fracción defectuosa 5% 10% 20%
La aplicación de estos criterios se efectúa en la forma que se señala a continuación: Valor de t 1.645 1.282 0.842
Para aplicar el criterio de evaluación por el total de muestras del lote, debe contarse con un número
a Evaluación por parcialidades mediante grupos de muestras consecutivas. En este crite- adecuado de valores, que generalmente se especifica en un mínimo de quince, con el objeto de
rio se calcula el promedio de tres muestras sucesivas. asegurar principalmente que el valor calculado para la desviación normal tiene un buen nivel de
confiabilidad.
Se considera que el lote cumple la resistencia especificada si para todos los grupos de tres
muestras sucesivas se cumplen simult áneamente las siguientes condiciones: Por este motivo, tiene el inconveniente de ser utilizable sólo en obras de cierta magnitud, que haga
justificable la obtención de un muestreo que proporcione el número señalado de valores en un
tiempo relativamente corto.
f3 ^ fc + k 1
fi * fc : k 2 Presenta, además, el inconveniente de hacerse cada vez más insensible a los nuevos valores de
siendo f3 =resistencia media de tres muestras consecutivas resistencia agregados, por lo que no resulta adecuada para detectar períodos de resistencias
,
k . = coeficiente según la tabla 8.3 defectuosas que pudieran producirse cuando el número de valores evaluados es alto. Este inconve-
f resistencias individuales del lote niente puede superarse si el lote total se subdivide en lotes parciales.
fc = resistencia especificada
k2 = coeficiente según la tabla 8.3 Este criterio debe también emplearse para establecer la dosificación de partida de una obra
específica. Dado que en este caso no es conocida la desviación normal que se tendrá en la obra,
ésta debe ser estimada en un valor seguro, relativo al nivel de control de calidad que se haya previsto
desarrollar en obra, objeto para el cual pueden utilizarse los valores que se señalan posteriormente
TABLA 8.3 Coeficientes de evaluación en este mismo Capí tulo en el párrafo 8.3.2.
(Resistencias a compresión cúbicas o cilindricas)

Grado del hormigón


Fracción
defectuosa Coeficiente H5 H10 H15 s* H20 Tabla 8.4 Clasificación según Resistencia a Compresión a 28 días (ensayo
0.3 0.5 0.8 1.0 realizado en cubos 20x 20x20 cm según NCh 1017 y 1037)
5% ki 2.5
k2 0.6 1.2 1.9
0 0 0 Grado H5 H10 H15 H20 '
H25 H30 H35 H40 H45 H50
10% ki 0
k2 0.9 1.7 2.6 3.5 Resist. (MPa) 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50
20% ki - 0.4 - 0.7 - 1.1 - 1.5
k2 1.4 2.7 4.1 5.5 (kg / / cm )
2 50 100 150 200 250 300 350 400 450 500

b Evaluación considerando el total de muestras del lote. En este criterio se asigna a los Tabla 8.5 Clasificación según Resistencia a Flexión a 28 días (ensayo en
valores obtenidos una distribución de Student (distribución t) y, a partir de la resistencia media y
la desviación normal del lote, se establece que el lote cumple la resistencia especificada si se probeta de 20 cm según NCh 1038)
cumplen simult áneamente las siguientes condiciones:
Grado HF3 HF3.5 HF4 HF4.5 HF5 HF5.5 HF6
Resist (MPa) 3.0 3.5 4.0 4.5 5.0 5.5 6.0
2
(kg / / cm ) 30 35 40 45 50 55 60

96 97

u
Control de Calidad de Obras de Hormigón

Al aplicar los criterios de evaluación descritos debe tenerse en cuenta que, si bien ellos se apoyan
en conceptos estadí sticos, no coinciden con los establecidos con algunas Normas de cálculo 8.2.3. Evaluación de Resultados de Medición de Docilidad.
estructural de amplia aceptación como las ACI y DIN, las cuales al ser empleadas como base de
diseño, deben también ser consideradas con sus correspondientes criterios de evaluación. Tal como se indicó anteriormente, las mediciones de docilidad est án destinadas a verificar indirecta-
mente la razón agua/cemento del hormigón y, en consecuencia, su resistencia.
Por este motivo, tiene el inconveniente de ser utilizable sólo en obras de cierta magnitud,
que haga justificable la obtención de un muestreo que proporcione el número señalado de La correlación existente entre los mencionados parámetros no es normalmente muy estrecha,
valores. motivo por el cual la evaluación respectiva no es aconsejable efectuarla en base a los valores
Presenta, además, el inconveniente de hacerse cada vez más insensible a los nuevos individuales de los asentamientos medidos, si no considerando valores sucesivos agrupados.
valores de resistencia agregados, por lo que no resulta adecuada para detectar las resisten-
cias defectuosas que pudieran producirse cuando el número de valores considerados es Por otra parte, como las mediciones de docilidad tienen un car ácter eminentemente correctivo, no
alto. Este inconveniente puede superarse si el criterio se aplica agrupando los valores en es tampoco adecuado agrupar demasiados valores sucesivos, para no retardar su evaluación.
lugar de hacerlo con el total de ellos.
Por estas razones,el autor estima que un criterio adecuado consiste en la aplicación de un c álculo
El criterio de resistencia característica debe también emplearse para establecer la dosifica- de promedio móvil en base a dos valores de medición sucesivos, efectuándose las correccio-
ción de partida de una obra determinada. En este caso, inversamente a la situación nes pertinentes si éste se sale del rango aceptable p/evisto.
analizada, debe determinarse la resistencia media que asegura el cumplimiento de la
resistencia especificada, sumando a esta última el valor del producto ks. A título informativo,puede señalarse que, si se emplea el asentamiento de cono como medida de
la trabajabilidad, el rango generalmente fijado es ± 2 cm con respecto al asentamiento usado
Dado que ahora no es conocida la desviación típica que se tendrá en la obra, ésta debe ser para establecer la dosificación en uso, procediéndose a corregir la dosis de agua si se excede
estimada en un valor seguro, relativo al nivel de control de calidad que se haya previsto dicho rango y rechazándose el hormigón si éste excede en más de 5 cm el límite superior del
desarrollar en obra. Para este objeto, pueden utilizarse los valores que se señalan posterior - rango indicado.
mente en este mismo Capítulo en el párrafo 8.3.1. Calidad del Control Realizado.
Los valores de rangos de corrección y rechazo señalados corresponden a una estimación de
fracción defectuosa de 10%, debiendo ampliarse si se utiliza un valor mayor o reducirse para uno
menor.
b Criterio de promedio móvil. En este criterio se calcula el promedio de un número sucesivo
de valores, el cual es definido de acuerdo a la fracción defectuosa que se haya definido, de
acuerdo a la siguiente Tabla:
8.2.4. Evaluación de Resultados de Medición de Razón
Agua/Cemento.
Fracción defectuosa 5% 10% 20%
Valores sucesivos 5 3 2 La determinación de la razón agua/cemento hace necesario conocer la cantidad total de agua
introducida en el hormigón, la cual, como se ha visto anteriormente, proviene parcialmente de la
humedad contenida en los áridos.
Cada uno de los promedios así calculados se compara con la resistencia especificada, Por este motivo, para el conocimiento de la razón agua/cemento deben efectuarse necesariamente
determinándose que ésta se ha cumplido si los primeros son superiores a ésta y no existe
mediciones de humedad de los áridos. Dado que estas mediciones requieren de un cierto tiempo
ningún valor individual inferior a la resistencia especificada menos 35 kg/cm2.
para su ejecución, la determinación de la razón agua/cemento no puede usarse normalmente para
corregir las variaciones de la dosis de agua en uso para el hormigón, sino como una verificación
Como puede verse, es un criterio más simple que el de resistencia característica, presentan- indirecta de si se han producido variaciones de su granulometr í a total.
do, además, la ventaja de permitir la detección de tendencias a medida que se realiza el
control. Esta consideración hace ver que tampoco los valores de razón agua/cemento pueden conside-
rarse en forma individual, sino que es conveniente verificar si presentan alguna tendencia que
La evaluación de resultados de resistencias permite obtener información sólo a posteriori en haga conveniente efectuar alguna corrección de la dosificación, la cual deber á consistir en una
la mayorí a de las obras, excepto en aquellas que sean de muy larga duración. Por este variación de la dosis de cemento del hormigón, destinada a mantener la razón agua/cemento
motivo, es conveniente obtener correlaciones con resistencias a edades más tempranas, de dentro de límites aceptables.
manera de poder predecir con mayor antelación los valores correspondientes a la edad de
especificación que normalmente es de 28 días o superior.
Por las razones expuestas, se estima que un criterio aceptable en este caso es similar al
señalado para las mediciones de trabajabilidad, adoptando como rango de aceptación uno de ±
Para obtener esta correlación, debe preverse un muestreo que permita el ensayo de 0.03 con respecto a la razón teórica prevista en la dosificación del hormigón en uso, procedién-
probetas a edades anteriores a la de especificación y con los valores así obtenidos dose a corregir la dosis de cemento al excederse dicho límite y debiendo revisarse la dosifjcación
establecer la relación, teniendo en consideración algunas de las fórmulas señaladas sobre completa si se excede un rango de ± 0.06 de dicho valor teórico.
la materia en 4.3.1.c Edad del hormigón .

98 99
Control de Calidad de Obras de Hormigón

desviaciones que se registren entre ellas sólo puede atribuirse a defectos inherentes a su
8.3. Evaluación del Control de Calidad Realizado muestreo y ensayo.

En consecuencia, el rango o diferencia de valores entre probetas compañeras pertenecientes a


una misma muestra medirá la calidad de los ensayos efectuados. Los rangos permiten disponer
8.3.1. Calidad del Control Realizado de una estimación de la desviación típica del conjunto de valores a los cuales pertenecen. Para
, con el este objeto, deben combinarse sumando sus valores cuadr áticos y, en seguida, extrayendo la
El nivel de control que se mantiene en una obra determinada debe también ser evaluado , si el raíz cuadrada de la suma, de acuerdo a la siguiente expresión:
objeto de establecer si cumple con las condiciones previstas al planificarlo y , en especial
costo que representa es proporcionado con los resultados obtenidos. d 2 m = ( X di2) / n siendo dm = rango medio de los valores
,que
Para realizar esta evaluación, se han establecido criterios en relación con las resistencias di = rangos individuales
la calificación del control realizado en base al valor de la desviaci ó n típica o del n = número de valores
permiten
se señalan en
coeficiente de variación obtenidos, usándose para este objeto las cifras que El valor dm obtenido debe multiplicarse por un coeficiente que depende del número de
valores
la Tabla 8.5 : • usados para calcular cada rango individual el cual se señala en la Tabla 8.6 :

TABLA 8.5 Calificación del Control de Calidad


TABLA 8.6 Coeficientes para estimación de la desviación típica a partir del rango

Valor de la Número de valores 2 3 4 5


Calificación del control Valor del coeficien- 6 7
te de variación desviación normal Coeficiente 0.887 0.591 0.486 0.430 0.395 0.370
Control de laboratorio 5%
La desviación típica así obtenida, dividida por el promedio de los valores de resistencia corres
Excelente 10% 30 kg/cm2
pondientes, indica el valor del coeficiente de variación asignable al ensayo de muestras, el cual
-
a
Bueno 15% 40 kg/cm2 su vez permite calificarlo de acuerdo a la Tabla 8.7.:
Regular 20% 50 kg/cm2
TABLA 8.7 Calificación de los ensayos
Malo 25% 60 kg/cm2
Coeficiente variación Calificación
Los valores de la desviación normal pueden ser también empleados para la
determinación de la
3% Excelente
ó n de partida en una obra, en la forma señalada en el párrafo 8.2.2.b.
dosificaci < 4% Muy bueno
< 5% Bueno
estimación de la
A su vez, el intervalo medio de una serie de muestras permite calcular una < 6% Aceptable
que integran cada una de las muestras . Para este objeto, el > 6% Deficiente
desviación normal de los valores de valores k que
intervalo medio debe multiplicarse por un coeficiente 1/d2 , que depende del nú mero
constituye cada muestra, el cual se señala en la Tabla 8.6:
intervalo 8.4. Control del Hormigón en Sitio
TABLA 8.6 Coeficientes para estimación de la desviación normal a partir del
Si durante la construcción de la obra el control de calidad realizado indica anomalías en su
3 4 5 6 7
k 2 ejecución, normalmente es necesario efectuar verificaciones sobre el hormigón ya colocado en la
1 / d2 0.887 0.591 0.486 0.430 0.395 0.370 obra. En general, estas verificaciones van dirigidas a determinar la resistencia del hormigón en
sitio y para este objeto una pauta adecuada consiste en realizar primeramente controles no
a un conjunto destructivos y, de acuerdo a lo que ellos indiquen, tomar la decisión de extraer muestras para la
En consecuencia, la desviación normal del conjunto de intervalos correspondientes ejecución de ensayos destructivos.
de n muestras puede calcularse de acuerdo a la siguiente expresión:
n
Esta parte del texto estar á destinada a indicar algunos antecedentes de cómo efectuar esas
Rm = [(1/ d2) -2 R¡]/n siendo Rm = intervalo medio del conjunto de muestras verificaciones y la forma de evaluarlas.
1 R¡ = intervalos individuales de cada muestra
1/ d2 = coeficiente tabla 8.6
n = número de muestras 8.4.1. Ejecución de Ensayos no Destructivos.
8.3.2. Calidad de los ensayos empleados para el control Existen numerosos tipos de ensayos no destructivos, es decir, que permiten verificar indirecta-
mente la resistencia del hormigón sin producir daño sobre él.

Otro aspecto que también es conveniente calificar durante la ejecución del control de una obra
es En este párrafo se describirán algunos de los más utilizados para ello, tales como la determina-
la calidad de los ensayos efectuados. Para ello pueden emplearse como referencia los resulta- ción del índice esclerométrico mediante martillo Schmidt, de la velocidad de propagación de
las
dos obtenidos en probetas compañeras pertenecientes a una misma muestra, puesto que ondas ultrasónicas y de la profundidad de penetración de clavos de acero.
100 101
Control de Calidad de Obras de Hormigón

étrico mediante Martillo Schmidt. El martillo Schmidt


a Determinación del Indice Esclerom
hormigón a partir del rebote producido por una
pequeña masa El Indice Esclerométrico puede ser correlacionado con la resistencia a compresión del
mide la dureza superficial del . hormigón. En la Figura 8.2 se incluye la curva de relación anexa al mismo martillo.
superficie por medio de un resorte calibrado
cilindrica de acero disparada contra la
efecto
disposición interna del Martillo para producir el
En la Figura 8.1 puede observarse la masa y del resorte que producen el rebote, el Kg / cm
*
n de la
señalado y, en particular, de la posició también en ella señalada. 700
cual es medido por medio de la escala <
o
ffl 600
Z3
O
z
o
«n 500
Ui
a
1
Q
.-
9
o
400

<
< 300
<
o
z
UJ
200
</)
¡ñ
UJ
a:
MARTILLO 100
INDICADOR 20 25 30 35 40 45 50 55
INDICE

FIG. 8.2. Curva de Relación Indice Esclerométrico-Resistencia.

f RESORTE

Debe señalarse, sin embargo, que a pesar de lo indicado por esas curvas, la correlación
entre ambos factores no es buena, existiendo una dispersión que es significativa. Ello se
CILINDRO debe a que existen numerosos factores que inciden en este aspecto, entre los cuales
pueden señalarse :
>// / // / / / / / •V777777777
'' //

* El estado de la superficie
.
FIG. 8.1 Martillo Schmidt. * El tamaño del elemento controlado
* Las características del hormigón
se denomina índice esclerométrico y * La edad del hormigón
El valor numérico registrado en la mencionada escalaimpacto del martillo. * La carbonatación superficial producida
produjo el
mide la dureza en el punto en que se * La dirección de aplicación del golpe
limpia y lisa, de manera que el
Para este objeto, la superficie debe ser suficientemente por el cilindro que la golpea.
Por otra parte, el Martillo debe ser calibrado periódicamente, pues la tensión del resorte que
impacto sea directo y completo sobre la superficie abarcada aplica el golpe varí a con el tiempo, para lo cual debe emplearse un implemento especial,
étrico est á regulada por NCh 1565, la
La ejecución de la medida mediante el índice esclerom consistente en un cilindro de acero de dureza regulada contra el cual debe hacerse el
cual establece las siguientes condiciones : rebote, debiendo obtenerse un valor predeterminado. Si éste no se obtiene, debe regularse
la tensión del resorte hasta obtenerlo, o bien, si ello no fuera posible, cambiarlo y proceder
de 10 cm en nuevamente en la forma señalada.
El elemento bajo .control esclerométrico debe tener una dimensión mínima
el sentido de aplicación del golpe con el
martillo.
La superficie sobre la cual se aplica el golpe debe ser lisa, sin “nidos de piedras” y sin Por los motivos expuestos, el Indice Esclerométrico no debe ser considerado como un valor
hormigón de más de seis meses de absoluto, sino más bien de referencia cualitativa o, preferentemente, comparativo con
recubrimientos de ningún tipo. Si se trata de un ón, debe desbastarse hasta una respecto de otros hormigones de la misma obra, cuya calidad haya sido aceptable.
edad y su superficie se presenta con carbonataci
profundidad mínima de 5 mm. en una superficie de 20 x 20 cm.
La medición debe efectuarse dando 10 golpes Para este último objeto, es una buena práctica, en obras de cierta magnitud, efectuar en las
De los valores obtenidos deben descartarse los
que se aparten en más de 7 unidades probetas de ensayo una medición con el Martillo Schmidt previa a su rotura, con lo cual es
más de tres puntos, la medición completa posible, después de un cierto tiempo, disponer de una curva de correlación especí fica para
del promedio. Si por esta razón se eliminan
debe ser realizada en otra zona. la obra bajo control.
el promedio de las lecturas válidas.
El valor representativo del sector controlado será
103
102
Control de Calidad de Obras de Hormigón

c Medición de la Profundidad de Penetración de Clavos de Acero. El método consiste en


introducir en la superficie clavos de acero disparados con explosivo mediante una pistola
b Determinación de la Velocidad de Propagación Ultrasónica.una Consiste en determinar,
mediante un aparato adecuado, la velocidad con que se propaga onda de alta frecuen- especial para este objeto en la forma que se señala en la Figura 8.4.
cia en la masa del hormigón.

Los pulsos ultrasónicos son generados en un cabezal emisor y recibidos


por otro cabezal
colocado a una cierta distancia del primero .
de los cabezales
Para lograr una buena medición es necesario que exista un buen contacto
del hormig ón , para lo cual deben estar é stas muy limpias y lisas, acostum-
con la superficie
grasa o vaselina , que facilite dicho contacto.
br ándose, además, colocar una materia, como
mide mediante un
El tiempo transcurrido desde la emisión hasta la recepción de la onda se
reloj electr ó nico incluido en el equipo .
, superficialmente o
La velocidad puede medirse en diferentes formas: por transparencia
semidirecta, las que se resumen en la Figura 8.3.

A
L TRANSMISION FIG. 8.4. Medición de Penetración de Clavos de Acero.
DIRECTA
La penetración lograda por el clavo constituye una medida de la dureza e, indirectamente,

-i T
B

c
TRANSMISION
SEMIDIRECTA
de la resistencia del hormigón.
Esta penetración puede también correlacionarse con la resistencia del hormigón, presentan-
do ella los mismos inconvenientes y limitaciones señaladas para el Martillo Schmidt,
debiendo señalarse como factor adicional la influencia del árido grueso, que puede producir
desviaciones o rechazo parcial del clavo.
A vV.
L\ Para lograr un buen resultado es necesario calibrar frecuentemente la pistola, especialmen-
TRANSMISION te si se cambia el tipo de explosivo empleado.
SUPERFICIAL

8.4.2. Ejecución de Ensayos Destructivos.


FIG. 8.3. Tipos de medición de Velocidad Ultrasónica
.
Si los ensayos no destructivos que se han mencionado arrojan dudas respecto de la cali -
dad del hormigón en sitio, es conveniente proceder a la extracción de muestras del hormigón
en sitio. Para ello puede recurrirse a la extracción de testigos mediante sonda para ser some-
resistencia del hormigón, presentán- tidos a ensayo.
La velocidad ultrasónica puede correlacionarse con la
Schmidt. Es posible también
dose limitaciones similares a las señaladas para el Martillo Para este tipo de evaluación es conveniente seguir una pauta normalizada. Los párrafos que
hormig ón en base al valor de la velocidad, utilizándose
calificar directamente la calidad del siguen se basan en el criterio establecido para este objeto por el Código ACI 318.
objeto criterios como el señalado a continuaci ón :
para este
La extracción de testigos debe efectuarse en una cantidad no inferior a tres por cada
muestra que hubiese dado un valor de resistencia inferior en más de 35 kg/cm2 a la
resistencia especificada.
TABLA 8.8 Calificación mediante velocidad ultrasó
nica
Estos testigos deben ser convenientemente preparados para su ensayo. Dentro de esta
Velocidad (m/ s) Calificación preparación debe darse especial importancia a la rectificación de las caras de ensayo, para
lo cual puede utilizarse el pulimentado de las superficies o, en su defecto, su rectificación,
> 4500 Excelente colocando una película superficial de pasta de cemento de alta resistencia inicial o bien
3600 - 4500 Bueno
azufre fundido, e igualmente a su estado de humedad, el cual debe ser similar al de la
3000 - 3600 Dudoso
Malo estructura en evaluación.
2100 - 3000
< 2100 Muy malo El resultado obtenido se considerará aceptable si el promedio de los testigos ensayados es
por lo menos igual a un 85% de la resistencia especificada y no hay ningún valor individual
inferior a un 75% de dicha resistencia especificada.
En caso de falla de esta condición, la estructura puede ser sometida a pruebas de carga.
105
104
CAPITULO 9. HORMIGONES ESPECIALES

9.1. Generalidades

Este Capítulo está destinado a dar algunos antecedentes generales en relación con algunos
hormigones de tipo especial, designando como tales a aquellos que presentan características
distintas de las habituales en lo que concierne a los materiales constituyentes, a su dosificación o
en las condiciones de su uso en obra.

Entre ellos se incluir án los siguientes:



Hormigón Liviano
Hormigón Pesado
• Hormigón Proyectado
• Hormigón Bajo Agua
• Hormigón Compactado con Rodillo Vibratorio
• Hormigón de Alta Resistencia
• Hormigón Preparado
• ferrocemento
los cuales se analizan en los párrafos que siguen.

9.2. Hormigón Liviano

Se designa convencionalmente como hormigones livianos a aquellos que poseen una densidad
inferior a 1.9 kg/dm3.

Los hormigones livianos tienen un amplio campo de uso en lo casos en que se desea obtener
aislación térmica y secundariamente acústica y también para rebajar el peso muerto actuante
sobre los elementos estructurales resistentes.
Tienen como principal limitación su baja resistencia y su alta retracción hidr áulica, aspectos que
deben ser debidamente considerados al contemplar su uso.

Densidades como las indicadas para los hormigones livianos se obtienen con la incorporación de
aire en el hormigón, lo cual puede efectuarse introduciéndolo por dos caminos distintos: a través
de los áridos, es decir empleando áridos livianos, o bien directamente en la masa del hormigón.

9.2.1. Hormigones de Aridos Livianos.


Los áridos livianos pueden ser de origen natural o bien producidos artificialmente.
a Aridos Livianos de Origen Natural. Corresponden a materiales en los cuales ha quedado
aire atrapado en su interior durante su proceso de formación. Esta situación se presenta, por
ejemplo, en las rocas de origen volcánico, como ser las lavas y la piedra pómez, siendo este
último el árido liviano de origen natural más utilizado.
Con estos materiales de origen natural, el rango de densidades obtenidos es más bien alto,
cercano al límite superior de la densidad definida como máxima para los hormigones
livianos.

Otro tipo de áridos de origen natural constituyen los originados mediante desechos de la
madera, entre los cuales se cuentan las virutas y el aserrín.

107
Hormigones Especiales

La obtención de hormigones livianos con este tipo de áridos debe considerar especialmente
a Resistencia. La resistencia est á di -
el efecto retardador que algunos tipos de madera ejercen sobre el fraguado de la pasta de rectamente relacionada con la densi-
cemento, debiendo preverse en algunos casos el tratamiento de estos materiales para dad del hormigón en la forma que se
atenuar o inhibir los efectos señalados. señala en la Figura 9.1 para el caso de
la resistencia a compresión.
b Aridos Livianos de Origen Artificial. Los áridos de origen artificial corresponden a materia-
les especiales, tales como pizarras, arcillas, esquistos, los que al ser tratados mediante calor Los valores señalados en ella deben
hasta su fusión incipiente y producirse en su interior desprendimiento de gases de los materia- ser considerados sólo como referen -
les que los constituyen, se expanden, disminuyendo su densidad. La producción de este tipo de ciales pues están fuertemente in-
áridos requiere de una metodología muy estudiada para definir si un determinado material tiene fluidos por la razón agua/cemento del
caracterí sticas que lo transformen en expandióle y las condiciones en que esta expansión hormigón y el tipo de árido empleado,
puede producirse. par ámetro este último que adquiere TT ( K g / d m3 )
Se cuentan también en este tipo de áridos los provenientes de la escoria granulada de alto mayor importancia mientras menor .
FIG. 9.1 Relación Densidad/Resistencia para Hormigones
horno, la cual en condiciones apropiadas de enfriamiento puede producir áridos de baja sea la resistencia de la pasta de Livianos.
densidad. En este tipo de árido debe examinarse con cuidado su contenido de cenizas, pues cemento, es decir mientras más alta
éstas pueden ejercer efectos nocivos sobre la pasta de cemento. sea la razón agua/cemento.

Los áridos livianos de origen artificial permiten obtener hormigones de menor densidad y La resistencia del hormigón liviano es un factor que debe ser analizado en cada caso, particular -
mayor resistencia que los de origen natural, estando su rango de uso comprendido entre 0.6 mente cuando se trate de hormigones que van a ser empleados con fines estructurales.
y 1.0 kg/dm3.

9.2.2. Hormigones con Aire Incorporado en su Masa.


b Aislación térmica.Está directamente
relacionada con la densidad, en la
forma que señala la Figura 9.2.
La incorporación de aire en la masa del hormigón puede efectuarse por dos métodos principales:
mediante una granulometr í a cavernosa o bien por el uso de aditivos incorporadores. La aislación térmica no varí a, en
a Hormigones Cavernosos. Los hormigones cavernosos se constituyen empleando áridos con cambio,significativamente con el tipo
una granulometría que tenga un contenido mínimo de granos finos. Para ello es frecuente de árido empleado.
emplear un solo árido grueso, cuyas part í culas se ligan mediante la cantidad estrictamente
necesaria de pasta de cemento como para recubrirlas y adherirlas entre sí .
c Retracción hidráulica. No.existen
El rango de densidades posible de obtener con este tipo de áridos es más bien alto, del estudios sistemá ticos al respecto,
orden de 1.8 a 1.9 kg/dm3. Estos hormigones tienen la ventaja de poseer baja retracción pudiendo señalarse que su valor es ( Kg )
hidr áulica. f / d m3
aproximadamente del orden del doble
FIG. 9.2. Relación Densidad/ Aislación Térmica para
b Hormigones con Aire Incorporado mediante Aditivos. Para este objeto se emplean del de los hormigones convenciona
Hormigones Livianos.
aditivos similares a los descritos anteriormente para incorporar aire en el hormigón con fines les.
de protección de los procesos de hielo - deshielo, sólo que en este caso la proporción
empleada es significativamente más alta. d Durabilidad. Tampoco ha sido estudiada sistemáticamente, pero puede señalarse que los
hormigones livianos son más susceptibles a los ataques agresivos externos y a los fenóme-
Los aditivos más empleados son principalmente de dos tipos: aditivos que producen su nos de corrosión que los hormigones convencionales.
acción mediante reacciones quí micas con los componentes del cemento y aditivos que En cambio, su resistencia a los procesos de hielo-deshielo es similar al de los hormigones
producen su acción por efectos fí sicos. convencionales con aire incorporado.
Entre los primeros se cuentan los basados en el uso de polvo de aluminio, el cual reacciona con
los álcalis del cemento, produciéndose desprendimiento de gas hidrógeno, que es el que queda
atrapado en forma de burbujas, produciendo la porosidad buscada. 9.3. Hormigones Pesados
Entre los segundos se cuentan los aditivos espumantes, que ejercen su acción de incorpora-
ción de burbujas al ser amasados en la hormigonera.
Los hormigones pesados se definen convencionalmente como aquellos que tienen una densidad
Estos tipos de procesos permiten obtener una amplia gama de densidades dependiente del superior a 3.0 kh/dm3.
tipo de aditivo y de las características del hormigón de base. Este tipo de hormigones ha alcanzado un amplio uso como protección contra las radiaciones
producidas en las plantas en base a energía nuclear.

9.2.3. Propiedades de los Hormigones Livianos. La obtención de hormigones pesados queda condicionada al empleo de áridos de alto peso
espec ífico, para lo cual se les obtiene normalmente de rocas mineralizadas o bien, raunque con
Los hormigones livianos presentan caracterí sticas significativamente distintas de las de los menor frecuencia, se recurre a áridos constituidos por granalla o trozos met álicos.
hormigones convencionales en los aspectos que se señalan a continuacióñ.
108 109
Hormigones Especiales

De los primeros, las variedades más usadas provienen de los minerales de fierro, tales como la 9.4. Hormigón Proyectado
magnetita, la ilmenita y la hematita, los cuales son sometidos a un proceso de chancado y
selecció n , obteni éndose áridos cuyos pesos espec í ficos oscilan entre 4.2 y 4.8 kg /dm3
. Se
utilizan también dentro de este tipo de áridos los provenientes de la barita, que proporciona
áridos con pesos especí ficos comprendidos entre 4.0 y 4.4 kg/dm . 9.4.1. Generalidades.
3

Los áridos obtenidos a partir de desechos metálicos se obtienen a partir de trozos de barras de
acero redondo, recortes de planchas de acero o granalla. Su peso espec ífico es similar al del El procedimiento constructivo denominado VALVULA DE CONO
fierro, es decir 7.5 a 7.8 kg/dm3. hormigón proyectado consiste en la co - SUPERIOR

locación de un hormigono mortero mediante


Estos áridos deben cumplir en líneas generales las mismas condiciones estipuladas para los disparo por medios neumáticos contra la
áridos convencionales. superficie que se desea recubrir.
CAMARA
SUPERIOR
Sin embargo, para su empleo debe tenerse en consideración que los áridos provenientes de
minerales de fierro son muy fracturables debido a su constitución interna, por lo que est án expues - VALVULA DE CONO
La máquina colocadora usada para este INFERIOR
tos a variaciones importantes de sus características durante su uso en obra, en especial de su
objeto , que se señala en la Figura 9.4,
granulometr ía y contenidos de finos. CAMARA
consta de una mezcladora que recibe los INFERIOR

materiales sólidos componentes del hormi-


Z SALIOA AIRE
Es importante destacar que la resistencia o gón y alimenta una c ámara sometida a COMPRIMIDO
co
de los hormigones pesados queda condi - UJ presión de aire comprimido , desde la cual CP
cionada por la naturaleza de los áridos, no *0
se produce el disparo de un chorro continuo I CONEXION PARA
MAN 6UERA DEL MATERIAL
estando en relación estricta con su mayor O de material a gran presión y velocidad a
densidad. Existe, sin embargo, consenso < E través de una manguera provista de una
entre los investigadores de la especiali - <J C7I boquilla especial. FIG. 9.4. Máquina Colocadora Hormigón Proyectado.
dad que, a igualdad de razón agua/ce -
mento dan resistencias algo superiores
<
O CO
—*
2 <
a las de los hormigones convencionales,
UJ
H-
V)
O El agua puede ser adicionada en la mezcladora recién mencionada, constituyendo el así
como puede observarse en la Figura 9.3. —
</)
co
ÍN llamado “método hú medo” o bien directamente en la boquilla, en el “método seco”.
UJ

9.4.2, Colocación del hormigón proyectado.


R A Z O N CEMENTO / AGUA

FIG. 9.3. Relación Resistencia/Razón Agua-Cemento para Cuando el chorro de hormigón es dirigido hacia una superficie dura y rugosa, y tiene una
Hormigones Pesados. consistencia adecuada, se adhiere hasta formar una capa que puede autosoportarse, cualquiera
sea la inclinación hasta alcanzan un espesor de unos tres centímetros.
Los áridos obtenidos de desechos met álicos presentan también algunas características de
heterogeneidad, provenientes principalmente del estado de su superficie, la cual debe presentar De esta manera, si se colocan capas sucesivas en la misma forma, pueden formarse revesti-
algún grado de oxidación incipiente para favorecer la adherencia. mientos de hormigón del espesor que se desee.
Sin embargo, la forma de su colocación incide en que parte del material, constituido por
Por estas razones, no es posible dar valores promedio de las caracterí sticas de los hormigones partículas de tamaño superior a 5 mm recubiertas con cemento, rebote y no se adhiera a la
pesados, sino que cada caso debe ser estudiado en forma particular. superficie a recubrir , motivo por el cual el hormigón que queda en sitio posee una granulometrí a
más fina y una dosis de cemento más alta que las teóricas previstas al dosificarlo. La cantidad de
El principal uso de los hormigones pesados ha sido como escudo protector contra las radiacio- material rechazado oscila entre un 10 y un 30% del peso total de materiales sólidos.
nes provenientes de las instalaciones que funcionan en base a elementos radiactivos, tales
como las plantas de energí a nuclear. El hormigón proyectado queda sometido a los mismos conceptos generales que se han explica-
do anteriormente para los hormigones convencionales.
La captación de estas radiaciones depende del tipo de emisión de que se trate, pudiendo Sin embargo, el proceso descrito para su colocación le confiere ciertas caracter ísticas particula-
indicarse que para las ondas de corta longitud (rayos x, rayos gama) se necesita la interposició
n
cualquier res, que deben necesariamente tenerse en consideración para su adecuado empleo, las cuales
de un elemento de la mayor densidad posible , para lo cual los hormigones pesados de
- se analizan en los párrafos que siguen.
tipo proveen una solución económica, al permitir disminuir el espesor de la pantalla de protec
ción. a Tamaño Máximo. El tamaño máximo y la forma de las partículas del árido grueso deben ser
adecuadas para su transporte a través de la manguera y la boquilla del aparato colocador.
En cambio, la captación de partículas atómicas, como son los neutrones, requiere, además, la Por este motivo, dicho tamaño máximo, para un árido compuesto por partículas de forma
presencia de un alto contenido de átomos de hidrógeno en la pantalla, condición que es bien regular, no debe exceder los 20 mm.
cumplida por los hormigones pesados provenientes de áridos de minerales de hierro hidratado, con Por otra parte, el fenómeno de rechazo antes descrito depende en gran medida del tamaño
un alto contenido de agua de cristalización y hormigones preparados con la mayor dosis de agua máximo del árido grueso empleado, aumentando con él. Por este motivo, la práctica
posible. aconseja disminuir por este concepto el tamaño máximo utilizado, limitándose en la actuali-
dad a valores cercanos a los 10 mm.
110 111
Hormigones Especiales

En primer término, la dosificación del hormigón empleado debe considerar las siguientes
b Preparación de la Superficie de Colocación. Para que el hormigón proyectado se
autosoporte sobre la superficie que se está recubriendo durante el lapso en que permanece
características generales:
en estado fresco, es necesario que se cuente con una buena adherencia. Ello obliga a ser - Alta fluidez, con un asentamiento de cono comprendido entre 15 y 20 cm
especialmente cuidadoso en su limpieza, eliminando todo elemento extraño que pueda - Consistencia muy cohesiva, con un alto contenido de arena, pudiendo utilizarse para este
dañarla mediante el uso de agua, y si es posible aire a presión y captando y drenando los objeto el coeficiente M del Método de dosificación de Faury correspondiente a compactación
afloramientos o escurrimientos de agua existentes en el sitio de colocación. nula
- Tamaño máximo del árido más grueso no superior a 40 mm.
Esta última condición resulta de dif ícil cumplimiento cuando existe escurrimiento superficial Dosis de cemento mínima de 350 kg/m3 o, en caso de definirse ésta por resistencia, un 25%
generalizado. En estas condiciones, si no es posible su captación y drenaje, resulta
imprescindible el empleo de aceleradores ultra rápidos, que produzcan el endurecimiento
superior a la correspondiente por este concepto .
del hormigón proyectado apenas colocado, de manera que el agua existente no alcance a
afectar su consistencia y adherencia.
Previamente al inicio de la colocación,
Otro cuidado que debe tenerse es la eliminación del material de rechazo producido durante debe efectuarse una planificación que DISPOSITIVO PARA CAPACHO CON
la colocación a medida que ésta avanza, en especial en los sitios donde es susceptible que establezca el sentido de avance y la can- ELEVAR EL TUBO HORMIGON

se acumule, ya que de lo contrario puede quedar recubierto por el hormigón recién tidad de hormigón a colocar en cada
colocado, disminuyendo su espesor y adherencia. punto de ubicación del tubo o los tubos
que se utilicen.
^WWNVTO
c Dosificación del Hormigón Proyectado. Para su dosificación son v álidos los conceptos 2
generales correspondientes al hormigón convencional, siempre que se respeten condicio-
nes adecuadas de tamaño máximo y de trabajabilidad.
La colocación se inicia en cada punto de
ubicación del tubo empleando un tapón 2
2
i
2
2
2
2
El primero ha sido reseñado en un párrafo anterior y en lo que concierne al segundo pueden 2
y
flotante ubicado en la parte superior del 2
seguirse las siguientes recomendaciones, basadas en los criterios establecidos en el tubo, en la forma que se señala en la 2
2 22
2 <
2 2
Método de Faury para dosificación de hormigones descrito en el Capí tulo 7. Figura 9.5 2 2
2
2
2 2
2
para una fluidez adecuada puede emplearse el coeficiente K correspondiente a una 2 2
compactación excepcionalmente potente
Una vez lleno el tubo,se levanta unos diez 2
2
'0 i22
centí metros del fondo para permitir el es - ’
0
2
la consistencia puede ser establecida con el valor de M correspondiente a la misma currimiento del hormigón que lo llena,
HORMIGON DE
BUENA CALIDAD
2
<2
•0
2
2
*
HORMIGON PARCIALMENTE

.
LAVADO
2
compactación antes señalada aumentado en dos puntos, para compensar la pérdida de alimentando en forma constante de manera
2 'o

granos finos causado por el rechazo.


MT
P
6
que éste se produzca a boca llena, sin
la dosis de cemento debe ser también aumentada en el porcentaje previsible para el incorporación ni arrastre de aire, y a nivei
rechazo, de acuerdo al procedimiento de colocación que se emplear á 7

El hormigón proyectado ha encontrado amplia aplicación en la práctica, pudiendo citarse como


superior lo más constante posible. El ex
tremo inferior del tubo debe permanecer
-
FIG. 9.5 Colocación Hormigón Bajo Agua
tales la sustentación de excavaciones subterr áneas, el revestimiento de canales de pequeña constantemente embebido en el hormigón
sección transversal, el hormigonado de bóvedas c áscara, reparaciones superficiales de hormigo- depositado en el fondo hasta completar la
nes defectuosos, etc. cantidad prevista.

A continuación, el tubo debe ser desplazado a una nueva ubicación, o bien recomenzar el
proceso en un tubo adyacente si se emplean varios, repitiendo; el mismo proceso antes
9.5. Hormigonado Bajo Agua. descrito.

En las oportunidades en que debe colocarse hormigón en sitios inundados y no es posible agotar 9.6. Hormigón Compactado con Rodillo Vibratorio.
el agua gravitacionalmente o mediante bombeo, puede ser necesario recurrir a la colocación del
hormigón bajo agua.
En estos casos, el procedimiento habitual consiste en el empleo de tubos en forma similar a la Desde aproximadamente el año 1975 se ha venido utilizando en forma cada vez más extendida la
descrita en el 5.4. técnica del hormigón compactado con rodillo vibratorio u hormigón rodillado.
Sin embargo, dado que en este caso la colocación adquiere algunas características particulares Esta técnica consiste básicamente en el empleo de un hormigón de una muy baja fluidez, no
inherentes al hecho de que no existe visibilidad del hormigón en sitio, lo cual impide ejercer un medible mediante el asentamiento de cono, por lo que es posible utilizar rodillos vibratorios para su
control efectivo que permita corregir los defectos que pudieran producirse, es necesario tomar compactación.
precauciones especiales de dosificación y colocación, tales como las que se analizan en los
párrafos siguientes. Estas características marcan una serie de diferencias con respecto a los hormigones convenciona-
les, las que pueden esquematizarse en la forma que se resume a continuación.

112 113
Hormigones Especiales

a Dosificación
De esta manera, el proceso constructivo normalmente considera las siguientes etapas:
Para el hormigón rodillado no son directamente aplicables los métodos de dosificación del
hormigón convencional. - Fabricación mediante equipos de producción continua tipo “pug-miH”.
En primer término, el tamaño máximo del árido grueso se fija principalmente por condiciones
- Transporte mediante camiones tolva, traillas, cintas transportadoras o similares.
- Esparcido mediante bull-dozer en capas de 20 a 40 cm de espesor.
de segregabilidad del hormigón, oscilando éste entre 3 / 4” y 3”, según sea la aplicación que se - Compactación mediante rodillo vibratorio de peso estático de diez toneladas.
le dará.
- Terminación superficial, cuando corresponde, mediante rodillos de neumáticos.
Por su parte, para obtener la baja fluidez antes señalada, la dosis de agua normalmente La metodologí a señalada ha hecho el hormigón rodillado especialmente apto para su empleo
necesaria var í a alrededor de las cantidades que se señalan en la tabla siguiente según sea el en obras masivas, como son las presas gravitacionales y los pavimentos, en las cuales con el
tamaño máximo empleado en el hormigón:
desarrollo de procedimientos específicos de diseño y de construcción se ha logrado un uso
muy intensivo en este tipo de aplicaciones.

c Control de Calidad
Tamaño Dosis de El principal parámetro a controlar en relación con el hormigón rodillado es su densidad. Para
máximo agua (l /m3)
este objeto, posteriormente a la compactación del hormigón se efectúan determinaciones de la
3” 100 densidad en sitio, generalmente empleando densímetros nucleares. De esta manera, es posi-
V /2 110 ble establecer el grado de compactación obtenido y, eventualmente, aumentar el número de
3 / 4” 120 pasadas del rodillo hasta obtener la densidad mínima prevista.

Por otra parte, durante la ejecución de los ensayos previos para determinación de la compacta-
Dado que no es posible el empleo del asentamiento de cono para medir la fluidez, como ción óptima en sitio se efectúan ensayos en laboratorio que conduzcan a las mismas densida-
referencia debe señalarse que las cantidades señaladas corresponden aproximadamente a un des, los cuales se emplean posteriormente para medir la incidencia de las variaciones de
tiempo de 30 a 40 segundos en el plasticímetro VeBe mencionado en 3.2 . calidad de los constituyentes del hormigón.
Para determinar la granulometría más adecuada para el hormigón puede utilizarse como punto Paralelamente con los ensayos de densidad se realizan ensayos de resistencia, para cuya
de partida alguna curva de referencia similar a las del hormigón convencional, pero tal, que el evaluación se emplean los mismos criterios señalados en el Capítulo 8 para el hormigón
contenido de partículas de árido grueso mayor que 5 mm no supere, ni que el contenido total de convencional.
partículas de tamaño inferior a 0.08 mm, incluido el cemento, sea inferior a los valores de la
siguiente tabla en primera aproximación: 9.7. Hormigón de Alta Resistencia.
Tamaño Volumen real Volumen real de
La construcción de obras de cada vez mayor envergadura, especialmente en el área de las obras de
máximo de árido grueso partículas finas edificación, ha impulsado la obtención de resistencias cada vez más elevadas en el hormigón.
3” 50% 8% La literatura técnica sobre esta materia informa que en los países de mayor desarrollo económico
11/2” 55% 10% como Estados Unidos y Japón ya se está haciendo frecuente el empleo de hormigones con
3 / 4” 60% 12%
resistencias especificadas cercanas a los 800 kg / / cm2 o superiores.

Aun cuando el hormigón de alta resistencia no es propiamente un tipo distinto del convencional,
Estas caracter ísticas del hormigón deben ser verificadas, por lo que antes de su uso en obra requiere del uso de la tecnologí a del hormigón en su más alto nivel, por lo que es conveniente tener
debe partirse empleando dosificaciones tentativas y verificar su comportamiento real en terra- un conocimiento de sus características.
plenes de prueba, empleando los mismos equipos y técnicas constructivas que se empleará en
la obra. Por definición, un hormigón de alta resistencia es aquel que, estando constituido por los materiales
de uso habitual, tiene una resistencia especificada superior a los de producción normal.
Esta verificación debe apuntar principalmente a la verificación del grado de compactación
obtenido y de su segregabilidad. En nuestro país, bajo la definición anterior, puede estimarse que un hormigón de alta resistencia es
el que tiene una resistencia especificada superior a 500 kg / / cm2 .
b Métodos Constructivos
Para analizar las condiciones que debe cumplir un hormigón de alta resistencia es conveniente
Debido a las caracter ísticas antes señaladas, para el hormigón rodillado es posible emplear tomar como referencia los mecanismos por los cuales se produce la falla a compresión del hormi-
tanto para el transporte, la colocación y la compactación del hormigón los métodos usados gón.
habitualmente para el movimiento de tierras, lo que, unido a métodos potentes de fabricación,
como son los de producción continua de hormigón, deriva en la obtención de muy altos En los párrafos siguientes se describen estos mecanismos y se sacan las conclusiones relativas a
rendimientos de construcción. los hormigones de alta resistencia.

114 115
Hormigones Especiales

- Simplificación del costo del transporte interno.


a Falla por rotura del mortero del hormigón. Para superar este tipo de falla es necesario elevar - Ganancia de espacios para la ejecución de la obra.
al máximo posible la resistencia del mortero, para lo cual deben tomarse las siguientes medi- Simplificación en las labores de administración y supervisión de la obra.
das: - Disminución en instalaciones para el personal.
- Disminución de imprevistos.
Elegir un cemento que proporcione la mayor resistencia a la edad especificada. Esto - Disminución del costo del control de calidad.
plantea la conveniencia de considerar los cementos Portland para este objeto.
Utilizar la mínima razón agua/cemento con la mínima dosis de cemento posible. Para esta En todo caso, si todos los factores son debidamente ponderados, la experiencia real indica que
finalidad es importante considerar el empleo de un superplastificador. el costo del Hormigón Preparado es competitivo del producido en obra, particularmente si el
Optimizar el tamaño máximo del árido grueso. Este influye indirectamente sobre la resis- consumo de hormigón es importante.
tencia del mortero al inducir concentraciones de tensiones. Este punto debe ser evaluado
cuidadosamente al estudiar un hormigón de alta resistencia, pues la experiencia indica b Calidad del Hormigón Preparado. En este aspecto resulta evidente que la industrialización
que este óptimo está comprendido entre 3 / 8” y 1”. del proceso que representa la producción masiva de hormigones permite, por una parte,
Cuidadosa compactación para eliminar el aire normalmente atrapado en el hormigón. mecanizar y automatizar todas las etapas del proceso y también efectuar controles de calidad
Emplear una arena de granulometr í a gruesa, resultando adecuado para este objeto una más sistemáticos e intensivos que lo que normalmente es posible al efectuar la producción en
que se acerque al límite superior aceptado en NCh 163. la obra, puesto que a las Empresas productoras de Hormigón Preparado les resulta proporcio-
nalmente menos gravoso destinar recursos para estos rubros, motivo por el cual la calidad del
b Falla por adherencia entre el árido grueso y el mortero. Este aspecto es el que resulta más Hormigón Preparado alcanza normalmente un adecuado nivel de garantía para el usuario.
dif ícil de mejorar. Para ello puede visualizarse que el árido grueso presenta las siguientes
caracter ísticas generales: De todas maneras, NCh 1934 estipula que el Proveedor del hormigón debe llevar un registro
continuo de su propio control de calidad de resistencias.
Superficie rugosa, preferentemente obtenidos por chancado.
Superficie limpia. Ello permite considerar las caracter ísticas de producción del Proveedor en la evaluación global
Buena forma, preferentemente cúbica. de la calidad del hormigón suministrado. Ello se hace a través del concepto de desviación
Módulo de elasticidad similar al del mortero del hormigón. Aridos de buena calidad, pero normal ponderado establecido por NCh 1934, calculada a partir de las desviaciones normales
no excesivamente duros. de todas las clases de hormigón producidos por el Proveedor, mediante la expresión:
c Falla por rotura del árido grueso. Esta falla es menos común y para preverla es necesario que
el árido grueso presente una adecuada resistencia a la compresión. A título referencial puede
considerarse como adecuado que el árido presente una resistencia algo superior a la especifi-
cada para el hormigón.
Sp = *
i
(N¡ - 1)
,
( N - 1)
Sf
en la cual:
Las condiciones señaladas indican adicionalmente que la mantención de las caracter ísticas exigi-
das a un hormigón de alta resistencia hacen necesario un permanente control de calidad, pues, = desviación normal ponderada de la Planta productora de Hormigón Preparado.
especialmente cuando la resistencia especificada es alta, cualquier falla en el cumplimiento de esas = número de muestras consideradas para el lote que representa a la clase i de hormigón.
condiciones pone en peligro su mantención en forma permanente. n = número de lotes representativos de las clases de hormigón consideradas en el c álculo
de sp.
s¡ = desviación normal de cada lote.
9.8. Hormigón Preparado. El valor de sp debe ser considerado en la evaluación estadística del cumplimiento de la resistencia
especificada del hormigón suministrado, de acuerdo al criterio de evaluación por el número total de
La construcción de una obra de hormigón puede realizarse directamente por el Constructor o bien muestras establecido en NCh 1998, según se describió en 8.2.2 a, considerando el valor del
sub-contratando la ejecución de algunos de los procesos que han sido analizados en este mismo parámetro t correspondiente a un número mayor de 30 muestras allí indicado.
texto.

De estos procesos, está siendo habitual la contratación de la producción del hormigón con empre- c Coordinación entre Constructor y Proveedor. Este es un aspecto de gran importancia, que
sas especializadas en el rubro, de las cuales existen ya varias en nuestro país que atienden en debe ser debidamente sopesado al contemplar el empleo del Hormigón Preparado, puesto que
diferentes ciudades y que en el año 1991 superaron el millón de metros cúbicos de producción. el hecho de fabricar el hormigón en un sitio distinto al de la obra implica necesariamente un
tiempo de transporte entre ambos y un tiempo de descarga del hormigón en la obra.
Dada la magnitud que este servicio ha alcanzado, ha sido sometido a normalización a través de NCh
1934 a partir de 1990, en particular en lo que concierne a sus aspectos técnicos, pues la adopción de De acuerdo a NCh 1934, el tiempo total ocupado no debe exceder de dos horas, de tal manera
este procedimiento de suministro implica varias consecuencias para la ejecución de la obra, aspec- que necesariamente la obra debe estar preparada para la recepción sin demoras.
tos que deben ser analizados con respecto a lo que significa la autoproducción. Entre ellos pueden
mencionarse: La recepción del hormigón debe, además, quedar sujeta a una serie de formalidades en lo
relativo al registro de la entrega, cuyos aspectos están también regulados detalladamente por
a Costo del Hormigón Preparado. En general, esta comparación es dif ícil, puesto que existen NCh 1934, la que puede ser consultada al respecto.
diversos aspectos que no son f áciles de ponderar, pero que tienen incidencia significativa en el
Por otra parte, el Proveedor debe disponer de los recursos necesarios de recepción y despacho
costo, tales como:
de los pedidos para entregar el suministro oportunamente.
116 117
Hormigones Especiales

De acuerdo a los conceptos resumidos en los párrafos anteriores, puede verse que el empleo del b Procedimiento constructivo
Hormigón Preparado representa ventajas de calidad a un costo adecuado para el usuario, pero
implica también responsabilidades compartidas que deben ser necesariamente asumidas por Tal como se indicó anteriormente, la primera fase de la aplicación de este procedimiento
ambas partes para lograr la mayor eficiencia en su utilización. constructivo incluye la colocación de las armaduras que van a ser embebidas posteriormente
con mortero.

9.9. Ferrocemento. Las armaduras utilizadas para este objeto son de tres tipos principales:

La tecnología del ferrocemento es tan antigua como el hormigón armado, pues constituye la Las armaduras estructurales, es decir las necesarias por razones de diseño de la pieza en
metodologí a empleada por Joseph Lambot para sus primeras patentes de hormigón armado en construcción.
1852. Sin embargo, sólo adquirió su actual desarrollo a partir de 1945, en que Pier Luigi Nervi la
adoptó como solución para la construcción de navios y edificios de gran envergadura. Armaduras de soporte suplementarias, llamadas también armaduras discretas, que están
también constituidas por acero de tipo estructural de pequeño diámetro, generalmente
La fabricación del material ferrocemento consiste básicamente en la colocación de un mortero entre 4 y 12 mm. Complementan el rol de las armaduras estructurales, pero su papel
plástico ya sea manual o mec ánicamente sobre mallas de acero convenientemente dispuestas, de principal es servir de soporte a las mallas que se describen en el párrafo siguiente.
manera que puedan sustentar el mortero y éste penetre en su interior y las recubra totalmente.
Mallas del tipo de las descritas en el punto a), llamadas también armadura difusas, que van
Con el procedimiento descrito, si, además, las mallas son dispuestas de manera que tengan la uniformemente distribuidas en varias capas en la masa del elemento, las cuales sirven de
forma del elemento que se desea construir, es posible obtener directamente terminados elementos soporte al mortero que rellena finalmente la pieza, apoyándose en las armaduras de
de formas complejas, sin necesidad de recurrir a moldajes complicados. soporte.

Esta última es precisamente la característica que hace interesante la aplicación de este sistema Su cantidad debe ser fijada de manera que, por una parte, proporcione un soporte
constructivo, con el cual se han hecho numerosas aplicaciones, algunas de importante magnitud, adecuado al mortero, pero dejando los huecos necesarios para que éste penetre y rellene
entre las cuales pueden mencionarse: con facilidad el espacio interior.

- Elementos prefabricados para viviendas, edificios, galpones y recintos para reunión de perso- Deben ir, además, firmemente adheridas a las armaduras de soporte mediante amarras
nas. de alambre espaciadas a no más de 30 cm entre sí o mediante puntos de soldadura, de
- Silos y estanques para almacenamiento de granos y agua, respectivamente. manera de constituir un conjunto que mantenga inalterable su posición durante la coloca-
Embarcaciones y navios de diferentes dimensiones. ción del mortero. Su cuantí a oscila entre 1 y 8% según sea la magnitud de la pieza a
- Estructuras para muelles y puertos tanto flotantes como submarinas. construir.
- Elementos decorativos y artí sticos, tales como esculturas y muebles.
Una vez colocadas las armaduras, se procede a la aplicación del mortero.
En los párrafos que siguen se describen los principios básicos que rigen su aplicación.
Este debe ser dosificado en una proporción cemento/arena = 1:1.5 ó 2.5 en peso, la cual se
a Caracter í sticas de los materiales. Tal como se indicó anteriormente, el ferrocemento está elige de manera de tener una razón agua/cemento que, asegurando la fluidez necesaria
compuesto principalmente por un mortero colocado sobre armaduras de acero. para permitir la fácil penetración del mortero, permita obtener la resistencia especificada
para el mortero.
El mortero est á constituido por los materiales que lo conforman habitualmente, es decir cemen-
to, arena, agua y aditivos, los cuales deben cumplir en principio las caracter ísticas señaladas en Su colocación se efectúa generalmente en forma maní al, depositando el mortero sobre
el Capítulo 2 para los materiales componentes de los hormigones. las mallas de armadura difusa y presionando con una llana para lograr la mayor compaci-
dad posible. Esta colocación puede efectuarse en una o dos etapas.
Por su parte, para las armaduras se utilizan dos tipos de materiales:
En el primer caso, el mortero atraviesa todo el espesor del elemento, partiendo desde una
- El acero normal para hormigón armado, el cual debe, en consecuencia, cumplir la Norma cara hasta aparecer por la opuesta.
NCh 204.
En el método en dos capas, el mortero se coloca desde una cara hasta aproximadamente
- Mallas de alambre prefabricadas de diversas disposiciones, tales como: la mitad del espesor, completando la colocación del resto aproximadamente una semana
después de colocada la primera.
- Mallas de alambre tejido, hexagonales y cuadradas.
- Malla soldada, cuadrada o rectangular. La terminación superficial se obtiene alisando la superficie en forma manual o bien con el
- Malla de metal desplegado. empleo complementario de moldes provisorios mientras se compacta.
- Malla Watson, consistente en alambres longitudinales rectos, sujetos mediante alam-
bres transversales ondulados. La compactación del mortero se efectúa por vibración, para eliminar al máximo posible el
aire atrapado, y se complementa con compactación manual durante la colocación.
Las mallas de alambre están normalizadas en nuestro paí s por NCh 218, pero ella no
abarca en su totalidad las señaladas anteriormente, por lo que para su empleo puede La metodologí a descrita puede ser aplicada directamente en sitio o bien para la construcción de
tomarse como referencia las normas extranjeras pertinentes, tales como las ASTM. elementos prefabricados, lo cual aumenta el grado de sus posibilidades de aplicación.
118 119
CAPITULO 10. APLICACION PRACTICA

10.1. Generalidades

Este Capí tulo está destinado a mostrar la aplicación de los principales conceptos contenidos en
los Capítulos anteriores.
Para este objeto se desarrollará una simulación basada en una obra en construcción, de
mediana magnitud, analizándose la aplicación de la tecnologí a de hormigones para cada una de
las etapas por las cuales normalmente pasa.

10.2 Condiciones del Proyecto

Se indican a continuación las principales caracter í sticas supuestas para el Proyecto:

• Volumen de hormigón: 1500 m3

• Tipos de hormigón:

•• Hormigón de fundaciones:hormigón simple grado H10


•• Hormigón estructural: hormigón armado grado H25
La Figura 10.1 indica en forma esquemática las principales caracterí sticas de los elementos
incluidos en la obra.

Condiciones ambientales:
Temperatura media: 23°C
Humedad media: 60%
Dí as anuales con temperaturas bajo y sobre 0°C:31
Promedio anual de lluvia :425 mm
Suministro de áridos
Proveedor local, explota un pozo ubicado en zona costera
Control de calidad: sin control propio sobre sus materiales
Instalaciones de faena
Fabricación de los hormigones: planta de 5 m3/h de capacidad de producción
Transporte y Colocación de los hormigones:

•• Hormigón de Fundaciones: vaciado directo mediante carretillas


•• Compactaciónestructurales
Hormigones : bomba colocadora
•• : por vibración

Control de calidad previsto


Se ha previsto efectuar un control de calidad que incluye :

•• Ensayos
Medición del asentamiento de cono, con un mí nimo de seis controles diarios
diez
•• muestras de resistencia de los hormigones estructurales, con un mínimo de

121
Aplicación Práctica

Malla Arido
10.3.Calificación del Suministro de Aridos Grava Gravilla Arena
Real Exigida Real Exigida Real Exigida
10.3.1. Control de los áridos 40 100 90-100
25 47 20-55
Dado que el Proveedor de los áridos no posee antecedentes sobre ellos, se ha solicitado a un
Laboratorio efectuar un análisis de los áridos. El Laboratorio ha recomendado efectuar análisis 20 14 0-15 100 90-100
fí sico y quí mico, entregando el siguiente Certificado. 12.5 1 0-15 70

CERTIFICADO 10 36 20-55 100


5 2 0-10 100 95- 100
Análisis Fí sico de Aridos
2.5 77 80-100
1.25 58 50-85
Granulometría
Porcentajes acumulados que pasan 0.62 37 25-60
Malla Grava Gravilla Arena 0.31 15 10-30
40 100 0.16 5 2-10
25 47
20 14 100
12.5 1 70
10 36 100 Para efectuar la comparación se han considerado los porcentajes obtenidos en el ensayo de
5 2 78 Laboratorio, excepto en el caso de la arena, para la cual la granulometrí a real ha sido referida
2.5 1 60 como pasando totalmente por la malla de abertura 5 mm , pues ésa es la condición definida por la
1.25 45 Norma para este material. Esta conversión se ha efectuado dividiendo los porcentajes a partir de
0.63 29
12
la malla de 5 mm por 0.78, valor que corresponde al que pasa por ella.
0.32
0.16 4 Se observa que los porcentajes exigidos se cumplen satisfactoriamente, excepto para la arena
Densidad real 2.72 2.71 2.68 en la malla de 2.5 mm , aun cuando la deficiencia registrada es demasiado pequeña para
Dens. Aparente 1.54 1.52 1.75 ser considerada significativa.
Absorción 0.7 0.9 1.7
Materia Orgánica Sin color a2 Condición de contenido de granos finos.
Finos < 0.080 mm 0.4% 0.7% 2.8%
Desintegración 5% 8% 11% Los valores obtenidos en Laboratorio deben compararse con los señalados en la Tabla 2.6 del
Capí tulo 2, comparación que arroja los siguientes resultados :

Análisis Químico de Aridos Valores


Real Exigido

Sulfatos 4 x 10 - 5 8 x 10 - 5 12 x 10 - 5 Grava 0.4% 0.5%


Gravilla 0.7%
Cloruros 8 x 10 - 5 12 x 10 - 5 15 x 10 - 5 Arena 2.8% 5.0%

Para los valores de Norma se han utilizado los correspondientes a hormigón y áridos normales ,
tomando en consideración las condiciones de obra ( hormigones no sometidos a desgaste) y la
procedencia de los áridos ( materiales naturales , no chancados).
10.3.2. Evaluación de Resultados
La comparación presenta, sin embargo, una indeterminación proveniente del hecho que la
Los resultados de los análisis efectuados deben ser evaluados en la forma señalada en la parte Norma indica sólo un valor para una grava con granulometrí a continua entre 40 y 5 mm, en
pertinente del Capítulo 2, tal como se señala en los párrafos que siguen. circunstancias que los áridos que se usarán en obra están separados en grava y gravilla.

a Condición de trabajabilidad Por este motivo, en estricto rigor , la comparación debe efectuarse entré la combinación que se
emplear á de ambos y el valor de Norma. Dado que la proporción de mezcla no se conoce, puede
a1 Condición de Granulometr í a. hacerse una estimación suponiendo que la mezcla se efectúa en la relación grava/gravilla = 4/1,
con lo cual el contenido de finos para esta grava ficticia ascenderí a a 0.46%, que es ligeramente
Para verificar esta condición debe compararse la granulometrí a de los áridos con las señaladas inferior al valor aceptable.
en la Tabla 2.1 del Capítulo 2, comparación que puede resumirse como sigue: La arena, en cambio, puede compararse directamente, presentando un valor aceptable.
122 123
Aplicación Práctica

a3 Condición de forma de los granos. desintegración con sulfato de sodio. Los valores obtenidos pueden compararse con los
exigidos de acuerdo a la siguiente tabla:
Este par ámetro no ha sido controlado, por estimarse que, por ser de origen natural, su forma
debe ser aceptable . Valores (%)
Reales Exigidos
a4 Condición de porosidad.
Grava 5% 10%
Para este par ámetro la tabla comparativa puede establecerse en la siguiente forma : Gravilla 8%
Arena 11% 12%
Valores
Real Exigido
Grava 0.7% 2% Nuevamente se presenta la indeterminación del valor de Norma para el árido grueso , la cual
Gravilla 0.9% puede levantarse en la misma forma señalada para el contenido de granos finos , aun cuando
Arena 1.7% 3% también en este caso dicha ponderación es de validez dudosa. En todo caso, se observa que los
resultados del control de los áridos son inferiores a los exigidos, tanto para los áridos gruesos
como para la arena y, en consecuencia, aceptables.
También en este caso existe la misma indeterminación señalada para el contenido de granos
finos. Aun cuando es más dudosa que en este caso puede efectuarse la misma ponderación
CONCLUSION Los áridos muestran resultados aceptables en todos los aspectos evaluados.
Aunque ellos no cubren totalmente los señalados al respecto en el Capí tulo 2, dado que
antes señalada, pero, dados los valores controlados para grava y gravilla puede observarse que
representan los de mayor importancia para el caso particular en análisis, se estima que su
cumplen ampliamente la condición de Norma, al igual que sucede con la arena.
empleo es recomendable.
b Condición de resistencia propia
En caso que ésta no hubiese sido la situación, es conveniente efectuar un análisis de los puntos
Esta condición no ha sido verificada, pues la observación de los áridos indica que est án de falla observados y de su magnitud para tomar una decisión respecto del empleo de los áridos
compuestos por partículas sanas, información que es suficiente para la naturaleza de los o su reemplazo por otros de un distinto suministro.
hormigones de la obra.
En principio se estima que este análisis puede efectuarse en base a la ejecución de mezclas de
c Condición de Estabilidad Fí sico-química prueba y ensayos de resistencia si las deficiencias registradas se observan en el cumplimiento
de algún aspecto relacionado con las Condiciones de Docilidad o Resistencia Propia,
c1 Estabilidad quí mica. debiendo, en cambio, sustituirse los áridos si ellas provienen de la Condición de Estabilidad
Fí sico-Química.
Se ha verificado el contenido de materia orgánica de la arena, la cual ha demostrado un valor
aceptable en el ensayo colorimétrico usado para este objeto.
Además, dado que el yacimiento de extracción de los áridos est á ubicado cerca de la costa, se
ha verificado el contenido de sales.
Para efectuar la comparación con los valores de Norma, debe calcularse el aporte total de sales
proveniente de los áridos. Ello implica conocer las cantidades por metro c úbico en que intervie- 10.4. Determinación de las Dosificaciones de los Hor-
nen los áridos en los hormigones de la obra.
Dado que éstas no se conocen, puede efectuarse una verificación preliminar , con cantidades migones
supuestas, adoptando valores probables , como por ejemplo 900 kg/m3 para la grava, 250 kg/m3
para la gravilla y 850 kg/m3 para la arena, con los cuales se obtiene la siguiente tabla de
comparación :
Valores (kg/m3) Una vez calificados los áridos que se emplearán en la obra, es necesario efectuar el estudio de
las dosificaciones de los hormigones. En este caso se estudiarán dos tipos de dosificaciones :
Reales Exigidos una para el hormigón de fundaciones y otra para los hormigones estructurales.
sulfatos 0.16 0.60
cloruros 0.23 1.20 Para este objeto se emplear á el Método de Faury para Dosificación de Hormigones, de acuerdo
a la metodologí a explicada en el Capí tulo 7. A título comparativo se determinará también su
dosificación empleando el Método ACI, de manera de visualizar en forma práctica las caracterí s-
ticas de cada uno y los resultados a que conducen.
Se observa que los valores obtenidos son significativamente inferiores a los exigidos, por lo que
no es necesario una comprobación posterior con las cantidades efectivas de la dosificación de a Determinación del tamaño má ximo
los hormigones.
De acuerdo al criterio utilizado por Faury es necesario determinar los radios medios de
c2 Estabilidad fí sica. moldajes y de enfierraduras, para, mediante ellos, establecer el tamaño máximo más
adecuado. Los c álculos respectivos aparecen en la Figura 10.2 y se sintetizan en la tabla
Las condiciones ambientales de la obra indican que en el lugar de la obra existen dí as con siguiente, de acuerdo a las caracter ísticas de los elementos indicadas en la Figura 10.1 :
temperaturas sobre y bajo 0o C , por lo que se ha efectuado la verificación mediante el ensayo de
124 125
Aplicación Práctica

2 Ó 10
VIGAS
SJA R=
20 x 40 x 100
= 6 . 6 7 c m.
1 1
4 012 2 x ( 20 40 ) x 100

1.5 o 1.5 o
CM
6.70 x 20 x 100
E 0 6 A 2O E CÍ 6 A 2 0 „ i r = = 2 . 5 1 c m.
2 ( 6.70 4 20 ) x 100

20
3012
PILARES
2Q
PILARES 20 x 20 x 100
R= = 5 . 0 0 c m.
VIGAS 4x 20 x 100

0 8 A 15 r= 16.5 x 16.5
4 . 1 3 c m.
4 x 16.5

MUROS
LOSAS 100 x 100 x 15
R= 7. 5 0 c m.
2 x100 x 100

15 x 15
r = = 3 . 7 5 c m.
4 x 15
0 8 A 15

LOSA
100 x 100 x 12
R= = 1 2 . 0 0 c m.
lOOx 100
o
<£>

r= 15 x 15
3 . 7 5 c m.
4x15

30 MUROS
HORMIGON ARMADO
FUNDACION
R= 100 x 100 x 30
= 1 5.00 cm
FUNDACION 2 x 100 x 100

FIG. 10.2 Cálculo de los Radios Medios de Moldaje y Armaduras.


FIG. 10.1 Dimensiones y Armaduras de los elementos

126 127
.* . Aplicación Práctica

Características Radios Medios (cm) Tamaño Máximo


Elemento Dimensiones Armaduras R r R /r (mm) Tipo de Hormigón Asentamiento
de Cono (cm)
Viga 20x40 3012- Eü6/20 6.67 2.51 2.66 1.12x25.1 = 28.1
Pilar 20x20 4 12- En6/ 20 5.00 4.13 1.16 0.80x 50.0 = 40.0 Fundaciones 4 - 6
Muro 15 DM 08/15 7.50 3.75 2.00 1.12x37.5 = 42.0 Estructurales 8 - 10
Losa 12 DM 08/15 12.00 3.75 3.20 1.12 x37.5 = 42.0
Fundación 30 x60 15.00 0.80x 150 = 120
Con estos asentamientos, los coeficientes Ky ’
K deben adoptar los siguientes valores :
Se observa que los radios medios de los elementos considerados conducen a valores del Tipo de Hormigón
tamaño máximo cercanos o superiores a 40 mm, con excepción de la viga, cuyo valor es Valores de los Coeficientes
.
sensiblemente menor Ello se debe a que el radio medio de la armadura ha sido calculado K K
para la armadura inferior de la viga, lo cual es discutible, pues sólo un pequeño porcentaje Fundaciones
del hormigón la atravesará, siendo en consecuencia una condición exagerada. 0.345 0.002
Estructurales 0.365 0.002
Se estima razonable adoptar el valor de 40 mm, que constituye el tamaño máximo de la
grava suministrada. Con este tamaño máximo, los valores de P a adoptar para la dosifica-
ción son :
Comparación con el Método ACI . EI métodoACI
determina el asentamiento de cono
recomendable de acuerdo con la Tabla 7.2, indicando
los siguientes valores :
Elemento Valor de P
Tipo de Elemento Asentamiento
Viga No se considera de Cono (cm)
Pilar 40/50 = 0.80
Muro 40/1.45x37.5 = 0.74 Viga, losa, muro 5 - 10
Losa 40/1.45x37.5 = 0.74 Pilar 5 - 10
Fundación 40/150 = 0.27 Fundaciones 2 -7

De acuerdo a los resultados anotados, se adoptará para los elementos estructurales P = Obsérvese que los asentamientos recomendados
por ACI presentan un intervalo muy amplio de
0.80, que constituye la situación más desfavorable, y P = 0.27 para los de fundación. variación y que, además, son independientes
de los métodos de transporte, colocación y compacta
ción. En todo caso, los obtenidos al aplicar los -
criterios del punto 5.4 están comprendidos dentro de
Comparación con el Método ACI . La Tabla 7.2 del Método ACI indica los siguientes dicho intervalo.
tamaños máximos recomendables para los elementos incluidos en la obra.
c Determinación de la Consistencia
Elemento Tamaño Máximo En relación con este parámetro, debe determina
rse la
Viga 20 - 40 mm condiciona la granulometr ía total correspondiente a ordenada Z de la Curva Ideal, el cual
la consistencia más adecuada.
Pilar
Muro
20 - 40 mm
20 - 40 mm
Esta queda, a su vez, definida por el coeficiente M
se señaló en el Capítulo 7, debe ser concordan
_
señalado en la Tabla 7.10, el cual, como
te con los coeficientes K y K \ ya definidos en
Losa 20 - 40 mm el punto 2 anterior.
Fundación 75 mm Sobre esta base, los coeficientes M a adoptar para
cada tipo de hormigón son los señalados
en la tabla que se inserta a continuación :

En esta tabla, la viga y la fundación han sido asimiladas a las condiciones exigidas para los Tipo de Hormigón Valor de M
muros.
Considerando que, en general, las dimensiones mínimas de los elementos considerados se Fundaciones 25
Estructurales
acercan a las máximas del rango en que están comprendidas, los tamaños máximos deben 29
acercarse a los valores máximos señalados, esto es 40 mm.
Se observa que el criterio de este Método conduce a un valor similar al del Método de Faury Ellos a su vez definen los valores de las
ordenadas Z siguientes :
para el tamaño máximo, con una tendencia a recomendar una dimensión algo menor para
él. Hormigón de Fundaciones:
500 x 0.002
Z = 25 + 17.8 x 2.09 + 63
b Determinación de la Fluidez. Considerando los procedimientos de transporte, colocación y
compactación que se utilizar án en obra, los asentamientos de cono deben definirse para dos 0.80/0.27 - 0.75
tipos de hormigón, de fundaciones y estructurales, siendo recomendables, según lo indicado al
respecto en el punto 5.4 del Capítulo 5, los siguientes:
128
129
Aplicación Práctica

En consecuencia, se adoptarán las siguientes razones agua/cemento :


Hormigones Estructurales :

Z = 29 + 17.8 x 2.09 +
500 x 0.002
70 •

Hormigón de Fundaciones: A/C = 0.75
Hormigones Estructurales: A/C = 0.47
0.80/0.80 - 0.75
Comparación con el Método ACI Tal como sehaindicado los
razón agua/cemento son comunes a los dos métodos. En
.
criterios para determinar la
consecuencia, los valores son los
Comparación con el Método ACI El Método ACIestablece indirectamente la consistencia a mismos ya calculados.
través de la dosis de arena, la cual se calcula una vez establecidas las dosis de los restantes
materiales. Ello implica el conocimiento del módulo de finura de la arena, el que, en estricto e Determinación de la Dosificación
rigor, debe determinarse para la fracción bajo 5 mm, y que, en este caso , vale, de acuerdo a
la definición dada en el punto 2.2.2 del Capítulo 2: En conformidad a lo indicado en el Capítulo 7, las definiciones dadas en
los puntos a a d
anteriores permiten el c álculo de la dosificación final en la forma que se señala en los puntos
Módulo de Finura arena = (600 - (78 + 60 + 45 + 29 + 12 + 4)/0.78)/100 = 3.08 que siguen a continuación.

d Determinación de la razón agua/cemento Para ello es necesario previamente definir el posible empleo de aditivos. En el caso
analizado, las condiciones ambientales indican la existencia de ciclos de hielo-deshielo, por
Debe definirse en función de los parámetros señalados en las Tablas 7.4 y 7.5 para el lo que es conveniente examinar su importancia relativa. Para ello, en el punto 4.6.1 a del
Método ACI, siendo este aspecto común para ambos Métodos de Dosificación. Capítulo 4 se señaló como criterio el Indice de Meteorización ASTM, el cual en este caso
Para el objeto de la primera, las condiciones aplicables según la Tabla 7.4 pueden conside- alcanza el siguiente valor :
rarse las siguientes :

• Hormigón de Fundaciones:
Hormigón protegido de la intemperie: razón A/C máxima a definir por resistencia.
Indice de Meteorización = 31 x 42.5 = 1318 > 1270
En consecuencia, es conveniente tomar medidas precautorias, mediante el uso de un
• Hormigones Estructurales:
Secciones moderadas, al aire : razón A/C máxima = 0.55
aditivo
incorporador de aire. De acuerdo al tamaño máximo determinado para el árido más grueso, el
porcentaje de aire debe ser de 4%, en conformidad a lo recomendado en la Tabla 6.1 del
Capítulo 6.
Desde el punto de vista de la resistencia, la razón agua/cemento aplicable se extrae de la
Tabla 7.5, debiendo calcularse previamente la resistencia media requerida para cumplir la • Dosis de agua.
resistencia especificada según Proyecto. Para ello, es necesario definir la desviación típica y Los valores definidos en los párrafos 1 y 2 permiten establecer las dosis de agua en las
la fracción defectuosa aplicables. El nivel de control de calidad establecido para la obra cantidades siguientes :
puede ser calificado de bueno. Con esa calificación, la desviación típica probable, según lo
señalado en la Tabla 8.5 es de 40 kg/cm2.
•• Hormigón de Fundaciones:
Como, por otra parte, se trata de establecer la dosificación de partida, es conveniente 0.002
establecer un margen adicional de seguridad, se adoptará un valor de 50 kg/cm2. A = 1000x (0.345/2.09 + ) = 166 l/m3
la
La fracción defectuosa y el valor k .correspondiente pueden definirse en conformidad a 0.80/0.27 - 0.75
naturaleza de los elementos en los siguientes valores :
•• Hormigones Estructurales :
Tipo de Hormigón Fracción defectuosa Valor de k 0.002
A = 1000x (0.365/2.09 + )= 183 l/m3
Fundaciones 20% 0.84
0.80/0.80 - 0.75
Estructural 10% 1.28
Este último resultado debe corregirse por el uso de aire incorporado , rebajando la dosis de agua
en 10% por el efecto plastificador de este aditivo, quedando en consecuencia igual a :

De acuerdo a ellos, pueden definirse las resistencias medias requeridas y las razones A 183 x 0.90 = 165 l/m3.
agua/cemento en la siguiente forma :
Comparación con el Método ACI. La dosis de agua queda definida por la Tabla 7.3, en
Tipo de Hormigón Resistencia media Razón agua/cemento conformidad al asentamiento de cono y al tamaño máximo, en los siguientes valores:
(Kg/cm2) (Según Tabla 7.5)
•• Hormigones
Hormigón de Fundaciones: A = 163 l/m3
Fundaciones
Estructurales
100 + 0.84x50 = 140
250 + 1.28x50 = 315
0.75
0.47 •• Estructurales: A = 158 l/m3
Puede observarse que los resultados son similares, aunque algo inferiores para el Método ACI.

• Dosis de cemento.
130 131
Aplicación Práctica

Queda definida por el cuociente entre la dosis de agua y la razón agua/cemento, por lo que sus Además deben determinarse los Indices Ideales de ambos tipos de hormigones, lo cual se
valores serán: resume en la tabla siguiente:

•• Hormigón de fundaciones: C = 166/0.75 = 221 kg/m3


Hormigón de Fundación Hormigones Estructurales
Para los hormigones estructurales, a la dosis de agua debe adicionarse el aire incorporado. En
consecuencia, la dosis de cemento necesaria será: Malla Indice Yi Ayi iAyi Yi Ayi iAyi
40 0.087 100 30 2.160 100 18 1.566
•• Hormigones Estructurales: C = (165 + 40)/0.47 = 435 kg/m3
25 0.119 70 3 0.357 92 12 1.428
Es conveniente notar que, sin el uso de aire incorporado, la dosis de cemento sería de 183/0.47
= 389 kg/m3, es decir, alrededor de un 10% inferior.
20 0.152 67 7 1.064 70 7 1.064
12.5 0.189 60 4 0.756 63 4 1.756
Debe, además, recordarse que las dosis mencionadas son las de partida, pudiendo rebajarse de
acuerdo a los resultados obtenidos en obra. 10 0.246 56 9 2.214 59 9 2.214
5 0.340 47 8 2.720 50 9 3.060
Comparación con el Método ACI . Este conduce a los siguientes resultados:
2.5 0.496 39 7 3.472 41 7 3.472
1.25 0.664 32 7 4.648 34 7 4.648
•• Hormigón de fundaciones:
Hormigones Estructurales:
C = 163/0.75 = 217 kg/m3
C = (158 + 40) /0.47 = 421 kg/m3 0.63 0.730 25 5 3.650 27 5 3.650
0.32 0.774 20 5 3.870 22 5 3.870
algo inferiores, debido al uso de una menor dosis de agua.
0.16 0.995 15 15 14.325 17 17 16.325
Indices Ponderales 39.686 41.963

• Dosis de Aridos. El cálculo de la dosis de áridos hace necesario la determinación de los


Indices Ponderales de los Aridos, la cual se resume en la tabla siguiente:
Dado que para la construcción de la obra se ha previsto el empleo de tres áridos, para la
obtención del mejor ajuste a la Curva Ideal se necesita disponer de dos ecuaciones de igualación
Malla Indice Yg Ayg ¡Ayg Ym Aym ¡Aym Yf Ayf ¡Ayf
de Indices Ponderales. Para este objeto, de acuerdo a los conceptos señalados en el Capítulo 7,
40 0.087 100 53 4.611 estos nuevos Indices Ponderales deben calcularse aproximadamente para el tamaño máximo de
la gravilla, es decir, para 20 mm.
25 0.119 47 33 3.927 100 30 3.570
20 0.152 14 13 1.976 70 34 5.168
Ello implica sumar los Indices Ponderales para las fracciones granulométricas inferiores a dicho
12.5 0.189 1 1 0.189 36 34 6.426 tamaño, valores que pueden obtenerse de las mismas tablas insertadas anteriormente y que
conducen a los siguientes resultados:
10 0.246 2 1 0.246 100 22 5.412

5 0.340 1 1 0.340 78 18 6.120


Material Indice Ponderal
2.5 0.496 60 15 7.440
Grava 2.165
1.25 0.664 45 16 10.624 Gravilla 12.180
0.730 29 17 12.410 Arena 52.018
0.63
Ideal Hormigón Fundaciones 36.719
0.32 0.774 12 8 6.192 Ideal Hormigones Estructurales 38.969
0.16 0.955 4 4 3.820

Indices Ponderales 10.703 15.750 52.018


Adicionalmente debe calcularse el porcentaje de volumen absoluto de cemento, mediante la
siguiente expresión:

217
Hormigón de Fundación: c= 0.087
1000 x (1-0.166) x 3.0

421
Hormigones Estructurales: c = 0.180
1000 x (1-0.223) x 3.0

132 133
Aplicación Práctica

Con los valores así calculados puede establecerse el sistema de ecuaciones que conduce a la °O 52
(
co
S
co
LO LO
LO
co O LO O O LO
C\J
LO
O
c\] C\J LO NCh 163
determinación de los porcentajes óptimos de combinación. Este será el siguiente, designado por
cvj
o o o
100
c, f, m y g los porcentajes de volúmenes absolutos de cemento, arena, gravilla, grava: //
4
90 /y
/
80
Hormigón de Fundación Curva Real
/
Curva de Faury
0.087 + f + m + g = 1 /
70
0.087 x 100 + f x 52.018 + m x 15.750 + g x 10.703 = 39.686 /
/.
0.087 x 100 + f x 52.018 + m x 12.180 + g x 2.165 = 36.719
60
v
cuya solución conduce a los siguientes resultados para f , m y g: /
50
f = 0.490
m = 0.130 40
g = 0.293
30
con los cuales las cantidades por metro cúbico de hormigón serán:
20
Arena = 1000 x (1 - 0.166) x 0.490 x 2.68 = 1095 kg/m3
Gravilla = 1000 x (1 - 0.166) x 0.130 x 2.71 = 293 kg/m3
Grava = 1000 x (1 - 0.166) x 0.293 x 2.72 = 665 kg/m3 10

Hormigones Estructurales o o o co C30


O LO CO -
T CO CVJ CVJ
CVJ co
co co ASTM 11
0.180 4 f + m 4 g = 1 ^
0.180 x 100 + f x 52.018 + m x 15.750 + g x 10.703 = 41.963 Fig. 10.3 Hormigón Estructural: Ajuste granulométrico obtenido.
0.180 x 100 4 f x 52.018 + m x 12.180 + g x 2.165 = 38.969
NCh 163
cuya solución conduce a los siguientes resultados para f , m y g: 100

f = 0.369 90
m = 0.198
g = 0.272 80

resultados que conducen a las siguientes cantidades por metro cúbico: 70


Arena = 1000 x (1 - 0.223 ) x 0.369 x 2.68 = 768 kg/m3
Gravilla = 1000 x (1 - 0.223 ) x 0.198 x 2.71 = 417 kg/m3 60
Grava = 1000 x (1 - 0.223 ) x 0.272 x 2.72 = 575 kg/m3
50
En las cifras anteriores se ha considerado la incorporación de aire para los hormigones
estructurales, mediante la introducción del factor (1 - 0.223), que incluye 40 l/m de aire
3
40
incorporado.
Comparación con el Método ACLEste determina la cantidad de grava a partir de la Tabla 7.6,
,
30
utilizando como par ámetros el tamaño máximo del árido más grueso y el módulo de finura de la
arena. Tomando en consideración los valores ya definidos para ellos, la mencionada Tabla 20
indica para la grava una cantidad de 690 l/m3.
10

Esta cifra debe multiplicarse por la densidad aparente de la grava para expresarla en peso, la
cual será: Grava = 690 x 1.54 = 1063 kg/m3. ASTM 11
De acuerdo a él y a las dosis de cemento calculadas, las dosis de arena respectivas serán:
Fig. 10.4 Hormigón de Fundación: Ajuste granulométrico obtenido.
134 135
Aplicación Práctica

Hormigón de Fundaciones

= 217/3.00 = 72.3 l/m


3 Hormigones Estructurales
Volúmenes reales: cemento
agua = 166/1.00 = 166.0 l/m3
Cemento = 421 kg/m3
grava = 1063/2.72 = 390.8 l/m3
Agua = 183 I /m3
Arena = 768 kg/m3
Suma de volúmenes absolutos = 629.1 l/m 3
Gravilla = 417 kg/m3
Volumen absoluto de arena 1000 - 629.1 = 370.9 Grava = 575 kg/m3

Cantidad de arena por m3 370.9 x 2.68 = 994 kg/m3


• Corrección por Humedad.

Este valor es algo inferior al señalado por el Método de Faury. Sin embargo, debe recordarse Las dosificaciones determinadas suponen el empleo de materiales secos, sin contenido de
que corresponde a arena bajo 5 mm. En consecuencia, para hacerlo comparable debe dividirse humedad.
por el porcentaje bajo dicha malla contenido en la arena, lo cual arroja el siguiente resultado:
Sin embargo, dado que éstos siempre tienen un cierto grado de humedad, es necesario efectuar
Dosis de arena integral = 994/0.78 = 1274 kg/m3 las compensaciones necesarias provenientes de esta condición. Tal como se ha señalado en el
punto 5.3.2 del Capítulo 5, esta corrección debe incluir:
el cual resulta significativamente superior al definido mediante el Método de Faury.
Descuento del agua de amasado del agua proveniente de la humedad de los áridos
Por su parte, a la cantidad calculada para la grava debe restarse la diferencia adicionada a la •• Compensación del peso de árido por concepto de la humedad contenida en ellos
-
arena, con lo cual ésta queda: Dosis de grava = 1063 280 = 783 kg/ m3.
En la tabla sjguiente se señalan ambas correcciones para valores típicos de humedad de los
Puede verse que el Método ACI conduce a una sobredosis de arena y un menor contenido de
grava que el Método de Faury. áridos. Ellos se usarán para efectuar las correcciones pertinentes, excepto que durante la
ejecución de la obra se constaten otros significativamente distintos:
Hormigones Estructurales.

Para estos hormigones los c álculos equivalentes indican los resultados que se anotan a
continuación:
Cantidades corregidas
= 421 /3.00 = 140.0 l/m
3
Volúmenes reales: cemento de áridos y agua por m3 de hormigón
agua = 183 /1.00 = 183.0 l/ m3
Material Humedad Tipo de hormigón
grava = 1063/2.72 = 390.8 l/m3
(%) Fundaciones Estructurales
Suma de volúmenes reales 713.8 l/m3 Arena 6 1095/0.94 = 1165 768/0.94 = 817
Volumen de aire incorporado 40 l/m3
Gravilla 2 293/0.98 = 299 417/0.98 425
Volumen real de arena 1000 - 713.8 - 40 = 246.2 kg/m3 =

Cantidad de arena por m3 246.2 x 2.68 = 660 kg/m3 Grava 1 665/0.99 = 672 575/0.99 = 581
Proporción de arena integral 660/0.78 = 846 kg/m3
Proporción de grava 1063 - 186 = 877 kg/m3
Agua 167 - (70 + 6 + 7) = 84 183 - (49 + 8 + 6) = 120

El resultado final presenta características similares a las señaladas para el Hormigón de


Fundaciones.
Resultado Final de las Dosificaciones.

Con las cifras señaladas en los puntos anteriores, los resultados de las dosificaciones básicas 10.5. Otras Propiedades de los Hormigones.
con los áridos en estado seco (en estricto rigor saturados, pero superficialmente secos), serán
los siguientes:

Hormigón de Fundaciones.
Los hormigones que han sido dosificados tienen implícitas ciertas propiedades, cuya determina-
Cemento = 217 kg/m3 ción no ha sido solicitada como condición, pero que en ciertas circunstancias puede ser
Agua = 167 l/m3 conveniente conocer. En este párrafo se las analiza, a título meramente referencial y con el
Arena = 1095 kg/m3 objeto de señalar la forma de establecerlas.
Gravilla = 293 kg/m3
Grava = 665 kg/m3

136 137
Aplicación Práctica

10.5.1. Resistencias a Edades Distintas de 28 días. 10.6. Control de Calidad.


a Resistencia a Compresión.
Puede establecerse mediante las expresiones señaladas en 4.3.1 c para la fórmula de Venuat. A Durante la ejecución de la obra se han efectuado los controles de asentamiento de cono y de
continuacióin, se muestra su aplicación para edades de 3, 7 y 90 dí as. resistencia previstos. Los resultados respectivos se han registrado en formularios ad hoc, de los
cuales se resumen a continuación las anotaciones correspondientes a tres días sucesivos de
Coeficientes Resistencia probable (kg/cm2) controles de asentamiento de cono y a las doce muestras de hormigón tomadas.
Tipo de hormigón
K2 3 7 90 (días)
K1
10.6.1. Controles de Asentamiento de Cono.
Fundaciones -96 200 73 295
Estructurales 34 200 129 203 424

HORMIGON DE FUNDACIONES HORMIGONES ESTRUCTURALES

b Resistencia a Tracción. Día N° Control Asentamiento Promedio N° Control Asentamiento Promedio


(cm) Móvil (2) (cm) Móvil (2)
La resistencia probable a tracción a 28 dí as puede estimarse a partir de la Tabla 4.1, arrojando 1 1/1 6 1/1 9
los siguientes resultados: 1 /2 5 6.5 1 /2 10 9.5
1/3 7 6.0 1/3 8 9.0
Tipo de Hormigón Resistencia a tracción (kg/cm2) 1/4 8 7.5 1/4 9 8.5
1/5 5 6.5
Directa Flexión Hendimiento 1/6 6 6.5
Fundaciones 14 27 17 1/7 4 5.0
Estructurales 25 46 31 2 2/1 5 4.5 2/1 12 10.5
2/2 7 6.0 2/2 12 12.0
2/3 7 7.0 2/3 11 11.5
2/4 6 6.5 2/4 10 11.5
10.5.2. Retracción Hidráulica. 2/5 10 10.0
2/6 9 9.5
Calculando el valor final de la retracción hidr áulica en 300 p/m, para una humedad relativa de 60% 3 3/1 7 6.5 3/1 10 9.5
según lo indicado en Figura 4.2, puede estimarse, a partir de la misma Figura, su valor a otras 3 /2 10 8.5 3/2 10 10.0
edades, como se indica a continuación: 3/3 6 8.0 3/3 12 11.0
3/4 6 6.0 3/4 11 11.5
3/5 5 5.5
Tipo de Hormigón Valores de los coeficientes CEB Valor Retracción ( ji/m ) 3/6 6 5.5
a P P 3/7 5 5.5
Fundación 0.55 1.1 30x10-5 7 0.20 0.55x1.1x300x0.20 = 33
28 0.40 0.55x1.1x300x0.40 = 66
90 0.59 0.55x1.1x300x0.59 = 107 El registro señalado muestra una parte de los controles de trabajabilidad realizados, pero permite
Estructuras 0.90 1.3 30x 10-5 7 0.20 0.90x 1.3x300 x0.20 = 70 establecer un adecuado cumplimiento de los asentamientos de cono previstos para ambos tipos
28 0.40 0.90 x1.3x300x0.40 = 140 de hormigones. Aun cuando se observan algunos puntos de control en que se ha excedido el
90 0.59 0.90x1.3x300x0.59 = 207 rango recomendado como aceptable (3-7 cm para el Hormigón de fundaciones y 7-11 para los
Hormigones Estructurales) , el promedio móvil no ha llegado hasta valores de rechazo (10 cm
para el Hormigón de fundaciones y 14 cm para los Hormigones Estructurales).

10.5.3. Módulo de Elasticidad.


Puede determinarse a partir de la expresión propuesta por el ACI, señalada en el punto 4.5.1 del 10.6.2. Controles de Resistencias.
Capí tulo 4, en la siguiente forma:
El registro de los controles de resistencia de los Hormigones Estructurales indica los resultados
que se tabulan a continuación:
Tipo de Hormigón Módulo de Elasticidad (kg/cm2)
Fundación 15.100 J 140 = 179.000
Estructurales 15.100 y 315 = 268.000

138 139
Indice

CAPITULO 1. GENERALIDADES
2
Muestra Resistencias (kg/cm )
1.1. Antecedentes históricos 7
N° 7 días 28 días
1.2. Caracter í sticas generales del hormigón 10
Individuales Promedio Promedio Móvil (3)
1 212 305 - 323 314
2 178 276 - 292 284
3 152 269 - 295 282 293 CAPITULO 2. MATERIALES PARA EL HORMIGON
4 192 325 - 342 333 300
5 238 366 - 355 360 325 2.1. Cemento 11
6 172 298 - 281 288 327 2.1 . 1 . Generalidades 11
7 136 247 - 265 256 301 2.1 . 2. Fraguado y endurecimiento de la pasta cemento 11
8 166 277 - 304 290 278 2.1.3. Clasificación de los cementos fabricados en Chile 12

2.2. Aridos 13
Cumplida esta primera etapa de muestreo, se decide efectuar un análisis para determinar si es 2.2.1. Generalidades 13
posible disminuir la dosis de cemento en uso. Se observa que el criterio de promedio móvil ha 2.2. 2 . Condiciones de los áridos 13
sido satisfactoriamente cumplido, puesto que éste ha sido siempre superior a la resistencia
especificada (250 kg/cm2) y no existen resultados individuales inferiores a 215 kg/cm .
2 2.3. Agua 20
2.3.1. Generalidades 20
Para asegurar un adecuado nivel de seguridad, se evalúa también globalmente las resistencias 2.3.2. Condiciones del agua 21
obtenidas. Los resultados indican:
2.4. Aditivos 21
Promedio obtenido = 300 kg/cm2
Desviación normal = 33 kg/cm2

Resistencia media necesaria 250 + 1.415 x 33 = 297 kg/cm2 CAPITULO 3. PROPIEDADES DEL HORMIGON FRESCO

El valor de resistencia media necesaria resulta muy cercano a la resistencia especificada, aun 3.1. Generalidades 23
cuando la desviación normal es inferior al valor estimado al calcular la dosificación de partida. Por
este motivo, no se variar á la dosis de cemento. 3.2. Medida de la Docilidad 23

En caso de no haber sido ésta la situación, puede contemplarse la corrección consiguiente de la 3.3. Procesos que Experimenta el Hormigón Fresco 24
dosis de cemento, usando para este objeto las fórmulas establecidas en el párrafo 4.3.1 de 3.3.1. Exudación del Agua de Amasado 24
Capítulo 4. 3.3.2. Variaciones de Volumen 26
3.3.3. Falso fraguado del Cemento 27
Los valores individuales de las resistencias a 28 dí as permiten, por otra parte, evaluar la calidad
de los ensayos de resistencia. Para ello es necesario calcular el rango medio de valores en la
forma señalada en el punto 8.3.2 del Capítulo 8, el cual en este caso tiene el valor que se tabula CAPITULO 4. PROPIEDADES DEL HORMIGON ENDURECIDO
a continuación:
4.1. Generalidades 29

4.2. Densidad del Hormigón 29


Muestra N° Intervalo
Individual 4.3. Resistencia del Hormigón . . . . 30
1 18 4.3. 1 . Resistencia a la Compresión 30
2 16 4.3.2. Resistencia a Tracción 33
3 26
4 27 4.4. Variaciones de Volumen 35
5 11 4.4.1. Retracción Hidr áulica 35
6 17 Rm = 0.887 x 160 / 8 = 17.7kg/cm
2
4.4.2. Retracción Térmica 39
7 18 41
4.4.3. Retracción por Carbonatación
8 27 Cm = 17.7/300 = 0.059 = 5.9%
4.5. Propiedades Elásticas y Plásticas del Hormigón 41
4.5.1. Propiedades Elásticas 41
La calidad del muestreo y ensayo de muestras puede calificarse de aceptable, por lo que es 4.5. 2. Propiedades Plásticas del Hormigón 43
conveniente prevenir de esta situación al Laboratorio para que normalice el muestreo y ensayo de
los hormigones de la obra.
140 141
4.6. Permeabilidad del Hormigón 43 CAPITULO 8. CONTROL DE CALIDAD DE OBRAS DE HORMIGON

4.7. Durabilidad del Hormigón 45 8.1. Generalidades 93


4.7.1. Acción de los Agentes Fí sicos .. 45
4.7.2. Acción de los Agentes Químicos 48 8.2. Evaluación de Resultados 94
8.2 . 1 . Conceptos Estadí sticos Básicos 94
CAPITULO 5. USO DEL HORMIGON EN OBRA 8.2. 2. Evaluación de Resultados de Resistencias 96
8.2.3. Evaluación de Resultados de Medición de Docilidad 99
5.1. Generalidades 51 8.2 . 4 . Evaluación de Resultados de Medición de Razón Agua / Cemento 99

5.2. Almacenamiento de los materiales 51 8.3. Evaluación del Control de Calidad Realizado 100
5.2.1. Almacenamiento del Cemento ... 51 8.3 . 1 . Calidad del Control Realizado 100
5.2 . 2. Almacenamiento del Agua 52 8.3 . 2. Calidad de los Ensayos empleados para el Control 100
5.2.3. Almacenamiento de los Aridos ... 52
8.4. Control del Hormigón en Sitio 101
5.3. Fabricación del Hormigón . . 53 8.4 . 1 . Ejecución de Ensayos no Destructivos 101
5.3 . 1. Medición de los Materiales 53 8.4.2. Ejecución de Ensayos Destructivos .... 105
5.3. 2. Amasado 54

5.4. Transporte del Hormigón 56 CAPITULO 9. HORMIGONES ESPECIALES

5.5. Ejecución del Hormigonado 61 9.1. Generalidades 107


5.5 . 1. Preparación Previa 61
5.5 . 2. Colocación del Hormigón 62 9.2. Hormigón Liviano 107
5.5.3. Compactación del Hormigón 66 9.2 . 1. Hormigones de Aridos Livianos 108
5.5 . 4. Tratamiento de la Superficie Final 69 9.2 . 2 . Hormigones con Aire incorporado en su Masa 108
9.2.3 . Propiedades de los Hormigones Livianos 108
5.6. Curado del Hormigón 71
9.3. Homigones Pesados 109
5.7. Reparación de Hormigones 72
5.7 .1 . Reparación de Fisuras 73 9.4. Hormigón Proyectado 111
5.7. 2. Reparación de Imperfecciones Superficiales 73 9.4 . 1 . Generalidades 111
5.7 .3 . Reparación de Zonas Cavernosas 74 9.4 . 2 . Colocación del Hormigón Proyectado 111

CAPITULO 6. USO DE ADITIVOS 9.5. Hormigonado Bajo Agua 112

6.1. Generalidades 75 9.6. Hormigón Compactado con Rodillo Vibratorio 113

6.2. Tipo de Aditivos 75 9.7. Hormigón de Alta Resistencia 115


6.2 . 1. Incorporadores de Aire 75
6.2. 2. Plastificadores 76 9.8. Hormigón Preparado 116
6.2.3 . Aceleradores 76
6.2. 4. Retardadores 77 9.9. Ferrocemento 118
6.2. 5 . Impermeabilizantes . .. 77
6.2. 6 . Microsí lice 77
CAPITULO 10. APLICACION PRACTICA
CAPITULO 7. DOSIFICACION DE HORMIGONES
10.1. Generalidades 121
7.1. Generalidades 79
10.2. Condiciones del Proyecto 212
7.2. Determinación de las Condiciones de Partida de la Dosificación 79
10.3. Calificación del Suministro de Aridos 122
7.3. Métodos de Dosificación 80 10.3 . 1 . Control de los Aridos 122
7.3 . 1. Método del American Concrete Institute 80 10.3 . 2 . Evaluación de Resultados 122
7.3. 2. Método de Faury para Dosificación de Hormigones . 85
7.3 .3 . Método de Valette para Dosificación de Hormigones 90 10.4. Determinación de las Dosificaciones de los Hormigones 125

142 143
1
10.5. Otras Propiedades de los Hormigones 137
10.5.1. Resistencias a Edades Distintas de 28 dí as 138
10.5.2. Retracción Hidr áulica 138
10.5.3. Módulo de Elasticidad 138

10.6. Control de Calidad 139


10.6 .1. Controles de Asentamiento de Cono 139
10.6 . 2. Controles de Resistencias 139

144