Você está na página 1de 2

Cigarrillos y sus formas de afirme según l.t.

j 49

Continuando con el texto anterior, demostraremos que la posición que ponemos un cigarrillo
puede diferenciar el flujo energético del mismo. Esta enseñanza es fruto de experiencia y
experimenta dentro del culto brasileño de exu, por lo tanto, creemos que no hay nada similar a
lo que retrataremos.

En la magia de exu / pombagira nada es gratis. Cuando una persona no sabe la respuesta sobre
un acto practicado probablemente no fue educada o se produjo un grave error en el proceso de
aprendizaje. Cosas aparentemente simples hacen una enorme diferencia cuando vemos el rito
de exu como un conjunto de pequeñas prácticas que, cuando sumadas, tiene poder de evocar o
invocar la fuerza ancestral de los poderosos maestros. Encender un cigarrillo y afirme
correctamente es esencial para todos los que desean tener éxito a través de exu. En uno de los
pasajes de la pombagira dama de la noche en nuestra casa / templo eso quedó muy claro
cuando nos dijo que quien no sabe golpear una vela, no sabe su utilidad.

La afirmación de un cigarrillo es el acto de dirigir nuestras intenciones. Hay algunas maneras


adecuadas para realizar esta ofrenda elemental y debemos enseñar según nuestra tradición.

Básicamente ofrecemos el cigarrillo "en pie" (verticalmente) o en un cenicero.

La posición " en pie " o " de pie " Ciertamente es la más simbólica de todas. Cuando encendemos
un cigarrillo y el ofrecemos en esa posición el humo será recibido por el suelo y se expandirá por
todo el ambiente. Esta conexión es la perfecta expresión de la conexión entre vivos y muertos
contenido en la esencia del tabaco y el cigarrillo se convierte en un poderoso elemento de
evocación espiritual, además de conducir nuestras oraciones, cánticos y descargas energéticas. El
humo recibido por el suelo actúa a y conduciendo las energías tectónicas al ambiente de forma
armoniosa. Como el humo es energía, no es raro encendemos y mojar los cigarrillos en las
extremidades de los tridentes de exu y pombagira. Este acto hace que las energías dinámicas y
receptivas estén activadas a nuestro favor. La quema del cigarrillo se puede comparar con todo
lo que deseamos incinerar en nuestras jornadas y las cenizas en el suelo simbolizan el vertedero
de nuestros miedos, defectos y limitaciones. Podemos incluso soplar esas cenizas fuera de
nuestras casas para que el viento y las "energías de la calle" disipen lejos de nosotros. Cuando
ofrecemos cigarrillos destinados al ataque espiritual podemos afirme encima de polvo para que
las cenizas se utilicen posteriormente. Este principio puede aplicarse en rituales de prosperidad,
seducción, entre otros. Las cenizas del humo son muy ricas en propiedades mágicas. A menudo
la gente las infravaloran por no saber la cantidad de energía existente.

Usamos el cenicero junto a las firmações de exu y pombagira para que los cigarrillos se haya
como hierbas incineradas. El cenicero es un objeto que restringe la acción del cigarrillo, pero de
alguna manera hace que el humo trabaje de otra manera. El humo sin contacto con el suelo hará
una profunda limpieza en el ambiente permitiendo momentos de reflexión, meditación y gnoses.
Como se dice en el texto anterior, el humo es una planta conectada a los poderes del planeta
marte y por lo tanto se convierte en una poderosa arma de guerra. La quema del humo tiene
poder para disolver todas las energías malsanos que puedan estar junto a nuestras firmações o
asentamientos.

Nunca debemos ofrecer un cigarrillo con filtro dentro de una ofrenda (plato). El filtro guardará
las toxinas que deben ser liberadas haciendo que el plato ofrecía sea contaminado. Si el
partidario opta por ofrecer cigarrillos con filtro, debe empapa con algún tipo de POTENCIADOR
ANTES DE SERVÍ (bebidas, aceite, sangre, etc. ).

Esas son las principales formas de servir un cigarrillo. Obviamente tenemos otras ritual simples,
pero llenas de simbolismo, que acompañan al acto. Si te gustaron estos textos puede publicar
preguntas inherentes que responderemos siempre que sea posible.

Laroyê Exu! Salve el espíritu del tabaco