Você está na página 1de 7

INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL

DIRECCIÓN DE PRESTACIONES MÉDICAS UNIDAD DE EDUCACION,


INVESTIGACION Y POLITICAS DE SALUD COORDINACION DE

EDUCACION EN SALUD

Deontología y Legislación: Ensayo

Curso Postécnico De Enfermería En


Medicina De Familia 2018
NIVEL COMPETENTE
UNIDAD DE MEDICINA FAMILIAR UMF No. 11
Nombre Alumno:

Ivan Luna Castañón

Docente:

L.E.O. Juana Rocío Aguirre Estrada


Contenido
JUSTIFICACIÓN .............................................................................................................................. 2
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................. 3
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA EN LA ENFERMERÍA DE MEDICINA DE FAMILIA. ..................................... 3
CONCLUSIONES ............................................................................................................................. 5
BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................................................ 6

1
JUSTIFICACIÓN
Como parte del proceso de aprendizaje en el curso postécnico de enfermería en
medicina de familia, es importante desarrollar la capacidad de análisis en
materias con contenido de carácter intangible, como en el presente trabajo, en
el cual habla de procesos tanatológicos. Dentro del proceso de enseñanza y el
proceso de aprendizaje, el desarrollar este tipo de análisis lleva a la mejor
comprensión y al desarrollo de un criterio hacia visiones sociales, donde se
encuentra inmersa derechos y obligaciones que tenemos como persona o
profesional dentro de una sociedad, además de actualizarnos sobre los
principios que rigen nuestra profesión para así aplicarlos en nuestra actividad
diaria.

Por lo que el presente ensayo muestra que el conocimiento adquirido en aula


tiene una aplicabilidad dentro del área de la salud en el cual se desarrollará el
alumno, por lo que mediante este análisis el alumno intentará describir la
importancia de la ética y la deontología dentro del campo de enfermería en
medicina de familia.

2
INTRODUCCIÓN
Para abordar la temática de la Ética y la Deontología en la enfermería, es
importante comprender que, desde su objetivo de estudio, el cuidado, la
enfermera realiza actividades con las personas y comunidad las cuales van
dirigidas hacia la salud. Dentro de estos pactos el personal de enfermería tiene
que tomar constantemente decisiones que pueden afectar a las personas de
manera positiva o negativa, por lo cual entra una gran pregunta ¿Con base en
qué enfermería debe tomar esas decisiones? Para resolver esta duda entra lo
que es la ética en la profesión, de lo cual son lineamientos morales pactados
socialmente, los cuales sirven de guía para la toma de decisiones, y para la
elaboración de códigos de principios éticos que guían la profesión, como es el
código deontológico.

El presente análisis, se desarrollará con el apoyo diferentes referencias


bibliográficas, pretendiendo explicar la importancia de la ética y la deontología
para la especialista en enfermería de medicina de familia dentro de sus
actividades diarias.

ÉTICA Y DEONTOLOGÍA EN LA ENFERMERÍA DE MEDICINA DE


FAMILIA.
Para abordar esta temática, hay que comprender que la profesión de enfermería
ha estado caracterizada por su enfoque humanístico, a diferencia de la mayoría
de las profesiones inmersas en el área de la salud, las cuales van dirigidas hacia
procesos fisiopatológicos. En este sentido como menciona Miranda y Contreras
“Más que una actividad técnica, el cuidado representa una actitud
profesional…Es un ideal normativo que busca enaltecer la dignidad del enfermo
como una persona humana y miembro del cuerpo social”(1), los autores hacen
referencia en la necesidad de vincular las cuestiones prácticas de la enfermería
con la ética, viéndola como una herramienta de apoyo para en profesional de
enfermería a la hora de tomar decisiones.

Para afianzar esta idea, García Moyano expresa “… si logramos dotar a la


profesión de una utilidad no solo técnica sino humana, alcanzaremos, además
de la excelencia en el cuidado profesional, la satisfacción de realización personal
y colectiva.”(2), continuando la idea de que la ética es de suma importancia para

3
nuestra profesión pues tiene gran trascendencia para el cuidado de la persona,
pues dentro del cuidado se encuentra el pacto humano, donde ofrecemos
cuidados a aquellas personas que lo necesitan, así como también la ética se
refiere a un pacto social, donde se busca el bienestar de las personas sin que
estas sean afectadas ante las diferentes situaciones.

Hablando de los códigos de ética, hay que tener en cuenta que en su mayoría
hacen referencia a 3 aspectos básicos: la propia profesión, el cliente y la
sociedad. Mismos que se utilizan en el Código Deontológico de Enfermería,
aunque esta las divide en 4: La enfermera y las personas, los deberes como
profesionista, los deberes hacia sus colegas o hacia la profesión, y los deberes
hacia la sociedad. Vielva hace mención que no basta saber la esencia de la
enfermería, es importante contestarnos “¿Qué características debe tener ese
cuidad para merecer nuestro elogio moral?”(3), por lo que es los códigos de ética
nos guían hacia un mejoramiento moral, son propuestas de las características
que debe tener el cuidador, sobre todo, cuando se habla desde la perspectiva
como profesión.

La elaboración de códigos de ética y deontología como ya mencionamos son


guías para el profesional de salud, aunque también hay que tener claro que estos
no nos van a garantizar el ejercicio ético de la profesión, como menciona el
Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana(4):

“…resulta imprescindible el compromiso y el empeño de cada profesional


y del conjunto de la profesión por asumir, respetar y llevar a la práctica el
contenido de este código, como expresión del consenso ético en la
profesión y en la sociedad, y la decisión de hacerlo respetar como
respuesta a la especial confianza que la sociedad deposita en esta tarea”.

El texto anterior, delimita muy claramente que es un compromiso personal y


consensuado, esto por el gran compromiso que tenemos como profesionales
que en su esencia es humanista, lo cual ante la confianza que se nos es
depositada, debemos responder con valores éticos y morales en cada acción
que realizamos.

Pero ¿Cómo aplicar los códigos de ética y deontológicos en la práctica de la


enfermera en medicina de familia? Las enfermeras dentro de su quehacer está

4
el proceso de la planeación y realización de acciones e intervenciones basadas
en necesidades de nuestros pacientes, pero durante este proceso, cada proceso
debemos transformalo en actos únicos, donde podamos reconocer, respetar y
defender la conciencia moral de nuestro paciente. Esta idea se encuentra
reforzada en el articulo de Barrio y cols, donde menciona que el modelo actual
de enfermería el principio de beneficencia tiene un nuevo enfoque, el cual es
definido por el propio paciente, considerando que es bueno o malo para él. Por
tanto, dentro de la práctica de enfermería en primer nivel reconocer la capacidad
del paciente para participar en las acciones que realice.

Al contemplar esto, puede entrar en conflicto nuestra propia ética, pues


buscamos siempre lo que consideramos mejor para el paciente, y en muchas
ocasiones, nos aferramos a la idea, queriendo imponer los propios valores. Pero
en la praxis de enfermería, siempre hay que anteponer los valores y creencias
de las personas, como lo mencionado por Simón, “la vulneración de la autonomía
de un paciente no es la lesión de un principio independiente sino que también
supone una trasgresión del principio de beneficencia o, en ocasiones, incluso del
de no-maleficencia”(5). Por lo tanto, aunque las acciones del profesional pueden
estar encaminadas hacia el mantenimiento o mejoramiento de la salud, es
importante comprender la visión de las personas, donde muchas veces no se
toman en cuenta factores que pueden ser perjudiciales más que benéficos.

CONCLUSIONES
Abordar la temática de ética, no se muestra como algo complicado, pues son
definiciones teóricas, aunque al momento de llevarla a la praxis presenta una
problemática, pues no solo se abordan cuestiones personales, donde implica un
compromiso moral, ya que no implica cuestiones legales o de justicia, y este
compromiso lleva a la autorreflexión, y a la modificación de conductas que en
muchas ocasiones son difíciles de aceptar y cambiar. Aunado a esto, también
entra la visión del otro, donde sus principios, valores y creencias son distintos a
los propios, o en muchas ocasiones se desconoce las situaciones que esta
viviendo, y realizamos juicios que a la visión del profesional de salud son a favor
de la salud, pero ante el desconocimiento, pueden ser en contra de la salud. Por
lo que debemos desarrollar una sensibilidad ante estas temáticas, buscando
comprometernos con los valores éticos de la enfermería, mediante los códigos

5
existentes, y buscando mayor sensibilidad hacia las percepciones de estos en
nuestro paciente para su aplicación.

BIBLIOGRAFÍA
1. Miranda A, Contreras S. El cuidado enfermero como problema ético:
concepto y principios prácticos aplicados al acto de cuidado. Rev Bras
Enferm [Internet]. diciembre de 2014;67(6):873–80. Recuperado a partir
de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-
71672014000600873&lng=es&tlng=es

2. Moyano LG. La Ética Del Cuidado Y Su Aplicación En La Profesión


Enfermera. Acta Bioeth. 2015;

3. Vielva Asejo J. Capitulo 1. Ética y enfermería. En: Brouwer ED de, editor.


Ética profesional de la enfermería. 2a Edición. 2009. p. 27–103.

4. Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana. Código de ética y


deontología de la enfermería de la comunitat valenciana. 1a Edición.
Valenciana C de E de la C, editor. Valencia; 2016. 74 p.

5. Simón P. El consentimiento informado. 1a Edición. Triacastela, editor.


Madrid; 2000. 170-171 p.