Você está na página 1de 4

Fallo: Ruiz Raimundo c/ Marianetti

Marianette vende ruiz compra


Ruiz y Marianetti habían celebrado un boleto de compraventa respecto de un automotor. Marianetti había
hecho entrega de cierta documentación como la cedula verde pero no había suscripto el formulario 08. Ruiz tampoco
inicialmente había intimado para que se subscriba el 08.
Transcurrido un par de años, sobre el automotor recae un embargo. Ante lo cual Ruiz inicia una acción por
daños y perjuicios contra Marianetti por no poder escriturar el bien automotor a su nombre.
Demanda tanto a Marianetti como a su esposa. Marianetti al momento de contratar estaba casado, pero se
estaba divorciando al momento de la demanda.

1° Instancia  se rechaza la demanda, se hace lugar a la falta de legitimación pasiva por la parte de la ex
esposa, se imponen las cosas a la parte demandada vencida.

Apela Ruiz y se queja por la admisión de la falta de legitimación pasivaLa cámara analiza la falta de
legitimación pasiva de la ex esposa. En el título de propiedad surge que el título dominial el único titular es Marianetti,
que si bien figura con título de casado la cónyuge tiene que prestar su asentimiento pero no su consentimiento. En
consecuencia, contra el único que tendría que haber iniciado la demanda era con Marianetti y no contra su esposa.
- Se agravia también porque el juez de primera instancia desestimo la demanda sustentándose en que Ruiz,
no había formulado la opción entre cumplimiento del contrato y resolución, cuando antes de promover la demanda,
había enviado cartas documentos reconocidas por todos, exigiendo el cumplimiento, y ante su frustración, los daños
y perjuicios correspondientes.
En cuanto a la responsabilidad de Marianetti la Cámara considera que hay culpa concurrente, dice eso por el
tiempo que paso, porque la otra parte no lo exigió el cumplimiento, porque Ruiz tubo una posición pasiva para lograr
la consideración de su derecho, y esa actitud de pasividad surgió por factores económicos, él manifestó que no tenía
el dinero para que el bien automotor pasara a su nombre.
Se considera que el incumplimiento con el pago y entrega de las patentes por el vendedor impide la inscripción
de la transferencia de dominio en el Registro automotor, y esto fue admitido por Mariantetti, quien le expresó a su
cónyuge que no le entregaba el 08, i el título de propiedad, y ella trabajo embargo sobre el automóvil, luego del
contrato pero anterior a la transferencia, cuando ella misma en el juicio de divorcio, se había comprometido a firmar
la documentación del automotor.
La cámara resuelve, en consecuencia se debía devolver el automóvil y el dinero respectivamente. Con relación
al embargo, cualquier bien puede ser embargado siempre que las partes lo sepan, y este embargo tiene que estar
escrito cuando se registra el automóvil.
No se transmitió el dominio de forma efectiva ya que se necesita que esta la inscripción en el registro del
automotor.

Nuevo Cód.:
Art 1146 – Obligación de entregar documento. (Compraventa dentro de bienes muebles).
Si el vendedor está obligado a entregar documentos relacionados con las cosas vendidas, debe hacerlo en el
momento, lugar y forma fijados por el contrato. En caso de entrega anticipada de documentos, el vendedor puede,
hasta el momento fijado para la entrega, subsanar cualquier falta de conformidad de ellos, si el ejercicio de ese
derecho no ocasiona inconvenientes ni gastos excesivos al comprador.
Art 1141 inc B: Obligaciones del comprador ART PRINCIPAL.
Recibir la cosa y los documentos vinculados con el contrato. Esta obligación de recibir consiste en realizar
todos los actos que razonablemente cabe esperar del comprador para que el vendedor pueda efectuar la entrega, y
hacerse cargo de la cosa;
Gonzales de Bruno, Mónica c/ Banco de Galicia
Gonzales al ver un aviso publicitario realizado por el Banco Galicia, adquirió un tiempo compartido en San Bernardo. El
banco había promocionado por avisos la constitución del tiempo compartido, se pagó y se firmó en las oficinas, se decía que la
encargada de efectuar todos los tramites era Menta S.A.
La actora señala que abonado el precio, el complejo no fue habilitado y por ende no pudo disfrutar de las prestaciones
que se habían prometido.
Demanda al banco por falta de legitimación pasiva, el banco acredita no estar legitimado porque el banco actuaba como
mandatario de la S.A entonces esto lo desvinculaba de toda responsabilidad.
1° Instancia  se hace lugar a la demanda interpuesta por Gonzales por resolución del contrato e incumplimiento
contractual, ya que se le conferían a la actora tres semanas de uso y goce en un complejo vacacional.
Se considera que el banco es responsable, debiendo abonar una suma de dinero, y hacerse cargo de las costas.
Se lo considera responsable ya que el Banco representaba a una sociedad vendedora de acciones, publicando la venta de
tiempos compartidos, e interpuso excepción de falta de legitimación pasiva, la cual fue denegada por la ley 24.240, donde se
determina con respecto a las pautas publicitarias que se obliga al oferente, y además porque el Banco antes de hace uso de su
nombre y prestigio, debería haberse cerciorado del cumplimiento de las obras.
El banco plantea recurso de apelación y reitera los mismos fundamentos que en la demanda. Señala que no vendió a
titulo personal las acciones adquiridas por la actora y que solo se limito a ofrecer prestamos personales para garantizar el pago
del precio. Expresa que en ese contrato no intervino en nombre propio, sino en representación de Arquitectura Braba S.R.L por lo
que no se obligo personalmente.
La alzada considera que los fundamentos vertidos por el banco no eran suficientes para desvirtuar la solución dada por
el juez de primera instancia. Por ende se confirma la sentencia apelada.
El prrincipal argumento de cámara es que el banco presto su nombre para los folletos y publicidades, que si bien hubiese
actuado como representante o no, al intervenir en la parte de publicidad y de dar sus oficinas tendría que haber vigilado el avance
de la construcción del tiempo compartido.

Art. 2100: relación de consumo La relación entre el propietario, emprendedor, comercializador y administrador del
tiempo compartido con quien adquiere o utiliza el derecho de uso periódico se rige por las normas que regulan la relación de
consumo, previstas en este Código y en las leyes especiales.
Ley 24.240  ART 8º — Efectos de la publicidad. Las precisiones formuladas en la publicidad o en anuncios, prospectos,
circulares u otros medios de difusión se tienen por incluidas en el contrato con el consumidor y obligan al oferente.
En los casos en que las ofertas de bs y serv se realicen mediante el sistema de compras telefónicas, por catálogos o por
correos, publicados por cualquier medio de comunicación, deberá figurar el nombre, domicilio y número de CUIT del oferente
ART 40. RESPONSABILIDAD — Si el daño al consumidor resulta del vicio o riesgo de la cosa o de la prestación del servicio,
responderán el productor, el fabricante, el importador, el distribuidor, el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca
en la cosa o servicio. El transportista responderá por los daños ocasionados a la cosa con motivo o en ocasión del servicio. La
responsabilidad es solidaria, sin perjuicio de las acciones de repetición que correspondan. Sólo se liberará total o parcialmente
quien demuestre que la causa del daño le ha sido ajena.
Art. 2087 –TIEMPO COMPARTIDO  Se considera que existe tiempo compartido si uno o más bienes están afectados a
su uso periódico y por turnos, para alojamiento, hospedaje, comercio, turismo, industria u otros fines y para brindar las
prestaciones compatibles con su destino.
FRAGUAS FERRIOL

Es un fallo dictado anterior de la sanción del CCC, regulado bajo la ley de locaciones urbanas.
Hechos  Se trata de un Inquilino/Locatario que quiere rescindir el contrato anticipadamente, la locadora no
lo acepta; entonces se hace pago por consignación y simbólicamente se deposita la llave. También ocurre que el correo
no puede entregar la carta documento, por ende la locadora entiende que nadie le aviso.
1° Instancia  se hace lugar a la demanda, se declara valida la consignación judicial de llaves efectuada por
Fraguas Ferriol contra Roldán Gonzales, extinguiendo así, la obligación de restituir el bien locado el 15 de abril de 2005.

Gonzales apela, no se trata del Art 8 de la ley 23.091, que indica el derecho a resolver la locación a los 6 meses,
con dos meses de aviso fehaciente e indemnización de 1 mes y medio o un mes, ya que no se respeto el plazo allí
indicado. Se queda también de la aplicación del Art 1611 que indica que si el dueño se rehúsa a que se le restituya la
cosa alquilada, el inquilino puede ponerla en deposito judicial para cesar con su responsabilidad, considera que se
vulnera una norma de orden público, debe aplicarse la ley 23.091.

Tanto primer instancia y cámara, entiende que los plazos han sido cumplidos de manera correcta por el
locatario. Se habilita que la consignación pueda hacerse igual más allá de lo demás, pero que el reclamo seria otro
caso distinto de la consignación.
No hay un reclamo concreto por parte del locador.
El inquilino tratándose de inmuebles urbanos, puede rescindir la locación luego de un mínimo 6 meses con
preaviso de 60 días.
Tiene que notificar en forma fehaciente la resolución del contrato. AHORA

SENTENCIA:
Se confirma la sentencia apelada en cuanto ha sido materia de agravios, desestimándose los recursos de la
parte demandada
Se impone las costas de la alzada a la parte demandada vencida

Articulo Vélez: 1611


Nuevo Cód
ARTICULO 1210.-RESTITUIR LA COSA. El locatario, al concluir el contrato, debe restituir al locador la cosa en
el estado en que la recibió, excepto los deterioros provenientes del mero transcurso del tiempo y el uso regular.
También debe entregarle las constancias de los pagos que efectuó en razón de la relación locativa y que
resulten atinentes a la cosa o a los servicios que tenga.
NOBOA, GERARDO ANDRÉS C/ BUS BAILABLE (BOISSY S.R.L.) Y OTROS 2008
Hechos:
En la causa penal, declaró el aquí actor que se encontraba en la barra del boliche cuando sintió que un hombre
le pegaba dos codazos en la espalda, por lo que lo increpó; en respuesta, aquél le pegó un golpe de puño en el ojo
izquierdo y un puntazo en la zona abdominal; fue sacado del lugar por personal de seguridad, quien le manifestó que
saliera rápido porque si no "seguiría cobrando". Luego fue llevado en remis hasta el hospital.
La sentencia hizo lugar a la demanda por daños y perjuicios interpuesta por Gerardo Andrés Noboa contra Bus
Bailable y condenó a ésta y a la citada en garantía (Compañía Argentina de Seguros Visión S.A. (a abonarle la suma de
$ 30.450, con más sus intereses y las costas del juicio).

1° instancia por las declaraciones del juicio penal se indemniza por el deber de seguridad, daño moral,
psicológico, traslados y daño patrimonial).
El fallo fue apelado por la demandada, quien expresó agravios y fue contestado por la contraria
El actor demandó los daños que le habrían sido causados al ser herido con un arma blanca cuando se
encontraba dentro del local "Bus Bailable" de propiedad de la sociedad demandada. Esta negó los hechos relatados
en el escrito de inicio.
La magistrada de la anterior instancia consideró que se encontraba probado, que el actor fue agredido
físicamente dentro del local bailable propiedad de la demandada, por lo que le atribuyó responsabilidad por sus
consecuencias, basada en la obligación de seguridad.

Agravios de la demandada:
*1er agravio
Sostiene que no es aplicable a su respecto el principio de adquisición procesal, porque la causa penal no fue
ofrecida como prueba por su parte.
Cuestiona el valor otorgado a los testimonios brindados por Ventecol en ese expediente y señala que éste
nunca indicó a Noboa como partícipe de los hechos relatados ni vio que haya sido agredido con un elemento punzante.
*2do agravio
La demandada califica de excesivo el monto de la indemnización por incapacidad física -$ 10.000
*3er agravio
Cuestiona que se haya tenido en cuenta el dictamen de la psicóloga Wortman, quien no fue designada en el
expediente, cuya nulidad solicitó oportunamente.
Señala que el perito médico informó que el actor no necesitaba tratamiento alguno y objeta que el malestar
psíquico que la psicóloga estimó configurativo de un 20% tenga relación con el accidente.
Considera que el fallo es contradictorio, al indemnizar un tratamiento para paliar un daño psicológico no
permanente.

SENTENCIA
Segunda instancia confirma lo de 1 instancia.
Se modifica parcialmente la sentencia apelada, dejando sin efecto la indemnización por daño estético;