Você está na página 1de 16

ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA

DEL ARTE RUPESTRE EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

Andrés TRONCOSO

Departamento de Antropología, Universidad de Chile

Proyecto Fondecyt 1080360

Resumen

La conformación estética ha estado indisolublemente unida a la materialidad de los objetos y su


percepción, reproduciendo una dicotomía entre objeto/sujeto-naturaleza/cultura propia a Occidente. En
arte rupestre, como bien ha sido ya mencionado, no podemos excluir sus espacios de inserción como
referente significativo para la comprensión de esta materialidad. En este trabajo, a partir de la definición
del concepto de arquitectura imaginaria, proponemos que la conceptualización estética del arte rupestre
se establece a partir de una relación dialógica entre un conjunto de elementos que traspasan la oposición
naturaleza/cultura, tales como son: rocas con grabados, rocas sin grabados, espacios con rocas, espacios
sin rocas, campos de visibilidad y otros. A partir de su sintaxis, el arte rupestre promueve una experiencia
espacial anclada en la estética del ser-en-el-espacio. Esta proposición se explora a partir de la discusión de
un caso de estudio en el Norte Semiarido de Chile.
Andrés TRONCOSO

Introducción
Dentro de las múltiples aproximaciones que En este trabajo desarrollamos un primer
se pueden efectuar al arte rupestre, el acercamiento a la comprensión de las
entendimiento desde una perspectiva estética condiciones que definen la apreciación estética
es uno de ellos. Morphy (2005: 53), ha del arte rupestre en el llamado Norte
definido la estética como “the effect of the Semiarido de Chile. Para ello, presentamos los
physical properties of objects on the senses, resultados tanto de las investigaciones sobre
and the qualitative evaluation of those las expresiones rupestres en el sitio Los
properties”. A través de esta definición el Mellizos (cuenca superior del río Illapel,
autor enfatiza la necesidad de evaluar las Provincia del Choapa), como de las
relaciones sensibles que se establecen entre los excavaciones arqueológicas realizadas en el
seres humanos y los atributos materiales de lugar. A través de la correlación de ambos
los objetos, uniendo en una sola gran conjuntos de evidencias, sumado a la
perspectiva una arqueología de la materialidad, caracterización de los contextos socio-
de la percepción y de la corporalidad. históricos en los que se ejecutan y perciben
estas representaciones, discutimos las formas
En la misma línea, Heyd (2003-2004, 2005), en las que se habrían estructurado
ha explorado esta relación enfatizando la materialmente estas experiencias.
centralidad del espacio en la conformación de Desafortunadamente, el carácter totalmente
las condiciones que definen las experiencias inédito de este enfoque en la región, no
estéticas en el arte rupestre, considerándolo permite establecer correlaciones, ni
como un elemento central y significativo en la comparaciones con otros espacios en busca de
comprensión de esta materialidad. Es en el reconocer las generalidades y particularidades
espacio donde se ancla y materializa tanto la que definen estas experiencias en la región.
668 experiencia estética, como los efectos sobre
los cuerpos. La centralidad del espacio en la Para cumplir estos objetivos, fundamos
comprensión del arte rupestre es hoy en día nuestra propuesta en dos premisas teóricas
una propuesta básica de la arqueología de esta que guiarán nuestra investigación:
materialidad (p.e. Bradley 1997, Bradley et al
1994, Tilley 1994), y es a través de la Premisa 1: Mientras la modernidad planteó una
comprensión de la articulación de los sujetos segregación y dicotomía entre
sociales, la conformación de los espacios naturaleza/cultura, sujeto/objeto,
arquitectónicos del arte rupestre y la material/inmaterial como fundamento
comprensión de los procesos de producción y ontológico, reproduciéndose de una u otra
recepción de las imágenes, que podemos manera en la conceptualización del arte
acceder tanto a entender su lógica social (p.e. rupestre, nosotros partimos desde un enfoque
Bradley 2009, Tilley 2008), como las bases simétrico en el que no es posible establecer
sobre las que se fundan las condiciones de tales dicotomías. Muy por el contrario, y
apreciación para una experiencia estética. como bien lo indican diferentes autores (p.e.
Bradley 1997, Tilley 1994), consideramos que
En efecto, son parte de estas condiciones de en cuanto materialidad inmueble el arte
apreciación estéticas las que se materializan en rupestre se inserta dialógicamente con el
el arte rupestre, sus atributos iconográficos y entorno que lo rodea y su espacio de
su sintaxis espacial. En particular, a través de inserción. Este diálogo implica la presencia de
la noción de cadena operativa (Fiore 2007), es una sintaxis necesaria entre rocas grabadas,
posible dimensionar las prácticas y contextos rocas no grabadas, espacios entre las rocas,
fenomenológicas en las que ellas se insertan. espacios sin rocas, campos visuales y el cuerpo
La cultura material, y sus relaciones espaciales, humano, todas las que en su conjunto
por tanto, son producto y productor de estas conforman una arquitectura imaginaria de tipo
experiencias estéticas mediadas por la lógica relacional (Troncoso 2008).
de la creación y recepción de las imágenes.

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

Premisa 2: Toda experiencia estética se articula históricos, sociales, materiales y experienciales


con su inserción en prácticas sociales que le que las definen.
entregan sentido y significación. Entender la
producción del arte rupestre y su Los Mellizos, su Arte Rupestre y sus
conformación estética requiere la Prácticas Asociadas
recuperación de su contexto fenomenológico Los Mellizos se encuentra ubicado en el curso
como un punto central, pero no desde un superior del valle de Illapel, valle que se
enfoque subjetivista que transculturiza las emplaza en el extremo meridional de la región
experiencias de cuerpos actuales en el pasado, conocida como Norte Semiárido Chileno
sino más bien desde el mismo registro (Figura 1). Es un valle angosto y de corta
arqueológico, evaluando las relaciones extensión (ca. 30 km en el caso de Illapel), con
espaciales y perceptivas que articulan esta una orientación Este-Oeste, y un relieve
materialidad, así como las prácticas sociales constituido por tres formaciones: i) cadenas
que se asocian a su producción/recepción y, montañosas que son estribaciones de la
que son en última instancia, las que enmarcan Cordillera de Los Andes y que delimitan al
y orientan estas condiciones de apreciación. valle por sus sectores Norte-Sur, ii) quebradas
interiores, correspondientes a cursos
Ambas premisas se encuentran unidas a partir esporádicos de agua que cortan los cordones
de las nociones de inscripción y de cerro que delimitan el valle y iii) terrazas
corporización. Por un lado, inscripción en fluviales ubicadas a los pies del cordón
cuanto que todo acto de producción rupestre montañoso y adyacentes al curso del río
es una práctica que modifica materialmente el Illapel, que se constituyen en los espacios de 669
entorno plasmando significados sobre las habitación de las actuales comunidades
superficies de las rocas, insertándose campesinas.
dialécticamente en un
espacio específico que
le entrega sentido y
significado. Por otro,
corporización, por
cuanto las experiencias
de producción y
recepción se
encuentran asociadas a
una incorporación
espacial y material de
los sujetos humanos en
el entorno de la obra
rupestre y en el soporte
rocoso mismo. Es asi
como mientras la
primera da cuenta del
proceso de
construcción material
del espacio, la segunda
hace referencia a la
incorporación de los
sujetos sociales dentro de tal espacio inscrito. Figura 1: Mapa de la zona de estudio con indicación de
Inscripción y corporización no son dos sitios mencionados. Círculos indican sitios del Período
entidades homogéneas, sino que varían Alfarero Temprano, Cuadrados indican sitios de los
transculturalemente a partir de los contextos períodos Intermedio Tardío y Tardío

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

Si bien el Illapel como río tiene su nacimiento Si bien el sitio había sido trabajado
en la alta cordillera andina, el valle como tal se previamente (Ballereau y Niemeyer 1998),
origina en la confluencia de los ríos Illapel y recientes investigaciones han permitido
Tres Quebradas, lugar desde el que se reconocer la presencia de 160 bloques rocosos
comienza a desarrollar un sistema de terrazas con representaciones rupestre, todos las cuales
fluviales hacia aguas abajo y que marca el corresponden a petroglifos, aunque en dos
inicio del espacio utilizable por poblaciones soportes se reconoce la presencia de
sedentarias de forma continua durante todo el pigmentos entre los surcos del grabado.
año.
El análisis de los conjuntos rupestres en el
El rasgo anterior permite dividir el Illapel en sitio ha permitido proponer su asociación con
dos grandes sectores. La precordillera ubicada tres momentos diferentes la historia
aguas arriba de la confluencia del Illapel con prehispánica local. El primero de ellos hace
Tres Quebradas, correspondiente a un paisaje referencia al período Alfarero Temprano (0-
cordillerano delimitado por altos cordones 900 d.C.), momento en el que nos
montañosos en sus lados Norte-Sur, un río enfrentamos a comunidades humanas móviles
muy encajonado, pocas terrazas y de baja con un régimen de vida cazador recolector y
extensión. Sus condiciones naturales, sumado una horticultura a muy baja escala, centrada
a la presencia de nieve en invierno, no básicamente en la explotación de la quinoa
permiten una ocupación en este espacio (Chenopodium quinoa) (Pavlovic 2004, Pavlovic
durante todo el ciclo anual. y Rodríguez 2006). De este momento se
reconocen 23 bloques grabados en Los
El segundo es el valle mismo, caracterizado Mellizos, los que se caracterizan por presentar
por un paisaje de amplias y fértiles terrazas básicamente diseños no figurativos basados en
670 fluviales, sumado a conos de deyección que se la aplicación de círculos o líneas, todos los que
forman en los pies de los cerros y que fueron elaborados a partir de una técnica del
posibilitan una ocupación durante todo el año tipo lineal discontinua definida por dejar
en el lugar. restos de corteza en el surco del grabado y
con la traslación horizontal como un principio
Los Mellizos se ubica en el primero de estos de simetría básico (Figura 3). Espacialmente,
espacios, la precordillera, en particular, en una se distribuyen aisladamente por los diferentes
estrecha terraza fluvial adyacente al cordón puntos de Los Mellizos, sin que se reconozca
montañoso que delimita el valle por su sector un claro patrón de distribución.
Sur y a una distancia cercana a los 2 km de la
confluencia del río Illapel con el Tres
Quebradas (Figura 2).

Figura 3: Bloque con arte rupestre del


período Alfarero Temprano

Figura 2: Vista del sitio Los Mellizos

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

Un segundo conjunto hace referencia al Espacialmente, se distribuyen por los mismos


período Intermedio Tardío (900-1450 d.C.), espacios de los petroglifos del momento
momento caracterizado por la presencia de la anterior, pero amplían su presencia a partir de
Cultura Diaguita Chilena, primera sociedad la creación de una mayor cantidad de diseños
campesina en la zona definida por un patrón en las superficies de las rocas intervenidas. En
de asentamiento sedentario centrado en el uso su distribución combinan dos principios;
de las terrazas fluviales aledañas a los primero, una organización lineal en un sentido
principales cursos hídricos del valle (Troncoso Este-Oeste definida por la presencia en este
1999). De este momento se reconocen 41 eje de bloques con grabados; segundo, una
bloques grabados en el sitio, que se organización circular basada en espacios
caracterizan por una variedad de diseños vacíos que se encuentran delimitados por
decorativos. Acá encontramos diseños no rocas con representaciones rupestres.
figurativos como círculos y óvalos
yuxtapuestos dispuestos oblicuamente, líneas
meándricas y zigzag, grecas y escalerados.
También máscaras, definidas por el uso de
contornos cuadrangulares en los que ojos y/o
bocas se crean a partir del uso de escalerados,
con presencia de segmentación al interior del
rostro y la aplicación de principios simétricos
simples como la rotación y reflexión; Y
camélidos de cuatro patas, con angulaciones 671
de cuello sobre los 100º y figuras
antropomorfas simples elaboradas a partir de
la aplicación de líneas. En sus aspectos
técnicos, se observa una continuación de un
surco con trazo lineal discontinuo, pero
también otros con trazos continuos o
semicontinuos (Figura 4).

Figura 4: Petroglifos del período Intermedio Tardío. A)


Diseños no figurativos, B) Máscara

Un tercer conjunto hace referencia al período


Tardío (ca. 1450 – 1450 d.C.), momento
caracterizado por la inclusión de las
poblaciones Diaguita al sistema estatal incaico.
De este momento se reconocen 54 bloques
grabados en Los Mellizos, que se caracterizan
tanto por la continuación en los tipos de
diseños presentes desde el momento anterior,
pero con patrones de simetría más complejos
(al igual como se observa en los patrones
decorativos de la alfarería (González 2004)),

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

como por la inclusión de nuevos referentes no eran suficientemente claros para su


visuales adscritos al estado Inca, tales como segregación. Estos diseños son por ejemplo,
clepsidras, cuadrados ajedrezados, reticulados, camélidos aislados sin claras indicaciones de
grecas incaicas, así como escenas de camélidos angulaciones de cuellos, círculos simples y
domesticados que sólo se conocen en este grecas simples, entre otros, todos los que son
momento. Los atributos técnicos de estos compartidos entre ambos momentos, siendo
petroglifos se definen por la presencia de un diferenciables cuando están formando parte
surco de trazo lineal continuo y también de de composiciones mayores, pues en ellos
cuerpo relleno (Figura 5). Espacialmente, podemos reconocer patrones de simetría
mantienen el patrón lineal y circular específicos, o bien la sintaxis de las escenas.
reconocido en el momento inmediatamente
anterior, pero ampliando la cantidad de En otros 30 soportes se reconocieron diseños
bloques intervenidos. que no fue posible asignar claramente a uno u
otro momento debido a su mal estado de
conservación, pero se esperaría que se
ajustasen a las tendencias de frecuencias
reconocidas para cada momento en estudio.

Junto con este registro rupestre, en el sitio se


condujeron excavaciones arqueológicas
orientadas a caracterizar los depósitos
estratigráficos ahí presentes. Específicamente,
se excavaron 30 m2, que permitieron
reconocer únicamente cultura material mueble
672 asociada a una ocupación asignable al período
Alfarero Temprano, sin que se identificasen
objetos de época posterior. Este hecho se ve
avalado por las cuatro dataciones por
Figura 5: Petroglifos del período Tardío: a) Diseños No termoluminiscencia efectuadas en el lugar que
Figurativos, b) Diseño no Figurativo con técnica areal confirmaron tal rango temporal (Tabla 1).
parcial (ajedrezado)
En particular, de las excavaciones se
recuperaron restos de alfarería, instrumental
lítico y fragmentos de huesos de animales, lo
que sugiere la realización en este espacio de
una serie de actividades cotidianas como
cocción de alimentos, preparación de
instrumentos líticos, trabajo sobre la madera y
explotación de fauna local. Este material se
distribuía por distintos espacios del sitio,
observándose dos áreas diferenciales de
ocupación con una diferencia cronológica
entre ellas. Ambas áreas sugieren actividades
de tipo cotidiano, en particular, la reconocida
en el sector Oeste del sitio, donde junto con el
tipo de materiales antes descrito, se reconoció
también un piso habitacional asociado a restos
A ellos se suman 42 bloques con
de un fogón y agujeros de poste. Esto indica
representaciones que fueron asignadas
la presencia de una estructura de tipo
genéricamente a los períodos Intermedio
habitacional no permanente, posiblemente
Tardío y Tardío, por cuanto los indicadores
una tienda, dada su asociación con una gran

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE EN EL CENTRO NORTE
DE CHILE

Tabla 1: Dataciones absolutas por termoluminiscencia sistemas de producción/reproducción del arte


de cerámica del sitio Los Mellizos rupestre divergentes y que, en última instancia,
debieron constituir experiencias estéticas
roca que permitiría el sostenimiento de su
diferentes para cada uno de los segmentos
estructura, así como lo restringido de la
temporales en estudio Si bien podemos
ocupación temporal en el lugar.
plantear unas condiciones diferentes para cada
uno de estos períodos, en una primera
Interesante es que en esta totalidad excavada
instancia, proponemos que ellas pueden
no se recuperó ningún elemento material
separarse en dos grandes tipos. 673
asociado a los períodos Intermedio Tardío y
Tardío, lo que es coherente con las evidencias
Una primera configuración de la apreciación estética:
materiales observadas en superficie a lo largo
Habitando con Petroglifos
del sitio. En este contexto, el único elemento
Proponemos que una primera articulación de
teóricamente adscribible a este tiempo
las condiciones de apreciación estética del arte
deberían ser los instrumentos líticos con los
rupestre en Los Mellizos se remite al período
que se elaboraron los petroglifos; sin
Alfarero Temprano, experiencia histórica
embargo, de momento no hay forma de
particular que se diferencia de lo que acaecerá
obtener una datación absoluta de estos
en los momentos posteriores de la prehistoria
artefactos.
local. En esta primera articulación, tales
condiciones de producción/recepción de las
Estas características de los contextos
representaciones rupestre se basa en la
materiales presentes en el lugar, son las que
ausencia de separación espacial de este ámbito
nos permiten intentar acceder a comprender
del resto de la vida cotidiana de estas
las experiencias estéticas que guiaron la
poblaciones. Se establece una coexistencia
producción y recepción del arte rupestre,
fenomenológica y espacial entre la creación y
sugiriendo que las prácticas y condiciones
consumo de arte rupestre con una serie de
materiales que definieron estas experiencias
otras prácticas sociales cotidianas de las
no fueron homogéneas a lo largo de la historia
comunidades Alfareras Tempranas.
prehispánica local. Son estas modificaciones
las que exploramos a continuación.
En efecto, como lo demuestran las
excavaciones arqueológicas y dataciones
Arte rupestre y Condiciones de
absolutas, en Los Mellizos se efectúan una
Apreciación Estéticas en Los Mellizos
serie de prácticas asociadas al ámbito de lo
Las diferencias en la configuración del registro
habitacional (fogones, establecimiento de
arqueológico reconocido para Los Mellizos
estructuras, preparación de artefactos líticos,
nos permiten sugerir que en ellas se
consumo de alimentos y manejo de vasijas
materializan condiciones de apreciación
cerámicas) que comparten espacio y tiempo
estéticas diferentes que vienen definidas por

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

con lo que es la producción y recepción del condiciones estructurales para definir las
arte rupestre. Las prácticas inscriptivas y la condiciones de apreciación en el arte rupestre.
corporización se establecen en un plano de
continuidad espacial con otras acciones En una primera instancia, el patrón de
sociales, encadenando, por tanto, parte de los movilidad regional definido sugiere un uso
sentidos y contextos que definen estas reiterado, pero no continuo de estos lugares,
experiencias estéticas con el conjunto de otros por lo que la experiencia estética del arte
haceres que acaecen en ese mismo instante en rupestre, en producción y recepción, se ajusta
el sitio, generando una totalidad que sin duda necesariamente a los ritmos de esa actividad.
es punto básico para comprender los posibles En segundo lugar, la conformación de
significados de esta materialidad. Es así como asentamientos en estos espacios implica un
la totalidad de la cadena operativa que define segundo patrón de movilidad, a microescala y
la creación de los petroglifos del sitio ocurriría que se relaciona con la distribución de los
únicamente en este lugar. grabados en el lugar, los que se ubican a lo
largo de los diferentes sectores ocupados en el
En este sentido, si bien el tema de la sitio durante este momento.
cronología del arte rupestre es un tema
conflictivo, se abre la posibilidad a que la Estos dos hechos definen unas condiciones de
producción de arte rupestre no se realizará apreciación estética en la que se da una lógica
directamente en relación con actividades de movimiento regional / movimiento
cotidianas, sino en los tiempos en que el sitio microespacial / producción y recepción de
no estuviese ocupado por estos campamentos diseños / prácticas sociales cotidianas. En esta
residenciales. Esta hipótesis alternativa, si bien articulación, tres elementos son centrales en
es coherente e interesante, no la tomamos tanto mediadores: el cuerpo de los sujetos
674 como nuestra por dos razones: i) existe una sociales, espacio y tiempo. Es a través del
tendencia en los sitios del Alfarero Temprano primero que se establece la apreciación
a asociarse con bloques con grabados, lo que estética y sobre el que se funda toda la
da cuenta de un patrón donde la explicación movilidad al interior del sitio. Es en el
más económica es su asociación con prácticas segundo donde se establece la materialidad a
cotidianas y ii) en las excavaciones efectuados producir/observar, pero es también en la
en Los Mellizos, se encuentran instrumentos secuencia de espacios que une y articulan las
aptos para la producción de arte rupestre prácticas de movilidad que esta experiencia se
asociados con el resto del contexto espacializa, así como los diseños que se
habitacional. reconocen en cada uno de ellos. Y esta
espacialización de las prácticas inscriptivas y
Esta articulación de la producción y recepción de recepción se define en su asociación con la
del arte rupestre con las prácticas cotidianas y temporalidad que rige los ritmos y lógicas de
espacios habitacionales de los grupos Alfarero estos movimientos. Esta articulación de la
Temprano implica necesariamente que ellas movilidad con el arte rupestre se referencia
están articuladas a su vez con las estrategias de incluso en los mismos diseños del sitio, donde
movilidad que definen el ser social de estos se reconoce la presencia de un ofidio/felino
grupos. La existencia de una movilidad identificado como un diseño propio a la
residencial planteada para estas poblaciones iconografía Aguada del Noroeste Argentino
(Pavlovic 2004), que posiblemente articula (Troncoso y Jackson 2010).
diferentes espacios a ambos lados de la
cordillera andina, implica que estas De esta manera, las prácticas inscriptivas en
experiencias estéticas se encuentran Los Mellizos, así como las condiciones de
mediatizadas por la temporalidad de los producción/recepción de este arte rupestre,
movimientos de las comunidades. La encadenan la apreciación estética en un
temporalidad del movimiento y la espacialidad habitar fundado en la movilidad a través de la
de los lugares de vivienda serían las cual se establecen relaciones entre diferentes

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

espacios (lugares de habitación) y diferentes técnico de estas representaciones que se


conjuntos visuales (bloques de arte rupestre) definen por surcos sin una alta cantidad de
que están mediadas por los tiempos del trabajo invertido, no construyen un espacio
movimiento y sus ritmos. La articulación entre sensorial notoriamente definido por estas
diferentes sitios habitacionales y de arte marcas en las rocas. Ello repercute en que no
rupestre en la región, como son el caso de Los se genera una saturación visual mayor al
Mellizos, Pichicavén 1 y Parcela Alejandro momento de observar los paneles rupestres,
Mánquez, establecen una espacialización y sino por el contrario, en la visualidad se
temporalización en las prácticas de conjugan una observación con otras rocas y
producción y recepción de arte rupestre que otras prácticas, a la vez que no son los diseños
definen sus condiciones de apreciación los que priman en la mirada hacia el soporte
estéticas básicas (Figura 1). En última rocoso.
instancia, este hecho es coherente con las
formas de construcción social del espacio por Una segunda articulación de la experiencia estética:
parte de los grupos móviles, fundados en la Espacializando las Prácticas Rupestres
idea del punto (sitios de habitación) y la línea En oposición a lo que sucede durante el
(rutas), como ejes fundamentales de todo período Alfarero Temprano, las comunidades
paisaje (Ingold 1987, Criado 1991). de los períodos Intermedio Tardío y Tardío
habrían materializado una experiencia estética
La conformación de esta realidad, sin completamente diferente en Los Mellizos, la
embargo, no se funda en una modificación que comienza con unas condiciones de
altamente significativa del entorno de los producción y recepción del arte rupestre 675
espacios de ocupación, sino que más bien divergentes a las de tiempos anteriores. El
remite a una alteración del entorno de una principio básico para la estructuración de estas
baja intensidad dada la poca cantidad de experiencias estéticas sería la espacialización
bloques de arte rupestre grabados. A través de de la cadena operativa del arte rupestre, y en
ello, las condiciones de apreciación estética se particular, la disociación espacial entre lo que
basan en espacios poco construidos, donde son las prácticas de producción y recepción
ella dialoga con el reconocimiento y del arte rupestre y las prácticas sociales
observación de otras rocas no grabadas, asi cotidianas de las comunidades Diaguitas.
como con el espacio local, con un claro
predominio del segundo por sobre el primero, Las prácticas de inscripción espacial en Los
sin que, por tanto, se establezca una clara Mellizos, y en general durante este tiempo,
separación no sólo entre ámbitos sociales, descansan en la separación de los espacios
sino también entre estas actividades socio- sociales, generando experiencias espaciales y
culturales y la naturaleza. dinámicas de los cuerpos de los sujetos
sociales que implican una total separación de
Las condiciones de apreciación estética, por las prácticas inscriptivas rupestres en relación
tanto, no se establecen como un dominio con las prácticas sociales del habitar cotidiano.
diferenciado y segregado de otras actividades Mientras los sitios de vivienda de los grupos
en la vida social, sino que por el contrario, se Diaguita se ubican en las terrazas fluviales
insertan en una serie de ritmos y actividades próximas a cursos hídricos que posibiliten las
de otro tipo que le otorgan un contexto de labores agrícolas, los bloques rupestres se
acción, repercutiendo ello en que los actos emplazan en puntos que son bisagra entre este
sensibles de la apreciación del arte rupestre se espacio cotidiano y los espacios que no son
integran con otras prácticas conformando una utilizados reiterada e intensivamente por estas
totalidad. poblaciones, tal como son los cerros y la
cordillera. Los petroglifos, por tanto, se
De hecho, la baja cantidad de bloques disponen en los límites de los espacios
grabados en este lugar, sumado al carácter cultivables, en faldas de cerro, conos de

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

deyección o, como en el caso de Los Mellizos, articula a los petroglifos con rocas no
al ingreso a la cordillera, distanciándose 2 grabadas, espacios vacíos y el entorno local,
kilómetros del asentamiento Diaguita más pero esta apreciación es diferente a tiempos
cercano. anteriores, tanto porque el espacio construido
es más amplio y más estructurado,
Las condiciones de apreciación estética, y por enmarcando de mayor manera la experiencia
ende, la cadena operativa de la producción de en el espacio, como porque no se establece
arte rupestre en este momento, comienza por una asociación visual con otras prácticas
la idea de la separación y el alejamiento de los sociales de tipo cotidiano.
espacios de lo cotidiano para insertarse los
sujetos en lugares no habitados diariamente, La mayor intensidad en las condiciones de
para finalmente, producir y/o consumir arte apreciación estética en este momento no sólo
rupestre sin que se realicen otras actividades se refrenda por la mayor cantidad de bloques
que implican la generación de cultura material intervenidos, sino también porque los
recuperable arqueológicamente. Este hecho grabados se manufacturan con una técnica
implica que la relación entre los sujetos, las que permite su mayor visibilidad (lineal
rocas y el espacio en Los Mellizos no se continua), y son de un tamaño mayor a los del
encuentra mediatizada por otros elementos de momento previo. El uso de rocas más altas, y
la cotidaneidad social, marcando una también la mayor intervención sobre los
diferencia con tiempos anteriores en que ella soportes, vuelve a esta actividad una práctica
estaba mediatizada por una serie de otros performativa más amplia que en tiempos
objetos y prácticas relacionadas con el habitar anteriores, conjugándose una mayor presencia
cotidiano. Sin esta separación espacial, que es y significación del cuerpo de los sujetos como
en el fondo una segregación de los ámbitos de recurso de percepción estética.
676 acción social, no es posible ningún tipo de
apreciación estética. De la misma manera, las condiciones que
fundan esta experiencia incorporan ahora
Pero a la vez que se establece esta separación, nuevos elementos visuales que establecen
las condiciones de apreciación son bastante posiblemente nuevos discursos que deberían
más intensas que las anteriores, por cuanto en reposicionar esta experiencia. Tales elementos
Los Mellizos se interviene un mayor número visuales son las representaciones de humanos
de bloques que en tiempos anteriores, se y máscaras que se remiten a este tiempo.
establecen una mayor cantidad de diseños y se Mientras previamente esta experiencia
organiza un espacio fundado en dos premisas descansaba en la visualidad de los elementos
básicas: la linealidad del movimiento al no figurativos, ahora se une a estos elementos
interior del sitio, como antes, pero también la e incorpora nuevos referentes visuales que
creación de espacios circulares enmarcados amplían los tipos de discursos presentes en el
por arte rupestre, las que generan pequeñas lugar, pues remiten a aspectos no
estaciones al interior del lugar donde se referenciados en los petroglifos previamente,
produce la acción de grabar y observar los tal como son las máscaras, por ejemplo. En
petroglifos . particular, la creación de máscaras se vuelve
un elemento de interés, por cuanto en su
Esta estructura espacial implica que junto al configuración visual recuerdan la imagen del
movimiento regional de separación de los personaje antropomorfo/zoomorfo de las
espacios cotidianos se necesita un movimiento vasijas, sujeto que ha sido interpretado como
microespacial en un eje Este-Oeste, o un personaje de importante poder político al
viceversa, en el que se establecen paradas en interior de estas comunidades, pero también
entornos construidos circularmente por medio de importante significación simbólica
de los bloques con grabados. En ese (Troncoso 2005, 2010). Su presencia en Los
movimiento y pausas es que nuevamente las Mellizos, y por ende, en estos espacios fuera
condiciones para la apreciación estética de lo cotidiano, no haría más que establecer

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

lazos ente los discursos visuales reconocidos espacial de estas condiciones de apreciación
en los hogares y en estas áreas marginales. Las estética. Esta segregación, por tanto, separa
condiciones de apreciación estética, por tanto, los efectos sensoriales del arte rupestre de las
establecerían algún tipo de relación entre los experiencias fenomenológicas acaecidas en
contextos habitacionales y domésticos por otros dominios de la vida social,
medio de la presencia de un referente visual construyéndola como un ámbito sensorial
similar y los imaginarios sociales con los que particular donde se mezcla su inserción en
se asocia. estos espacios alejados con la visualidad de los
grabados.
Un aspecto interesante, es que si bien ella
implica una espacialización de la vida social, La mayor cantidad de rocas modificadas,
ella no va de la mano con una ampliación de sumado a la creación de paneles rupestres con
los espacios de movimiento de las una mayor sobrecarga de diseños transforman
poblaciones. En efecto, mientras el modo de también la visualidad del lugar, y por ende, las
vida móvil de los grupos Alfareros estrategias de percepción óptica. Por un lado,
Tempranos los llevaba a unir diferentes la ausencia de actividades cotidianas le entrega
espacios del valle, e inclusive de la cordillera, una mayor sensorialidad a las prácticas de
las comunidades Diaguita reposan sobre un recepción y producción de arte rupestre, pues
movimiento menor, que es producto de su no están intervenidas por otros elementos.
sedentarismo, movimiento que en el fondo Esta mayor sensorialidad se ve también en la
articula los espacios habitacionales con estos mayor construcción material del espacio y en
espacios de producción rupestre. Esta el mayor trabajo invertido en los surcos de los 677
disminución de la espacialidad Diaguita se grabados lo que le entrega una mayor
refrenda en los mismos diseños rupestres, visibilidad.
donde no se reconoce iconografía proveniente
de regiones foráneas como, por ejemplo, el Por otro, los paneles rupestres se organizan
Centro Oeste Argentino. internamente de manera más compleja, tanto
por el uso de principios de simetría, como por
Esta conformación de la experiencia estética la mayor cantidad de diseños que se crean, por
del arte rupestre en Los Mellizos recuerda de lo que las condiciones de observación se
buena manera las propuestas sobre la complejizan, implicando una conformación
conformación del espacio en las comunidades sensorial diferente a la de tiempos anteriores,
campesinas, ancladas en una clara noción de donde la imagen adquiere un valor más
territorio y donde se define de manera preponderante, tanto en términos de
explícita los márgenes de la vida cotidiana a frecuencia, como en términos de inversión de
través de una serie de marcadores que se tiempo para su observación y decodificación.
transforman en elementos simbólicos de alto
valor ritual (Hernando 2002, Criado 1991, Los lineamientos reconocidos para la
Bradley 1993). Es en esta línea, que Los estructuración de la experiencia estética
Mellizos como espacio y realidad durante el Período Intermedio Tardío son
fenomenológica debe ser pensada. válidos también para el período Tardío, o
momento de incorporación al estado Inca de
De esta manera, estas condiciones de las comunidades Diaguita. Esta continuidad
apreciación estética están segregadas de una entre uno y otro momento es coherente con
serie de otras actividades sociales de tipo las continuidades que se observan en los
cotidiano, por lo que los mismos actos restantes ámbitos de la vida material y social
sensibles relacionados con la producción y de estas poblaciones. Sin embargo, y como
consumo del arte rupestre comienzan con esta sucede en los ámbitos antes mencionados, se
separación de los sujetos de sus espacios establecen algunas diferenciaciones producto
cotidianos, ampliando por ello la lógica de este proceso de anexión estatal.

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

actividades sociales. Esta intensificación se


Por un lado, nos enfrentamos a que las expresa de forma clara en tres aspectos. Uno,
condiciones de apreciación se ven enfrentadas la ampliación de la visualidad del sitio, dada
a la incorporación de nuevos elementos tanto por la mayor cantidad de rocas
visuales en el arte rupestre, diseños que intervenidas, como por los atributos técnicos
establecen relaciones semánticas con el de los surcos, donde los surcos son más
Estado Inca debido a su directa asociación profundos creando una mayor visibilidad de
con éste. Ejemplo de ello son diseños como la los diseños.
clepsidra, los ajedrezados y el camélido
esquemático rígido (Sepúlveda 2004), los que Dos, este aumento en la visibilidad y en la
introducen nuevos significados y elementos recepción visual de los diseños se refrenda
para la articulación de ésta, las que ya no también en el uso de la técnica de cuerpo
descansan únicamente en la materialidad de relleno que genera representaciones
una visualidad que apela hacia lo local, sino fácilmente observables y que revierten en una
también se integra dentro de otros discursos mayor apreciación de este tipo de diseños por
de mayor amplitud espacial, como lo sobre otros, conformando paneles rupestres
evidencian tanto estos diseños, como la más complejos tanto por el número de
presencia de representaciones antropomorfas petroglifos creados, como por las diferencias
similares a las reconocidas en el Norte de en la jerarquía visual de ellos.
Chile y Noroeste Argentino.
Tres, la ampliación sensorial de la visualidad
Por otro, nos enfrentamos a una mayor del sitio hacia espacios ubicados al exterior de
intensidad en la producción de las la terraza donde se ubica Los Mellizos, tal
visualidades, reconocida no sólo por el como lo demuestra el personaje con hacha
678 aumento en los bloques grabados en este que es reconocible desde la vereda norte del
momento, sino también por la sumatoria que río, previo ingreso al sitio.
se establece con los soportes grabados en
momentos previos, potenciándose la A través de ello, las condiciones de
ordenación circular y lineal definida en apreciación estética se intensifican, con una
tiempos anteriores. Esta intensificación se clara apelación al sentido visual de los sujetos
observa también en la dramatización que se que recorren tal espacio, creando un espacio
establece en el ingreso al sitio, emplazando construido más amplio y más fuerte en
sobre una gran roca una figura humana con términos perceptivos. Estas condiciones de
un hacha en la mano que es visible desde apreciación conjugan, por ende, la
fuera del sitio, y ubicándose en el punto en el tradicionalidad de un espacio que se ha
que es más fácil vadear el río para entrar a Los ocupado reiteradamente dentro de la dinámica
Mellizos. Con ello, se establece un nuevo de las poblaciones locales, como la
parangón para la apreciación estética al incorporación de nuevos discursos visuales
expandirla visualmente hasta afuera del sitio y que jerarquizan diseños, integran imágenes
dramatizar la incorporación a este espacio por foráneas a la región y requieren sujetos que
medio de la presencia de un personaje perciben este lugar y sus imágenes a partir de
asociado a un elemento de amplio capital la segregación desde sus áreas de
simbólico en estos contextos: las hachas. cotidaneidad.

Esta reconfiguración espacial y visual del sitio Con respecto a este último punto, el
durante el período Tardío implica una reconocimiento en este momento de un
intensificación en las condiciones que orientan sistema de traslado de pescados y moluscos
la apreciación estética de los petroglifos. A secos hacia la vertiente oriental de Los Andes
través de ella se mantiene la separación en lo (Troncoso et al. 2004) puede bien llevar a
sensible entre la producción y recepción de pensar que la producción y recepción de arte
arte rupestre de un conjunto de otras rupestre en Los Mellizos ahora se articulase

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

también dentro de estos circuitos de sujetos en un lugar donde la cultura material


movilidad regional que articulan distintos aumenta los dispositivos que apelan a lo
espacios del Estado Inca. sensible de los humanos, en particular, los
movimientos de los sujetos y la visualidad. En
Conclusiones: La variabilidad de las esta dinámica, se pasa de un arte rupestre que
expresiones estéticas en Los Mellizos comparte espacio con los aspectos sensibles
A través de las páginas precedentes hemos asociado a otras prácticas cotidianas, a otro
intentado desarrollar una primera donde estas experiencias sensibles no
aproximación a caracterizar las condiciones comparten espacio fenomenológico con
que definen la apreciación estética de los elementos asociadas a la vida diaria.
petroglifos en el sitio de Los Mellizos; para
ello hemos recurrido a evaluar las condiciones Esta mayor construcción de un entorno
que definen la producción y recepción del arte modificado que define las condiciones de
rupestre a partir de los contextos materiales y apreciación estética implica que las
espaciales asociados con los petroglifos del transformaciones que reconocen entre los
lugar. diferentes momentos del tiempo en la región
no sólo son de tipo social y económico, sino
Es así como hemos reconocido una que ellas también varían en lo que Gosden
modificación significativa en cómo las (2001), define como la educación de los
condiciones materiales y las prácticas sociales sentidos, repercutiendo en fenomenologías
enmarcan estas experiencias estéticas, diferentes que apelan de manera distinta a lo
definiendo un primer momento asociado al sensible, y el arte rupestre es un ejemplo de 679
período Alfarero Temprano con una ello.
incorporación de estas experiencias dentro de
una serie de otras prácticas sociales que están Esta apelación diferencial a lo sensible
mediadas por el desplazamiento espacial y la reconocida en el caso de estudio, implica
temporalidad que impone un modo de vida también una articulación con lo natural donde
móvil. hay continuidades y transformaciones.
Continuidades en cuanto es un mismo punto
En contraposición, posteriormente espacial donde se materializa la acción social
identificamos un segundo momento asociado del arte rupestre, pero con dinámicas
a los períodos Intermedio Tardío y Tardío en diferentes; transformaciones, en cuanto las
el que estas experiencias se espacializan desde condiciones de apreciación estética en el
las prácticas cotidianas, fundándose en una tiempo van descansado cada vez más en un
separación entre los ámbitos de lo cotidiano y espacio construido materialmente, como por
de la producción/recepción del arte rupestre. el hecho que estos lugares adquieren
Esta separación viene dada por la posiblemente significaciones diferentes a
conformación de un modo de vida campesino partir de su inserción dentro de las prácticas y
centrado en el sedentarismo. Este último dinámicas regionales de estas comunidades.
punto no es menor, pues no sólo implica una
separación del ámbito ritual de lo doméstico, De hecho, en este proceso de complejización
sino también la materialización de espacios de de las condiciones de apreciación estética, un
reproducción social diferenciados entre sí. rol importante lo juegan las rocas de gran
tamaño, las que son utilizadas en los tiempos
Significativo en todo ello es cómo con el paso más tardíos para realizar grabados que tengan
del tiempo, no sólo se produce un cambio en un mayor impacto visual, ya sea a partir de
las condiciones de apreciación estética, sino poder incluir un número mayor de diseños,
también una intensificación en la como que ellos tengan una mayor visibilidad.
materialización del espacio construido que
enmarca estas experiencias, insertando a los

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

Sin embargo, esta dinámica de las condiciones ocurre, por ejemplo, en una batalla ritual, sea
de apreciación estética pensamos que dan en una estructura, como sucede en las k’isa;
cuenta en tiempos Intermedio Tardío y Tardío diríamos que se mueve entre dos instancias:
de los principios que han sido propuestos para los trabajos para establecer el contacto y los
definir una estética andina (Cereceda 1988). mecanismos para impedir que sea excesivo,
En efecto, esta autora ha planteado como un función que cumplirían los ritos” (Cereceda
fundamento central de la estética en Los 2001: 349)
Andes es la noción de mediación entre
opuestos la que se expresa espacialmente Es a la luz de este aspecto que podemos
tanto en los mitos, como en los tejidos, cuyo pensar no sólo cada acto de producción de
objetivo final es el intentar mantener el arte rupestre en Los Mellizos como guiado
equilibrio y orden del mundo (Cereceda 1988), por esta noción de estética andina, sino
conceptos que en última instancia remiten a también como parte de un proceso de
una noción de belleza andina que para mediación que intenta unir la división entre
Cereceda (1988), articula directamente con el estos dos espacios, sin que ellos pierdan su
ideal estético andino. Pensamos que esta particularidad. Es por ello, que según esta
mediación es la que se materializa en Los estética andina, la separación de los sujetos
Mellizos, pues a partir de la espacialización de sociales desde sus espacios cotidianos es un
los ámbitos sociales, la producción y consumo punto central para la conformación de las
de arte rupestre se establece en estos lugares condiciones que definen esta estética, pues el
alejados de lo cotidiano, en puntos bisagras desplazarse y recorrer estos espacios se
con espacios no usados diariamente. En Los transforma en el medio privilegiado para
Mellizos, como vimos, tal bisagra es entre el hablar o provocar este contacto entre lo
valle, el espacio ocupado cotidianamente, y la separado. Pero en este distanciamiento
680 cordillera, un espacio no habitado por las espacial, ingresando no sólo a la cordillera,
comunidades Diaguita. sino también a los espacios no ocupados
cotidianamente, que podemos definir como
A partir de su ubicación espacial, y la espacios salvajes, es donde radica también la
construcción material de este espacio, Los belleza de esta estética andina, pues “si la
Mellizos durante estos momentos materializa mediación parece otorgar a la belleza la
esta estética andina fundada en la noción de ambigüedad que le es propia, la belleza, en
mediación entre dos espacios, creando un cambio, parece conferir a la mediación un
lugar donde este quiebre es mediado por el carácter inestable y peligroso” (Cereceda 2001:
hacer y observar petroglifos, organizando un 354).
centro en el que se establece el equilibrio entre
estos dos espacios diferentes, equilibrio que Es sobre esta noción de mediación que ahora
para el mundo andino es el ideal de la noción los diseños de arte rupestre pasan a
de belleza, o como bien dice la autora: materializar esta idea, conformándose cada
acto productivo como un acto que materializa
“La mediación es, pues, una entidad esta estética, desplazando en cierta medida la
independiente que relaciona partes divididas o propiedad de la imagen en pos de privilegiar la
en discordia, sin que ellas pierdan su noción de espacio como bisagra y fundamento
identidad; así, cuando los jugadores utilizan el de esta estética andina. En contraposición, la
dado para entrar en contacto con el alma del conformación espacial de los petroglifos del
difunto, el plano de la vida y el plano de la período Alfarero Temprano no respondería a
muerte se tocan, pero continúan siendo dos los fundamentos de esta estética andina, lo
realidades distintas. Tal como lo hemos visto, que es coherente con la comprensión de estas
la mediación es algo más que un punto o poblaciones más bien a la luz de un horizonte
instante de contacto: es capaz de recubrirse ideológico amazónico que Andino.
con un sentido propio y de desplegarse de una
manera compleja, sea en un proceso, como

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art


ARTICULACIONES ESPACIALES, CUERPOS Y ROCAS: EXPLORANDO UNA ESTÉTICA DEL ARTE RUPESTRE
EN EL CENTRO NORTE DE CHILE

Finalmente, sobre estas realidades materiales - Un período Intermedio Tardío con un sitio
se establecen las realidades estéticas que se más estructurado y una mayor presencia de
materializan en cada uno de los diseños bloques modificados que arquitecturizan de
rupestres del sitio. Sin entrar en mayor mayor forma un espacio construido, asociado
profundidad en el tema, no podemos dejar de a un surco donde no se dejan intersticios entre
mencionar que los cambios en las técnicas de los diferentes golpes que conforman el surco.
producción de los grabados repercuten
directamente en las formas de percepción de - Y finalmente, un período Tardío con un sitio
éstos. Es así, como el predominio de la altamente estructurado y construido
técnica lineal discontinua en los diseños del materialmente, donde los distintos golpes
Período Alfarero Temprano implica que la generan un continuo sin que queden
producción y observación de estas intersticios, e inclusive se rellenan los espacios
representaciones unen en su manufactura y interiores de los diseños.
recepción los sectores golpeados de la roca y
los intersticios que quedan entre cada golpe al Cada una de estas condiciones de apreciación,
interior del diseño. en última instancia, deviene en estéticas
concretas (Heyd 2005), para cada una de las
En contraposición, el predominio de la comunidades en estudio. Finalmente, a través
técnica lineal continua para el período de ésto se establecen y reproducen diferencias
Intermedio Tardío implica una segregación y continuidades que articulan al menos para
visual y productiva de estos diseños, las comunidades de los períodos Intermedio
eliminando cualquier intersticio sin golpear Tardío y Tardío con una estética andina en el 681
que quedase en el surco de la representación, que el hacer y el ir hacia los petroglifos actúa
constituyéndolo como una entidad que se como un elemento de mediación para
define visualmente sólo por los golpes. En el mantener el equilibrio del mundo. La
período Tardío esta última situación se apreciación de los petroglifos, en ese
amplifica aún más, pues el uso de la técnica contexto, pasa a ser un recurso simbólico
áreal implica el borrado total de la superficie esencial para la reproducción social de las
de la roca asociada con el diseño, pues no sólo comunidades y del mundo
el surco es continuo, sino que el área
enmarcada por estos surcos también se golpea Agradecimientos
rotundamente. A todos quienes han participado en las
campañas de terreno en Los Mellizos y que
Estas tres técnicas, por tanto, van de la mano han alentado todo este trabajo. A Thomas
con maneras de concebir la representación Heyd y una evaluadora anónima, quienes con
visual y la percepción de los diseños sus comentarios ayudaron a profundizar de
totalmente diferentes. Lo interesante es que manera significativa un primer manuscrito. Al
ellas guardan un paralelo con lo que Consejo Nacional de Investigaciones
observamos en la construcción material y Científicas y Tecnológicas de Chile que
espacial del sitio. En resumen nos financió este trabajo a partir del proyecto
encontramos a una secuencia con: Fondecyt 1080360.

- Un período Alfarero Temprano con un sitio Referencias Bibliográficas


poco estructurado espacialmente donde las Ballereau, D. y H. Niemeyer. Los sitios rupestres
rocas grabadas no destacan en términos de de la cuenca alta del río Illapel (Norte Chico,
frecuencia dentro de los soportes rocosos del Chile). Chungara 28:319-352. 1998
lugar, y con un surco en que no se picotea
todo el contorno, compartiendo espacio con Bradley, R. Altering the earth: The origins of monuments
in Britain and Continental Europe. Society of
la superficie de la roca.
Antiquaries of Scotland, Edinburgh. 1993.

Congresso Internacional da IFRAO 2009 – Piauí / BRASIL


Andrés TRONCOSO

------ Rock art and the prehistory of Atlantic Europe. Pavlovic D. Dejando atrás la tierra de nadie:
Signing the land. Routledge, Oxford. 1997. asentamientos, contextos y movilidad de las
comunidades alfareras tempranas del Choapa.
------ Image and audience: rethinking prehistoric art. Werken Nº5: 39-46. 2004.
Oxford University Press, Oxford. 2009.
Pavlovic D. y J. Rodríguez, Nuevas proposiciones
Bradley, R., F. Criado y R. Fábregas. Rock art sobre el período alfarero temprano en la cuenca
research as landscape archaeology: a pilot study in del Choapa. Actas del XVI Congreso Nacional de
Galicia, north-west Spain, World Archaeology 25: Arqueología Chilena. 2006. pp: 121-130, Tomé.
374–390. 1994
Sepúlveda, M. Esquemas visuales y
Cereceda, V. Aproximaciones a una estética emplazamiento de las representaciones rupestres
andina: de la belleza al Tinku. En Raíces de América, de camélidos del Loa Superior en tiempos
el mundo Aymara, X. Albo (comp.), 2001, pp: 283- incaicos, ¿una nueva estrategia de incorporación a
363. Alianza Editorial/UNESCO, Madrid. este territorio al Tawantinsuyu?. Chungara 36(2):
439-451. 2004.
Criado, F. Construcción social del espacio y
reconstrucción arqueológica del Paisaje. Boletín de Tilley, C. A phenomenology of landscape. Berg, Oxford.
Antropología Americana 24: 5-30. 1991. 1994.

Fiore, D. The economic side of rock art: concepts ------ Body and image: explorations in landscape
on the production of visual images. Rock Art phenomenology 2. Left Coast Press, California. 2008.
Research 24(2). 149-160. 2007.
Troncoso, A. La Cultura Diaguita en el valle de
González, P. Patrones decorativos y espacio: el Illapel: una perspectiva exploratoria. Chungara 30
arte visual Diaguita y su distribución en la cuenca (2): 125-142. 1999.
682 del río Illapel. Chungara 36( volumen especial),
tomo II: 767-781. 2004. ------ El plato zoomorfo/antropomorfo Diaguita:
una hipótesis interpretativa. Werken 6: 113-123.
Gosden, C. Making sense, archaeology and 2005.
aesthetics. World Archaeology 33(2). 163-167. 2001.
------ Spatial Syntax of rock art. Rock Art Research
Hernando, A. Arqueología de la Identidad. Akal, 25(1): 3-12. 2008.
Madrid. 2002.
------ Objetos que producen sujetos: una
Heyd, T. Estética del arte rupestre: trazo en la propuesta genealógica para el centro norte de
roca, marca del espíritu, ventana al paisaje. Espacio Chile. Actas del XVIII Congreso Nacional de
Tiempo y Forma serie I, Prehistoria y Arqueología 16-17: Arqueología Argentina, 2010, en prensa. Mendoza.
213-230. 2003-2004.
Troncoso, A., D. Pavlovic, C. Becker, P. González
------ Aesthetics and rock art: an introduction. En y J. Rodríguez. Césped 3, asentamiento del
Aesthetics and rock art, T. Heyd y J. Clegg (eds.), período Diaguita-Inca sin cerámica Diaguita fase
2005, pp: 1-19. Ashgate Publishing Limited, III en el curso superior del río Illapel, IV región,
Aldershot. Chile. Chungara 36 (volumen especial), tomo II:
893-906. 2004.
Ingold,. T. 1987. The appropriation of nature: essays on
human ecology and social relations. Iowa University Troncoso, A. y D. Jackson. Images that travel:
Press. Aguada rock art in North-Central Chile. Rock Art
Research 27(1): 43-60. 2010.
Morphy, H. Aesthetics across time and place: an
anthropological perspectives on archaeology. En Vergara, F. Caracterización tecnológica del sitio Los
Aesthetics and rock art, T. Heyd y J. Clegg (eds.), Mellizos, cuenca superior del valle de Illapel. 2010.
2005, pp: 51-60. Ashgate Publishing Limited, Memoria para optar al título de Arqueólogo.
Aldershot. Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural,
Universidad Internacional SEK. Santiago.

12/ Estética e Arte Rupestre / Aesthetics and Rock Art