Você está na página 1de 3

LINEAS DE LANGER............... ÚNICO MODO DE TRATAR LA FLACCIDEZ!!!

LINEAS DE LANGER Durante más de cien años, este aspecto de la fisiología cutánea fue
tratado por muchos e inminentes doctores, dándole cada cual su propia denominación, y
así se encuentran y detallan, en distintas bibliografías • Líneas Anatómicas : Langer •
Líneas Dinámicas del rostro: Starck • Líneas de flexión: Bruner • Líneas de pliegue: Kraissi
Las llamadas líneas anatómicas de Langer, en honor a Carl Langer Von Edenberg, científico
australiano, quien fue el primero en describirlas El las describió para la dirección de las
incisiones utilizadas en cirugía plástica. Son líneas divisorias, o rayas, que siguen
directrices concretas, que los cirujanos plásticos estudian muy meticulosamente, para
evitar la defectuosa e inestética cicatrización de una herida operatoria. Pero que son las
líneas de Langer? Son llamadas también líneas de Hendidura (Clavage Line), pero
científicamente son : “cualquiera de las extracciones lineales de la piel que delimitan el
patrón estructural general y la tensión del tejido fibroso subcutáneo”. Se corresponde
estrechamente con los pliegues de la superficie de la piel, Y se encuentran en todas las
áreas del cuerpo, aunque solo son visibles en ciertos sitios, como las palmas de las manos
y la planta de los pies. Las líneas tienen un patrón característico en cada región corporal,
aunque varían con la configuración del cuerpo. Son constantes en personas de la misma
constitución, o contextura, independientemente de la edad. En general, siguen una
dirección oblicua, con el sentido de menor tensión de la piel, perpendicularmente a la
dirección de las líneas de la máxima tensión. Las incisiones hechas paralelamente a ellas,
cicatrizan con mucha menos retracción, que las que se hacen en sentido perpendicular.
Hasta cierto punto, las líneas de Langer o de hendidura, determinan la dirección y
disposición de las lesiones en las enfermedades cutáneas. El colágeno de la capa reticular,
la más profunda de la Dermis, está dispuesta en haces de fibras de colágeno que surcan la
piel, siguiendo un patrón bien definido llamadas estrías, “La dirección de las estrías varían
de una parte del cuerpo a otra, formando las líneas de Langer” Los cirujanos plásticos,
procuran siempre realizar una incisión a lo largo de las líneas, para que la cicatriz irritable
en toda cirugía, se confunda con estas estrías naturales, y no con la formación de un
cordón cicatrizar. Ellos nunca inciden contrariamente a las líneas de Langer, ya que las
incisiones que crucen a través del sentido o dirección de estas líneas, quedaran más
abiertas y anchas, que las que se hagan en forma paralela, que tienen menor probabilidad
de ocasionar cicatrices visibles o “viciosas” Como ya sabemos entonces, que estas líneas
existen, como Esteticistas, de ahora en adelante, debemos cuidar muy particularmente las
referidas líneas, y efectuar sobre ellas y en su sentido, masajes endoactivos, incentivando
la circulación eficiente del colágeno. Cuando desconocemos este “mapa de colágeno”, no
estamos preparados para realizar un verdadero tratamiento en contra de la flaccidez,
envejecimiento o de estrías inestéticas………. El desconocimiento nos convierte en un
profesional no preparado para enfrentar eficientemente este desafío. El masaje
endoactivo, practicado según las líneas Langer, es el tratamiento idóneo para post-
operatorios, siempre que se sepa manejar correctamente la técnica de drenaje linfático
manual. Esto ocurriría en las primeras sesiones, cuando generalmente las pacientes
acuden con edema zonal o general, siempre que contemos con la autorización del médico
tratante para poder tener una buena relación medico/paciente/esteticista.

Técnica Facial de Langer En este caso procederemos con los pasos normales de cualquier,
tratamiento de higiene y tonificación, según tipología cutánea: a) Desmaquillar b)
Limpieza con gel espumigeno de ácidos frutales c) Pulido suave con sílice, mezclado con
gel descongestivo (opcional) d) Tonificar con loción de ácidos frutales

La Técnica: PASO 1

a. Elegiremos ampollas activas según lo que perseguimos lograr como placenta,


colágeno o elastina liposomados, péptidos, etc
b. Agregar factor de crecimiento epidérmico, como citoquinas, ceramidas, Q10, etc.
c. Base de transporte, un gel neutro o reafirmante, formando una base acuosa
homogénea

PASO 2 Tomamos un bolón de vidrio o piedra, que humedecemos con la preparación


anterior, y vamos deslizándolo en el sentido de las líneas de Langer, siempre en forma
ascendente, presionando o vibrando para lograr reacción positiva en estas. Sera evidente
casi inmediatamente, que la piel va tomando un aspecto muy lozano, con una clara
activación colágena, de estas líneas de tensión. Esto da el efecto lifting tan deseado.
Finalizando este importantísimo paso, de lo que técnicamente se denomina “topografía
cutánea langueriana”, repetimos el mismo movimiento, pero ahora con los dedos,
efectuando pequeños pellizcos, que irán mostrando un efecto estimulante y circulatorio,
además del efecto tensor, de lifting, que se percibirá muy notoriamente.

PASO 3 Colocar mascara tensoactiva, y retirar suavemente 15 minutos después. Sellar


con bloqueador solar y una crema hidratante acorde a las necesidades de la piel tratada.
Este tratamiento, es muy compatible, con la utilización de tecnología, como el ultrasonido,
la bioestimulación mecánica, y la radiofrecuencia no ablativa, iontoforesis,
electroporación, etc. Si no queremos utilizar tecnología, podemos ayudarnos con técnicas
de enfriamiento zonal (tensor), hidratación por goteo, Maderoterapia facial, rolling
faciotensor, etc. Así que queridas amigas y amigos, amantes del conocimiento y de la
estética profesional y responsable, no duden en usar esta técnica maravillosa, que sin
duda alguna, lograra un cliente/paciente satisfecho, agradecido, que regresara siempre a
nuestro gabinete, por otro tratamiento con resultados inmediatos y mediatos, que
confirmara nuestra expertiz. Sandra Mazzeo Dermocosmiatra