Você está na página 1de 2

Tomando en cuenta la lectura en inglés: Pelechano, V., González-Leandro, P., García, L.

& Morán, C. (2013) Is it posible to be too happy?. Happiness, personality, and


psychopathology. International Journal of Clinical and Health Psychology. 13(1)18-24.
Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=33725623003:

Resumen:

En este estudio se ponen a prueba los tipos de relación entre felicidad, personalidad y
psicopatología en una muestra de 321 adultos de ambos sexos. Las derivaciones, en dos
escalas de felicidad, un cuestionario de personalidad y otro de trastornos de personalidad
(escala de Loranger) no corroboran la hipótesis del umbral de Diener, de que existe una
felicidad óptima y otra máxima; ni el supuesto de Seligman, de que la felicidad no tiene
límites: a) la afectividad negativa (neuroticismo) se relaciona negativamente con la
felicidad en todo su rango; b) extraversión y apertura a la experiencia se relacionan
positivamente con felicidad en todo su rango; c) en el resto de factores básicos de
personalidad las relaciones son no lineales, aunque no en el sentido previsto por Diener;
d) en los trastornos de personalidad las tendencias se diversifican por el tipo de trastorno
y tipo de factor de felicidad, aunque se contrasta en la mayoría de las ocasiones el
compromiso de los trastornos de personalidad con la dimensión de neuroticismo de
manera coherente. Se discuten estos resultados en el contexto de la clínica psicológica y
la teoría general sobre la felicidad.
Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=33725623003:

Relación y conclusiones

1. La felicidad puede estar ampliamente relacionada con estados psicopatológicos


como el sadismo, narcisismo, entre otros sin importar a que los sujetos que tienen
estos trastornos son felices haciéndoles daño a los demás.
2. Las personas para alcanzar la felicidad deben experimentar las dificultades, a
conocer su sufrimiento y aprender a soportarlo para generar resistencias y
fortalezas que le ayuden a obtener la felicidad en sus vidas.
3. Según el análisis de diener la felicidad no tiene diferencias entre género y concluye
que los que están significativamente menos felices son los más jóvenes -de 17 a
25 años el resultado es concordante con que los adultos-jóvenes evalúan más
negativamente su calidad de vida.

Análisis:
Teniendo en cuenta el caso de Jose María hernandez polo basado en el artículo ¿Es posible
ser demasiado feliz? La felicidad, la personalidad y la psicopatología, podemos decir que
el consultante no es feliz debido al trastorno de personalidad( recuerdos) la cual no le
permite apreciar dicho estado, debido a que la felicidad está muy relacionada con la
interacción social del sujeto y José maría ha derivado estímulos negativos del entorno que
la ha rodeado desde niño y eso se ve manifestado en su entorno al momento de expresar
sus temperamentos en la cual manifestó sentirse mal y que la mantiene en una contante
tristeza y depresión de modo que es muy difícil que pueda presentar estados de felicidad,
ya que esta se logra de la superación de los obstáculos y resolución de los problemas que
sobrevienen en la cotidianeidad para con ello generar unas obstinaciones como fortalezas
que ayudan subsiguientemente a solucionar los conflictos y con ello alcanzar un grado e
felicidad favorable.