Você está na página 1de 9

SALUD PÚBLICA

GRAJEDA OCHOA LAURO ENRIQUE


VILLANUEVA SURIANO LUIS ANGEL

”ARTROSIS PERIODO PREPATOLOGICO,


PERIDO PATOGENICO Y RELACION CON
FISIOTERAPIA”

08/ Agosto /2015

UVM VERACRUZ
FISIOTERAPIA

6to. Semestre

Docente: Mta. Patricia Rebolledo Sánchez

1
Artrosis
Definición: enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad
funcional. El cartílago articular es una sustancia elástica que recubre los huesos y ayuda a
disminuir la fricción de los huesos cuando hay movimiento.

Porque se genera artrosis

El líquido sinovial es una sustancia que se encuentra en el


interior de la articulación y ayuda a lubricar la
articulación y facilitar el movimiento. Cuando estas
estructuras se dañan, los huesos empiezan a frotarse
entre sí durante el movimiento. Esto puede causar dolor,
y el propio proceso puede conducir a más daño en el
cartílago restante y en los huesos.

La artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar,


algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las
manos, la articulación de la raíz del pulgar, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del
dedo gordo del pie. Fuera de estos lugares, la artrosis es rara y, cuando aparece, se debe
sospechar la existencia de un daño previo o de otra enfermedad articular subyacente

Periodo prepatogenia

Agente:
Existen una serie de procesos identificados que pueden condicionar la aparición de artrosis
alterando bien la integridad del cartílago articular, del hueso subcondral o sometiendo a la
articulación a fricciones o cargas excesivas. Hay muchos procesos implicados en la génesis y en el
desarrollo de la artrosis, aún no conocidos del todo.

Huésped:
Edad, genética (en artrosis generalizada, gran prevalencia), sexo (manos y rodillas en mujeres,
cadera es mayor en varones), estrógenos, obesidad (personas con alto riesgo de padecerla, sobre
todo en rodilla).

Traumatismos agudos, traumatismos crónicos, alteraciones congénitas articulares, dismetrías y


deformidades en varo y valgo, alteraciones metabólicas y endocrinas, enfermedades por depósito
de cristales, enfermedades neurológicas: articulación de charcot (diabetes mellitus), tabes dorsal.
La prevalencia general (porcentaje de casos en una población dada en un momento dado) revela
que en el estudio radiológico sistemático es del 52 % de los adultos para una sola localización. En
los enfermos añosos es más elevado, la prevalencia alcanza al 85 %.

2
Ambiente:
La artrosis afecta al 17% de la población española y cuesta 4700 millones al año.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la artrosis es la cuarta enfermedad que más
calidad de vida resta a los pacientes por cada año vivido

Es responsable de más del 30% de las incapacidades


laborales, tanto permanentes como temporales en
España, y provoca el 35% de las consultas en
atención primaria.

La artrosis afecta al 13.9% de los adultos de 25 años


o más y al 33.6% (12.4 millones) de los mayores de
65 años; se calcula que 26.9 millones de adultos
estadounidenses estaban afectados en el 2005
frente a 21 millones en 1990 (se considera una estimación conservadora).

Periodo Patogénico
El cartílago articular se ha especializado para proveer una superficie suave, de baja fricción y muy
resistente a las fuerzas de compresión que son inherentes a las articulaciones artrodiales. Las
relaciones fisiológicas de las características estructurales individuales de los proteoglicanos y
colágeno en una única matriz extracelular aumentan la capacidad del cartílago articular de
funcionar adecuadamente.

Cambios fisiológicos relacionados con la edad

Con la edad existe un descenso de la hidratación del colágeno y de la concentración de


glucosaminoglicanos especialmente del condroitín sulfato y del tamaño de proteoglicanos. Aunque
el total de la concentración de glucosaminoglicanos puede no variar mucho con el incremento de
la edad la proporción de Keratán sulfato y Condroitín sulfato se incrementa. Con respecto al
condroitín sulfato se demuestra también que el componente 4-sulfatado decrece mientras que el
componente 6-sulfatado aumenta. La alteración en la composición y tamaño de los proteoglicanos
aparece como resultando de divisiones proteolíticas que aparecen en todas las edades y no sólo
durante el crecimiento y maduración. Las proteínas de enlace también se hallan sujetas a
divisiones proteolíticas, según la edad avanza, esto provoca la desestabilización del componente
proteoglicano de la matriz extracelular. El resultado de estos cambios relacionados con la edad del
cartílago articular dará lugar a una matriz con capacidad reducida para soportar las fuerzas
asociadas al funcionamiento normal de la articulación.

3
Cambios asociados a lesiones o enfermedad articular

En este caso se altera la matriz extracelular y secundariamente se provoca un daño en los


condrocitos.

Las tres lesiones típicas del cartílago articular son:

Daño microscópico (lesiones contusas).

Por un lado se puede causar un daño microscópico por un impacto simple o repetitivo. Esto
provocar un pérdida de los componentes de la matriz, la mayoría proteoglicanos sin daño a los
condrocitos. Si el daño es de corta duración, los condrocitos pueden ser capaces de reparar el
cartílago restaurando los proteoglicanos y los componentes de la matriz. El daño consecutivo a
una lesión repetitiva, puede ser irreversible.

Fracturas de cartílago.

Las fracturas condrales resultan de la penetración traumática que altera la superficie articular por
lesión de la placa subcondral. La respuesta fisiopatológica resulta en una proliferación de
condrocitos y síntesis de la proteína de la matriz extracelular. Como los condrocitos no pueden
migrar a la lesión, los esfuerzos no resultan en una reparación completa.

Fracturas osteocondrales.

Estas lesiones se caracterizan por un insulto que cruza la línea en el hueso basal, apareciendo daño
en condrocitos y afectación de células de la médula. En la fractura osteocondral a diferencia de
aquélla limitada al cartílago se evidencia hemorragia y formación de coágulo de fibrina que activa
la respuesta inflamatoria alterando el líquido sinovial. La reacción inflamatoria y el coágulo de
fibrina se extienden sobre la superficie articular dependiendo de la lesión, las plaquetas que
participan de esta reacción liberan factores mediadores vasoactivos y factores de crecimiento o
citoquinas que son proteínas que influencian múltiples funciones celulares. Dado que también hay
compromiso óseo, la matriz extracelular a este nivel también participa, con múltiples factores de
crecimiento que contribuyen de manera importante en la curación, estimulando la invasión
vascular y la migración de células indiferenciadas que evolucionarán a condrocitos con todas sus
capacidades funcionales. Los fibroblastos actúan como los condrocitos e inician la reparación del
tejido, pero el tejido fibrocartilaginoso producido no es un cartílago articular normal. Después de
diversas fases de remodelación, el tejido de reparación tiene un menor contenido en
proteoglicanos y una sustancia fundamental de tipo I de colágeno más que de tipo II. Por lo tanto,
la reparación resultante es a menudo de subóptima cualidad y resultando en una función articular
comprometida.

4
CAMBIOS ASOCIADOS CON ARTROSIS

Lo característico de la artrosis es la aparición de áreas focales de daño a la integridad del cartílago


con fibrilación y pérdida de volumen de éste. Factores mecánicos determinan en gran parte el sitio
y gravedad de las lesiones.

Las lesiones artrósicas se inician en el cartílago, en las zonas de mayor contacto, apareciendo áreas
focales de daño a su integridad, causando fisuras superficiales que se van aumentando en
profundidad; progresivamente avanza la destrucción focal del cartílago pudiendo llegar a exponer
el hueso subcondral. Inicialmente aparece una pérdida gradual de los componentes de la matriz,
en especial pérdida de los proteoglicanos, aunque la integridad de la red de colágeno también
parece alterarse. En etapas tardías las fibras de colágeno también se destruyen. Los cambios
precoces no son uniformes, hay áreas en las que predomina la pérdida de la matriz pericelular y en
otras la intercelular. Histológicamente esto es traduce en pérdida de las propiedades tintoriales de
los proteoglicanos, fibrilación de la capa superficial del cartílago y la agrupación de los condrocitos
en clones.

Las células son metabólicamente muy activas en esta etapa, proliferan y aumentan la producción
de componentes de la matriz pero cualitativamente los proteoglicanos sintetizados tiene una
composición anormal y son sensible a las proteasas e hidrolasas que también produce en exceso el
condrocito en la artrosis.. En etapas tardías hay destrucción de la red de colágeno, pérdida de
todos los componentes de la matriz, exposición del hueso subyacente y muerte celular.

5
Causas de la Artrosis

La causa de la artrosis es desconocida. Las investigaciones actuales señalan el envejecimiento


como la causa principal. Los factores que pueden aumentar el riesgo de artrosis son:

 Edad

 Genética: Existen investigaciones que indican que algunas personas tienen dificultades
para formar cartílago articular. Estas personas pueden transmitirles este problema a sus
hijos.

 Lesiones anteriores: Las personas con lesiones previas en una articulación específica,
especialmente en articulaciones que soportan cargas (como la cadera o la rodilla), se
encuentran en mayor riesgo de desarrollar artrosis.

 Actividad laboral: Los trabajos que requieren movimientos repetitivos en cuclillas, flexión
y torsión son factores de riesgo para la artrosis. Las personas que realizan trabajos que
requieren doblar las rodillas de forma prolongada tienen un alto riesgo de desarrollar
artrosis.

 Deportes: Los atletas que usan repetidamente una articulación específica de forma
extrema pueden aumentar su riesgo de desarrollar artrosis en el futuro.

 Obesidad: Tener sobrepeso causa un aumento de estrés en las articulaciones que


soportan peso (como las rodillas), lo que aumenta el riesgo para el desarrollo de la
artrosis.

Síntomas de la Artrosis

Normalmente, la artrosis causa dolor y rigidez en la articulación. Los síntomas más comunes son:

 Rigidez en las articulaciones, especialmente por la mañana.

 Rigidez en la articulación después de estar sentado o acostado por períodos largos.

 Dolor durante la actividad que se alivia con el reposo.

 Ruidos articulares (crujidos, “cracks”).

 Dolor al presionar sobre la articulación.

 Crecimiento y ensanchamiento anormal de la articulación.

6
Relación en la fisioterapia:
La fisioterapia puede ayudar a evitar la cirugía. Aunque los síntomas y la progresión de la artrosis
son diferentes para cada persona, comenzar un programa de ejercicios individualizado y abordar
los factores de riesgo puede ayudar a aliviar los síntomas y retrasar el avance de la enfermedad.

 Se hará un examen completo para


determinar los síntomas y qué actividades son
difíciles para usted. Le diseñará un programa de
ejercicios para hacer frente a esas actividades y
mejorar su movilidad.
 Se puede utilizar la terapia manual para
mejorar el movimiento de la articulación afectada,
así como tratamientos dirigidos a disminuir el
dolor.
 También ofrecer sugerencias para adaptar
su puesto de trabajo y disminuir el estrés en las articulaciones.
 Se le enseñara un programa de ejercicio aeróbico para mejorar su movilidad y la salud en
general, y ofrecer instrucciones para continuar el programa en casa.
 se recomendara cambios simples en el estilo de vida que ayudarán a mantener el peso.
En los casos de artrosis severa que no puede solucionarse sólo con fisioterapia, la cirugía, como
el reemplazo de cadera o de rodilla, puede ser necesaria.

Después de la cirugía el fisioterapeuta le ayudará en todas las fases de la recuperación.

7
Prevalencia

En general, la artrosis afecta al 13.9% de los adultos de 25 años o más y al 33.6% (12.4 millones) de
los mayores de 65 años; se calcula que 26.9 millones de adultos estadounidenses estaban
afectados en el 2005 frente a 21 millones en 1990 (se considera una estimación conservadora).

Artrosis radiológica (moderada a grave): prevalencia por cada 100 personas (puede haber
subestimación en rodilla y cadera).

Mano = 7.3 (9.5 mujeres; 4.8 hombres).

Pies = 2.3 (2.7 mujeres; 1.5 hombres)

Rodilla = 0.9 (1.2 mujeres; 0.4 hombres)

Cadera = 1.5 (1.4 mujeres; 1.4 hombres)

Artrosis sintomática: prevalencia por cada 100 personas.

Mano = 8% (8.9% mujeres; 6.7% hombres) 2.9 millones de adultos mayores de 60 años.

Pies = 2.0% (3.6 mujeres; 1.6 hombres) de 15 a 74 años.

Rodilla = 12.1% (13.6% mujeres; 10.0% hombres) 4.3 millones de adultos mayores de 60 años.

Rodilla = 16% (18.7% mujeres; 13.5% hombres) adultos mayores de 45 años.

Datos del estudio Framingham sobre OA reportan tasas similares:

Rodilla = 6.1% de todos los adultos > 30 años

Rodilla = 9.5% (11.4 mujeres; 6.8 hombres) de 63 a 93 años

Cadera = 4.4% (3.6% mujeres; 5.5% hombres) adultos ≥55 años de edad

8
Bibliografía:

http://www.solofisio.com/especialidades/articulo/que-es-la-artrosis-159

http://artrosismiembros.blogspot.mx/

http://www.bgb-biogen.com/reumatologia/capitulo1.pdf

http://www.cdc.gov/arthritis/espanol/osteoarthritis.htm