Você está na página 1de 4

Propiedad, Control y Riesgo

Administración Financiera Corporativa.


EMERY, D. and FINNERTY, J.

Considere el relato ficticio de la empresa fabricante de automóviles de Henry Ford.


Observe como cada decisión de evolución de la empresa afecta al valor y a las decisiones que
le atañen. Cada paso agrega a otro grupo interesado: el de las personas depositarias de
intereses.
Primera Decisión

Henry empezó con la idea de fabricar un automóvil que estuviera al alcance de un gran número de
personas. Utilizando su propio dinero compró la materia prima, luego construyó un automóvil y lo vendió a
un cliente satisfecho; fue así como obtuvo una utilidad. Reinvirtió el dinero de la venta, compró más materia
prima y fabricó más automóviles.

De lo anterior podemos observar también que la decisión de financiamiento está representada en la


columna derecha del balance. Henry financió todo. (Por lo tanto, el pasivo y el capital de los accionistas están
integrados exclusivamente por el capital de Henry. CH.) Henry también es el gerente de la empresa. De hecho,
en este momento, además de proveedores y clientes, Henry es la única persona que participa directamente
en la empresa. La primordial motivación de Henry era ganar dinero. Pero. ¿qué sucede si la compañía no
tiene éxito? Esto es, ¿qué ocurre si Henry no puede vender sus automóviles con una utilidad? De hecho.
Henry se quedaría sin dinero. Por lo tanto, en ciertas circunstancias, Henry puede perder el dinero que
invirtió, aunque en realidad nadie más perderá.
En este punto, queremos señalar tres cosas: en primer lugar, Henry tiene la propiedad exclusiva de
la empresa y sus activos. En segundo lugar, Henry tiene el control completo de la compañía y de sus activos
(dentro de los límites legales). Tercero, Henry asume todo el riesgo asociado con la inversión de la empresa.
Segunda Decisión

Construir un automóvil era correcto, pero a Henry se le ocurrió que, si pudiera


comprar más materia prima con cada pedido, ahorraría dinero en cargos por
embarques. No obstante, Henry (y, por lo tanto, la empresa) no tenía suficiente dinero
para colocar pedidos tan grandes, así que fue a un banco y pidió dinero prestado.
Prometió devolver el dinero de los ingresos de las futuras ventas de los autos.
Observe que el financiamiento de la compañía, es decir, su estructura de capital, ahora está integrado
por dos partes (usamos TA' para representar el pasivo más el capital de los accionistas y resaltar que la
identidad contable siempre debe persistir). Los dos componentes del nuevo financiamiento de la compañía
son deuda y capital. El capital representa la propiedad, en tanto que la deuda es una obligación legal del
dinero tomado en préstamo. Como único accionista (o tenedor de acciones o el que tiene una participación
de las acciones), Henry aún tiene la propiedad exclusiva de la compañía y de sus activos.
También Henry retiene el control directo sobre la empresa y sus activos, ya que es el gerente de la
empresa. Sin embargo, Henry ahora está restringido por obligaciones relacionadas con el préstamo bancario.
Su compañía necesita pagar intereses sobre el préstamo y reembolsar el dinero que le prestaron. El banco
se ha convertido en una parte interesada en la empresa de Henry. Al igual que Henry, la motivación principal
del banco para hacer este préstamo fue la de ganar. dinero. Debido a ello, Henry aceptó pagar intereses,
además de reembolsar el préstamo.
Pero ahora, ¿qué sucede, si la compañía fracasa? Esto es, ¿qué ocurre si Henry no puede vender sus
automóviles con una utilidad? En algunas circunstancias, la empresa podría no tener suficiente efectivo para
devolver el dinero al banco en su totalidad. Debido a esta posibilidad, el banco está asumiendo cierto riesgo.
Pero, ¿cuánto riesgo hay?
Si las cosas salen mal y el banco no recibe el pago total, éste todavía puede obtener algo, mientras
que Henry habrá perdido todo el dinero que invirtió.
Desde un punto de vista positivo, si a la empresa le va bien, el banco recibirá únicamente el pago del
préstamo más los intereses prometidos, en tanto que Henry obtendrá todo el "ingreso neto excedente “, es
decir, todo lo que haya por encima de la cantidad prometida al banco. En suma, Henry está en peor posición
que el banco desde el punto de vista negativo y mucho mejor que el banco desde el punto de vista positivo.
Así, Henry está asumiendo más riesgo que el banco. Por supuesto, el banco debe confiar en que Henry
actuará de manera responsable y no huya a Sudamérica sin pagar.
Usted puede ver que esta situación es más compleja que al inicio, cuando Henry aportó todo el
financiamiento. Determinar los valores de los derechos sobre la empresa es más difícil. Las decisiones de la
compañía son más complejas porque afectan a más grupos interesados. Revisemos la situación actual: en
primer lugar, Henry retiene la propiedad exclusiva de la compañía. Segundo, Henry aún controla los activos
de la empresa, pero está restringido por las obligaciones de un préstamo bancario. En tercer lugar, el banco
ahora lleva parte del riesgo. Cuarto. Henry soporta todo el riesgo residual, que es la mayor parte del riesgo
de la empresa.
Tercera Decisión

Después de un tiempo, Henry tiene un número


todavía mayor de pedidos, y es tan grande que le llevaría más
del resto de su vida en tiempo para construir esos autos, y
cada día recibe más. Para cumplir con estos pedidos, Henry
contrata algunos empleados. Aun cuando el balance general
no cambia, la empresa de Henry ahora tiene algunas
obligaciones implícitas con sus empleados. Por ejemplo, sus
empleados se molestarán si la empresa demorara el pago de
sus salarios. Por otro lado, los empleados tienen algunas obligaciones implícitas con la empresa.
Por ejemplo. un empleado no debe usar una cuenta de gastos para su beneficio personal. Por lo
tanto, aunque ni el balance general ni la propiedad de la compañía han cambiado, el control de Henry sobre
los activos de la empresa se restringe aún más. La demanda de los autos de Henry continúa creciendo. Ahora,
aunque Henry tiene empleados que construyen los automóviles ya ordenados, nuevamente vuelve a estar
escaso de dinero para comprar materia prima.
Acude al banco, pero éste se niega a prestarle más dinero. En suma, el banco dice que no correrá el
riesgo de un préstamo más grande. El banco aceptará prestarle más dinero, sólo si Henry aporta más efectivo.
Pero Henry ya no tiene dinero; todo su capital está ya invertido en la empresa. El banco sugiere a Henry que
obtenga financiamiento por participación y así lo hace. Como en el caso de Netscape, vende acciones de su
compañía a nuevos accionistas. También crea un consejo directivo.

¿Cuál es la posición de Henry y su empresa? En primer lugar, la compañía ya no es exclusivamente


de Henry. La empresa tiene otros accionistas que son dueños de parte de ella. En segundo lugar, aunque
Henry sigue siendo el gerente y aún tiene el control sobre los activos de la compañía, ahora está todavía más
restringido. Además del préstamo bancario y de las obligaciones con sus empleados. Henry tiene ahora la
responsabilidad de actuar en favor de los mejores intereses de los otros accionistas. En tercer lugar, el banco
sigue soportando parte del riesgo de la empresa. Cuarto, Henry ya no lleva la carga de todos los riesgos
residuales de la compañía. Él y los nuevos accionistas ahora comparten el riesgo residual de la empresa en
proporción directa al número de acciones en poder de cada persona.
Detengámonos un momento para señalar la motivación de los nuevos accionistas para realizar esta
inversión. Como en el caso de Henry y el banco, su motivación es la de hacer dinero. Y cuanto más dinero
gane la empresa, más dinero recibirá cada accionista (en proporción al número de acciones que cada persona
posea). Ya que todos los accionistas, incluyendo a Henry, tienen la misma motivación, podría parecer que
todos sus intereses son idénticos. Sin embargo, Henry es el único accionista que tiene el control directo sobre
los activos de la empresa. Por lo tanto, los otros accionistas tienen que confiar en que Henry actúe en favor
de sus intereses y no, por ejemplo, pagarse un salario enorme e inapropiado a sí mismo.
Cuarta Decisión

Ha pasado más tiempo y la empresa de Henry opera


con más éxito que nunca. Pero Henry ahora está cansado por
tantos años de trabajo y ha decidido retirarse y vivir de las
utilidades de su inversión. Por consiguiente. Henry contrata
empleados especiales gerentes, para que administren la
empresa. Al igual que con los otros empleados, la contratación
de los gerentes no cambia el balance general. Sin embargo,
este cambio es muy importante: Henry ya no tiene el control
directo sobre la empresa y sus activos. Los gerentes ahora
controlan los activos de la empresa y Henry se ha convertido
en un accionista más. En particular, debe confiar en que los gerentes administren la empresa en beneficio
suyo, como los otros accionistas confiaron en él.
En este punto, la empresa de Henry se ha convertido en una corporación muy grande y compleja. Al
principio, el lado derecho del balance era muy simple; su total estaba integrado únicamente por el capital de
Henry. Ahora se ha vuelto complejo, incluyendo contratos explícitos e implícitos entre sus muchos
accionistas. Cada cambio aumentó el potencial para el surgimiento de conflictos de interés entre los diversos
grupos participantes.