Você está na página 1de 1

Cerros

Un cerro o colina es una eminencia del terreno que, en general, no supera los 100 metros
desde la base hasta la cima. Sin embargo, en algunos países de Sudamérica y
Centroamérica se nombran como cerros algunos picos que incluso superan los 3.000 m de
altitud.

Los cerros pueden formarse por varios fenómenos; entre los más comunes están los
geomorfológicos: por la surgencia de fallas; por erosión de otros accidentes mayores del
terreno, tales como las mismas montañas u otros cerros; por movimiento y deposición de
sedimentos de un glaciar (por ejemplo, morrenas y drumlins); etcétera. La forma
redondeada de algunos cerros obedece a movimientos de difusión del suelo y a regolitos
que cubren el cerro, en un proceso denominado reptación.

Algunas regiones que pudieron haber tenido cerros no los tienen por causa de la cobertura
de glaciares durante la Era de Hielo. Por ejemplo, el contraste entre las vastas colinas del
norte del estado estadounidense de Indiana y los numerosos cerros del sur del estado son el
resultado de esto.