Você está na página 1de 1

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS


CARRERA DE MEDICINA
HUMANIDADES MÉDICAS 2
Nombre: Karen Michelle Soto Ordoñez Paralelo: M4-3

ANÁLISIS SERIE CHICAGO MED


El capítulo titulado “When to let go” de la serie Chicago MED aborda diferentes
aspectos de la relación médico paciente, no únicamente los que afectan al ámbito de la
comunicación, sino a la bioética, en general.
El tema que nos ocupa aquí es el análisis del consentimiento informado. El
consentimiento informado actualmente constituye un elemento esencial de la relación
médico paciente. Este documento ético legal permite expresar la autonomía del paciente
en lo que se refiere a elegir o rechazar un tratamiento, medicamento o protocolo de
investigación.
Al hospital Chicago MED llega una paciente femenina con quemaduras en el 80% de su
cuerpo. Presenta además un daño en la arteria carótida que bloquea el flujo sanguíneo.
Los médicos pueden reparar la arteria sin embargo a la hora de llevar a la paciente a la
sala de operaciones, los padres de la paciente manifiestan a los médicos que rechazan el
tratamiento, no quieren ninguna cirugía para su hija y desean “dejarla ir”.
En este caso, sus padres como representantes legales deben firmar un consentimiento
informado que autorice a los médicos quitar el respirador a la paciente. Para esto los
padres son previamente informados sobre lo que implica la realización de dicho
proceso.
La ley establece que el paciente tiene derecho a un consentimiento informado, que le
permite rechazar cualquier tratamiento médico. A excepción de los que tengan como
objetivo la aceleración artificial de la muerte, la realización de prácticas eutanásicas o el
auxilio al suicidio. Sin embargo, el problema está en que la ley no define estas
situaciones. Es por esto que queda la duda de si el hecho de los padres al decidir
desconectar a su hija del respirador evitándole así el sufrimiento futuro constituye
eutanasia. Quizá algunos estimen que no, pero otros pueden pensar que sí, pudiéndose
generar así un problema.
Luego de varias horas de que los médicos le quitaron el respirador a la paciente sucede
una situación particular, la paciente respira por su cuenta presentando buenos niveles de
oxígeno y frecuencia cardiaca. Es en ese momento que los papás de la paciente deciden
que los médicos lleven a su hija a cirugía.
Por otra parte, una bombero llega en mal estado luego de haber inhalado una gran
cantidad de humo durante un incendio. Los doctores intentan salvarle la vida, realizan
una radiografía y observan que presenta una hemorragia en el pulmón derecho. Al no
poder localizar el origen de la hemorragia deciden que la mejor opción es retirarle el
pulmón. Se lo comentan a su amigo sin embargo este se niega rotundamente pues
manifiesta que no podrá seguir trabajando como bombero si solo tiene un pulmón. En
esta situación, en cambio, la decisión no dependía del amigo de la paciente. Al no
contactar a los padres era exclusiva de los doctores del hospital.