Você está na página 1de 7

BICAPA LIPIDICA

La membrana plasmática aísla a la célula al tiempo que permite la comunicación con su


ambiente. Cada célula está rodeada por una delgada membrana plasmática que podemos
considerar una especie de portero que sólo permite la entrada o la salida de sustancias
específicas y que transmite mensajes químicos.

Casi todas las células tienen membranas internas, además de una membrana plasmática que
rodea a la célula. Esas membranas internas forman compartimentos en los que pueden
efectuarse actividades bioquímicas especializadas. Todas las membranas de una célula tienen
una estructura básica similar. Proteínas que flotan en una doble capa de lípidos. Los lípidos
desempeñan la (unción aislante de las membranas. mientras que las proteínas regulan el
intercambio de sustancias y la comunicación con el ambiente.

Las membranas son 'mosaicos fluidos" en los que las proteínas se mueven dentro de capas de
lípidos. Una doble capa de fosfolípida loma una matriz de “cemento" fluida y viscosa para el
mosaico. Mientras que una variedad de proteínas son los “azulejos"' que pueden desplazarse
dentro de las capas fosfolípidicas. Así, aunque los componentes de la membrana plasmática se
mantienen relativamente consulares. La distribución general de las proteínas y diversos tipos
de fosfolípidos puede cambiar con el tiempo.

Todas las células están rodeadas por un medio acuoso. Los organismos unicelulares viven en
agua dulce o en el océano. Mientras que las células de los animales están bañadas por un
fluido extracelular ligeramente salino que se filtra de la sangre. Las membranas plasmáticas
separan un citoplasma acuoso de un ambiente externo acuoso y membranas similares rodean
compartimentos acuosos dentro de la célula. En estas condiciones, los fosfolípidos disponen
de forma espontánea en una doble capa llamada bicapa fosfolípidica la que las cabezas
hidrofílicas constituyen las caras exteriores y las colas hidrofobias se "esconden" en el
interior.
La bicapa fosfolípidica en las superficies interna y externa de la membrana son hidrófilos y en
el interior de la membrana son hidrófobos. Además de los diversas fosfolípidos la bicapa
lipídica contiene colesterol y glucolípidos. A 37 °C el colesterol mantiene la fluidez de la
membrana en los límites fisiológicos e impide una fluidez demasiado alta. A temperaturas
más bajas el colesterol impide que la fluidez disminuya demasiado. La bicapa lipídica es
relativamente impermeable al agua y a las sustancias hidrosolubles. El O, el CO, y una serie
de moléculas liposolubles pequeñas pulen difundirse a través de la bicapa lipídica.

En las soluciones acuosas las moléculas anfifilas como los jabones y las detergentes forman
micelas (agregadas globulares cuyos grupos hidrocarbonadas se encuentran fuera de contacto
con el agua). Esta disposición molecular elimina los contactos desfavorables entre el agua y
las colas hidrófobas de los anfililos y, sin embargo, permite la solvatación de los grupos
cabezas polares.
Las bicapas lipídicas son líquidos bidimensionales. El desplazamiento de una molécula de
lípido de un lado a otro de una bicapa, proceso denominado difusión transversa o flip-flop, es
un acontecimiento en extremo raro. Esto se debe a que un flip-flop requiere que el grupo de
cabeza polar del lípido pase a través del centro hidrocarbonado de la bicapa.

LIPOSOMAS

El liposoma nombre se deriva de dos palabras griegas: la grasa "lipos" significado y el cuerpo
'Soma' significado.

Un liposoma se pueden formar en una variedad de tamaños como unilaminar o construcción


multilaminar, y su nombre se relaciona con sus bloques de construcción estructural, los
fosfolípidos, y no a su tamaño.

En contraste, el término nanosomas se refiere a tamaño y fue acuñado en la década de 1990


para referirse a liposomas especiales en el rango nanométrico bajo; liposomas y nanosomas no
son sinónimos.
BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015

Un liposoma no necesariamente tiene un contenido lipofóbico, como el agua, aunque


normalmente lo hace.

Los liposomas se describió por primera vez por el británico hematólogo Dr. Alec FRS
Bangham D en 1961 (publicado en 1964), en el Instituto Babraham, en Cambridge.

Fueron descubiertos cuando Bangham y Horne RW estaban probando nuevo microscopio


electrónico del Instituto mediante la adición de tinción negativa de los fosfolípidos en seco.

El parecido con el plasmalema era evidente, y los cuadros del microscopio fue la primera
evidencia real de la membrana celular es una estructura bicapa lipídica.

1
Entre los diferentes modelos experimentales de membrana utilizados para investigar las
propiedades de la bicapa lipídica se encuentran los liposomas, constituidos por bicapas
lipídicas en forma de esfera de 25 nm a 1 Itm de diámetro, y las membranas negras, que son
bicapas lipídicas planas formadas en un agujero situado en la separación entre dos
compartimientos acuosos.

Estos estudios han llevado a precisar que las membranas funcionales requieren una matriz
lipídica fluida; esto es, una membrana es funcional cuando se mantiene por encima del punto
de fusión de sus lípidos.

La temperatura de fusión depende de la longitud de la cadena de los fosfolípidos, del número


de dobles enlaces y de la concentración de colesterol.

Desde su descubrimiento, los liposomas han sido ampliamente utilizados como modelos de
membrana. Con posterioridad, ha aumentado el interés en su utilización como sistemas de
transporte, tanto en industria farmacéutica como cosmética.

Su composición, en la que se encuentra una importante cantidad de lípidos de la membrana


celular, su capacidad de encapsular activos de naturaleza muy diversa, su biodegradabilidad y
ausencia de toxicidad han favorecido la difusión de su utilización y aparición continuada de
nuevas aplicaciones.

En el campo cosmético, su principal función es la protección de activos y facilitar su


transporte hacia capas más internas de la piel. Permiten, además, la adición de ingredientes en
la formulación, que de otra manera no podrían solubilizarse.

Propiedades de los liposomas


Los liposomas son estructuras esféricas que se forman espontáneamente cuando los lípidos
formadores se dispersan en un medio acuoso. Su tamaño suele oscilar entre 20 nm y varias
decenas de pm.

Su composición está íntimamente relacionada con la de las membranas celulares. Los lípidos
que los constituyen pueden ser de origen natural o sintético y se caracterizan por presentar una
parte polar (cabeza) y otra parte hidrófoba (cola), que les confieren propiedades anfifílicas.
BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015

Sus características son las siguientes: Parte polar. Puede ser no iónica o estar carga-da positiva
o negativamente. Suele ser un fosfo o glicogrupo esterificado con distintos grupos, que da
lugar a diferentes lípidos polares.

Consiste normalmente en una o dos cadenas de ácidos grasos de 14-18C de longitud,


saturados o insaturados (de 1 a 4 dobles enlaces). Los lípidos pueden contener también un
«grupo esqueleto» que sirve de puente entre la parte polar y la apolar. Este grupo es
generalmente glicerol o esfingosina, y da lugar a los denominados glicerolípidos y
esfingolípidos.

Cuando la cabeza polar está unida directamente al ácido graso nos encontramos ante lípidos
de cadena simple, mientras que si existe una molécula esqueleto se pueden obtener lípidos
tanto de cadena simple como de doble cadena.

2
Su estructura depende de la naturaleza química, longitud y grado de saturación de las cadenas
hidrocarbonadas presentes, el pH y la carga iónica de la fase acuosa. Este tipo de moléculas
no son solubles en agua, sino que forman dispersiones coloidales.

La parte polar o cabeza se dispone de tal forma que encierra el compartimiento acuoso,
mientras que las colas se orientan enfrentadas entre sí, dando lugar a la formación de la
bicapa.

Los fosfolípidos son los lípidos más comúnmente utilizados en la elaboración de liposomas.
La variabilidad de éstos estriba en el grupo que se une al fosfato. Así, se pueden unir amino
alcoholes (fosfatidilcolina y fosfatidiletanolamina), aminoácidos (fosfatidilserina), alcoholes
(fosfatidilglicerol) y azúcares (fosfatidilinositol).

Dentro de los fosfolípidos, la lecitina (fosfatidilcolina) es la más utilizada, puesto que es


fácilmente extraíble de la yema de huevo y de la semilla de soja.

Clasificación de los liposomas:


De todas las clasificaciones de liposomas existentes, la más ampliamente aceptada es la que
los divide según su tamaño y número de bicapas.

Dado que los liposomas están compuestos por lípidos similares a los que se hallan presentes
en las membranas biológicas, se espera que sean biocompatibles y biodegradables.

Si los liposomas se forman en presencia de un fármaco, éste será incorporado tanto en el


compartimento acuoso como en la capa lipídica según su solubilidad. Por lo tanto, los
liposomas se pueden acomodar a compuestos tanto hidrófilicos como lipofilicos.

Un fármaco se puede incorporar a un liposoma en varias formas según sus propiedades


químicas. En general, un fármaco hidrosoluble se disuelve en la fase acuosa del
compartimento interior, mientras que una más hidrofóbica se puede incorporar en la bicapa
lipídica misma formando parte de la membrana de la vesícula.

El coeficiente de partición aceite/agua del fármaco determina la estabilidad de éste en el


liposoma.
BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015

Los probables mecanismos por los cuales los liposomas interactúan con las células incluyen:

 Transferencia intermembrana
 Absorción del liposoma hacia la superficie de la célula vía un medio no específico o
ligados como anticuerpos, hormonas y lectinas.
 Fusión de los liposomas con las membranas de las células y endocitosis
de los liposomas por la célula.

Procedimientos terapéuticos en oftalmología


Los liposomas han sido estudiados por casi dos décadas con el objetivo de incrementar la
especificidad de acción de los fármacos hacia dianas específicas, para facilitar la

3
biodisponibilidad de los fármacos a través de las membranas biológicas, o para proteger al
fármaco contra la inactivación de la enzima.

Su uso en administración tópica y especialmente en la administración oftálmica no ha recibido


mucha atención como sí lo han hecho en otras vías de administración.

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

1. Audesirk Teresa, Audesirk Gerald, Byers Bruce. Biología, la vida es la tierra.6ª ed.
México: Prentice Hall,2003.p.57-58

2. Welsch Ulrich, Sobotta Johannes. Histología. 2ª ed. Madrid: Médica Panamericana,


2008.p.19.

3. Voet Judith, Voet Donald, Pratt Charlotte. Fundamentos de Bioquímica. 2ª ed. Buenos
Aires: Medica Panamericana. P.248 BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015

4. Voet Donald, Voet Judith. Bioquímica. 3ª ed. Buenos Aires: Medica


Panamerica,2006.p.407

5. Paniagua Ricardo, Biología celular. 3ª ed. España,2007.p.45

6. Ashok Garg, Tratamiento antibiótico y antiinflamatorio en oftalmología.1ª ed. Buenos


Aires: Medica Panamericana,2010.p.68

4
BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015

5
6
BICAPA LIPIDICA Y LIPOSOMAS | 15/07/2015