Você está na página 1de 25

PERSPECTIVAS ECONÓMICAS PARA 2019

IG.com

Sergio Ávila Luengo


Aitor Mendez Ries
(Análisis realizado por Sergio Ávila)

A falta de pocos días para finalizar el año 2018, trataremos de anticipar en qué punto estamos en estos
momentos y cuáles pueden ser las claves para el año que en breve comenzamos.

Al escribir este informe podemos afirmar que 2018 ha sido un año muy negativo para las bolsas. Haciendo
balance de los índices mundiales nos encontramos las siguientes caídas acumuladas en los principales
selectivos:

SP500: -3,80%; Dow Jones: -3,31%; Nasdaq: -1%; RUSSELL 2000: -8,76%; EURO STOXX 50: -12,55%; DAX:
-16,11%; IBEX: -12,86%; CAC40: -9,69%; NIKKEI: -7,25%; HANG SENG: -13,72%; CHINA A50: -17,62%;
SHANGHAI: -22,09%

¿Cuáles son las probabilidades de que el mercado suba en 2019?

Pase lo que pase el año antes, la probabilidad de que los mercados suban durante un nuevo año es del
66%, no hace falta ser adivino para esto, nos lo dice la estadística:

Siempre que el mercado ha subido cualquier cantidad el año antes, el 67% de los años siguientes el
mercado ha subido.

Siempre que el mercado ha subido el año antes al menos un 20%, el año siguiente sube de media un 66%.
Si tomamos como referencia desde 1986, el mercado ha subido de media en el 66% de las ocasiones el
año siguiente.

Cada vez que el mercado ha caído un año, de media el mercado ha subido en un 65% de las ocasiones el
año siguiente.

De esta forma, si atendiésemos únicamente a la estadística, podríamos decir que la probabilidad de que
el año que viene suba la bolsa es del 66%.

Obviamente con esto, estaríamos simplificando mucho la ecuación. Como el objetivo no es otro que tratar
de encontrar algo de luz donde puede haber oscuridad, vamos a analizar la situación actual en la que nos
estamos y que podríamos encontrarnos en el futuro.
Situación actual del ciclo

En 2008 estalló la crisis y desde entonces hemos ido avanzando y dando pasos en la expansión económica.
Tras una crisis hay una serie de etapas que hemos ido ya pasando hasta la situación en la que nos
encontramos en estos momentos.

Tras la crisis hubo una caída de la inversión, los salarios bajaron y partir de ahí entró el soporte de los
Bancos Centrales con las QE y con la reducción de los tipos de interés, eso se ha dado lugar a mejores
resultados empresariales con la consecuente mejoría económica y la inflación continúa aumentando.

En este momento nos encontramos en la fase de subida de tipos (véase la actuación de la Reserva Federal
que es la que marca el camino), por lo que podemos decir que estamos bastante avanzados en el ciclo,
aunque no hemos llegado a su fin. El mercado descuenta claros signos de enfriamiento.
Banco mundial

Las perspectivas económicas fijadas por el Banco Mundial para este año se mantienen en el 3,1% a nivel
mundial y muestra una desaceleración de una décima para el año que viene 2019 hasta el 3% en términos
de PIB real.

Para el caso de EE. UU., el Banco Mundial anticipa un crecimiento en 2018 del 2,7% que se espera que sea
el nivel máximo antes de comenzar una desaceleración a partir del año que viene, cuando se espera que
el crecimiento sea del 2,5%

Tanto en la Zona Euro, como Japón y China, el nivel máximo de crecimiento se consiguió el año pasado y
a partir de este año el crecimiento se reduce.

Pero a nivel general, lo que dice el Banco Mundial es que el mundo va a crecer a los mismos niveles que
en 2017 que es superior a la media del crecimiento mundial anual que es del 3,4%. De manera que el
crecimiento seguirá siendo potente y aún estamos queda para entrar en recesión.

El Fondo Monetario Internacional ha bajado las previsiones desde el 3,9% hasta el 3,7% del PIB nominal
para este año y el que viene, debido a una serie de riesgos que han aumentado en los últimos meses.
PMI manufacturero

El Índice de Jefes de Compra (PMI) mide el nivel de actividad de los gerentes de compra en el sector
manufacturero. Cualquier lectura por encima de 50 indica expansión, mientras que una lectura por debajo
de 50 indica contracción. Este dato muestra una indicación acerca de la salud del sector de fabricación y
el crecimiento de la producción.

EE.UU.: 53,9 < 55,3 anterior, sigue en expansión > 50

Zona Euro: 51,4 < 51,9 anterior, sigue en expansión> 50

Alemania: 51,5 < 51,8 anterior, sigue en expansión > 50

Francia: 49,7 < 50,7 anterior, en recesión < 50

Italia: 48,6 < 48,9 anterior, en recesión < 50

España: 52,6 > 51,5 anterior, en expansión > 50

Reino Unido: 53,1 > 5,6 anterior, pero en expansión > 50

China: 50 < 50,2 anterior, al borde de la contracción = 50

Japón: 52,4 > 52,3 anterior, sigue en expansión > 50

Canadá: 57,2 < 60,3 anterior, sigue en expansión > 50

Australia: 51,3 < 58,3 anterior, sigue en expansión > 50

Si nos fijamos en los PMI Manufacturero, vemos como el último dato en muchos de los casos se ha
reducido con respecto al dato anterior y nos encontramos a países como Italia y Francia que muestran un
dato por debajo de 50. EE. UU., la Zona Euro, China, Canadá y Australia han disminuido su PMI con
respecto al dato anterior, lo que confirma ese enfriamiento de la economía que el mercado viene
descontando en las cotizaciones con las últimas caídas.

PMI servicios

Lo mismo ocurre con los PMI de servicios, todos a excepción de Francia están en expansión en el último
dato publicado, el dato de EE.UU. y de la Zona Euro han sido peor que el anterior.
EE.UU.: 53,4 < 54,7 anterior, sigue en expansión > 50

Zona Euro: 51,4 < 53,5 anterior, sigue en expansión > 50

Alemania: 52,5 < 53,4 anterior, sigue en expansión > 50

Francia: 49,6 < 54,8 anterior, en recesión < 50

Italia: 50,3 > 49,2 anterior, entra en expansión > 50

España: 54 > 53,7 anterior, en expansión > 50

Reino Unido: 50,4 < 52,5, sigue en expansión > 50

China: 53,8 > 50,7 anterior, en expansión > 50

Situación de los índices mundiales

Si cogemos como referencia 43 índices mundiales, nos encontramos que 30 de ellos se encuentran en
mínimos anuales o cerca de esos mínimos con fuerte presión bajista (en rojo), mientras que tan solo el
índice de Budapest (verde claro) se encuentra en estos momentos a menos del 5% del máximo anual.

Esto es un claro indicador de que los mercados mundiales se encuentran presionados a la baja y, por lo
tanto, las probabilidades de que estas presiones continúen son elevadas.
Situación de la economía americana

La economía sigue mostrando fortaleza con una tasa de paro que se sitúa en el 3,7%, su nivel más bajo
desde 1969 y todos los indicadores adelantados y de confianza se mantienen en niveles cercanos a
máximos históricos.

El sector privado americano se ha visto impulsado por el estímulo fiscal de la reforma de Donald Trump e
incluso la propia Reserva Federal ha aumentado las estimaciones de crecimiento para el país.

Si bien es cierto que el último dato del PIB publicado del cuarto trimestre muestra una desaceleración con
respecto a las previsiones, el dato publicado fue del 3,5% cuando se esperaba que fuese del 3,6%, aunque
el PIB ha sido el mismo que el del trimestre anterior.

Subidas de tipos de la FED

Las últimas actas de política económica de la Reserva Federal han mostrado que la idea del organismo es
continuar subiendo los tipos de forma progresiva. Esta subida de tipos cada 3 meses de 0,25 puntos puede
parecer demasiado rápida. Las últimas declaraciones de la FED indicando que los tipos podrían estar cerca
del nivel neutral han provocado un aplanamiento en la curva de tipos que en los bonos americanos que
han aumentado considerablemente la incertidumbre en los mercados.
Riesgos generales: disputas comerciales

Durante este año 2018 hemos visto cómo ha comenzado una guerra comercial motivada por Donald
Trump que ha ido endureciéndose a medida que avanzaba el año. La aplicación de los aranceles por parte
de EE. UU. y China ha afectado más negativamente a China que a EE. UU. (como muestran las caídas en
sus índices bursátiles). De momento ambos países se han dado una tregua para llegar a un acuerdo,
cuanto más se demore este acuerdo, más probable será que veamos presión bajista en la renta variable.

Japón

Japón es una economía que lleva dos trimestres consecutivos de caída de la producción. En el último dato
publicado su PIB ha caído un -2,5%, mientras que el trimestre anterior cayó un -1,9%. De ver un próximo
trimestre de caídas en su producción estaríamos ante 3 trimestres consecutivos y eso significa que el país
estaría en crisis económica. Un país cuyos tipos de interés se sitúan en negativos, en el -0,1%, por lo que
su maniobra ante una crisis es mínima, al no tener margen para bajada de tipos.

Su tasa de paro se sitúa en pleno empleo, ha subido una décima en el último dato publicado al 2,4%,
después de haber marcado la tasa de paro más baja desde 1993 en el 2,3% el mes de octubre.

El país nipón también está viéndose afectado por la guerra comercial.


Este gráfico nos muestra la correlación que tiene en Nikkei 225 (en verde) con el S&P 500 americano (en
rojo) en gráfico diario.

China

La economía china se desacelera. El último dato del PIB ha sido del 6,5% cuando se esperaba que fuera
del 6,6% y cuando el último dato publicado fue del 6,7%. Pero la economía del gigante asiático lleva
desacelerándose desde julio de 2017, aunque en los últimos datos publicados se ha visto con más
evidencia.

La demanda interna también se ha desacelerado por una regulación financiera más rigurosa.
Europa

Los problemas en Europa parece que van a persistir:

• Merkel gana en Alemania con un parlamento más fragmentado que nunca.


• El Gobierno italiano modifica sus presupuestos para convencer a la UE, pero ahora busca
3000 millones de euros para evitar un procedimiento de infracción de Bruselas, esto se
traducirá en un impuesto para vehículos contaminantes de alta gama, un recorte de hasta el
40% de las “pensiones de oro” (las que superan los 4.500 euros netos al mes) y la venta de
inmuebles públicos para recaudar 18.000 millones de euros adicionales.
• España podría tener elecciones ante la imposibilidad de acordar unos presupuestos para el
año que viene, lo cual podría traer picos de volatilidad.
• Las protestas de los chalecos amarillos en Francia, que han dejado cuatro muertos, más de
cien heridos y un enorme despliegue policial. Protestas que se traducen en grandes pérdidas
económicas que se cifran en más de 10.000 millones, tras la destrucción de vehículos, saqueo
de tiendas y paralización tanto del comercio como del turismo en París.

Por otro lado, un aumento del gasto público en un momento del ciclo que se enfría puede ser peligroso.

La inestabilidad general en Europa no beneficia a las empresas ni a los mercados de la Zona Euro. La
tendencia en Europa en los principales índices sigue siendo bajista.

Reino Unido y el Brexit

Tras los últimos acontecimientos en el Reino Unido y las dificultades de Theresa May para poner de
acuerdo el Parlamento británico, aumentan las posibilidades de que finamente haya un Brexit sin acuerdo
o Brexit duro. El Ministerio de Defensa ha anunciado que pondrá a 3.500 soldados en alerta por si deben
asistir a otros departamentos del Gobierno en caso de que ocurra el Brexit sin acuerdo, aunque la
prioridad continúa siendo una salida pactada. De ocurrir un Brexit duro, las consecuencias económicas
pueden ser muy perjudiciales para el Reino Unido y también para Europa.

Petróleo

Tradicionalmente las bajadas en los precios del petróleo han sido bienvenidas en la Bolsa. Históricamente
se le atribuye cierta correlación negativa a los dos conceptos: si el crudo es barato, las empresas, en
general, reaccionan favorablemente y, si por el contrario los precios suben, la mayoría de las empresas
ajustan el incremento de costes a sus beneficios esperados y, consecuentemente, su cotización.
Pero desde el estallido de la crisis financiera el fenómeno opuesto ha sucedido: se observa un paralelismo
constante entre el precio del crudo y los movimientos de los mercados. En algunos casos, desde varios
años antes. Las compañías petroleras son muy importantes en Europa y en EE. UU.

Repercusiones bajistas en las grandes economías, la inflación que esperan los Bancos Centrales se puede
ver muy afectada negativamente.
Situación actual:

• Pérdida de directriz alcista en gráfico diario y en gráfico semanal.


• Las caídas pueden seguir debido a:
o Elevada puesta en el mercado por parte de los principales productores mundiales:
para mejorar los ingresos fiscales.
o EE. UU. probablemente alcanzará su objetivo geoestratégico de alcanzar la
independencia energética en 2019 al producir 12 millones de barriles diarios.
o Estabilización de la demanda final por suavización (enfriamiento) del ciclo económico
global y por el aumento de cuota de las energías renovables.
o Situación de inventarios más elevados.
o Recorte de producción por parte de la OPEP insuficiente cómo para hacer subir el
precio del petróleo.
• Podría volver a subir el precio del petróleo si llegan a un acuerdo de recorte de producción lo
suficientemente importante como para paliar las presiones.
Ante el panorama económico general, hemos visto este año un aumento de la volatilidad considerable.
En lo que va de año en índice de volatilidad VIX ha subido un 124,28% y parece evidente que ha venido
para quedarse.

¿Qué viene ahora?

Ante el aumento de incertidumbres que reinan en los mercados los inversores se decantan por sectores
más defensivos:

Fuente: MSCI
Mercado americano

Poniendo el foco de atención en los sectores americanos del Dow Jones nos encontramos que las Utilities
son las compañías que muestran una mayor fortaleza alcista, seguido del sector de Cuidados de salud y
en tercer lugar las compañías de Telecomunicaciones.

De 10 sectores, 5 muestran presión bajista y únicamente uno estaría mostrando ligera fortaleza alcista.
La pérdida de los 23.595 puntos en el Dow Jones a cierre diario ampliaría las probabilidades de mayores
caídas, un posible objetivo podría estar en el entorno de los 22.600 puntos.

Se podrían buscar entradas alcistas en valores defensivos y vigilar los soportes en busca de entradas
bajistas.

Dow Jones (Wall Street)


Dentro del Dow Jones, podemos encontrar fortaleza en valores como: Coca-cola, Mc Donald’s o
Procter&Gamble, mientras que los valores con presión bajista serían: Chevron, DuPont, Exxon Mobil,
Goldman Sachs, Home Depot, IBM, JP Morgan, The Travelers y United Technologies.

Que muestren fortaleza alcista o presión bajista no quiere decir que haya que entrar en ellos directamente
sino que pueden ser buenas opciones para buscar oportunidades.

La misma situación podemos observar en los sectores del S&P 500.


España

Sectores

Al igual que en EE. UU. los inversores se decantan por las compañías del sector eléctrico, de perfil más
defensivo.

Ibex 35 (España 35)

Muestran fortaleza alcista: Enagás, Endesa, Iberdrola y Red Eléctrica, mientras que sufren presión bajista:
Acerinox, Aena, ArcelorMittal, Banco Sabadell, Bankia, Bankinter, BBVA, CaixaBank, Inditex, Mapfre, Meliá
Hotels, Merlin Properties, Banco Santander y Viscofán.
En este contexto, todo apunta a mayor presión bajista para el Ibex que alcista.

No hay fortaleza alcista, sufren presión bajista: Alba, Applus, BME, Catalana Occidente, Gestamp,
Prosegur.
Ibex Small Cap

Presión bajista: Alantra, Atresmedia, eDreams, Fluidra, Global Dominion, Lar España, Lingotes Especiales,
Miquel y Costas, Neinor Homes.

Alemania

Como podemos ver, los sectores alemanes también muestran fuerte presión bajista, el que mejor
comportamiento tiene es el de Telecos.
DAX Xetra (Alemania 30)
Francia

Sectores

CAC 40 (Francia 40)


El índice encuentra un soporte en los 4.755 puntos, de ver un cierre diario por debajo de ese nivel, se
ampliarían las probabilidades de mayores caídas, con objetivo 4.600 puntos.
Portugal

Sectores (presión bajista en 5 de 8 sectores, ninguna muestra fortaleza alcista).

PSI 20 (Portugal 20)

Presión bajista: Corticeira Amorim, Galp Energia, Ibersol, J. Martins, Ramada, Semapa y Sonae.

La pérdida del soporte de los 4.789,3 debería ampliar las probabilidades de mayores caídas, con objetivo
4.600 puntos.
Fechas relevantes para tener en cuenta durante 2019
(Aportación de Aitor Méndez)

Semana del 14 de enero – La Cámara de los Comunes del Parlamento británico votará si aprueba o no el
acuerdo de salida de la Unión Europea. Todo parece indicar que dicho texto será rechazado, abocando al
Reino Unido a una salida no pactada.

Semana 28 de enero - Las grandes compañías tecnológicas estadounidenses presentan los resultados
correspondientes al ejercicio 2018 [Apple (29), Facebook (30), Alphabet (30) Amazon (31)]. Unos buenos
resultados de los gigantes californianos darían nuevos ánimos a los inversores, sin embargo, un pinchazo
de estas compañías podría suponer el primer episodio de ventas masivas del año.

1 de marzo - Finaliza el periodo de tregua de 90 días acordado entre China y Estados Unidos para tratar
de buscar una salida negociada a la actual situación de guerra comercial. La tensión del mercado irá en
aumento conforme se aproxime dicha fecha, especialmente si no hay visos de que se alcance un acuerdo
entre las partes.

19 de marzo - Fecha en la que oficialmente el Reino Unido dejará de pertenecer a la Unión Europea. La
justicia comunitaria permite a Londres revocar el artículo 50 de forma unilateral en cualquier momento,
pero, a día de hoy, eso no parece una opción a tener en cuenta por el Gobierno de May, que sigue
rechazando de forma tajante la convocatoria de un nuevo referéndum.

20 de marzo/ 19 de junio/18 de septiembre/11 de diciembre - Estas cuatro reuniones del Comité Federal
de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos están llamadas a marcar en
buena medida el rumbo de los mercados. Si la Fed sube tipos de interés el próximo año lo hará en alguna
de estas reuniones y, en todas ellas, se publicarán nuevas previsiones económicas y Jerome Powell
atenderá a los medios en rueda de prensa.

Abril - La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebra la primera de sus reuniones
anuales en Viena. En su última cita, el cártel acordó afrontar un recorte orquestado de sus niveles de
bombeo con el fin de equilibrar el mercado. Dicha reducción ha sido considerada como poco ambiciosa
por parte de muchos actores del mercado, por lo que la Organización podría llegar al encuentro de abril
en una situación comprometida.

26 de mayo - Los ciudadanos europeos acuden a las urnas a elegir a sus nuevos representantes en el
Parlamento Europeo. Dada la polarización actual de la política europea, las opciones más extremistas y
antieuropeas podrían irrumpir con fuerza en el hemiciclo comunitario.
Finales de agosto - La pequeña localidad estadounidense de Jackson Hole (Wyoming) acoge cada año un
simposio organizado por la Reserva Federal de Kansas City en el que se reúne lo más distinguido de los
bancos centrales del mundo. Con un posible cambio en el ciclo económico a las puertas, el evento de este
año podría marcar la tónica del mercado tras el parón estival. A penas un mes antes, el Banco Central
Europeo (BCE) realiza un evento similar en la localidad portuguesa de Sintra, que este año tendrá lugar
los días 17,18 y 19 de julio.

24 de octubre - Esta será la última reunión de Mario Draghi al frente del BCE. Por el momento, todo lo
que la autoridad monetaria ha dicho respecto a los tipos de interés es que se mantendrán en su nivel
actual hasta pasado el verano. Si Draghi no quiere pasar a la historia por ser el único presidente de un
banco central que no sube los tipos durante su mandato, esta fecha podría ser una buena ocasión para
ello.

31 de octubre - Finaliza el mandato de Jean-Claude Juncker y de su equipo de Gobierno al frente de la


Comisión Europea. La composición del nuevo Ejecutivo comunitario marcará el devenir de la política
interior y exterior de los 27.
Agradecimientos

Este material ha sido elaborado con la intención de que todos los usuarios de la plataforma de IG, tengan
unas referencias y conozcan nuestro análisis de cara a final de año y con vistas en el año próximo.

Agradecerles como no puede ser de otra manera, la confianza que han depositado en la plataforma y en
las personas que trabajamos día a día para que todo su trading encaje.

Desde todo el equipo de IG España, nuestros mejores deseos para terminar bien 2018 y esperando que
tengan un magnífico año nuevo.

@Sergioavila_IG

@AitorMenRies_IG
Aviso sobre riesgos

• Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero
rápidamente debido al apalancamiento.

• El 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con
este proveedor.

• Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo
elevado de perder su dinero.

El presente artículo no constituye asesoramiento sobre inversiones. Esta información la ha elaborado IG, nombre comercial de IG Markets Limited.
Además del aviso sobre riesgo de abajo, el material de este artículo no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta ni una
propuesta para una transacción sobre ningún instrumento financiero. IG no acepta responsabilidad alguna por ningún uso que se pueda hacer
de estos comentarios ni de las consecuencias de dicho uso. No se garantiza la exactitud ni la completitud de la información. Por consiguiente,
cualquier persona que actúe guiada por este artículo lo hace enteramente bajo su propio riesgo. La opinión proporcionada no está relacionada
con ningún objetivo específico de inversiones, ni con ninguna situación financiera ni las necesidades de ninguna persona específica que pueda
recibirla. No se ha elaborado de acuerdo a los requisitos legales designados para promocionar la independencia de los análisis/informes de
inversión y por tanto se considera una comunicación publicitaria. A pesar de que no estamos específicamente restringidos para operar de acuerdo
a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de ofrecérselas a los clientes. Los CFD son un producto financiero
complejo. Se trata de un producto apalancado cuyas pérdidas pueden exceder el depósito inicial. Los CFD pueden no ser adecuados para todos
los inversores.