Você está na página 1de 631

J ORGE W ITKER

L AURA H ERNÁNDEZ

Régimen jurídico
del comercio exterior
de México

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO


RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO
EXTERIOR DE MÉXICO
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES JURÍDICAS
Serie DOCTRINA JURÍDICA, Núm. 27
Cuidado de la edición y formación en computadora: Edith Cuautle Rodríguez
JORGE WITKER
LAURA HERNÁNDEZ

RÉGIMEN JURÍDICO
DEL COMERCIO
EXTERIOR DE MÉXICO

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO


MÉXICO, 2002
Primera edición: 2000
Segunda edición: 2002

DR © 2002. Universidad Nacional Autónoma de México

INSTITUTO DE INVESTIGACIONES JURÍDICAS

Circuito Maestro Mario de la Cueva s/n


Ciudad de la Investigación en Humanidades
Ciudad Universitaria, 04510, México, D. F.

Impreso y hecho en México

ISBN 968-36-9773-9
CONTENIDO

Abreviaturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

CAPÍTULO I
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL

1. Conceptos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
A. Comercio exterior y comercio internacional . . . . . . . . . 10
B. Mundialización, globalización e internacionalización . . . . 12
C. Balanza de pagos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
D. Competitividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
E. Proteccionismo y liberalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
2. Objetos del comercio internacional contemporáneo . . . . . . . 22
A. Bienes o mercancías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
B. Los servicios e intangibles: nuevos objetos del comercio . . 25
C. Híbridos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
3. Sujetos del comercio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
A. Estado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
B. Empresas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
4. Escenarios económicos. Del multilateralismo GATT-OMC a
los bloques regionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
A. Unión Europea (UE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
B. Mercado Común del Sur (MERCOSUR) . . . . . . . . . . 40
C. Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) . . . 41

VII
VIII CONTENIDO

D. Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) . . . . . 43


E. Foro de Cooperación Económica del Pacífico Asiático
(APEC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
F. Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico
(OCDE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47

CAPÍTULO II
DEL GATT A LA OMC

1. Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio


(GATT) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
A. Antecedentes y origen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
B. Principios fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
C. Contenido del GATT . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
D. Las rondas de negociaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
E. Participación de México en el GATT . . . . . . . . . . . . 63

2. Organización Mundial del Comercio . . . . . . . . . . . . . . 67


A. Creación de la Organización Mundial del Comercio . . . . 67
B. Diferencias entre el GATT y la OMC . . . . . . . . . . . . 69
C. Estructura administrativa de la OMC . . . . . . . . . . . . 70
D. Países miembros, mecanismos de adhesión y toma de deci-
siones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
E. Estructura jurídica de la OMC . . . . . . . . . . . . . . . . 79
F. Mecanismo de solución de controversias . . . . . . . . . . 84

CAPÍTULO III
ACUERDOS PARA EL COMERCIO
DE MERCANCIAS DE LA OMC

1. Acuerdos sobre el comercio de mercancías . . . . . . . . . . . 88


A. Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
(GATT, 1994) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89
CONTENIDO IX

B. Acuerdo sobre la Agricultura . . . . . . . . . . . . . . . . . 91


C. Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fito-
sanitarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
D. Acuerdo sobre los Textiles y Vestido . . . . . . . . . . . . 99
E. Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio . . . . . . 103
F. Acuerdo sobre las Medidas en Materia de Inversión Rela-
cionadas con el Comercio (TRIMs, Trade Related Inves-
tment Measures) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
G. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VI del Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 . . . 107
H. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VII del Acuer-
do General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de
1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
I. Acuerdo sobre Inspección Previa a la Expedición . . . . . . 116
J. Acuerdo sobre Normas de Origen . . . . . . . . . . . . . . 117
K. Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias
de Importación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
L. Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias . . 121
M. Acuerdo sobre Salvaguardias . . . . . . . . . . . . . . . . . 125

2. Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Inte-


lectual relacionados con el Comercio (ADPIC) . . . . . . . . . 128
A. Derechos de autor y derechos conexos . . . . . . . . . . . . 129
B. Marcas de fábrica o de comercio . . . . . . . . . . . . . . . 130
C. Dibujos y modelos industriales . . . . . . . . . . . . . . . . 130
D. Patentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
E. Esquemas de trazado (topografías) de los circuitos inte-
grados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
F. Protección de la información no divulgada . . . . . . . . . 131

3. Entendimientos relativos a las normas y procedimientos por los


que se rige la solución de diferencias . . . . . . . . . . . . . . 132
A. Primera etapa: consultas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
B. Segunda etapa: grupos especiales . . . . . . . . . . . . . . 133
X CONTENIDO

C. Apelaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135

4. Mecanismos de examen de las políticas comerciales . . . . . . 135


5. Programa incorporado de actividades . . . . . . . . . . . . . . 136
6. Correlación de los acuerdos multilaterales de la OMC con la
legislación mexicana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140

CAPÍTULO IV
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN
INTERNACIONAL DE LOS SERVICIOS

1. Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
2. Temas relacionados con la comercialización internacional de
servicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
A. Ventajas comparativas y ventajas competitivas . . . . . . . 145
B. Externalización de los servicios . . . . . . . . . . . . . . . 146
C. Clasificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
D. Principios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
E. Formas de comercialización . . . . . . . . . . . . . . . . . 147
F. Prácticas anticompetitivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149
G. Regla de origen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
H. Solución de controversias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
3. Importancia político-jurídica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
4. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS) . 151
A. Trato de nación más favorecida (artículo II) . . . . . . . . . 155
B. Transparencia (artículo III) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
C. Divulgación de la información confidencial (artículo III bis) 156
D. Participación creciente de los países en desarrollo (artícu-
lo IV) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156
E. Acceso a mercados (artículo XVI) . . . . . . . . . . . . . . 157
F. Trato nacional (artículo XVII) . . . . . . . . . . . . . . . . 158
CONTENIDO XI

G. Liberación progresiva (artículos XIX-XXI) . . . . . . . . . 159


H. Compromisos específicos (artículo XIX) . . . . . . . . . . 160
5. Sectores y subsectores que se comercializan . . . . . . . . . . 161
A. Movimiento de personas físicas proveedoras de servicios en
el marco del acuerdo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
B. Servicios de transporte aéreo . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
C. Servicios financieros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164
D. Transporte marítimo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
E. Telecomunicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
6. Regulación bilateral en los tratados de libre comercio suscritos
por México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169
7. Asimilación de los compromisos internacionales en ordena-
mientos nacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170

CAPÍTULO V
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS
POR MÉXICO

1. Tratado por el que se crea la Zona de Libre Comercio de Amé-


rica del Norte (TLCAN) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
A. Alcance y cobertura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180
B. Disposiciones para el comercio de mercancías . . . . . . . 183
C. Disposiciones para el comercio de servicios . . . . . . . . . 190
D. Procedimientos de solución de controversias . . . . . . . . 197
E. Acuerdos sobre Cooperación Ambiental y Cooperación La-
boral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198
2. Tratados de libre comercio suscritos por México con países la-
tinoamericanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
A. Tratado de Libre Comercio del Grupo de los Tres: México-
Venezuela-Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201
B. Tratado de Libre Comercio México-Costa Rica . . . . . . . 206
C. Tratado de Libre Comercio México-Bolivia . . . . . . . . . 209
XII CONTENIDO

D. Tratado de Libre Comercio México-Nicaragua . . . . . . . 212


E. Tratado de Libre Comercio México-Chile . . . . . . . . . . 215
F. Tratado de Libre Comercio México-El Salvador, Guatemala
y Honduras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
G. Acuerdo de Complementación Económica núm. 5, celebra-
do entre México y Uruguay . . . . . . . . . . . . . . . . . 224
3. Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política en-
tre los Estados Unidos Mexicanos y la Comunidad Europea y
sus Estados Miembros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228
A. Decisión del Consejo Conjunto . . . . . . . . . . . . . . . 229
B. Decisión del Consejo Conjunto del Acuerdo Interno sobre
Comercio y Cuestiones relacionadas con el Comercio entre
México y la Comunidad Europea, núm. 2/2000 . . . . . . . 232
4. Tratado de Libre Comercio México-Israel . . . . . . . . . . . . 236
5. Negociaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239
Tratado de Libre Comercio entre México y los Estados de
la Asociación Europea de Libre Comercio . . . . . . . . . . 240

CAPÍTULO VI
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS

1. Marco jurídico constitucional . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243


2. Legislación federal relacionada con el comercio exterior de
mercancías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254
A. Ley de Comercio Exterior y su Reglamento . . . . . . . . . 254
B. Ley Aduanera y su Reglamento . . . . . . . . . . . . . . . 257
C. Ley del Impuesto General de Importación y Exportación . . 266
D. Plan Nacional de Desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . 270
3. Aspectos fiscales relacionados con la actividad del comercio
internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 273
A. Ley del Impuesto al Valor Agregado . . . . . . . . . . . . . 274
CONTENIDO XIII

B. Ley del IESPS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277


C. Ley Federal de Derechos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 278
D. Código Fiscal de la Federación . . . . . . . . . . . . . . . . 279
E. Ley del Impuesto sobre la Renta . . . . . . . . . . . . . . . 280
F. Reglas fiscales de carácter general . . . . . . . . . . . . . . 281
4. Leyes especiales relacionadas con el comercio exterior . . . . . 281
A. Ley de Inversión Extranjera y su Reglamento . . . . . . . . 282
B. Ley Federal de Competencia Económica y su Reglamento . 285
C. Ley de Propiedad Industrial y su Reglamento . . . . . . . . 289
D. Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Regla-
mento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 292
E. Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al
Ambiente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 293
F. Ley General de Salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295
G. Ley Federal de Sanidad Vegetal . . . . . . . . . . . . . . . 296
H. Ley Federal de Sanidad Animal . . . . . . . . . . . . . . . 297
5. Regulación nacional de la comercialización de los servicios . . 298
6. Normas de la OMC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 301

CAPÍTULO VII
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO

1. Importaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
A. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
B. Regímenes de importación . . . . . . . . . . . . . . . . . . 304
C. Documentos y trámites de importación . . . . . . . . . . . 309
D. Regulaciones arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
E. Restricciones no arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . 320
F. Financiamiento a las importaciones . . . . . . . . . . . . . 322
2. Exportaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
A. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
XIV CONTENIDO

B. Regímenes de exportación . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325


C. Regulaciones arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
D. Regulaciones no arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
E. Promoción de exportaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . 329
F. Programas de fomento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
G. Programas de promoción sectorial (PROSEC) . . . . . . . . 349
H. Apoyos financieros a los exportadores . . . . . . . . . . . . 353

3. Actividades de comercio exterior realizadas en la franja y re-


gión fronteriza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358
A. Concepto de franja y región fronteriza . . . . . . . . . . . . 358
B. Régimen jurídico aplicable a la franja y región fronteriza . . 359
C. Régimen legal de la industria maquiladora . . . . . . . . . 362
D. Programa de Fomento y Operación de la Industria Maquila-
dora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 366
E. Evaluación del desempeño de las maquiladoras . . . . . . . 375

CAPÍTULO VIII
ORGANISMOS DE CONTROL Y APOYO AL COMERCIO
EXTERIOR

1. Organismos públicos centralizados . . . . . . . . . . . . . . . 379


A. Secretaría de Economía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 380
B. Secretaría de Hacienda y Crédito Público . . . . . . . . . . 388
C. Secretaría de Salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 397
D. Secretaría de Comunicaciones y Transportes . . . . . . . . 399
E. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pes-
ca y Alimentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 402
F. Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales . . . . 403
G. Secretaría de Relaciones Exteriores . . . . . . . . . . . . . 404
2. Organismos públicos descentralizados . . . . . . . . . . . . . . 409
A. Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT) . . . 409
CONTENIDO XV

B. Banco de México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 414

3. Organismos del sector privado . . . . . . . . . . . . . . . . . . 415


A. Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la
República Mexicana (ANIERM) . . . . . . . . . . . . . . . 415
B. Consejo Empresarial para Asuntos Internacionales (CE-
MAI) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 416
C. Coordinadora de Organizaciones Empresariales de Comercio
Exterior (COECE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 417

4. Comisiones competentes en materia de comercio exterior . . . 419


A. Comisión para la Protección del Comercio Exterior de Mé-
xico (COMPROMEX) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 419
B. Comisión de Comercio Exterior . . . . . . . . . . . . . . . 423
C. Comisión Mixta para la Promoción de las Exportaciones
(COMPEX) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 424
D. Sistema Nacional de Promoción Externa (SINPEX) . . . . 427

CAPÍTULO IX
SISTEMA NACIONAL DE DEFENSA CONTRA
PRÁCTICAS DESLEALES DE COMERCIO
INTERNACIONAL

1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 431
2. Ordenamientos internacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . 432
3. La regulación en materia de prácticas desleales en México . . . 433
4. Prácticas desleales de comercio internacional . . . . . . . . . . 434
A. Dumping . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 435
B. Subvenciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 442

5. Medidas de salvaguardia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 443


6. Cuota compesatoria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 445
XVI CONTENIDO

7. Procedimiento aplicable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 446


A. Autoridades que participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . 446
B. Inicio de la investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 447
C. Inaplicabilidad de la Ley Federal de Procedimiento Admi-
nistrativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 453

8. Recursos existentes en la legislación nacional . . . . . . . . . . 454


A. Recurso de revocación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 454
B. Juicio de nulidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 455
C. Juicio de amparo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 456

9. Mecanismos alternativos de solución de controversias (estable-


cidos en tratados internacionales) . . . . . . . . . . . . . . . . 456
A. Capítulo XIX del Tratado de Libre Comercio de América
del Norte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 457
B. Procedimiento de revisión ante un panel . . . . . . . . . . . 460

Anexo I
Decretos de los programas de fomento de exportación . . . . . . . 465

Anexo II
Formularios de solicitudes relativos al comercio exterior . . . . . 561

Anexo III
Terminos de Compraventa Internacional . . . . . . . . . . . . . . 615

Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 629
Régimen jurídico del comercio exterior de Méxi-
co, segunda edición, editado por el Instituto de
Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se termi-
nó de imprimir el 10 de enero de 2002 en los ta-
lleres de Editorial y Litografía Regina de los Án-
geles, S. A. En esta edición se empleó papel
cultural 70 x 95 de 50 kgs. para las páginas in-
teriores y cartulina couché de 162 kgs. para los
forros; consta de 2,000 ejemplares.
ABREVIATURAS

ALADI Asociación Latinoamericana de Integración


ALALC Área Latinoamericana de Libre Comercio
ALCA Área de Libre Comercio de las Américas
ALTEX Empresas Altamente Exportadoras
AMI Acuerdo Multilateral sobre Inversiones
ANIERM Asociación Nacional de Importadores y Exportadores
de la República Mexicana
APEC Foro de Cooperación Económica del Pacífico
Asiático
BANCOMEXT Banco Mexicano de Comercio Exterior
BEI Banco Europeo de Inversiones
BM Banco Mundial
CEMAI Consejo Empresarial para Asuntos Internacionales
CFF Código Fiscal de la Federación
CICLOPLAFEST Comisión Intersecretarial para el Control del Proceso
y Uso de Plaguicidas y Sustancias Tóxicas
COECE Coordinadora de Organizaciones Empresariales de
Comercio Exterior
COMPEX Comisión Mixta para la Promoción
de las Exportaciones
COMPROMEX Comisión para la Protección de Comercio Exterior
de México
CPEUM Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos
DOF Diario Oficial de la Federación
ECEX Empresas de Comercio Exterior

1
2 ABREVIATURAS

ESD Entendimiento sobre Solución de Diferencias


EUA Estados Unidos de Norteamérica
FAO Organización de las Naciones Unidas
para la Agricultura y la Alimentación
FEMEX Ferias Mexicanas de Exportación
FMI Fondo Monetario Internacional
GATS Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios
GATT Acuerdo General de Aranceles Aduaneros
y Comercio
IME Industria Maquiladora de Exportación
INEGI Instituto Nacional de Estadística, Geografía
e Informática
IVA Impuesto al Valor Agregado
LA Ley Aduanera
LCE Ley de Comercio Exterior
LFCE Ley Federal de Competencia Económica
LFMN Ley Federal de Metrología y Normalización
LFSA Ley Federal de Sanidad Animal
LFSV Ley Federal de Sanidad Vegetal
LGEEPA Ley General del Equilibrio Ecológico
y la Protección al Ambiente
LGOAAC Ley General de Organizaciones y Actividades
Auxiliares de Crédito
LGS Ley General de Salud
LIE Ley de Inversión Extranjera
LIESPS Ley del Impuesto Especial sobre Producción
y Servicios
LISR Ley del Impuesto sobre la Renta
LIVA Ley del Impuesto al Valor Agregado
LPI Ley de Propiedad Industrial
MERCOSUR Mercado Común del Sur
ABREVIATURAS 3

NAFTA Nort American Free Trade Agreement


(término inglés para el TLCAN)
NICS Países de industrialización reciente o países
emergentes
NMF Principio de la Nación Más Favorecida
NOM Norma Oficial Mexicana
NU Naciones Unidas
OCDE Organización para la Cooperación
y Desarrollo Económico
OIC Organización Internacional de Comercio
OMA Organización Mundial Aduanera
OMC Organización Mundial del Comercio
OMPI Organización Mundial de la Propiedad Intelectual
PIPB Programa Integrado de Productos Básicos
PITEX Programa de Importación Temporal para Producir
Artículos de Exportación
PND Plan Nacional de Desarrollo
PPICE Programa de Política Industrial y Comercio
Exterior
RLA Reglamento de la Ley Aduanera
RLCE Reglamento de la Ley de Comercio Exterior
SADCM Sistema Armonizado de Designación
y Codificación de Mercancías
SAGARPA Secretaría de Agricultura, Ganadería,
Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
SAT Sistema de Administración Tributaria
SE Secretaría de Economía
SELA Sistema Económico Latinoamericano
SHCP Secretaría de Hacienda y Crédito Público
SICEX Sistema Integral de Comercio Exterior
SIMPEX Sistema Mexicano de Promoción Externa
SINPEX Sistema Nacional de Promoción Externa
4 ABREVIATURAS

SNC Sociedad Nacional de Crédito


TIGE Tarifa del Impuesto General de Exportación
TIGI Tarifa del Impuesto General de Importación
TLCAN Tratado de Libre Comercio de América del Norte
UE Unión Europea
UNCTAD Abreviatura en inglés de la Conferencia
de Comercio y Desarrollo de Naciones Unidas
5
INTRODUCCIÓN

Uno de los sectores estratégicos de la globalización en curso lo constituye


el intercambio de bienes y servicios entre mercados y regiones.
En los últimos días el comercio internacional se ha transformado en
una actividad central en las políticas públicas y un factor dinámico en los
procesos de regionalización y mundialización presentes a nivel planetario.
El presente volumen actualiza esfuerzos anteriores y desarrolla en lo
fundamental el contenido del programa de la cátedra “ Régimen jurídico
del comercio exterior de México” de la Facultad de Derecho de la UNAM.
Pero a esa exigencia docente el texto se complementa con anexos
operativos que permiten a los especialistas del comercio exterior, aplicar
dispositivos normativos a casos concretos surgidos de relaciones mercan-
tiles y empresariales reales.
En efecto, el capítulo primero está orientado a describir y comentar
los conceptos o paradigmas esenciales del comercio internacional y su ti-
pología legal mínima.
Acto seguido, el capítulo II, que abre la parte referida al ámbito mul-
tilateral, está volcado al Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Co-
mercio, transformado a partir de la Ronda Uruguay en la Organización
Mundial del Comercio, culminando un proceso institucional que reempla-
za las técnicas diplomáticas de comercio por técnicas jurídicas e institu-
cionales.
Por su parte, el capítulo III describe y analiza el conjunto de acuerdos
multilaterales que administra la Organización Mundial del Comercio, y
que han sido suscritos por México en 1994.
En el capítulo IV y siempre en el ámbito multilateral y regional, com-
prende la regulación del comercio de servicios entre países. Los servicios
son los nuevos objetos del comercio internacional que emergen en la glo-
balidad y que disputan a las mercancías su hegemonía.
El volumen continúa con el capítulo V, referido a los tratados bilatera-
les y trilaterales de libre comercio, en donde el Tratado de Libre Comer-

5
6 INTRODUCCIÓN

cio de América del Norte imprime disciplinas y principios al resto de los


tratados comerciales suscritos por México.
El capítulo VI, inscrito en el ámbito nacional, compendia y analiza
las fuentes jurídicas internas, desde la carta fundamental hasta la legisla-
ción secundaria pertinente.
A su vez, el capítulo VII describe los instrumentos regulatorios que
disciplinan las exportaciones e importaciones, resaltando los programas
de fomento vigentes en nuestro comercio exterior nacional.
El capítulo VII examina los organismos de control y apoyo al comer-
cio exterior, vertiente indispensable para actuar en el ejercicio práctico de
nuestro comercio exterior.
Finalmente, el capítulo IX, uno de los más trascendentales, está desti-
nado a analizar el sistema nacional de defensa contra prácticas desleales
de comercio internacional, sector éste fundamental para la planta produc-
tiva nacional de cara a la globalidad del próximo milenio.
Los autores agradecen la colaboración y apoyo de la licenciada
Wendy Aide Godinez Méndez (asistente de investigación), para que esta
segunda edición vea la luz pública, bajo los auspicios y sello editorial del
Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Jorge WITKER
Laura HERNÁNDEZ

Ciudad Universitaria, octubre de 2001


ARTÍCULO 1: La presente Ley tiene por objeto
regular y promover el comercio exterior, in-
crementar la competitividad de la economía
nacional, proporcionar el uso eficiente de los
recursos productivos del país, integrar adecua-
damente la economía mexicana con la interna-
cional y contribuir a la elevación del bienestar
de la población.

(Ley de Comercio Exterior)


CAPÍTULO I
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL

1. Conceptos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
A. Comercio exterior y comercio internacional . . . . . . . . . 10
B. Mundialización, globalización e internacionalización . . . . 12
C. Balanza de pagos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
D. Competitividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
E. Proteccionismo y liberalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
2. Objetos del comercio internacional contemporáneo . . . . . . . 22
A. Bienes o mercancías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
B. Los servicios e intangibles: nuevos objetos del comercio . . 25
C. Híbridos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
3. Sujetos del comercio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
A. Estado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
B. Empresas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
4. Escenarios económicos. Del multilateralismo GATT-OMC a
los bloques regionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
A. Unión Europea (UE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
B. Mercado Común del Sur (MERCOSUR) . . . . . . . . . . 40
C. Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) . . . 41
D. Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) . . . . . 43
E. Foro de Cooperación Económica del Pacífico Asiático
(APEC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
F. Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico
(OCDE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN AL COMERCIO
INTERNACIONAL

La actividad comercial ha estado, a lo largo de los siglos, vinculada a la


actividad humana, en virtud de la necesidad de obtención de satisfactores.
La evolución que ha tenido el comercio a través de la historia presenta
cuestiones de gran importancia para entender la configuración actual del
comercio; sin embargo, para efectos de este volumen omitimos presentar
un estudio histórico para proceder al análisis de aquellas cuestiones que
nos plantea la configuración comercial actual, en la cual los abogados
juegan un importante papel, teniendo en consecuencia la necesidad de es-
tudiar y conocer una materia eminentemente económica y comercial que
rebasa tales ámbitos, conviertiéndose en una fértil materia de estudio jurí-
dico, en virtud de la amplia regulación existente en los ámbitos nacional,
regional y multilateral.
En este capítulo presentamos un panorama general de la materia, esta-
bleciendo los conceptos indispensables para la mejor comprensión y asi-
milación sobre nuestro objeto de estudio, tomando en cuenta que estamos
haciendo un análisis jurídico de un fenómeno eminentemente económico.
Asimismo, al tratar el comercio internacional se estudian sus objetos,
sujetos y escenarios en los que se desarrolla. Es importante mencionar
que las actuales tendencias de regionalización han generado una im-
presionante evolución de la legislación existente. El comercio interna-
cional de hoy en día es muy diferente al que existía hace diez años,
además de su incremento en volumen, las innovaciones tecnológicas, y los
servicios que de ella derivan nos imponen cada día nuevos retos y pro-
blemas necesarios de regulación, y es ahí donde la labor del jurista co-
bra vital importancia.

9
10 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

1. Conceptos
Existen una serie de conceptos cuyo conocimiento es indispensable
cuando se pretende incursionar en el estudio de esta materia; dichos con-
ceptos responden a dos categorías generales tales como los político-jurí-
dicos y económico-comerciales.
Respecto a la primera categoría, se estudian los conceptos de mundiali-
zación (internacionalización-globalización). Respecto a la segunda, trata-
mos el concepto de “ balanza de pagos” , el cual es empleado por el
GATT (analizado en el capítulo II), cuya importancia para nuestra mate-
ria se desprende de la “ balanza comercial” , parte integrante de la balanza
de pagos que registra las importaciones y exportaciones realizadas por un
país en un periodo determinado.
Finalmente, los elementos comerciales, tales como los objetos, sujetos y
escenarios del comercio internacional contemporáneo (multilateralismo y re-
gionalismo).
Cabe precisar que todos estos conceptos, no obstante pertenecer a áreas
de conocimiento específicas, son retomados por el derecho, como instru-
mento de regulación de comportamientos económico-comerciales.
El orden en que son presentados y ordenados los conceptos y elemen-
tos de este capítulo obedece a la intención de los autores de apegarse lo
más posible al programa de estudios vigente de la materia denominada
“ Régimen jurídico del comercio exterior” de la Facultad de Derecho de
la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A. Comercio exterior y comercio internacional

Comúnmente son confundidos los términos “ comercio exterior” y


“ comercio internacional” , pues aparentemente son similares; sin embar-
go, es un problema de apreciación.
La diferencia entre comercio exterior y comercio internacional alude
al comercio que se realiza entre dos entes económicos más allá de las
fronteras nacionales; sin embargo el término “ comercio internacional” da
la impresión que la persona que hace referencia a esta actividad (comer-
cio) se encuentra en un punto elevado en el espacio, que le permite con-
templarla de una manera global, todas las relaciones económicas o al
menos las más relevantes que se dan entre todos los diferentes entes eco-
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 11

nómicos que participan. El término “ comercio exterior” provee una con-


notación de un espectador que habla de este tipo de relaciones entre dos
diferentes entes económicos, pero enfocándolos desde el lugar, o país, en
el que se encuentra.
El término “comercio exterior” hace referencia al intercambio comercial
de un país con relación a los demás, es decir, si tomamos como referencia
a México, el comercio exterior de México es aquel que este país realiza
con las diferentes naciones con las cuales comercia.
El comercio exterior de un país es un importante sector de su actividad
económica, debido a la naturaleza de sus funciones.1 Debe responder a
los intereses nacionales de dicho Estado, que en manos de sus gobiernos,
modulan su inserción con los principios del comercio multilateral o in-
ternacional.2
Se define como aquella parte del sector externo de una economía que
regula los intercambios de mercancías, productos y servcios entre provee-
dores y consumidores residentes en dos o más mercados nacionales y/o
países distintos, incluso considera los intercambios de capital, y los as-
pectos referentes a la entrada temporal de personas de negocios. Se trata
de transacciones físicas entre residentes de dos o más territorios aduane-
ros que se registran estadísticamente en la balanza comercial de los países
implicados.
En cambio, el término “ comercio internacional” es un concepto más
amplio, pues abarca el flujo de relaciones comerciales internacionales, sin
hacer referencia a un país en específico. Es decir, “ Es el conjunto de mo-
vimientos comerciales y financieros, y en general todas aquellas operaciones
cualquiera que sea su naturaleza, que se realicen entre naciones; es pues un
fenómeno universal en el que participan las diversas comunidades humanas”.3
Tradicionalmente se ha visto como una actividad entre naciones. En
realidad las corrientes comerciales están denominadas en su inmensa ma-
yoría de Europa occidental, Norteamérica y Japón.

1 Las funciones del comercio exterior son: dar salida a la producción que no se puede vender
internamente, por estar abastecido el mercado nacional; generar divisas al país; generar empleos; fo-
mentar la inversión en nuevas plantas; adquirir productos y servicios que no se producen internamen-
te, etcétera, favorecen y refuerzan el desarrollo económico de un Estado.
2 Téngase presente la asimilación de los principios (por ejemplo, trato nacional y trato de la
nación más favorecida) y Acuerdos del GATT-OMC en países desarrollados (como Estados Unidos
de América, Canadá, Unión Europea), y en los países “ en desarrollo” y en los “ menos adelantados” .
3 Osorio Arcila, Cristóbal, Diccionario de Comercio Internacional, México, Grupo Editorial
Iberoamérica, 1995, p. 48.
12 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

El comercio internacional puede ser definido como “...aquel que se reali-


za entre los Estados que componen la comunidad internacional, ya sea
por medio de organismos oficiales o de los particulares mismos. También
debe considerarse comercio internacional aquel que tiene lugar entre un
Estado y una comunidad económica, así por ejemplo entre Argentina y el
Mercado Común Europeo” .4

B. Mundializacion, globalización e internacionalización

Actualmente son de uso común los términos “ globalización” , “ mun-


dialización” e “ internacionalización” , tanto en el ámbito económico
como en el político; sin embargo, ha habido un gran abuso de los mismos,
y no existe uniformidad de criterios respecto a la diferenciación entre es-
tos términos, llegando a ser empleados incluso como sinónimos.

a. Mundialización

Es un proceso histórico que nace desde que se manifiesta la interrela-


ción de sujetos de un territorio a otro en el ámbito cultural, político, so-
cial, económico, comercial e incluso jurídico.
Esta interrelación tiene sus orígenes en Grecia y Roma, desarrollándo-
se hasta la actualidad, en que destacan dos vertientes según la participa-
ción de los sujetos: cuando participan directamente los Estados a través
de tratados se presume la existencia del concepto internacionalización; en
el momento en que surge la participación de los sujetos denominados
“ empresas” con otros elementos como los servicios, por ejemplo, estaría-
mos en presencia de la globalización.
Es la culminación del proceso histórico de expansión del capitalismo y
el efecto de sus propias leyes económicas, cuyo soporte es la tecnología;
teniendo como efecto la destrucción del medio ambiente y el agotamiento
de los recursos no renovables. Su agente activo son las empresas multina-
cionales, caracterizándose la libre movilidad del capital y la fuerza de
trabajo.5

4 Garrone, José Alberto, Diccionario Jurídico Abeledo Perrot, tomo I, A-D, Buenos Aires,
Abeledo-Perrot, 1986.
5 Vidal Villa, José María, Mundialización, Antraztj, España, Editorial Icaria, 1996, p. 83.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 13

b. Globalización

La globalización es un proceso que se nutre del liberalismo económi-


co, la democracia propietaria estadounidense y la tecnología cibernética
que conjuga las categorías tiempo y espacio al servicio de un mercado plane-
tario que propicia el libre flujo de mercancías, capitales y empresas, asignan-
do unidades y beneficios a agentes económicos privados especialmente.
Una característica central de la globalización económica es la desterri-
torialización de las empresas y mercados nacionales, las cuales aspiran a
reemplazar las regulaciones y lealtades domésticas, por proyectos multi-
locales y plurinacionales. Los llamados intereses nacionales son diluidos
en intereses trasnacionales desregulados y privados.
La globalización de la economía, es entendida como “ un proceso de
interrelación compleja entre diversos mercados, generalmente por con-
ducto de agentes privados y cuyo objeto primordial consiste en ensan-
char su escala de ganancias por la venta de productos y servicios o el es-
tablecimiento directo de filiales con el fin de reducir costos o el de
competir en marcados protegidos” .6
Según Octavio Ianni, la globalización es un fenómeno de homogenei-
zación, en principio, económica que se encamina a borrar las fronteras del
mundo, para formar una comunidad mundial, facilitada por el desarrollo
electrónico de las comunicaciones, y la información.7
En el plano jurídico se habla de lograr la armonización de los sistemas
jurídicos, lo que ya existe en algunos grupos regionales como la Unión
Europea, que ha podido sobrevivir jurídicamente, aun cuando entre los
países miembros se encuentran representados tanto el sistema anglosajón
como el romano canónico. Sin embargo, la globalización jurídica requeri-
ría la armonización de los sistemas de gran parte del mundo, lo que resul-
ta una tarea muy compleja.
La creciente globalización de la economía mundial obedece a hechos
irreversibles. En primer lugar, el progreso tecnológico en las comunicaciones y
los transportes ha sido vertiginoso, y ha reducido drásticamente los costos
de movilizar mercancías de manera continua e incontenible de los merca-
dos. En segundo lugar, la globalización obedece a una apreciación cada

6 López Fillafañe, Victor, Globalización y Regionalismo desigual, México, Siglo XIX, 1997,
p. 13
7 Ianni, Octavio, Teorías de la globalización, México, Siglo XXI, 1998.
14 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

vez más generalizada del papel crucial del comercio exterior en el creci-
miento económico.8
Las principales características de la globalización son:

a) La globalización de la economía está representada por la interde-


pendencia entre las economías nacionales, las industrias, las em-
presas y los bloques regionales.
b) El incremento en el comercio internacional y la gradual elimina-
ción de barreras al mismo, lo que permite la vinculación más es-
trecha y cercana entre países, las industrias y las empresas, hacien-
do con ello del mundo un mercado global.
c) Incorporación de nuevas tecnologías. Mediante la globalización se
permite la introducción de cambios esenciales en los métodos de
producción. Los avances recientes en el área de telecomunicacio-
nes ha facilitado la integración de los mercados nacionales.
d) Movilidad de capitales e inversión extranjera directa.

Actores de la globalización

1) Inversiones
• Convenios de protección de inversiones
• Capítulo XI del TLCAN
• El proyecto del AMI y los Acuerdos Bilaterales de Inversión
2) Industrias
• Legislación de metrología y normalización
• Normas oficiales
• ISO 9000, etcétera.
• Legislación ecológica y ambiental
3) Información
• Secreto industrial
• Publicidad-mercadotecnia
• Transferencia electrónica de fondos
• Sistemas de pagos

8 Programa de Política Industrial y Comercio Exterior, Diagnóstico, p. 1.3


INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 15

4) Individuos
• Consumidores, legislación de protección al consumidor

Existen también rasgos de “ globalización” en algunas áreas del dere-


cho, las cuales rebasan las fronteras de lo nacional para ubicarse en un
contexto de protección y regulación más amplio; tal es caso de:
1. Derecho ecológico y ambiental planetario
2. Derecho de la propiedad intelectual
3. Derechos humanos
• Inmunidad
• Extraterritorialidad
• Tribunal Penal Internacional

4. Derecho de la competencia
• Prácticas desleales
• Prácticas restrictivas

5. El derecho del comercio internacional


• Acuerdos de la OMC
Un proceso que se está dando de modo paralelo al de globalización es
el proceso de regionalización. La regionalización, en el fondo, es un fac-
tor que acelera la globalización, pero que observándolo de forma aislada
se caracteriza por la homogeneización de aspectos económicos, políticos,
sociales, culturales y jurídicos.

c. Internacionalización

La internacionalización es la acción y efecto de internacionalizar, que


es someter a la autoridad conjunta de varias naciones, o de un organismo
que las represente, territorios o asuntos que dependían de la autoridad de
un sólo Estado. 9
En efecto, el Estado se internacionaliza a partir de tratados internacio-
nales, definidos por la Convención de Viena sobre Tratados “ como
acuerdos escritos regidos por el Derecho Internacional, celebrados entre
9 Diccionario de Ciencias Sociales, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1975, t. I, p. 1156
16 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

dos o más Estados...”. Tales instrumentos jurídicos internacionales preten-


den, entre otras cosas, fomentar el desarrollo económico, social, cultural,
etcétera, de un país, estableciendo disposiciones que regulen en el futuro
determinados aspectos o asuntos (problemas transnacionales) de diversa
índole, que escapan de la esfera nacional, y por sus implicaciones, requie-
ren de una solución conjunta, a través de la asociación con otras naciones.
Así, los tratados de libre comercio fomentan el desarrollo principal-
mente económico de un país, conformando bloques comerciales tales
como el TLCAN, MERCOSUR, UE, o simplemente relaciones comercia-
les bilaterales, como el tratado de libre comercio México Israel. Donde
los Estados pierden la soberanía económica, consecuencia del nacionalis-
mo, para regular y establecer disposiciones conjuntas que les permitan
resolver el desarrollo comercial y por tanto económico de sus naciones.
Lo que antes era tarea del Estado, ahora con la internacionalización del
mismo, es una cuestión que atañe a otros Estados.
Es importante señalar que la internacionalización de los Estados, a tra-
vés de tratados comerciales, influye o fomenta la globalización, promovi-
da por las empresas, las cuales se benefician de las disposiciones estableci-
das en dichos tratados.

C. Balanza de pagos

La balanza de pagos registra las transacciones económicas internacio-


nales entre los residentes de un país y el resto del mundo, durante un pe-
riodo normalmente de un año; comprende tanto los flujos de bienes —mo-
vimientos de mercancías y servicios— como los financieros, que influyen
en las variaciones en los estados de activos y pasivos con los no residen-
tes, como también las correspondientes a las tenencias de medios de pago
internacionales.10
El FMI la define como la contabilidad sistemática de todas las transac-
ciones económicas que han tenido lugar durante el periodo de un año en-
tre sujetos económicos del país y sujetos económicos del extranjero. Se
divide en: balanza de cuenta corriente y balanza de cuenta de capital. A su
vez, la balanza de cuenta corriente se divide en: a) balanza comercial;
b) balanza de servicios, y c) balanza de renta de inversiones; mientras que
10 Ledesma, Carlos A., Principios de comercio internacional, 3a. ed., Buenos Aires, Ediciones
Macchi, 1990, p. 50.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 17

la balanza de cuenta de capital es el conjunto de movimientos de capital y


oro monetarios que aseguran la liquidación de saldo de la balanza de
cuenta corriente.11
Para efectos de este estudio, tiene gran importancia la balanza comer-
cial, la cual, como ya habíamos mencionado, forma parte de la balanza de
pagos. En ella se recogen los ingresos procedentes de las exportaciones y
los pagos de las importaciones. Su saldo refleja el superávit o déficit co-
mercial.12
Se dice que la balanza comercial es positiva, superavitaria o activa
cuando el monto de las exportaciones supera al de las importaciones. En-
tendiéndose con esto, que el flujo de las importaciones fue financiado con
recursos internos. Cuando la balanza comercial es negativa, deficitaria o
pasiva, entonces el monto de sus importaciones supera al de las exportacio-
nes, donde las primeras fueron financiadas o con recursos internos (haciendo
uso de reservas monetarias), o con dinero proveniente de créditos externos.
En México, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informáti-
ca (INEGI), publica mensualmente las estadísticas de la balanza comer-
cial, información que nos permite un mayor conocimiento sobre el com-
portamiento del comercio exterior del país.
La Administración General de Aduanas y la Unidad de Informática,
Contabilidad y Glosa, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público,
con base en los pedimentos o registros administrativos de entrada y/o sa-
lida de mercancías, elabora un registro, el cual es remitido al INEGI y al
Banco de México, quienes en forma conjunta revisan la información apli-
cando la conceptuación internacional vigente (Manual de Balanza de Pa-
gos del Fondo Monetario Internacional).13

D. Competitividad

La globalización, favorece el aumento de la variedad de modelos de


organización empresarial. La competitividad depende en parte de la orga-
nización eficiente y eficaz de los factores de una empresa.

11 Astudillo Ursúa, Pedro, Elementos de teoría económica, México, Porrúa, 1988, pp. 179-181.
12 Términos de marketing (diccionario - base de datos), Miguel Santesmases Mestre, Madrid,
1996, p. 10.
13 INEGI; Estadísticas Económicas, Balanza Comercial, 1998.
18 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La competitividad es un atributo de las personas (físicas o morales em-


presas, incluyendo los Estados nacionales), importante para la producción
de bienes o servicios, derivado del eficiente manejo del desarrollo tecno-
lógico; la innovación y capacidad de adaptarse a demandas variadas, deri-
vadas de normas culturales o hábitos de consumo locales; de los factores
de producción; tasas de interés financiero; tipos de cambio; costos de pro-
ducción y servicios, que les permite obtener un mejor precio y calidad,
con el propósito de adquirir una posición relevante en el mercado.

COMPETITIVIDAD

ELEMENTOS:
• Desarrollo Tecnológico
• Innovación
• Investigación industrial
• Capacidad de adaptación
a hábitos de consumo Calidad POSICIÓN
locales y RELEVANTE DE
• Costo de los factores
Precio MERCADO

de producción (trabajo,
capital e insumos)
• Capacidad de diferen-
ciar y ampliar gamas de
productos

La competitividad consiste en las diversas maniobras realizadas por la


empresa (o las economías nacionales), a efecto de reducir costos sin sa-
crificar ni la calidad ni el nivel de vida de los trabajadores, con el objetivo
de mantener o aumentar su participación en los mercados nacionales e
internacionales, obteniendo una renta o ganancia.14
Consiste en producir bienes y servicios que cumplan con los requisitos
de calidad establecidos a nivel internacional, a un precio óptimo que sa-
tisfagan los hábitos de consumo locales.
14 Sydney Weintraub conceptúa a la competitividad como la capacidad de especializarse, de
aprovechar las economías de escala cuando existen, de maximizar la eficiencia en la producción o
prestación de servicios. Weintraub, Sydney, El TLC cumple tres años, México, FCE-ITAM, 1997.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 19

Dentro de este proceso de adaptación a nuevas normas y hábitos de


consumo culturales, las empresas han dirigido sus esfuerzos sobre elementos
de competitividad denominados por algunos autores como “ elementos no
costo” , como la calidad, la investigación industrial y desarrollo tecnoló-
gico, que permiten innovar y constituir sectores de producción entera-
mente nuevos, que cambian las fronteras de éstos, y los transforman al
cambiar los contenidos técnicos. Asimismo, el desarrollo tecnológico
acorta tiempos y revitaliza a los sectores tradicionales, al mismo tiempo
que exige personal capacitado para operar nuevas maquinarias que agili-
zan los tiempos de producción y la calidad de los productos y servicios
fabricados.
La investigación con fines industriales fomenta, al igual que el
desarrollo técnologico, la calidad de los bienes y servicios producidos.
Países como Japón han explotado este recurso.
Este concepto adquiere relevancia al analizar el objeto de la Ley de
Comercio Exterior, la cual establece:

Artículo 1o.- La presente Ley tiene por objeto regular y promover el co-
mercio exterior, incrementar la competitividad de la economía nacional,
propiciar el uso eficiente de los recursos productivos del país, integrar ade-
cuadamente la economía mexicana con la internacional y contribuir a la
elevación del bienestar de la población.

Es así como nuestra Ley reconoce la importancia de la competitividad.

E. Proteccionismo y liberalismo

La política comercial se define como el manejo del conjunto de instrumen-


tos al alcance del Estado para mantener, alterar o modificar sustantivamente
las relaciones comerciales de un país con el resto del mundo; comprende,
entre otros, la política arancelaria, que es un mecanismo protector y de cap-
tación de recursos para el erario nacional bajo la forma de impuestos indi-
rectos que gravan las operaciones del comercio exterior, añadiendo un
componente artificial al precio del artículo y volviéndolo, por tanto,
menos competitivo.15

15 Abdala Mirwarld, Mario, “ Retos y oportunidades para la empresa” , Comercio Internacional,


serie: Documentos técnicos, núm. 1, México, BANCOMEXT, 1997, pp. 5 y 6.
20 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Dentro de la política comercial se incluyen:

• Restricciones arancelarias y no arancelarias


• Políticas fiscales16 y monetarias expansivas17

El Estado dirige la política económica mediante los instrumentos di-


rectos (política monetaria, fiscal, comercio exterior, empresas públicas) e
indirectos (políticas salariales, de empleo, seguridad social, educativa,
científica y tecnológica, etcétera).
La intervención directa o intervención participativa de ejecución, por
la cual el Estado es un sujeto económico más que actúa y dirige actividades
económicas, es una intervención estatal administrativa, pues generalmen-
te se traduce en acciones realizadas por medio de empresas públicas.
Esta intervención puede ser por participación en situación de compe-
tencia (en México, por ejemplo, en el sector alimentario), y por sustitu-
ción de actividades económicas privadas que se incorporan al sector pú-
blico: petróleo, energía, telecomunicaciones, etcétera.
Esta intervención directa no es casual ni indicativa, sino que de forma
sistemática participa (en competencia) o sustituye (en monopolio) a los
particulares en el proceso de desarrollo, producción y distribución de bie-
nes y servicios.
En este sentido, la intervención estatal directa requiere de diversos mo-
dos de gestión pública que se clasifican en directos (ejecución por el pro-
pio Estado), e indirectos (ejecución por terceros bajo la dirección y fisca-
lización del Estado).
La intervención del Estado, desarrollada mediante la protección exce-
siva a la industria nacional o doméstica, adquiere la denominación de
proteccionismo. En México, el proteccionismo surge en la década de los
treinta, a partir de la nacionalización petrolera y la extensa regulación en
el sentido de prohibir el ingreso de flujos de capital externo, con objeto de
fortalecer y consolidar la incipiente industria nacional, valiéndose de instru-
mentos tales como la limitación o prohibición de importaciones de pro-
ductos que pudieran producirse en nuestro país (sustitución de importa-
ciones) y el otorgamiento de subsidios.

16 Subsidios, exenciones impositivas, créditos preferenciales y control de los sectores estratégi-


cos de la economía.
17 Emisión monetaria, política de endeudamiento y política cambiaria de estabilidad.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 21

Las consecuencias de dicha política proteccionista fue que lejos de fo-


mentar la competividad se cayó en conductas paternalistas, limitando la
presencia de nuestro país en las relaciones comerciales internacionales.
Por lo que se refiere al liberalismo, se afirma que las políticas econó-
micas contemporáneas han rescatado los postulados del viejo liberalismo
del siglo XVIII y se aprestan a iniciar el nuevo siglo bajo la égida del
mercado y el retiro estatal de la vida económica.
En efecto, para los liberales, los individuos existen por sí solos, confi-
gurando su cultura y su identidad en una convivencia social que se realiza
por medio de las normas jurídicas, del estado de derecho. Recordemos
que el derecho, en su principio básico, es el fundamento del contrato so-
cial, realizado entre los individuos para su convivencia armónica. Así se
estructuró la filosofía política liberal de Hobbes, Hume, Montesquieu y
Rousseau.
Para los liberales, la sociedad civil existe independientemente del mer-
cado, y en ella los individuos se desarrollan con todas sus pasiones y vir-
tudes. El mercado es un elemento más de lo social, el cual debe someterse
a las leyes derivadas del contrato social, que es el derecho. Con ello el
liberalismo es una filosofía sobre la libertad del individuo, en donde se
presentan las pasiones humanas (amor, envidia, celo, honor, altruismo,
etcétera), que en el liberalismo encuentran un espacio de florecimiento.
Los neoliberales, en cambio, hacen del mercado el centro de lo social,
pero su visión del mercado está sólo restringida a los mercados de los
sectores financiero y bursátil, el cual es el eje de toda su concepción y de
toda su orientación sociopolítica. En torno a ellos giran los otros merca-
dos de bienes y servicios al que acuden los agentes económicos.
En este sentido, para los neoliberales lo social es una consecuencia del
mercado, y el mercado, un resultado de los mercados de dinero y de capi-
tales (financiero y bursátil). En los mercados los individuos forman los
social, y es en esta relación donde lo social y lo cultural son un producto
de lo mercantil, y lo mercantil tiene como base, según los neoliberales,
los mercados bursátiles y financieros.
Según lo anterior, tanto lo económico como lo social se forman inde-
pendientemente de la acción del Estado, por lo que este debe ser un com-
plemento que se ajusta a los dictados de las normas mercantiles y finan-
cieras. De esta manera, entre menos participe el Estado en la economía,
mejor pueden actuar los mercados para configurar lo social; bajo el libre
dominio del mercado se llega al equilibrio general, en el cual tanto la ge-
22 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

neración de bienes y servicios, los precios y la distribución de este ingre-


so entre los agentes privados se realiza en términos óptimos.
En mérito a lo anterior, el mercado es la fuente de todo lo social, y por
tanto es el derecho el que debe ajustarse a las leyes del mercado. Se trata
entonces del estado de derecho regido por las leyes del mercado.
El sostener políticas extremistas como las anteriormente citadas ha
permitido un desequilibrio a nivel económico, comercial y sobre todo ju-
rídico. Ejemplo de ello lo tenemos en el procedimiento de prácticas des-
leales de nuestra Ley de Comercio Exterior, que presupone la existencia
“ exclusiva” de un sector manufacturero obviando la existencia de sub-
sectores altamente competitivos, tales como el porcícola, dentro del sec-
tor agropecuario.

2. Objetos del comercio internacional contemporáneo


El comercio exterior es una variable de todo sistema económico que
trata de la inserción de un país, en este caso México, como vendedor y
comprador de bienes y servicios en los mercados externos. De esta inser-
ción surge la balanza comercial, registro contable que da cuenta anual de
las importaciones y exportaciones de objetos transportables, generalmen-
te físicos, que se registran en las aduanas.
A esta visión mercantilista, vigente hasta hace algunos años, se suma
el comercio de servicios, intangibles, que vinculados a los intercambios
entre varios países, comienza a tener una presencia fundamental, presen-
cia que se registra en la columna de servicios de la balanza de pagos.
Mercancías y servicios son en la actualidad los “ objetos” de comercia-
lización entre diversos países.

A. Bienes o mercancías

Son los objetos físicos transportables que se importan o exportan entre


los distintos mercados internacionales. Estos objetos transportables se di-
viden en materias primas o productos básicos y manufacturas, entendidas
éstas como aquellas que han experimentado diversos procesos de elabora-
ción, transformación o procedimientos que incorporan valor agregado a
una materia prima.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 23

El régimen de comercio internacional de cada una de estas mercancías


es diferente y no puede asimilarse en forma mecánica ni arbitraria.
Mercancía, “ en el lenguaje común es todo elemento, artículo o bien
económico que se produce y ofrece en un mercado. En términos econó-
micos más estrictos, el vocablo comprende aquellos artículos que pueden
considerarse sustitutivos perfectos entre si” .18

a. Las materias primas o productos básicos


El concepto de materia prima se identifica con los recursos naturales,
que cuando son estratégicos para un país, pasan a ser un producto básico
en la comunidad internacional. Se trata de minerales, sólidos o líquidos,
de granos, vegetales y alimentos que por lo general se producen en los
países en vías de desarrollo y que se comercializan sin mayores procesos
de transformación.
Sirven para iniciar cadenas productivas, procesos con intervención de
tecnología y cubren una gran variedad de productos (cobre, petróleo,
café, algodón, estaño, cacao, caucho, azúcar, etcétera).
Los esquemas de comercio de estos productos primarios no se desarro-
llan bajo leyes de oferta y demanda por diversas razones —naturales,
económicas y políticas—. De tal suerte que se encuentran en convenios
reguladores de oferta y precios, conocidos como Acuerdos Internaciona-
les de Productos Básicos (azúcar, café, trigo, caucho internacional, cacao,
textiles, etcétera).
La UNCTAD ha diseñado un esquema multilateral conocido como
Programa Integrado de Productos Básicos (PIPB) que, dotado de un fon-
do de financiamiento, intenta establecer mecanismos que permitan defen-
der precios remunerados para los productos básicos en un sistema com-
pensatorio que ya tiene jerarquía de tratado internacional.
En síntesis, los productos básicos se regulan por convenios básicos sobre
determinados productos (azúcar, café, cacao, etcétera) y por el PIPB. De
paso diremos que México participa en ambos esquemas de comercialización.

b. Las manufacturas
Se trata de objetos transportables que han experimentado transforma-
ciones productivas y que incorporan trabajo socialmente necesario. Es de-
18 Osorio Arcila, op. cit., p. 123.
24 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

cir, agregan valor a materias a través de tecnología y procesos. En el con-


cepto amplio de manufacturas se ubican insumos, bienes de capital-ma-
quinaria-equipo y productos finales de diversos usos y destinos. Estos
artículos se comercializan en general a través de ofertas y demandas, ex-
cluyendo los comercios cautivos intraempresas que alteran la libre com-
petencia, y bajo la regulación de la Organización Mundial del Comercio
(OMC). Vía precios normales, regulados por aranceles protegidos de
prácticas desleales, las mercancías cubren un universo importante de las
transacciones mundiales y cuya distribución geográfica tiende a concen-
trarse en tres grandes mercados regionales: Japón, Estados Unidos y la
Unión Europea. Esta distribución se altera en los años ochenta con la irrup-
ción de los países de industrialización reciente (NICS), que capturan cer-
ca del 25% del comercio mundial de manufacturas (Hong Kong, Taiwán,
Brasil y México). Debe señalarse que parte de esa presencia, nueva en
dichos mercados, es resultado de las ventajas obtenidas en los sistemas
generalizados de preferencias, mecanismos que comienzan a cerrarse a
los mencionados países.
El comercio de estas mercancías ha dado lugar a sistemas preferencia-
les de diversos signos, destacándose esencialmente dos: a) comercios in-
tegrados, y b) comercios preferenciales.
Los comercios integrados se basan en procesos de integración que van
de zonas de libre comercio (Carifta-Caricom), uniones aduaneras (BENE-
LUX), mercados comunes, tratados de libre comercio al estilo TLCAN y
uniones económicas: estos procesos de regionalización económica se articu-
lan según los grados de supranacionalidad que otorguen a sus órganos co-
munitarios y a la profundidad de los compromisos de integración econó-
mica, comercial y política de sus miembros.
Por su parte, los comercios preferenciales se inscriben en esquemas de
cooperación, carentes de supranacionalidad y buscan más articular prefe-
rencias arancelarias empíricas y lineales al estilo de ALADI y Pacto An-
dino, dejando a los miembros con libertad para manejar sus políticas co-
merciales.
Cerramos este apartado referido al comercio de manufacturas señalan-
do la subcontratación internacional (maquiladoras) como otra forma ex-
tendida de producir mercancías para los mercados internacionales, apro-
vechando ventajas competitivas salariales y geográficas, experiencias
en las que México y los países del sureste asiático juegan un papel señalado.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 25

En síntesis, el comercio de manufacturas, por su dinámica y efecto


multiplicado en los intercambios mundiales, ha desarrollado esquemas y
patrones de intercambio.

1. Comercio libre regulado por la OMC y sus acuerdos (50%).


2. Comercios integrados (Unión Económica) (10%).
3. Comercios preferenciales (ALADI y TLCAN) (15%).
4. Comercios cautivos o intraempresas (comercio matriz-filial de
empresas transnacionales) (15%).

La Cámara de Comercio Internacional, ha elaborado los nuevos térmi-


nos de compraventa internacional, cambiando los de 1990. Estos inco-
terms 2000, se anexan en el presente trabajo, dada su importancia en la
compreventa internacional de las mercancías.

B. Los servicios e intangibles: nuevos objetos del comercio

Los servicios son actividades económicas que dan origen a intangibles


o inmateriales de distintos grados de complejidad, determinados por el
contenido de conocimientos que implican o envuelvan, que no son gene-
rados por la agricultura, minería o industrial y que participan directa o
indirectamente en la producción o consumo de bienes físicos o manufac-
turas.

Presentan las siguientes características:

a. Conocimiento
Esta característica es fundamental, ya que éstos no podrían existir sin
el hombre. En efecto, la presencia de los servicios en el comercio interna-
cional revalúa al hombre, se rebasa la época en que la maquina lo substi-
tuye. Se advierte el tránsito de una sociedad de bienes a otra de conoci-
miento; de una meta de producción de gran volumen a otra que busca
generar un mayor valor (valor-conocimiento); de la competencia por el
capital, la fuerza de trabajo o los recursos naturales a la competencia por
el conocimiento y calidad como llave de acceso a los mercados.
Día con día las manufacturas utilizan menos insumos y aplican mayor
valor-conocimiento. Algunos autores consideran que para ubicarse en un
26 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

lugar de control de la economía mundial para el siglo XXI se requiere que


sus nacionales estén más adiestrados y capacitados.Un indicador que rati-
fica el valor-conocimiento es la importancia de la propiedad intelectual
(patentes, marcas, etcétera.) ante las manufacturas.

b. Intangibilidad

Los servicios carecen de materia imputable a alguna de las tipologías


mercológicas, conocida en el universo de las manufacturas o bienes (rei-
no animal, vegetal o mineral).
Esta característica es fundamental para aplicar nuevas técnicas de co-
mercialización, como puede ser el marketing, considerado como un nue-
vo sistema total de actividades empresariales encaminado a planificar, fi-
jar precios, promover y distribuir productos y servicios que satisfagan las
necesidades actuales.
Es mayor la influencia de esta característica al momento de iniciar la
planificación de las diferentes acciones que se pueden llevar acabo dentro
de una política de marketing de un servicio, ya que deben analizarse los
cuatro elementos que integran el denominado marketing mx: producto,
precio, distribución y promoción.

c. No son almacenables

En general, no son susceptibles de concentrarse en un depósito. Como


dichas actividades se consumen al momento de producirse, generalmente
van aparejadas a una transacción principal. Sin embargo, la telemática y
los software permiten formas de almacenamiento, aunque siempre se vi-
sualizan ligados a algún tipo de producto físico.

d. No son transportables

Las aduanas registran sólo mercancías y objetos físicos transportables,


que se clasifican en un código merciológico que ordena y sistematiza to-
dos los objetos susceptibles de comercializarse y por ende transportables
entre los países.19
19 El Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías fue creado por el
Consejo de Cooperación Aduanera y el GATT en 1980, y aprobado por México en 1998 e incorpora-
do a sus tarifas de importación y exportación.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 27

Los servicios escapan a este tratamiento y sólo podrían incluirse en


una doble condición jurídica a las películas (única mención que el GATT
hace a los servicios en su artículo IV). En efecto, las películas son mer-
cancías cuando son importadas por un particular para su uso privado. En
cambio, si esa misma película es importada por una empresa prestadora
de servicios cinematográficos y con fines de lucro, pasa de ser una impor-
tación de servicios a ser regulada por los derechos de autor y propiedad
intelectual.

e. Simultaneidad
Los servicios se producen y se consumen al mismo tiempo. De ahí esta
característica.

La importancia del comercio de servicios en el mundo llevó a la Ronda


Multilateral del GATT del Uruguay en 1994 a aprobar un Código de prin-
cipios en materia de Servicios y la creación del GATS,20 cuyas premisas
básicas son:
1. Transparencia.
2. Trato nacional.
3. Procedimientos regulatorios abiertos.
4. Solución de controversias según reglas internacionales, de confor-
midad con el objetivo de la eliminación de barreras y restricciones.
5. Acceso al mercado.
6. Negociaciones sectoriales.
7. Negociaciones funcionales
8. Gradualidad.
Desde el punto de vista de los países industrializados, los servicios se
integran por:
1. Telecomunicaciones.
2. Procesos de informática y datos.
3. Bancos y financimiento.
4. Seguros.
5. Transportes.
6. Ingeniería y construcción.

20 Véase capítulo IV.


28 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

7. Publicidad
8. Películas y programas televisivos.
9. Turismo, servicios profesionales (legales, médicos y contables),
propiedad intelectual.
10. Maquila y subcontratación internacional.
11. Inversión extranjera.

C. Híbridos

Los tres objetos que se presentan en el comercio internacional, no obs-


tante que surgen de actividades económicas, lo hacen en forma jurídica-
mente diferente.
Los bienes tangibles o mercancías. En la década de los cincuenta, con
la nomenclatura arancelaria de Bruselas, se da un impulso a la sistemati-
zación y tipificación merciológica de los objetos susceptibles de comer-
cializarse internacionalmente. Este proceso culmina en la década de los
ochenta, con la creación del Sistema Armonizado de Designación y Codi-
ficación de Mercancías (SADCM), que logra encuadrar con criterios
científicos y tecnológicos las innovaciones que en materia de naturaleza,
composición, uso o destino tienen las mercancías en el mundo contempo-
ráneo objetos físicos transportables clasificados en el SADCM. Respecto
a los servicios que se presentan con características totalmente diferentes a
los tangibles, su tratamiento jurídico en el comercio internacional se ma-
terializa con el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios de la
OMC en 1994, así como con el capítulo XVII del TLCAN. En cuanto a
los “ híbridos” , surgen de la distinción que debe hacerse entre el conti-
nente o soporte “ mercancía” de una información y/o diseño “ servicios” ,
el contenido de éste susceptible de explotarse comercialmente más cono-
cido como Acuerdo sobre Propiedad Intelectual relacionada con el Co-
mercio de la propia OMC.

3. Sujetos del comercio

A. Estado
La participación del Estado ha evolucionado ampliamente a lo largo
del tiempo, pasando por etapas que van desde la intervención “ absoluta”
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 29

en la actividad económica (el Estado intervencionista) hasta la de simple


“ observador” (Estado liberal o neoliberal).
En el comercio internacional, el Estado raras veces aparece como
“ comerciante” , pues no es su papel fundamental, ya que no obstante la
existencia de empresas públicas (propiedad del Estado) en diversos paí-
ses, la intervención de éstas en las negociaciones comerciales internacio-
nales coloca al Estado como un comerciante más, despojado de su potes-
tad de autoridad.
El papel fundamental del Estado en materia de comercio internacional
consiste en la determinación de la política económica, industrial y comer-
cial, la cual debe buscar mantener y ampliar la actividad de las empresas
nacionales en el escenario mundial de comercialización.
Dentro de dichas actividades se incluye la suscripción y aprobación de
los instrumentos internacionales (tratados o acuerdos) que faciliten y fo-
menten las negociaciones comerciales con otras empresas de otros Esta-
dos (públicas o privadas).

B. Empresas

La empresa puede conceptuarse como la unidad de producción o cam-


bio (de bienes y/o servicios) basada en el capital y que persigue la obten-
ción de beneficios económicos (utilidades) mediante la explotación de la
riqueza, publicidad, crédito, propiedad intelectual, etcétera.
La empresa mercantil se caracteriza por:
a) organización lucrativa de personal (empresario o director, socios
industriales o capitalistas, trabajadores, técnicos, etcétera);
b) capital (dinero, propiedades, bienes de capital, propiedad intelec-
tual), y
c) trabajo (actividad organizada, dirección, investigadores, publici-
dad, etcétera).
En función de la procedencia de su capital constitutivo, podemos hacer
la siguiente clasificación de empresa:

a. Nacionales
Una empresa puede ser considerada como “ nacional” , con relación a
un país en particular, cuando ésta es constituida de conformidad con las
30 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

leyes de dicho país y cuyo capital sea mayoritariamente nacional. La de-


terminación del porcentaje de capital necesario para considerar una em-
presa como nacional varía, según el país de que se trate, participación de
capital que necesariamente debe verse reflejada en la dirección técnica,
financiera, administrativa y comercial de la empresa.21
Así, si tomamos como referencia un país en específico, como contra-
posición a empresa nacional, encontramos el término de “ empresa ex-
tranjera” , y en un status intermedio el de “ empresa mixta” , denomina-
ción que reciben de acuerdo con la participación del capital extranjero en
la empresa.

b. Multinacionales

Son entidades establecidas con la participación de inversionistas públicos


y privados de diversos países, por lo general dentro del mercado de un
proceso de integración económica regional. Son una forma más incipiente
de organización por espacios económicos regionales integrados; son una
expresión definitiva de los países avanzados y en desarrollo ante la activi-
dad y creciente poderío de las corporaciones transnacionales; son una po-
sibilidad más viable, si es que no la única, de que los países medianamen-
te industrializados y los países en desarrollo puedan mantener una
posición de competencia dentro de la economía internacional del último
tercio del siglo XX.22

c. Transnacionales

Una empresa transnacional es aquella que posee y controla medios de


producción en más de un país. Se distingue de las demás en que:23
a) A través de una misma unidad de control se transfiere internacio-
nalmente capital líquido, insumos, maquinaria, know-how, etcétera.
b) Los recursos así transferidos entre países no son efectivamente co-
merciados ya que estas transferencias no envuelven en general
transacciones de mercado.

21 Osorio Arcila, op. cit., p. 84.


22 Idem.
23 Idem.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 31

d. Fusión de empresas en holdings, joint venture y franquicia

Actualmente la participación de las empresas en los mercados regiona-


les crea la necesidad de que éstas se asocien entre sí, con objeto de facili-
tar su acceso a los mercados, para lo cual existen diversas figuras jurídi-
cas empleadas, de las cuales destacan el holding, el joint venture y el
contrato de franquicia.

— Holding
Es la empresa que dedica parte de sus fondos a la adquisición de parti-
cipaciones mayoritarias en otras empresas con el ánimo de controlarlas,
dirigirlas y obtener resultados de interés común. Los holding forman gru-
pos de empresas que logran controlar porcentajes importantes dentro de
los sectores en que operan.24
Este tipo de “ asociación” de empresas tiene un objetivo general dentro
de un área de producción de bienes o servicios, y la característica de per-
durabilidad, es decir, se constituyen como una nueva empresa (una socie-
dad cuyos socios son a su vez sociedades).

— Joint venture
La joint venture, que es “ ... una empresa en la cual dos o más partes
comparten los riesgos financieros y la toma de decisiones por medio de
una participación conjunta de capitales en una empresa común...” , tuvo
un auge amplio en América Latina en los grandes proyectos de desarrollo
de los años sesenta, fundamentalmente, y que con posterioridad se ha uti-
lizado como una forma alternativa para fomentar el desarrollo de proyec-
tos productivos, compartiendo los riesgos y utilizando la ventaja de tener
socios locales, conocedores del medio en donde va a desarrollarse. Es una
forma que en la actualidad se practica en la realidad económica mundial.
En la práctica, este esfuerzo de asociación puede resultar en la crea-
ción de una persona jurídica, pero no necesariamente es el fin del contra-
to, ya que el propósito finalidad de éste es lograr un objetivo para el cual
se unen las partes, por lo que la creación de persona jurídica, como men-
ciona Beatriz Ramacciotti, es un elemento alternativo como medio de al-

24 Idem.
32 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

canzar un objetivo, permitiendo la participación activa de las partes, que


de intentar actuar en forma aislada les sería difícil el alcanzarlo.25
Así, la principal diferencia con la holding, es que en la joint venture no
necesariamente se crea una nueva sociedad, sino que puede ser más bien
de carácter temporal.

— Franquicias
La franquicia es el contrato de “ ... compraventa mercantil donde el
vendedor no sólo quiere vender las mercancías, quiere seguirlas hasta su
reventa al consumidor final...” . Obviamente esto conlleva una relación
entre el dueño de la franquicia y su adquirente, ya que a diferencia de los dos
contratos anteriores, en que se dan pagos en función de su uso, en este con-
trato se compra un derecho de uso, que es anticipado a su utilización.

4. Escenarios económicos. Del multilateralismo GATT-OMC


a los bloques regionales
En el mundo actual se reconocen dos escenarios que han permitido las
negociaciones comerciales. El multilateralismo, definido por la OMC, y
el regionalismo, representado por diversas fases de integración que son
permitidas por el propio artículo 24 del GATT-OMC.
El sistema multilateral se caracteriza por la presencia activa de los Es-
tados nacionales, que suscriben compromisos a través de acuerdos o trata-
dos, sin renunciar a sus autonomías políticas y jurídicas. Este proceso sur-
ge con el sistema de Naciones Unidas y demás instituciones y organismos
internacionales y tienen como nota distintiva la cooperación entre Esta-
dos (por ejemplo: OMC, FMI, Banco Mundial).
México ha suscrito tratados con diversos organismos internacionales.
Existen dos que tienen su vigencia a partir de 1945: los tratados con el
FMI y el Banco Mundial (publicados en el DOF el 31 de diciembre de
1945), y que a la fecha son referenciales para la política económico-co-
mercial de algunos países en los dos escenarios: multilaterales o regiona-
les,26 otros de los más importantes son:

25 Ramacciotti, Beatriz, Derecho internacional económico, Lima, Pontificia Universidad Cató-


lica del Perú, Fondo Editorial, 1993.
26 Ver cartas de intención del FMI.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 33

• El Sistema Económico Latinoamericano (SELA), creado en 1975


con el propósito de desarrollar proyectos de empresas regionales
conjuntas a nivel latinoamericano y defender el mercado y los pre-
cios de las materias primas. México suscribe la formalización de
ingreso a dicho organismo mediante publicación del decreto res-
pectivo, en el DOF el 8 de abril de 1975.
• Adhesión al Tratado de Montevideo de 1980. México se adhiere a
la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), que tiene
por finalidad establecer mecanismos comerciales preferentes en
función de un mercado común latinoamericano, publicado en el
DOF el 31 de marzo de 1981.
• El Convenio Constitutivo del Fondo Común para los Productos
Básicos negociado en la Conferencia de Comercio y Desarrollo de
las Naciones Unidas (UNCTAD) es otro instrumento multilateral
que persigue establecer mecanismos de defensa de los productos
básicos como cacao, cobre, plata, azúcar, etcétera, propiciando
precios internacionales equitativos y remuneradores para los países
en vías de desarrollo. México se adhiere a este convenio por decre-
to de fecha de 3 de marzo de 1982.
• Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico
(OCDE). El decreto de adhesión de México a este organismo fue
publicado en el DOF el 5 de julio de 1994.
Por otra parte, el regionalismo es un proceso que surge al calor del
Tratado de Roma en la década de los cincuenta, que aspira a formar blo-
ques comerciales y económicos, formaciones que pueden asumir distintos
niveles de obligatoriedad por los miembros de dichos bloques. En efecto,
el regionalismo puede darse bajo esquemas de cooperación económica y
política (por ejemplo: APEC, OCDE), pero también puede asumir moda-
lidades de integración, sustentadas en el artículo XXIV del propio GATT de
1947) en las cuales los miembros de dichos bloques renuncian a parte
de su soberanía para formar y desarrollar autoridades supranacionales de
diversos perfiles y caracteres. En estos regionalismos de integración es
dable identificar a zonas de libre comercio (Tratado entre Australia y
Nueva Zelanda, TLCAN); uniones aduaneras (parte del MERCOSUR);
mercados comunes, por ejemplo, Comunidad Andina y la Unión Europea
a partir del Tratado de Maastrich.
34 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Antes de analizar los acuerdos de integración resulta conveniente dar


un breve panorama de lo que este concepto significa y los elementos más
importantes del mismo, así como el grado de integración que se da en fun-
ción de los elementos liberalizados: bienes, servicios, capitales y personas.
La integración regional es una de las tendencias de la economía mundial.
Dicha integración apunta a la conformación de bloques económicos y comer-
ciales, que permiten con mayor libertad la circulación de bienes y servicios.
Bela Balassa define la integración económica “ como un proceso y
como una situación de actividades económicas. Considerada como un
proceso, se encuentra acompañada de medidas dirigidas a abolir la discri-
minación entre unidades económicas pertenecientes a diferentes nacio-
nes; vista como una situación de los negocios, la integración viene a ca-
racterizarse por la ausencia de varias formas de discriminación entre
economías nacionales” .27
Para Tugores Ques, la integración económica es el “ proceso mediante
el cual los países van eliminando esas características diferenciales. Teóri-
camente podrían irse eliminando ante todos los países, para ir hacia una
economía mundial integrada” ,28 pero por razones políticas y económicas,
señala el mismo Tugores, “los procesos de integración tienen lugar de for-
ma parcial, es decir, implicando a un número de países normalmente re-
ducido. Se dice, entonces, que asistimos a un proceso de regionalización,
especialmente cuando los avances de la integración afecta a países desde
un mismo ámbito geográfico” .29
El grado de integración es determinado por los compromisos que las
naciones adquieren al firmar los acuerdos de integración. Viene al caso
recordar que según sea la amplitud de los objetivos que persigan los paí-
ses partes que suscriban el intento de asociación económica, “ ... La elimi-
nación de barreras al intercambio de bienes da lugar a lo que se conoce
como un ‘área de libre comercio’. Lo anterior, más el establecimiento de
aranceles exteriores comunes constituirían una ‘unión aduanera’. Estable-
cer un ‘mercado común’ requiere de la eliminación de todo obstáculo
para el libre flujo de todos los factores de producción, en especial servi-
cios y capital...” .30 Los acuerdos de integración pueden ser de:

27 Balassa, Bela, Teorías de la integración económica, México, UTHEA Editorial, 1964, p. 1.


28 Tugores Ques, Juan, Economía internacional e integración económica, Madrid, McGraw-
Hill, 1994, p. 52.
29 Idem.
30 Smith, Peter H. y Shoji Nishijiwa (coords.), ¿Cooperación o rivalidad? (Integración
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 35

a. Tráfico fronterizo
La vinculación entre las partes (países del acuerdo) se limita a las ven-
tajas recíprocas que pueden concederse para fomentar el intercambio co-
mercial entre ellas. Se trata de facilitar el movimiento fronterizo de mer-
cancías.

b. Zona de libre comercio


Éste es considerado por muchos autores como la primera forma de in-
tegración. En ella “ se eliminan los aranceles y en general la mayor parte
de las trabas al comercio entre los países que la integran, pero cada cual
sigue conservando sus tarifas arancelarias frente a terceros países” .31
Ramón Tamames considera que una zona de libre comercio “ es un
área formada por dos o más países que de forma inmediata o paulatina-
mente suprimen las trabas aduaneras y comerciales entre sí, pero mante-
niendo cada uno frente a terceros su propio arancel de aduanas y su pecu-
liar régimen de comercio” .32
El mismo autor considera que “ la experiencia nos demuestra ya cabal-
mente que la formación de zonas de libre comercio sólo es posible entre
países que se encuentran en un grado de desarrollo más o menos alto y
homogéneo. Entre los países menos desarrollados, este tipo de integra-
ción no puede tener sino un carácter meramente transitorio...” .33
Por este acuerdo se eliminan los derechos aduaneros, todas las regla-
mentaciones comerciales restrictivas como pueden ser cupos o cuotas, li-
cencias, permisos previos, etcétera, respecto al intercambio de los pro-
ductos originarios de los países integrantes de la zona de libre comercio.

c. Unión aduanera
Constituye la refundición o unificación de los territorios aduaneros
fronterizos de dos o más Estados, a los efectos de la legislación aduanera.

regional en las Américas y en la Cuenca del Pacífico), CIDAD (Centro de Investigación para el Desa-
rrollo A.C.), México, Miguel A. Porrúa, 1997, pp. 15 y 16.
31 Nieto Solís, José Antonio, Introducción a la economía de la Comunidad Europea, 2a. ed.,
Siglo XXI Editores, España, 1991, p. 11.
32 Tamames, Ramón, op. cit., p. 214.
33 Idem.
36 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

El establecimiento de un solo territorio aduanero apareja la uniformidad


de esa legislación desde el ángulo arancelario y administrativo que tiende
a eliminar los aranceles y muchas de las engorrosas tramitaciones admi-
nistrativas-aduaneras entre los Estados partes de la unión, ventajas que no
son extensibles al resto de los países. Se incorpora la existencia de un
arancel común externo.
Para Tamames, una unión aduanera supone:
a) La supresión inmediata o gradual de las barreras arancelarias y co-
merciales a la circulación de mercancías entre los Estados que
constituyen la unión, así como la libre circulación de los factores
de producción.
b) La existencia de un arancel aduanero común frente a terceros países.

d. Mercado común
En adición a las características de la zona de libre comercio, donde
únicamente se liberalizan mercancías, aquí se incluyen todos los factores
de la producción, “ ... en un mercado común, además de circular libre-
mente las mercancías, deben hacerlo también los trabajadores, los capita-
les y los servicios (libre prestación de servicios y libertad de estableci-
miento de las empresas)” .34

Se establece un mercado común, cuando, por medio de tratados públicos,


un grupo de países se asocia con el propósito de eliminar eventualmente las
barreras aduaneras existentes en el comercio exterior, estableciendo dere-
chos de aduana comunes para productos originarios en cualquier otro país
fuera del grupo, así como otra serie de políticas económicas uniformes para
beneficio de los países miembros de la comunidad.35

e. Unión económica
Es la última forma de integración. Representa una integración total. In-
cluye las características de la unión aduanera, e incorpora la unificación
de las políticas económicas, fiscales y monetarias fundamentalmente; pu-
diendo incluir políticas sociales, siempre y cuando las naciones partici-

34 Nieto Solís, José Antonio, op. cit., p. 11.


35 Osorio Arcila, op. cit., p. 121.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 37

pantes acuerden cada uno de esos elementos. Incorpora además la creación


de órganos supranacionales encargados de dirimir las controversias que
se susciten entre los países miembros de dicho proceso de integración.
Este acuerdo es el más amplio, ya que abarca no solamente los aspec-
tos arancelarios del intercambio de productos y sus reglamentaciones
restrictivas, sino que incluye el movimiento de capitales, trabajo, tecnolo-
gía, etcétera. Suele englobar aspectos sociales, culturales e inclusive polí-
ticos. Implica establecer acuerdos para uniformar y/o compatibilizar las
variables macroeconómicas.
Es la tendencia que siguen las regiones económicas como las que abar-
can la Unión Europea.
La integración es un proceso que fructifica en varios años. No se logra
de inmediato. En el curso del proceso los países partes proceden gradual-
mente a la abolición de las barreras discriminatorias existentes entre
ellos, con el objetivo último de establecer un solo mercado libre de inter-
ferencias para que en él los factores productivos, las mercancías, la fuerza
de trabajo y las corrientes sociales gocen de libre movilidad.
En la economía mundial se aprecia un proceso contradictorio entre la
globalización de la producción, el comercio y los flujos de capital, por
una parte, y la regionalización de los mercados, por otra. Estas tendencias
opuestas expresan los cambios ocurridos en el eje de la economía mun-
dial que corre en el hemisferio norte, de Oeste a Este, y que abarca a Ja-
pón-Estados Unidos-Alemania Federal (con posible extensión, por la
apertura de las economías de Europa Oriental). En cambio, el eje de
América Latina va de Norte a Sur desde Estados Unidos, país con un lu-
gar preponderante en las relaciones económicas del continente.
Hechas las precisiones anteriores, procederemos a analizar:
Procesos de integración
1. Unión Europea
2. Mercosur
3. ALADI
4. ALCA
Organismos de cooperación económica y política
5. APEC
6. OCDE
38 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

A. Unión Europea (UE)

La Unión Europea constituye actualmente el proceso de integración re-


gional más desarrollado del mundo, tanto por su nivel de institucionaliza-
ción como por su importancia económica. Desde sus orígenes, en la déca-
da de los años cincuenta, ha constituido un proceso de integración
política y no sólo económica.
En 1951 Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda y la República
Federal de Alemania firmaron el Tratado de París para formar la primera
de las tres comunidades europeas: la Comunidad Europea del Carbón
(CECA).36 En 1957, estos mismos países firmaron el Tratado de Roma,
que instituyó la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad
Europea de Energía Atómica (EURATOM).37
En 1985, la comisión y su presidente, lanzaron la idea de establecer un
mercado único, los fines y medios de acción se precisaron en el llamado
Libro Blanco y en el Acta Única. El Acta entró en vigor en julio de 1987,
modificando el Tratado de Roma.
En 1993, entró en vigor el Mercado Único y comenzó una nueva fase
de integración mediante su transformación hacia una unión económica y
monetaria.
Estos objetivos se plasmaron en el Tratado de la Unión Europea, sus-
crito en la ciudad de Maastricht, en 1992, que entró en vigor el 1 de no-
viembre de 1993.
En octubre de 1997 se firmó el Tratado de Amsterdam, que revisa los
tratados en que se fundamenta la Unión Europea, que entró en vigor en
mayo de 1999.
Actualmente la Unión Europea se encuentra formada por Alemania,
Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda,
Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Portugal, el Reino Unido y Suecia.
España y Alemania pueden ser la puerta de entrada a la comunidad
para fortalecer el comercio con la región, pero se requiere una política
deliberada de fomento al intercambio de bienes y servicios que vaya más
allá de la búsqueda del simple superávit comercial. Poco se avanzaría con
un saldo favorable fruto de la monoexportación o de la venta de bienes
con poco valor agregado.
36 Su objetivo fue constituir un mercado común de estos productos a fin de asegurar su abaste-
cimiento en la región.
37 Tiene como ojetivo favorecer la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 39

Además del petróleo, se exportan a la Unión Europea diversos produc-


tos en proporciones marginales: máquinas de escribir, conductores eléctri-
cos, productos químicos, fibras sintéticas, cintas magnéticas, rodamien-
tos, partes para tractores y otros productos primarios. A pesar de que la
venta de estos productos es muy reducida, podría ser la plataforma que
permitiera a México diversificar sus productos y sus mercados.
Cabe precisar que durante los últimos quince años se ha ido confor-
mando un amplio marco legal de cooperación por medio de numerosos
convenios bilaterales con los países de la UE y de diversos tratados inter-
nacionales, además de conformarse un amplio marco institucional para el
desarrollo de los intercambios con dicha comunidad.
Las relaciones de México con la Unión Europea han tenido varios mo-
mentos que vale la pena destacar:
• El 16 de septiembre de 1975 se firma el primer Acuerdo marco de
Cooperación, que entró en vigor el 23 del mismo mes y año, el
cual fue renovado el 31 de octubre de 1980.
• El 16 de septiembre de 1988 se firma un Acuerdo para el estableci-
miento de una Delegación de la Comisión de las Comunidades Eu-
ropeas en México.
• El 22 de noviembre de 1989 se lleva a cabo la inauguración de la
Delegación en México.
• El 26 de abril de 1991 se firma el Acuerdo Marco de Cooperación
de Tercera Generación38 Comunidad Europea-México, que entró
en vigor el 1 de noviembre de 1991, el cual reemplaza al acuerdo
de 1975.
• El 2 de mayo de 1995, el Consejo de la Unión Europea, la Comi-
sión Europea y México firmaron en París una declaración conjunta
solemne con miras a concluir un nuevo Acuerdo de Asociación
Comercial y Concertación Política.
• El 8 de diciembre de 1997, en Bruselas, los miembros de la UE, el
vicepresidente de la Comisión Europea y los secretarios de Rela-
ciones Exteriores y de Comercio de México, firmaron en nombre
de la UE y de México el Acuerdo de Asociación Económica, Con-
certación Política y Cooperación entre la Comunidad Europea y
38 Un acuerdo de tercera generación incluye además del aspecto comercial, la cooperación eco-
nómica con especial énfasis en inversión, transferencia de tecnología y financiamiento, así como el
desarrollo de la agroindustria, telecomunicaciones, protección del medio ambiente, energía y la coo-
peración en diversas áreas de servicios.
40 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

sus Estados Miembros. Este Acuerdo deberá ser ratificado por die-
cisite parlamentos, los cuales serán: quince miembros de la UE, el
Parlamento Europeo y el Senado mexicano.
• En junio de 2000, México aprobó el Acuerdo de Asociación Eco-
nómica, Concertación Política y Cooperación con la Comunidad
Europea y sus Estados miembros, al igual que la Decisión del Conse-
jo Conjunto de dicho Acuerdo y la Decisión del Consejo Conjunto
del Acuerdo Interno sobre el Comercio y Cuestiones Relacionadas
con el Comercio entre México y la Comunidad Europea. Publica-
dos en el DOF el 26 de junio del mismo año.

B. Mercado Común del Sur (MERCOSUR)


El 26 de marzo de 1991 en Asunción, capital de la República del Para-
guay se firmó el Tratado de Constitución del Mercado Común del Sur
(Mercosur) entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. El Tratado de
Asunción, que fue suscrito por los presidentes de estos cuatro países,
constituye un acto histórico para la integración económica de la subre-
gión y su consecuente desarrollo, modernización y progreso social.
Con el mercado común se pretende la libre circulación de bienes, ser-
vicios y factores productivos entre los países; el establecimiento de un
arancel externo común; la adopción de una política comercial común con
relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados; la coordinación de
posiciones en foros económicos comerciales regionales internacionales y
la coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Es-
tados parte.
La cumbre de Ouro Preto de diciembre de 1994, estableció la puesta en
vigencia de una unión aduanera previa a la constitución del mercado co-
mún. Desde el 1o. de enero de 1995 se puso en marcha la denominada
“ unión aduanera imperfecta” , sin que hasta la fecha se encuentre plena-
mente vigente, por lo que los Estados parte, negociaron un “ régimen de
adecuación” , por el cual algunos productos continuarán pagando arance-
les por un tiempo, dentro del comercio intra-Mercosur.
Se ha previsto, a partir de lo anterior, que la unión aduanera rija plena-
mente para los cuatro países a partir del año 2006.
El Mercosur tiene firmados: un Acuerdo Marco de Asociación Interre-
gional, Cooperación y Coordinación Política con la Unión Europea, sus-
crito el 15 de diciembre de 1995; un Acuerdo de Libre Comercio con
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 41

Chile que rige desde el 1o. de octubre de 1996; un Acuerdo de Libre Co-
mercio con Bolivia, que comenzó a regir en marzo de 1997; un Acuerdo
Marco con la Comunidad Andina para negociar una zona de libre comer-
cio y un Acuerdo Marco de Comercio e Inversión con el Mercado Común
Centroaméricano, suscrito el 18 de abril de 1998. Actualmente Mercosur,
negocia un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que regirá
a partir del año 2005.

C. Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)

Este organismo intergubernamental es continuador de la Asociación


Latino Americana de Libre Comercio (ALALC), creada el 18 de febrero
de 1960 por los plenipotenciarios de siete países: Argentina, Brasil, Chi-
le, México, Paraguay, Perú y Uruguay, quienes suscribieron el Tratado de
Montevideo. Posteriormente, suscribieron el tratado Colombia, Ecuador,
Venezuela y Bolivia. “ La Asociación Latinoamericana de Integración se
constituye con el propósito de promover el desarrollo económico-social
armónico y equilibrado de la región.” 39
Después de veinte años de experiencia en materia de integración, en la
tercera reunión de los países miembros celebrada el 12 de agosto de 1980
en Montevideo, once países latinoamericanos (Argentina, Bolivia, Brasil,
Chile, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Venezuela y Uru-
guay) ratificaron su voluntad de alcanzar el ansiado mercado común, y se
sancionó la sustitución de la ALALC creándose la ALADI, para promo-
ver la expansión de la integración económica regional y el establecimien-
to de un mercado común latinoamericano.
Este tratado, en general, creó una zona de libre comercio que compren-
de el territorio de los países contratantes; en particular, creó un sistema de
interacción económica encaminada a una gradual liberación del comercio
mediante la eliminación de aranceles en forma progresiva.
Los artículos primero y segundo del tratado de Montevideo de 1980 se
refieren a los objetivos de la asociación, que son los siguientes:
a) Proseguir con el proceso de integración latinoamericano encami-
nado a promover el desarrollo económico y social de la región en
forma armónica y equilibrada, a fin de asegurar un mejor nivel de
vida para sus pueblos.
39 Quintana Adriano, Elvia Arcelia, El comercio exterior de México. Marco jurídico, estructura
y política, México, Porrúa-UNAM, 1989, p. 202.
42 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b) El proceso antes mencionado tendrá como objetivo a largo plazo


el establecimiento, en forma gradual y progresiva, de un mercado
común latinoamericano, para lo cual se establecerán mecanismos
compatibles con la realidad regional, con base en la experiencia
obtenida en la aplicación del Tratado de 1960 (ALALC).
c) Promover y regular el comercio recíproco; reducir o eliminar mu-
tuamente las trabas.
d) Alcanzar la complementación económica entre los países miem-
bros.
e) Desarrollar acciones de cooperación económica que contribuyan a
la ampliación de los mercados nacionales.
Los once países que conforman la ALADI representan en su conjunto
el 95% del producto bruto interno, el 87 % del territorio y el 86% de la
población de América Latina y el Caribe.
En el marco del tratado de Montevideo se han suscrito más de 80
acuerdos bilaterales y subregionales de diversa profundidad, pero este
proceso cobró verdadero impulso a partir de 1990, con la creciente sus-
cripción de acuerdos de “ nueva generación” ,40 que comprenden once
acuerdos de complementación económica con objeto de conformar una
zona de libre comercio entre los países miembros en el año 2005.41
Recientemente, el 26 de agosto de 1999, se anunció la incorporación
de la República de Cuba42 como país miembro de la ALADI, hecho sin
precedente, en virtud de los obstáculos que siempre existieron para su in-
corporación motivados principalmente por cuestiones políticas.

40 Sus características principales son que: 1) Todos prevén la eliminación de las restricciones
no arancelarias aplicables al comercio entre las partes, 2) Establecen normas comunes para la regula-
ción del intercambio entre los signatarios, tales como origen, salvaguardias y solución de diferencias,
entre otras, que garantizan la transparencia y evitan discriminaciones, 3) Algunos han adoptado la
normativa de la OMC para regular otros aspectos de política comercial relacionados con el comercio
recíproco entre las partes, y 4) La mayoría contiene normas sobre promoción y protección de inver-
siones, integración física, cooperación energética, transporte y comunicaciones, propiedad intelectual,
turismo y otros.
41 Lo cual se da en un ámbito mucho más amplio, en el marco de las negociaciones de las
Rondas de las Américas, y el proceso ALCA, el cual será estudiado a continuación.
42 Un factor importante para aceptar su adhesión es que Cuba ya había suscrito diez acuerdos
de alcance parcial y participa en dos de alcance regional.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 43

D. Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA)


A raíz de la Cumbre de las Américas, llevada a cabo del 9 a 11 de
diciembre de 1994, en Miami, los mandatarios de las 34 democracias en
la región acordaron el establecimiento del “Área de Libre Comercio de las
Américas” , debiendo concluir con las negociaciones antes del año 2005.
La Declaración de Principios estableció un pacto para el desarrollo y la
prosperidad basado en la preservación y el fortalecimiento de la comunidad
de democracias de las Américas. El objetivo del documento fue expandir la
prosperidad a través de la integración económica y el libre comercio, erradi-
car la pobreza y la discriminación en el hemisferio y garantizar el desarrollo
sostenible, al mismo tiempo que proteger el medio ambiente.
Desde la Cumbre de Miami, los ministros de Comercio del hemisferio
se han reunido en cuatro ocasiones para formular y ejecutar un plan de
trabajo para el ALCA. Se han llevado a cabo las siguientes reuniones mi-
nisteriales:
Reunión ministerial
Fecha de comercio Lugar
30 de junio de 1995 Primera Denver, Estados Unidos
21 de marzo de 1996 Segunda Cartagena, Colombia
16 de mayo de 1997 Tercera Belo Horizonte, Brasil
19 de marzo de 1998 Cuarta San José, Costa Rica
Noviembre de 1999 Quinta Toronto, Canadá

La Declaración ministerial de San José, del 19 de marzo de 1998, da un


importante impulso a la idea de crear un área de libre comercio de las Améri-
cas, pues ha servido de base para la puesta en marcha formal de las negocia-
ciones hemisféricas llevadas a cabo por los jefes de Estado y de gobierno.
La Segunda Cumbre de las Américas, celebrada en Santiago de Chile
el 19 de abril de 1999, sienta las bases para la institucionalización de la
Cumbre como un proceso, y marca el inicio formal de las negociaciones
para el ALCA.
La Tercera Cumbre de las Américas se celebró en la ciudad de Que-
bec, Canadá del 20 al 22 de abril de 2001, en la cual se elaboró el primer
borrador del Acuerdo del ALCA.
Las negociaciones del ALCA se llevarán a cabo bajo una estructura
acordada hasta el año 2004. Dicha estructura es flexible, ya que asegura
44 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

una amplia representación geográfica de los países participantes a través


de una rotación de la presidencia del proceso, la localidad de las negocia-
ciones y las responsabilidades de los grupos negociadores.

a. La presidencia
Será por rotación cada 18 meses, o al concluir cada reunión ministe-
rial. Los países que han sido designados para ejercer la presidencia del
proceso ALCA son: Canadá, Argentina, Ecuador y, conjuntamente, Brasil
y Estados Unidos.

b. Comité de Negociaciones Comerciales


Tiene la responsabilidad de guiar el trabajo de los grupos de negocia-
ción. Está compuesto por los viceministros de Comercio, quienes deben
reunirse por lo menos cada 18 meses. Este Comité es presidido por el pre-
sidente del proceso ALCA.

c. Grupos de negociación
Las negociaciones en el ámbito de este proceso de integración van más
allá de las negociaciones ya contenidas en la OMC, pues abarcan temas
como: un régimen común de inversiones, compras del sector público y polí-
ticas de competencia, las cuales no son consideradas bajo el marco de la OMC.
Existen grupos de negociación respecto a:
1. Acceso a mercados
2. Inversión
3. Servicios
4. Compras del sector público
5. Solución de diferencias
6. Agricultura
7. Derechos de propiedad intelectual
8. Subsidios, antidumping y derechos compensatorios
9. Política de competencia
Estos grupos fueron establecidos de acuerdo con lo señalado en la de-
claración Ministerial de San José. Son responsables de reportar sus resul-
tados al Comité de Negociaciones Comerciales a más tardar en diciembre
del año 2000.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 45

Existen también grupos de trabajo sobre:


1. Acceso a los mercados
2. Compras del sector público
3. Economías más pequeñas
4. Inversiones
5. Medidas sanitarias y fitosanitarias
6. Normas y barreras técnicas al comercio
7. Política de competencia
8. Procedimientos aduaneros y reglas de origen
9. Derechos de propiedad intelectual
10. Servicios
11. Subsidios, medidas antidumping y derechos compensatorios
12. Solución de controversias.
La sede de las negociaciones será rotativa. Tres países serán anfitrio-
nes de las negociaciones: Estados Unidos (Miami) durante tres años, Pa-
namá (ciudad de Panamá) durante los dos siguientes años y México (ciudad
de México) durante los últimos dos años, o el tiempo que sea necesario
para concluir las negociaciones.
El principal problema con que se enfrentan las negociaciones del pro-
ceso ALCA es la contrastante situación económica en que se encuentran
los países que son parte de las mismas, por lo que la armonización de las
políticas económicas y de los ordenamientos jurídicos de países resulta
muy compleja.
La desproporción existente entre las diferentes economías, que integra-
rán el ALCA, se demuestra en el cuadro siguiente:

ÁREA DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMÉRICAS43

PIB Exportaciones Importaciones Arancel


País miles de milllones promedio sobre
de dólares PIB PIB importaciones

Argentina 282.5 10.1% 11.3% 12.5%


Brasil 595.1 11.3% 11.9% 14.4%
Canadá 887.1 43.3% 11.0% 4.3%
Colombia 82.0 17.1% 20.1% 11.8%

43 Fuente: Bisiness Week


46 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

PIB Exportaciones Importaciones Arancel


País miles de millones promedio sobre
de dólares PIB PIB importaciones

Costa Rica 15.3 49.15% 47.5% 11.6%


Chile 68.4 30.7% 22.0% 8.0%
Ecuador 12.8 37.6% 26.8% 11.5%
Estados Unidos 9,966.0 43.3% 14.7% 4.5%
Guatemala 19.2 18.7% 34.5% 7.6%
Jamaica 7.0 45.9% 63.5% 9.7%
México 561.2 34.1% 36.8% 16.2%
Perú 54.1 15.2% 16.9% 13.1%
Trinidad y Tobago 7.2 48.8% 50.6% 9.1%
Uruguay 20.5 20.0% 25.5% 13.3%
Venezuela 109.8 26.6% 18.7% 12.0%

E. Foro de Cooperación Económica del Pacífico Asiático


(APEC)
La Cuenca Oriental del Pacífico es actualmente la región más dinámica
del mundo, y se caracteriza por sus elevadas tasas de crecimiento y notable
desempeño exportador. Por su acumulación de excedentes comerciales, la
cuenca es una de las fuentes más importantes de inversión extranjera directa.
Japón es sin duda alguna el motor económico de la región, ya que el
crecimiento de los países asiáticos vecinos está basado en la transferencia
de recursos y de tecnología que este país lleva a cabo.
Los países asiáticos de industrialización reciente (Corea, Hong Kong,
Singapur y Taiwán), convertidos en importantes productores y exportado-
res de manufacturas, han empezado a incursionar en la producción de bie-
nes de alta tecnología, y algunos se han constituido en importantes cen-
tros financieros.
El Foro de Cooperación Económica del Pacífico Asiático surgió ante
la preocupación de algunos gobiernos de la región por el hecho de que los
organismos regionales existentes no responden a las necesidades de su
política comercial. Su creación fue propuesta por el primer ministro de
Australia, Bob Hawke, en enero de 1989, y quedó constituido en no-
viembre del mismo año.
La APEC es encargada de fomentar el comercio y la cooperación eco-
nómica. Es un gran avance para el dinamismo de la economía de Asia y
del Pacífico, dándole un sentido de comunidad.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 47

Hoy APEC incluye a las principales economías de la región y las más


dinámicas, acelerando el crecimiento económico en el mundo. Cuenta
con 21 miembros, de los que desatacan los países miembros de la Asocia-
ción de Naciones del Sudeste Asiático (Brunei, Filipinas, Indonesia, Ma-
lasia, Tailandia y Singapur) y por seis países más de la Cuenca del Pacífico
(Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda y Sudcorea).
México se incorporó a la APEC en 1993.
De 1989 a la fecha los miembros de la APEC se han reunido en diver-
sas ocasiones. Anualmente realizan encuentros ministeriales, de los cua-
les destacan el celebrado en 1993 (Blake Island, cerca de Seattle), y el
celebrado en Osaka en 1994, pues definieron el plan general de acción de
la APEC y los objetivos y prioridades que habrían de buscarse en los años
subsecuentes.
La última reunión de APEC fue realizada del 10 al 13 de septiembre de
1999 en Auckland, Nueva Zelanda, en donde se destacó el interés de los
países miembros por impulsar la liberalización comercial global.

F. Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico


(OCDE)
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico,
OCDE, es un foro de consulta y coordinación intergubernamental que
agrupa actualmente a los 29 países más industrializados.
Fue creada en 1960, con la finalidad de expandir la economía y el em-
pleo, promover el bienestar económico y social mediante la coordinación
de las políticas de sus Estados miembros, y estimular y armonizar los es-
fuerzos a favor de los países en desarrollo.
Actualmente los miembros de la OMC son:
Año Año
País de ingreso País de ingreso

Alemania 1961 Islandia 1961


Australia 1971 Italia 1961
Austria 1961 Japón 1964
Bélgica 1961 Luxemburgo 1961
Canadá 1961 México 1994
Corea 1996 Noruega 1961
Dinamarca 1961 Nueva Zelanda 1973
48 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Año Año
País de ingreso País de ingreso

España 1961 Países Bajos 1961


Esatados Unidos 1961 Polonia 1996
Finlandia 1969 Portugal 1961
Francia 1961 Reino Unido 1961
Grecia 1961 República Checa 1996
Hungría 1996 Suecia 1961
Irlanda 1961 Suiza 1961
Turquía 1961

Más que un foro de negociación, se trata de un foro de consulta intergu-


bernamental en el que se intercambian ideas y experiencias relacionadas
con las políticas que implementan los países miembros. Este intercambio
aborda diversas áreas: avances tecnológicos, protección al ambiente, as-
pectos económicos y financieros, agricultura, educación y transporte, entre
otras. La OCDE es la fuente más importante de datos comparativos sobre
las economías de los países miembros. La cada vez mayor interdependencia
de la economía mundial hace aún más oportunas las tareas de la OCDE.
Los miembros de la OCDE concentran dos terceras partes de la pro-
ducción de bienes y servicios en el mundo, y como única condición de
ingreso de un país, es necesario que cuente con una economía de mercado
y una democracia plural.
Los trabajos se realizan en las dos lenguas oficiales de la organización:
francés e inglés. Su sede se encuentra en París. Mantienen contacto con
países fuera del grupo por medio de programas de cooperación.44
El acercamiento de México a la OCDE se inició con la solicitud de
adhesión formal de nuestro país en 1991. Su participación como observa-
dor en diversos comités y como miembro de pleno derecho en el Comité
del Acero ha sido bien recibida por los países miembros y ha merecido
múltiples reconocimientos. México ingresa a la OCDE en 1994, según
decreto del Senado publicado en el DOF el 5 de julio de 1994.

44 En 1998 se creó un centro de cooperación con no miembros que se enfoca en dos tipos de
programas: 1) basado en temas políticos como comercio, investigación, impuestos, medio ambiente;
y 2) basado en países o regiones.
INTRODUCCIÓN AL COMERCIO INTERNACIONAL 49

a. Objetivo de la OCDE
La OCDE es una organización que provee a los gobiernos de un foro
para discutir sobre desarrollo y perfeccionamiento de políticas sociales y
económicas, así como compartir experiencias, buscar respuestas a proble-
mas comunes y coordinar políticas domésticas e internacionales para in-
crementar la globalización.

b. Estructura

Consejo

Su órgano rector es el consejo, el cual está formado por un representante


de cada país miembro. Las reuniones de este órgano tienen lugar cada sema-
na bajo la presidencia del secretario general de la Organización. Además, el
Consejo se reúne anualmente a nivel ministerial con objeto de identificar las
prioridades y definir las actividades futuras de la OCDE.
El consejo funciona por la regla del consenso y tiene como principal labor
adoptar deliberaciones. Éstas pueden tomar la forma de decisiones, reco-
mendaciones o declaraciones que, en conjunto, constituyen el marco jurídico
de la organización. Los países miembros cumplen los compromisos asumidos
más por un acuerdo de voluntades que por la existencia misma del vínculo
que representa la aceptación de los instrumentos de la OCDE.

Secretaría
La Secretaría es dirigida por el secretario general, quien es asistido por
cuatro subsecretarías. El secretario general también dirige el Consejo, lo
que crea un vínculo entre las delegaciones nacionales y la Secretaría.

Comités
Los trabajos coordinados por la Secretaría de la OCDE están organiza-
dos en los numerosos comités, grupos de expertos y grupos de trabajo. Las
discusiones conceptuales que se llevan a cabo en el marco de los trabajos
de la OCDE sirven de base para realizar negociaciones en otros foros.
Los países miembros envían representantes a los diferentes comités
como delegaciones permanentes de la OCDE, y se ubican junto con la
Secretaría en París.
VIII CONTENIDO

CAPÍTULO II
DEL GATT A LA OMC

1. Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio


(GATT) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
A. Antecedentes y origen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
B. Principios fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
C. Contenido del GATT . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
D. Las rondas de negociaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
E. Participación de México en el GATT . . . . . . . . . . . . 63

2. Organización Mundial del Comercio . . . . . . . . . . . . . . 67


A. Creación de la Organización Mundial del Comercio . . . . 67
B. Diferencias entre el GATT y la OMC . . . . . . . . . . . . 69
C. Estructura administrativa de la OMC . . . . . . . . . . . . 70
D. Países miembros, mecanismos de adhesión y toma de deci-
siones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
E. Estructura jurídica de la OMC . . . . . . . . . . . . . . . . 79
F. Mecanismo de solución de controversias . . . . . . . . . . 84
CAPÍTULO II

DEL GATT A LA OMC

1. Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT)


Los intercambios comerciales se han visto incrementados cada vez más
en la medida en que países y agentes entran en una creciente interdepen-
dencia. Históricamente, el intercambio comercial entre las naciones se ha
dado por la necesidad de colocar los excedentes de bienes, servicios e hí-
bridos, con los que cuenta una región, a cambio de aquellos que carece.

En la década de los años 1930, cuando el mundo atravesaba un periodo de


depresión económica intensa, muchos gobiernos trataron de protegerse con
la creación de obstáculos al comercio en diversas formas: aranceles eleva-
dos, contingentes de importación, control de cambios, etc. Durante la se-
gunda guerra mundial se hizo patente el riesgo de que estas restricciones
gravitaran sobre todos los países de manera permanente si no se intentaba,
mediante esfuerzos estratégicos, restablecer lo más pronto posible el sistema
de intercambio multilateral que unía a las diversas naciones antes de dicha
depresión económica. El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y
Comercio es el fruto principal de los esfuerzos realizados en este sentido.45

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchas naciones se encon-


traban destruidas, y necesitaban adquirir bienes de consumo e insumos en
los mercados internacionales, pues dadas sus particulares circunstancias,
difícilmente podían producir los satisfactores que requerían.

A. Antecedentes y origen
Entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial el comercio interna-
cional creció en menor proporción a la producción. Los principales países
45 Valentin Budic, Domingo, Diccionario del Comercio Exterior, Buenos Aires, Depalma,
1986, Anexo A, p. 230.

51
52 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

industrializados elevaron los aranceles, introdujeron restricciones cuanti-


tativas y controles de cambio y multiplicaron los acuerdos bilaterales de
intercambio compensado.
De la Conferencia de Bretton Woods de 1944 surgieron el Fondo
Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) y se sentaron
las bases para la creación de una organización que regulara la materia es-
trictamente comercial, en cuanto a intercambio de bienes y productos,
que llevaría por nombre “ Organización Internacional de Comercio”
(OIC), y que se encargaría de supervisar y aplicar las disposiciones de un
convenio internacional al respecto.
En 1946 el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas con-
voca a una Conferencia Internacional sobre Comercio y Empleo. Los
acuerdos de la conferencia tratan de establecerse en la “ Carta de la Haba-
na, para una Organización Internacional de Comercio” con 106 artículos
y 16 anexos. Por un lado la Carta intenta lograr el pleno empleo y por el
otro fomentar el comercio internacional. Para lograr lo anterior menciona
cuatro medios:
• Desarrollo económico y reconstrucción
• Acceso de todos los países, en condiciones de igualdad, a los
mercados, a las fuentes de aprovisionamiento y a los medios de
producción
• Reducción de los obstáculos al comercio
• Consultas y cooperación en el seno de la Organización Interna-
cional de Comercio

Paralelamente a la Carta, en 1947 se llevaba a cabo la negociación


arancelaria multilateral con objeto de mostrar por anticipado lo que po-
drían ser las negociaciones arancelarias previstas por la Carta. En siete
meses, 23 países disminuyeron sus aranceles sobre un volumen de inter-
cambio que representó la mitad del comercio internacional. Por consi-
guiente, estos países deciden poner en vigor una parte de la Carta antes de
que la Conferencia terminara.
Esta parte de la Carta toma el nombre de Acuerdo General sobre
Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT); es firmado por 23 países el
30 de octubre de 1947, y entró en vigor el 1 de enero de 1948 de manera
provisional hasta el 31 de diciembre de 1994.
DEL GATT A LA OMC 53

Al fracasar la Carta de La Habana y su consecuente institución, la


OIC,46 el GATT (General Agreement of Tariffs and Trade) emerge como
el único instrumento de regulación de los intercambios mundiales, cuya
filosofía pragmática se inclina a propiciar intercambios libres de trabas y
obstáculos. Privilegiando las tarifas o aranceles son los únicos viables
para la protección industrial.
Bajo dichos parámetros, el GATT inicia sus acciones en 1948 y en-
cierra en su seno a 23 países miembros, de los cuales resaltan Estados
Unidos de Norteamérica, Japón y la Comunidad Europea junto con Cuba,
Chile, Uruguay, Australia, la India y Yugoslavia.
En un principio el GATT estaba formado por 35 artículos, a los que
se le anexan 3 artículos acerca de los países en desarrollo, formado con esto
un total de 38 artículos que se ponen de base al comercio internacional.
Como organización formal de comercio, el GATT representa un ins-
trumento internacional encargado de promover los intercambios entre sus
miembros, con base en la eliminación de restricciones, la reducción de
aranceles aduaneros y la aplicación general y obligatoria de la cláusula de la
nación más favorecida para todos.
Lo fundamental dentro de las negociaciones del GATT son las conce-
siones arancelarias entre sus miembros, que aceptan el compromiso de no
incrementar los aranceles aduaneros por encima de las tasas negociadas
que se consideran “ consolidadas” , es decir, que tiene un valor tope.
Desde sus inicios el GATT fue concebido como un simple acuerdo
comercial; sin embargo, se convirtió en una verdadera organización inter-
nacional, reuniendo todos los elementos para serlo:
• Un tratado: el Acuerdo General
• Órganos permanentes: las reuniones de las partes contratantes,
el Consejo de Representantes y Secretariado General con un di-
rector general.
• Un presupuesto: al que contribuye cada parte contratante en
función de su participación en el comercio internacional.

Los derechos y obligaciones de las partes contratantes del GATT


pueden resumirse en los siguientes puntos:

46 La constitución de la OIC nunca se pudo concretar, principalmente por la negativa de la rati-


ficación de la Carta de La Habana por parte del Senado de los Estados Unidos. Pero la Comisión
Interina subsiste y tiene entre sus funciones la elección del director general del GATT.
54 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Supresión de toda discriminación


• Estabilidad en las concesiones arancelarias
• Eliminación de restricciones cuantitativas
• Supresión de las demás formas de protección
• Solución de controversias.

B. Principios fundamentales

El GATT constituye un código de principios que deben ser observa-


dos por sus miembros. Sus fundamentos son: la cláusula de la nación más
favorecida, la reciprocidad, la no discriminación, la igualdad formal de
todos los Estados y, finalmente, las tarifas o aranceles como únicos regu-
ladores de los intercambios comerciales entre sus miembros. A reserva de
analizar después brevemente cada uno de ellos, hay autores que sostienen
que los principios básicos del acuerdo se agrupan sólo en tres grandes
vertientes: a) desarrollo del comercio internacional a través de negocia-
ciones comerciales generales, reducción y estabilización de barreras aran-
celarias, prohibición del uso de restricciones cuantitativas, subvenciones,
etcétera; b) adopción del principio del “ tratamiento nacional” para los
productos extranjeros, y c) aplicación incondicional del principio de la
nación más favorecida.
Para explicar estos principios recurriremos al esquema de Flory,
quien sostiene que lo esencial en el GATT es el principio de no discrimi-
nación comercial entre sus miembros, que se materializa en la aplicación
de la cláusula de la nación más favorecida y la cláusula de tratamiento
nacional a todos los productos de cualquier origen que circulen en el te-
rritorio de las partes contratantes.

a. No discriminación

No hay posibilidad teórica de dividir a países entre amigos o enemi-


gos. Nadie puede utilizar represalias o castigos comerciales por razones
raciales, políticas o religiosas. Todos los miembros son regidos por un
mismo parámetro comercial, sea cual fuere su sistema de economía o de
gobierno.
DEL GATT A LA OMC 55

Este principio se da básicamente en dos vertientes:


a) Trato de la nación más favorecida (NMF). Se refiere a que cual-
quier concesión o beneficio que un país otorgue a otro debe otor-
gárselo igualmente a terceros países con los que tenga relaciones
comerciales, es decir, cuando un país reduce un obstáculo al co-
mercio o abre un mercado, tiene que hacer lo mismo respecto a
todos los países miembros de la OMC.
b) Trato nacional. Tanto las mercancías nacionales como las importa-
das deben recibir igual tratamiento una vez que éstas han entrado
al mercado. Esto es, una vez que la mercancía ha pagado sus res-
pectivos impuestos en la aduana dicho producto es reputado como
de origen nacional, no pudiendo ser objeto de impuestos o cargas
especiales.
Existen algunas excepciones a este principio, reguladas en el artículo
XXIV del GATT 47, ahora GATT 94:
1) Los pactos bilaterales (o plurilaterales) negociados entre dos o
más países con el fin de crear un área de libre comercio o algún
proceso de integración similar, por los que únicamente los países
que suscriban dichos pactos o acuerdos pueden acceder a los bene-
ficios derivados del mismo, no así terceros países.
2) La oposición de obstáculos a los productos procedentes de deter-
minados países, que se consideran objeto de un comercio desleal.

b. La reciprocidad
Implica que cada concesión o beneficio que algún miembro logra en
el esquema comercial del Acuerdo debe ser compensado de alguna forma
por el país beneficiario. Nada es gratuito o unilateral. Todo es repartido
entre los miembros de tal forma que no existen ni vencedores ni vencidos
en el seno del GATT.

c. La igualdad de los Estados

El Acuerdo supone que todos los miembros tienen el mismo status al


margen de su poderío económico y comercial, de tal suerte que sus dere-
chos y obligaciones deben ser ejecutados erga omnes. A diferencia del
Fondo Monetario Internacional, el GATT es más democrático, pues sigue
56 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

en parte la premisa de “ un país, un voto” . Claro está que esta igualdad


formal encuentra en la práctica comercial su contraste, pues no es lo mis-
mo intercambiar manufacturas o maquinaria pesada que comerciar mate-
rias primas o productos básicos. Por otra parte, el mecanismo del princi-
pal proveedor en el esquema del GATT generalmente se concentra en
países industrializados.

d. Reducción y eliminación de aranceles y tarifas

Los impuestos a la importación son en principio los únicos protecto-


res de las industrias nacionales de los países del Acuerdo, mismos que
una vez consolidados por los miembros deben negociarse y reducirse en
forma gradual y paulatina, declinando los gobiernos de intervenir vía res-
tricciones cuantitativas en los intercambios mercantiles. Excepcionalmen-
te se admite la existencia de restricciones temporales por razones clara-
mente consagradas en el articulado del GATT. Con ello se busca proteger
a los consumidores finales y fomentar la eficiencia productiva, de tal for-
ma que subsistan en el mercado ampliado de los miembros aquellas em-
presas realmente eficientes y competitivas.
La ampliación de los mercados regulados sólo vía tarifas o aranceles
aduaneros implica que las mercancías deban circular libremente por los
territorios de las partes contratantes sin discriminación de origen o proce-
dencia. Esto es, una vez que la mercancía ha pagado sus respectivos im-
puestos en la aduana, dicho producto es reputado como de origen nacio-
nal, no pudiendo ser objeto de impuestos o cargas especiales. Dicho
principio, lógicamente, pugna con los conocidos programas de integra-
ción industrial que los países en vías de desarrollo diseñan para obligar a
las empresas, generalmente transnacionales, a consumir e incorporar in-
sumos y materias primas de origen nacional. Esta cláusula es una expre-
sión de la no discriminación señalada como esencia de la cláusula de la
nación más favorecida.
Ahora bien, dichos principios constituyen parámetros que deben al-
canzarse, pues la práctica del GATT nos demuestra una variedad de inter-
pretaciones, excepciones y contraexcepciones de cada principio, pues
cada país asimila, aplica y observa dichos postulados de acuerdo con su
propia óptica de la política comercial en turno. Más que un cuadro rígido
de derechos y obligaciones tajantes, el GATT es un foro de negociación,
un marco normativo, cuadro que orienta las políticas comerciales de sus
DEL GATT A LA OMC 57

miembros y, finalmente, una instancia de solución de controversias y


conflictos comerciales entre los miembros.

C. Contenido del GATT


El GATT consta de cuatro partes:
a) Parte I. La cláusula de “ trato nacional” y de la “ nación más favo-
recida” , así como las reducciones de barreras arancelarias entre las
partes contratantes, junto con sus correspondientes calendarizacio-
nes de desgravación (artículos I y II).
b) Parte II. La sección sustantiva y relevante del Acuerdo, formado
por las disposiciones obligatorias para las partes contratantes, refe-
rentes a la forma de regular el comercio internacional de mercade-
rías, consistente en normas relativas a reglas de origen, barreras
técnicas al comercio, prácticas desleales de comercio internacio-
nal, etcétera.
c) Parte III. Formada por los preceptos adjetivos del Acuerdo refe-
rentes a los procedimientos de adhesión por parte de países inte-
resados en convertirse en partes contratantes, notificaciones que
deben practicar dichas partes contratantes, etcétera (artículos
XXIV a XXXV).
d) Parte IV. Son los artículos resultantes de la reforma al articulado
general del Acuerdo, aprobado en la Ronda Kennedy, reformado
por principios que las partes contratantes reconocieron en relación
con las necesidades de las partes contratantes “ en desarrollo” y
por lo tanto, la forma de aplicación del Acuerdo en virtud de lo
anterior (artículos XXXVI a XXXVIII).

Artículo Descripción

Artículo 1 Cláusula fundamental del GATT que garantiza el trato de la na-


ción más favorecida que se basa en la premisa de que el comercio
se realizará sin discriminación.
Artículo 2 Se prevén las reducciones arancelarias. Los países miembros se
comprometen a no aumentar sus impuestos de importación que fi-
guran en las listas de concesiones anexas al GATT.
58 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Artículo Descripción

Artículo 3 Se prohíben los impuestos y otras cargas interiores, los ordena-


mientos jurídicos y reglamentaciones cuantitativas que afecten el
proceso económico de ciertos productos no deben aplicarse a los
productos nacionales o importados, que discriminen las importa-
ciones.
Artículo 4 Modalidades que deberán seguir los integrantes del GATT al pro-
yectar películas cinematográficas de diferentes orígenes, garanti-
zando un mínimo de tiempo para el material nacional y trato no
discriminatorio para el que provenga de otros países.
Artículo 5 Facilidades que deberán otorgarse a las mercancías en tránsito,
para que circulen sin demoras ni restricciones innecesarias.
Artículo 6 Se refiere a los derechos antidumping y derechos compensatorios,
imponibles cuando un país introduzca productos en el mercado de
otro país a un precio inferior a su valor normal, causando o ame-
nazando causar daño a la producción nacional.
Artículo 7 Aforo aduanero. Las partes contratantes se comprometen a aplicar
los principios generales del aforo aduanero que se indican en el
mismo artículo; además, establece para las partes la obligatorie-
dad de examinar, conforme a dichos principios, la aplicación de
cualquiera de sus leyes o reglamentos relativos al aforo, cada vez
que los solicite otra parte contratante.
Artículo 8 Indica que los derechos y formalidades referentes a la importación
y exportación deben reducirse en número y complejidad.
Artículo 9 Establece normas de colaboración entre las partes en lo que se re-
fiere a marcas de origen.
Artículo 10 Disposiciones comerciales. Las leyes, reglamentos, decisiones ju-
diciales y disposiciones administrativas de aplicación general, que
cualquier parte contratante haya puesto en vigor y estén relaciona-
das con los flujos del comercio exterior, deberán publicarse a fin
de que los gobiernos y comerciantes tengan conocimiento de la
misma.
Artículos Establecen normas y procedimientos para la eliminación general
11, 12, de restricciones cuantitativas al comercio y se precisan las cir-
13 y 14 cunstancias en las que alguna parte contratante puede reducir tem-
poralmente su importación, dentro de los límites necesarios para
proteger sus niveles de reserva monetaria, es decir, por cuestiones
de balanza de pagos, siempre y cuando se apliquen sin discrimina-
ción (salvo las excepciones del artículo XIV).
DEL GATT A LA OMC 59

Artículo Descripción

Artículo 15 Colaboración con el Fondo Monetario Internacional.


Artículo 16 Busca la eliminación de subvenciones. Establece que quien conce-
da o mantenga alguna subvención deberá examinar con las partes
contratantes que así lo soliciten, la posibilidad de limitar la sub-
vención.
Artículos Se refieren a la congruencia que debería existir entre el GATT y
17 y 18 la actividad de empresas comerciales del Estado y la acción estatal
de fomento de desarrollo económico.
Artículos Contienen la descripción de situaciones y procedimientos corres-
19, 20 y 21 pondientes, a fin de que alguna parte contratante pueda apartarse
temporalmente de sus obligaciones y reiterar y modificar conce-
siones.
Artículo 22 Cada parte examinará las representaciones que le formule cual-
quier otra parte y brindará oportunidad para celebrar consultas
cuando se refieran a este Acuerdo.
Artículo 23 Establece un procedimiento detallado para tramitar las reclama-
ciones y se establecen fórmulas especiales para los países en de-
sarrollo.
Artículo 24 Ámbito de aplicación territorial del acuerdo, tráfico transfronteri-
zo, uniones aduaneras y zonas de libre comercio (excepción al
principio de la nación más favorecida).
Artículo 25 Prevé la acción colectiva de las partes contratantes para asegurar
la ejecución de las disposiciones que requieren una acción colectiva,
así como el procedimiento general de votación y sus excepciones.
Artículo 26 Relativo a la fecha y procedimientos documentales relacionados
con la aceptación, entrada en vigor y registro del Acuerdo General.
Artículo 27 Negociaciones arancelarias y modificaciones de las listas. Se re-
fiere a la facultad de toda parte contratante para retirar o suspen-
der concesiones negociadas con un gobierno que no sea parte con-
tratante del GATT o que haya dejado de serlo.
Artículo 28 Establece que con una periodicidad trienal toda parte contratante
podrá modificar o retirar una concesión incluida en la lista anexa
al Acuerdo, previa negociación y acuerdo de las partes con las que
haya negociado originalmente dicha concesión.
Artículo Señala la importancia de las negociaciones arancelarias para ex-
28 bis pandir el comercio internacional y, por consiguiente, la de organi-
zar periódicamente tales negociaciones.
60 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Artículo Descripción
Artículos Precisan los aspectos referente a la relación entre el Acuerdo Ge-
29 a 35 neral y la Carta de La Habana, la enmienda y su entrada en vigor,
el retiro de alguna parte contratante, la consideración o no de un go-
bierno como parte contratante y la accesión al Acuerdo General.
Artículo 36 Se conviene que en los países en desarrollo, es necesario asegurar
un aumento rápido de los ingresos por exportación, propiciar que
obtenga una parte del incremento del comercio internacional; ase-
gurar para sus productos de exportación condiciones más favorables
de acceso a los mercados mundiales; y colaboración de las partes
contratantes, instituciones internacionales de crédito, organizacio-
nes intergubernamentales y órganos de las Naciones Unidas.
Artículo 37 Las partes contratantes desarrolladas deberán acentuar el interés y
la prioridad por facilitar las exportaciones de las partes contratan-
tes poco desarrolladas; se reitera el propósito de poner la mayor
atención en analizar y encontrar soluciones a los problemas que
obstruyen el desarrollo de dichas partes contratantes.
Artículo 38 Deberá mejorarse por todos los medios el acceso a los mercados
mundiales de productos primarios que ofrecen un interés particu-
lar para las partes contratantes poco desarrolladas, incluyendo me-
didas destinadas a estabilizar los precios a niveles equitativos y
remuneradores para las exportaciones de tales productos; se pro-
curará la colaboración apropiada con organismos internacionales;
colaborar en el análisis de los planes y políticas de desarrollo de
las partes contratantes poco desarrolladas, en el examen del co-
mercio y la ayuda, a fin de elaborar medidas concretas que favo-
rezcan sus exportaciones; y vigilar la evolución del comercio
mundial y colaborar en la búsqueda de métodos y en la difusión
comercial y desarrollo del estudio de los mercados.

D. Las rondas de negociaciones

Ginebra (1947)
Formación del GATT

Annecy (1947)
Permite el ingreso de 11 países
DEL GATT A LA OMC 61

Torquay (1950-1951)
Permite el ingreso de la República Federal de Alemania, registrándo-
se además una reducción en los aranceles promedio con relación a 1948.

Ginebra (1955-1956)
No se dan resultados trascendentes.

Ronda Dillon
Es nombrada así porque el subsecretario de Estado norteamericano,
Douglas Dillon, propone celebrar una negociación arancelaria simultánea
a las negociaciones que llevarían a cabo los miembros de la Comunidad
Europea para establecer la Tarifa Externa Común; los resultados de esta
ronda son más importantes en el área política que en el área arancelaria.
Lo anterior, debido a que es la primera vez que la Comunidad Económica
Europea negocia en nombre de todos sus representantes y que intenta una
negociación lineal (reducciones porcentuales idénticas a los aranceles de
todos los productos) en vez del método tradicional producto por producto.

Ronda Kennedy
La ley norteamericana de Expansión Comercial de 1962 autoriza a la
administración de ese país a negociar reducciones arancelarias del 50%
en un lapso de cinco años, así como una supresión completa de los aran-
celes de los productos en que el 80% o más del comercio mundial es rea-
lizado por la CEE y los Estados Unidos de Norteamérica. En estas nego-
ciaciones también se intenta liberalizar los intercambios agrícolas y tomar
en consideración las necesidades de los países en desarrollo, así como ne-
gociar acerca de los obstáculos arancelarios. A excepción de las reduccio-
nes arancelarias, todo lo demás arrojó resultados casi nulos. En esta ronda
los países industrializados proclamaron que no esperaban reciprocidad
de los países en desarrollo e incluso aceptaron un escalonamiento de re-
ducciones arancelarias menor a la normal de cinco años.

Ronda Tokio
Entre 1973 y 1979 se llevó a cabo en Tokio la VII Conferencia del
GATT, conocida después como la “ Ronda Tokio” . Se discutieron temas
como las salvaguardas, el neoproteccionismo, la asistencia técnica a los
62 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

países subdesarrollados, pero sobre todo se hizo una revisión de los acuer-
dos originales firmados en 1948, de tal forma que se ajustaron a las situacio-
nes imperantes en la década de los ochenta. Con ello se crearon diversos
acuerdos que contaban con la peculiaridad de ser autónomos, es decir, que a
pesar de ser miembros del GATT los países podían decidir si participaban en
ellos o no. Dichos acuerdos fueron en materia de:
• Licencias de importación
• Valoración aduanera
• Antidumping
• Subsidios y derechos compensatorios
• Compras del sector público
• Obstáculos técnicos al comercio

Esta ronda aprobó seis códigos de conducta: antidumping, valoración,


salvaguardas y derechos compensatorios, obstáculos técnicos al comercio
internacional, licencias y compras de gobierno.
Se obtuvo una reducción arancelaria promedio del 33%, pero en los
sectores de automóviles, camiones, semiconductores y ciertos textiles,
entre otros, no hubo ninguna reducción. Se llegó a un compromiso pro-
puesto por Suiza de que los aranceles más elevados recibirían mayores
reducciones que los más bajos. En esta ronda los países en desarrollo ob-
tuvieron, aparte de la confirmación de compromisos anteriores, un régi-
men más favorable para los productos tropicales, así como un tratamiento
especial y diferenciado en el terreno no arancelario. También se estable-
cieron una serie de códigos que buscan minimizar el efecto de las barre-
ras al comercio internacional.

Ronda Uruguay
La Ronda de Uruguay se inició en septiembre de 1986 con la llamada
Declaración de Punta del Este. Sus principales objetivos fueron lograr
una mayor liberalización del comercio mundial, actualizar y reforzar las
normas del GATT y extender su ámbito de aplicación a nuevas áreas del
comercio internacional, como la agricultura, los textiles, las medidas de
inversión, los servicios y la propiedad intelectual, por lo que se convirtió
en la ronda más ambiciosa en la historia del GATT.
Como resultado de esta ronda, los países desarrollados se comprome-
tieron a reducir sus aranceles en un 40%, en un periodo de cinco años
DEL GATT A LA OMC 63

para los productos industriales y de seis años para los productos agríco-
las. Por su parte, los países en desarrollo reducirán sus aranceles en un
30%, en un plazo de cinco años, para productos industriales y en 10%,
para los agrícolas.
Para las reducciones arancelarias se tomaron como base los aranceles
consolidados ante el GATT. Esto significó que México no tendría que
modificar o disminuir su estructura arancelaria vigente, que se sitúa en
niveles inferiores al 35%. En cambio, otros países tuvieron que reducir
sus aranceles vigentes, por lo que las exportaciones mexicanas se benefi-
ciaron de reducciones significativas.
Algunos países acordaron la eliminación total de aranceles en diver-
sos sectores, tales como cerveza, farmacéuticos, químicos, muebles, vi-
drio y cerámica, bebidas espiritosas y metales no ferrosos, entre otros. Si
bien México no participó en estas reducciones, se beneficiará de las con-
cesiones otorgadas por países participantes, en virtud del principio de la
nación más favorecida. Entre los principales productos de interés para
México que se beneficiarán de las reducciones acordadas en la Ronda de
Uruguay se encuentran: miel, flores frescas, aguacate, mango, limones,
café crudo, jugo de naranja, cerveza, ron, tequila, productos de vidrio, al-
gunos productos de acero, motores de explosión y sus partes, computado-
ras y chasis para vehículos.
Se concluye formalmente con la firma del Acta de Marrakesh el 15
de abril. En esta ronda se acuerda la creación de la OMC, que sustituye al
GATT. Los países desarrollados reducen sus aranceles en un promedio
de 40%, mientras que los países en desarrollo lo hacen en un promedio de
30%. En la primera reunión de la OMC se acuerda que estará dividida en
cuatro subcomités: asuntos presupuestarios, servicios, comercio y am-
biente, y el último encargado de las cuestiones institucionales.

E. Participación de México en el GATT

La participación de México en los foros multilaterales que regulan el


comercio internacional fue planteada como premisa fundamental para
asegurar una eficiente vinculación de la estructura productiva nacional
con la economía mundial y, sobre todo, para garantizar a los productores
mexicanos que en el contexto de la nueva competencia a que habrían de en-
frentarse con motivo de la apertura comercial, tendrían acceso a condicio-
64 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

nes similares a las que tienen sus competidores del exterior, de forma tal
que la competencia comercial se diera en un ambiente de justicia y equidad.
También se aseguró que mediante la participación de México en el
GATT se abrirían los mercados internacionales para los productos mexi-
canos y se haría más factible superar o eliminar las medidas proteccionis-
tas y neoproteccionistas que aplican los gobiernos de los países con los
que México sostiene sus principales intercambios comerciales.
El proceso de adhesión se inició formalmente el 27 de noviembre de
1985, por medio de la presentación de la solicitud correspondiente, tras lo
cual el GATT designó un comité formado por diversas partes contratantes
para estudiar la viabilidad de la misma.

El Protocolo de Adhesión de México al GATT (1987)

Es un documento ad hoc que incorpora párrafos específicos en los


que se recogen las salvaguardas o reservas que el gobierno mexicano ne-
goció con las partes contratantes. Una parte preambular y los párrafos 3,
4 y 5 son, básicamente, los que recogen las propuestas de los negociado-
res mexicanos.
En la parte preambular del Protocolo se establece que las partes con-
tratantes del GATT reconocen que México es un país en desarrollo, ga-
rantizándose así el derecho que tiene a recibir en todo momento un trato
diferenciado y más favorable, tanto en las negociaciones sobre concesio-
nes arancelarias, en las que no se le puede exigir reciprocidad absoluta,
como en cuanto al cumplimiento de las disciplinas del GATT, respecto de
las cuales tiene derecho a hacer uso de las salvaguardias, cláusulas de es-
cape y excepciones de manera más flexible.
Los párrafos 3, 4 y 5 del Protocolo de Adhesión se refieren a:
3. Se reconoce el carácter prioritario que México concede al sector
agrícola en sus políticas económicas y sociales, por lo que México
se compromete a continuar aplicando su programa de sustitución
gradual de permisos previos por una protección arancelaria en la
medida en que sea compatible con sus objetivos en este sector.
Puede afirmarse, en consecuencia, que México no se comprometió
a eliminar los permisos previos en el sector agrícola.
4. Se reconoce la intención que tiene México de aplicar su plan na-
cional de desarrollo y sus programas sectoriales y regionales, así
DEL GATT A LA OMC 65

como establecer los instrumentos necesarios para su ejecución, in-


cluidos los de carácter fiscal y financiero, de conformidad con las
disposiciones del Acuerdo General y del párrafo 35 del documento
L/6010. En este sentido, puede afirmarse que México tiene pleno
derecho de diseñar y aplicar programas sectoriales de fomento
industrial, haciendo uso de todos los instrumentos de política eco-
nómica pertinentes, tales como los fiscales, financieros, cambia-
rios, aduanales, administrativos, comerciales, etcétera.
5. Se reconoce el derecho de México para mantener ciertas restric-
ciones a la exportación relacionadas con la conservación de los re-
cursos nacionales, en particular, en el sector energético (petróleo),
sobre la base de sus necesidades sociales y de desarrollo, siempre
y cuando tales medidas se apliquen conjuntamente con restriccio-
nes a la producción o al consumo nacional. En el caso del petróleo
mexicano, al mantener nuestro país restringida su plataforma de
explotación petrolera puede aplicar medidas de regulación a la ex-
portación de hidrocarburos en los términos que más convengan al
interés nacional. En síntesis, los derechos de México en el GATT
fueron y son los siguientes:
a) Exclusión de los energéticos regulados en el artículo 27 de la carta
fundamental.
b) La protección y reserva para el sector agrícola, sector para el cual
se obtuvo mantener los permisos de importación y su sustitución
gradual por aranceles, en la medida en que dicho sector fuera ad-
quiriendo competitividad internacional.
c) Reconocimiento por los 95 países del GATT a que México desa-
rrolle su plan nacional de desarrollo y reserve una sobretasa aran-
celaria a nueve sectores: petroquímicos, celulosa y papel, bienes
de capital, industria de alimentos, productos eléctricos, calzado,
textiles, electrodomésticos, hierro y acero.
d) Techo arancelario máximo de un 50% para más de diez mil frac-
ciones arancelarias de la TIGI.
e) Reconocimiento a su condición de país en desarrollo, tanto para la
aplicación de salvaguardias del artículo XIX del GATT, como
para la aplicación de los códigos de conducta en materia de dum-
ping, obstáculos técnicos, licencias de importación y valoración
aduanera.
66 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

f) Recomendación para suscribir el Código de Subvenciones y Dere-


chos Compensatorios, que acepta la posibilidad de otorgar subsi-
dios a los países en desarrollo para fomentar proyectos regionales.

El Protocolo de Adhesión debidamente suscrito por el Poder Ejecutivo


mexicano fue presentado al Senado de la República, para que este órgano
legislativo lo ratificara, finiquitando los requisitos constitucionales para
que el GATT constituyera ley en nuestro país, lo cual quedó efectuado el
26 de agosto de 1986.
Este protocolo, que excluía al sector energético y agrícola, fue unila-
teralmente abrogado por el gobierno de Miguel de la Madrid, y abrió las
puertas a una liberalización arancelaria abrupta.
Finalmente, el 4 de agosto se publica en el DOF el decreto de aproba-
ción del acta final de la Ronda de Uruguay del GATT, y el 30 de diciem-
bre de 1994 entran en vigor todos los acuerdos y la vigencia de la OMC
en el derecho mexicano.
Beneficios para México de la Ronda de Uruguay en acceso a mercados:
1. Como resultado de las negociaciones de la Ronda de Uruguay, los
países participantes se comprometieron a realizar reducciones aran-
celarias significativas; los países desarrollados reducirán sus arance-
les en un promedio del 40%, mientras que los países en desarrollo
lo harán en alrededor de un 30%.
2. Estas reducciones se llevarán a cabo en un plazo de cinco años
para los productos industriales, y de seis años para países desarro-
llados en el caso de productos agrícolas. Para estos últimos pro-
ductos, el plazo para los países en desarrollo es de diez años.
3. Las negociaciones de acceso a la Ronda de Uruguay tomaron como
punto de partida para las reducciones arancelarias, los niveles máxi-
mos comprometidos por cada país ante el GATT. Estos aranceles son
conocidos como los “aranceles consolidados”. En el caso de México,
el arancel consolidado es de un 50%, no obstante que sus aranceles vi-
gentes no comprometidos ante el GATT son inferiores.
4. Durante la Ronda, México tomó el compromiso de reducir su
arancel consolidado de 50 a 35%. Esta concesión significa para
México que ningún arancel vigente se modificará como resultado
de las negociaciones. Así, México obtiene reciprocidad por sus es-
fuerzos de apertura comercial emprendidos en los últimos años.
DEL GATT A LA OMC 67

Durante los últimos años México ha emprendido una política de aper-


tura económica muy importante, toda vez que la política de sustitución de
importaciones resultó ineficaz para promover el desarrollo económico en
la década de los ochenta

2. Organización Mundial del Comercio

A. Creación de la Organización Mundial del Comercio

Las negociaciones de la Ronda de Uruguay concluyeron formalmente


con la reunión ministerial de Marrakesh el 15 de abril de 1994. Los mi-
nistros de 125 países firmaron el documento del acta final que comprende
dieciséis artículos.
El artículo primero del acta final de Marrakesh, al igual que el octa-
vo, adquiere vital relevancia, ya que se reconoce el establecimiento de la
Organización Mundial del Comercio (OMC) y su personalidad jurídica,
respectivamente.

a. Principios

Los principios de la OMC son esencialmente los mismos señalados


con anterioridad para el GATT, mismos que se ven asimilados en cada
uno de los acuerdos que componen esta organización y que haremos refe-
rencia en el capítulo respectivo.

b. Objetivos

En el preámbulo del acuerdo se establecen como objetivos:


• Elevar los niveles de vida y pleno empleo
• Aumento de ingresos reales y demanda efectiva
• Acrecentar la producción y el comercio de bienes y servicios47
• Utilización óptima de recursos mundiales de conformidad con
el objetivo de un desarrollo sostenible

47 Lo que implica una liberalización progresiva del comercio, en forma gradual, mediante la
reducción de obstáculos al comercio (barreras arancelarias y no arancelarias, por ejemplo contingentes
que restringen selectivamente las cantidades importadas), y el establecimiento de reglas homogéneas.
68 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Proteger y preservar el medio ambiente


• Incrementar los medios para hacer todo lo anterior de manera
compatible con sus respectivas necesidades e intereses según
los diferentes niveles de desarrollo económico.
Dichos objetivos son coincidentes con lo que nuestra propia CPEUM
establece, y que en el capítulo respectivo serán analizados.
Por otra parte, es necesario destacar el último objetivo donde se hace
un señalamiento de categorías de Estados que en el análisis de todo el
documento de la OMC se observan tres:
1. Países desarrollados
2. Países en desarrollo
3. Países menos adelantados

Cabe señalar que estas tres categorías se obtienen por el ingreso per
capita de cada uno de los Estados. Países desarrollados: ingreso per capi-
ta de más de 20 mil dólares; países en desarrollo: más de 2 mil dólares, y
los menos adelantados menos de 2 mil dólares.
Es importante reconocer los beneficios que los países en desarrollo o
menos adelantados obtienen en cada uno de los acuerdos de esta organi-
zación; por ejemplo, los periodos entre 5 a 10 años para implementar me-
didas de ayuda interna —subsidios— en agricultura. Este punto debiera
ser analizado con profundidad por los responsables de dicha implementa-
ción y oportunamente aprovechar tales beneficios en nuestro país.

c. Funciones

En términos del artículo III del Acuerdo de Marrakech, la OMC:


1. Facilitará la aplicación, administración y funcionamiento del pre-
sente Acuerdo y de los acuerdos comerciales multilaterales, y fa-
vorecerá la consecución de sus objetivos, y constituirá también el
marco para la aplicación, administración y funcionamiento de los
acuerdos comerciales plurilaterales.
2. Será el foro para las negociaciones entre sus miembros acerca de
sus relaciones comerciales multilaterales en asuntos tratados en el
marco de los acuerdos incluidos en los anexos del presente Acuer-
DEL GATT A LA OMC 69

do. La OMC también podrá servir como foro para ulteriores nego-
ciaciones entre sus miembros acerca de sus relaciones comerciales
multilaterales, y de marco para la aplicación de los resultados de
esas negociaciones, según decida la Conferencia Ministerial.
3. Administrará el entendimiento relativo a las normas y procedi-
mientos por los que se rige la solución de diferencias (denominado
en adelante “ Entendimiento sobre solución de Diferencias” o
“ ESD” ) que figura en el anexo 2 del presente Acuerdo.
4. Administrará un mecanismo de examen de las políticas comercia-
les (denominado en adelante “ MEPC” ) establecido en el anexo 3
del presente Acuerdo.
5. Con el fin de lograr una mayor coherencia en la formulación de las
políticas económicas a escala internacional de reconstrucción y fo-
mento y sus organismos conexos.

B. Diferencias entre el GATT y la OMC

El GATT era dos cosas a la vez: 1) un acuerdo internacional; es de-


cir, un documento en el que se establecían las normas que regulaban el
comercio internacional, y 2) una organización internacional creada poste-
riormente para prestar apoyo al acuerdo.48
Con la creación de la OMC desaparece el GATT (la organización),
pero subsiste el Acuerdo, el cual es modificado, y se han incorporado di-
versos acuerdos.
Existen varias diferencias importantes entre el GATT y la OMC:49
• El GATT tuvo un carácter ad hoc y provisional. El Acuerdo
General nunca fue ratificado por los parlamentos de los miem-
bros, y no contenía ninguna disposición sobre la creación de
una organización. La OMC y sus acuerdos tienen un carácter
permanente. Como organización internacional, la OMC tiene
una sólida base jurídica porque sus miembros han ratificado los
acuerdos de la OMC, y éstos estipulan el modo de funciona-
miento de la OMC.

48 OMC, El comercio hacia el futuro, 2ª ed., Ginebra, 1998, p. 21.


49 Idem.
70 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• La OMC tiene “ miembros” . El GATT tenía “ partes contratan-


tes” , lo que subrayaba el hecho de que oficialmente el GATT
era un texto jurídico.
• El GATT se ocupaba del comercio de las mercancías, los
acuerdos de la OMC abarcan también los servicios y la propie-
dad intelectual.

C. Estructura administrativa de la OMC

La Organización Mundial de Comercio es el marco institucional del


comercio mundial, así como el órgano administrador de los acuerdos o insti-
tuciones creadas en la Ronda de Uruguay. Su estructura es la siguiente:

a. La Conferencia Ministerial

Está integrada por representantes de todos los miembros. Se reunirá


por lo menos cada dos años. Está facultada para tomar decisiones sobre
todos los asuntos relacionados con los acuerdos comerciales multilatera-
les que resultaron de la Ronda de Uruguay.
CONFERENCIA MINISTERIAL

EXAMEN CONSEJO ÓRGANO


DE POLÍTICAS GENERAL DE SOLUCIÓN
COMERCIALES DE DIFERENCIAS

CONSEJO DEL COMERCIO


Comités derivados de los
DE MERCANCÍAS
acuerdos multilaterales
(GATT)

Comités derivados de los CONSEJO DEL COMERCIO


acuerdos plurilaterales DE SERVICIOS
(GATS)

CONSEJO DE ASPECTOS
DE PROPIEDAD
INTELECTUAL
(ADPI)
72 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b. Consejo General
Compuesto por representantes de todos los miembros. Se reunirá se-
gún proceda. En los intervalos entre reuniones de la conferencia ministe-
rial desempeñará las funciones de ésta.
El Consejo General se reunirá según proceda para desempeñar las
funciones del Órgano de Solución de Diferencias o del Órgano de Exa-
men de Políticas Comerciales.

CONSEJO
GENERAL

COMITÉS DERIVADOS COMITÉS DERIVADOS


DE LOS ACUERDOS DE LOS ACUERDOS
MULTILATERALES PLURILATERALES

COMITÉ DE COMERCIO COMITÉ DE COMERCIO


Y DESARROLLO DE AERONAVES CIVILES

COMITÉ DE ASUNTOS COMITÉ


PRESUPUESTARIOS, DE CONTRATACIÓN
FINANCIEROS Y PÚBLICA
ADMINISTRATIVOS

COMITÉ DE RESTRICCIONES CONSEJO INTERNACIONAL


POR BALANZA DE PAGOS DE PRODUCTOS LÁCTEOS

COMITÉ DE COMERCIO Y CONSEJO INTERNACIONAL


MEDIO AMBIENTE DE LA CARNE
DEL GATT A LA OMC 73

c. Otros consejos

CONSEJO DEL COMERCIO


DE MERCANCÍAS

Comité de Subvenciones
Comité de Normas de Origen
y Medidas Compensatorias

Comité de Medidas en Materia


Comité de Volaración de Inversiones Relacionadas
en Aduana con el Comercio

Comité de Obstáculos Comité de Medidas


Técnicos al Comercio Sanitarias y Fitosanitarias

Comité de Prácticas Comité de Agricultura


Antidumping

Comité de Licencias Comité de Acceso


de Importación a los Mercados

Comité de Salvagiardias Órgano de Supervisión


de los Textiles
74 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

CONSEJO DEL COMERCIO


DE SERVICIOS

Grupo de Grupo de
Grupo de Grupo de
Comité Negaciación Negociación
Trabajo sobre Negaciación
del Comercio sobre el sobre
los Servicios sobre Servicios
de Servicios Movimiento Telecomunica-
Profesionales de Transporte
Financieros de Personas ciones
Marítimo
Físicas Básicas

Órgano Miembros Reunión Características


Conferencia Representantes Por lo menos Realizará las funciones de la
Ministerial de todos los paí- una vez cada OMC. Podrá adoptar decisio-
ses miembros dos años. nes sobre asuntos relativos a
cualquier acuerdo multilateral,
a petición de un miembro.
Consejo Representantes En los inter- Funciones de órgano de solu-
General de todos los valos entre ción de diferencias en el marco
miembros. reuniones de del entendimiento sobre solu-
la Conferen- ción de diferencias.
cia Ministe-
rial.
Órgano de Parte del Conse- Tendrá su propio presidente.
solución de jo General Establecerá sus propias normas
diferencias de procedimiento para sus fi-
nes.
Consejo del Funciona bajo la Se reunirá se- Supervisará el funcionamiento
Comercio orientación del gún sea nece- de los acuerdos comerciales
de Mercan- Consejo General. sario para el multilaterales del anexo 1ª
cías desempeño
de sus funcio-
nes.
Consejo de Funciona bajo la Se reunirá se- Supervisará el funcionamiento
Comercio orientación del gún sea nece- del Acuerdo Comercial conte-
de Servicios Consejo General. sario para de- nido en el anexo 1B
sempeñar sus
funciones.
DEL GATT A LA OMC 75

Órgano Miembros Reunión Características


Consejo de Funciona bajo la Se reunirá se- Supervisará el funcionamiento
los aspectos orientación del gún sea nece- del Acuerdo sobre Derechos de
de los DPIC Consejo General. sario para el Propiedad Intelectual.
desempeño
de sus funcio-
nes.
Comité de Es establecido Examinará periódicamente las
Comercio y por el Consejo disposiciones en favor de los
Desarrollo Ministerial. países menos adelantados miem-
bros.
Comité de Es establecido Presentará el proyecto de pre-
Comercio y por el Consejo supuesto y el Estado financiero
Desarrollo Ministerial. anual.
Secretaría Dirigida por un El reglamento determinará las
de la OMC director general. facultades, deberes y condicio-
nes de servicio del director.

D. Países miembros, mecanismos de adhesión y toma de decisiones

En la actualidad (al 30 de noviembre del 2000) la OMC cuenta con


140 miembros, los cuales listamos a continuación:

Albania Alemania Angola Antigua y Bar-


buda
Argentina Australia Austria Bahrein
Bélgica Barbados Bangladesh Belica
Benin Botswana Bolivia Brasil
Brunei darussalam Bulagaria Burkina Faso Burundi
Camerúm Canadá Chad Chile
Chipre Colombia Comunidades Congo
Euriopeas
Corea República de Cóte d’Ivoire Croacia
Costa Rica
Cuba Dinamarca Djibouti Dominica
Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Ára-
bes Unidos
76 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Eslovenia España Estados unidos Estonia


Filipinas Fiji Francia Finlandia
Gambia Gabón Georgia Granada
Ghana Guatemala Grecia Guinea-Bissau
Guinea Guayana Haití Honduras
Hong Kong, China Hungría India Indonesia
Irlanda Islandia Islas Salomón Israel
Italia Jamaica Japón Jordanía
Kenya Kuwait Liechtenstein Lesotho
Letonia Luxemburgo Madagascar m Macao, China
Malasia Malawi Maldivas Malí
Malta Marruecos Mauritania Mauricio
México Mongolia Mozambíque Myanmar
Namibia Nicaragua Nigeria Niger
Noruega Nueva Zelandia Omán Países Bajos
Pakistán Panamá Papua, Nueva Paraguay
Ginea
Perú Polonia Portugal Qatar
Reino Unido República República Checa República De-
Centroafricana mocrática del
Congo
República República Rumania República Kir-
Dominicana Eslovaca guisa
Rwanda Saint Kitts Santa Lucía San Vicente y
y Nevis las Granadinas
Senegal Sierra Leona Singapur Sri Lanka
Sudáfrica Suecia Suriname Swazilandia
Tailandia Tanzanía Togo Trinidad y To-
bago
Túnez Turquía Uganda Uruguay
Venezuela Zambia Zimbabwe
DEL GATT A LA OMC 77

Gobiernos con la condición de observadores

1. Andorra 11. China 21. Rusia Federación de


2. Arabia Saudita 12. Cabo Verde 22. Samoa
3. Argelia 13. Etiopía 23. Santa Sede
4. Armenia 14. Ex República 24. Seychelles
5. Azerbaiyán Yugoslava 25. Sudán
6. Bahamas de Macedonia 26. Taipei Chino
7. Belarús 15. Kazajstán 27. Tonga
8. Bhután 16. Líbano 28. Ucrania
9. Bosnia y 17. Lituania 29. Uzbekistán
Herzegovina 18. Moldova 30. Vanuatu
10. Camboya 19. Nepal 31. Viet Nam
20. Rep. Dem. 32. Yemen
Popular Lao

Organizaciones con la condición de observadror50


— Naciones Unidas (NU)
— Conferencia las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo
(UNCTAD)
— Fondo Monetario Internacional (FMI)
— Banco Mundial
— Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Ali-
mentación (FAO)
— Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)
— Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)

Por lo que se refiere al proceso de adhesión, el artículo XII del


Acuerdo por el que se establece la OMC dispone que

Todo Estado o territorio aduanero distinto que disfrute de plena autonomía


en la conducción de sus relaciones comerciales exteriores y en las demás
cuestiones tratadas en el presente Acuerdo y en los Acuerdos Comerciales
Multilaterales podrá adherirse al presente Acuerdo en condiciones que ha-

50 Con respecto únicamente al Consejo General ( las organizaciones con la condición de observa-
dor en otros consejos y comités pueden diferir).
78 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

brá de convenir con la OMC. Esa adhesión será aplicable al presente


Acuerdo y a los Acuerdos Comerciales Multilaterales anexos al mismo.

Las decisiones en materia de adhesión serán adoptadas por la Confe-


rencia Ministerial, que aprobará el acuerdo sobre las condiciones de adhe-
sión por mayoría de dos tercios de los miembros de la OMC.
La adhesión a un acuerdo comercial plurilateral se regirá por las dis-
posiciones de ese Acuerdo.
Respecto a la toma de decisiones, es necesario saber previamente que
cada miembro:

1. Tiene un voto.
2. Puede promover una enmienda presentándola a la Conferencia Mi-
nisterial.
3. Podrá denunciar el acuerdo.
4. Tendrá obligaciones según los anexos.
5. Cada uno de sus miembros tiene capacidad, privilegios e inmuni-
dades para realizar sus funciones.

Los países menos adelantados sólo deberán asumir compromisos y


hacer concesiones en la medida compatible con las necesidades de cada
uno de ellos en materia de desarrollo, finanzas y comercio o con sus ca-
pacidades administrativas e institucionales.
La OMC mantendrá la práctica de adopción de decisiones por con-
senso seguida en el marco del GATT de 1947.51 Salvo disposición en
contrario, cuando no se pueda llegar a una decisión por consenso la cues-
tión objeto de examen se decidirá mediante votación. En las reuniones de
la Conferencia Ministerial y del Consejo General, cada miembro de la
OMC tendrá un voto. Cuando las comunidades europeas ejerzan su dere-
cho de voto, tendrán un número de votos igual al número de sus Estados
miembros52 que sean miembros de la OMC. Las decisiones de la Confe-
rencia Ministerial y del Consejo General se adoptarán por mayoría de los
votos emitidos, salvo que se disponga lo contrario en el presente Acuerdo

51 Se considerará que el órgano de que se trate ha adoptado una decisión por consenso sobre un
asunto sometido a su consideración si ningún miembro presente en la reunión en que se adopte la
decisión se opone formalmente a ella.
52 El número de votos de las comunidades europeas y sus Estados miembros no excederá en
ningún caso el del número de los Estados miembros de las comunidades europeas.
DEL GATT A LA OMC 79

o en el Acuerdo Comercial Multilateral correspondiente (artículo IX del


Acuerdo por el que se establece la OMC).

E. Estructura jurídica de la OMC

Este punto se analiza al final de este capítulo, ya que nos permitirá


introducirnos al siguiente.
Miquel Montañá Mora53 señala que la creación de la OMC produjo
un “ desdoblamiento” del GATT de 1947, el cual era a su vez un tratado
internacional y una organización internacional de facto, y considera que
en esta transición la nueva organización (OMC) presenta una serie de ca-
racterísticas o principios estructurales,54 los cuales enumera en los si-
guientes términos:

a. Principio de integridad

Puede entenderse como un refuerzo del principio de no discriminación.

Este principio informa el preámbulo del Acuerdo sobre la OMC y está pre-
sente en varios artículos del mismo, como por ejemplo el XI, el cual exige
para ser miembro original el ser Miembro del GATT de 1947, del Acuerdo
sobre la OMC y de todos los ACM, y el XVI.5, que establece que no po-
drán formularse reservas respecto de ninguna disposición del Acuerdo so-
bre la OMC. Obsérvese que la instauración del mencionado principio no
obsta para que el sistema GATT/OMC mantenga su vocación universal.55

b. Principio de universalidad
Una de las constantes del GATT a lo largo de la historia ha sido con-
vertirse en una organización internacional con vocación universal. Esta
vocación ha sido recogida en el preámbulo del Acuerdo sobre la OMC.

53 Montañá Mora, Miquel, La OMC y el reforzamiento del sistema GATT, Madrid, Mc-Graw-
Hill, 1997, pp. 39-46.
54 Es importante distinguirlos perfectamente de los principios generales del GATT-OMC (no dis-
criminación, trato nacional, trato de la nación más favorecida, transparencia, etc. ), ya que en este caso a
lo que se hace referencia es a los principios observados en la nueva estructura jurídica de la OMC.
55 Ibidem, p. 42.
80 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

c. Principio de globalidad
Una característica de los acuerdos de la Ronda Uruguay es la exten-
sión del sistema GATT a nuevos ámbitos (servicios, propiedad intelectual
e industrial, medidas relacionadas con inversiones) y dentro de las nego-
ciaciones futuras se contempla lo relativo a la protección del medio am-
biente sobre el comercio internacional.

d. Principio de permanencia
Debemos recordar que el GATT era un acuerdo provisional; en cam-
bio, una de las consecuencias de la personalidad jurídica de la OMC es la
de convertir a ésta en una estructura institucional estable (artículo III.1).

e. Principio de concertación
Los artículos III.556 y V de la OMC son expresión de la voluntad de
establecer relaciones de cooperación concertadas con otras organizacio-
nes internacionales para evitar la descoordinación y a veces contradicción
de acciones; por ejemplo, en el marco de las políticas del GATT, la
UNCTAD y el FMI.

f. Principio de conformidad de las legislaciones nacionales


La eliminación de la cláusula del abuelo (artículo XVI del Acuerdo
sobre la OMC)57 ha tenido como corolario el principio de conformidad de
las legislaciones nacionales con las disposiciones del GATT, lo cual
constituye una de las novedades más destacables de los acuerdos y debe-
ría reforzar la legitimidad del sistema.

56 “ Con el fin de lograr una mayor coherencia en la formulación de las políticas económicas a
escala mundial, la OMC cooperará, según proceda, con el Fondo Monetario Internacional y con el
Banco Internacional de Reconstrucción y fomento y sus organismos conexos” .
57 Tanto el Protocolo de Aplicación Provisional del GATT (por el cual 23 países empezaron a
aplicarlo), así como los protocolos de accesión de los países que accedieron al GATT posteriormente,
contenían una granfather clause (“ cláusula del abuelo” ), en virtud de la cual los Estados parte se
comprometían a aplicar la parte II (artículos III a XXIII) “ en todo lo que sea compatible con su
legislación en vigor” en la fecha del protocolo respectivo. A contrario sensu no tenían la obligación
de aplicarla en todo aquello que no fuera compatible con su legislación anterior (Montañá Mora,
Miquel, op. cit., p. 38).
DEL GATT A LA OMC 81

g. Principio de continuidad
La OMC recoge los atributos y el acervo del GATT de 1947. Este
principio se encuentra reflejado, por ejemplo, en el artículo 1.a) del GATT
de 1994, al establecer que comprende “ las disposiciones del GATT de
1947, rectificadas, enmendadas o modificadas por los términos de los ins-
trumentos jurídicos que hayan entrado en vigor con anterioridad a la fecha
de entrada en vigor del Acuerdo sombre la OMC” , en las notas interpre-
tativas del GATT de 1994 y en el preámbulo del Acuerdo sobre la OMC.
El artículo II del Acuerdo Final de Marrakesh establece el ámbito de
la OMC, por lo que consideramos que esta es la estructura jurídica en
donde clasifica los acuerdos y los instrumentos jurídicos conexos inclui-
dos en anexos. Por su parte, los anexos 1, 2 y 3 son denominados acuerdos
comerciales multilaterales, y son vinculantes para todos los miembros in-
tegrantes de la OMC. Es importante destacar que en este mismo artículo
cobra vigencia el GATT del 30 de octubre de 1947, ahora denominado
GATT de 1994; en el anexo 4 están integrados los acuerdos comerciales
plurilaterales, los cuales no crean obligaciones ni derechos para los
miembros que no los hayan aceptado.
Cabe señalar que los instrumentos jurídicos conexos incluidos han
adquirido la denominación de “ Entendimientos” , mismos que son consi-
derados como acuerdos. Por dicha razón no sólo son acuerdos propiamen-
te tales los así denominados en este instrumento.58
A continuación presentamos la estructura jurídica de conformidad
con el artículo señalado.
Anexo 1A: Acuerdos Multilaterales sobre el Comercio
de Mercancías*
• Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de
1994
• Acuerdo sobre la Agricultura
• Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosani-
tarias

58 Malpica de Lamadrid, Luis, ¿Qué es el GATT?, México, Grijalbo, 1986, p. XII.


* Nota interpretativa general al Anexo 1A: En caso de conflicto entre una disposición del
Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 y una disposición de otro Acuerdo
incluido en el Anexo 1ª del Acuerdo por el que se establece la Organización Mundial del Comercio
(denominado en los Acuerdos del Anexo 1A “ Acuerdo sobre la OMC” , prevalecerá, en el grado en
que haya conflicto, la disposición del otro Acuerdo.
82 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido


• Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio
• Acuerdo sobre las Medidas en materia de Inversiones relacio-
nadas con el Comercio
• Acuerdo relativo a la Aplicación del Artículo VI del Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994
• Acuerdo relativo a la Aplicación del Artículo VII del Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994
• Acuerdo sobre Inspección Previa a la Exportación
• Acuerdo sobre Normas de Origen
• Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias de
Importación
• Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias
• Acuerdo sobre Salvaguardias
Anexo 1B: Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios
y Anexos
Anexo 1C: Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad
Intelectual relacionados con el Comercio
Anexo 2. Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por
los que se rige la solución de diferencias.
Anexo 3. Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales
Anexo 4. Acuerdos Comerciales Plurilaterales
a) Acuerdo sobre el comercio de aeronaves civiles
b) Acuerdo sobre contratación pública
c) Acuerdo Internacional de los Productos Lácteos
d) Acuerdo Internacional de la Carne de Bovino
DEL GATT A LA OMC 83

ACTA FINAL DE MARRAKECH

ACUERDOS MULTILATERALES ACUERDOS PLURILATERALES

Anexo 1 A. Anexo 2 Anexo 4


Acuerdos Multilaterales sobre • Acuerdo sobre
el comercio de mercancías Entendimiento
relativo a las normas Comercio de
y procedimientos por Aeronaves Civiles
• Acuerdo General sobre • Acuerdo sobre
Aranceles y Comercio de 1994 los que se rige la
solución de Contratación
• Acuerdo sobre la Agricultura Pública
• Acuerdo sobre la Aplicación • Acuerdo
de Medidas Sanitarias Internacional de los
y Fitosanitarias Productos Lácteos
• Acuerdo sobre Textiles y el Anexo 3 • Acuerdo
Vestido Internacional de la
Mecanismos de
• Acuerdo sobre Obstáculos Carne de Bovino
examen de las
Técnicos al Comercio
políticas comerciales
• Acuerdo sobre las Medidas en
Materia de Inversiones
relacionadas con el Comercio
• Acuerdo sobre la Inspección
previa a la Expedición
• Acuerdo sobre Normas
de Origen
• Acuerdo sobre el
procedimiento para el Trámite
de Licencias de Importación
• Acuerdos sobre Subvenciones
y Medidas Compesatorias

Anexo 1 B
Acuerdo General sobre el
Comercio de Servicios

Anexo 1 C
Acuerdo sobre los Aspectos de los
Derechos de la Propiedad
Intelectual relacionadas con el
Comercio
84 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

F. Mecanismo de solución de controversias

Una de las innovaciones más importantes que tiene a su cargo la


OMC es la referida a la solución de diferencias, por lo cual dedicaremos
los siguientes párrafos a una descripción somera:
El esquema de solución de diferencias de la Ronda de Uruguay es un
sistema integrado que unifica los distintos procedimientos de solución de
controversias que existían hasta ahora.
Entre otras importantes mejoras introducidas al proceso de solución
de diferencias, destacan las siguientes:
• El establecimiento de paneles es automático y se realizará en
plazos bien definidos.
• En caso de que un país no cumpla con las recomendaciones de un
panel, se permitirá imponer represalias en cualquier área de co-
mercio, pero un árbitro podrá intervenir para asegurar que di-
chas represalias sean comparables al incumplimiento identifi-
cado por el panel.
• Se crea un órgano de apelación para revisar las decisiones de
los paneles.
• A iniciativa de México, se aprobó que si la disputa es iniciada
por un país en desarrollo contra un país desarrollado, las deci-
siones del panel deberán producirse en el lapso de dos meses, y
no en el de seis meses, como está previsto para los países desa-
rrollados.

Por otra parte, una nueva disposición incorporada en el esquema de


solución de diferencias dispone que los países no podrán determinar por
sí mismos el no-cumplimiento de las obligaciones del Acuerdo, ni podrán
imponer la suspensión unilateral de concesiones otorgadas bajo este
acuerdo.

En el antiguo GATT existía ya un procedimiento de solución de diferen-


cias, pero no preveía plazos fijos, era más fácil obstruir la adopción de las
resoluciones y en muchos casos pasaba mucho tiempo sin que llegara a una
solución concluyente. El Acuerdo de la Ronda Uruguay estableció un pro-
cedimiento más estructurado, con etapas más claramente definidas. Implan-
tó una mayor disciplina en cuanto al tiempo que debía tardarse en resolver
una diferencia, con plazos flexibles para las diversas etapas del procedi-
DEL GATT A LA OMC 85

miento. En el Acuerdo se hace hincapié en el procedimiento y el calendario


que han de seguirse al resolver las diferencias. Un caso que siga su curso
completo hasta la primera resolución no debe durar normalmente más de
un año aproximadamente, quince meses de haber apelación. Los plazos
convenidos son flexibles y si se considera que un caso es urgente (por
ejemplo, si se trata de productos perecederos) puede reducirse el plazo tres
meses.59

El procedimiento detallado se presenta en el siguiente capítulo en el


tema del entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los
que se rige la solución de diferencias.

59 OMC, op. cit., p. 65.


CAPÍTULO III
ACUERDOS PARA EL COMERCIO
DE MERCANCIAS DE LA OMC

1. Acuerdos sobre el comercio de mercancías . . . . . . . . . . . 88


A. Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
(GATT, 1994) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89
B. Acuerdo sobre la Agricultura . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
C. Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fito-
sanitarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
D. Acuerdo sobre los Textiles y Vestido . . . . . . . . . . . . 99
E. Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio . . . . . . 103
F. Acuerdo sobre las Medidas en Materia de Inversión Rela-
cionadas con el Comercio (TRIMs, Trade Related Inves-
tment Measures) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
G. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VI del
Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
de 1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107
H. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VII del
Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
de 1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
I. Acuerdo sobre Inspección Previa a la Expedición . . . . . . 116
J. Acuerdo sobre Normas de Origen . . . . . . . . . . . . . . 117
K. Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias
de Importación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
L. Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias . . 121
M. Acuerdo sobre Salvaguardias . . . . . . . . . . . . . . . . . 125

2. Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Inte-


lectual relacionados con el Comercio (ADPIC) . . . . . . . . . 128
A. Derechos de autor y derechos conexos . . . . . . . . . . . . 129
B. Marcas de fábrica o de comercio . . . . . . . . . . . . . . . 130
C. Dibujos y modelos industriales . . . . . . . . . . . . . . . . 130
D. Patentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
E. Esquemas de trazado (topografías) de los circuitos inte-
grados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
F. Protección de la información no divulgada . . . . . . . . . 131

3. Entendimientos relativos a las normas y procedimientos por los


que se rige la solución de diferencias . . . . . . . . . . . . . . 132
A. Primera etapa: consultas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
B. Segunda etapa: grupos especiales . . . . . . . . . . . . . . 133
C. Apelaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135

4. Mecanismos de examen de las políticas comerciales . . . . . . 135


5. Programa incorporado de actividades . . . . . . . . . . . . . . 136
6. Correlación de los acuerdos multilaterales de la OMC con la
legislación mexicana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140
CAPÍTULO III

ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS


DE LA OMC

Con el Acuerdo de Marrakesh de 15 de abril de 1994 se establece la Or-


ganización Mundial del Comercio,60 y dentro de sus dieciséis artículos se
observan sus objetivos, su estructura orgánico-administrativa y la propia
estructura jurídica de esta organización, como se estudió en el capítulo
anterior, por lo que ahora nos corresponde estudiar ampliamente cada uno
de los acuerdos para el comercio de mercancías.
Algunos de estos acuerdos tienen como antecedente los códigos de
conducta existentes bajo el marco del GATT de 1947,61 mismos que sur-
gieron a partir de los años setenta como una forma de suministrar disci-
plina y estabilidad a situaciones que por complejas y conflictivas reque-
rían de una regulación multilateral, por lo que los países suscriben dichos
códigos para ir adaptando sus comportamientos hacia objetivos de interés
común.
De las negociaciones de la Ronda Tokio62 surgieron una serie de
acuerdos sobre obstáculos no arancelarios, que en algunos casos interpre-

60 Publicado en el DOF el 30 de diciembre de 1994, p. 27.


61 Los “ códigos” de la Ronda de Tokio fueron:
1) Subvenciones y medidas compensatorias - interpretación de los artículos 6, 16 y 23
del GATT.
2) Obstáculos Técnicos al Comercio - denominado a veces Código de Normas.
3) Procedimientos para el trámite de licencias de importación.
4) Compras del sector público.
5) Valoración en aduana - interpretación del artículo 7.
6) Antidumping - interpretación del artículo 6 y sustitución del Código Antidumping negocia-
do en la Ronda Kennedy.
7) Acuerdo de la Carne de Bovino.
8) Acuerdo Internacional de los Productos Lácteos.
9) Acuerdo sobre el Comercio de Aeronaves Civiles.
62 La cual tuvo lugar entre 1973 y 1979, y en ella participaron 102 países. (Ver tema 5 del
capítulo anterior.)

87
88 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

taban normas del GATT ya existentes y en otros abrían caminos entera-


mente nuevos. En la mayoría de los casos sólo un número relativamente
reducido de los miembros del GATT (principalmente países industrializa-
dos) se adhirieron a esos acuerdos, por lo que a menudo se les daba infor-
malmente el nombre de “ códigos” .
Varios de esos códigos63 resultaron finalmente modificados en la
Ronda Uruguay y se convirtieron en compromisos multilaterales, confor-
me lo establece el artículo II del Acuerdo de Marrakesh, aceptados por
todos los miembros de la OMC. Sólo cuatro de ellos siguen siendo acuer-
dos plurilaterales: los relativos a la contratación pública, la carne de bovi-
no, los productos lácteos y las aeronaves civiles.64
Los acuerdos de la OMC abarcan mercancías, servicios, propiedad
intelectual (híbridos) y mecanismos de solución de controverias. Estable-
cen los principios de la liberalización, así como las excepciones permiti-
das. Los acuerdos incluyen los compromisos contraídos por los distintos
países, de reducir los aranceles aduaneros y otros obstáculos al comercio,
y de abrir y mantener abiertos los mercados de servicios. De igual mane-
ra, establecen procedimientos para la solución de diferencias. Conceden
un trato especial a los países en desarrollo. Exigen que los gobiernos ha-
gan transparentes sus políticas, notificando a la OMC las leyes en vigor y
las medidas adoptadas.65

1. Acuerdos sobre el comercio de mercancías

Los acuerdos sobre el comercio de mercancías —trece en total— se


encuentran incluidos en el anexo 1 del Acuerdo por el que se establece la
OMC.
Estos acuerdos son administrados por el Consejo del Comercio de
Mercancías, el cual supervisa el funcionamiento general de los mismos,
pues cabe mencionar que no obstante haber sido negociados por las partes
contratantes durante la Ronda Uruguay, constantemente se están analizando
y renegociando conforme a un calendario previamente establecido.66

63 Para un estudio detallado de dichos códigos, ver Jorge Witker, Códigos de conducta interna-
cional del GATT suscritos por México, México, UNAM, 1988.
64 OMC, El comercio hacia el futuro, 2ª ed., Ginebra, 1998, p.15.
65 Ibidem., p. 23.
66 El cual presentamos al final de este capítulo.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 89

Todos los acuerdos siguen un esquema común, aunque presentan di-


ferencias en algunos detalles (la forma de numerar los artículos, la clasifi-
cación por secciones, la enumeración de las notas, la incorporación de los
anexos, etcétera).
Las partes que componen los acuerdos son:
1o. La enunciación de los principios generales (el texto de los acuer-
dos).
2o. La incorporación de acuerdos y anexos adicionales, los cuales es-
tán relacionados con cuestiones muy específicas de la materia en
regulación.
3o. Las listas de negociaciones, en las cuales cada uno de los países
miembros señala las condiciones de acceso de bienes y servicios
a su mercado.

A. Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio


(GATT, 1994)

Como se mencionó en el capítulo anterior, el GATT de 1947 tenía


una función jurídica con sus 38 artículos. Dicho Acuerdo con sus modifi-
caciones forma parte integrante de los trece sobre mercancías, pero ade-
más nos da la pauta para la creación de la propia OMC y todos los acuer-
dos negociados en Ronda Uruguay.
El GATT de 1994 comprende:
a) las disposiciones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros
y Comercio, de fecha 30 de octubre de 1947,67 anexo al acta final
adoptada al término del segundo periodo de sesiones de la Comi-
sión Preparatoria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
Comercio y Empleo (excluido el Protocolo de Aplicación Provi-
sional), rectificadas, enmendadas o modificadas por los términos
de los instrumentos jurídicos que hayan entrado en vigor con ante-
rioridad a la fecha de entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC;
b) las disposiciones de los instrumentos jurídicos indicados a conti-
nuación que hayan entrado en vigor en el marco del GATT de
1947 con anterioridad a la fecha de entrada en vigor del Acuerdo
sobre la OMC:
67 Ver capítulo anterior.
90 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

i) protocolos y certificaciones relativos a las concesiones arance-


larias;
ii) protocolos de adhesión;
iii) decisiones sobre exenciones (waivers) otorgadas al amparo del
artículo XXV del GATT de 1947 aún vigentes en la fecha de
entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC;
iv) las demás decisiones de las Partes Contratantes del GATT de
1947;

c) los entendimientos indicados a continuación:


i) Entendimiento relativo a la interpretación del párrafo 1 b) del
artículo II del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y
Comercio de 1994;
ii) Entendimiento relativo a la interpretación del artículo XVII
del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
de 1994;68
iii) Entendimiento relativo a las disposiciones del Acuerdo Gene-
ral sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 en materia
de balanza de pagos;
Mediante este Entendimiento, los miembros se comprometen a
anunciar públicamente lo antes posible los calendarios previs-
tos para la eliminación de las medidas de restricción de las im-
portaciones adoptadas por motivos de balanza de pagos. Pu-
diendo modificarse para tener en cuenta las variaciones de la
situación de la balanza de pagos (párrafo 1 del Entendimiento
de referencia).
Los miembros tratarán de evitar la imposición de nuevas res-
tricciones cuantitativas por motivos de balanza de pagos a me-
nos que, debido a la situación crítica de la balanza de pagos,
las medidas basadas en los precios no puedan impedir un brus-
co empeoramiento del estado de los pagos exteriores (párrafo
2 del Entendimiento antes mencionado).
Este Entendimiento establece los procedimientos para la cele-
bración de consultas sobre las restricciones impuestas por mo-

68 El artículo XVII obliga a los miembros a ajustar la actividad de las empresas comerciales del
Estado a los principios de no discriminación concernientes a las importaciones o las exportaciones
efectuadas por comerciantes privados.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 91

tivos de balanza de pagos, las cuales serán llevadas a cabo por


el Comité de Restricciones por Balanza de Pagos, con el fin de
examinar todas las medidas de este tipo adoptadas por los paí-
ses miembros.
iv) Entendimiento relativo a la interpretación del artículo XXIV
del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
de 1994;
v) Entendimiento relativo a las exenciones de obligaciones dima-
nantes del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Co-
mercio de 1994;
vi) Entendimiento relativo a la interpretación del artículo XXVIII
del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
de 1994; y
d) el Protocolo de Marrakech anexo al GATT de 1994.

Por ser este un acuerdo general, brinda el marco de política y regula-


ción de las actividades de comercio exterior.
La legislación nacional que tiene relación con dicho acuerdo es toda
la legislación en materia de comercio exterior, misma que será estudiada
en el capítulo VI de este volumen.

B. Acuerdo sobre la Agricultura

Como se puede observar, este acuerdo utiliza el término agricultura,


como una traducción del propio término en inglés “ agricultur” , el cual
conforma tanto el estudio de productos agrícolas como pecuarios, por el
que en el artículo 2 se establece que dicho acuerdo se aplicará a productos
agropecuarios.69

69 El estudio de los términos y conceptos en cualquier ordenamiento jurídico resulta cada vez
más importante cuando asimilamos ordenamientos internacionales que en su mayoría se elaboran en
el idioma inglés para traducirlos a nuestra lengua; por ejemplo, el artículo 128 del Reglamento de la
Ley de Comercio Exterior, al establecer las medidas de salvaguarda provisionales ante circunstancias
críticas, nos dice que procede, entre otras pruebas, si los productos investigados son productos “ agrí-
colas perecederos” . Como se puede observar, dicho dispositivo pareciera que es limitativo —sólo
productos agrícolas—; sin embargo, las medidas de salvaguarda provisionales pueden aplicarse tam-
bién para beneficiar a un producto pecuario. (Ver caso específico solicitud del Consejo Mexicano de
Porcicultura, fundamentada en el término anglosajón agricultur, por lo que debe ser considerada en
este dispositivo que también se comprenden los productos pecuarios.)
92 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

El objetivo de este Acuerdo es establecer la base para la iniciación de


un proceso de reforma del comercio de productos agropecuarios en armo-
nía con los objetivos del Acuerdo de Marrakech. Asimismo, lograr los
compromisos vinculantes específicos en cada una de las siguientes esfe-
ras: acceso a los mercados, ayuda interna y competencia de las exporta-
ciones. Este acuerdo tiene íntima relación con el de Medidas Sanitarias y
Fitosanitarias.70
Asimismo, este acuerdo establece en su artículo 13 su aplicación con
debida moderación. Por ejemplo, en la ayuda interna permitida a través
de la Medida Global de Ayuda (MGA) y la Medida de Ayuda Equivalen-
te, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos, tales como no tener efec-
tos de distorsión del comercio ni en la producción o tenerlos en grado
mínimo. Para lo anterior se permite aplicar programas para la investiga-
ción, lucha contra plagas y enfermedades, servicios de formación, de di-
vulgación y asesoramiento, de inspección para la sanidad, seguridad, cla-
sificación o normalización, servicios de comercialización y promoción,
etcétera.71
Por lo tanto, dichas subvenciones son consideradas como no recurri-
bles en el acuerdo sobre subvenciones y medidas compensatorias (párrafo
E del artículo 5, y 3.1 del artículo 3 del Acuerdo sobre subvenciones y
medidas compensatorias).
Este Acuerdo nos obliga a reconocer la existencia del Sistema Armo-
nizado de Designación de Mercancías, documento internacional asimila-
do en nuestra Ley del Impuesto General de Importación y la Ley del Im-
puesto General de Exportación; abarca los siguientes productos:72
i) Capítulos 1 a 24 del SA menos el pescado y los productos
de pescado, más:*
ii) Código del SA 2905.34 (manitol)
Código del SA 2905.44 (sorbitol)
Partida del SA 33.01 (aceites esenciales)
Partidas del SA 35.01 a 35.05 (materias albuminoideas,
productos a base de almidón
o de fécula modificados, colas)
70 Párrafos 1 y 4 del preámbulo del Acuerdo.
71 Anexo 2 del Acuerdo.
72 Anexo 1 del Acuerdo.
* Las designaciones de productos que figuran entre paréntesis no son necesariamente exhaustivas.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 93

Código del SA 3809.10 (aprestos y productos de acabado)


Código del SA 3823.60 (sorbitol n.e.p.)
Partidas del SA 41.01 a 41.03 (cueros y pieles)
Partida del SA 43.01 (peletería en bruto)
Partidas del SA 50.01 a 50.03 (seda cruda y desperdicios
de seda)
Partidas del SA 51.01 a 51.03 (lana y pelo)
Partidas del SA 52.01 a 52.03 (algodón en rama, desperdicios
de algodón y algodón cardado
y peinado)
Partida del SA 53.01 (lino en bruto)
Partida del SA 53.02 (cáñamo en bruto)

2. Lo que antecede no limitará los productos comprendidos en el


Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.
Se compone por 13 partes:
Parte Artículos Contenido
Parte I Artículo 1. Definición de términos
Artículo 2. Productos comprendidos73
Parte II Artículo 3. Incorporación de concesiones y com-
promisos
Parte III Artículo 4. Acceso a los mercados
Artículo 5. Disposiciones de salvaguardia especial
Parte IV Artículo 6. Compromisos en materia de ayuda in-
terna
Parte V Artículo 8. Compromisos en materia de compe-
Artículo 9. tencia de las exportaciones
Artículo 10. Compromisos en materia de subven-
Artículo 11. ciones a la exportación
Prevención de la elusión de los com-
promisos en materia de subvenciones
a la exportación
Productos incorporados
73 Este artículo nos remite al anexo 1, el cual presenta el listado de productos regulados por el
acuerdo.
94 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Parte Artículos Contenido


Parte VI Artículo 12. Disciplinas en materia de prohibicio-
nes y restricciones a la exportación
Parte VII Artículo 13. Debida moderación
Parte VIII Artículo 14. Medidas sanitarias y fitosanitarias
Parte IX Artículo 15. Trato especial y diferenciado
Parte X Artículo 16. Países menos adelantados y países en
desarrollo importadores netos de pro-
ductos alimenticios
Parte XI Artículo 17. Comité de Agricultura
Artículo 18. Examen de la aplicación de los com-
Artículo 19. promisos
Consultas y solución de diferencias
Parte XII Artículo 20. Continuación del proceso de reforma
Parte XIII Artículo 21. Disposiciones finales

La finalidad de este Acuerdo es reformar el comercio del sector y lo-


grar que las políticas se orienten más hacia el mercado. Esto permitirá
mejorar la previsibilidad y la seguridad, tanto para los países importadores
como para los exportadores. Las normas y compromisos se aplican a:74
• El acceso a los mercados —diversas restricciones comerciales
que afectan a las importaciones.
• La ayuda interna —-subvenciones y otros programas, incluidos
los que elevan o garantizan los precios al productor y los ingre-
sos de los agricultores—.
• Las subvenciones a la exportación y otros métodos utilizados para
lograr artificialmente que las exportaciones sean competitivas.

El Acuerdo autoriza a los gobiernos a prestar ayuda a sus economías rura-


les, pero preferiblemente por medio de políticas que ocasionan menos dis-
torsiones75 al comercio. También permite cierta flexibilidad en la forma de
aplicar los compromisos. Los países en desarrollo no tienen que reducir sus

74 OMC, op. cit., p. 28.


75 El concepto de “ distorsión” se utiliza mucho cuando se habla del comercio de productos
agropecuarios. Fundamentalmente hay distorsión del comercio cuando los precios son más elevados o
más bajos que lo normal y cuando las cantidades producidas, compradas y vendidas son también
superiores o inferiores a las cifras normales, es decir, a los niveles que existirían normalmente en un
mercado competitivo (idem).
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 95

subvenciones ni sus aranceles en la misma medida que los países desarro-


llados, y se les concede un plazo adicional para cumplir sus obligaciones.
Existen disposiciones especiales que se refieren a los intereses de los pro-
ductos cuyo abastecimiento de alimentos depende de las importaciones, y a
los países menos adelantados.76

Las leyes mexicanas relacionadas con este Acuerdo son la Ley Agra-
ria y la ley Forestal, así como los diversos programas de fomento agrícola
administrados en su mayoría por la Secretaría de Agricultura, Ganadería
y Recursos Hidráulicos.

C. Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias

Mediante este acuerdo se buscó que las regulaciones sanitarias y fito-


sanitarias fueran objeto de normas internacionales más claras, debiendo
sustentarse en estándares internacionales y bases científicas, a efecto de
evitar que estas medidas se constituyan en barreras injustificadas al co-
mercio.
El contenido del Acuerdo es el siguiente:
Artículo 1 Disposiciones generales
Artículo 2 Derechos y obligaciones básicos
Artículo 3 Armonización
Artículo 4 Equivalencia
Artículo 5 Evaluación y determinación del nivel adecuado de protec-
ción sanitaria o fitosanitaria
Artículo 6 Adaptación a las condiciones regionales, con inclusión de
las zonas libres de plagas o enfermedades y las zonas de es-
casa prevalencia de plagas o enfermedades
Artículo 7 Transparencia
Artículo 8 Procedimientos de control, inspección y aprobación
Artículo 9 Asistencia técnica
Artículo 10 Trato especial y diferenciado
Artículo 11 Consultas y solución de diferencias
Artículo 12 Administración
Artículo 13 Aplicación
Artículo 14 Disposiciones finales.
76 OMC, op, cit., p. 28.
96 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Cuenta con tres anexos:


Anexo A: Definiciones
Anexo B: Transparencia de las reglamentaciones sanitarias y fitosa-
nitarias.
Anexo C: Procedimientos de control, inspección y aprobación.
En términos de este Acuerdo, se entiende por “ Medida sanitaria o fi-
tosanitaria” :77
Toda medida aplicada:
a) para proteger la salud y la vida de los animales o para preservar
los vegetales en el territorio del miembro de los riesgos resultantes
de la entrada, radicación o propagación de plagas, enfermedades y
organismos patógenos o portadores de enfermedades;
b) para proteger la vida y la salud de las personas y de los animales
en el territorio del miembro de los riesgos resultantes de la presen-
cia de aditivos, contaminantes, toxinas u organismos patógenos en
los productos alimenticios, las bebidas o los piensos;
c) para proteger la vida y la salud de las personas en el territorio del
miembro de los riesgos resultantes de enfermedades propagadas
por animales, vegetales o productos de ellos derivados, o de la en-
trada, radicación o propagación de plagas; o
d) para prevenir o limitar otros perjuicios en el territorio del miembro
resultantes de la entrada, radicación o propagación de plagas.

Las medidas sanitarias o fitosanitarias comprenden todas las leyes,


decretos, reglamentos, prescripciones y procedimientos pertinentes, con
inclusión, entre otras cosas, de criterios relativos al producto final; proce-
sos y métodos de producción; procedimientos de prueba, inspección, cer-
tificación y aprobación; regímenes de cuarentena, incluidas las prescrip-
ciones pertinentes asociadas al transporte de animales o vegetales, o a los
materiales necesarios para su subsistencia en el curso de tal transporte;
disposiciones relativas a los métodos estadísticos, procedimientos de
muestreo y métodos de evaluación del riesgo pertinentes; y prescripcio-
nes en materia de embalaje y etiquetado directamente relacionadas con la
inocuidad de los alimentos.

77 Anexo A, definición 1.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 97

El Acuerdo permite a los miembros establecer las medidas sanitarias


y fitosanitarias necesarias para proteger la salud y la vida de las personas y
de los animales o para preservar los vegetales, siempre y cuando no sean
incompatibles con las disposiciones de este acuerdo, y solo serán aplica-
das cuando sean necesarias, sin establecer discriminación de manera arbi-
traria o injustificable entre los miembros.78
Para armonizar en el mayor grado posible las medidas sanitarias y fi-
tosanitarias, los miembros basarán sus medidas sanitarias o fitosanitarias
en normas, directrices o recomendaciones internacionales, cuando existan
(3.1 del Acuerdo).79
Los miembros se asegurarán de que sus medidas sanitarias o fitosani-
tarias se basen en una evaluación adecuada a las circunstancias, de los
riesgos existentes, tomando en cuenta las técnicas de evaluación del ries-
go elaboradas por las organizaciones internacionales.
Al realizar la evaluación del riego,80 los miembros deben tener en
cuenta los testimonios científicos existentes; los procesos y métodos de
producción pertinentes; los métodos pertinentes de inspección, muestreo
y prueba; la prevalencia de enfermedades o plagas concretas; la existen-
cia de zonas libres de plagas o enfermedades; las condiciones ecológicas
y ambientales pertinentes; y los regímenes de cuarentena y otros.81

78 Esta disposición constituye una de las excepciones generales enumerada en el inciso b) del
artículo XX del GATT de 1994.
79 La definición 2 del Anexo A señala que:
a) en materia de inocuidad de los alimentos, las normas, directrices y recomendaciones es-
tablecidas por la Comisión del Codex Alimentarius sobre aditivos alimentarios, residuos de medica-
mentos veterinarios y plaguicidas, contaminantes, métodos de análisis y muestreo, y códigos y direc-
trices sobre prácticas en materia de higiene;
b) en materia de sanidad animal y zoonosis, las normas, directrices y recomendaciones ela-
boradas bajo los auspicios de la Oficina Internacional de Epizootias;
c) en materia de preservación de los vegetales, las normas, directrices y recomendaciones inter-
nacionales elaboradas bajo los auspicios de la Secretaría de la Convención Internacional de Protec-
ción Fitosanitaria en colaboración con las organizaciones regionales que operan en el marco de dicha
Convención Internacional; y
d) en lo que se refiere a cuestiones no abarcadas por las organizaciones mencionadas supra,
las normas, recomendaciones y directrices apropiadas promulgadas por otras organizaciones interna-
cionales competentes, en las que puedan participar todos los miembros, identificadas por el Comité.
80 Consistente en la evaluación de la probabilidad de entrada, radicación o propagación de pla-
gas o enfermedades en el territorio de un miembro importador según las medidas sanitarias o fitosani-
tarias que pudieran aplicarse, así como de las posibles consecuencias biológicas y económicas cone-
xas; o evaluación de los posibles efectos perjudiciales para la salud de las personas y de los animales
de la presencia de aditivos, contaminantes, toxinas u organismos patógenos en los productos alimenti-
cios, las bebidas o los piensos (definición 4 del Anexo A).
81 Artículo 5.2 del Acuerdo.
98 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Cualquier modificación a alguna medida sanitaria o fitosanitaria debe


ser notificada (artículo 7 del Acuerdo); asimismo, todas las reglamenta-
ciones sanitarias y fitosanitarias que sean adoptadas deben publicarse
prontamente de manera que los miembros interesados puedan conocer su
contenido (párrafo 1 del Anexo B).
Los países en desarrollo miembros gozan de un trato especial y dife-
renciado, es decir, al elaborar y aplicar las medidas sanitarias y fitosanita-
rias se tendrán en cuenta las necesidades especiales de estos países, y es-
pecialmente de los países menos adelantados (artículo 10 del Acuerdo).
Las controversias que surjan respecto a celebración de consultas, y a
la interpretación o aplicación de este Acuerdo, serán desarrolladas de
conformidad con lo dispuesto en el Entendimiento sobre Solución de Di-
ferencias.82
Para la administración de este Acuerdo se establece un “ Comité de
Medidas Sanitarias y Fitosanitarias” ,83 el cual desempeñará las funciones
necesarias para aplicar las disposiciones del presente Acuerdo y para la
consecución de sus objetivos, especialmente en materia de armonización.
Así como:84

• Facilitar la celebración de consultas entre los miembros.


• Mantener contacto con las organizaciones internacionales com-
petentes.85
• Elaborar un procedimiento para vigilar el proceso de armoniza-
ción internacional.
• Examinar el funcionamietno y aplicación de este Acuerdo, a
los 3 años de la fecha de su entrada en vigor (es decir, en
1998).86
Por sus características, este Acuerdo puede considerarse complemen-
tario del Acuerdo relativo a los obstáculos técnicos al Comercio.87
Las principales leyes mexicanas relacionadas con este Acuerdo son la
Ley de Salud Animal, y la Ley de Salud Vegetal.

82 Ver inciso D de este mismo capítulo.


83 Ver diagrama de la estructura de la OMC, en el capítulo anterior.
84 Párrafos 2 a 7 del artículo 12 del Acuerdo.
85 Ver nota 18 supra.
86 Ver “ Programa incorporado” , al final de este capítulo.
87 OMC, op. cit., p. 31.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 99

D. Acuerdo sobre los Textiles y Vestido


Desde 1974, el comercio mundial de los textiles había sido regulado
en gran parte por el Acuerdo relativo al comercio internacional de los tex-
tiles (llamado también Acuerdo Multifibras o AMF). El Acuerdo fue ne-
gociado bajo los auspicios del GATT; entró en vigor por un periodo de
cuatro años, y el 1 de enero de 1978 fue prorrogado por otros cuatro años.
Más tarde fue prorrogado hasta el 31 de julio de 1986. Responde al pro-
pósito de conciliar los intereses de los países importadores y exportadores
en la esfera sensible y difícil de los textiles, permitiendo la expansión del
comercio y evitando al mismo tiempo la desorganización de los mercados.88
El Acuerdo está formado por ocho artículos y un anexo que contiene
la lista de productos comprendidos por el Acuerdo.
El sector textil, al igual que el agrícola, siempre han constituido cues-
tiones muy controvertidas dentro de la OMC, y en el caso específico de
los textiles, el Acuerdo Multifibras mencionado con anterioridad estableció
un régimen de excepción a la aplicación de las disposiciones del GATT.
Actualmente, mediante este Acuerdo se busca lograr la aplicación plena
del GATT al sector textil, para lo cual se prevé una desgravación paulati-
na, y la desaparición de este Acuerdo en un plazo de diez años a partir de
la fecha de su entrada en vigor.
El primer párrafo del preámbulo de este Acuerdo señala:
Los Miembros,
Recordando que los Ministros acordaron en Punta del Este que “ las ne-
gociaciones en el área de los textiles y el vestido tendrán por finalidad defi-
nir modalidades que permiten integrar finalmente este sector en el GATT,
sobre la base de normas y disciplinas del GATT reforzadas, con lo que se
contribuiría también a la consecución del objetivo de una mayor liberaliza-
ción del comercio” .

El primer paso para lograr esa integración es la notificación de las


restricciones cuantitativas existentes:
Dentro de los sesenta días siguientes a la entrada en vigor del Acuerdo
sobre la OMC, todas las restricciones cuantitativas contenidas en acuer-
dos bilaterales y mantenidas en virtud del artículo 4 notificadas en virtud
de los artículos 7 u 8 del AMF que estén vigentes el día anterior a dicha
88 Budic, Domingo Valentín, Diccionario del Comercio Exterior, Buenos Aires, Depalma,
1983, p. 242.
100 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

entrada en vigor, serán notificadas en detalle por los miembros que las
mantengan, con inclusión de los niveles de limitación, los coeficientes de
crecimiento y las disposiciones en materia de flexibilidad, al Órgano de Su-
pervisión de los Textiles previsto en el artículo 8 (denominado en el pre-
sente Acuerdo el “ OST” ).89
En la fecha de entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC (10 de
enero de 1995), cada miembro integrará en el GATT de 1994 productos
que hayan representado no menos del 16 por ciento del volumen total de
las importaciones realizadas en 1990 por el miembro de que se trate de los
productos enumerados en el anexo.
Los productos restantes, es decir, los productos que no se hayan inte-
grado en el GATT de 1994 de conformidad con el párrafo 6, se integra-
rán, en términos de líneas del SA o de categorías, en tres etapas, a saber:90
a) el primer día del 37o. mes de vigencia del Acuerdo sobre la OMC,
productos que hayan representado no menos del 17 por ciento del
volumen total de las importaciones realizadas en 1990 por el
miembro de que se trate de los productos enumerados en el anexo.
Los productos que los miembros han de integrar abarcarán produc-
tos de cada uno de los cuatro grupos siguientes: “ tops” e hilados,
tejidos, artículos textiles confeccionados y prendas de vestir;
b) el primer día del 85o. mes de vigencia del Acuerdo sobre la OMC,
productos que hayan representado no menos del 18 por ciento del
volumen total de las importaciones realizadas en 1990 por el
miembro de que se trate de los productos enumerados en el anexo.
Los productos que los miembros han de integrar abarcarán produc-
tos de cada uno de los cuatro grupos siguientes: “ tops” e hilados,
tejidos, artículos textiles confeccionados y prendas de vestir;
c) el primer día del 121o. mes de vigencia del Acuerdo sobre la
OMC, el sector de los textiles y el vestido quedará integrado en el
GATT de 1994 al haberse eliminado todas las restricciones aplica-
das al amparo del presente Acuerdo.
Todas aquellas restricciones a los productos textiles y del vestido
(distintas a las mantenidas al amparo del AMF) sean o no compatibles
con el GATT de 1994, deben ser notificadas al OST. Los Miembros que

89 Párrafo 6 del artículo 2.


90 Párrafo 8 del artículo 2.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 101

mantengan restricciones de este tipo deben estar de conformidad con el


GATT de 1994 en el plazo de un año contado a partir de la entrada en
vigor de la OMC, y deben ser suprimidas gradualmente conforme a un
programa que debía ser presentado a la OST a más tardar dentro de los 6
meses siguientes a la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC.
Como parte del proceso de integración y en relación con los compro-
misos específicos contraídos por los miembros como resultado de la Ron-
da Uruguay, todos los miembros tomarán las medidas que sean necesarias
para respetar las normas y disciplinas del GATT de 1994 con objeto de:91
a) lograr un mejor acceso a los mercados para los productos textiles y
de vestido por medio de medidas tales como la reducción y la con-
solidación de los aranceles, la reducción o la eliminación de los
obstáculos no arancelarios y la facilitación de los trámites aduane-
ros, administrativos y de concesión de licencias;
b) garantizar la aplicación de las políticas sobre condiciones de co-
mercio leal y equitativo en lo relativo a los textiles y el vestido en
esferas tales como el dumping y las normas y procedimientos anti-
dumping, las subvenciones y las medidas compensatorias y la pro-
tección de los derechos de propiedad intelectual, y
c) evitar la discriminación en contra de las importaciones en el sector
de los textiles y el vestido al adoptar medidas por motivos de polí-
tica comercial general.

Esas medidas se tomarán sin perjuicio de los derechos y obligaciones


que corresponden a los miembros en virtud del GATT de 1994.
El Órgano de Supervisión de los Textiles es el encargado de supervi-
sar la aplicación de este Acuerdo. El OST consta de un presidente y diez
miembros.

En el Acuerdo se establece el porcentaje de productos que han de quedar


sujetos a las normas del GATT en cada etapa. Si alguno de ellos estaba suje-
to a contingentes, deben suprimirse al mismo tiempo. Los porcentajes se
establecen con respecto a los niveles de comercio de textiles y de vestido
del país importador en 1990. En el Acuerdo se dispone también que las
cantidades cuya importación se permite en el marco de contingentes debe
crecer anualmente y que la tasa de expansión debe aumentar en cada etapa.

91 Párrafo 1 del artículo 7 del Acuerdo.


102 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

El ritmo de expansión se establece con arreglo a una fórmula basada en el


coeficiente de crecimiento que existía en el marco del antiguo Acuerdo
Multifibras. (Véase el cuadro).92

Cuatro etapas a lo largo de diez años


Calendario para la liberalización de los productos textiles y prendas
de vestir de los contingentes de importación (y su vuelta a las normas del
GATT) y ritmo de expansión de los contingentes subsistentes.
El ejemplo se basa en el coeficiente de expansión anual del 6% co-
múnmente utilizado en el marco del antiguo Acuerdo Multifibras. Los
coeficientes reales utilizados variaban de un producto a otro.
Porcentaje de productos Ritmo de liberalización
que han de integrarse de los contingentes
Etapa en el GATT (con inclusión, subsistentes si el
en su caso, de la eliminación coeficiente de 1994
de contingentes) hubiera sido del 6%

Etapa 1 16% 6,96% anual


1º de enero de 1995 (mínimo, tomando como
(hasta el 31 base las importaciones
de diciembre de 1997) de 1990)
Etapa 2 17%
1º de enero de 1998 8,7% anual
(hasta el 31
de diciembre de 2001)
Etapa 3 18%
1º de enero de 2002 11,05% anual
(hasta el 31
de diciembre de 2004)
Etapa 4 49% No quedan
1º de enero de 2005 (máximo) contingentes
Plena integración en el
GATT (y eliminación
definitiva de los contingentes).
Queda sin efecto el Acuerdo
sobre los Textiles y el Vestido

92 OMC, op. cit., pp. 33 y 34.


ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 103

La fórmula real de incremento de las importaciones sujetas a contingentes es


la siguiente: en la primera etapa, 0.16 por coeficiente de crecimiento anterior a
1995; en la segunda etapa, 0.25 por coeficiente de crecimiento en la primera eta-
pa; y en la tercera etapa, 0.27 por coeficiente de crecimiento en la segunda etapa.

Durante el periodo de transición puede ser necesario aplicar un meca-


nismo de salvaguardia específico de transición, las cuales podrán adoptar-
se cuando, sobre la base de una determinación formulada por un miem-
bro, se demuestre que las importaciones de un determinado producto en
su territorio han aumentado en tal cantidad que causan o amenazan causar
un perjuicio grave a la rama de producción nacional que produce produc-
tos similares o directamente competitivo.93

E. Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio

Este Acuerdo establece los principios generales que deben normar las
actividades de los gobiernos de los países miembros, encaminados a la
elaboración, adopción y aplicación de reglamentos técnicos y normas, así
como procedimientos de evaluación de la conformidad con los reglamentos
y las normas técnicas aplicados por las instituciones del gobierno central.
Tiene como antecedente el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al
Comercio, elaborado bajo el GATT 47, mismo que fue suscrito por Méxi-
co ad referendum el 24 de julio de 1987, y cuyo decreto aprobatorio del
Senado fue dado a conocer el 4 de diciembre de 1987, siendo publicado el
texto en el DOF el 20 de abril de 1988.
Su objeto es alentar la elaboración de normas y sistemas internacio-
nales de certificación. Como medio adecuado para aumentar la eficacia
de la producción y facilitar el comercio internacional, al tiempo que se
evite la creación de obstáculos innecesarios al comercio internacional.
Permite a todo país adoptar las medidas necesarias para asegurar la
calidad de sus exportaciones o para proteger la salud y la vida de las per-
sonas, de la fauna y de la flora; proteger el ambiente y prevenir prácticas
que puedan inducir a error a los consumidores, a condición de que no se
apliquen en forma tal que constituyan un medio de discriminación arbi-
traria o injustificado entre los países en que prevalezcan las mismas con-
diciones o una restricción encubierta del comercio internacional.
93 Párrafo 3 del artículo 6.
104 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

El Acuerdo está formado por 15 artículos y 3 anexos: 1) Términos y


su definición a los efectos del presente Acuerdo, 2) Grupos de expertos
técnicos y 3) Código de buena conducta para la elaboración, adopción y
aplicación de normas.
Los principios y disposiciones del Acuerdo se aplican a todos los re-
glamentos técnicos, normas, métodos para asegurar la conformidad y a
los sistemas de certificación que se apliquen a todos los productos inclui-
dos los industriales y los agropecuarios. Quedan exceptuadas las especifi-
caciones de compra establecidas por instituciones gubernamentales para las
necesidades de producción o consumo de las mismas o de otras similares.
En la elaboración de reglamentos técnicos y normas, las autoridades
gubernamentales de los países signatarios se comportarán de conformidad
con los siguientes principios:94
a) Eliminación de restricciones no arancelarias y obstáculos injustifi-
cados. Velarán por que no se elaboren, adopten o apliquen con el
fin de crear obstáculos al comercio internacional.
b) Trato nacional y cláusula de la nación más favorecida. Darán a los
productos importados un trato no menos favorable que el otorgado
a los productos similares de origen nacional, y a productos simila-
res originarios de cualquier otro país.
c) Normalización internacional. Cuando existan normas internacio-
nales o sea inminente su formulación definitiva, los miembros uti-
lizarán esas normas internacionales, o sus elementos pertinentes,
como base de sus reglamentos técnicos, salvo en el caso de que
esas normas internacionales o esos elementos pertinentes sean un
medio ineficaz o inapropiado para el logro de los objetivos legítimos
perseguidos, por ejemplo a causa de factores climáticos o geográ-
ficos fundamentales o problemas tecnológicos fundamentales.
Cuando no exista una norma internacional pertinente o cuando se
proyecte una norma o reglamento técnico cuyo contenido no sea sustan-
cialmente el mismo que el de la norma internacional y siempre que dicho
reglamento técnico pueda tener un efecto significativo en el comercio de
otros miembros, las autoridades del gobierno deberán:
a) Anunciar. Mediante un aviso en una publicación, en una etapa
convenientemente temprana, de modo que pueda llegar a conoci-
94 Artículo 2 del Acuerdo.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 105

miento de las partes interesadas de los demás miembros, que pro-


yectan introducir un determinado reglamento técnico;
b) Notificar. Notificará a los demás miembros, por conducto de la
Secretaría de la OMC, cuáles serán los productos abarcados por el
reglamento técnico en proyecto, indicando brevemente su objetivo
y razón de ser. Tales notificaciones se harán en una etapa conve-
nientemente temprana, cuando puedan aún introducirse modifica-
ciones y tenerse en cuenta las observaciones que se formulen;
c) Informar. Previa solicitud, facilitarán a los demás miembros deta-
lles sobre el reglamento técnico en proyecto o el texto del mismo y
señalarán, siempre que sea posible, las partes que en sustancia di-
fieran de las normas internacionales pertinentes;
d) Consultas. Sin discriminación alguna, preverán un plazo pruden-
cial para que los demás miembros puedan formular observaciones
por escrito, mantendrán conversaciones sobre esas observaciones si
así se les solicita, y tomarán en cuenta dichas observaciones escri-
tas y los resultados de dichas conversaciones.
Si a algún miembro se le planteasen o amenazaran planteársele pro-
blemas urgentes de seguridad, sanidad, protección del medio ambiente o
seguridad nacional, dicho miembro podrá omitir los trámites enumerados
en el párrafo 9, según considere necesario, a condición de que al adoptar
el reglamento técnico cumpla con lo siguiente:
a) notificar inmediatamente a los demás miembros, por conducto de la
Secretaría de la OMC, el reglamento técnico y los productos de que
se trate, indicando brevemente el objetivo y la razón de ser del regla-
mento técnico, así como la naturaleza de los problemas urgentes;
b) previa solicitud, facilitar a los demás miembros el texto del regla-
mento técnico;
c) dar sin discriminación a los demás miembros la posibilidad de for-
mular observaciones por escrito, mantener conversaciones sobre
ellas si así se le solicita, y tomar en cuenta estas observaciones es-
critas y los resultados de dichas conversaciones.
Los miembros se asegurarán de que todos los reglamentos técnicos
que hayan sido adoptados se publiquen prontamente o se pongan de otra
manera a disposición de las partes interesadas de los demás miembros
para que éstas puedan conocer su contenido.
106 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Los miembros preverán un plazo prudencial entre la publicación de


los reglamentos técnicos y su entrada en vigor (salvo en las circunstancias
urgentes), con el fin de dar tiempo a los productores de los miembros ex-
portadores, y en especial de los países en desarrollo miembros, para adap-
tar sus productos o sus métodos de producción a las prescripciones del
miembro importador.
La legislación nacional relacionada con este acuerdo es la Ley de
Metrología y Normalización y su reglamento.95

F. Acuerdo sobre las Medidas en Materia de Inversión Relacionadas


con el Comercio (TRIMs, Trade Related Investment Measures)

El Acuerdo sobre el TRIMs empieza por reconocer que ciertas medi-


das en materia de inversiones pueden causar efectos de restricción y dis-
torsión del comercio. Sin embargo, su ámbito de aplicación se limita ex-
clusivamente a las medidas en materia de inversiones relacionadas con el
comercio de mercancías (“ MICs” ) —no de servicios—.
La esencia del Acuerdo consiste en prohibir a los miembros aplicar
ninguna MIC que sea incompatible con las obligaciones de trato nacional
y de eliminación de restricciones cuantitativas, previstas en los artículos
II y XI del GATT de 1994.
Por otra parte, el Acuerdo establece un Comité de Medidas en mate-
ria de Inversiones relacionadas con el Comercio, encargado de vigilar el
funcionamiento y la aplicación del Acuerdo.
Finalmente, el Acuerdo dispone que a más tardar cinco años después
de su entrada en vigor, el Consejo del Comercio de Mercancías de la
OMC examinará su funcionamiento, a efectos de proponer, cuando proceda,
modificaciones a su texto y de estudiar si el mismo debe complementarse
con disposiciones relativas a la política de inversiones y competencia.
El anexo al Acuerdo incorpora una lista ilustrativa de MICs incompa-
tibles con estas obligaciones, ya sea porque son obligatorias o porque su
cumplimiento es necesario para obtener una ventaja: las que demanda la
compra o utilización de productos nacionales; las que restringen el volu-
men o valor de productos importados que una empresa puede comprar o
utilizar al volumen o valor de los productos que exporte; las que restrin-
gen el volumen de las importaciones a una cantidad de divisas relaciona-

95 Véase capítulo VII.


ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 107

da con las entradas de divisas atribuibles a esa empresa; y las que restrin-
gen las exportaciones de una empresa, ya sea en términos de productos
determinados, de volumen o valor de los productos o como proporción
del volumen o valor de su producción local. En cuanto a las MICs que
estuviera aplicando, los miembros tienen la obligación de notificarlas
dentro de los 90 días siguientes a la entrada en vigor del Acuerdo y de
eliminarlas en 2, 5 o 7 años, según se trate de países desarrollados, en
vías de desarrollo o menos adelantados.
La Ley de Inversión Extranjera es la principal ley nacional relaciona-
da con este acuerdo.

G. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VI del Acuerdo


General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994

Como su propio nombre lo indica, este Acuerdo rescata los compro-


misos que desde el GATT de 1947 quedaron planteados en el artículo VI,
y más desarrollados en las Rondas Kennedy y Tokio a través del denomi-
nado “ Código Antidumping” , siendo todo esto el antecedente del presen-
te Acuerdo.
Su objetivo principal es el de evitar que las prácticas antidumping
constituyan un obstáculo al comercio internacional, estableciendo que di-
chas prácticas sólo pueden aplicarse contra el dumping cuando éste cause,
amenace causar daño a un sector de la producción existente, o retrase sen-
siblemente la creación de la industria en tal sector.
En la Ronda Uruguay se acordó fortalecer las disciplinas para comba-
tir el comercio desleal (dumping) y reforzar su correcto uso, con objeto de
evitar que se utilicen con fines proteccionistas y asegurar que la libera-
ción de los mercados no se vea contrarrestada por estas medidas, para lo
cual se establecieron medidas más específicas para la amenaza de daño
(artículo 3.7), rama de producción nacional y —no producción— (artícu-
lo 4), la ampliación del plazo para emitir la resolución definitiva de un
procedimiento (18 meses), principios de minimis tanto para dumping (—2
%) como para daño (— 3%) para poner fin a las investigaciones; plazos
para la duración de la investigación, prórrogas para contestar cuestiona-
rios (artículo 6), revisión judicial (artículo 13), procedimiento de investi-
gación in situ (Anexo 1), principio de la mejor información disponible
(Anexo 2).
108 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Un producto es objeto de dumping (disciminación de precios DP), es


decir, que se introduce en el mercado de otro país a un precio inferior a su
valor normal (VN), cuando su precio de exportación (PE) al exportarse de
un país a otro sea menor que el precio comparable, en el curso de opera-
ciones comerciales normales, de un producto similar96 destinado al consu-
mo en el país exportador (artículo 2 del Acuerdo).97

DP = VN - PE

Se tendrá en cuenta en cada caso, según sus circunstancias particula-


res, las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios, entre
otras las diferencias en las condiciones de venta, las de tributación, las
diferencias en los niveles comerciales, en las cantidades y en las caracte-
rísticas físicas, y cualesquiera otras diferencias de las que también se de-
muestre que influyen en la comparabilidad de los precios.
Como se puede observar en la fórmula anterior, el primer elemento,
valor normal (VN), se puede obtener a través de tres metodologías:
1) Cuando el producto similar sea objeto de ventas en el curso de
operaciones comerciales normales en el mercado interno del país
exportador,
2) Cuando las ventas no permitan una comparación válida, se em-
pleará el precio de exportación a un tercer país (siempre y cuando
el precio sea representativo), o
3) Valor reconstruido (que implica costo de producción, gastos de
administración, gastos generales y una utilidad razonable).
La determinación de la existencia de daño a los efectos del artículo
VI del GATT de 1994 se basará en pruebas positivas y comprenderá un
examen objetivo:
96 Es de aclarar que en los Estados desarrollados, como en los Estados Unidos de América y
Canadá, desde 1896 y 1904, respectivamente, según sus datos estadísticos han hecho este tipo de
procedimientos con productos idénticos y no exclusivamente similares. En efecto, pareciera que estos
dos términos pudieran conceptuarse de igual forma para poder aplicarlos a un caso en concreto. En el
reglamento de nuestra Ley de Comercio Exterior, en su artículo 37, se establece la diferenciación de
lo idéntico y similar, y ante los más de 250 casos presentados ante nuestra autoridad se puede obser-
var lo complicado para actualizar dichos dispositivos a un caso concreto (Ver caso de cerraduras y
Urea).
97 Se realizará una comparación equitativa entre el precio de exportación y el valor normal.
Esta comparación se hará en el mismo nivel comercial, normalmente el nivel “ ex fábrica” , y sobre la
base de ventas efectuadas en fechas lo más próximas posible.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 109

a) del volumen de las importaciones objeto de dumping y del efecto


de éstas en los precios de productos similares en el mercado inter-
no y
b) de la repercusión de esas importaciones sobre los productores na-
cionales de tales productos.98
Respecto al volumen de las importaciones objeto de dumping, la au-
toridad investigadora tendrá en cuenta si ha habido un aumento significa-
tivo de las mismas, en términos absolutos o en relación con la producción
o el consumo del miembro importador. En lo tocante al efecto de las im-
portaciones objeto de dumping sobre los precios, la autoridad investiga-
dora tendrá en cuenta si ha habido una significativa subvaloración de pre-
cios de las importaciones objeto de dumping en comparación con el
precio de un producto similar del miembro importador, o bien si el efecto
de tales importaciones es hacer bajar de otro modo los precios en medida
significativa o impedir en medida significativa el aumento que en otro
caso se hubiera producido. Ninguno de estos factores aisladamente ni va-
rios de ellos juntos bastarán necesariamente para obtener una orientación
decisiva.
Las investigaciones encaminadas a determinar la existencia, el grado
y los efectos de un supuesto dumping se iniciarán previa solicitud escrita
hecha por la rama de producción nacional o en nombre de ella.99
Con la solicitud antes mencionada se incluirán pruebas de la existen-
cia de:
a) dumping;
b) un daño en el sentido del artículo VI del GATT de 1994 y
c) una relación causal entre las importaciones objeto de dumping y el
supuesto daño.
No podrá considerarse que para cumplir los requisitos fijados en el
presente párrafo basta una simple afirmación no apoyada por las pruebas
pertinentes.
Así, el artículo 6.1 dispone que se dará a todas las partes interesadas
en una investigación antidumping, aviso de la información que exijan las
autoridades y amplia oportunidad para presentar por escrito todas las prue-
98 Artículo 3.1 del Acuerdo.
99 Salvo en circunstancias especiales, la autoridad competente puede iniciar una investigación
sin haber recibido una solicitud, cuando tenga pruebas suficientes del dumping que justifiquen el
daño y la relación causal (artículo 5.6 del Acuerdo).
110 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

bas que consideren pertinentes por lo que se refiere a la investigación de


que se trate.
Toda información que por su naturaleza sea confidencial100 o que las
partes en una investigación antidumping faciliten con carácter confiden-
cial será, previa justificación suficiente al respecto, tratada como tal por
las autoridades. Dicha información no será revelada sin autorización ex-
presa de la parte que la haya facilitado.101
Con el fin de verificar la información recibida, o de obtener más deta-
lles, las autoridades podrán realizar investigaciones en el territorio de
otros miembros según sea necesario, siempre que obtengan la conformi-
dad de las empresas interesadas y que lo notifiquen a los representantes
del gobierno del miembro de que se trate, y a condición de que este
miembro no se oponga a la investigación.102
Antes de formular una determinación definitiva, las autoridades in-
formarán a todas las partes interesadas de los hechos esenciales conside-
rados que sirvan de base para la decisión de aplicar o no medidas definiti-
vas. Esa información deberá facilitarse a las partes con tiempo suficiente
para que puedan defender sus intereses.
Por lo que se refiere a las medidas provisionales, éstas sólo podrán
aplicarse si:103
I. Se ha iniciado una investigación de conformidad con las disposi-
ciones del artículo 5, se ha dado un aviso público a tal efecto y se
han dado a las partes interesadas oportunidades adecuadas de
presentar información y hacer observaciones;
II. Se ha llegado a una determinación preliminar positiva de la exis-
tencia de dumping y del consiguiente daño a una rama de produc-
ción nacional, y
III. La autoridad competente juzga que tales medidas son necesarias
para impedir que se cause daño durante la investigación.
Las medidas provisionales podrán tomar la forma de un derecho pro-
visional o, preferentemente, una garantía —mediante depósito en efectivo
o fianza— igual a la cuantía provisionalmente estimada del derecho anti-
100 Por ejemplo, porque su divulgación implicaría una ventaja significativa para un competi-
dor o tendría un efecto significativamente desfavorable para la persona que proporcione la informa-
ción o para un tercero del que la haya recibido.
101 Artículo 6.5.
102 Artículo 6.7 del Acuerdo.
103 Artículo 7.1 del Acuerdo.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 111

dumping, que no podrá exceder del margen de dumping provisionalmente


estimado. La suspensión de la valoración en aduana será una medida
provisional adecuada, siempre que se indiquen el derecho normal y la cuan-
tía estimada del derecho antidumping y que la suspensión de la valora-
ción se someta a las mismas condiciones que las demás medidas provi-
sionales.104
Las medidas provisionales se aplicarán por el periodo más breve po-
sible, que no podrá exceder de cuatro meses, o, por decisión de la autori-
dad competente, a petición de exportadores que representen un porcentaje
significativo del comercio de que se trate, por un periodo que no excederá
de seis meses. Cuando las autoridades, en el curso de una investigación,
examinen si bastaría un derecho inferior al margen de dumping para eli-
minar el daño, esos periodos podrán ser de seis y nueve meses respectiva-
mente.105
Un derecho antidumping sólo permanecerá en vigor durante el tiem-
po y en la medida necesarios para contrarrestar el dumping que esté cau-
sando daño.106
El Acuerdo establece un Comité de Prácticas Antidumping compues-
to de representantes de cada uno de los miembros. El Comité elegirá su
presidente, y se reunirá por lo menos dos veces al año y siempre que lo
solicite un miembro según lo previsto en las disposiciones pertinentes del
presente Acuerdo.
El Comité desempeñará las funciones que le sean atribuidas en virtud
del presente Acuerdo o por los miembros, y dará a éstos la oportunidad
de celebrar consultas sobre cualquier cuestión relacionada con el funcio-
namiento del Acuerdo o la consecución de sus objetivos.107
Los miembros informarán sin demora al Comité de todas las medidas
antidumping que adopten, ya sean preliminares o definitivas. Esos infor-
mes estarán a disposición en la Secretaría para que puedan examinarlos
los demás miembros. Los miembros presentarán también informes se-
mestrales sobre todas las medidas antidumping que hayan tomado durante
los seis meses precedentes. Los informes semestrales se presentarán con
arreglo a un modelo uniforme convenido (artículo 16.4).

104 Artículo 7.2 del Acuerdo.


105 Artículo 7.4 del Acuerdo.
106 Artículo 11.1 del Acuerdo.
107 Artículo 16.1 del Acuerdo.
112 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La Ley de Comercio Exterior108 y su reglamento regulan lo relativo al


dumping, tanto en materia sustantiva como de procedimiento.

H. Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VII del Acuerdo


General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994

Comúnmente se conoce como Código de Valoración Aduanera. Este


acuerdo tiene como antecedente el Código de Conducta del GATT suscri-
to por México el 21 de diciembre de 1987.109
Presenta la siguiente estructura:
Introducción general
Preámbulo
Parte I. Normas de valoración en aduana (artículos 1-17).
Parte II. Administración del Acuerdo, consultas y resolución de
controversias (artículos 18-19).
Parte III. Trato especial y diferenciado (artículo 20).
Parte IV. Disposiciones finales (artículos 21-24).
Anexo I. Notas interpretativas.
Anexo II. Comité Técnico de Valoración en Aduana.
Anexo III.
El preámbulo del Acuerdo enuncia unos principios de valoración que
eran ya muy conocidos, o que estaban en el ánimo de todas las partes
contratantes:
• Dar una mayor uniformidad a la aplicación del artículo VII del
GATT.
• La necesidad de un sistema equitativo, uniforme y neutro de valo-
ración en aduana, que excluya la utilización de valores arbitrarios
o ficticios.
• Que, siempre que sea posible, se debe utilizar como base de valora-
ción el valor de transacción de las mercancías que se importan.
• Que la determinación del valor en aduana se debe basar en crite-
rios sencillos y equitativos, que están de acuerdo con los usos co-
merciales, y que los procedimientos de valoración tienen que ser
108 Los datos sobre su publicación y reformas publicadas en el DOF pueden consultarse en el
capítulo VI.
109 Publicado en el DOF el 25 de abril de 1988.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 113

de aplicación general, sin discriminaciones, según las procedencias


u orígenes de las mercancías.
• Que los sistemas de valoración no deben utilizarse para combatir
el dumping, puesto que éste tiene su legislación especial, con arre-
glo a acuerdos de carácter internacional.

El acuerdo relativo a la valoración en aduana otorgará a las adminis-


traciones de aduanas la posibilidad de solicitar información adicional a
los importadores, cuando tengan razones para dudar de la exactitud del
valor declarado. Si, a pesar de las informaciones recibidas, la administra-
ción de aduanas sigue teniendo dudas razonables, se podrá considerar que
el valor en aduana de las mercancías importadas no puede ser determina-
do sobre la base del valor declarado y se establecerá tomando en cuenta
las disposiciones del Acuerdo.
El Acuerdo establece los siguientes criterios de valoración:

a. Valor de transacción (artículos 1 y 8 conjuntamente)

El “ valor de transacción” , tal como se define en el artículo 1, es la


primera base para la determinación del valor en aduana de conformidad
con el presente Acuerdo. El artículo 1 debe considerarse en conjunción con
el artículo 8, que dispone, entre otras cosas, el ajuste del precio realmente
pagado o por pagar en los casos en que determinados elementos, que se
considera forman parte del valor en aduana, corran a cargo del comprador
y no estén incluidos en el precio realmente pagado o por pagar por las
mercancías importadas.110
En todos los casos en que no pueda determinarse el valor en aduana
con arreglo a lo dispuesto en el artículo 1, se estará a las disposiciones
contenidas en los artículos 2 a 7, que establecen los siguientes métodos de
valoración.

b. Valor de transacción de mercancías idénticas (artículo 2)


Cuando el valor en aduana no pueda determinarse en virtud de lo dis-
puesto en el artículo 1, el valor en aduana será el valor de transacción de
mercancías idénticas vendidas para la importación al mismo país de im-
110 El artículo 8 prevé también la inclusión en el valor de transacción de determinadas prestacio-
nes del comprador en favor del vendedor, que revistan más bien la forma de bienes o servicios que de
dinero.
114 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

portación y exportadas en el mismo momento que las mercancías objeto


de valoración o en un momento aproximado.

c. Valor de transacción de mercancías similares (artículo 3)


En este caso el valor en aduana será el valor de transacción de mer-
cancías similares vendidas para la exportación al mismo país de importación
y exportadas en el mismo momento que las mercancías objeto de valora-
ción, o en un momento aproximado.
Normalmente deberán celebrarse consultas entre la administración de
aduanas y el importador con objeto de establecer una base de valoración
con arreglo a lo dispuesto en los artículos 2 o 3. Puede ocurrir, por ejem-
plo, que el importador posea información acerca del valor en aduana
de mercancías idénticas o similares importadas y que la administración de
aduanas no disponga de manera directa de esta información en el lugar
de importación. También es posible que la administración de aduanas dis-
ponga de información acerca del valor en aduana de mercancías idénticas
o similares importadas y que el importador no conozca esta información.
La celebración de consultas entre las dos partes permitirá intercambiar la
información, a reserva de las limitaciones impuestas por el secreto co-
mercial, a fin de determinar una base apropiada de valoración en aduana.

d. Procedimiento de valor sustractivo (artículo 5)


Cuando el valor en aduana no pueda determinarse sobre la base del
valor de transacción de las mercancías importadas o de mercancías idénti-
cas o similares importadas. En virtud del párrafo 1 del artículo 5, el valor
en aduana se determina sobre la base del precio a que se venden las mer-
cancías, en el mismo estado en que son importadas, a un comprador no
vinculado con el vendedor y en el país de importación. Asimismo, el im-
portador, si así lo solicita, tiene derecho a que las mercancías que son ob-
jeto de transformación después de la importación se valoren con arreglo a
lo dispuesto en el artículo 5.
e. Valor reconstruido (artículo 6)
En virtud del artículo 6, el valor en aduana se determina sobre la base
del valor reconstruido. Ambos métodos presentan dificultades, y por esta
causa el importador tiene derecho, con arreglo a lo dispuesto en el artícu-
lo 4, a elegir el orden de aplicación de los dos métodos.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 115

f. Procedimiento llamado el “ último recurso” (artículo 7)


El artículo 7 establece cómo determinar el valor en aduana en los ca-
sos en que no pueda determinarse con arreglo a ninguno de los artículos
anteriores.
En el segundo supuesto, la nota interpretativa del artículo 9 del
Acuerdo dice que el “ momento de la importación” puede ser el de la de-
claración en aduana. La verdad es que esta expresión no aclara del todo
cuál es ese “ momento” , puesto que puede interpretarse como el de la pre-
sentación de la declaración de importación, el de registro de tal documen-
to en la aduana o el despacho efectivo de las mercancías. Según la legis-
lación de la Comunidad Económica Europea —coincidente con lo que ha
sido siempre práctica usual, porque no se presta a equívoco—, dicho mo-
mento es el de registro de la declaración de importación en la aduana, que
es cuando el importador ha manifestado su deseo de despachar las mer-
cancías.
Dispone el Acuerdo que ninguna información que haya sido suminis-
trada con carácter confidencial podrá ser divulgada sin autorización ex-
presa de la persona o del gobierno que haya facilitado dicha información,
salvo en la medida en que pueda ser necesario revelarla en el ámbito de
procedimientos judiciales.
Todas las leyes, reglamentos, decisiones judiciales y disposiciones
administrativas de aplicación general, que tengan como finalidad hacer
efectivo el código, deberán publicarse en el país de importación, confor-
me al artículo X del Acuerdo General sobre Aranceles de Aduanas y Co-
mercio.
Según el artículo 16 del Acuerdo, el importador tiene derecho, si lo
solicita por escrito, a recibir de la administración de aduanas del país de
importación una explicación escrita del método según el cual se haya de-
terminado el valor en aduana de las mercancías que importó. La legisla-
ción de Estados Unidos sobre esta materia limita a un mes el plazo que
tiene el importador para ejercer su derecho, a partir de la fecha en que se
determine el valor en aduana.
En México, la Ley Aduanera y su reglamento111 regulan lo relativo a
la determinación del valor de las mercancías.

111 Los datos relativos a la publicación y reformas sufridas por dicha ley y su reglamento pueden
consultarse en el capítulo VI de este volumen, y respecto al procedimiento de valoración véase el
capítulo VII.
116 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

I. Acuerdo sobre Inspección Previa a la Expedición


Este Acuerdo consta de sólo nueve artículos, y tiene por objeto regu-
lar a las empresas públicas o privadas que asumen la tarea de verificar la
calidad, la cantidad y el precio de las mercancías de importación.
Se trata de facilitar con objetividad y transparencia la aplicación de
los instrumentos multilaterales de la propia Organización Mundial de Co-
mercio en materia de mercancías o bienes, respetando en todo momento
la autonomía contractual de los agentes mercantiles, aunque previendo
conductas indebidas en materia de clasificación arancelaria (calidades de
primera, segunda o scrab, etcétera), base gravable, precios en libre com-
petencia y cantidades objetivas de los embarques y remisiones.
Las empresas autorizadas por contratos o por ley, que participen en
estas tareas, deberán observar reservas especiales en materia de protec-
ción de la información comercial confidencial que obtengan.
En materia de verificación de precios dichas empresas deberán ajus-
tar sus comportamientos a lo señalado en el numeral 20 del artículo 2,
que trata y desarrolla el principio de reciprocidad.
Consistente con el artículo 6 y después de dos años de vigencia del
Acuerdo, el Grupo de Trabajo sobre Inspección Previa a la Expedición de
la OMC (IPE), ha recomendado la creación de un procedimiento de exa-
men independiente en el que participan las entidades privadas de inspec-
ción, los exportadores y la Secretaría de la OMC.
Finalmente, el IPE ha expedido siete recomendaciones, que nos per-
mitimos transcribir:
1. La verificación de precios por parte de las entidades de inspección
previa a la expedición a efectos aduaneros se limitaría a la presen-
tación de asesoramiento técnico para facilitar la determinación del
valor en aduana por el miembro usuario.
2. Los miembros exportadores deberán asegurarse de que sus activi-
dades de asistencia técnica respondan a necesidades específicas de
los países usuarios.
3. Los miembros usuarios deberán cerciorarse de que se alienta a las
entidades del IPE a establecer centros de coordinación locales en
los países en los que no tengan una representación material in situ.
4. Todos los miembros notificarán sus leyes y reglamentos, así como
cualquier modificación de los mismos.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 117

5. Los miembros usuarios se asegurarán de que los contratos celebra-


dos con las entidades del IPE, o en la legislación nacional de apli-
cación o en las de disposición administrativa nacionales se especi-
fiquen los procedimientos que deberán seguir esas entidades a fin
de que la información comercial confidencial que pidan a los ex-
portadores se circunscriba a lo dispuesto en el Acuerdo, y que no
utilicen dicha información de IPE para otros efectos que no sean
las actividades de inspección previa a la expedición de los miem-
bros usuarios, dado que tal situación podría dar lugar a una acción
contra dicha entidad en el foro judicial o administrativo competen-
te del miembro usuario.
6. Los miembros usuarios se asegurarán de que los contratos celebra-
dos con las entidades de IPE, o la legislación nacional de aplica-
ción o las disposiciones administrativas nacionales, prevean una
estructura de honorarios que no favorezca posibles conflictos de
intereses, de manera incompatible con los objetos del Acuerdo.
7. Los miembros usuarios se asegurarán de que las entidades del IPE
emitan informes de verificación sin objeciones a los importadores
y exportadores inmediatamente después de haber recibido los do-
cumentos finales y haber concluido la inspección.

J. Acuerdo sobre Normas de Origen


El Acuerdo define las normas de origen como las leyes, reglamentos y
decisiones administrativas de aplicación general aplicados por un miembro
para determinar el país de origen de los productos siempre que tales nor-
mas no estén relacionadas con regímenes de comercio contractuales o autó-
nomos conducentes al otorgamiento de preferencias arancelarias que so-
brepasen la aplicación del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994.
El Acuerdo prevé la implementación de un programa de armoniza-
ción de las normas de origen con objeto de obtener mayor seguridad en el
desarrollo del comercio mundial, y establece las disciplinas que deberán
observar los miembros durante el periodo de transición (hasta que se esta-
blezca el programa), es decir, las medidas que deben observar para la ex-
pedición y aplicación de las normas ya vigentes, las cuales deben ser
transparentes, no tener efectos de restricción, distorsión o perturbación
del comercio internacional; que se administren de manera coherente, uni-
forme, imparcial y razonable.
118 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Los objetivos y principios del programa de armonización son los si-


guientes:112
a) las normas de origen deberán aplicarse por igual a todos los fines
establecidos en el artículo 1;
b) las normas de origen deberán prever que el país que se determine
como país de origen de un determinado producto sea aquel en el
que se haya obtenido totalmente el producto o, cuando en su pro-
ducción estén implicados más de un país, aquel en el que se haya
llevado a cabo la última transformación sustancial;
c) las normas de origen deberán ser objetivas, comprensibles y previ-
sibles;
d) sea cual fuere la medida o el instrumento al que puedan estar vin-
culadas, las normas de origen no deberán utilizarse como instru-
mentos para perseguir directa o indirectamente objetivos comer-
ciales. No deberán surtir por sí mismas efectos de restricción,
distorsión o perturbación del comercio internacional. No deberán
imponer condiciones indebidamente estrictas ni exigir el cumpli-
miento de una determinada condición no relacionada con la fabri-
cación o elaboración como requisito previo para la determinación
del país de origen. Sin embargo, podrán incluirse los costos no di-
rectamente relacionados con la fabricación o elaboración a efectos
de la aplicación de un criterio basado en el porcentaje ad valorem;
e) las normas de origen deberán administrarse de manera coherente,
uniforme, imparcial y razonable;
f) las normas de origen deberán ser coherentes;
g) las normas de origen deberán basarse en un criterio positivo. Po-
drán utilizarse criterios negativos para aclarar un criterio positivo.

El Acuerdo establece dos instituciones


Comité de Normas de Origen, integrado por representantes de cada
uno de los miembros, cuya función principal es dar a los miembros la
oportunidad de realizar consultas sobre todos los temas abarcados por el
Acuerdo, así como ver por la consecución de los objetivos de este Acuerdo.
Comité Técnico de Normas de Origen, formado por delegados de cada
uno de los miembros. Sus funciones principales son:

112 Artículo 9 del Acuerdo.


ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 119

a) a petición de cualquiera de sus miembros, examinar los problemas


técnicos concretos que surjan de la administración cotidiana de las
normas de origen de los miembros y emitir opiniones consultivas
sobre soluciones apropiadas basadas en los hechos expuestos;
b) facilitar la información y el asesoramiento sobre cuestiones relati-
vas a la determinación del origen de los productos que soliciten los
miembros o el Comité;
c) elaborar y distribuir informes periódicos sobre los aspectos técni-
cos del funcionamiento y condición del presente Acuerdo, y
d) examinar anualmente los aspectos técnicos de la aplicación y el
funcionamiento de las partes II y III.
La solución de controversias será desarrollada conforme a las dispo-
siciones del artículo XXII del GATT de 1994, desarrolladas y aplicadas
en virtud del Entendimiento sobre solución de diferencias.
El Acuerdo cuenta con dos anexos; en el primero de ellos define las
atribuciones del Comité Técnico de normas de Origen, y el segundo es
una “ declaración común” acerca de la aplicación de las normas de origen
a las mercancías acreedoras a trato preferencial.
En la legislación mexicana, la Ley de Comercio Exterior y su regla-
mento establecen el procedimiento para la determinación del origen de
las mercancías.

K. Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias


de Importación

Como corolario al sustento jurídico de las restricciones, salvaguardas


y permisos o licencias de importación a las que tienen derecho los secto-
res productivos afectados por importaciones masivas e indiscriminadas,
la OMC cuenta con una Acuerdo internacional al respecto.
A continuación hacemos una breve descripción de dicho cuerpo legal
integrante del derecho económico mexicano.
El texto de dicho Acuerdo se inicia con un preámbulo, en el que se
reconoce la utilidad del empleo de las licencias automáticas de importa-
ción, si bien su inadecuada utilización puede suponer un obstáculo al co-
mercio; por otro lado, se pone de manifiesto que las partes en el Acuerdo
se comprometerán a simplificar los procedimientos para el trámite de li-
cencias de importación y a utilizarlas en forma justa y equitativa.
120 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La parte dispositiva se encuentra dividida en los siguientes capítulos:

a. Disposiciones generales (artículo 1)


Aplicables a procedimientos administrativos de concesión de licen-
cias en general y cuyos aspectos principales son:
• Consideración del trámite de licencias de importación como proce-
dimiento administrativo “ condición previa para efectuar la impor-
tación en el territorio aduanero del país importador” .
• Las características esenciales de este procedimiento administrativo
son que deberá estar en conformidad con las disposiciones perti-
nentes del Acuerdo General sobre Aranceles de Aduanas y Comer-
cio; tendrá que ser neutral, justo y equitativo; objeto de publica-
ción al alcance de todos; será de la mayor sencillez posible y no se
rechazarán licencias por errores leves.

b. Trámite de licencias automáticas de importación (artículo 2)


El procedimiento administrativo para el trámite de licencias automá-
ticas de importación debe suponer que “ la solicitud se aprueba libremen-
te” ; además, deberá tener aspectos restrictivos sobre las importaciones;
por otro lado, la solicitud que se presente deberá aprobarse en un plazo
máximo de diez días.

c. Trámite de licencias no automáticas de importación (artículo 3)


Hemos señalado anteriormente que su establecimiento responde a la
exigencia de administración de contingentes u otras restricciones a la im-
portación. Al respecto señala el Código que “ no tendrán para las importa-
ciones efectos restrictivos adicionales en los resultantes del estableci-
miento de la restricción” , y para evitarlas se exige a las partes en el
Acuerdo que proporcionen toda la información que les sea requerida so-
bre el volumen del contingente, su reparto, plazos y en general todo aque-
llo que le confiera un aspecto restrictivo adicional.

d. Instituciones, consultas y solución de diferencias (artículo 4)


Se establece un comité de licencias de importación compuesto por
representantes de cada una de las partes. En éste, como en los estableci-
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 121

dos por otros códigos de la Ronda de Tokio, su función principal se con-


cibe “ con el fin de dar a las partes la oportunidad de celebrar consultas
sobre cualquier cuestión relacionada con el funcionamiento del Acuerdo
o la consecución de sus objetivos” .
No prevé un procedimiento de solución de controversias específico,
sino que señala que el procedimiento para las consultas y la solución de
diferencias entre las partes con respecto a las cuestiones relativas al fun-
cionamiento del Acuerdo se regirán por los procedimientos previstos en
los artículos XXII y XXIII del Acuerdo General.

e. Disposiciones finales (artículo 5)


Se previó la entrada en vigor para el 1 de enero de 1980 “ para los
gobiernos que lo hayan aceptado o se hayan adherido a él para esa fe-
cha” ; en la fecha en que entre en vigor en cada parte, el gobierno respec-
tivo deberá velar para que sus leyes, reglamentos y procedimientos admi-
nistrativos estén en conformidad con las disposiciones del Acuerdo. Se
añade que se informará al comité de las modificaciones introducidas en
las leyes y reglamentos nacionales y de su aplicación.
En cumplimiento de lo anterior, las partes en el Acuerdo hicieron tal
notificación en el transcurso de los dos primeros años de vigencia del
Acuerdo, procediéndose al examen de los mismos, para comprobar su ade-
cuación al Código, en las reuniones que el comité celebró en aquel tiempo.
Otra labor importante que ha correspondido al comité de licencias de
la importación ha sido examinar las respuestas que por escrito presenta-
ron las partes al cuestionario preparado por la Secretaría del GATT sobre
los procedimientos que para el trámite de licencias de importación auto-
máticas y no automáticas tienen establecidos los signatarios.
La Ley de Comercio Exterior y su reglamento constituyen la legisla-
ción nacional relativa a este acuerdo.

L. Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias

Durante las negociaciones de la Ronda Uruguay se tomó la decisión de


que los países desarrollados reducirían los subsidios internos en un 20%
en un periodo de seis años, y los subsidios externos en un 36% en un
plazo de seis años, mientras que los países en desarrollo los reducirían en
un 13% en diez años. Se excluyen de este compromiso los apoyos guber-
122 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

namentales en el marco de programas para la protección del ambiente, la


investigación, la formación, la lucha contra las enfermedades y la infraes-
tructura, entre otros. Es importante destacar que en el caso de México se
acordó que los apoyos de PROCAMPO no se verían afectados ni serían
objeto de impuestos compensatorios, y los correspondientes a la exporta-
ción se reducirían en un 24% en diez años. México mantiene su derecho
de imponer disciplinas sobre algunos países que subsidian sus exportacio-
nes compitiendo deslealmente.
El Acuerdo sobre subvenciones y medidas compensatorias señala que
se considerará que existe subvención:113

a) 1) cuando haya una contribución financiera de un gobierno o de cual-


quier organismo público en el territorio de un miembro (denominados en el
presente Acuerdo “ gobierno” ), es decir:
i) cuando la práctica de un gobierno implique una transferencia directa
de fondos (por ejemplo, donaciones, préstamos y aportaciones de capital) o
posibles transferencias directas de fondos o de pasivos (por ejemplo, garan-
tías de préstamos);
ii) cuando se condonen o no se recauden ingresos públicos que en otro
caso se percibirían (por ejemplo, incentivos tales como bonificaciones fis-
cales);114
iii) cuando un gobierno proporcione bienes o servicios —que no sean
de infraestructura general— o compre bienes;
iv) cuando un gobierno realice pagos a un mecanismo de financiación,
o encomiende a una entidad privada una o varias de las funciones descritas
en los incisos i) a iii) supra que normalmente incumbirían al gobierno, o le
ordene que las lleve a cabo, y la práctica no difiera, en ningún sentido real,
de las prácticas normalmente seguidas por los gobiernos; o
a) 2) cuando haya alguna forma de sostenimiento de los ingresos o de
los precios en el sentido del artículo XVI del GATT de 1994; y
b) con ello se otorgue un beneficio.

Se establecieron tres categorías de subvenciones: subvenciones “ pro-


hibidas” , subvenciones recurribles y subvenciones no recurribles.

113 Artículo 1 del Acuerdo.


114 De conformidad con las disposiciones del artículo XVI del GATT de 1994 (nota al artículo
XVI), y las disposiciones de los anexos I a III del presente Acuerdo, no se considerarán subvenciones
la exoneración, en favor de un producto exportado, de los derechos o impuestos que graven el pro-
ducto similar cuando éste se destine al consumo interno, ni la remisión de estos derechos o impuestos
en cuantías que no excedan de los totales adeudados o abonados.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 123

a. Subvenciones prohibidas
A reserva de lo dispuesto en el Acuerdo sobre la Agricultura, las si-
guientes subvenciones, en el sentido del artículo 1, se considerarán prohi-
bidas:115
a) las subvenciones supeditadas de jure o de facto116 a los resultados
de exportación, como condición única o entre otras varias condi-
ciones, con inclusión de las citadas a título de ejemplo en el anexo I;
b) las subvenciones supeditadas al empleo de productos nacionales
con preferencia a los importados, como condición única o entre
otras varias condiciones.

b. Subvenciones recurribles

Son aquellas establecidas por un país, que causan efectos desfavora-


bles para los otros miembros, es decir:117
a) daño a la rama de producción nacional de otro miembro;
b) anulación o menoscabo de las ventajas resultantes para otros
miembros, directa o indirectamente, del GATT de 1994, en parti-
cular de las ventajas de las concesiones consolidadas de conformi-
dad con el artículo II del GATT de 1994;
c) perjuicio grave a los intereses de otro miembro.
Así, el país recurrente debe demostrar que mediante la subvención re-
currida se le está causando alguno de los efectos desfavorables menciona-
dos con anterioridad. Si el Órgano de Solución de Diferencias dictamina
que la subvención tiene efectos desfavorables, se debe suprimir la sub-
vención o eliminar sus efectos desfavorables.

c. Subvenciones no recurribles
Se considerarán no recurribles las siguientes subvenciones:118
115 Artículo 3 del Acuerdo.
116 Esta norma se cumple cuando los hechos demuestran que la concesión de una subvención,
aun sin haberse supeditado de jure a los resultados de exportación, está de hecho vinculada a las
exportaciones o los ingresos de exportación reales o previstos. El mero hecho de que una subvención
sea otorgada a empresas que exporten no será razón suficiente para considerarla subvención a la ex-
portación en el sentido de esta disposición.
117 Artículo 5 del Acuerdo.
118 Artículo 8 del Acuerdo.
124 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

a) las subvenciones que no sean específicas;


b) las subvenciones que sean específicas para actividades de investi-
gación industrial y actividades de desarrollo precompetitivas, asis-
tencia para regiones desfavorecidas o ciertos tipos de asistencia
para adaptar instalaciones existentes a nuevas leyes o reglamentos
sobre el medio ambiente.
Las subvenciones no recurribles no pueden ser impugnadas en el
marco del procedimiento de solución de diferencias de la OMC ni pueden
imponerse derechos compensatorios a las importaciones subvenciona-
das. No obstante, estas subvenciones tienen que cumplir condiciones es-
trictas.119
Respecto a la aplicación de las medidas compensatorias, se establece
todo un procedimiento (similar en muchos aspectos al procedimiento del
Acuerdo Antidumping). Para poder imponer un derecho compensatorio
debe seguirse una investigación previa, y determinar mediante las reglas
del mismo acuerdo si el producto subvencionado causa o amenaza causar
daño a la producción nacional.
Un derecho compensatorio sólo permanecerá en vigor durante el
tiempo y en la medida necesarios para contrarrestar la subvención que
esté causando daño.120 Cuando esté justificado, las autoridades examina-
rán la necesidad de mantener el derecho, en el caso de que el daño siguie-
ra produciéndose. No obstante lo anterior, todo derecho compensatorio
será suprimido a más tardar en un plazo de cinco años contados desde la
fecha de su imposición.
Este Acuerdo establece un Comité de Subvenciones y Medidas Com-
pensatorias, compuesto por representantes de cada uno de los miembros.
Dentro de sus funciones se encuentra la de dar a los miembros la oportu-
nidad de celebrar consultas sobre cualquier cuestión relacionada con el
funcionamiento del Acuerdo o la consecución de sus objetivos.
Las subvenciones pueden desempeñar una importante función en los países
en desarrollo y en la transformación de las economías de planificación cen-
tralizada en economías de mercado. Los países menos adelantados y los
países en desarrollo con un PNB por habitante inferior a 1.000 dólares
EE.UU. están exentos de las disciplinas impuestas con respecto a las sub-
venciones a la exportación prohibidas. Los demás países en desarrollo dis-

119 OMC, op. cit., p. 52.


120 Artículo 21.1.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 125

ponen de un plazo de hasta el año 2003 para eliminar sus subvenciones a la


exportación. Los países menos adelantados deben eliminar las subvencio-
nes destinadas a la sustitución de las importaciones (es decir, las subven-
ciones que tienen por finalidad ayudar a la rama de producción nacional y
evitar las importaciones) para el año 2003; en el caso de los demás países
en desarrollo el plazo expirará el año 2000. Los países en desarrollo reci-
ben también un trato preferencial cuando sus exportaciones están sujetas a
investigaciones en materia de derechos compensatorios. Con respecto a las
economías en transición, las subvenciones prohibidas deberán haber queda-
do eliminadas gradualmente para el año 2002.121

Este Acuerdo cuenta con siete anexos:


1. Lista ilustrativa de subvenciones a la exportación;
2. Directrices sobre los insumos consumidos en el proceso de pro-
ducción;
3. Directrices para determinar si los sistemas de devolución constitu-
yen subvenciones a la exportación en casos de sustitución;
4. Cálculo del total de subvención ad valorem (párrafo 1) del artícu-
lo 6);
5. Procedimientos para la obtención de la información relativa al per-
juicio grave;
6. Procedimiento que debe seguirse en las investigaciones in situ rea-
lizadas conforme al párrafo 6 del artículo 12;
7. Países en desarrollo miembros a los que se refiere el párrafo 2ª)
del artículo 27.
Este Acuerdo es desarrollado en el ámbito interno por la Ley de Co-
mercio Exterior y su reglamento.

M. Acuerdo sobre Salvaguardias


En la Ronda de Uruguay se acordó un marco de disciplinas sobre sal-
vaguardias. Por ejemplo, sólo se podrán aplicar salvaguardias a un país en
desarrollo cuando su volumen de exportaciones supere al 3% de las im-
portaciones del país que aplica la medida, y eliminación de las restriccio-
nes voluntarias a la exportación, principalmente.
Tales medidas no necesariamente se originan en virtud de un incre-
mento de importaciones. Así, el FMI las define como
121 OMC, op. cit., pp. 52 y 53, en relación con el artículo 27 y el anexo VII del Acuerdo.
126 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

aquellas medidas proteccionistas, de carácter temporal, impuestas para: a)


proteger a los productores domésticos de algunos bienes determinados de
un aumento de las importaciones, y de conformidad con el principio de no
discriminación (de conformidad con el artículo XIX del GATT), b) prote-
ger las defensas de un país y mantener el estado de la balanza de divisas en
el mismo (de conformidad con los artículos XXI y XVII, B) del GATT), y
c) proteger a industrias domésticas nacionales en los países en desarrollo
(de conformidad con el artículo XVII, C) del GATT.122

Las medidas de salvaguardia deberán tener una breve duración de tiem-


po en cuanto a su vigencia y aplicación; es decir, el periodo de tiempo que la
autoridad estime necesario para que la industria nacional se adapte a las
nuevas condiciones de mercado derivadas de la apertura comercial.
Esta temporalidad tiene su razón de ser en el hecho de que las medidas
de salvaguardia únicamente deben ser impuestas por breves periodos de
tiempo, no indefinidamente, ya que dichas medidas se crearon para permitir-
le a la industria doméstica adaptarse a las condiciones de libre mercado
como resultado de tratados recientemente celebrados, por lo que la impo-
sición de dichas mercancías deberá ser acompañada por planes o programas
de modernización y/o diversificación de las industrias domésticas.123
El Acuerdo sobre Medidas de Salvaguardia reglamenta las disposi-
ciones del artículo XIX del GATT, estableciendo, en su artículo 1o., las
reglas para la aplicación de toda medida de salvaguardia entre las partes
contratantes.
Un Miembro124 sólo podrá aplicar una medida de salvaguardia a un pro-
ducto si dicho Miembro ha determinado, con arreglo a las disposiciones
enunciadas infra, que las importaciones de ese producto en su territorio han

122 Fondo Monetario Internacional (FMI), Issues and Developmentes in International Trade Po-
licy, Appendix IV (Glossary Terms), Fondo Monetario Internacional, Washington, 1988, p. 114.
123 Jackson, John H. y Davey William J,. Legal Problems of International Economic Relations.
Cases, material and text, 2ª ed., St. Paul, Minnessota, West Publishing Co. Serie American Casebook
Series, 1991, p. 549.
124 Una unión aduanera podrá aplicar una medida de salvaguardia como entidad única o en nom-
bre de un Estado miembro. Cuando una unión aduanera aplique una medida de salvaguardia como
entidad única, todos los requisitos para la determinación de la existencia o amenaza de daño grave de
conformidad con el presente Acuerdo se basarán en las condiciones existentes en la unión aduanera
considerada en su conjunto. Cuando se aplique una medida de salvaguardia en nombre de un Estado
miembro, todos los requisitos para la determinación de la existencia de amenaza de daño grave se
basarán en las condiciones existentes en ese Estado miembro y la medida se limitará a éste. Ninguna
disposición del presente Acuerdo prejuzga la interpretación de la relación que existe entre el artículo
XIX y el párrafo 8 del artículo XXIV del GATT de 1994.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 127

aumentado en tal cantidad, en términos absolutos o en relación con la pro-


ducción nacional, y se realizan en condiciones tales que causan o amenazan
causar un daño grave a la rama de producción nacional que produce pro-
ductos similares o directamente competidores.125

Según este acuerdo, no solamente un miembro (parte contratante)


puede aplicar una medida se salvaguardia, sino que también una “ unión
aduanera” lo podrá hacer, ya sea en nombre de todos los países integran-
tes de dicha unión, así como de uno de sus miembros, excluyendo a sus
demás integrantes.
Los elementos que componen las medidas de salvaguardia son:
• El aumento de las importaciones126
• Producción nacional y los productos idénticos, similares o di-
rectamente competitivos127
• Daño serio o amenaza de daño serio a la producción nacional
• Relación causal entre el daño serio y el aumento de las impor-
taciones
Para aplicar una medida de salvaguardia, el miembro interesado en
ello tendrá que seguir el procedimiento administrativo al respecto, previs-
to en su regulación interna, en el que se investigue si el daño o la amena-
za de daño en realidad existe.
Todas las determinaciones a las que lleguen las autoridades internas
tendrán que publicarse, haciéndose del conocimiento público y, a la vez,
notificándose al Comité de Salvaguardas de la OMC.
En circunstancias críticas, en las que cualquier demora entrañaría un
perjuicio difícilmente reparable, un miembro podrá adoptar una medida
de salvaguardia provisional en virtud de una determinación preliminar de
la existencia de pruebas claras de que el aumento de las importaciones ha
causado o amenaza causar un daño grave.128

125 Artículo 2, párrafo 1 del Acuerdo.


126 Para determinar si efectivamente ha habido un aumento considerable de las exportaciones de
un bien, es necesario establecer una comparación con los volúmenes de importación de dicho bien en
años anteriores (normalmente se toma como referencia los últimos 5 años) a efecto de compararlo
con el volumen de importaciones que se están efectuando durante el momento actual.
127 Es importante definir al comenzar un procedimiento administrativo con el fin de imponer
una medida de salvaguardia si efectivamente la empresa denunciante produce un bien idéntico al im-
portado al que se le atribuye la producción del daño que se alega.
128 Artículo 6 del Acuerdo.
128 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Un miembro aplicará medidas de salvaguardia únicamente durante el


periodo que sea necesario para prevenir o reparar el daño grave y facilitar
el reajuste. Este periodo no excederá de cuatro años, pudiendo prorrogar-
se bajo determinadas circunstancias, sin que se exceda en total de ocho
años.129
Las exportaciones de los países en desarrollo están protegidas en
cierto grado de las medidas de salvaguardia. Un país importador única-
mente puede aplicar una medida de salvaguardia a un producto proceden-
te de un país en desarrollo si éste suministra más del 3 % de las importa-
ciones de ese producto, a condición de que los países en desarrollo
miembros con una participación en las importaciones menor del 3 % no
represente en conjunto más del 9 % de las importaciones totales del pro-
ducto en cuestión.130
Este Acuerdo establece un Comité de Salvaguardias, bajo la autori-
dad del Consejo del Comercio, del que podrán formar parte todos los
miembros que indiquen su deseo de participar en él. Sus principales fun-
ciones son las de vigilar la aplicación general del presente Acuerdo, pre-
sentar anualmente al Consejo del Comercio de Mercancías un informe so-
bre esa aplicación y hacer recomendaciones para su mejoramiento; y
averiguar, previa petición de un miembro afectado, si se han cumplido los
requisitos de procedimiento del presente Acuerdo en relación con una
medida de salvaguardia, y comunicar sus constataciones al Consejo del
Comercio de Mercancías.
La legislación nacional que regula lo relativo a las medidas de salva-
guardia en el territorio nacional es la Ley de Comercio Exterior y su re-
glamento.

2. Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual


relacionados con el Comercio (ADPIC)

El Acuerdo sobre Propiedad Intelectual incluye la protección de los


derechos de autor, las marcas de fábrica o comerciales, los dibujos, modelos
y partes industriales, los esquemas de trazado de circuitos integrados, las
denominaciones de origen y los secretos comerciales. Dicho Acuerdo
permitirá armonizar los niveles de protección a la propiedad intelectual

129 Artículo 7 del Acuerdo.


130 Artículo 9 del Acuerdo.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 129

que otorgan los países y combatirá, de manera más eficiente, las prácticas
de piratería.
Este Acuerdo retoma los principios de trato nacional y trato de la na-
ción más favorecida. En la segunda parte del Acuerdo sobre los ADPIC
se examinan diferentes tipos de derechos de propiedad intelectual, los
cuales mencionaremos brevemente:
En este Acuerdo se reconoce y retoma para las regulaciones específi-
cas el Convenio de París (1967), el Convenio de Berna de 1971, la Con-
vención de Roma y el Tratado sobre la Propiedad Intelectual respecto de
los Circuitos integrados.
Este Acuerdo consta de siete partes:
Parte I Disposiciones generales y principios básicos.
Parte II Normas relativas a la existencia, alcance y ejercicio de
los derechos de propiedad intelectual.
Parte III Observancia de los derechos de propiedad intelectual.
Parte IV Adquisición y mantenimiento de los derechos de propie-
dad intelectual y procedimientos contradictorios relacio-
nados.
Parte V Prevención y solución de diferencias.
Parte VI Disposiciones transitorias.
Parte VII Disposiciones institucionales; Disposiciones finales.

A. Derechos de autor y derechos conexos

“ La protección del derecho de autor abarcará las expresiones pero no


las ideas, procedimientos, métodos de operación o conceptos matemáti-
cos en sí” .131
El Acuerdo sobre ADPIC establece que los programas de ordenador
y compilaciones de datos serán protegidos como obras literarias en virtud
del Convenio de Berna (1971).
El Acuerdo abarca los derechos de arrendamiento respecto de los
programas de ordenador y de las obras cinematográficas, disposición se-
gún la cual los miembros conferirán a los autores y a sus derechohabien-

131 Artículo 9, párrafo 2.


130 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

tes el derecho de autorizar o prohibir el arrendamiento comercial al públi-


co de los originales o copias de sus obras amparadas por el derecho de
autor.132

B. Marcas de fábrica o de comercio

Podrá constituir una marca de fábrica o de comercio cualquier signo


o combinación de signos que sean capaces de distinguir los bienes o ser-
vicios de una empresa de los de otras empresas. Tales signos podrán re-
gistrarse como marcas de fábrica o comercio, en particular las palabras,
incluidos los nombres de personas, las letras, los números, los elementos
figurativos y las combinaciones de colores, así como cualquier combina-
ción de estos signos. Cuando los signos no sean intrínsecamente capaces
de distinguir los bienes o servicios pertinentes, los miembros podrán su-
peditar la posibilidad de registro de los mismos al carácter distintivo que
hayan adquirido mediante su uso.133
Bajo este rubro se regulan las marcas de fábrica o de comercio, los
derechos conferidos a las personas que obtengan el registro, las excepcio-
nes, duración de la protección, requisitos de uso y la licencia y cesión de
estos derechos.
Existe una regulación especial, relativa a indicaciones geográficas,
por la que algunos productos tales como el vino, emplean la denomina-
ción de un lugar para identificarse, por ejemplo “champagne” o “tequila” .
El empleo de la indicación geográfica para referirse a un producto da
a los consumidores la seguridad de adquirir un producto con determina-
das características, por lo que esta protección resulta indispensable. Sin
embargo, se prevén excepciones.

C. Dibujos y modelos industriales

Los miembros establecerán la protección de los dibujos y modelos in-


dustriales creados independientemente de que sean nuevos u originales.
Los miembros podrán establecer que esa protección no se extenderá a los
dibujos y modelos dictados esencialmente por consideraciones técnicas o
funcionales.134
132 Artículo 11 del ADPIC.
133 Artículo 15, ADPIC.
134 Artículo 25, ADPIC.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 131

El titular de un dibujo o modelo industrial protegido tendrá el dere-


cho de impedir que terceros, sin su consentimiento, fabriquen, vendan o
importen artículos que ostenten o incorporen un dibujo o modelo que sea
una copia, o fundamentalmente una copia, del dibujo o modelo protegido,
cuando esos actos se realicen con fines comerciales.

D. Patentes

Las patentes podrán obtenerse por todas las invenciones, sean de pro-
ductos o de procedimientos, en todos los campos de la tecnología, siem-
pre que sean nuevas, entrañen una actividad inventiva y sean susceptibles
de aplicación industrial. Los derechos de patente se podrán gozar sin dis-
criminación por el lugar de la invención, el campo de la tecnología o el
hecho de que los productos sean importados o producidos en el país.
Bajo este rubro se señalan las condiciones y requisitos para obtener la
patente, así como los derechos conferidos y sus excepciones, la revoca-
ción o caducidad de los mismos, la duración de la protección. Se estable-
ce un procedimiento especial para las patentes de procedimientos.

E. Esquemas de trazado (topografías) de los circuitos integrados

El Acuerdo señala la obligación de los miembros de otorgar protec-


ción a los esquemas de trazado (topografías) de circuitos integrados. Se
regula el alcance de la protección, los actos que no requieren la autoriza-
ción del titular del derecho, la duración de la protección, que será de diez
años contados a partir de la fecha de la presentación de la solicitud de
registro o de la primera explotación comercial en cualquier parte del
mundo.

F. Protección de la información no divulgada

Las personas físicas y jurídicas tendrán la posibilidad de impedir que


la información que esté legítimamente bajo su control se divulgue a terce-
ros o sea adquirida o utilizada por terceros sin su consentimiento de ma-
nera contraria a los usos comerciales honestos.135
Este Acuerdo cuenta con una sección relativa al control de las prácti-
cas anticompetitivas en las licencias contractuales.
135 Artículo 39, ADPIC.
132 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La parte III del Acuerdo dispone la obligación de los Estados de esta-


blecer en su legislación nacional procedimientos de observancia de los
derechos de propiedad intelectual, los cuales deben ser justos y equitati-
vos; señala disposiciones para el desahogo de pruebas, las medidas provi-
sionales, así como las prescripciones especiales relacionadas con las me-
didas en frontera.
Se señalan disposiciones relativas a procedimientos civiles, adminis-
trativos y penales. Respecto a la prevención y solución de diferencias
(parte V), se establece el principio de transparencia, para lo cual dispone
que las leyes, reglamentos, decisiones judiciales definitivas y resolucio-
nes administrativas de aplicación general hechos efectivos por un miem-
bro y referentes a la materia del presente Acuerdo sean publicados y he-
chos del conocimiento público. Asimismo, se señala la necesidad de que
dichas leyes y reglamentos sean notificados al Consejo de los ADPIC.
El Consejo de los ADPIC supervisará la aplicación de este Acuerdo,
y, en particular, el cumplimiento por los miembros de las obligaciones
que les incumben en virtud del mismo, y ofrecerá a los miembros la opor-
tunidad de celebrar consultas sobre cuestiones referentes a los ADPIC.136
Las disposiciones transitorias establecen los plazos de 1, 5 u 11 años
para su adaptación.
La Ley de Propiedad Industrial, y la Ley Federal del Derecho de Au-
tor, son las principales leyes que regulan la aplicación de este Acuerdo en
nuestro país.

3. Entendimientos relativos a las normas y procedimientos


por los que se rige la solución de diferencias

Todos los acuerdos mencionados con anterioridad no tendrían ningún


sentido si no existiese un órgano encargado de dirimir las controversias
que puedan surgir de su interpretación o aplicación.
Este Entendimiento establece el Órgano de Solución de Diferencias,
el cual es el encargado de administrar las normas del mismo, y es aplica-
ble a las diferencias planteadas de conformidad con las disposiciones en
materia de consultas y solución de diferencias de los diversos acuerdos de
la OMC, que hacen referencia al mismo (acuerdo abarcado).
El procedimiento de solución de diferencias consta de diversas etapas:
136 Artículo 68, ADPIC.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 133

A. Primera etapa: consultas

Éstas se realizan con la finalidad de llegar a un arreglo entre las par-


tes en conflicto.
Cuando se formule una solicitud de celebración de consultas de con-
formidad con un acuerdo abarcado, el miembro al que se haya dirigido
dicha solicitud responderá a ésta, a menos que se convenga de mutuo
acuerdo lo contrario, en un plazo de diez días contados a partir de la fecha
en que la haya recibido, y entablará consultas de buena fe dentro de un
plazo de no más de 30 días contados a partir de la fecha de recepción de
la solicitud, con miras a llegar a una solución mutuamente satisfactoria.
Si el miembro no responde en el plazo de diez días contados a partir de la
fecha en que haya recibido la solicitud, o no entabla consultas dentro de
un plazo de no más de 30 días, u otro plazo mutuamente convenido, con-
tados a partir de la fecha de recepción de la solicitud, el miembro que
haya solicitado la celebración de consultas podrá proceder directamente a
solicitar el establecimiento de un grupo especial.137
Si las consultas no permiten resolver la diferencia en un plazo de se-
senta días contados a partir de la fecha de recepción de la solicitud de
celebración de consultas, la parte reclamante podrá pedir que se establez-
ca un grupo especial. La parte reclamante podrá pedir el establecimiento
de un grupo especial dentro de ese plazo de 60 días si las partes que inter-
vienen en las consultas consideran de consuno que éstas no han permitido
resolver la diferencia.138

B. Segunda etapa: grupos especiales

Si la parte reclamante así lo pide, se establecerá un grupo especial, a


más tardar en la reunión del OSD siguiente a aquella en la que la petición
haya figurado por primera vez como punto en el orden del día del OSD, a
menos que en esa reunión el OSD decida por consenso no establecer un
grupo especial139 (párrafo 1 del artículo 6).
El grupo especial deberá hacer una evaluación objetiva del asunto
que se le haya sometido, que incluya una evaluación objetiva de los he-
137 Párrafo 3 del artículo 4.
138 Párrafo 7 del artículo 4.
139 Si la parte reclamante así lo pide, se convocará a tal efecto una reunión del OSD dentro de
los quince días siguientes a la petición, siempre que se dé aviso con diez días como mínimo de antela-
ción a la reunión.
134 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

chos, de la aplicabilidad de los acuerdos abarcados pertinentes y de la


conformidad con éstos y formular otras conclusiones que ayuden al Órga-
no de Solución de Diferencias (OSD) a hacer las recomendaciones o a
dictar las resoluciones previstas en los acuerdos abarcados.
El procedimiento a seguir por estos grupos se detalla en el anexo 3
del Acuerdo. Las principales etapas son las siguientes:
1. Antes de celebrarse la primera reunión sustantiva del grupo espe-
cial con las partes, las partes en la diferencia le presentarán comu-
nicaciones escritas en las que expongan los hechos del caso y sus
respectivos argumentos.
2. En la primera reunión sustantiva con las partes, el grupo especial
pedirá a la parte reclamante que presente sus alegaciones. Poste-
riormente, pero siempre en la misma reunión, se pedirá a la parte
demandada que exponga su opinión al respecto.
3. Las réplicas formales se presentarán en la segunda reunión sustan-
tiva del grupo especial. La parte demandada tendrá derecho a ha-
blar en primer lugar, y a continuación lo hará la parte reclamante.
Antes de la reunión, las partes presentarán sus escritos de réplica
al grupo especial.
4. Tras considerar los escritos de réplica y las alegaciones orales, el
grupo especial dará traslado de los capítulos expositivos (hechos y
argumentación) de su proyecto de informe a las partes en la dife-
rencia. Dentro de un plazo fijado por el grupo especial, las partes
presentarán sus observaciones por escrito.
5. Una vez expirado el plazo establecido para recibir las observacio-
nes de las partes en la diferencia, el grupo especial dará traslado a
las mismas de un informe provisional en el que figurarán tanto los
capítulos expositivos como las constataciones y conclusiones del
grupo especial. Dentro de un plazo fijado por él, cualquiera de las
partes podrá presentar por escrito una petición de que el grupo es-
pecial reexamine aspectos concretos del informe provisional antes
de la distribución del informe definitivo a los miembros. A peti-
ción de parte, el grupo especial celebrará una nueva reunión con
las partes sobre las cuestiones identificadas en las observaciones
escritas. De no haberse recibido observaciones de ninguna parte
dentro del plazo previsto a esos efectos, el informe provisional se
considerará definitivo y se distribuirá sin demora a los miembros.
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 135

Entre las conclusiones del informe definitivo del grupo especial figu-
rará un examen de los argumentos esgrimidos en la etapa intermedia de
reexamen.

C. Apelaciones

La resolución del grupo especial puede ser apelada por cualquiera de


las partes. El OSD cuenta con un órgano permanente de apelación, el cual
conocerá de las apelaciones interpuestas contra las resoluciones de dichos
grupos.
El órgano permanente de apelación está formado por siete personas,
de las cuales actúan tres en cada caso. Los miembros del órgano de apela-
ción duran en su encargo cuatro años, y deben ser personas de reconocido
prestigio, con competencia técnica acreditada en derecho, en comercio in-
ternacional y en la temática de los acuerdos abarcados en general.
Se establece el procedimiento a seguir, señalándose que en ningún
caso la duración del procedimiento excederá de noventa días.

4. Mecanismos de examen de las políticas comerciales

La finalidad del Mecanismo de Examen de la Políticas Comerciales


(“ MEPC” ) es coadyuvar a una mayor adhesión de todos los miembros a
las normas y disciplinas de los acuerdos comerciales multilaterales y,
cuando proceda, de los acuerdos comerciales plurilaterales, y a los com-
promisos contraídos en su marco, y por ende, a un mejor funcionamiento
del sistema multilateral de comercio. Mediante la consecución de una
mayor transparencia en las políticas y prácticas comerciales de los miem-
bros y una mayor comprensión de las mismas. En consecuencia, el meca-
nismo de examen permite hacer regularmente una apreciación y evalua-
ción colectiva de toda la gama de políticas y prácticas comerciales de los
distintos miembros y de su repercusión en el funcionamiento del sistema
multilateral de comercio. No tiene, sin embargo, por finalidad servir de
base ni para hacer cumplir obligaciones específicas contraídas en el mar-
co de los acuerdos, ni para los procedimientos de solución de controver-
sias, ni tampoco para imponer a los miembros nuevos compromisos en
materia de políticas.140
140 Párrafo i) de la disposición A del Anexo 3 del Acuerdo de la OMC.
136 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Mediante este mecanismo se busca realizar evaluaciones de las nece-


sidades, políticas y objetivos más amplios en materia económica y de de-
sarrollo del miembro de que se trate, así como de su entorno externo.
La función de este mecanismo es examinar la repercusión de las polí-
ticas y prácticas comerciales de los miembros en el sistema multilateral
de comercio.
Se establece un Órgano de Examen de las Políticas Comerciales
(OEPC), el cual será el encargado de realizar un examen de las políticas y
prácticas comerciales de todos los miembros. La incidencia de los distin-
tos miembros en el funcionamiento del sistema multilateral de comercio,
definida en términos de su participación en el comercio mundial en un
periodo representativo reciente, será el factor determinante para decidir la
frecuencia de los exámenes.
Se establece para todos los miembros la obligación de rendir un in-
forme periódicamente al OEPC, a efecto de lograr el mayor grado de
transparencia posible.

5. Programa incorporado de actividades


En muchos acuerdos de la Ronda Uruguay se fijan calendarios para la
labor futura. Posteriormente se han añadido algunos otros. Este “ progra-
ma incorporado” incluye nuevas negociaciones en algunas esferas, y eva-
luaciones de la situación en momentos especificados, en otras. Ya se ha
realizado parte del programa (por ejemplo, las negociaciones sobre el ac-
ceso al mercado de las telecomunicaciones básicas finalizaron en febrero
de 1997). A continuación figura una selección del calendario, a partir de
1995, cuando se creó la OMC:141

El “programa incorporado”

1995
• Creación de la OMC y entrada en vigor de los nuevos acuerdos (1º
de enero de 1995).
• Movimiento de las personas físicas: fin de las negociaciones (28
de julio de 1995).

141 OMC, op. cit., pp. 72-74.


ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 137

1996
• Entra en vigor el Acuerdo sobre Contratación Pública (1º de enero
de 1996).
• Subvenciones. Examen de la utilización de las disposiciones sobre
subvenciones para investigación y desarrollo (1º de julio de 1996).
• Servicios marítimos. Fin de las negociaciones sobre el acceso al
mercado (30 de junio de 1996, suspendidas hasta el año 2000).
• Países importadores netos de productos alimenticios. La Reunión
Ministerial de Singapur examina los posibles efectos negativos de
la reforma del comercio agropecuario para los países menos ade-
lantados y los países importadores netos de productos alimenticios
(diciembre de 1996).
• Servicios y medio ambiente. Fecha límite para el informe del Gru-
po de Trabajo sobre modificaciones del artículo 14 del AGCS (Ex-
cepciones generales) (Conferencia Ministerial, diciembre de
1996).
• Propiedad intelectual. Primer examen de la aplicación de las dis-
posiciones sobre indicaciones geográficas (finales de 1996).
• Inspección previa a la expedición. Primer examen trienal (por la
Conferencia Ministerial) del funcionamiento y aplicación del
Acuerdo (finales de 1996).
• Contratación pública de servicios. Comienzan las negociaciones
(finales de 1996).

1997
• Telecomunicaciones básicas. Terminan las negociaciones (15 de
febrero, aplazadas en 1996).
• Servicios financieros. Terminan las negociaciones (30 de diciem-
bre, aplazadas en 1996.
• Obstáculos técnicos al comercio. Primer examen trienal del fun-
cionamiento y aplicación del Acuerdo (a más tardar a finales de
1997).
• Propiedad intelectual. Negociaciones sobre el establecimiento de
un sistema multilateral de notificación y registro de las indicacio-
nes geográficas de los vinos (iniciadas en 1997).
138 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Textiles y vestido. El Consejo del Comercio de Mercancías exami-


na la aplicación del Acuerdo (a finales de 1997, la nueva fase em-
pieza el 1º de enero de 1998. El Órgano de Supervisión de los Tex-
tiles informa al Consejo del Comercio de Mercancías a más tardar
a finales de julio de 1997).

1998

• Servicios (medidas de salvaguardia urgentes). Se aplican los resul-


tados de las negociaciones sobre medidas de salvaguardia urgentes
(a más tardar el 1º de enero de 1998).
• Antidumping. Examen del criterio de revisión, se considera la apli-
cación a casos de medidas compensatorias (1º de enero de 1998 o
posteriormente).
• Normas de origen. Finalización del programa de trabajo sobre ar-
monización de las normas de origen (20 de julio de 1998).
• Medidas sanitarias y fitosanitarias. Primer examen del funciona-
miento y aplicación del Acuerdo (en 1998).
• Contratación pública. Empiezan nuevas negociaciones para mejo-
rar las normas y procedimientos (a más tardar a finales de 1998).
• Solución de diferencias. Examen completo de las normas y proce-
dimientos (a más tardar a finales de 1998).

1999

• Propiedad intelectual. Examen de determinadas excepciones a la


posibilidad de patentar y proteger variedades vegetales (1º de ene-
ro de 1999 o posteriormente).
• Propiedad intelectual. Examen del alcance y los métodos de recla-
mación cuando se han adoptado medidas que no hayan violado
acuerdos pero puedan perjudicar los derechos del país reclamante
(“ no violación” ) (a más tardar a finales de 1999).
• Agricultura. Se inician las negociaciones (a más tardar a finales de
1999).

2000

• Servicios. Empieza una nueva ronda de negociaciones (a más tar-


dar el 1º de enero del año 2000).
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 139

• Exenciones del trato NMF en los servicios. Primer examen (a más


tardar el 1º de enero del año 2000).
• Órgano de Examen de las Políticas Comerciales. Evaluación del
funcionamiento del mecanismo de examen (a más tardar el 1º de
enero del año 2000).
• Medidas en materia de inversiones relacionadas con el comercio.
Examen del funcionamiento del Acuerdo y debate sobre si las dis-
posiciones en materia de política de inversiones y política de com-
petencia deberían incluirse en el Acuerdo (a más tardar el 1º de
enero del año 2000, pero grupos de trabajo establecidos en 1997).
• Consolidaciones arancelarias. Examen de la definición de “ abaste-
cedor principal” que tiene derechos de negociación en virtud del
artículo 28 del GATT sobre la modificación de las consolidaciones
(1º de enero del año 2000).
• Propiedad intelectual. Primer examen bienal de la aplicación del
Acuerdo (1º de enero del año 2000 o posteriormente).

2001
• Textiles y vestido. El Consejo del Comercio de Mercancías exami-
nará la aplicación del Acuerdo (a más tardar a finales de 2001 y la
nueva fase empezará el 1º de enero de 2002. El Órgano de Super-
visión de los Textiles informará al Consejo del Comercio de Mer-
cancías a más tardar a finales de julio del año 2001).
2004
• Textiles y vestido. El Consejo del Comercio de Mercancías exami-
nará la aplicación del Acuerdo (a más tardar a finales del año
2004; la plena integración en el GATT y en el Acuerdo expira el 1º
de enero de 2005. El Órgano de Supervisión de los Textiles infor-
mará al Consejo del Comercio de Mercancías a más tardar a fina-
les de julio de 2004).

Sin fecha

• Propiedad intelectual. Negociaciones para una mayor protección


de las indicaciones geográficas concretas de los vinos y bebidas
espirituosas.
• Subvenciones de los servicios. Negociaciones.
140 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

6. Correlación de los acuerdos multilaterales de la OMC


con la legislación mexicana

ANEXO 1A
ACUERDOS MULTILATERALES SOBRE EL COMERCIO
DE MERCANCÍAS

Acuerdo General sobre Aranceles Adua-


neros y Comercio de 1994
Acuerdo sobre agricultura Ley Agraria
Ley Forestal
Acuerdo sobre la aplicación de medidas Ley de Salud Animal
sanitarias y fitosanitarias Ley de Salud Vegetal
Acuerdo sobre los textiles y el vestido
Acuerdo sobre obstáculos técnicos al co- Ley de Metrología y Nor-
mercio malización
Acuerdo sobre las medidas en materia de Ley de Inversión Extranjera
inversiones relacionadas con el comercio.
Acuerdo relativo a la Aplicación del Ar- Ley de Comercio Exterior y
tículo VI del Acuerdo General sobre su reglamento
Aranceles Aduaneros y Comercio de
1994
Acuerdo relativo a la Aplicación del Ley Aduanera
artículo VII del Acuerdo General sobre
aranceles Aduaneros y Comercio de 1994
Acuerdo sobre inspección previa a la ex-
pedición
Acuerdo sobre normas de origen Ley de Comercio Exterior
Acuerdo sobre procedimientos para el Ley de Comercio exterior
trámite de licencias de importación
Acuerdo sobre subvenciones y medidas Ley de Comercio Exterior
compensatorias.
Acuerdo sobre salvaguardias Ley de Comercio Exterior
ACUERDOS PARA EL COMERCIO DE MERCANCÍAS DE LA OMC 141

ANEXO 1B
ACUERDO GENERAL PARA EL COMERCIO DE SERVICIOS (GATS)

CPEUM
3, 5, 25, 26, 27, 28, 73 fr. IX, X, XVII, XXIX, 74, 76, 90 al 93, 108,
109, 114, 115 al 124, 131, 133

LEGISLACIÓN FEDERAL
Ley de Inversión Extranjera (DOF, 27 de diciembre de 1992)
Ley Federal de Competencia Económica (DOF, 24 de diciembre de
1992)
Ley Federal de Protección al Consumidor (DOF, 24 de diciembre de
1992)
Ley Federal de Metrología y Normalización (DOF, 1 de julio de 1992)
Ley de Expropiación
Ley del Banco de México
Ley Reglamentaria del Artículo 5 Constitucional
Ley General de Educación
Ley de Instituciones de Crédito
Ley para Regular las Agrupaciones Financieras
Ley de Navegación
Ley de Sociedades de Inversión
Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal
Ley Federal de Telecomunicaciones
Ley Federal de Radio y Televisión y su reglamento
Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente
Ley de Vías Generales de Comunicación
Ley Federal de Instituciones de Fianzas
Ley de Puertos
Ley General de Sociedades Mercantiles
Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica

ANEXO 1 C
ACUERDO SOBRE LOS ASPECTOS DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD
INTELECTUAL RELACIONADOS CON EL COMERCIO

Ley de Propiedad Industrial (DOF, 2 de agosto de 1994)


142 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Ley Federal de Cinematografía (DOF, 29 de diciembre de 1992, y 7


de mayo de 1996)
Ley Federal del Derecho de Autor (DOF, 22 de diciembre de 1993,
reformada el 24 de diciembre de 1996)
Ley Federal de Radio y Televisión y su Reglamento (DOF, 19 de enero
de 1960)

ANEXO 2.
ENTENDIMIENTO RELATIVO A LAS NORMAS Y PROCEDIMIENTOS POR LOS
QUE SE RIGE LA SOLUCIÓN DE DIFERENCIAS

ANEXO 3.
MECANISMOS DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES
CAPÍTULO IV
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN
INTERNACIONAL DE LOS SERVICIOS

1. Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
2. Temas relacionados con la comercialización internacional de
servicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
A. Ventajas comparativas y ventajas competitivas. . . . . . . 145
B. Externalización de los servicios. . . . . . . . . . . . . . . 146
C. Clasificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
D. Principios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
E. Formas de comercialización . . . . . . . . . . . . . . . . . 147
F. Prácticas anticompetitivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149
G. Reglas de origen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
H. Solución de controversias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
3. Importancia político-jurídica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
4. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS) . 151
A. Trato de nación más favorecida (artículo II) . . . . . . . . . 155
B. Transparencia (artículo III) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
C. Divulgación de la información confidencial (artículo III bis) 156
D. Participación creciente de los países en desarrollo (artícu-
lo IV) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156
E. Acceso a mercados (artículo XVI) . . . . . . . . . . . . . . 157
F. Trato nacional (artículo XVII) . . . . . . . . . . . . . . . . 158
G. Liberación progresiva (artículos XIX-XXI) . . . . . . . . . 159
H. Compromisos específicos (artículo XIX) . . . . . . . . . . 160
5. Sectores y subsectores que se comercializan . . . . . . . . . . 161
A. Movimiento de personas físicas proveedoras de servicios en
el marco del acuerdo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
B. Servicios de transporte aéreo . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
C. Servicios financieros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164
D. Transporte marítimo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
E. Telecomunicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
6. Regulación bilateral en los tratados de libre comercio suscritos
por México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169
7. Asimilación de los compromisos internacionales en ordena-
mientos nacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170
CAPÍTULO IV

MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN


INTERNACIONAL DE LOS SERVICIOS142

La producción y comercialización de servicios es un fenómeno inédito en


la economía internacional143 que ha venido a replantear teorías económi-
cas, teorías del comercio internacional, el propio proceso de globalización
y con ello la necesidad de crear regulaciones internacionales, tales como
el GATS, FTA, TLCAN y otros tratados que impactan a las nacionales.
Nuevamente los países desarollados vienen a ser los motivadores de
este tipo de instrumentos, y plantean un elenco de servicios integrados
por telecomunicaciones, procesos de información y datos, servicios finan-
cieros, transportes, construcción, publicidad, servicios culturales (cinema-
tografía, televisión, radio, vídeo y televisión por cables, edición de libros,
periódicos y revistas), turismo, servicios profesionales (legales, médicos,
contables, ingeniería, con muy pocas excepciones), maquila y subcontra-
tación internacional, y otros que son compartidos con los bienes y que
hemos denominado híbridos, tales como propiedad intelectual.144
Como sabemos, en la comercialización internacional de bienes por
mucho tiempo se trabajó en busca de un orden jurídico, mismo que ha
planteado y continúa planteando problemáticas diversas, por lo que el
reto como abogados o profesionales en general está latente para identifi-
car ahora problemáticas respecto a la comercialización internacional de
los servicios y buscar una solución desde una mejor regulación tanto a

142 Este tema ha sido desarrollado desde su conceptuación, hasta algunos problemas jurídicos
planteados por su comercialización. Hernández Ramírez, Laura, Comercialización internacional de
los servicios en México, México, McGraw-Hill, 1998.
143 El conjunto de estas actividades ha impacto a economías industrializadas, alcanzando a gene-
rar en Estados Unidos de América el 69% del PIB, el 86% de los empleos y cerca del 87% del total
de ingresos por exportaciones. Su dinámico crecimiento anual, en los años ochenta, las sitúa en un
25% lejos del crecimiento de la producción manufacturera.
144 Véase, Hernández Ramírez, Laura, op. cit.

143
144 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

nivel internacional como nacional, si es que no queremos descuidar este


mercado, como pudo ser con el de bienes en el contexto actual.
Asimismo, sorprende encontrar, por ejemplo, en bienes, nuevos pro-
cedimientos de prácticas desleales, reglas de origen, valoración aduanera,
etcétera, como también el que diversos subsectores de servicios se en-
cuentren comprometidos tanto en la OMC como en el TLCAN, sin cono-
cer si la totalidad de los efectos pudieran ser positivos.
Por lo anterior, haremos un breve análisis respecto a este importante
objeto, que permitirá revaluar nuestros compromisos, que si bien son
planteados algunos a nivel prospectivo (OMC), se observan serias preo-
cupaciones de los representantes de algunos países para tratarse en las si-
guientes rondas de negociaciones.

1. Antecedentes

La comercialización internacional de los servicios, se inicia con el


Free Trade Agreement entre Canadá y Estados Unidos (FTA),145 que en su
capítulo XIV, denominado “ Servicios” , establece una serie de disposicio-
nes que conforman un conjunto de reglas bilaterales para el comercio de
servicios.
Dentro del FTA, ambos países consideran lo siguiente:

• El comercio de servicios representa la política comercial in-


ternacional en los ochenta.
• Las economías se incrementan dependiendo de la riqueza gene-
rada por las transacciones de servicios.
• El comercio internacional de los servicios debe tener un lugar
en un escenario de reglas y regulaciones.
• Es necesario hacer una estructura general de reglas incorporan-
do principios de aplicación general, como están materializados
en el GATT para el comercio de bienes.
• No es posible hablar sobre el libre comercio de bienes sin ha-
blar del libre comercio de servicios, porque el comercio de ser-
vicios se incrementa mezclandolo con la producción, venta,
distribución y servicios de bienes.
145 En enero de 1989 entró en vigor el Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y Estados
Unidos de América. Los gobiernos de ambos países habían iniciado, en marzo de 1986, un proceso
conjunto tendiente a disminuir barreras al comercio entre ellos.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 145

• Lo básico es la eficiencia económica y competitiva que se da al


eliminar barreras comerciales al sector servicios entre Canadá.
• Para llevar acabo algunos beneficios económicos en servicios,
fue necesario centrar la negociación sobre la naturaleza de re-
gulaciones que constituyen las barreras al comercio.

El anexo 1408 de dicho Acuerdo, determina la gama de servicios que


se encuentran dentro del marco comercial. Asimismo, su anexo 1404 es-
tablece tres anexos sectoriales:
a) Arquitectos.
b) Servicios Turísticos.
c) Servicios de Computación y Telecomunicaciones.

Anexos sectoriales, amplían la regulación del capítulo XIV.146


El Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y EUA, es el antecedente
del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios, mejor conocido por
sus siglas en ingles GATS. Acuerdo, que establece un marco normativo
multilateral, emulando al GATT, aplicable a mercancías.
Acuerdo que establece una serie de reglas, a las cuales debe apegarse
el comercio internacional de servicio. Acuerdo multilateral de la OMC, al
que nos referiremos más adelante.

2. Temas relacionados con la comercialización internacional de servicios

A. Ventajas comparativas y ventajas competitivas


El comercio internacional de los servicios ha traído como consecuen-
cia la creación de nuevas figuras, tales como las ventajas competitivas,
las cuales se oponen por su contenido a las ventajas comparativas.
La ventaja comparativa es la premisa clásica del comercio interna-
cional, la cual centra su eficiencia en los factores productivos y sus costos
relativos, de manera que un país debe especializarse en producir exclusi-
vamente bienes o mercancías de los cuales tiene abundancia de recursos
y costos relativos favorables, y adquirir de otro u otros países aquellos
bienes de los que carece.147
146 Para mayor información sobre el FTA, y sus anexos sectoriales, véase la obra de Laura Her-
nández.
147 Porter, Michael E., La ventaja competitiva de las naciones, Argentina, 1991, p. 321.
146 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Con la comercialización de los servicios, es insuficiente sustentar el


progreso de un país, exclusivamente, en la mayor o menor abundancia de
recursos y sus costos relativos. De ahí el surgimiento de las ventajas com-
petitivas.
Los recursos tecnológicos; los transportes, los financiamientos, la mer-
cadotécnia y publicidad (servicios), definen las preferencias de los consu-
midores. La calidad y diferenciación de los productos junto a los llamados
servicios posventa (garantías) son las determinantes y conformadores de
las ventajas competitivas, es decir, de nada vele que un país tenga venta-
jas comparativas en el nivel de su planta productiva, si no tiene un sector
moderno de servicios que le permita llegar a los centros de consumo con
la oportunidad y prontitud que exigen estos.148

B. Externalización de los servicios

Con la emergencia de los servicios, surge el fenómeno denominado


por la doctrina económica como la externalización de los servicios, este
fenómeno ha planteado a algunos autores la idea que las economías mo-
dernas asisten a un proceso de desindustrialización a manos de la especia-
lización de empresas, que dejan los procesos de manufactura para espe-
cializarse en empresas de servicios.149

C. Clasificación

Al igual que los bienes clasificados en el SADCM, que a la fecha


presenta un sin número de problemas para que todos los países puedan
homogeneizar dicha clasificación, en materia de servicios se inicia con un
marco complejo para buscar una homogeneización, y ésta se puede obser-
var en la lista de compromisos específicos de la OMC.

D. Principios

Son los mismos que se han manejado desde el GATT de 1947 hasta
la OMC, tanto para bienes como para servicios, incluso en el TLCAN,
tales como:
148 Ibidem, p. 327
149 Dorothy I. Riddle, Service Led Growth the Role of the Service Sector in World Develop-
ment, Nueva York, Praeger,1986, p.14.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 147

• Trato nacional.
• Trato de la nación más favorecida.
• Transparencia.
• Liberalización progresiva.
• Se permiten las restricciones para proteger la balanza de pagos
(artículo XII del GATS).

Sin embargo, el trato nacional y la nación más favorecida, que en


efecto devienen de la no discriminación, no presuponen un principio de
equidad, y en la totalidad de sectores y subsectores de servicios los efec-
tos no siempre positivos hacia nuestro país pueden verse reflejados en el
periodo de vigencia del TLCAN; por ejemplo, en sectores como servicios
profesionales o del transporte.150

E. Formas de comercialización
Como sabemos el comercio de servicios entre países puede realizarse
en tres formas:

a) Movilidad del consumidor del servicio, trasladándose el con-


sumidor o adquirente de servicios a otro país que provee el
servicio.
b) Movilidad del prestador del servicio, trasladándose el provee-
dor del servicio al mercado de otro país a prestar dicho servi-
cio sin efectuar grandes inversiones para ello.
c) Movilidad del servicio, efectuar inversiones en infraestructura,
maquinaria y equipo en un mercado determinado.

De las tres modalidades jurídicas que puede asumir la comercializa-


ción internacional de los servicios, la más importante es la señalada en el
inciso c) que nos ubica en un tema central de las actuales negociaciones
multilaterales y trilaterales en que México está implicado.
Vemos entonces, que se da una simbiosis entre servicios que desde
un país determinado se prestan en mercados extranjeros e inversionistas
que para cumplir dichas tareas requieren de garantías legales asimilables
a los nacionales de dichos mercados. Esto es, un derecho de estableci-
150 Transporte de carga transfronterizo, caso del capítulo XX (asunto pendiente de resolución).
Sección mexicana del Secretariado de los Tratados de Libre Comercio, septiembre de 1999.
148 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

miento, un trato nacional, transparencia y mecanismo que garanticen se-


guridad jurídica, se convierten en premisas fundamentales en las transac-
ciones comerciales sobre servicios.

a. Entrada temporal de personas de negocios


Los prestadores de servicios, requieren de libre flujo en las fronte-
ras, para llevar acabo la prestación del servicio. De ahí la importancia de
la entrada temporal de personas de negocios en la comercialización in-
ternacional de los mismos.
El ingreso de una persona física al territorio de otro país distinto al
de su residencia u origen, por un tiempo determinado, sin intensiones de
residir permanentemente en él, constituye la entrada temporal de personas.
El TLCAN, en su capítulo XVI “ Entrada Temporal de Personas de
Negocios” , artículo 1608 establece:

para los efectos del presente capítulo, entrada temporal significa la entrada
de una persona de negocios de una Parte, a territorio de otra parte sin la
intensión de establecer residencia permanente; [y] persona de negocios sig-
nifica el ciudadano de una parte que participa en el comercio de bienes o
prestación de servicios o en actividades de inversión.

En este entendido, la entrada temporal de personas de negocios, es la


entrada temporal de un ciudadano de una parte al territorio de otra parte,
que intervenga o tenga como fin comerciar bienes, prestar un servicio o
realizar actividades de inversión o que se relacionen con la inversión, sin
la intensión de establecer residencia permanente.
El anexo 1603, del TLCAN establece cuatro categorías para la entrada
temporal de personas de negocios: visitantes de negocios, comerciantes e in-
versionistas, transferencia de personal dentro de una empresa y profesionales.
Subdividiendo la categoría de visitantes de negocios en siete actividades (in-
vestigación y diseño, cultivo, manufacturas y producción, comercialización,
ventas, distribución, servicios posteriores a la venta y servicios generales).

b. Inversión extranjera
En la GATS, no se establece una regulación precisa sobre inversión.
El Acuerdo sobre inversión de la OMC es para mercancías. Como se pue-
de observar en el TLCAN, tratado que se aplica más en México respecto
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 149

a este sector, la inversión extranjera juega un papel predominante tanto en


bienes y mucho más en servicios, de hecho, se han realizado modificacio-
nes a la Ley de Inversión Extranjera para asimilar dichos compromisos,
así como a su propio reglamento.151

c. La expropiación
Un prestador de servicios requiere una garantía de seguridad al inver-
tir, por lo que este tema también se regula en los ordenamientos interna-
cionales, otorgando un beneficio al inversionista y regulando que si se
presentara el caso, la indemnización se haría por valor comercial y en un
plazo no mayor de diez años.152

d. Acceso a mercados (presencia local hacia un derecho


al establecimiento)
A nivel multilateral se conserva el concepto “ acceso a mercados” en
su artículo XVI, y en el TLCAN se establece que un prestador de servi-
cios de otro país miembro no estará obligado a residir o establecer en su
territorio, oficina alguna de representación, sucursal o cualquier otro tipo
de empresa como condición para prestar un servicio.
Estos dos conceptos son un límite al derecho al establecimiento, y
permite el nacimiento de un tema fundamental, entrada temporal de per-
sonas de negocios, que en los dos marcos referenciales, se entiende la
presencia de la persona física, distinguiendo cuatro categorías: visitantes
de negocios, comerciantes (intercambio significativo), personal transferi-
do dentro de una compañía y ciertas categorías de profesionales

F. Prácticas anticompetitivas

a. Prácticas desleales
Este procedimiento en bienes tanto en su regulación como en la prác-
tica también ha sido objeto de confusiones y efectos no del todo positivos
en nuestro sistema.

151 Véase lo relativo a dicha Ley en el capítulo VI de este libro, así como el libro de Laura
Hernández, ob. cit., p. 69-72.
152 Véase la Ley de Expropiación (reformas DOF del 22 de diciembre de 1993).
150 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

En servicios no tenemos regulación multilateral ni mucho menos na-


cional; sin embargo, ya existe un reglamento en la Unión Europea relati-
vo a las prácticas de tarifas desleales en los transportes marítimos.153
El artículo XV del GATS establece una regulación prospectiva res-
pecto a subvenciones, que seguramente en las próximas rondas de nego-
ciaciones se trabajará para elaborar un acuerdo multilateral.

b. Prácticas restrictivas

Los artículos 8 y 9 del GATS establecen disposiciones específicas


respecto a monopolios y prácticas monopólicas que pueden afectar el co-
mercio internacional de los servicios.

G. Regla de origen

En el GATS no se tienen elementos al respecto; sin embargo, respec-


to a bienes, el tema ha planteado diversos problemas.
En la Unión Europea, este tema presenta avances significativos, mis-
mos que trataremos en la próxima edición.

H. Solución de controversias

El GATS nos remite al entendimiento sobre solución de diferencias.


Por su parte el TLCAN, que enmarca los capítulos XI, XII, XIII, XIV y
XVI respecto a servicios, nos plantea procedimientos de solución de con-
troversias generales y específicos; los derivados de los capítulos XII y
XIII se resuelven conforme al capítulo XX (por ejemplo, el pendiente so-
bre el transporte de carga tranfronterizo). Los problemas relacionados con
los capítulos XI, XIV y XVI, además de observarse el capítulo XX, se
establecen ciertos mecanismos “ autónomos” o previos.154

3. Importancia político-jurídica
Actualmente nos inquieta saber sobre la actuación de los gobiernos
por mantener o no el control de ciertas áreas consideradas como estratégi-
153 Hernández Ramírez, Laura, op. cit., pp. 275-287.
154 Hernández Ramírez, Laura, op. cit., pp. 171-175.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 151

cas dentro de la economía, así como el cuidado en la prestación de los


servicios públicos.
En efecto, en México hemos visto con preocupación el que se estén o
pretendan privatizar sectores estratégicos tales como ferrocarriles, telecomu-
nicaciones, energía eléctrica, aeropuertos y puertos, etcétera, ya que éstos se-
rán captados inmediatamente por inversión extranjera, sobre todo estadouni-
dense, que resulta ser muy protegida por el capítulo XI del TLCAN.
Es también relevante destacar el pormenorizado cuidado que debieran
seguir los gobiernos tanto federal, estatal y municipal al otorgar concesiones
a la prestación de servicios públicos, que si bien parecieran no estar conside-
rados como comercialización internacional, adquieren importancia a tra-
vés de algunos temas conexos como el de “ inversión extranjera” (capítu-
lo XI del TLCAN), convirtiéndose en una preocupación actual.

4. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS)


El Acuerdo General sobre Servicios (GATS por sus siglas en inglés)
constituye el primer conjunto de normas multilaterales que regulan el co-
mercio internacional de los servicios; es decir, es un acuerdo sin prece-
dentes, que por la importancia actual del comercio de servicios constituye
un instrumento esencial, en el sentido de que establece las normas generales
que han de ser aplicables en los países miembros de la OMC en esta materia.
El acta final de la Ronda Uruguay de negociaciones (de 15 de abril de
1994) contiene varias decisiones ministeriales relacionadas con los servicios.
• Decisión relativa a las disposiciones institucionales para el Acuer-
do General sobre el Comercio de Servicios.
• Decisión relativa a determinados procedimientos de solución de
diferencias para el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.
• Decisión sobre el comercio de servicios y el medio ambiente.
• Decisión relativa a las negociaciones sobre el movimiento de per-
sonas físicas.
• Decisión relativa a los servicios financieros.
• Decisión relativa a las negociaciones sobre servicios de transporte
marítimo.
• Decisión relativa a las negociaciones sobre telecomunicaciones bá-
sicas.
• Decisión relativa a los servicios profesionales.
152 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Decisión sobre la adhesión al Acuerdo sobre contratación pública.


• Decisión sobre aplicación y examen del entendimiento relativo a
las normas y procedimientos por los que se rige la solución de di-
ferencias.
• Entendimiento relativo a los compromisos en materia de servicios
financieros.
El Acuerdo General del Comercio de Servicios, vigente a partir del 1
de enero de 1995, está integrado por 29 artículos divididos en seis partes,
seis anexos, dos decisiones, un entendimiento y un apéndice. A reserva
de la aclaración jurídica que corresponda efectuar respecto del Acuerdo
en su conjunto, los participantes examinarán cuestiones técnicas relativas
al artículo XXI, modificación de las listas, y XXXIV, definiciones. Tam-
bién se realizará una labor de carácter técnico respecto del anexo sobre
telecomunicaciones y servicios de transporte aéreo.

PARTE I ALCANCE Y DEFINICIÓN


Artículo I Alcance y definición
PARTE II OBLIGACIONES Y DISCIPLINAS GENERALES
Artículo II Trato de la nación más favorecida
Artículo III Transparencia
Artículo III bis Divulgación de la información confidencial
Artículo IV Participación creciente de los países en desarrollo
Artículo V Integración económica
Artículo V bis Acuerdos de integración de los mercados de trabajo
Artículo VI Reglamentación nacional
Artículo VII Reconocimiento
Artículo VIII Monopolios y proveedores exclusivos de servicios
Artículo IX Prácticas comerciales
Artículo X Medidas de salvaguardia urgentes
Artículo XI Pagos y transferencias
Artículo XII Restricciones para proteger la balanza de pagos
Artículo XIII Contratación pública
Artículo XIV Excepciones generales
Artículo XIV bis Excepciones relativas a la seguridad
Artículo XV Subvenciones
PARTE III COMPROMISOS ESPECÍFICOS
Artículo XVI Acceso a los mercados
Artículo XVII Trato nacional
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 153

Artículo XVIII Compromisos adicionales


PARTE IV LIBERALIZACIÓN PROGRESIVA
Artículo XIX Negociación de compromisos específicos
Artículo XX Lista de compromisos específicos
Artículo XXI Modificación de las listas
PARTE V DISPOSICIONES INSTITUCIONALES
Artículo XXII Consultas
Artículo XXIII Solución de diferencias y cumplimiento
de las obligaciones
Artículo XXIV Consejo del Comercio de Servicios
Artículo XXV Cooperación técnica
Artículo XXVI Relaciones con otras organizaciones internacionales
PARTE VI DISPOSICIONES FINALES
Artículo XXVII Denegación de ventajas
Artículo XXVIII Definiciones
Artículo XXIX Anexos
Anexo sobre Exenciones de las Obligaciones del Artículo II
Anexo sobre el movimiento de personas físicas proveedoras de servicios
en el marco del Acuerdo
Anexo sobre Servicios de Transporte Aéreo
Anexo sobre Servicios Financieros
Segundo Anexo sobre Servicios Financieros
Anexo relativo a las Negociaciones sobre Servicios de Transporte Marítimo
Anexo sobre Telecomunicaciones
Anexo relativo a las Negociaciones sobre Telecomunicaciones Básicas

Este Acuerdo, al igual que los acuerdos sobre mercancías analizados


en el capítulo anterior, consta de tres partes: el texto principal, los anexos,
y los compromisos específicos de otorgar acceso a sus mercados contraí-
dos por los distintos países. Sin embargo, a diferencia de dichos acuerdos,
el AGCS tiene un cuarto elemento: las listas en las que se indican las es-
feras en las que temporalmente los países no aplican el principio de no
discriminación: el “ principio de la nación más favorecida” .
La aplicación de este Acuerdo está a cargo del Consejo del comercio de
Servicios de la OMC.155 Después de la Ronda Uruguay se han celebrado ne-
gociaciones con respecto a los compromisos en cuatro esferas. Y antes del

155 Ver capítulo II.


154 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

año 2000 se iniciará una nueva serie completa de negociaciones sobre los
servicios.
En este Acuerdo no se da ninguna definición sobre servicios; sin em-
bargo, establece su ámbito de aplicación:
1. El presente Acuerdo se aplica a las medidas adoptadas por las par-
tes que afecten al comercio de servicios.
2. A los efectos del presente Acuerdo, se define el comercio de servi-
cios como el suministro de un servicio:
a) del territorio de un miembro al territorio de cualquier otro
miembro;
b) en el territorio de un miembro a un consumidor de servicios de
cualquier otro miembro;
c) por un proveedor de servicios de un miembro mediante la pre-
sencia comercial en el territorio de cualquier otro miembro;
d) por un proveedor de servicios de un miembro mediante la pre-
sencia de personas físicas de un miembro en el territorio de
cualquier otro miembro.
Retomando lo anterior, trataremos de explicarlo de forma más senci-
lla. El Acuerdo abarca todos los servicios objeto de comercio internacio-
nal. Ello incluye todos los distintos modos de suministro de un servicio:
en el AGCS se definen cuatro:156
• Servicios suministrados de un país a otro (por ejemplo, conferen-
cias telefónicas internacionales), modo denominado oficialmente
“ suministro transfronterizo” .
• Consumidores o empresas que hacen uso de un servicio en otro
país (por ejemplo turismo), oficialmente “consumo en el extranjero” .
• Empresas extranjeras que establecen filiales o sucursales para su-
ministrar servicios en otro país (por ejemplo, bancos extranjeros
que se establezcan en un país para realizar operaciones en él), ofi-
cialmente “ presencia comercial” .
• Particulares que se desplacen de su país para suministrar servicios
en otro país (por ejemplo, modelos o consultores), oficialmente
“ presencia de personas físicas” .

156 Organización Mundial del Comercio, El comercio hacia el futuro, 2ª ed., Ginebra, 1998, p. 36.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 155

En este Acuerdo el término “ servicios” comprende todo servicio de


cualquier sector, excepto los servicios suministrados en ejercicio de las
funciones gubernamentales.
Las partes segunda y tercera del Acuerdo contemplan algunos princi-
pios como:

A. Trato de nación más favorecida (artículo II)157

Con este principio se trata de evitar preferencias o discriminaciones


frente a los prestadores de servicios. Toda apertura y liberalización con-
cedida en un país a determinados proveedores se hace extensiva a todos
los interesados en actuar en dicho campo de servicios.

... cada miembro otorgará inmediata e incondicionalmente a los servicios


de cualquier otro miembro un trato no menos favorable que el que conceda
a los servicios similares y a los proveedores de servicios similares de cual-
quier otro país ...

El principio NMF es aplicable a todos los servicios, pero se han per-


mitido algunas exenciones temporales especiales.158

B. Transparencia (artículo III)

La transparencia en materia de servicios supone identificar todas las


complejas reglamentaciones que a nivel nacional cada Estado establece, a
fin de evaluar su existencia y limitar al máximo el criterio de discreciona-
lidad con que estas normas se aplican. Se trata de un deber de informa-
ción y justificación a fin de que los proveedores extranjeros conozcan con
objetividad y fijeza las regulaciones internas en el sector servicios.

1. Cada miembro publicará con prontitud y, salvo en situaciones de emer-


gencia, a más tardar en la fecha de su entrada en vigor, todas las medidas

157 Estas disposiciones no se aplican a acuerdos internacionales sobre asistencia jurídica y/o ad-
ministrativa.
158 Los miembros de la OMC han elaborado también listas separadas de excepciones del princi-
pio de no discriminación (NMF). Cuando entró en vigor el AGCS había una serie de países que ha-
bían firmado ya con sus interlocutores comerciales acuerdos preferenciales en la esfera de los servi-
cios, bilateralmente o en pequeños grupos.
156 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

pertinentes de aplicación general que se refieran al presente Acuerdo o


afecten su funcionamiento...

En el AGCS se establece que los gobiernos deben publicar todas las


leyes y reglamentos pertinentes. En un plazo de dos años (para finales de
1997) han de establecer servicios de información, que las empresas y go-
biernos extranjeros puedan utilizar después de obtener información sobre
la reglamentación de cualquier sector de servicios.159

C. Divulgación de la información confidencial (artículo III bis)

Ninguna disposición del presente acuerdo impondrá a ningún miembro la


obligación de facilitar información confidencial cuya divulgación puede
constituir un obstáculo para el cumplimiento de las leyes o ser de otra ma-
nera contraria al interés público, o pueda lesionar intereses comerciales le-
gítimos de empresas públicas o privadas.

D. Participación creciente de los países en desarrollo (artículo IV)

Se dará especial prioridad a los países menos adelantados. Se tendrá


particularmente en cuenta la gran dificultad de estos países para aceptar
compromisos negociados en vista de su especial situación económica y
de sus necesidades en materia de desarrollo, comercio y finanzas.
1. Se facilitará la creciente participación de los países en desarrollo miem-
bros en el comercio mundial mediante compromisos específicos negocia-
dos por los diferentes miembros en el marco de las Partes III y IV del pre-
sente Acuerdo en relación con:
a) el fortalecimiento de su capacidad nacional en materia de servicios y
de su eficacia y competitividad, mediante, entre otras cosas, el acceso a la
tecnología en condiciones comerciales;
b) la mejora de su acceso a los canales de distribución y las redes de
información; y
c) la liberalización del acceso a los mercados en sectores y modos de
suministro de interés para sus exportaciones.
2 ...

159 OMC, op. cit., p. 37.


MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 157

E. Acceso a mercados (artículo XVI)

Este principio se materializa en el derecho de establecimiento y a la


presencia comercial, puntos que se relacionan directamente con el trata-
miento que los países deben otorgar a la inversión extranjera. Se trata de
que los prestadores de servicios extranjeros que atienden un mercado na-
cional específico puedan actuar en condiciones equivalentes a los presta-
dores de servicios nacionales.
1. En lo que respecta al acceso a los mercados a través de los modos
de suministro identificados en el artículo I, cada miembro otorgará
a los servicios y a los proveedores de servicios de los demás miem-
bros un trato no menos favorable que el previsto de conformidad
con los términos, limitaciones y condiciones convenidos y especi-
ficados en su lista.160
2. En los sectores en que se contraigan compromisos de acceso a los
mercados, las medidas que ningún miembro mantendrá ni disputa-
rá, ya sea sobre la base de una subdivisión regional o de la totali-
dad de su territorio, a menos que en su lista se especifique lo con-
trario, se definen del modo siguiente:
a) limitaciones al número de proveedores de servicios, ya sea en
forma de contingentes numéricos, monopolios o proveedores
exclusivos de servicios o mediante la exigencia de una prueba
de necesidades económicas;
b) limitaciones al valor total de los activos transnacionales de
servicios en forma de contingentes numéricos o mediante la
exigencia de una prueba de necesidades económicas;
c) limitaciones al número total de operaciones de servicios o a la
cuantía total de la producción de servicios, expresadas en uni-
dades numéricas designadas, en forma de contingentes o me-
diante la exigencia de una prueba de necesidades económicas;

160 Si un miembro contrae un compromiso en materia de acceso a los mercados en relación con
el suministro de un servicio por el modo de suministro mencionado en el apartado a) del párrafo 2 del
artículo I y si el movimiento transfronterizo de capital forma parte esencial del propio servicio, ese
miembro se compromete al mismo tiempo a permitir dicho movimiento de capital. Si un miembro
contrae un compromiso en materia de acceso a los mercados en relación con el suministro de un
servicio por el modo de suministro mencionado en el apartado c) del párrafo 2 del artículo I, se com-
promete al mismo tiempo a permitir las correspondientes transferencias de capital a su territorio.
158 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

d) limitaciones al número total de personas físicas que puedan


emplearse en un determinado sector de servicios o que un pro-
veedor de servicios pueda emplear y que sean necesarias para
el suministro de un servicio específico y estén directamente re-
lacionadas con él, en forma de contingentes numéricos o me-
diante la exigencia de una prueba de necesidades económicas;
e) medidas que restrinjan o prescriban los tipos específicos de
persona jurídica o de empresa conjunta por medio de los cua-
les un proveedor de servicios puede suministrar un servicio, y
f) limitaciones a la participación de capital extranjero expresadas
como límite porcentual máximo a la tenencia de acciones por
extranjeros o como valor total de las inversiones extranjeras
individuales o agregadas.
Las listas de compromisos en materia de acceso a los mercados (así
como las limitaciones y excepciones que pueden establecerse con respec-
to al trato nacional) se negocian como conjuntos de medidas multilatera-
les, aunque para llegar a ellas se necesitan negociaciones bilaterales. Así
pues, en los compromisos figuran las condiciones negociadas y garantiza-
das en las que se desarrolla el comercio internacional de los servicios.

F. Trato nacional (artículo XVII)

En consecuencia necesaria del principio de liberación progresiva, ya


que los servicios que se liberan deberán gozar en los territorios nacionales
de un tratamiento nacional en el que tanto los proveedores extranjeros
como nacionales sean regulados y permitidos sin discriminación alguna.

En el caso de los servicios, el trato —igualdad de trato para extranjeros y


nacionales— se aplica de manera diferente. En el caso de las mercancías
(GATT) y de la propiedad intelectual (ADPIC) es un principio general, el
marco del AGCS únicamente se aplica cuando el país haya contraído un
compromiso específico, y se permiten excepciones.161

Este principio es la extensión del artículo III del GATT-OMC en ma-


teria de mercancías y productos, al campo de los servicios, con la obser-
vación mencionada en el párrafo anterior.

161 OMC, op. cit., p. 37.


MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 159

1. En los sectores inscritos en su lista y con las condiciones y salve-


dades que en ella puedan consignarse, cada miembro otorgará a
los servicios y a los proveedores de servicios de cualquier otro
miembro, con respecto a todas las medidas que afecten al suministro
de servicios, un trato no menos favorable que el que dispense a sus
propios servicios similares o proveedores de servicios similares.162
2. Todo miembro podrá cumplir lo prescrito en el párrafo 1 otorgado
a los servicios y proveedores de servicios de los demás miembros
un trato formalmente idéntico o formalmente diferente al que dis-
pense a sus propios servicios similares y proveedores de servicios
similares.
3. Se considerará que un trato formalmente idéntico o normalmente
diferente es menos favorable si modifica las condiciones de com-
petencia en favor de los servicios o proveedores de servicios del
miembro en comparación con los servicios similares a los provee-
dores de servicios similares de otro miembro.

G. Liberación progresiva (artículos XIX-XXI)

Este principio apunta a buscar la desregulación y desreglamentación


de aquellos sectores que pueden ser abiertos a la competencia, tanto na-
cional como internacional, en plazos convenidos y graduales. Las tenden-
cias privatizadoras imperantes en el mundo de hoy justifican y facilitan
ese principio que debe aplicarse con la cautela necesaria en el contexto de
las desigualdades económicas de los países involucrados. Para esto, se re-
gula sobre la negociación de compromisos, listas de compromisos y mo-
dificación de dichas listas.
La Ronda Uruguay no fue sino el principio. En el AGCS se dispone
la celebración de nuevas rondas de negociaciones, la primera de las cua-
les habrá de iniciarse en un plazo de cinco años, con el objetivo de hacer
avanzar el proceso de liberalización aumentando el nivel de los compro-
misos consignados en las listas.

162 No se interpretará que los compromisos específicos asumidos en virtud del presente artículo
obligan a los miembros a compensar desventajas competitivas intrínsecas que resulten del carácter
extranjero de los servicios o proveedores de servicios pertinentes.
160 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

H. Compromisos específicos (artículo XIX)

Los compromisos de los distintos países de abrir sus mercados en


sectores específicos —y el grado en que se abrirán— son resultado de
negociaciones. Los compromisos consignados en “ listas” , en las que se
enumeran los sectores objeto de apertura y se indica el grado de acceso a
los mercados se otorga en esos sectores (por ejemplo, si existen restric-
ciones a la propiedad extranjera) y las limitaciones que pueden ponerse al
trato nacional (si no se otorgarán a las empresas extranjeras derechos de
los que gozan las empresas nacionales).163
Negociación de compromisos específicos
1. ...
2. El proceso de liberalización se llevará a cabo respetando debidamen-
te los objetivos de las políticas nacionales y el nivel del desarrollo de los
distintos miembros, tanto en general como en los distintos sectores. Habrá
la flexibilidad apropiada para que los distintos países en desarrollo miem-
bros abran menos sectores, liberalicen menos tipos de transacciones, au-
menten progresivamente el acceso a sus mercados a tenor de su situación
en materia de desarrollo y, cuando otorguen acceso a sus mercados a los
proveedores extranjeros de servicios, fijen a ese acceso condiciones enca-
minadas al logro de los objetivos a que se refiere el artículo IV.164
3. ...

No podemos dejar de admitir que existen diversos problemas para


que se establezcan los principios reguladores de un comercio internacio-
nal de servicios, como son servicios de mano de obra (se regulan la ma-
yoría de los servicios y casi nunca se armonizan las disposiciones de los
diferentes países). Algunos países consideran que determinados sectores
de servicios (la banca, servicios de industrias culturales, telecomunicacio-
nes) son parte de su infraestructura y estiman que los deben controlar por
seguridad nacional o razones políticas, pero los costos de producción de
este tipo podrían ser fatales; en consecuencia, se debe manifestar apertura
a servicios telemáticos y financieros, entre otros, indispensables para un
desarrollo económico; asimismo, se deben plantear opciones de negocia-
ción de los países en desarrollo en razón de sus ventajas competitivas
además de las comparativas.
163 OMC, op. cit., p. 38.
164 Este artículo se refiere a la participación creciente de los países en desarrollo.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 161

Como se desprende de este breve estudio, los principios que fueron


analizados en el GATT tienen presencia en el Acuerdo General del Co-
mercio de Servicios, y lo que es más: se da la propagación de estos en las
diversas negociaciones sobre servicios; por ejemplo, el FTA de Estados
Unidos y Canadá, así como en el TLCAN.

5. Sectores y subsectores que se comercializan

El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios en su artículo


XXVIII (Definiciones) establece que

“ sector” de un servicio significa:


i) con referencia a un compromiso específico, uno o varios subsectores
de ese servicio, o la totalidad de ellos, según se especifique en la Lista de
un miembro.
ii) en otro caso, la totalidad de ese sector de servicios, incluidos todos
sus subsectores.

El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios está constituido


por el acuerdo marco —los artículos del Acuerdo— y sus anexos, y por
las listas de compromisos específicos y las listas de exenciones del trato
NMF presentadas por los gobiernos miembros. Ambas listas forman parte
integrante del Acuerdo. En el momento de la firma del Acta Final de la
Ronda Uruguay, el 15 de abril de 1994, se habían presentado y acordado
95 listas de compromisos específicos en la esfera del comercio de servi-
cios y 61 listas de exenciones del principio NMF.
Sólo si se toma como referencia la lista de compromisos específicos
de un país, y (cuando proceda) su lista de exenciones del trato NMF, se
podrá saber a qué sectores de servicios y en qué condiciones se aplican
los principios básicos del GATS —acceso a los mercados, trato nacional
y trato NMF— dentro de la jurisdicción de ese país. Las listas de compro-
misos específicos son documentos complejos en que cada país identifica
los sectores de servicios a que aplicará las obligaciones del GATS sobre
acceso a los mercados y trato nacional y cualesquiera exenciones de esas
obligaciones que desee mantener. Los compromisos y las limitaciones se
consignan en todos los casos respecto de los cuatro modos de suministro
que conforman la definición de comercio de servicios contenida en el ar-
162 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

tículo I del GATS: el suministro transfronterizo; el consumo en el extran-


jero; la presencia comercial, y la presencia de personas físicas.165
La terminología de que se hace uso en esas listas también se ha uni-
formado en la medida de lo posible.
La información consignada en las columnas es la siguiente:
Columna correspondiente al sector o subsector. Contiene una defini-
ción clara del sector, el subsector o la actividad objeto del compromiso
específico. Los miembros pueden determinar libremente, en función de
los recursos de las negociaciones por ellos entabladas con otros partici-
pantes, qué sectores, subsectores o actividades enumerarán en su lista, y
los compromisos sólo rigen para éstos. Se advertirá que el alcance de los
sectores objeto de compromiso es algunas veces muy grande, por ejemplo
en el caso de “ servicios bancarios y demás servicios financieros” , y otras
muy pequeño, por ejemplo en el de “ servicios de atenuación del ruido” .
En la gran mayoría de las listas el orden que siguen los sectores se
corresponde con el de la clasificación de la Secretaría del GATT, que
comprende 12 grandes sectores, a saber:
1) servicios prestados a las empresas;
2) servicios de comunicaciones;
3) servicios de construcción y de ingeniería;
4) servicios de distribución;
5) servicios de enseñanza;
6) servicios relacionados con el medio ambiente;
7) servicios financieros;
8) servicios de salud;
9) servicios de turismo y de viajes;
10) servicios de esparcimiento, culturales y deportivos;
11) servicios de transporte; y
12) otros servicios.
En la mayor parte de los casos, además, esas anotaciones sectoriales
van acompañadas de la indicación del número correspondiente de la Cla-
sificación Central de Productos, de las Naciones Unidas, en que se da una
explicación detallada de las actividades de servicios abarcados por cada

165 Ver Introducción. Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios. Guía para la lectura de
las Listas de Compromisos específicos y de las Listas de exenciones el artículo II (NMF), DOF del
30 de diciembre de 1994, parte 3/3, p. 75.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 163

sector o subsector enumerado y en la cual se basa dicha clasificación de


la Secretaría.
El comercio de servicios es muy diferente del comercio de servicios,
ya que este último presenta una diversidad muy amplia, por lo que el
AGCS trató de regular dicha materia tomando en cuenta la complejidad
que ello implicaba.

A. Movimiento de personas físicas proveedoras de servicios


en el marco del acuerdo

El anexo del Acuerdo relativo al movimiento de personas físicas pro-


veedoras de servicios es aplicable a las medidas que afecten a personas
físicas que sean proveedoras de servicios de un miembro, y a personas físi-
cas de un miembro que estén empleadas por un proveedor de servicios de
un miembro, en relación con el suministro de un servicio.
El Acuerdo es aplicable a las medidas que afecten a personas físicas
que traten de acceder al mercado de trabajo de un miembro, pero no es
aplicable a las personas que traten de obtener un empleo permanente, ni a
las medidas y condiciones de obtención de la ciudadanía o de residencia.
Por otra parte, el Acuerdo no impedirá que un miembro aplique medidas
para regular la entrada o la estancia temporal de personas físicas en su
territorio, incluidas las medidas necesarias para proteger la integridad de
sus fronteras y garantizar el movimiento ordenado de personas físicas a
través de las mismas.

B. Servicios de transporte aéreo

El Anexo sobre servicios de transporte aéreo se aplica a las medidas


que afectan el comercio de servicios de transporte aéreo, sean o no regu-
lares, y a los servicios auxiliares.
Se excluye de la aplicación del AGS los derechos de tráfico y las ac-
tividades directamente relacionadas con ello, que son objeto de acuerdos
bilaterales.
El acuerdo se aplica a las medidas que afecten:
a) servicios de reparación y mantenimiento de aeronaves;166
166 Por “ servicios de reparación y mantenimiento de aeronaves” se entiende tales actividades
cuando se realizan en una aeronave o parte de ella mientras la aeronave está fuera de servicio y no
incluyen el llamado mantenimiento de la línea.
164 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b) a la venta y comercialización de los servicios de transporte aéreo;167


c) a los servicios de sistemas de reserva informatizados (SRI).168
Ningún compromiso específico u obligación asumidos en virtud del
acuerdo reducirán o afectarán las obligaciones resultantes para un miem-
bro de acuerdos bilaterales o multilaterales vigentes en la fecha de entra-
da en vigor del Acuerdo sobre la OMC.

C. Servicios financieros

El anexo sobre servicios financieros se aplica a las medidas que afec-


ten el suministro de servicios financieros, sin que se impida que un miem-
bro adopte medidas por motivos cautelares, entre ellos la protección de
inversores, depositantes, tenedores de pólizas o personas con las que un
proveedor de servicios financieros tenga contraída una obligación fidu-
ciaria, o para garantizar la integridad y estabilidad del sistema financiero.
Por servicio financiero se entiende todo servicio de carácter financie-
ro ofrecido por un proveedor de servicios financieros de un miembro. Los
servicios financieros comprenden todos los servicios de seguros y rela-
cionados con seguros y todos los servicios bancarios y demás servicios
financieros (excluidos los seguros). Los servicios financieros incluyen las
siguientes actividades:

Servicios de seguros y relacionados con seguros

i) Seguros directos (incluido el coaseguro):


A) seguros de vida;
B) seguros distintos de los de vida.
ii) Reaseguros y retrocesión.
iii) Actividades de intermediación de seguros; por ejemplo, las de los
corredores y agentes de seguros.
167 Por “ venta y comercialización de servicios de transporte aéreo” se entienden las oportunida-
des del transportista aéreo de que se trate de vender y comercializar libremente sus servicios de trans-
porte aéreo, con inclusión de todos los aspectos de la comercialización; por ejemplo, estudio de mer-
cados, publicidad y distribución. Estas actividades no incluyen la fijación de precios de los servicios
de transporte aéreo ni las condiciones aplicables (inciso 6, del párrafo 6 del anexo).
168 Por servicios de sistemas de reserva informatizados (SRI) se entiende los servicios prestados
mediante sistemas informatizados que contienen información acerca de los horarios de los transpor-
tistas aéreos, las plazas disponibles, las tarifas y las reglas de tarificación y por medio de los cuales se
pueden hacer reservas o expedir billetes.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 165

iv) Servicios auxiliares de los seguros; por ejemplo, los de consultores,


actuarios, evaluación de riesgos e indemnización de siniestros.

Servicios bancarios y demás servicios financieros


(excluidos los seguros)
v) Aceptación de depósitos y otros fondos reembolsables del público.
vi) Préstamos de todo tipo, con inclusión de créditos personales, cré-
ditos hipotecarios, factoring y financiación de transacciones co-
merciales.
vii) Servicios de arrendamiento financieros.
viii) Todos los servicios de pago y transferencia monetaria, con inclu-
sión de tarjetas de crédito, de pago y similares, cheques de viajeros
y giros bancarios.
ix) Garantías y compromisos.
x) Intercambio comercial por cuenta propia o de clientes, ya sea en
una bolsa, en un mercado extrabursátil o de otro modo, de lo si-
guiente:
A) instrumentos del mercado monetario (incluidos cheques, letras
y certificados de depósito);
B) divisas;
C) productos derivados, incluidos, aunque no exclusivamente, fu-
turos y opciones;
D) instrumentos de los mercados cambiario y monetario, por
ejemplo, swaps y acuerdos a plazo sobre tipos de interés;
E) valores transferibles;
F) otros instrumentos y activos financieros negociables, metal in-
clusive.
xi) Participación en emisiones de toda clase de valores, con inclusión
de la suscripción y colocación como agentes (pública o privadamen-
te) y el suministro de servicios relacionados con esas emisiones.
xii) Corretaje de cambios.
xiii) Administración de activos; por ejemplo, administración de fondos
en efectivo o de carteras de valores, gestión de inversiones colecti-
vas en todas sus formas, administración de fondos de pensiones,
servicios de depósito y custodia, y servicios fiduciarios.
166 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

xiv) Servicios de pago y compensación respecto de activos financieros,


con inclusión de valores, productos derivados y otros instrumentos
negociables.
xv) Suministro y transferencia de información financiera, y procesa-
miento de datos financieros y soporte lógico con ellos relacionado,
por proveedores de otros servicios financieros.
xvi) Servicios de asesoramiento e intermediación y otros servicios fi-
nancieros auxiliares respecto de cualesquiera de las actividades
enumeradas en los incisos v) a xv), con inclusión de informes y
análisis de crédito, estudios y asesoramiento sobre inversiones y car-
teras de valores, y asesoramiento sobre adquisiciones y sobre rees-
tructuración y estrategia de las empresas.
En este anexo se dispone que los gobiernos tienen derecho a adoptar
medidas por motivos cautelares, entre ellos la protección de inversores,
depositantes o tenedores de pólizas de seguros, o para garantizar la inte-
gridad y estabilidad del sistema financiero. Se excluyen asimismo del
ejemplo los servicios de los bancos centrales.169

D. Transporte marítimo

El GATS cuenta también con un anexo relativo a las negociaciones


sobre servicios de transporte marítimo, el cual estipula que aquellas me-
didas incompatibles con el trato de la nación más favorecida que manten-
ga un miembro sólo entrarán en vigor con respecto al transporte marítimo
internacional y servicios auxiliares y al acceso de las instalaciones por-
tuarias y utilización de las mismas.

E. Telecomunicaciones

El anexo sobre telecomunicaciones se aplica a todas las medidas de


un miembro que afecten al acceso, a las redes y servicios públicos de trans-
porte de telecomunicaciones y a la utilización de los mismos. Este anexo
no se aplica a las medidas que afecten a la distribución por cable o radio-
difusión de programas de radio o de televisión.
En el ámbito de la OMC, las negociaciones para la institución del
anexo de telecomunicaciones concluyeron el 15 de febrero de 1997, esta-
169 OMC, op. cit., p. 39.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 167

bleciendo que los servicios de telecomunicaciones básicas, tanto públicas


como privadas, suponen la transmisión de información de extremo a ex-
tremo. Los compromisos de acceso a mercados abarcan el suministro
transfronterizo de telecomunicaciones y los servicios prestados mediante
empresas extranjeras o bien mediante presencia comercial, incluyendo la
posibilidad de ser propietario y explotar infraestructura independiente de
redes de telecomunicaciones.
En el AGCS no se incluyeron las telecomunicaciones de valor agre-
gado170 formalmente; no obstante, algunos países participantes incorpora-
ron esta clase de servicios en sus ofertas de negociación, y algunos de los
países miembros ya habían incluido algunos de estos compromisos desde
que finalizó la Ronda Uruguay de 1994.
La regulación de acceso a las redes y servicios públicos de transporte
de telecomunicaciones y utilización de los mismos sigue las reglas enu-
meradas a continuación:
a) Cada miembro se asegurará de que se conceda a todo proveedor de
servicios de otro miembro, en términos y condiciones razonables y
no discriminatorios, el acceso a las redes y servicios públicos de
transporte de telecomunicaciones y la utilización de los mismos,
para el suministro de cualquier servicio consignado en su lista.
b) Cada miembro se asegurará de que los proveedores de servicios de
otros miembros tengan acceso a cualquier red o servicio público
de transporte de telecomunicaciones ofrecido dentro de sus fronte-
ras o a través de ellas, incluidos los circuitos privados arrendados,
y puedan utilizar tal red o servicio.
c) Cada miembro se asegurará de que los proveedores de servicios
de otros miembros puedan utilizar las redes y servicios públicos de
transporte de telecomunicaciones para el movimiento de informa-
ción dentro de las fronteras y a través de ellas.
d) No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, un miembro podrá
adoptar las medidas que sean necesarias para garantizar la seguri-
dad y la confidencialidad de los mensajes, a reserva de que tales
medidas no se apliquen de forma que constituya un medio de dis-

170 Los servicios de telecomunicaciones de valor agregado son aquellos por medio de los cuales
los proveedores “ añaden valor” a la información que prestan a los clientes, mejorando su forma,
contenido o bien mediante almacenamiento y búsqueda. Como ejemplos podemos mencionar proceso
de datos en línea, así como el almacenamiento y búsqueda de bases de datos, el intercambio de datos
vía electrónica, al correo electrónico (E-mail), el correo vocal, entre otros.
168 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

criminación arbitrario o injustificable o una restricción encubierta


del comercio de servicios.
e) Cada miembro se asegurará de que no se impongan al acceso a las
redes y servicios públicos de transporte de telecomunicaciones y a
la utilización de los mismos más condiciones que las necesarias
para:
• salvaguardar las responsabilidades de los proveedores de las re-
des y servicios públicos de transporte de telecomunicaciones en
cuanto servicios públicos, en particular su capacidad para poner
sus redes o servicios a disposición del público en general;
• proteger la integridad técnica de las redes o servicios públicos
de transporte de telecomunicaciones; o
• asegurarse de que los proveedores de servicios de otros miem-
bros no suministren servicios sino cuando les esté permitido
con arreglo a los compromisos consignados en la lista del
miembro de que se trate.

f) Siempre que satisfagan los criterios establecidos en el párrafo e),


las condiciones para el acceso a las redes y servicios públicos de
transporte de telecomunicaciones y para la utilización de los mis-
mos podrán incluir las siguientes:

• restricciones a la reventa o utilización compartida de tales ser-


vicios;
• la prescripción de utilizar interfaces técnicas especificadas, con
inclusión de protocolos de interfaz, para la interconexión con ta-
les redes y servicios;
• prescripciones, cuando sea necesario, para la interoperabilidad
de tales servicios y para promover el logro de los objetivos
enunciados en el párrafo 7 a);
• la homologación del equipo terminal u otro equipo que esté en
interfaz con la red y prescripciones técnicas relativas a la cone-
xión de tal equipo a esas redes;
• restricciones a la interconexión de circuitos privados, arrenda-
dos o propios, con esas redes o servicios o con circuitos arren-
dados por otro proveedor de servicios o de su propiedad; o
• notificación, registro y licencias.
MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 169

g) No obstante lo dispuesto en los párrafos anteriores, un país en de-


sarrollo miembro podrá, con arreglo a su nivel de desarrollo, im-
poner condiciones razonables al acceso a las redes y servicios pú-
blicos de transporte de telecomunicaciones y a la utilización de los
mismos que sean necesarias para fortalecer su infraestructura in-
terna de telecomunicaciones y su capacidad en materia de servi-
cios de telecomunicaciones y para incrementar su participación en
el comercio internacional de dichos servicios. Tales condiciones
se especificarán en la lista de dicho miembro.
Al término de la Ronda Uruguay los gobiernos convinieron en prose-
guir las negociaciones en cuatro esferas: telecomunicaciones básicas,
transporte marítimo, movimiento de personas físicas, y servicios financie-
ros. En las negociaciones de la Ronda Uruguay se habían contraído com-
promisos en algunos de esos sectores. El objetivo de proseguir las nego-
ciaciones era mejorarlos.
Por otra parte, en el AGCS se identifican varias cuestiones que han
de ser objeto de negociación en el futuro. En una serie de negociaciones
se crearían normas que aún no están incluidas en el AGCS: sobre subven-
ciones, contratación pública y medidas de salvaguardia.171

6. Regulación bilateral en los tratados de libre comercio suscritos


por México

En el ámbito de los acuerdos bilaterales suscritos por México se pre-


sentan algunas disposiciones en concreto con la finalidad de regular el
comercio de los servicios.
El TLCAN amplía lo establecido en otros acuerdos en los que ya ha-
bía sido considerado el tema, como en la negociación multilateral de la
Ronda Uruguay (GATS) y el propio Acuerdo de Libre Comercio entre
Canadá y Estados Unidos de América (TFA).
En el capítulo XII del TLCAN se hace una mención a los servicios
con limitación al derecho de establecimiento, bajo el rubro “ Comercio
transfronterizo de servicios” , y se establecen otros subsectores de servi-
cios en otros capítulos, como son los financieros y los de telecomunica-
ciones.
171 OMC, op. cit., p. 41.
170 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Tanto el TLCAN como el resto de los tratados bilaterales suscritos


por México serán analizados en el próximo capítulo, incluyendo en cada
uno de ellos un estudio detallado sobre el tema de los servicios.

7. Asimilación de los compromisos internacionales


en ordenamientos nacionales

La práctica internacional comercial reconocía dos tipos de recepción


del derecho internacional: la transformación y la incorporación, sin em-
bargo, en el derecho comunitario, específicamente en la Unión Europea,
se han utilizado cinco técnicas de asimilación de ese derecho a los Esta-
dos nacionales, tales como: la aplicación directa, sustitución, coexisten-
cia, coordinación y armonización:172 la transformación, que parte de la
premisa de que el derecho internacional y el derecho interno, al ser dos
sistemas jurídicos distintos que operan separadamente, postula que el de-
recho internacional, para que tenga efectos internamente, dentro de la ju-
risdicción doméstica debe —expresa y específicamente— ser transformada
en norma de derecho interno por medio de un acto del aparato legislativo,
es decir, por medio de una ley. Esta doctrina ha sido transformada hasta
considerarse que la ratificación es un acto válido de transformación. En
cambio la doctrina de la incorporación postula que el derecho internacio-
nal es parte del derecho interno, sin la necesidad de la interposición de un
procedimiento constitucional de ratificación.
Con base en lo anterior, las disposiciones de los tratados internacionales,
en el caso de México, son adoptadas, en primer término, mediante la aproba-
ción del Senado de la República, aplicando la doctrina de la transformación.
Con la aprobación, el Senado eleva a la categoría de ley, al tratado inter-
nacional, con base en el artículo 133 constitucional.
Es así como México asimila los compromisos internacionales. Asimi-
lación que trae como consecuencia la reforma de varias disposiciones de
leyes tanto federales como estatales, a fin de armonizar las disposiciones
jurídicas nacionales, con las internacionales establecidas en los tratados.
Como ejemplo de lo anterior, podemos señalar el anexo 1A de este
libro, establecido en el capítulo III, que demuestra la relación de leyes
nacionales, con los acuerdos multilaterales de la OMC. Relación que im-

172 Hernández Ramírez, Laura, op. cit.


MARCO JURÍDICO DE LA COMERCIALIZACIÓN INTERNACIONAL 171

plicó en su momento la reforma de varias leyes internas a fin de adecuar-


las a lo establecido en estos acuerdos. Incluso la firma del TLCAN, modi-
ficó una serie de ordenamientos jurídicos mexicanos, tales como la Ley
de Población, la Ley Reglamentaria del artículo 5o. constitucional relati-
va al Ejercicio de las Profesiones en el Distrito Federal etcétera.173
Reformas que asimilan los contenidos de tratados internacionales de li-
bre comercio.
Respecto a los tratados de libre comercio (compromisos internaciona-
les relevantes para nuestro estudio) suscritos por México, en seguida se
detallan la fecha y se señalan los capítulos referentes a servicios, en el
cuadro siguiente:

173 Para mayor información véase capítulo VI, y la obra de Hernández Ramírez, Laura, op. cit.
TRATADOS COMERCIALES SUSCRITOS POR MÉXICO

Tratados Capítulos referentes a servicios Diario Oficial de la Federación


(Decreto promulgatario)

Tratado de Libre Comercio de América Capítulo XI 20 de diciembre de 1993


del Norte, suscrito por Canadá, Estados Inversión
Unidos y México Capítulo XII
Comercio Transfronterizo de Servicios
Capítulo XIII
Telecomunicaciones
Capítulo XIV
Servicios financieros
Capítulo XVI
Entrada Temporal de Personas de Negocios

Organización Mundial de Comercio Acuerdo General sobre el Comercio 30 de diciembre de 1994


de Servicios GATS

Tratado de Libre Comercio suscrito Capítulo X 9 de enero de 1995


por México, Colombia y Venezuela Principios Generales sobre el comercio
Capítulo XI
Telecomunicaciones
TRATADOS COMERCIALES SUSCRITOS POR MÉXICO (continuación)

Tratados Capítulos referentes a servicios Diario Oficial de la Federación


(Decreto promulgatorio)

Capítulo XII
Entrada temporal
Capítulo XVII
Inversión

Tratado de Libre Comercio suscrito Capítulo IX 10 de enero de 1995


por México y Costa Rica Principios Generales sobre el Comercio
de Servicio
Capítulo X
Entrada Temporal de Personasde Negocios
Capítulo XIII
Inversión

Tratado de Libre Comercio suscrito Capítulo IX 11 de enero de 1995


por México y Bolivia Principios Generales sobre el Comercio
de Servicios
Capítulo X
Telecomunicaciones
Capítulo XI
EntradaTemporal de Personas
de Negocios
TRATADOS COMERCIALES SUSCRITOS POR MÉXICO (continuación)

Tratados Capítulos referentes a servicios Diario Oficial de la Federación


(Decreto promulgatorio)

Capítulo XII
Servicios Financieros
Capítulo XV
Inversión

Tratado de Libre Comercio suscrito Capítulo X 1 de julio de 1998


por México y Nicaragua Principios Generales sobre el Comercio
de Servicios
Capítulo XI
Telecominicaciones

Tratado de Libre Comercio suscrito Capítulo 9 28 de julio de 1999


por México y Chile Inversión
Capítulo 10
Comercio Transfronterizo de Servicios
Capítulo 11
Servicios de Transporte Aéreo
Capítulo 12
Telecomunicaciones
Capítulo 13
Entrada Temporal de Personas de Negocios
TRATADOS COMERCIALES SUSCRITOS POR MÉXICO (continuación)

Tratados Capítulos referentes a servicios Diario Oficial de la Federación


(Decreto promulgatorio)

Acuerdo de Asociación Económica, Decisión del Consejo Conjunto: 26 de junio de 2000


Concertación Política y Cooperación Título II
entre los Estados Unidos Mexicanos Comercio de servicios
y la Comunidad Europea Capítulo i
Disposiciones Generales
Capítulo ii
Transporte Marítimo
Capítulo iii
Servicios Financieros
Capítulo iv
Excepciones Generales

Tratado de Libre Comercio suscrito 28 de junio de 2000


por Israel y México

Tratado de Libre Comercio entre México Capítulo X 14 de marzo de 2001


y El Salvador, Guatemala y Honduras Comercio Transfronterizo
Capítulo XI
Servicios Financieros
Capítulo XII
Telecomunicaciones
CAPÍTULO V
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS
POR MÉXICO

1. Tratado por el que se crea la Zona de Libre Comercio de Amé-


rica del Norte (TLCAN) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
A. Alcance y cobertura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180
B. Disposiciones para el comercio de mercancías . . . . . . . 183
C. Disposiciones para el comercio de servicios . . . . . . . . . 190
D. Procedimientos de solución de controversias . . . . . . . . 197
E. Acuerdos sobre Cooperación Ambiental y Cooperación La-
boral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198
2. Tratados de libre comercio suscritos por México con países la-
tinoamericanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
A. Tratado de Libre Comercio del Grupo de los Tres: México-
Venezuela-Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201
B. Tratado de Libre Comercio México-Costa Rica . . . . . . . 206
C. Tratado de Libre Comercio México-Bolivia . . . . . . . . . 209
D. Tratado de Libre Comercio México-Nicaragua . . . . . . . 212
E. Tratado de Libre Comercio México-Chile . . . . . . . . . . 215
F. Tratado de Libre Comercio México-El Salvador, Guatemala
y Honduras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
G. Acuerdo de Complementación Económica núm. 5, celebra-
do entre México y Uruguay . . . . . . . . . . . . . . . . . 224
3. Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política en-
tre los Estados Unidos Mexicanos y la Comunidad Europea y
sus Estados Miembros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228
A. Decisión del Consejo Conjunto . . . . . . . . . . . . . . . 229
B. Decisión del Consejo Conjunto del Acuerdo Interno sobre
Comercio y Cuestiones relacionadas con el Comercio entre
México y la Comunidad Europea, núm. 2/2000 . . . . . . . 232
4. Tratado de Libre Comercio México-Israel . . . . . . . . . . . . 236
5. Negociaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239
Tratado de Libre Comercio entre México y los Estados de
la Asociación Europea de Libre Comercio . . . . . . . . 240
CAPÍTULO V

TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS


POR MÉXICO

El artículo XXIV del GATT permite la creación de uniones aduaneras y


zonas de libre comercio, como excepción a los principios de “ nación más
favorecida” y “ trato más favorable” . El fin último de este tipo de agrupa-
ciones estatales es el de establecer un régimen aduanero especial, permi-
tiendo la desgravación paulatina de bienes y servicios, y facilitando el
movimiento de bienes, servicios, capitales e incluso personas.
El párrafo 8 del artículo XXIV del GATT define las uniones aduane-
ras y las zonas de libre comercio en los siguientes términos:
8. A los efectos de aplicación del presente Acuerdo,
a) se entenderá por unión aduanera, la substitución de dos o más terri-
torios aduaneros por un solo territorio aduanero, de manera:
i) que los derechos de aduana y las demás reglamentaciones comercia-
les restrictivas (excepto, en la medida en que sea necesario, las restriccio-
nes autorizadas en virtud de los artículos XI, XII, XIII, XIV, XV y XX)
sean eliminados con respecto a lo esencial de los intercambios comerciales
entre los territorios constitutivos de la unión o, al menos, en lo que concier-
ne a lo esencial de los intercambios comerciales de los productos origina-
rios de dichos territorios; y
ii) que, a reserva de las disposiciones del párrafo 9, cada uno de los
miembros de la unión aplique al comercio con los territorios que no estén
comprendidos en ella derechos de aduana y demás reglamentaciones del
comercio que, en substancia, sean idénticos;
b) se entenderá por zona de libre comercio, un grupo de dos o más te-
rritorios aduaneros entre los cuales se eliminen los derechos de aduana y
las demás reglamentaciones comerciales restrictivas (excepto, en la medida
en que sea necesario, las restricciones autorizadas en virtud de los artícu-
los XI, XII, XIII, XIV, XV y XX) con respecto a lo esencial de los inter-
cambios comerciales de los productos originarios de los territorios consti-
tutivos de dicha zona de libre comercio.

177
178 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Con fundamento en este artículo, México ha suscrito diversos trata-


dos de libre comercio, de los cuales destaca el Tratado de Libre Comercio
de América del Norte (TLCAN). Los factores que dan mayor trascenden-
cia a este tratado, en relación con los otros cinco tratados que México ha
suscrito con países latinoamericanos, por dos cuestiones esenciales: la mag-
nitud de las economías involucradas y las negociaciones de desgravación.

1. Tratado por el que se crea la Zona de Libre Comercio de América


del Norte (TLCAN) (DOF, 20 de diciembre de 1993)

El 1o. de enero de 1994 entró en vigor este instrumento de integra-


ción zonal. Más que un tratado de libre comercio, es un tratado de inver-
sión que abarca mercancías, servicios e hídridos (propiedad intelectual)
dentro de sus veintidós capítulos, más los acuerdos de cooperación am-
biental y laboral, convergiendo a su vez en un escenario de resolución de
controversias que busca, en general, limitar la discrecionalidad de la apli-
cación de las legislaciones nacionales, y pretende garantizar rapidez, ob-
jetividad y neutralidad a los operadores económicos zonales.174
Existe diversa bibliografía175 de académicos, legisladores y producto-
res, con posturas encontradas respecto a las ventajas y desventajas de este
tratado.176 Lo más pertinente sería analizar la realidad en cada uno de los
sectores; sin embrago, nos llevaría tiempo y espacio para transitar en cada
uno de los veintidós capítulos e intentar ser lo más objetivo posible. En
efecto, debemos reconocer que los tres gobiernos han realizado la evalua-
174 Sería interesante analizar los diversos casos que se han resuelto respecto al capítulo XIX en
los tres Estados, a efecto de verificar si se aplican tales garantías.
175 Véase, por ejemplo, Schetino, Macario, TLC. Tratado de Libre Comercio, ¿Qué es y cómo
nos afecta?, México, Grupo Editorial Iberoamérica, 1994, o Weintraub, Sidney, El TLC cumple tres
años, México, FCE-ITAM, 1997.
176 El Senado de la República convocó a quince foros de evaluación para determinar cuáles han
sido los factores positivos y negativos del TLC y se ha concluido que ha habido má perdedores que
ganadores, como el sector agropecuario y ganadero, la industria de la computación, juguete y auto-
transporte. Los ganadores son los sectores exportadores, como las maquiladoras y las industrias del
vidrio, automotriz, textil, calzado y del cemento. “ La senadora Rosalbina Garabito, integrante de la
comisión de Evaluación del TLC, reconoce que las exportaciones mexicanas han crecido de manera
sustantiva ... pero advierte que ese dato hay que tomarlo con pinzas en relación con los beneficios que
produce en la economía nacional ... beneficia a las principales empresas exportadoras que están en
manos de extranjeros cuyos productos tienen un escasísimo contenido de insumos nacionales; ade-
más, se ha producido una alta dependencia de las importaciones y el nuevo patrón de crecimiento es
muy concentrado por sectores y excluyente en términos sociales.” Correa, Guillermo y Vargas Medi-
na, Agustín, Proceso, 29 de agosto de 1999, p. 10.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 179

ción de este instrumento a los cinco años de vigencia. Asimismo, los repre-
sentantes de cada sector productivo, en México, han externado posi-
ciones diversas incluyendo las que solicitan un stand by de la desgra-
vación arancelaría anual,177 y/o que se apliquen los compromisos en
los plazos acordados.178
El preámbulo del TLCAN establece los fines perseguidos por Méxi-
co, Canadá y Estados Unidos, en los siguientes términos:
• Reafirmar los lazos de amistad y cooperación entre sus naciones;
• Contribuir al desarrollo armónico, a la expansión del comercio
mundial y a ampliar la cooperación internacional;
• Crear un mercado más extenso y seguro para los bienes y los servi-
cios producidos en sus territorios;
• Reducir las distorsiones en el comercio;
• Establecer reglas claras y de beneficio para su intercambio comercial;
• Asegurar un marco comercial predecible para la planeación de las
actividades productivas y de la inversión;
• Desarrollar sus respectivos derechos y obligaciones derivados del
Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, así
como de otros instrumentos bilaterales y multilaterales de coopera-
ción internacional;
• Fortalecer la competitividad de sus empresas en los mercados
mundiales;
• Alentar la innovación y la creatividad y fomentar el comercio de
bienes y servicios que estén protegidos por los derechos de propie-
dad intelectual;
• Crear nuevas oportunidades de empleo, mejorar las condiciones la-
borales y los niveles de vida en sus respectivos territorios;
• Emprender todo lo anterior de manera congruente con la protec-
ción y la conservación del ambiente;
• Preservar su capacidad para salvaguardar el bienestar público;
• Promover el desarrollo sostenible;

177 Estados Unidos de Norte América, en cambio, ha sugerido acelerar las desgravaciones aran-
celarias en diversos productos.
178 Rebollo, Herminio, “ Seguirá sin cumplirse el TLC en transporte” , El Financiero, 27 de
agosto de 1999, p. 30.
180 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Reforzar la elaboración y la aplicación de leyes y reglamentos en


materia ambiental, y
• Proteger, fortalecer y hacer efectivos los derechos de sus trabaja-
dores.

A. Alcance y cobertura

En cuanto a los objetivos del Tratado, el artículo 102 del capítulo pri-
mero los enuncia expresamente:
a) Eliminar obstáculos al comercio y facilitar la circulación trans-
fronteriza de bienes y servicios entre los territorios partes;
b) promover condiciones de competencia leal en la zona de libre co-
mercio;
c) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los te-
rritorios de las partes;
d) proteger y hacer valer, de manera adecuada y efectiva, los derechos
de propiedad intelectual en territorio de cada una de las partes;
e) crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución de
controversias, y
f) establecer lineamientos para la ulterior cooperación trilateral, re-
gional y multilateral encaminada a ampliar y mejorar los benefi-
cios de este Tratado.
Las partes interpretarán y aplicarán las disposiciones de este Tratado
a la luz de los objetivos establecidos en el párrafo anterior y de conformi-
dad con las normas aplicables del derecho internacional (inciso 2, artículo
102 capítulo primero).
Con lo anterior, el TLCAN hace eco sobre la convención sobre dere-
cho de los tratados en materia de interpretación.
Los principios del Tratado que cruzan los veintidós capítulos y sus
anexos son: trato nacional, trato de nación más favorecida y transparen-
cia. Respecto a los dos primeros, sabemos que tienen su origen en el de
“ no discriminación” , además han sido planteados desde el GATT-OMC.

a. Trato nacional
Uno de los aspectos más sustanciales del Tratado es que bienes, ser-
vicios y personas deben ser considerados como nacionales de los respec-
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 181

tivos países suscriptores del TLCAN. Así, una mercadería canadiense


debe ser considerada en territorio mexicano, en la misma forma que si
fuera que la nacional. Esto es, no es viable discriminar por razones de
“ nacionalidad” . La única excepción a este principio lo encontramos en el
capítulo VI del Tratado, aunque los minerales radiactivos mexicanos ex-
cluyen tajantemente la presencia de canadienses y estadounidenses en su
explotación en territorio nacional.
Lo anterior cuando se aplica a un sector, en cada Estado (México, Ca-
nadá o Estados Unidos de América) podría ser diferente. Se tendría que
hacer un estudio preciso por sector (mercancías, servicios e híbridos) para
revisar las simetrías o asimetrías respecto a este principio. Es importante
recordar que este no determina “ equidad” .
En efecto, si nos referimos al sector servicios profesionales, negocia-
do en el capítulo XVI, debemos considerar cómo es regulada la presta-
ción de un servicio en cada uno de los tres países. Podríamos encontrar
serias diferencias; por ejemplo, los servicios financieros (bancarios) que
en Estados Unidos de América son especializados y en México tenemos
el servicio de banca múltiple; el servicio profesional de notario público,
que afortunadamente no quedó negociado,179 mismo que resultó total-
mente diferente su tratamiento jurídico y se identificó dicha asimetría.
Entonces ¿qué es lo que sucede en otros sectores o subsectores?

b. Trato de la Nación más Favorecida (NMF)


Principio general del GATT-OMC, significa que cualquier convenio
comercial o de servicio que las partes del TLCAN efectúen bilateralmen-
te debe extenderse automáticamente a la otra parte.
Este principio está subordinado al artículo XXIV del Acuerdo Gene-
ral de Aranceles y Comercio, que permite que grupos de países que for-
man una zona de libre comercio o unión aduanera pueden temporalmente
excluir a terceros países de los beneficios de la cláusula de la nación más
favorecida.

c. Transparencia
Este principio, expresamente contemplado en el capítulo XVIII del
Tratado, obliga a los tres países a notificar toda modificación, reforma o
179 Véase Hernández Ramírez, Laura, Comercialización internacional de los servicios en Méxi-
co. Marco jurídico, México, McGraw-Hill, 1998, pp. 125-130.
182 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

adición que se intente efectuar a las legislaciones internas que se relacio-


nan con aspectos regulados por el Tratado, a fin de prevenir o evitar con-
troversias entre operadores económicos zonales.
Este principio del capítulo XVIII se complementa con el código de
conducta (artículo 2.009.2 inciso C) y las reglas modelo de procedimiento
(artículo 2012) del propio Tratado.
El TLCAN consta de un preámbulo y 22 capítulos distribuidos en ocho
partes, las cuales se ocupan, respectivamente, de los siguientes temas:

Primera parte Aspectos generales. Integrada por los capítulos I


y II, que se ocupan de los objetivos del Tratado y
de las definiciones generales.
Segunda parte Comercio de bienes. Está integrada por los capí-
tulos III a VIII, que se ocupan del trato nacional
y acceso de bienes al mercado (capítulo III); re-
glas de origen (capítulo IV); procedimientos
aduaneros (capítulo V); energía y petroquímica
básica (capítulo VI); sector agropecuario y medi-
das sanitarias y fitosanitarias (capítulo VII) y
medidas de emergencia (capítulo VIII).
Tercera parte Barreras técnicas al comercio. Está integrada por
el capítulo IX relativo a las medidas de normali-
zación.
Cuarta parte Compras del sector público (capítulo X).
Quinta parte Inversión, servicios y asuntos relacionados. Está
integrado de los capítulos XI a XVI, que se ocu-
pan de los temas de inversión (capítulo XI); co-
mercio transfronterizo de servicios (capítulo XII);
telecomunicaciones (capítulo XIII); servicios fi-
nancieros (capítulo XIV); política en materia de
competencia, monopolios y empresas de Estado
(capítulo XV).
Sexta parte Propiedad intelectual (capítulo XVII).
Séptima parte Disposiciones administrativas e instituciones.
Está integrada por los capítulos XVIII a XX, que
se ocupan de la publicación, notificación y admi-
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 183

nistración de leyes (capítulo XVIII); revisión y


solución de controversias en materia de antidum-
ping y cuotas compensatorias (capítulo XIX) y
disposiciones institucionales y procedimientos
para la solución de controversias (capítulo XX).
Octava parte Otras disposiciones. Está integrada por los capí-
tulos XXI y XXII, que se ocupan de las excepcio-
nes y las disposiciones finales, respectivamente.

El Tratado cuenta, además, con diversos anexos integrados a lo largo


de su capitulado, así como de notas, el anexo 401 y siete anexos numera-
dos del al VII que van al final del texto.

B. Disposiciones para el comercio de mercancías

Capítulo III. Trato nacional y acceso de bienes al mercado


Capítulo IV. Reglas de origen
Capítulo V. Procedimientos aduanales
Capítulo VI. Energía y petroquímica básica
Capítulo VII. Sector agropecuario y medidas sanitarias y fitosanitarias
Capítulo VIII. Medidas de emergencia
Capítulo IX. Medidas relativas a normalización

a. Regulaciones arancelarias

El Tratado establece, en principio, que ninguna de las partes podrá


incrementar ningún arancel aduanero vigente, ni adoptar ningún arancel
nuevo, sobre bienes originarios.
La eliminación de aranceles se hará de manera progresiva, para lo
cual se establecieron cuatro categorías de desgravación, las cuales se
cuentan a partir del 1o. de enero de 1994:
Categoría Etapas anuales Exención total
A ——- 1º de enero de 1994
B 5 1º de enero de 1998
C 10 1º de enero de 2003
C+ 15 1º de enero de 2008
184 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La tasa arancelaria y la categoría de desgravación para determinar los


aranceles aduaneros de transición en cada etapa de reducción para una
fracción se indican en las listas de desgravación de cada una de las partes.
El artículo 302 (párrafo tercero) contempla la posibilidad de acelerar
la eliminación de aranceles aduaneros prevista en sus listas de desgrava-
ción, para lo cual debe existir aprobación de cada una de las partes.
El capítulo tercero contiene también disposiciones que regulan las
restricciones a la devolución de aranceles aduaneros sobre productos ex-
portados y a los programas de diferimiento de aranceles aduaneros. Prohíbe
la adopción de nuevas exenciones aduaneras, la ampliación de las vigen-
tes respecto de los beneficiarios actuales.
Limitaciones para las importaciones temporales de bienes, la impor-
tación exenta de arancel aduanero para algunas muestras comerciales y
materiales de publicidad impresas, y se establece la prohibición a las par-
tes de aplicar aranceles aduaneros a bienes reimportados después de ha-
ber sido reparados o alterados.
El artículo 314 prohíbe a las partes la adopción o mantenimiento de
impuesto, arancel o cargo alguno sobre la exportación de bienes a territo-
rio de otra parte, a menos que éstos se adopten o mantengan sobre:
a) la exportación de dicho bien a territorio de las otras partes, y
b) dicho bien, cuando esté destinado al consumo interno

b. Medidas no arancelarias

Restricciones a la importación. Por lo que se refiere a las medidas no


arancelarias, el TLCAN señala que ninguna de las partes podrá adoptar o
mantener ninguna prohibición ni restricción a la importación de cualquier
bien de otra parte o a la exportación o venta para exportación de cual-
quier bien destinado a territorio de otra parte (artículo 309).
Derechos aduaneros. Ninguna de las partes puede establecer derechos
aduaneros sobre bienes originarios.180

180 México se comprometió a no incrementar sus derechos de trámite aduanero sobre bienes ori-
ginarios, y a eliminarlos a más tardar el 30 de junio de 1999. Estados Unidos se comprometió a no
incrementar sus derechos sobre trámite aduanero, y a eliminarlos —con relación a Canadá— conforme
al calendario establecido en el artículo 403 del Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y Estados
Unidos, cuando dichos bienes califiquen para ser marcados como bienes de Canadá en conformidad
con el anexo 311, independientemente de si los bienes están marcados o no, y en relación con México
serán eliminados a más tardar el 30 de junio de 1999 (Anexo 310.1 Derechos Aduaneros Vigentes).
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 185

Marcado de país de origen. El artículo 311, en relación con el anexo


de igual numeral, establece la necesidad de crear reglas para establecer si
un bien es de un bien de una parte. Cada una de las partes podrá exigir
que un bien de otra parte, denominado conforme a las reglas de mercado
e importado a su territorio, ostente una marca de país de origen que indi-
que el nombre de éste al comprador final del bien, por lo que también se
puede requerir que esté en idioma español, francés o inglés.
Productos distintivos. Se refiere a la aplicación de normas y a los pro-
ductos distintivos indicados a continuación:
• Bourbon whiskey y Tennessee whiskey: whiskey producido exclu-
sivamente en Estados Unidos.
• Canadian whiskey: producto distintivo de Canadá.
• Tequila y mezcal: productos distintivos de México.
De conformidad con la lista anterior, cada uno de los países partes del
TLCAN se comprometen a no permitir la venta de alguno de estos pro-
ductos que no haya sido elaborado en su país de origen.
La segunda parte del Tratado (relativa al comercio de bienes) contie-
ne dos anexos, uno relativo al comercio e inversión en el sector automo-
triz, y el otro sobre bienes textiles y del vestido, ya que por sus caracterís-
ticas e importancia para cada uno de los países era necesario contar con
una regulación especial.

c. Reglas de origen
Dispone el artículo 401:
Salvo que se disponga otra cosa en este capítulo, un bien será origina-
rio de un territorio de una parte cuando:
a) El bien sea obtenido en su totalidad o producido enteramente en terri-
torio de una o más de las partes, según la definición del artículo 415;
b) Cada uno de los materiales no originarios que se utilicen en la pro-
ducción del bien sufra uno de los cambios de clasificación arance-
laria dispuestos en el anexo 401 como resultado de que la produc-
ción se haya llevado a cabo enteramente en territorio de una o más
de las partes o cumpla con los requisitos correspondientes de ese
anexo cuando no se requiera un cambio en clasificación arancela-
ria, y el bien cumpla con los demás requisitos aplicables de este
capítulo;
186 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

c) El bien se produzca enteramente en territorio de una o más de las


partes, a partir exclusivamente de materiales originarios, o
d) Excepto para bienes comprendidos en los capítulos 61 a 63 del
Sistema Armonizado, el bien sea producido en territorio de una o
más de las partes, pero una o más de las partes no originarias utili-
zadas en la producción del bien y consideradas como partes de con-
formidad con el sistema armonizado no sufra un cambio de clasifi-
cación arancelaria debido a que:
i) El bien sea importado a territorio de una parte sin ensamblar o
desensamblado, pero sea clasificado como un bien ensamblado
de conformidad con la Regla General de Interpretación 2 (a) del
Sistema Armonizado; o
ii) La partida para el bien sea la misma tanto para el bien como
para sus partes y los describa específicamente, y esa partida no
se divida en subpartidas, o la subpartida arancelaria sea la mis-
ma tanto para el bien como para sus partes y los describa espe-
cíficamente; siempre que el valor del contenido regional del
bien, determinado de acuerdo con el artículo 402, no sea infe-
rior a 60 por ciento cuando se utilice el método de valor de trans-
acción, ni a 50 por ciento cuando se emplee el método de costo
neto y el bien satisfaga los demás requisitos aplicables de este
capítulo.
El artículo 402 describe dos métodos de valoración del contenido re-
gional de un bien: el método de valor de transacción181 y el método de
costo neto.182
El método de valor de transacción consiste en la aplicación de la si-
guiente fórmula:
VT - VMN
VCR = X 100
VT

181 Valor de transacción significa el precio efectivamente pagado o pagadero por un bien o ma-
terial relacionado con una transacción del productor de ese bien, salvo para la aplicación del artículo
403 (2) (a), ajustado de acuerdo con los principios de los párrafos 1, 3 y 4 del artículo 8 del Código
de Valoración Aduanera, sin considerar si el bien o el material se vende para exportación.
182 Costo neto significa todos los costos menos los de la promoción de ventas, comercialización
y de servicio posterior a la venta, regalías, embarque y empaque, así como los costos financieros no
admisibles que estén incluidos en el costo total.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 187

Donde:
VCR es el valor de contenido regional expresado como porcentaje
VT es el valor de transacción del bien, ajustado sobre la base
L.A.B.; y
VMN es el valor de los materiales no originarios utilizados por el
productor en la producción del bien.
La fórmula pare determinar el valor de contenido regional con base
en el método de costo neto es:
VT - VMN
VCR = X 100
CN

Donde:
VCR es el valor de contenido regional expresado como porcentaje
CN es el costo neto del bien, y
VMN es el valor de los materiales no originarios utilizados por el
productor en la producción del bien.
El empleo de este segundo método se realizará únicamente cuando:
a) no exista el valor de transacción del bien;
b) el valor de transacción del bien no sea admisible conforme al ar-
tículo 1 del Código de Valoración Aduanera;
c) el bien sea vendido por el productor a una persona relacionada y el
volumen de ventas, por unidades de cantidad de bienes idénticos o
similares vendidos a personas relacionadas, durante un periodo de
seis meses inmediatamente anterior al mes en que el bien en cues-
tión sea vendido, exceda 85 por ciento de las ventas totales del
productor respecto a esos bienes;
d) el bien:
i) sea un vehículo automotriz comprendido en la partida 8701 u
8702, subpartida 8703.21 a la 8703.90 o partida 8704, 8705
u 8706;
ii) esté identificado en el Anexo 403.1 o 403.2 y sea para uso en
vehículos automotrices comprendidos en la partida 8701 a la
8706;
188 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

iii) esté comprendido en la partida 64.01 a la 64.05 o


iv) esté comprendido en la fracción arancelaria 8469.10.aa (má-
quinas para procesamiento de textos);
e) el exportador o productor elija acumular el valor de contenido re-
gional del bien de conformidad con el artículo 404; o
f) el bien se designe como material intermedio de acuerdo con el párra-
fo 10183 y esté sujeto a un requisito de valor de contenido regional
El artículo 405 del TLCAN establece el principio de minimis. Con
algunas salvedades establecidas por el mismo artículo, un bien se consi-
derará originario si el valor de todos los materiales no utilizados en la
producción del bien que no sufran el cambio correspondiente de clasifica-
ción arancelaria (establecida en el anexo 401) no excede el 7 por ciento
del valor de transacción del bien, ajustado sobre la base L.A.B.184 o, en su
caso, de que el valor de transacción del bien no sea admisible conforme al
artículo 1 del Código de Valoración Aduanera, si el valor de todos los
materiales no originarios antes referidos no excede 7 por ciento del costo
total del bien, siempre que:
a) El bien esté sujeto al requisito de valor de contenido regional, el va-
lor de dichos materiales no originarios se tome en cuenta en el cálcu-
lo del valor de contenido regional del bien, y
b) El bien satisfaga los demás requisitos aplicables de este capítulo.

d. Certificación de origen

Señala la obligación de las partes de establecer un certificado de ori-


gen que servirá para confirmar que un bien que se exporte de territorio de
una parte a territorio de otra parte califica como originario.
Cada una de las partes puede exigir que el certificado de origen que
ampare un bien importado a su territorio se llene en el idioma que deter-
mine su legislación.

183 Según el cual, se debe designar como material intermedio cualquier material de fabricación
propia utilizado en la producción del bien siempre que, de estar sujeto ese material intermedio a un
requisito de valor de contenido regional, ningún otro material de fabricación propia sujeto al requisito
de contenido regional utilizado en la producción de ese material pueda a su vez ser designado por el
productor como material intermedio.
184 L.A.B. significa libre a bordo, independientemente del medio de transporte, desde el punto
de embarque directo del vendedor al comprador.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 189

Cada una de las partes exigirá al exportador en su territorio, que llene


y firme un certificado de origen respecto de la exportación de un bien
para el cual un importador pudiera solicitar trato arancelario preferencial
en el momento de introducirlo en territorio de otra parte.
Cada una de las partes dispondrá que el certificado de origen no sea
requerido en los siguientes casos:185
a) en la importación comercial de un bien cuyo valor no exceda de
mil dólares estadounidenses o su equivalente en la moneda de la
parte o una cantidad mayor que ésta establezca, pero podrá exigir
que la factura que acompañe tal importación contenga una declara-
ción que certifique que el bien califica como originario;
b) en la importación de un bien con fines no comerciales cuyo valor
no exceda la cantidad de mil dólares estadounidenses o su equiva-
lente en la moneda de la parte, o una cantidad mayor que ésta esta-
blezca, o
c) en la importación de un bien para el cual la parte a cuyo territorio
se importa haya dispensado el requisito de presentación de un cer-
tificado de origen,
a condición de que la importación no forme parte de una serie de im-
portaciones que, según una consideración razonable, se efectúen o se pla-
neen con el propósito de evadir los requisitos de certificación de los artí-
culos 501 y 502.
Las partes en el TLCAN establecen un grupo de Trabajo sobre Re-
glas de Origen integrado por representantes de cada una de las partes, así
como un subgrupo de aduanas.

e. Medidas sanitarias y fitosanitarias


Cada una de las partes podrá mantener o aplicar cualquier medida sa-
nitaria o fitosanitaria necesaria para la protección de la vida y la salud
humana, animal o vegetal en su territorio, incluida una medida que sea
más estricta que una norma, directriz o recomendación internacional.
No son aplicables a las medidas sanitarias o fitosanitarias los artícu-
los 301 (“ Trato nacional” ) y 309 (“ Restricciones a la importación y ex-
portación” ), y las disposiciones del artículo XX (b) del GATT que están
incorporadas en el artículo 2101 (1).
185 Artículo 503.
190 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Las medidas sanitarias o fitosanitarias que adopten, mantengan o


apliquen las partes deben estar basadas en principios científicos, estar ba-
sadas en una evaluación de riesgo apropiada a las circunstancias, y deben
ser eliminadas cuando ya no exista una base científica que las sustente.
Se establece el principio de “ trato no discriminatorio” , y la elimina-
ción de los obstáculos innecesarios.

C. Disposiciones para el comercio de servicios


Los capítulos del TLCAN relacionados con los servicios son los si-
guientes:
Capítulo XI. Inversión del TLCAN, en lo que se refiere a servicios
Capítulo XII. Comercio transfronterizo de servicios
Capítulo XIII. Telecomunicaciones
Capítulo XIV. Servicios financieros
Capítulo XVI. Entrada temporal de personas de negocios.

Comercio transfronterizo de servicios


En términos del artículo 1213 del TLCAN, el comercio transfronteri-
zo de servicios o prestación transfronteriza de un servicio significa la
prestación de un servicio:
a) del territorio de una parte al territorio de otra parte;
b) en territorio de una parte, por personas de esa parte, a personas de
otra parte, o
c) por un nacional de una parte en territorio de otra parte, pero no
incluye la prestación de un servicio en el territorio de una parte
mediante una inversión, tal como está definida en el artículo 1139.
El ámbito de aplicación está delimitado por el artículo 1201, el cual
transcribimos a continuación:
1. Este capítulo se refiere a las medidas que una parte adopte o mantenga
sobre el comercio transfronterizo de servicios que realicen los proveedores
de servicios de otra parte, incluidas las relativas a:
a) la producción, distribución, comercialización, venta y prestación de
un servicio;
b) la compra, o uso o el pago de un servicio;
c) el acceso a y el uso de sistemas de distribución y transporte relacio-
nados con la prestación de un servicio;
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 191

d) la presencia en su territorio de un proveedor de servicios de otra par-


te, y
e) el otorgamiento de una fianza u otra forma de garantía financiera,
como condición para la prestación de un servicio
2. Este capítulo no se refiere a:
a) los servicios financieros, tal como se definen en el capítulo XIC,
“ Servicios financieros” , ni a
b) los servicios aéreos, incluidos los de transportación aérea nacional e
internacional, con y sin itinerario fijo, así como las actividades auxiliares
de apoyo a los servicios aéreos, salvo:
i) los servicios de reparación y mantenimiento de aeronaves durante el
periodo en que se retira una aeronave de servicio; y
ii) los servicios aéreos especializados.
3. ...

Este capítulo cuenta con dos anexos, los cuales regulan los servicios
profesionales y el transporte, respectivamente.

a. Servicios profesionales
El TLCAN define a los servicios profesionales como aquellos que
para su prestación requieren de educación superior especializada, o en su
lugar, adiestramiento o experiencia equivalentes y cuyo ejercicio es auto-
rizado o restringido por una parte, pero no incluye los servicios propor-
cionados por personas que practican un oficio o a los tripulantes de bar-
cos mercantes y aeronaves.
En el anexo 1210.5 se señalan tres secciones:
a) disposiciones generales
b) consultores jurídicos externos
c) otorgamiento de licencias temporales para ingenieros
Este anexo maneja un criterio prospectivo, conforme al cual se elabo-
rarán normas y criterios, considerando siete aspectos (educación, exáme-
nes, experiencia, conducta y ética, desarrollo profesional y renovación de
la certificación, ámbito de acción, conocimiento local y protección al
consumidor).
Se hicieron reservas en relación con los principios de trato nacional
(1202) y presencia local (1205) a todas las profesiones, así como a los
notarios públicos.186
186 Para un análisis detallado consultar Hernández Ramírez, Laura, op. cit., pp. 119-134.
192 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b. Transporte

El transporte terrestre es un subsector considerado en el anexo 1212


del TLCAN, en donde se establecen obligaciones prosectivas, y aplicando
el principio de transparencia, las partes instalarán centros de información
para que cada una de ellas proporcione la información que sea publicada,
respecto a la autorización para operar los requisitos de seguridad, impuestos,
estadísticas, estudios, tecnología y ayuda a los interesados a establecer
contacto con los órganos gubernamentales competentes. Además, se esta-
blece un procedimiento de revisión de la liberalización de este subsector.
En el asunto de Servicios de Transporte Transfronterizo, entre Esta-
dos Unidos de América y México, el panel tuvo que decidir dos cuestiones:
• Si Estados Unidos incumple los artículos 1202 (Trato Nacional en
Servicios Transfronterizos) y/o 1203 (Trato de Nación más Favo-
recida en Servicios Transfronterizos), al no dar por terminada su
“ moratoria de tramitar solicitudes de empresas mexicanas de auto-
transporte para que sean autorizadas para operar en los estados
fronterizos estadounidenses” . Dada la expiración el 17 de diciem-
bre de 1995, de la reserva del anexo 1, que Estados Unidos tomó
respecto a permitir transporte transfronterizo, y
• Si Estados Unidos ha incumplido los artículos 1102 (Trato Nacional)
y 1103 (Trato de Nación más Favorecida) por la “negativa de permi-
tir inversiones mexicanas en empresas estadounidenses que brindan
servicios de transporte internacional de carga”. Dada la expiración el
17 de diciembre de 1995, de la reserva del anexo 1, que Estados Uni-
dos tomó respecto a permitir transporte transfronterizo.

En ambos casos la prolongación de la moratoria debe justificarse,


conforme al texto de los artículos 1202 o 1203, o por alguna otra disposición
del TLCAN, como las del capítulo IX (Normalización) o del artículo
2101 (Excepciones Generales).
En el primer caso, Estados Unidos argumentó que el marco legal de
México no tiene el mismo rigor normativo que los marcos de Estados
Unidos y Canadá , y que por tanto , el lenguaje que se refiere a “ en cir-
cunstancias similares” de los artículos 1202 y 1203, significa que “los pres-
tadores (de México), puedan recibir un trato distinto con el fin de lograr
un objetivo legítimo de normalización” . Por su parte México, rechazó fir-
memente la interpretación por parte de Estados Unidos de los artículos
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 193

1202 y 1203, pues no sostiene que el marco normativo mexicano sea


equivalente al de Estados Unidos y Canadá, simplemente señala que las
empresas de México tienen los mismos derechos que los transportistas
estadounidenses conforme a la legislación de ese país; esto es “ que se les
considere con base en sus méritos individuales y tengan oportunidad ple-
na para impugnar una negativa de permisos para operar” . Canadá, que
ejerció su derecho de participar conforme al artículo 2013, concordó con
México, e insistió en que la cuestión central en la interpretación del artículo
1202 es la comparación entre los prestadores de servicios extranjeros que
prestan servicios transfronterizos (aquí, de México hacia Estados Uni-
dos), y los prestadores de servicios que lo hacen internamente.
El panel determinó que el desacuerdo reside en la interpretación y
alcance del lenguaje “ en circunstancias similares” que figura en el texto
de los artículos 1202 y 1203, esto es, si la comparación puede aplicarse a
“ prestadores de servicio” sobre una base de país a país o más bien debe
aplicarse a los solicitantes individuales para prestar el servicio. Por tal
razón, resolvió que la prohibición total de Estados Unidos de revisar
solicitudes de autorización para operar de prestadores de servicios de
autotransportes mexicanos sobre una base individual, por objetivos nor-
mativos legítimos relacionados con seguridad, es incompatible con su
obligación de otorgar trato nacional.
En el segundo caso, referente a inversión, México argumentó que Es-
tados Unidos realizó distinciones entre los transportistas con base en la
nacionalidad de la propiedad o del control y le ha negado a los transpor-
tistas de propiedad mexicana trato nacional y trato de nación más favore-
cida. Estados Unidos alegó principalmente que México no había mostra-
do el interés de algún nacional mexicano de invertir en empresas
transportistas estadounidenses. Sin embargo no negó la existencia de un
marco normativo que prohibe al Departamento de Transporte dar curso a
las solicitudes de autotransportistas mexicanos, ni tampoco negó no ha-
ber modificado su marco normativo en materia de transporte, para permi-
tir que los nacionales mexicanos establezcan empresas que participen en
transporte de carga internacional de un punto a otro dentro de Estados
Unidos, lo cual debía haberse aplicado el 18 de diciembre de 1995, tal y
como lo requiere el TLCAN.
El panel encontró que México cumplió con el requisito de la regla 33
de las Reglas Modelo, al establecer un caso prima facie de incompatibilidad
con el TLCAN. La negación del derecho de obtener la autorización para
194 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

operar a compañías estadounidenses propiedad de, o controladas por na-


cionales mexicanos y la prohibición de permitir que inversionistas mexi-
canos adquieran empresas estadounidenses que ya tengan la autorización
para operar, en sí mismo, viola las disposiciones de los artículos 1102 y
1103 del TLCAN. Debido a que Estados Unidos expresamente prohibe la
inversión mencionada anteriormente, el panel determinó que dichas pro-
hibiciones son incompatibles con el Tratado, aun si México no hubiere
identificado algún nacional o nacionales mexicanos en particular que ha-
yan sido rechazados. Una negativa generalizada de permitir que una per-
sona de México establezca una empresa en Estados Unidos para propor-
cionar servicios de transporte para fletamiento internacional entre puntos
en Estados Unidos, es en sí misma, menos favorable que el trato otorga-
do a los prestadores de servicios de transporte estadounidense en cir-
cunstancias similares, es contrario al artículo 1102. Cuando hay viola-
ciones directas al TLCAN, como es el caso, no se requiere que el panel
establezca cuáles beneficios han sufrido anulación o menoscabo; es su-
ficiente concluir que las medidas de Estados Unidos son incompatibles
con el TLCAN.
Cabe destacar, que hasta la fehca Estados Unidos no ha cumplido lo
decretado por el Panel.
Respecto a los servicios marítimos y aéreos, su regulación será la es-
tipulada en acuerdos bilaterales, con algunas excepciones relativas a “ ser-
vicios conexos” que sí fueron reguladas por el TLCAN.

c. Telecomunicaciones
Este capítulo se refiere a:187
a) las medidas que adopte o mantenga una parte, relacionadas con el
acceso a y el uso de redes de servicios públicos de telecomunica-
ciones por personas de otra parte, incluso el acceso y el uso que
dichas personas hagan cuando operan redes privadas;
b) las medidas que adopte o mantenga una parte sobre la prestación
se servicios mejorados o de valor agregado por personas de otra
parte en territorio de la primera o a través de sus fronteras, y

187 Artículo 1301 del TLCAN.


TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 195

c) las medidas relativas a normalización respecto de la conexión de


equipo terminal u otro equipo a las redes públicas de telecomuni-
caciones.
El primer párrafo del artículo 1302 establece que cada una de las par-
tes garantizará que cualquier persona de otra parte tenga acceso a, y pue-
da hacer uso de cualquier red o servicio público de telecomunicaciones
ofrecidos en su territorio o de manera transfronteriza, inclusive los circui-
tos privados arrendados, en términos y condiciones razonables y no dis-
criminatorios, para la conducción de sus negocios.

d. Servicios financieros
Este capítulo se refiere a las medidas adoptadas por una parte relativas a:
a) instituciones financieras de otra parte;
b) inversionistas de otra parte e inversionistas en instituciones finan-
cieras en territorio de la parte, y
c) el comercio transfronterizo de servicios financieros.
Entre otras cosas, este capítulo obliga a las partes a permitir estable-
cer en su territorio una institución financiera al inversionista de otra parte
que no sea propietario ni controle una institución financiera en territorio
de esa parte. Una parte podrá:
a) exigir a un inversionista de otra parte que constituya, conforme a
la legislación de la parte, cualquier institución financiera que esta-
blezca en territorio de la parte, o
b) imponer en el momento del establecimiento, términos y condicio-
nes que sean compatibles con el artículo 1405, “ trato nacional” .
Este capítulo desarrolla los principios de trato nacional, trato de la
nación más favorecida y de transparencia, para este sector en específico.
También se establece la creación de un comité de servicios financieros, el
cual tendrá como funciones principales: supervisar la aplicación de este
capítulo y su desarrollo posterior; considerar aspectos relativos a servi-
cios financieros que le sean turnados por una parte, y participar en los
procedimientos de solución de controversias.
196 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

e. Entrada temporal de personas de negocios (capítulo XVI)

Debemos comenzar por presentar dos de las definiciones expresadas por


el artículo 1608, el cual establece que para efectos del presente capítulo:
Entrada temporal significa la entrada de una persona de negocios de
una parte a territorio de otra parte, sin la intención de establecer residen-
cia permanente;
Persona de negocios significa el nacional de una parte que participa
en el comercio de bienes o prestación de servicios, o en actividades de
inversión.
Las disposiciones de este capítulo reflejan la relación comercial pre-
ferente entre las partes; la conveniencia de facilitar la entrada temporal de
personas de negocios conforme al principio de reciprocidad, y la necesi-
dad de establecer criterios y procedimientos transparentes para tal efecto.
Asimismo, reflejan la necesidad de garantizar la seguridad de las fronte-
ras y de proteger el trabajo de sus nacionales y el empleo permanente en
sus respectivos territorios.188
De acuerdo con las disposiciones de este capítulo, cada una de las
partes autorizará la entrada temporal de personas de negocios que cum-
plan con las demás medidas aplicables, relativas a salud y seguridad pú-
blicas, así como con las referentes a seguridad nacional.189
Este capítulo contempla la creación de un grupo de trabajo sobre en-
trada temporal, integrado por representantes de cada una de las partes,
que incluya funcionarios de migración.
El grupo de trabajo se reunirá cuando menos una vez cada año para
examinar:
a) la aplicación y administración de este capítulo;
b) la elaboración de medidas que faciliten aún más la entrada tempo-
ral de personas de negocios conforme al principio de reciprocidad;
c) la exención de pruebas de certificación laboral o de procedimien-
tos de efecto similar, para el cónyuge de la persona a la que se
haya autorizado la entrada temporal por más de un año conforme a
las secciones B, C o D del anexo 1603, y
d) las propuestas de modificaciones adicionales a este capítulo.
El anexo 1603 cuenta con cuatro secciones:
188 Artículo 1601 TLCAN.
189 Párrafo 1 del artículo 1603 del TLCAN.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 197

A. Visitantes de negocios
B. Comerciantes e inversionistas
C. Transferencias de personal dentro de una empresa
D. Profesionales

D. Procedimientos de solución de controversias

Hemos afirmado que el TLCAN se compone de dos grandes discipli-


nas (bienes y servicios), que convergen a instancias de resolución de con-
flictos, ágiles y oportunos, excluidas de las jurisdicciones domésticas de
los tres países suscriptores.
En la concreción de esta misión fue necesario buscar un balance en-
tre métodos diplomáticos o políticos y los legales de solución de contro-
versias.
El TLCAN incorpora una amplia gama de técnicas o mecanismos
idóneos para prevenir, administrar y solucionar de manera efectiva, expe-
dita y neutral, los posibles conflictos que surjan bajo su ámbito. Es por
ello que incluye obligaciones de publicación, notificación y en general de
transparencia a efecto de prevenir y administrar conflictos. Para la conse-
cución de este fin igualmente establece múltiples conductos de consulta,
ya sea que las partes se consulten directamente o vía comités o grupos de
trabajo especializados. La comisión de libre comercio también jugará un
papel importante para que las partes arreglen sus diferencias. Se estipula
que ésta podrá apoyarse en asesores técnicos o en grupos de trabajo o de
expertos, así como recurrir a los buenos oficios, la conciliación, la media-
ción o cualquier otro procedimiento de solución de controversias. Dentro
del marco de la conciliación, el tratado contempla la constitución de pa-
neles encargados de emitir recomendaciones y, para ciertas materias es-
pecíficas, incluso laudos o decisiones finales. Dichos paneles podrán apo-
yarse en la asesoría técnica de algún individuo u órgano especializado.
La mutación sustancial que expresa el TLCAN en el capítulo XX, sin
embargo, no surge del vacío. El Acuerdo General de Aranceles y Comer-
cio, con precarios mecanismos de solución de conflictos, descritos en los
artículos XXII y XXIII de su carta constitutiva, había preparado el cami-
no para el posterior entendimiento, para la resolución de controversias
aprobado por la Ronda de Tokio de 1979, antecedentes, ambos, del actual
capítulo XX del TLCAN.
198 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Las premisas de este capítulo clave son las siguientes:


a) Se puede activar sobre cualquier asunto que afecte la interpreta-
ción o cumplimiento del Tratado.
b) Procede contra medidas vigentes o en un proyecto a implantarse.
c) Cada país tiene derecho a solicitar un panel.
d) Se aplica tanto a bienes como a servicios y propiedad intelectual
e) Es el recurso directo contra una eventual violación de los princi-
pios del Tratado.
f) Si no hubiere violación, pero sí una anulación o menoscabo de los
señalados en el anexo 2004, opera este mecanismo que sitúa en una
igualdad jurídica básica a los tres países suscriptores del TLCAN.
En cuanto a los sujetos impetrados en todo el sistema de solución de
controversias, conviene señalar que el mismo funciona en torno a cuatro
hipótesis: a) en las controversias por prácticas desleales las relaciones se
dan entre Estados a solicitud de los particulares; b) las controversias entre
inversionistas y Estados huéspedes se dan entre agentes privados y los Esta-
dos; c) el arbitraje entre particulares, no cabe duda que sólo implica a agen-
tes privados, y finalmente, d) el mecanismo general que se describe en el
capítulo XX y que sólo contempla las relaciones entre Estados. No está por
demás reiterar que en los acuerdos paralelos complementarios (ambientales
y laborales) las relaciones son esencialmente de Estado a Estado.
Por lo que se refiere a las reglas de interpretación en materia de solu-
ción de controversias, conviene señalar que los capítulos XI, XII, XIV,
XX y XXI, juegan un papel según sea la naturaleza del conflicto y del
tipo de interés implicado. Es decir, que no todas las controversias encuen-
tran solución en el capítulo general (XX), sino que debemos atender a los
capítulos específicos, como por ejemplo el XI para inversiones y el XIV
para servicios financieros.
Otro capítulo importante, por lo que se refiere a la revisión y solución
de controversias en materia antidumping y cuotas compensatorias, es el
capítulo XIX.

E. Acuerdos sobre Cooperación Ambiental y Cooperación Laboral

a. Acuerdo sobre Cooperación Ambiental


Las obligaciones comerciales de los tres países, derivadas de conve-
nios internacionales sobre especies en vías de extinción, sustancias que
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 199

dañan la capa de ozono y desechos peligrosos, prevalecerán sobre las dis-


posiciones del Tratado. Se confirma el derecho de cada país para determi-
nar el nivel de protección que considere adecuados para el ambiente, la
vida o la salud.
Para asegurar el nivel de protección, cada país podrá adoptar y man-
tener normas sanitarias y fitosanitarias más estrictas que las internaciona-
les. Los tres países trabajarán conjuntamente para mejorar el nivel de pro-
tección del ambiente, la vida y la salud. Ningún país deberá disminuir el
nivel de protección de sus normas con el propósito de atraer inversión.
Las partes se comprometen a asegurar la transparencia en la aplica-
ción de las leyes, mediante la publicación y notificación entre sí, de su
marco legal, reglamentario y administrativo.
Se crea la Comisión para la Cooperación Ambiental, que incluirá un
consejo ministerial, un secretariado y un comité asesor conjunto.
Para la solución de controversias entre personas u organizaciones no
gubernamentales, el secretariado se apoyará de asesores científicos, y el
país demandante tendrá la carga de la prueba. Si el panel arbitral conclu-
ye que una de las partes incurrió en una falta, las partes tendrán sesenta
días para acordar un plan de acción para la solución de dicha falta; el plan
de acción podrá incluir sanciones monetarias a las partes demandadas. El
secretariado no podrá demandar al gobierno mexicano. Los países podrán
suspender temporalmente los beneficios hasta por un monto máximo de
20 millones de dólares, en su equivalente en moneda nacional. Los bene-
ficios suspendidos se restituirán cuando se cumpla la determinación del
panel o se pague la sanción económica establecida.

b. Acuerdo sobre Cooperación Laboral

Las partes deberán dar amplia difusión a sus leyes, reglamentos, pro-
cedimientos y otras disposiciones administrativas. Ningún laudo laboral
será objeto de revisión o de apelación sobre la base del acuerdo.
Se creará una comisión laboral compuesta por un consejo ministerial,
un secretariado coordinador y tres oficinas nacionales administrativas.
Las oficinas nacionales podrán celebrar consultas para recabar informa-
ción y estudiar y analizar los temas laborales de su interés.
Los comités de expertos. En caso de un posible incumplimiento de la
legislación nacional por parte de sectores y empresas, la parte lesionada
podrá solicitar al consejo de ministros la formación de este comité (no
200 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

deben estar involucrados los derechos colectivos). En caso de que el in-


forme que presente el comité de expertos no solucione la controversia, se
podrá solicitar el establecimiento de un panel arbitral. La competencia de
estos grupos y la aplicación de sanciones se reducirá a seguridad e higie-
ne, trabajo de menores y el pago de los salarios mínimos que cada parte
establezca. El procedimiento arbitral y los mecanismos de ejecución de las
decisiones arbitrales serán iguales a los descritos por el acuerdo ambiental.
En caso de controversias comerciales relacionadas con las normas
ambientales y laborales, el país podrá optar por remitir el caso a los me-
canismos previstos en el Tratado, en lugar de recurrir a los establecidos
en otros acuerdos comerciales.
México es la sede de la Comisión de Libre Comercio de América del
Norte; Canadá es sede de la Comisión Ambiental, y Estados Unidos, de la
Comisión Laboral.

2. Tratados de libre comercio suscritos por México con países


latinoamericanos

Aparte del TLCAN, México ha suscrito varios tratados de Libre Co-


mercio con distintos países de Latinoamérica:

1. Tratado de Libre Comercio del Grupo de los Tres (México-Vene-


zuela-Colombia)
2. Tratado de Libre Comercio México-Costa Rica
3. Tratado de Libre Comercio México-Bolivia
4. Tratado de Libre Comercio México-Nicaragua
5. Tratado de Libre Comercio México-Chile
6. Tratado de Libre Comercio México-El Salvador-Guatemala y
Honduras
7. Tratado de Libre Comercio México-Uruguay

En su estructura general y en la mayoría de sus disposiciones estos


tratados siguen la línea del TLCAN, por lo que en este apartado analiza-
remos las cuestiones generales de cada tratado, haciendo mención especí-
fica de los elementos o características distintivas con relación al TLCAN.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 201

A. Tratado de Libre Comercio del Grupo de los Tres:


México-Venezuela-Colombia (DOF, 9 de enero de 1995)

Con el Tratado del G-3 se forma una zona de libre comercio entre Méxi-
co, Colombia y Venezuela de 145 millones de habitantes. En él se establecen
reglas claras y transparentes de beneficio mutuo en materia de comercio y de
inversión. El Tratado del G-3 ofrece certidumbre a los sectores económicos,
permitirá promover el comercio de bienes y servicios en condiciones de
competencia leal y facilitará los flujos de inversión entre los tres países.
A través del consejo asesor, en todas las etapas de la negociación de
este Tratado se aseguró la participación del gobierno, de empresarios y
sectores laboral, campesino y académico. Además, la Coordinadora de
Organismos Empresariales de Comercio Exterior (COECE) actúo en el
“ cuarto de al lado” como asesora y consultora de los negociadores de
México antes, durante y después de cada reunión de negociación.
Este Tratado fue firmado el 13 de junio de 1994 en Cartagena de In-
dias, Colombia, y aprobado por la Cámara de Senadores del H. Congreso
de la Unión el 13 de junio de 1994, según decreto publicado en el DOF el
17 de diciembre del mismo año; no obstante, el texto del mismo fue pu-
blicado en el DOF hasta el 9 de enero de 1995.190
El contenido del tratado está clasificado en XII capítulos, en el orden
siguiente:
Preámbulo
Capítulo I. Disposiciones iniciales
Capítulo II. Definiciones generales
Capítulo III. Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Capítulo IV. Sector automotor
Capítulo V. Sector agropecuario y medidas fitosanitarias
y zoosanitarias
Capítulo VI. Reglas de origen
Capítulo VII. Procedimientos aduanales
Capítulo VIII. Salvaguardias
Capítulo IX. Prácticas desleales de comercio internacional
Capítulo X. Principios generales sobre el comercio de servicios
Capítulo XI. Telecomunicaciones
Capítulo XII. Servicios financieros
Capítulo XIII. Entrada temporal de personas de negocios

190 Medio año después de haber sido firmado.


202 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Capítulo XIV. Normas técnicas


Capítulo XV. Compras del sector público
Capítulo XVI. Política en materia de empresas del Estado
Capítulo XVII. Inversión
Capítulo XVIII. Propiedad intelectual
Capítulo XIX. Solución de controversias
Capítulo XX. Administración del tratado
Capítulo XXI. Transparencia
Capítulo XXII. Excepciones
Capítulo XXIII. Disposiciones finales
Resulta oportuno mencionar que en el preámbulo de este Tratado se
establece que los gobiernos de la Estados Unidos Mexicanos, de la Repú-
blica de Colombia y de la República de Venezuela “ CELEBRAN ESTE
TRATADO DE LIBRE COMERCIO de conformidad con el GATT191 y con el
carácter de Acuerdo de Alcance Parcial de Complementación Económica
de acuerdo con lo dispuesto en el Tratado de Montevideo de 1980 y en la
Resolución 2 del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de las
partes contratantes de ese tratado” .
El Tratado de Libre Comercio entre México, Colombia y Venezuela in-
cluye los siguientes temas: trato nacional y acceso de bienes al mercado, sec-
tor automotor, sector agropecuario y medidas fitozoosanitarias, reglas de ori-
gen, procedimientos aduanales, salvaguardias, prácticas desleales de
comercio internacional, principios generales sobre el comercio de servicios,
telecomunicaciones, servicios financieros, entrada temporal de personas de ne-
gocios, normas técnicas, compras del sector público, política en materia de em-
presas de Estado, inversión, propiedad intelectual y solución de controversias.
En términos del artículo 1º, los objetivos de este Tratado, desarrollados
de manera específica a través de sus principios y reglas incluidos los de trato
nacional, trato de nación más favorecida y transparencia, son los siguientes:
a) estimular la expansión y diversificación del comercio entre las
partes;
b) eliminar las barreras al comercio y facilitar la circulación de bie-
nes y de servicios entre las partes;
191 Por la fecha en que fue suscrito dicho tratado, el GATT al que hace referencia es al GATT
47, mismo que continúa prácticamente vigente, pero es necesario considerar las modificaciones
quesufrió el mismo en virtud de las resoluciones de la Ronda Uruguay, así como de la creación de la
OMC. Además, por disposición expresa del Tratado G-3, “ toda referencia a otro tratado o acuerdo
internacional se entenderá hecha en los mismos términos a cualquier tratado o acuerdo sucesor del
mismo del cual sean parte todas las Partes” (artículo 1-05).
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 203

c) promover condiciones de competencia leal en el comercio entre


las partes;
d) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los te-
rritorios de las partes;
e) proteger y hacer valer los derechos de propiedad intelectual;
f) establecer lineamientos para la ulterior cooperación entre las par-
tes, así como en el ámbito regional y multilateral encaminada a
ampliar y mejorar los beneficios de este Tratado;
g) crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución
de controversias;
h) propiciar relaciones equitativas entre las partes reconociendo los
tratamientos diferenciales en razón de las categorías de países es-
tablecidas en la ALADI.
Es importante destacar que en el G-3 se permite la adhesión a terce-
ros países de América Latina y el Caribe.

a. Programa de desgravación
El artículo 3-04, en relación con el anexo 1,
• Incluye un programa de eliminación arancelaria a diez años para el
universo de productos industriales, con excepción temporal del co-
mercio de productos textiles con Venezuela y poliestirenos con
Colombia y Venezuela.
• Con Colombia habrá liberación inmediata para el 40% del comer-
cio actual y desgravación a cinco años de otro 5%, productos ya
negociados en ALADI entre México y Colombia.
• Se reconocen las preferencias negociadas con anterioridad en el marco
de la ALADI, para fijar los aranceles de partida en la desgravación.
• Se establece una cláusula que permitirá acelerar el proceso de des-
gravación.

b. Sector automotor
Se crea un comité integrado por representantes de los tres países y ase-
sorado por el sector privado. Sus funciones son las de proponer a la comisión
administradora del tratado mecanismos para promover el comercio en este
204 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

sector y reglas de origen específicas, a más tardar al término de un año de


entrado en vigor el Tratado.
Al inicio del tercer año de vigencia del Tratado y una vez acordado lo
anterior, se eliminarán los aranceles en un plazo de diez años. Los bienes
automotores usados estarán excluidos del programa de desgravación.

c. Reglas de origen
Para asegurar que los beneficios del Tratado permanezcan en la re-
gión evitando la triangulación, la eliminación de aranceles se aplicará a:
• Bienes producidos en su totalidad en la región; bienes que cum-
plan con una transformación sustancial con base en el cambio
arancelario y/o que cumplan con un requisito de contenido regional.
El cambio arancelario establece los materiales que para la produc-
ción de un bien se permiten importar de fuera de la región del G-3.
• El requisito de valor de contenido regional es de 50% bajo el mé-
todo de valor de transacción, salvo un reducido número de produc-
tos, cuyo contenido regional bajo el método de valor de transac-
ción será del 40% los primeros tres años 45% por tres años más y
posteriormente de un 50%.
• Para un número reducido de reglas de origen de los sectores quí-
mico y plástico, textil, cobre y aluminio, se establece un Comité de
Integración Regional de Insumos (CIRI), integrado por repre-
sentantes del sector público y privado de los tres países, el cual
evaluará la capacidad de abastecimiento de insumos.
Se crea un grupo de trabajo de reglas de origen para asegurar la efec-
tiva implantación y administración de este capítulo y para implantar cual-
quier modificación al capítulo que se considere necesario.

d. Disposiciones para el comercio de servicios

Se establecen disciplinas y normas para asegurar el comercio libre de


servicios en la región.
Los principios básicos son: trato no discriminatorio, trato de la nación
más favorecida y la no obligatoriedad de establecimiento en el territorio del
otro país como requisito para la operación de empresas prestadoras de servicios.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 205

A la entrada en vigor de este Tratado, se consolidan las restricciones


existentes, y ocho meses después se especificarán las reservas a las que
no aplicarán estos principios.
Cubre todos los servicios, a excepción de las funciones gubernamen-
tales. También se excluyen de la aplicación de los principios de este capí-
tulo los servicios aéreos comerciales y los servicios financieros.
Después del segundo año de la entrada en vigor del Tratado se elimina-
rán los requisitos de nacionalidad y residencia permanente para el otorga-
miento de licencias o certificados a los profesionales de los tres países.
En esta materia se establecen los criterios y procedimientos para el
reconocimiento de títulos y licencias profesionales.
Al menos cada dos años habrá negociaciones para eliminar medidas
cuantitativas no discriminatorias.
Se establecen las reglas para:
• Transporte.
• Telecomunicaciones
• Servicios financieros
• Entrada temporal de personas de negocios

e. Procedimientos de solución de controversias


El capítulo XIX de este Tratado es el encargado de regular los proce-
dimientos de solución de controversias. En él se señala que las partes
siempre procurarán llegar a un acuerdo sobre la interpretación y la aplica-
ción de este, mediante la cooperación y consultas y se esforzarán por al-
canzar una solución mutuamente satisfactoria de cualquier asunto que pu-
diese afectar su funcionamiento.192
Se definen las bases para la solución de controversias con certidum-
bre y agilidad. El mecanismo incluye tres etapas: la consulta, la interven-
ción de la Comisión Administradora del Tratado y la instancia arbitral.
El Tratado establece la posibilidad de resolver las controversias me-
diante la aplicación del Acuerdo de Cartagena, por lo que se refiere a las
controversias que surjan entre Colombia y Venezuela, ya que las contro-
versias en las que sea parte México necesariamente se resolverán confor-
me a este capítulo.193

192 Artículo 19-01 del Tratado.


193 Artículo 19-04 del Tratado.
206 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

B. Tratado de Libre Comercio México-Costa Rica


(DOF, 10 de enero de 1995)

El Tratado de Libre Comercio entre México y Costa Rica fue firmado


el 5 de abril de 1994 y aprobado por la Cámara de Senadores del H. Con-
greso de la Unión el 8 de junio de 1994 según decreto publicado el 21 de
junio de ese año. Finalmente, el texto del mismo fue publicado en el DOF
el 10 de enero de 1995.
El Tratado se encuentra estructurado en diez partes, mismas que a
continuación listamos:
PREÁMBULO
PRIMERA PARTE. ASPECTOS GENERALES
Capítulo I Disposiciones iniciales
Capítulo II. Definiciones generales
SEGUNDA PARTE. COMERCIO DE BIENES
Capítulo III. Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Capítulo IV. Sector agropecuario y medidas fitosanitarias
y zoosanitarias
Capítulo V. Reglas de origen
Capítulo VI. Procedimientos aduaneros
Capítulo VII. Medidas de salvaguarda
Capítulo VIII. Disposiciones en materia de cuotas compensatorias
TERCERA PARTE COMERCIO DE SERVICIOS
Capítulo IX. Principios generales sobre el comercio de servicios
Capítulo X. Entrada temporal de personas de negocios
CUARTA PARTE BARRERAS TÉCNICAS AL COMERCIO
Capítulo XI. Medidas de normalización
QUINTA PARTE COMPRAS DEL SECTOR PÚBLICO
Capítulo XII. Compras del sector público
SEXTA PARTE INVERSIÓN
Capítulo XIII. Inversión
SÉPTIMA PARTE PROPIEDAD INTELECTUAL
Capítulo XIV. Propiedad intelectual
OCTAVA PARTE DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS
Capítulo XV. Publicación, notificación y garantías de audiencia
y legalidad
Capítulo XVI. Administración del Tratado
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 207

NOVENA PARTE SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS


Capítulo XVII. Solución de controversias
DÉCIMA PARTE OTRAS DISPOSICIONES
Capítulo XVIII. Excepciones
Capítulo XIX. Disposiciones finales
Mediante la suscripción de este tratado las partes crean una zona de
libre comercio de conformidad con lo dispuesto en el artículo XXIV del
GATT (artículo 1-01).
Los objetivos planteados por las partes, desarrollados de manera es-
pecífica a través de sus principios y reglas, incluidos los de trato nacional,
trato de nación más favorecida y transparencia, son los siguientes:
a) estimular la expansión y diversificación del comercio entre las
partes;
b) eliminar las barreras al comercio y facilitar la circulación de bie-
nes y de servicios entre las partes;
c) promover condiciones de competencia leal en el comercio entre
las partes;
d) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los te-
rritorios de las partes;
e) proteger y hacer valer, de manera adecuada y efectiva, los dere-
chos de propiedad intelectual en territorio de cada parte;
f) establecer lineamientos para la ulterior cooperación entre las par-
tes, así como en el ámbito regional y multilateral, encaminada a
ampliar y mejorar los beneficios de este Tratado;
g) crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución de
controversias.

El acceso a mercados plantea:

• Eliminación arancelaria inmediata para el 70 % de las exportaciones


mexicanas, el 20% se desgravará en cinco años y 0% en diez años.
• El 75 % de las exportaciones de Costa Rica se desgravarán de in-
mediato; 15 % en cinco años y 10 % en diez años.
• Libre acceso inmediato para textiles, vestidos, lavadoras, artículos fo-
tográficos, equipo de cómputo, químicos, acero, cobre y tractores.
208 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Se retira la extensión de preferencias y se otorga a Costa Rica un


arancel máximo de 9% como punto de partida.
• Disciplinas en trato nacional y barreras no arancelarias similares a
las del TLCAN.

En el Anexo al artículo 3-04 se establece el programa de desgravación,


señalando las siguientes categorías, etapas y plazos de desgravación:

Categoría Etapas anuales Libres de arancel


A Se eliminan por completo 1º de enero de 1995
B 5 1º de enero de 1999
C 10 1º de enero de 2004
D Continúan recibiendo trato libre de arancel
aduanero
E 15 1º de enero de 2009
C-2 6 1º de enero 2002

a. Reglas de origen

• Incorpora todas las disciplinas del TLCAN, enriqueciendo sus


conceptos.
• El requisito de valor de contenido regional es de 50 %, bajo el mé-
todo de valor de transacción, salvo un muy reducido número de
fracciones, cuyo contenido regional será del 40% los primeros tres
años; 45 % por tres años más, y finalmente de un 50 %.
• Para las reglas específicas de origen de los sectores químico y
plásticos, textil, acero, cobre y aluminio, se establece un comité
para evaluar la incapacidad de abastecimiento de insumos.
• Facultad de la autoridad del país importador para verificar el cum-
plimiento del origen, la certificación de origen es por parte del ex-
portador.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 209

b. Disposiciones para el comercio de servicios

El capítulo IX de este Tratado establece los principios generales del


comercio de servicios. En términos del artículo 9-02, este capítulo se
aplica a las medidas que una parte adopte o mantenga sobre el comercio
de servicios que realicen los prestadores de servicios de la otra parte, in-
cluidas las relativas a:
a) la producción, la distribución, la comercialización, la venta y la
prestación de un servicio;
b) la compra, el uso o el pago de un servicio;
c) el acceso a, y el uso de, sistemas de distribución y transporte rela-
cionados con la prestación de un servicio;
d) el acceso a, y el uso de, redes y servicios públicos de telecomuni-
caciones;
e) la presencia en su territorio de un prestador de servicios de la otra
parte;
f) el otorgamiento de una fianza u otra forma de garantía financiera,
como condición para la prestación de un servicio.
Se define el comercio de servicios como el suministro de un servicio:
a) del territorio de una parte al territorio de otra parte;
b) en el territorio de una parte a un consumidor de otra parte;
c) por conducto de la presencia de empresas prestadoras de servicios
de una parte en el territorio de otra parte;194
d) por personas físicas de una parte en el territorio de otra parte.

C. Tratado de Libre Comercio México-Bolivia


(DOF, 11 de enero de 1995)

Este tratado fue suscrito el 10 de septiembre de 1994 en Río de Janeiro,


Brasil, y entró en vigor el 1 de enero de 1995 (DOF, 11 de enero de 1995).
El contenido del Tratado es el siguiente:
PREÁMBULO
PRIMERA PARTE ASPECTOS GENERALES
Capítulo I. Disposiciones iniciales
Capítulo II. Disposiciones generales

194 Este inciso difiere con lo dispuesto en el artículo 1213 del TLCAN.
210 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

SEGUNDA PARTE COMERCIO DE BIENES


Capítulo III. Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Capítulo IV. Agricultura y medidas zoosanitarias y fitosanitarias
Capítulo V. Reglas de origen
Capítulo VI. Procedimientos aduaneros
Capítulo VII. Medidas de salvaguardia
Capítulo VIII. Prácticas desleales
TERCERA PARTE COMERCIO DE SERVICIOS
Capítulo IX. Principios generales sobre el comercio de servicios
Capítulo X. Telecomunicaciones
Capítulo XI. Entrada temporal de personas de negocios
Capítulo XII. Servicios financieros
CUARTA PARTE BARRERAS TÉCNICAS AL COMERCIO
Capítulo XIII. Medidas de normalización
QUINTA PARTE COMPRAS DEL SECTOR PÚBLICO
Capítulo XIV. Compras del sector público
SEXTA PARTE INVERSIÓN
Capítulo XV. Inversión
SÉPTIMA PARTE PROPIEDAD INTELECTUAL
Capítulo XVI. Propiedad intelectual
OCTAVA PARTE DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS
Capítulo XVII. Transparencia
Capítulo XVIII. Administración del Tratado
NOVENA PARTE SOLUCIÓN DE CONTRAVERSIAS
Capítulo XIV. Solución de controversias
DÉCIMA PARTE OTRAS DISPOSICIONES
Capítulo XX. Excepciones
Capítulo XXI. Disposiciones finales
Con el Tratado se forma una zona de libre comercio de aproximada-
mente 95 millones de habitantes. En él se establecen reglas claras y trans-
parentes de beneficio mutuo en materia de comercio e inversión. El Tra-
tado ofrece certidumbre a todos los sectores económicos, y permitirá
promover el comercio de bienes y servicios en condiciones de competen-
cia leal y facilitará los flujos de inversión entre ambos países.
Se prevé la posibilidad de que cualquier país o grupo de países pueda
incorporarse al Tratado conforme a los términos convenidos entre la Co-
misión Administradora del Tratado y ese país o grupo de países.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 211

A través del consejo asesor, en todas las etapas de negociación se


aseguró la participación del sector empresarial, laboral, campesino y aca-
démico. Además, la Coordinadora de Organismos Empresariales de Co-
mercio Exterior (COECE), actuó en el “ cuarto de a lado” como asesora y
consultora de los negociadores de México, antes, durante y después de cada
reunión, garantizando con ello que los intereses de los empresarios fueron
considerados en la mesa de negociación.
Se establecen disciplinas que aseguran el trato no discriminatorio a
los bienes de ambos países y se definen mecanismos para la efectiva eli-
minación de barreras arancelarias y no arancelarias. Además, se regulan
los programas de devolución de aranceles y se eliminan los derechos de
trámite aduanero ocho años después de entrar en vigor el Tratado. Como
productos distintivos de México se reconoce el tequila y el mezcal, y para
Bolivia el “ singani” .
El 97% de la exportación de México a Bolivia quedará libre de aran-
cel inmediato, mientras que México desgrava de inmediato el 99% de las
exportaciones de Bolivia. El plazo máximo de desgravación es de doce
años, partiendo de un arancel máximo del 10%. Los productos negocia-
dos bilateralmente con anterioridad en el marco de la ALADI se desgra-
van de inmediato y a cuatro años.

a. Reglas de origen
Para asegurar que los beneficios del Tratado permanezcan en la re-
gión de México y Bolivia y se evite la triangulación, la eliminación de
aranceles se aplicará a bienes producidos en su totalidad en la región; bie-
nes cuyos materiales e insumos que cumplan con una transformación sus-
tancial con base en el cambio arancelario y/o que cumplan con un requisi-
to de contenido regional. El cambio arancelario establece los materiales
que para la producción de un bien está permitido importar a terceros. El
requisito de contenido regional es de 0% bajo el método de valor de
transacción, o del 41.6% por costo neto, con excepción de algunos pro-
ductos químicos, de cuero y calzado. Los productos textiles que no cum-
plan con la regla de origen específica tendrán un nivel de flexibilidad
temporal por cuatro años.
212 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b. Disposiciones para el comercio de servicios


Contiene disposiciones y principios para el intercambio de todos los
servicios, excepto los gubernamentales, aéreos comerciales y financieros,
con base en los principios de trato nacional y de la nación más favoreci-
da. No es obligatorio el establecimiento en el territorio del otro país como
requisito para la operación de empresas prestadoras de servicios.
Se establecen reglas para reducir y eliminar gradualmente barreras a la
prestación de servicios profesionales, así como mecanismos para el recono-
cimiento mutuo de títulos y licencias profesionales. A partir del segundo año
de entrado en vigor el tratado se eliminan los requisitos de nacionalidad y
residencia permanente para el otorgamiento de esos títulos y licencias.
• Telecomunicaciones
• Entrada temporal de personas de negocios
• Servicios financieros

c. Solución de controversias
El procedimiento es similar al del TLCAN.

D. Tratado de Libre Comercio México-Nicaragua


(DOF, 1 de julio de 1998)

Este Tratado fue firmado en la ciudad de Managua, el 18 de diciem-


bre de 1997, y aprobado por la Cámara de Senadores del H. Congreso de
la Unión, el 30 de abril de 1998, según decreto publicado en el DOF el 26
de mayo del mismo año. Finalmente fue promulgado el 7 de julio de
1998. La estructura general del Tratado es la siguiente:
PREÁMBULO
PRIMERA PARTE ASPECTOS GENERALES
Capítulo I. Disposiciones iniciales
Capítulo II. Definiciones generales
SEGUNDA PARTE COMERCIO DE BIENES
Capítulo III. Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Capítulo IV. Sector agropecuario
Capítulo V. Medidas sanitarias y fitosanitarias
Capítulo VI. Reglas de origen
Capítulo VII. Procedimientos aduaneros
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 213

Capítulo VIII. Salvaguardias


Capítulo IX. Prácticas desleales de comercio internacional
TERCERA PARTE COMERCIO DE SERVICIOS
Capítulo X. Principios generales sobre el comercio de servicios
Capítulo XI. Telecomunicaciones
Capítulo XII. Entrada temporal de personas de negocios
Capítulo XIII. Servicios financieros
CUARTA PARTE BARRERAS TÉCNICAS AL COMERCIO
Capítulo XIV. Medidas relativas a la normalización
QUINTA PARTE COMPRAS DEL SECTOR PÚBLICO
Capítulo XV. Compras del sector público
SEXTA PARTE INVERSIÓN
Capítulo XVI. Inversión
SÉPTIMA PARTE PROPIEDAD INTELECTUAL
Capítulo XVII. Propiedad intelectual
OCTAVA PARTE DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS
Capítulo XVIII. Transparencia
Capítulo XIX. Administración del Tratado
NOVENA PARTE SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS
Capítulo XX. Solución de controversias
DÉCIMA PARTE OTRAS DISPOSICIONES
Capítulo XXI. Excepciones
Capítulo XXII. Disposiciones finales
Mediante este Tratado las partes crean una zona de libre comercio.
Los objetivos de este Tratado, desarrollados de manera específica a través
de sus principios y reglas, incluidos los de trato nacional, trato de nación
más favorecida y transparencia, son los siguientes:
a) estimular la expansión y diversificación del comercio entre las
partes;
b) eliminar las barreras al comercio y facilitar la circulación de bie-
nes y servicios entre las partes;
c) promover condiciones de competencia leal en el comercio entre
las partes;
d) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los te-
rritorios de las partes;
e) proteger y hacer valer, de manera adecuada y efectiva, los dere-
chos de propiedad intelectual en el territorio de cada parte;
214 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

f) establecer lineamientos para la ulterior cooperación entre las par-


tes, así como en el ámbito regional y multilateral encaminados a
ampliar y mejorar los beneficios de este Tratado, y
g) crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución de
controversias.
Se establece un programa de desgravación diferente al de los otros
tratados, ya que se establecen las siguientes categorías:
a) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación A en la lista de
desgravación de una parte se eliminarán por completo de manera
que esos bienes quedarán libres de arancel aduanero a partir del 1
de julio de 1998;
b) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación B en la lista de
desgravación de México se eliminarán en cinco etapas anuales
iguales a partir del 1 de julio de 1998 y esos bienes quedarán libres
de arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2002;
c) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación B en la lista de
desgravación de Nicaragua se eliminarán en 3 etapas anuales igua-
les a partir del 1 de julio de 2000, de manera que esos bienes que-
darán libres de arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2002;
d) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación C en la lista de
desgravación de México se eliminarán en 10 etapas anuales igua-
les a partir del 1 de julio de 1998 y esos bienes quedarán libres de
arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2007;
e) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación C en la lista de
desgravación de Nicaragua se eliminarán en 8 etapas anuales igua-
les a partir del 1 de julio de 2000 de manera que esos bienes que-
darán libres de arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2007;
f) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación C15 en la lista
de desgravación de México se eliminarán en 15 etapas anuales
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 215

iguales a partir del 1 de julio de 1998 y esos bienes quedarán libres


de arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2012;
g) los aranceles aduaneros sobre los bienes comprendidos en las frac-
ciones arancelarias de la categoría de desgravación C15 en la lista
de desgravación de Nicaragua se eliminarán en 13 etapas anuales
iguales a partir del 1 de julio de 2000 de manera que esos bienes
quedarán libres de arancel aduanero a partir del 1 de julio de 2012;
h) sobre un bien originario comprendido en las fracciones arancela-
rias identificadas con el código “ DES NIC” , Nicaragua aplicará el
menor de los siguientes aranceles aduaneros:
i) el arancel aduanero de nación más favorecida de Nicaragua, y
ii) el arancel aduanero que aplique México al mismo bien.
a partir de la fecha en que México elimine por completo sus
aranceles aduaneros, conforme al programa de desgravación
arancelaria, Nicaragua también los eliminará por completo, y
i) México aplicará sobre los bienes originarios de Nicaragua com-
prendidos en las fracciones arancelarias de la categoría “ TA” lo
establecido en el anexo 2 al artículo 4-04.

E. Tratado de Libre Comercio México-Chile


(DOF, 28 de julio de 1999)
Se firmó en la ciudad de Santiago de Chile, el 17 de abril de 1998,
fue aprobado por la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la
Unión el 24 de noviembre de 1998, según decreto publicado en el DOF
del 30 de diciembre del mismo año. La estructura general de este Tratado es
mucho más compleja y estructurada que la del TLCAN; es la siguiente:
PRIMERA PARTE ASPECTOS GENERALES
Capítulo 1: Disposiciones iniciales
Capítulo 2: Definiciones generales
SEGUNDA PARTE COMERCIO DE BIENES
Capítulo 3: Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Sección A - Definiciones y ámbito de aplicación
Sección B - Trato nacional
Sección C - Aranceles
Sección D - Medidas no arancelarias
Sección E - Sector automotor
Sección F - Consultas
216 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Capítulo 4: Reglas de origen


Anexo 4-03 - Reglas de origen específicas
Capítulo 5: Procedimientos aduaneros
Capítulo 6: Medidas de salvaguardia
TERCERA PARTE NORMAS TÉCNICAS
Capítulo 7: medidas sanitarias y fitosanitarias
Capítulo 8: medidas relativas a normalización
CUARTA PARTE INVERSIÓN, SERVICIOS Y ASUNTOS RELACIONADOS
Capítulo 9: Inversión
Sección A - Definiciones
Sección B - Inversión
Sección C - Solución de controversias entre una parte
y un inversionista de la otra parte
Sección D - Comité de Inversión y Comercio
Transfonterizo de Servicios
Capítulo 10: Comercio transfronterizo de servicios
Capítulo 11: Servicios de transporte aéreo
Capítulo 12: Telecomunicaciones
Capítulo 13: Entrada temporal de personas de negocios
Capítulo 14: Política en materia de competencia, monopolios
y empresas de Estado
QUINTA PARTE PROPIEDAD INTELECTUAL
Capítulo 15: Propiedad intelectual
Sección A - Definiciones y disposiciones generales
Sección B - Derechos de autor y derechos conexos
Sección C - Marcas de fábrica o de comercio
Sección D - Denominaciones de origen
Sección E - Observancia de los derechos de propiedad
intelectual
Sección F - Disposiciones finales
SEXTA PARTE DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS
E INSTITUCIONALES
Capítulo 16: Transparencia
Capítulo 17: Administración del Tratado
Capítulo 18: Solución de controversias
Sección A - Solución de controversias
Sección B - Procedimientos internos y solución
de controversias comerciales y privadas
Capítulo 19: Excepciones
Capítulo 20: Disposiciones finales
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 217

Listas de Chile y México


Anexo I Reservas en relación con medidas existentes
y compromisos de liberalización
Anexo II Reservas en relación con medidas futuras
Anexo III Actividades reservadas al Estado
(Únicamente lista de México)
Anexo IV Excepciones al trato de nación más favorecida
Anexo V Restricciones cuantitativas
Anexo VI Compromisos futuros
El preámbulo del Acuerdo establece la intención de las partes al sus-
cribir este tratado; las cuales transcribimos textualmente:
El Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos (México) y el Gobierno de
la República de Chile (Chile), decididos a:
ESTRECHAR los lazos especiales de amistad, solidaridad y coopera-
ción entre sus pueblos;
FORTALECER el proceso de integración de América Latina, a fin de
alcanzar los objetivos previstos en el Tratado de Montevideo 1980;
ALCANZAR un mejor equilibrio en las relaciones comerciales entre
sus países;
CONTRIBUIR al desarrollo armónico, a la expansión del comercio
mundial y a la ampliación de la cooperación internacional;
CREAR un mercado más extenso y seguro para los bienes producidos
y los servicios suministrados en sus territorios;
REDUCIR las distorsiones en su comercio recíproco;
ESTABLECER reglas claras y de beneficio mutuo para su intercambio
comercial;
ASEGURAR un marco comercial previsible para la planificación de
las actividades productivas y la inversión;
DESARROLLAR sus respectivos derechos y obligaciones derivados
del Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mun-
dial del Comercio y del Tratado de Montevideo 1980, así como de otros
instrumentos bilaterales y multilaterales de integración y cooperación;
FORTALECER la competitividad de sus empresas en los mercados
mundiales;
ALENTAR la innovación y la creatividad mediante la protección de los
derechos de propiedad intelectual;
CREAR nuevas oportunidades de empleo, mejorar las condiciones la-
borales y los niveles de vida en sus respectivos territorios;
EMPRENDER todo lo anterior de manera congruente con la protección
y la conservación del ambiente;
218 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

PROMOVER el desarrollo sostenible;


PRESERVAR su capacidad para salvaguardar el bienestar público;
FOMENTAR la participación dinámica de los distintos agentes econó-
micos, en particular del sector privado, en los esfuerzos orientados a pro-
fundizar las relaciones económicas entre las partes y a desarrollar y poten-
ciar al máximo las posibilidades de su presencia conjunta en los mercados
internacionales; y
PROPENDER a la integración hemisférica;

De forma particular, el artículo 1-02 de este Tratado señala los objeti-


vos del mismo:
Los objetivos de este Tratado, desarrollados de manera específica a
través de sus principios y reglas, incluidos los de trato nacional, trato de
nación más favorecida y transparencia, son los siguientes:
a) estimular la expansión y diversificación del comercio entre las
partes;
b) eliminar las barreras al comercio y facilitar la circulación de bie-
nes y servicios en la zona de libre comercio;
c) promover condiciones de competencia leal en la zona de libre co-
mercio;
d) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en la
zona de libre comercio;
e) proteger y hacer valer, de manera adecuada y efectiva, los dere-
chos de propiedad intelectual en la zona de libre comercio;
f) establecer lineamientos para la ulterior cooperación entre las par-
tes, así como en el ámbito regional y multilateral encaminados a
ampliar y mejorar los beneficios de este Tratado, y
g) crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución de
controversias.
El artículo 3-04 dispone la eliminación de todos los aranceles adua-
neros sobre bienes originarios en la fecha de entrada en vigor de este Tra-
tado, salvo lo establecido en el programa de desgravación incorporado en
el anexo 3-04, el cual establece dos listas, una para productos de Chile y
otra de productos de México.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 219

Programa de desgravación
Sección A - Lista de productos de Chile
1. El arancel aduanero aplicable a las manzanas (fracción arancelaria
0808.10.00) originarias provenientes de México se reducirá de acuerdo
con el siguiente cronograma:
Año Arancel aduanero
1999 8.6%
2000 7.3%
2001 6.1%
2002 4.9%
2003 3.7%
2004 2.4%
2005 1.2%
A partir del 1/1/2006 0.0%

2. Los aranceles aduaneros a que se refiere el párrafo 1 regirán exclu-


sivamente para las importaciones de manzanas por un cupo anual inicial
de 2264.5 toneladas métricas, que será incrementado anualmente a partir
del año 2000 y hasta el año 2005 inclusive, en un cinco por ciento respec-
to del cupo vigente para el año anterior.
3. Para las cantidades que excedan el cupo descrito en el párrafo 2, en
el periodo comprendido entre los años 1999 y 2005 inclusive, Chile podrá
aplicar un arancel que no sea superior a su arancel de nación más favore-
cida vigente en el momento de las importaciones.
4. A partir del 1 de enero de 2006, las importaciones de manzanas
frescas (fracción arancelaria 0808.10.00) originarias provenientes de México
estarán libres de gravámenes a la importación y no estarán sujetas a cupos.
5. El mecanismo de asignación del cupo de importación de manzanas
será “ primero en tiempo, primero en derecho” .

Sección B - Lista de productos de México

1. El arancel aduanero aplicable a las manzanas (fracción arancelaria


0808.10.01) originarias provenientes de Chile se reducirá de acuerdo con
el siguiente cronograma:
220 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Año Arancel aduanero


1999 11.7%
2000 10.0%
2001 8.3%
2002 6.7%
2003 5.0%
2004 3.3%
2005 1.7%
A partir del 1/1/2006 0.0%
2. Los aranceles aduaneros a que se refiere el párrafo 1 regirán exclu-
sivamente para las importaciones de manzanas por un cupo anual inicial
de 2264.5 toneladas métricas, que será incrementado anualmente a partir
del año 2000 y hasta el año 2005 inclusive, en un cinco por ciento respec-
to del cupo vigente para el año anterior.
3. Para las cantidades que excedan el cupo descrito en el párrafo 2, en
el periodo comprendido entre los años 1999 y 2005 inclusive, México po-
drá aplicar un arancel que no sea superior a su arancel de nación más fa-
vorecida vigente en el momento de las importaciones.
4. A partir del 1 de enero de 2006, las importaciones de manzanas fres-
cas (fracción arancelaria 0808.10.01) originarias provenientes de Chile esta-
rán libres de gravámenes a la importación y no estarán sujetas a cupos.
5. El mecanismo de asignación del cupo de importación de manzanas
será “ primero en tiempo, primero en derecho” .

F. Tratado de Libre Comercio México-El Salvador,


Guatemala y Honduras (DOF, 14 de marzo de 2001)
Este Tratado es uno de los mandatos fundamentales del mecanismo
de diálogo y concertación de Tuxtla. Después de cuatro años de consultas,
a partir de la reanudación de las negociaciones establecidas en la Reunión
Cumbre de Tuxtla II, en 1996, se celebraron dieciocho rondas de inten-
sas negociaciones, que concluyeron el 10 de mayo de 2000.
Los países del Triángulo del Norte, como se le denomina a este Tra-
tado, son el principal mercado de México en América Latina.
El Tratado se conforma de los capítulos siguientes:
Preámbulo
Capítulo I Disposiciones iniciales
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 221

Capítulo II Disposiciones definitivas


Capítulo III Trato nacional y acceso de bienes al mercado
Capítulo IV Sector agropecuario.
Capítulo V Medidas sanitarias y fitosanitarias
Capítulo VI Reglas de origen
Capítulo VII Procedimientos aduaneros
Capítulo VIII Medidas de salvaguarda
Capítulo IX Prácticas deslelaes de comercio internacional
Capítulo X Comercio transfronterizo de servicios
Capítulo XI Servicios financieros
Capítulo XII Telecominicaciones
Capítulo XIII Entrada temporal de personas de negocios
Capítulo XIV Inversión
Capítulo XV Medidas relativas a la normalización
Capítulo XVI Propiedad intelectual
Capítulo XVII Transparencia
Capítulo XVIII Administración del trabajo
Capítulo XIX Solución de controversias
Capítulo XX Excepciones
Capítulo XXI Disposiciones finales

Los objetivos del tratado son:

FORTALECER los vínculos de amistad y el espíritu de cooperación exis-


tente entre sus pueblos.
ACELERAR e impulsar la revitalización de los esquemas de integra-
ción americanos.
ALCANZAR un mejor equilibrio en sus relaciones comerciales.
CONTRIBUIR al desarrollo armónico, a la expansión del comercio
mundial y a la ampliación de la cooperación internacional.
PROPICIAR un mercado más extenso y seguro para los bienes produ-
cidos y el intercambio recíproco de servicios en sus territorios.
ELEVAR la competitividad del sector de servicios, para consolidar la
competitividad de los países en la zona de libre comercio.
REDUCIR las disposiciones de su comercio recíproco.
ESTABLECER un marco jurídico con reglas claras y de beneficio mu-
tuo para la promoción y protección de las inversiones, así como para facili-
tar el intercambio comercial de sus bienes y servicios.
ASEGURAR un marco comercial previsible para la planificación de
las actividades productivas y la inversión.
222 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

DESARROLLAR las disposiciones del Acuerdo de Marrakech por el


que se establece la Organización Mundial de Comercio (acuerdo sobre la
OMC), así como de otros instrumentos bilaterales y multilaterales de inte-
gración y cooperación.
FORTALECER la competitividad de sus empresas en los mercados
mundiales.
PROTEGER los derechos de propiedad intelectual.
CREAR oportunidades de empleo y mejorar los niveles de vida en sus
respectivos territorios.
PROMOVER el desarrollo económico de manera congruente con la
protección y conservación del ambiente, así como con el desarrollo soste-
nible.
PRESERVAR su capacidad para salvaguardar el bienestar público.
FOMENTAR la participación dinámica de los distintos agentes econó-
micos, en particular del sector privado, en los esfuerzos orientados a pro-
fundizar sus relaciones económicas.

Es importante destacar que el artículo 1-04 establece el ámbito de


aplicación del tratado, señalando claramente : “las disposiciones de este tra-
tado aplican entre México y El Salvador, Guatemala y Honduras. Este
Tratado no se aplica entre El Salvador, Guatemala y Honduras” .

a. Desgravación arancelaria:

Artículo 3-04:
• Establece un programa de desgravación arancelaria , al cual po-
drán incorporarse productos no contemplados.
• Las partes tiene la posibilidad de acelerar la eliminación de
aranceles aduaneros, a través de consultas.
• Los aranceles aduaneros sobre los bienes industriales conteni-
dos en el programa de desgravación arancelaria se fijan en tér-
minos de impuesto ad-valorem.

b. Reglas de origen

El capítulo VI, establece en metaria de reglas de origen las disposi-


ciones siguientes:
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 223

• Los criterios positivos, es decir los que confieren origen a las


mercancías son los mismos estableciods en el TLCAN.
• El valor de contenido regional, se calcula únicamente con base
al método de valor de transacción.
• En caso de no haber valor de transacción del bien, éste podrá
calcularse de acuerdo a los artículos 2 al 5 del Código de Valora-
ción Aduanera; y de no ser posible, con base en éstos artículos,
el valor se determinará de acuerdo a los artículos 6 al 7 del mis-
mo Código.
Contempla un Cómite de Integración Regional de Insumos, integrado
por dos representantes del sector público y dos del sector privado de cada
parte. Su función es evaluar la incapacidad de abastecimiento real y probada
documentalmente de un productor de bienes en territorio de las partes, de
disponer en condiciones de oportunidad, volumen, calidad y precio de los
materiales utilizados por el productor en la producción de un bien.

c. Comercio de servicios

El comercio de servicios, se deberá regir por los principios de trato


nacional, transparencia, nación más favorecida y presencia local. Al igual
que de conformidad con el GATS.
El Tratado contempla tres capìtulos referentes a servicios:
• Capítulo X Comercio transfronterizo de servicios; definido por
el tratado, casi en los mismos términos del TLCAN.
• Capítulo XI Servicios financieros.
• Capítulo XII Telecomunicaciones.

d. Solución de controversias

El tratado establece un mecanismo para la prevención o solución de


controversias derivadas de la interpretación o aplicación del tratado, o
cuando una parte considere que una medida vigente o en proyecto es in-
compatible o puede ocasionar anulación o menoscabo.
El mecanismo consta de tres etapas: la primera es consultiva, y las
otras dos contenciosas; una de estas ante la Comisión de Libre Comercio
y la otra, ante un tribunal arbitral.
224 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Las consultas se realizan por escrito a petición de las partes. Si el


conflicto no es resuelto dentro de los treinta días siguientes a la entrega
de la solicitud de consultas, cualquier parte podrá solicitar por escrito,
a través de su sección nacional del secretariado, que se reúna la Comi-
sión. De no solucionarse el asunto por medio de la Comisión, entonces
las partes podrán solicitar nuevamente por escrito, el establecimiento de
un tribunal arbitral.
Cada parte designará diez arbitros para integar la “ Lista de arbitros
de México, El Salvador, Guatemala y Honduras” . Así mismo de común
acuerdo designarán cinco árbitros de países no parte para integrar la
“ Lista de árbitros de países no parte” .
Cada parte designará un arbitro de la lista de arbitros de México, El
Salvador, Guatemala y Honduras, y de común acuerdo el tercer árbitro se
designará de la lista de árbitros de países no parte. En caso de que una
parte no designe a su árbitro, la elección será por sorteo entre las partes,
de los árbitros señalados en la lista de arbitros de México, El Salvador,
Guatemala y Honduras, que sean nacionales de la parte que no hubiere
designado a su árbitro. Si no se hubiere designado al tercer árbitro de la
forma señalada anteriormente, éste será electo por cualquier parte de en-
tre los mencionados en la lista respectiva.
Por último las partes podrán designar a un arbitro que no estuviere
entre las listas, siempre y cuando sea de común acuerdo.

G. Acuerdo de Complementación Económica núm. 5, celebrado


entre México y Uruguay (DOF, 28 de febrero de 2001)
México y Uruguay considerando la necesidad de fortalecer el proceso
de integración de América Latina, a fin de alcanzar los objetivos previs-
tos en el Tratado de Montevideo de 1980, mediante la concertación de
acuerdos abiertos a la participación de los demás países miembros de la Aso-
ciación Latinoamericana de Integración (ALADI), convinieron el 29 de di-
ciembre de 1999 en la ciudad de Montevideo modificar el Acuerdo de
Complementación Económica núm. 5 (ACE núm. 5), suscrito al amparo
del Tratado de Montevideo y de la Resolución 2 del Consejo de Minis-
tros de la ALALC.
El texto modificado del Acuerdo, se estableció en un documento deno-
minado por el mismos Acuerdo como anexo, su estructura es la siguiente:
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 225

CAPÍTULO I Objetivos y disposiciones iniciales del Acuerdo


CAPÍTULO II Preferencias arancelarias
CAPÍTULO III Disciplinas comerciales
CAPÍTULO IV Régimen de origen y Procedimientos Aduaneros
para el Control y verificación del origen
de las mercancías
CAPÍTULO V Claúsulas de salvaguardas
CAPÍTULO VI Prácticas desleales de comercio
CAPÍTULO VII Tratamientos diferenciales
CAPÍTULO VIII Reciprocidad
CAPÍTULO IX Petróleo
CAPÍTULO X Cooperación económica
CAPÍTULO XI Normas técnicas, reglamentos técnicos
y procedimientos de Evaluación de la conformidad.
CAPÍTULO XII Medidas sanitarias y fitosanitarias
CAPÍTULO XIII Compras gubernamentales
CAPÍTULO XIV Inversión
CAPÍTULO XV Propiedad intelectual
CAPÍTULO XVI Servicios
CAPÍTULO XVII Convergencia
CAPÍTULO XVIII Adminsitración del acuerdo
CAPÍTULO XIX Vigencias
CAPÍTULO XX Revisión del acuerdo
CAPÍTULO XXI Adhesión
CAPÍTULO XXII Denuncia
CAPÍTULO XXIII Excepciones
CAPÍTULO XXIV Disposiciones transitorias

a Objetivos
Los objetivos del Acuerdo son:
• Ampliar y consolidar los acuerdos bilaterales existentes entre las
partes, incluidos los de naturaleza comercial, en el marco del Tra-
tado de Montevideo.
• Perfeccionar y ampliar las medidas necesarias para el incremento
de las corrientes de comercio y de inversión, con el objetivo de
intensificar la complementación económica.
• Estimular las inversiones, para procurar un intensivo aprovechamien-
to de los mercados y de la capacidad competitiva de las partes, y
• Incentivar la participación de los sectores privados de las partes.
226 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

b. Acceso a mercados.
• Tanto México como Uruguay aplicarán preferencias del 100% con
respecto al arancel de nación más favorecida a las importaciones ori-
ginarias de ambos países. Las excepciones a las importaciones origi-
narias de Uruguay, se establecen en el anexo I, y las de México en el
anexo II.
• La Comisión Administradora del Acuerdo, podrá establecer o in-
crementar los niveles de preferencia sobre las mercancías inclui-
das en los anexos I y II.
• Las partes no podrán, en forma unilateral, reducir o eliminar pre-
ferencias sobre una mercancía amparada por concesiones del presen-
te Acuerdo, salvo lo dispuesto en el Capítulo V y VI , así como en
el Decimosexto Protocolo Adicional al ACE núm. 5
• Existen tres nomenglatura aplicables dentro del Acuerdo: NALADI-
SA 93;195 Nomenglatura común del Mercosur y NALADISA 96.

c. Reglas de origen.
En este capítulo, se establecen las normas de origen aplicables al in-
tercambio de mercancías entre las partes, para efectos de:
• calificación y determinación del origen de las mercancías;
• certificación de origen y emisión de los certificados de origen,
• así como los procesos de verificación del origen, control y
sanciones.
Los criterios establecidos por el Acuerdo para la calificación y deter-
minación del origen son: las mercancías enteramente producidas en un
país; cambio de posición tarifaria; listas donde se establecen requisitos
específicos para conferir el origen y valor de contenido regional.
El artículo 27 determina que operaciones no confieren origen; el artí-
culo 30 señala que toda mercancía deberá ser expedida directamente de la
parte exportadora a la parte importadora etcétera, entre otros aspectos.

195 Naladisa, significa de conformidad con el artículo 1 del Acuerdo: “ La Nomenglatura de la


Asociación Latinoamericana de Integración, basada en el Sistema Armonizado de Designación y Co-
dificación de Mercancías versión 1993” .
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 227

d. Disposiciones para el comercio de servicios


El artículo 119 del Acuerdo, establece la obligación de las partes de
promover la adopción de medidas tendientes a facilitar la prestación de ser-
vicios de una parte al territorio de otra parte, sobre la base de los princi-
pios del trato nacional, de nación más favorecida, y de la eliminación de
otras restricciones para su presentación. A tal fin, la Comisión de Admi-
nistración del Acuerdo analizará la cobertura y reservas a los principios
generales al comercio de servicios antes mencionados y propondrá las
disposiciones relacionadas con las restricciones aplicables y criterios para
el reconocimiento de licencias y certificados.

e. Solución de controversias
La solución de controversias, se establece en un instrumento separa-
do del Anexo (Acuerdo), denominado Decimosexto Protocolo Adicional
del Acuerdo de Complementación Económica núm. 5 celebrado entre
México y Uruguay, promulgado en el DOF del 28 de febrero de 2001.
Las controversias que surjan entre las partes en relación con la inter-
pretación, aplicación o incumplimiento de las disposiciones contenidas en
el Acuerdo y en los instrumentos y protocolos suscritos o que se suscriban
en el marco del mismo, y de igual forma respecto de las controversias que
surjan de la aplicación de medidas que se consideren incompatibles con las
obligaciones del Acuerdo o pudieren causar anulación o menoscabo de bene-
ficios que razonablemente pudieren haber esperado recibir de conformidad
con éste, podrán ser solucionadas mediante dos procedimientos:
• De conformidad con el Acuerdo respectivo de la OMC, o
• A través del procedimiento establecido en el Decimosexto Pro-
tocolo.
En caso de optar por el procedimiento del Protocolo, las partes deben
en primer lugar celebrar consultas, de no resolverse a través de este me-
dio, la parte que inicio el procedimiento solicitará a la Comisión adminis-
tradora la integración de un “ grupo de expertos” ad hoc, integrado por
tres expertos, el cual tendrá 90 días para remitir sus conclusiones a la Co-
misión, de la controversia contados desde su integración. La comisión se
reunirá dentro de los 15 días siguientes a la remisión del informe del gru-
po, de no llevarse acabo la reunión, se entenderá que el informe es adop-
228 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

tado automáticamente. Sin perjuicio de lo anterior, la Comisión podrá


emitir recomendaciones para llegar a una solución satisfactoria. De no
acatarse el informe del Grupo, adoptado por la Comisión, se sus penderán
los beneficios correspondientes del Acuerdo, hasta que la parte demanda-
da acate el informe.
Para integrar el “ grupo de expertos” , cada parte designará un exper-
to, según le corresponda, de la “ Lista de Expertos de Uruguay” y de la
“ Lista de Expertos de México” , el tercer experto se nombrará de común
y acuerdo por las partes de la “ Lista de Expertos de Terceros Países” . Si
por algún motivo, una parte no designará su experto, o no se nombrará de
común y acuerdo el experto de terceros países, el secretario general de la
ALADI, lo nombrará por sorteo.

3. Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política


entre los Estados Unidos Mexicanos y la Comunidad Europea
y sus Estados Miembros (DOF, 26 de junio de 2000)

El Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política entre


México y la Comunidad Europea y sus Estados Miembros, no consta en
un solo documento, pues de sus disposiciones se desprende, que su apli-
cación, conlleva a la consideración de dos documentos más:
• Decisión del Consejo Conjunto de dicho Acuerdo.
• Decisión del Consejo Conjunto del Acuerdo Interno sobre Co-
mercio y Cuestiones relacionadas con el comercio entre México
y la Comunidad Europea (Decisión núm. 2/2000 del Consejo
Conjunto).

Ambos ordenamientos, tanto el Acuerdo como las Decisiones del


Consejo Conjunto, fueron aprobados por el Senado de la República me-
diante decreto publicado en el DOF del 2 de junio de 2000, y promulga-
dos el 26 de junio del mismo año.
El Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política entre
Méxco y la Comunidad Europea se compone de la siguiente forma:

Preámbulo
Título I Naturaleza y ámbito de aplicación.
Título II Diálogo político
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 229

Título III Comercio


Título IV Movimientos de capital
Título V Contratación pública, competencia, propiedad
intelectual y demás disposiciones relacionadas
con el comercio
Título VI Cooperación
Título VII Marco institucional
Título VIII Disposiciones finales

El objetivo principal del Acuerdo, es el establecimiento de un marco


que fomente el desarrollo de los intercambios comerciales de bienes y
servicios. Siendo el Consejo Conjunto, el encargado de decidir las medi-
das y el calendario para la liberación bilateral, progresiva y recíproca de
las barreras arancelarias y no arancelarias, tanto de bienes como de servi-
cios. Atendiendo a lo establecido en los acuerdos multilaterales de la
OMC, en especial al artículo XXIV del Acuerdo General de Aranceles
Aduaneros y Comercio de 1994, y al artículo V del Acuerdo General sobre el
Comercio de Servicios.
El Consejo Conjunto es el máximo órgano del Acuerdo, se integra con
miembros del gobierno de México por una parte, y los miembros del Conse-
jo de la Unión Europea y miembros de la Comisión Europea por otro.
Estará asistido en sus tareas por un Comité Conjunto, y examinará to-
das las cuestiones principales que surjan dentro del marco del Acuerdo.

A. Decisión del Consejo Conjunto


La Decisión del Consejo Conjunto determina una serie de disposicio-
nes, para establecer los acuerdos necesarios que conllevan a la realización
de determinados objetivos del Acuerdo, centrándose principalmente en el
comercio de servicios.

Relación de objetivos con artículos del Acuerdo


Objetivos de la Decisión, artículos del Acuerdo:
• Liberación progresiva y recíproca del comercio de servicios,
artículos 4 y 6 del Acuerdo y V, VII del GATS y demás dispo-
siciones.
230 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Los artículos establecen que el Consejo Conjunto decidirá las me-


didas necesarias para la liberación progresiva y recíproca del co-
mercio de servicios, de conformidad con el artículo V del GATS.
• Liberación progresiva de la inversión y pagos. El artículo 9 de-
termina que el Consejo Conjunto adoptará las medidas para la
liberación progresiva y recíproca de las inversiones y pagos en-
tre las partes.
• Asegurar la protección adecuada y efectiva de los derechos de
propiedad intelectual. El artículo 12 estipula que el Consejo Con-
junto adoptará medidas apropiadas para asegurar una adecuada y
efectiva protección a los derechos de propiedad intelectual.
• Establecimiento de un mecanismo de solución de controversias
El artículo 50 prevé que el Consejo Conjunto establecerá un
procedimiento específico para la solución de controversias co-
merciales y relativas al comercio
• Además de los anteriores artículos, la Decisión también imple-
menta el contenido de los artículos 5, 10, 11 y 12.2(a) del
Acuerdo, referentes a comercio de bienes, contratación públi-
ca, competencia y propiedad intelectual respectivamente.
Los artículos con los cuales se relaciona la presente Decisión, enume-
rados en el cuadro anterior, se denominan, según el mismo Acuerdo
“ instrumentos jurídicos abarcados” .

Esta Decisión se estructura de la forma siguiente:

TÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES


TÍTULO II COMERCIO DE SERVICIOS
Capítulo i Disposiciones generales
Capítulo ii Transporte marítimo
Capítulo iii Servicios financieros
Capítulo iv Excepciones generales
TÍTULO III INVERSIÓN Y PAGOS RELACIONADOS
TÍTULO IV PROPIEDAD INTELECTUAL
TÍTULO V SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS
Capítulo i Ámbito de aplicación
Capítulo ii Consultas
Capítulo iii Procedimiento arbitral
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 231

TÍTULO VI OBLIGACIONES ESPECÍFICAS DEL COMITÉ


CONJUNTO REFERENTES A COMERCIO
Y CUESTIONES RELACIONADAS
CON EL COMERCIO
TÍTULO VII DISPOSICIONES FINALES.

a. Comercio de servicios

La Decisión, establece en su artículo 2, lo que se entiende por la pres-


tación de un servicio. El Trato Nacional y el Trato de Nación más Favo-
recida, son los principios que rigen el comercio de servicios. Su libera-
ción se deberá realizar conforme al artículo V del GATS.
Considera también a los servicios financieros como “ cualquier servi-
cio de naturaleza financiera ofrecido por un proveedor de servicios finan-
cieros de una Parte” . Dividiéndolos en dos categorías: servicios de segu-
ros y relacionados con seguros; y servicios bancarios y demás servicios
financieros (excluidos los seguros). Incluso se establece un Comité Espe-
cial de Servicios Financieros

b. Desgravación arancelaria

El artículo 7 señala:
• Las partes deberán liberar los servicios de conformidad con el
artículo V del AGCS o GATS.
• A partir de la entrada en vigor, ninguna de las partes adoptará
nuevas medidas discriminatorias ni medidas más discriminato-
rias respecto al suministro de servicios.
• Tres años después de la entrada en vigor de esta Decisión, el
Consejo Conjunto adoptará una decisión que contenga una lista
de compromisos donde se establezca el nivel de liberalización
que los partes acuerden otorgarse mutuamente al final del perio-
do de diez años, contados a partir de sus entrada en vigor. Así
como un calendario de liberalización que abarque los diez años.
232 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

B. Decisión del Consejo Conjunto del Acuerdo Interno sobre Comercio


y Cuestiones relacionadas con el Comercio entre México y la Comu-
nidad Europea, núm. 2/2000

Esta Decisión, de igual forma establece una serie de disposiciones


para alcanzar acuerdos necesarios referentes a determinados artículos del
Acuerdo Interino (“ instrumentos jurídicos abarcados” ), aludiendo princi-
palmente al comercio de mercancías.

Relación de objetivos con artículos del acuerdo


Objetivos de la Desición, artículos del Acuerdo:
• Liberación progresiva y recíproca del comercio de bienes de
conformidad con el artículo XXIV del GATT de 1994. El artículo
3 establece que el Consejo Conjunto decidirá las medidas y ca-
lendario para la liberación bilateral, progresiva y recíproca de
las barreras arancelarias al comercio de bienes de conformidad
con el artículo XXIV del GATT de 1994.
• Apertura de los mercados convenidos de contratación pública
de las partes. El artículo 4 estipula que el Consejo Conjunto de-
cidirá sobre las disposiciones apropiadas y el calendario para
la apertura gradual y recíproca de los mercados de contratación
pública acordados sobre una base de reciprocidad.
• Establecimiento de un mecanismo de cooperación en materia
de competencia. El artículo 5 determina que el Consejo Con-
junto establecerá los mecanismos de cooperación y coordina-
ción entre las autoridades competentes de las partes, responsa-
bles de la aplicación de sus leyes de competencia.
• Establecimiento de un mecanismo de consultas en materia de
asuntos de propiedad intelectual. El artículo 6 prevé que el
Consejo Conjunto establecerá un mecanismo de consultas con
miras a alcanzar soluciones mutuamente satisfactorias en caso
de dificultades en la protección de la propiedad intelectual.
• Establecimiento de un mecanismo de solución de controver-
sias. El artículo 12 ordena al Consejo Conjunto establecer un
procedimiento específico para la solución de controversias co-
merciales y relacionadas con el comercio.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 233

La presente Decisión se conforma con el siguiente contenido:

TÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES


TÍTULO II CIRCULACIÓN DE BIENES
Capítulo i Eliminación de aranceles aduaneros
Capítulo ii Medidas no arancelarias
TÍTULO III COMPRAS DEL SECTOR PÚBLICO
TÍTULO IV COMPETENCIA
TÍTULO V MECANISMOS DE CONSULTA PARA ASUNTOS
DE PROPIEDAD INTELECTUAL
TÍTULO VI SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS
Capítulo i Ámbito de aplicación y consulta
Capítulo ii Consultas
Capítulo iii Procedimiento arbitral
TÍTULO VII OBLIGACIONES ESPECÍFICAS DEL COMITÉ CON-
JUNTO REFERENTES A COMERCIO Y CUESTIONES
RELACIONADAS CON EL COMERCIO
TÍTULO VIII DISPOSICIONES FINALES
ANEXO I Calendarización de desgravación de la Comunidad
(referente al artículo 3)
ANEXO II Calendarización de desgravación de México
(referente al artículo 3)
ANEXO III Definición del concepto de productos originarios y proce-
dimiento de cooperación administrativa
(referente al artículo 3)

a. Desgravación arancelaria

El artículo 3 establece:
• Los aranceles aduaneros de las importaciones que realiza la Co-
munidad Europea de productos industriales de México, y vicever-
sa, listados en la categoría B del calendario de desgravación de la
Comunidad y de México (anexo I y II respectivamente), se elimi-
narán en cuatro etapas: la primera será al inicio de la entrada en
vigor de esta decisión, y las otras tres el día 1 de enero de cada
año sucesivo, para ser eliminados el 1 de enero de 2003.
• Los aranceles aduaneros sobre las importaciones a México, de
productos originarios de la Comunidad Europea listados en la
234 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

categoría B+ del anexo II, se eliminarán totalmente el 1o. de


enero de 2005. Respecto a los aranceles aduaneros de los pro-
ductos listados en la categoría C, del mismo anexo, se elimina-
rán por completo el 1 de enero de 2007.
• La eliminación total de los aranceles sobre productos agrícolas
y pesqueros originarios de México o de la Comunidad Europea,
se realizará en un periodo que fluctúa entre ocho y diez años,
contados a partir de la entrada en vigor del Tratado.

b. Reglas de origen

Las reglas de origen, se encuentran establecidas en el anexo III de la


Decisión, referente a su artículo 3.
Dicho anexo establece como criterios positivos (es decir, los que con-
fieren origen a las mercancías):
a) Los productos totalmente obtenidos en una de las partes.
b) El criterio de transformación o elaboración suficiente, aplicado a
los materiales que no sean obtenidos totalmente en uno de los te-
rritorios de las partes, que se incluyan en productos obtenidos en
ambas partes. Materiales que deberán ser objeto de transformacio-
nes o elaboraciones que les agrege un valor.
Los productos originarios de la Comunidad, para su importación en Mé-
xico, y viceversa, se beneficiarán de esta Decisión, previa presentación de:
• Un certificado de circulación EUR1.
• Una declaración en factura (declaración dada por el exportador
en una factura, una orden de entrega o cualquier otro documen-
to comercial que describa los productos de que se trate con el
suficiente detalle como para que puedan ser identificados)
El certificado de circulación EUR1, se expedirá por la autoridades
aduaneras o las autoridades gubernamentales competentes del país de ex-
portación, a petición escrita del exportador o, bajo su responsabilidad, de
su representante autorizado. Dichas autoridades deberán adoptar todas las
medidas necesarias para verificar el carácter originario de los productos y
el cumplimiento de los demás requisitos.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 235

La declaración en factura podrá extenderla:


• Un exportador autorizado.
• Cualquier exportador para cualquier envío constituido por uno
o varios bultos que contengan productos originarios cuyo valor
total no supere 6,000 euros.

El artículo 21 denominado exportador autorizado señala:

Las autorizaciones aduaneras o la autoridad gubernamental competente del


país de exportación podrá autorizar a todo exportador que efectúe exporta-
ciones frecuentes de productos al amparo de esta Decisión a extender de-
claraciones en factura, independientemente del valor de los productos de
que se trate. Los exportadores que soliciten estas autorizaciones deberán
ofrecer, a satisfacción de dichas autoridades competentes, todas las garan-
tías necesarias para verificar el carácter originario de los productos, así
como el cumplimiento de los demás requisitos.

Las pruebas de origen tendrán una validez de diez meses a partir de la


fecha de expedición en el país de exportación. Se presentarán a las autori-
dades aduaneras del país de importación de acuerdo con los procedimien-
tos establecidos en el mismo.

c. Solución de controversias

En ambas Decisiones, se establece el mismo procedimiento para la


resolución de controversias. Determinando el siguiente mecanismo:
• Las partes deberán llegar a un acuerdo sobre la interpretación
y aplicación de los “ instrumentos jurídicos abarcados” , me-
diante la cooperación y las consultas.
• Cada parte podrá solicitar la realización de consultas al Comité
Conjunto, el cual deberá reunirse dentro de los treinta días si-
guientes a la entrega de la solicitud.
• Si no se resuelve la controversia, dentro de los quince días si-
guientes a la reunión del Comité o dentro de los cuarenta y cin-
co días posteriores a la entrega de la solicitud de reunión del
Comité Conjunto. Cada parte podrá solicitar por escrito el esta-
blecimiento de un panel arbitral.
236 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• El panel arbitral presentará a la partes, un informe preliminar y


uno final, obligando a cada parte a tomar las medidas pertinen-
tes para cumplir el informe final.
• El panel se conformará por tres árbitros. La parte solicitante
notificará la designación de un árbitro y propondrá hasta tres
candidatos para actuar como presidente del panel. La otra parte
deberá designar un segundo árbitro dentro de los quince días
siguientes y propondrá hasta tres candidatos para actuar como
presidente del panel. Ambas partes deberán designar al presi-
dente del panel dentro de los quince días siguientes a la desig-
nación del segundo árbitro, de lo contrario será electo mediante
sorteo de entre los candidatos propuestos.

4. Tratado de Libre Comercio México-Israel


(DOF, 28 de junio de 2000)

El Tratado de Libre Comercio con Israel se aprobó mediante decreto


publicado en el DOF del 2 de junio de 2000. Su texto se público el 28 de
junio del mismo año.
Tanto México como Israel, han celebrado tratados de libre comercio
con Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.
El tratado se encuentra estructurado en XII capítulos que a continua-
ción enumeramos:

Preámbulo
Capítulo I Disposiciones generales
Capítulo II Comercio de bienes
Capítulo III Reglas de origen
Capítulo IV Procedimientos aduaneros
Capítulo V Medidas de emergencia
Capítulo VI Compras del sector público
Capítulo VII Derechos y obligaciones de la OMC
Capítulo VIII Políticas en materia de competencia, monopolios y empre-
sas del Estado
Capítulo IX Publicación, notificación y administración de leyes
Capítulo X Disposiciones institucionales y procedimientos para la so-
lución de controversias
Capítulo XI Excepciones
Capítulo XII Disposiciones finales
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 237

Dentro de las disposiciones generales, ambos Estados, establecen una


zona de libre comercio, de conformidad con el artículo XXIV del GATT de
1994. Determinando, además de la aplicación de los principios de trato na-
cional, trato de nación más favorecida y transparencia los siguientes objetivos:

a) eliminar obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfron-


teriza de bienes y servicios entre los territorios de las partes;
b) promover condiciones de competencia leal en la zona de libre co-
mercio;
c) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los te-
rritorios de las partes;
d) crear procedimientos eficientes para la aplicación y cumplimiento
de este Tratado, para su administración conjunta y para la solución de
controversias; y
e) establecer lineamientos para la ulterior cooperación bilateral y
multilateral encaminada a ampliar y mejorar los beneficios de este
Tratado.

a. Programa de desgravación

El artículo 2-03 del tratado establece:


• La desgravación sobre productos originarios clasificados en los
capítulos 25 a 98 del Sistema Armonizado, que se realizará en
cuatro etapas: la primera a la entrada en vigor del presente tra-
tado y las tres restantes el 1o.de enero de cada año subsecuente,
quedando eliminados los aranceles completamente para el 1 de
enero de 2003.
• Con respecto a los productos de los capítulos 1 al 24 del Siste-
ma Armonizado, éstos se realizarán de acuerdo a lo estableci-
do en los anexos correspondientes.
• Una cláusula que permite acelerar el proceso de desgravación.

b. Reglas de origen

A fin de otorgar un trato preferencial a los productos originarios de


cada Estado parte, se consideran como bienes originarios los siguientes:
238 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

a) Cuando se obtenga o produzca total o enteramente en el territorio


de uno o más países.
b) Cuando los materiales no originarios que se utilizaron en su pro-
ducción cambien de clasificación arancelaria.
c) Cuando se produzca a través de materiales originarios.
d) Cuando cumplan con las reglas de origen específicas.
e) Cuando los materiales no originarios no cumplan con un cambio
de clasificación arancelaria, pero el bien que se ha importado sin
ensamblar, se ha clasificado como un bien ensamblado de acuerdo
con la Regla General de Interpretación 2(a) del Sistema Armoni-
zado; o cuando cambia de partida o subpartida sea la misma tanto
para el bien como para sus partes, siempre y cuando la partida no
se subdivida en subpartidas. En ambos casos se deben cumplir con
los requisitos de contenido regional.

Para calcular el valor del contenido regional se establecen dos métodos:


• El método de valor de transacción.
• El método de costo neto, el cual se aplica en lo casos estableci-
dos en el artículo 3-04, párrafo 5.
Se establece un Comité de Reglas de Origen y Procedimientos Adua-
neros, para la aplicación del capítulo de reglas de origen y del capítulo
IV “ Procedimientos Aduaneros” .

c. Comercio de servicios

Dentro del presente Tratado no existe un capítulo especial, que aluda


al comercio de servicios, sin embargo, dentro del capítulo VI denominado
compras del sector público, se encuentra una lista de servicios que pue-
den comprar las dependencias listadas en los anexos respectivos.
La única disposición que claramente refiere al comercio de servicios,
se encuentra en el capítulo VII “ Derechos y Obligaciones de la OMC” ,
artículo 7-04, que confirman los derechos y obligaciones derivados del
Acuerdo sobre el Comercio de servicios de la OMC.
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 239

d. Solución de controversias

Para resolver una controversia, las partes pueden optar por los méto-
dos establecidos en el tratado, o apegarse al mecanismo determinado por
la OMC.
En caso de optar por los mecanismos establecidos en el Tratado, las
partes deberán ejercer cada uno de ellos, en el siguiente orden:
• Las partes deberán llegar a un arreglo, mediante la coopera-
ción, en caso de no ser así, cualquier Parte solicitará por escrito
la realización de consultas.
• De no llegar a una solución, a través de las consultas, cualquier
parte podrá solicitar por escrito la reunión de la Comisión de
Libre Comercio.
• En caso de no encontrar alguna solución, las Partes podrán soli-
citar la constitución de un panel arbitral.

5. Negociaciones

En el año 2000 se concluyeron las negociaciones del Tratado de Li-


bre Comercio con el llamado Triángulo del Norte, conformado por el Sal-
vador, Guatemala y Honduras, y con la Asociación Europea de Libre Co-
mercio (AELC) integrada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.
Entraran en vigor tan luego sean aprobados por las instancias legislativas
de cada uno de los países firmantes.
El Tratado de Libre Comercio con el Triángulo del Norte, ha sido a
probado por México, mediante decreto publicado en el DOF del 19 de
enero de 2001. Sin embargo hasta la fecha no se ha promulgado su texto
en el DOF.
Datos proporcionados por la Subsecretaría de Negociaciones Comer-
ciales Internacionales, de la Secretaria de Economía, señalan que se tiene
establecidos procesos de negociación de tratados de libre comercio con
Ecuador y Perú, así como con Panamá y Trinidad y Tobago. Con respecto
a Panamá se espera reanudar la negociación, tan pronto como ese país
termine su proceso de negociación con Centroamérica. En cuanto a Trini-
dad y Tobago, se ha programado la siguiente reunión de negociaciones, para
fines de mayo del presente año. También se desarrollan procesos de negocia-
ción con Brasil para concertar un Acuerdo en el marco de la ALADI.
240 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Tratado de Libre Comercio entre México y los Estados


de la Asociación Europea de Libre Comercio

El tratado se conforma de los siguiente títulos:

PREÁMBULO
CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES
CAPÍTULO II COMERCIO DE BIENES
CAPÍTULO III SERVICIOS E INVERSIÓN
Sección I Comercio de servicios
Sección II Transporte marítimo
Sección III Servicios financieros
Sección IV Excepciones generales
Sección V Inversión
CAPÍTULO IV COMPETENCIA
CAPÍTULO V COMPRAS DEL SECTOR PÚBLICO
CAPÍTULO VI PROPIEDAD INTELECTUAL
CAPÍTULO VII DISPOSICIONES INSTITUCIONALES
CAPÍTULO VIII SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS
CAPÍTULO IX DISPOSICIONES FINALES

Sus disposiciones, son semejantes a las establecidas en le Acuerdo de


Asociación Económica con la Comunidad Europea, ya que coinciden en
las siguientes disposiciones:
• Definición de prestación de servicios.
• Liberación del comercio de servicios.
• Clasificación de los servicios financieros,
• Solución de controversias, a excepción de la designación de los
árbitros etcétera.

a. Reglas de origen.

El artículo V del Tratado expresamente señala que las disposiciones


referentes a reglas de origen se establecen dentro del anexo I “ Definición
del concepto de productos originarios y procedimientos de cooperación
administrativa” .
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO SUSCRITOS POR MÉXICO 241

Los criterios positivos establecidos por el tratado son:


a) Productos totalmente obtenidos en una parte (estados de la AELC
o México según corresponda).
b) Productos obtenidos en una parte, que incorporen materiales que
no hayan sido totalmente obtenidos en esa parte, siempre que tales
materiales hayan sido objeto de elaboración o transformación sufi-
ciente en la parte respectiva.
c) Productos obtenidos en una parte a partir exclusivamente de materia-
les que califiquen como originarios de conformidad con este anexo.

El anexo prevé dos tipos de prueba de origen para otorgar trato preferen-
cial a los productos originarios de los Estados de la AELC o de México res-
pectivamente, para su importación en otra parte, previa presentación de:
• Un certificado de circulación EUR1.
• Una declaración en factura.

EL certificado de circulación EUR1, es expedido por las autoridades adua-


neras o la autoridad competente de la parte de exportación, a petición escrita
del exportador o, bajo su responsabilidad de su representante autorizado.
La declaración en factura podrá extenderla de conformidad con el ar-
tículo 21 del anexo:
a) Un exportador autorizado, según se define en el artículo 22,
b) Cualquier exportador para cualquier envío constituido por uno o
varios bultos que contengan productos originarios cuyo valor total
no supere cualquiera de las determinadas por esta artículo, que en
el caso de México es de $ 55000 pesos mexicanos.

El articulo 22 “ Exportador Autorizado” señala:

1. Las autoridades aduaneras o la autoridad gubernamental competente de


la parte de exportación podrá autorizar a todo exportador, de ahora en ade-
lante llamado “ exportador autorizado” , que efectúe exportaciones frecuen-
tes de productos al amparo de este Tratado a extender declaraciones en fac-
tura, independientemente del valor de los productos de que se trate.

Tanto los exportadores que se autoricen para expedir la autorización


en factura, como la autoridades aduanales que expidan el certificado de
242 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

exportación EUR1, deberán verificar el carácter originario de los produc-


tos originarios, así como el cumplimiento de las demás condiciones del
presente acuerdo.
Las pruebas de origen tendrán una validez de diez meses a partir de la
fecha de expedición en la parte de exportación.
CAPÍTULO VI
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS

1. Marco jurídico constitucional . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243


2. Legislación federal relacionada con el comercio exterior de
mercancías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254
A. Ley de Comercio Exterior y su Reglamento . . . . . . . . . 254
B. Ley Aduanera y su Reglamento . . . . . . . . . . . . . . . 257
C. Ley del Impuesto General de Importación y Exportación . . 266
D. Plan Nacional de Desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . 270
3. Aspectos fiscales relacionados con la actividad del comercio
internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 273
A. Ley del Impuesto al Valor Agregado . . . . . . . . . . . . . 274
B. Ley del IESPS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277
C. Ley Federal de Derechos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 278
D. Código Fiscal de la Federación . . . . . . . . . . . . . . . . 279
E. Ley del Impuesto sobre la Renta . . . . . . . . . . . . . . . 280
F. Reglas fiscales de carácter general . . . . . . . . . . . . . . 281
4. Leyes especiales relacionadas con el comercio exterior . . . . . 281
A. Ley de Inversión Extranjera y su Reglamento . . . . . . . . 282
B. Ley Federal de Competencia Económica y su Reglamento . 285
C. Ley de Propiedad Industrial y su Reglamento . . . . . . . . 289
D. Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Regla-
mento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 292
E. Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al
Ambiente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 293
F. Ley General de Salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295
G. Ley Federal de Sanidad Vegetal . . . . . . . . . . . . . . . 296
H. Ley Federal de Sanidad Animal . . . . . . . . . . . . . . . 297
5. Regulación nacional de la comercialización de los servicios . . 298
6. Normas de la OMC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 301
CAPÍTULO VI

LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS

Entendemos por fuentes jurídicas internas, al conjunto de normas jurídi-


cas, que regulan una situación concreta, cuyo origen se encuentra en un
hecho o acto que el ordenamiento jurídico retoma para crear una dispo-
sición que sancione o regule una determinada situación o fenómeno so-
cial. Una fuente jurídica interna por excelencia, es la ley, razón por la
cual en el presente capítulo, nos enfocaremos al análisis de la legislación
nacional aplicable al comercio exterior dentro de la que destaca la Ley
de Comercio Exterior, la Ley Aduanera y las Leyes de Impuestos Gene-
rales de Importación y Exportación. Sin embargo, existen varios ordena-
mientos más, cuyo conocimiento y estudio resultan indispensables para
toda persona que desee adentrarse en el estudio del marco jurídico y
operativo del comercio exterior de México.
En México, es facultad del Congreso de la Unión establecer contribu-
ciones al comercio exterior (artículo 73, fracción XXIX-A, de la CPEUM);
en consecuencia, todas las leyes que analizaremos son del orden federal,
pues al ser esta una facultad expresa de la Federación, las entidades fede-
rativas no pueden expedir regulación alguna al respecto.

1. Marco jurídico constitucional

Por orden de importancia, nos permitimos revisar en primer lugar el


artículo 133 constitucional, que establece la jerarquización de la norma
jurídica en nuestro sistema, que ante la firma de diversos tratados interna-
cionales en materia de comercio, nos vemos en la necesidad de conocer
cuál es su validez, tanto para nuestro sistema como para el de nuestros
socios comerciales, específicamente en el que pudiera estarse dando ma-
yor presencia comercial, como lo es con Estados Unidos de América o
Canadá, específicamente con el TLCAN.

243
244 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

No obstante que dicho precepto pudiera tener como antecedente el ar-


tículo seis, inciso dos, de la Constitución de los Estados Unidos de Amé-
rica, del 17 de septiembre de 1787, que establece para ese país la supre-
macía constitucional, también es cierto que en nuestro sistema pudiera ser
diferente.
Al respecto, el doctor Luis Malpica destaca “ dispone una plena
igualdad jurídica entre la Constitución, las leyes del país y los trata-
dos; así dice ‘Esta Constitución, y las leyes de los Estados Unidos que
se expidan con arreglo a ella, y todos los tratados celebrados o que se
celebren bajo la autoridad de los Estados Unidos, serán la ley suprema
del país...’ La Constitución de los Estados Unidos consagra una doctri-
na monista con supremacía del derecho internacional; esto es, la pri-
macía del tratado sobre el derecho interno: Constitución y Leyes.” 196 Éste
puede ser un elemento limitativo para no firmar diversos tratados y
buscar otras formas, como los “ acuerdos” , pues recordemos que ellos
denominaron al TLCAN, Acuerdo de Libre Comercio de América del
Norte, NAFTA.
Asimismo, un antecedente nacional inmediato es el artículo 126 de la
Constitución de 1917, el cual no difirió del de la Constitución Política
de la República Mexicana del 5 de febrero de 1857,197 hasta 1934 se pu-
blicó el decreto de reformas constitucionales incluyéndose dos precisio-
nes al texto del artículo: sustituir “ hechos y que se hicieren” por “ cele-
brados y que se celebren” , se adicionó el mandato “ que estén de acuerdo
con la misma” y se sustituyó al Congreso por el Senado, asignándole a
este órgano legislativo la delicada función de aprobar los tratados inter-
nacionales. De esta forma, el texto quedó como el número 133, precep-
tuando:

Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y
todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se
celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, se-
rán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arregla-

196 Malpica de Lamadrid, Luis, Qué es el GATT, México, Grijalbo, 1986, p. XIII.
197 “ Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella, y todos los trata-
dos hechos o que se hicieron por el presidente de la República, con aprobación del Congreso, serán la
Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y
tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las constituciones o leyes de los
estados” .
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 245

rán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en


contrario que pueda haber en las constituciones o leyes de los estados.198

Sin embargo, diversos autores han cuestionado la adición de esta fra-


se.199 Con relación a la sustitución del Congreso por el Senado, para apro-
bar los tratados, no hubo ningún pronunciamiento que explicara esta mo-
dificación. Por su parte, la Cámara de Diputados apoyó la reforma
propuesta, sin adicionar algún argumento nuevo a lo ya expresado.
Algunos autores actualmente consideran que el artículo 133 no tenía
ninguna relación con la sustitución del Congreso de la Unión por el Sena-
do, para aprobar los tratados internacionales suscritos por el Ejecutivo.
Fue un error.200 Aunque a tenor del artículo 76, fracción I, de la Constitu-
ción, correspondía a la Cámara de Senadores aprobar los tratados y con-
venciones diplomáticas que celebre el presidente de la República con las
potencias extranjeras, también es cierto que los tratados a que se refiere el
artículo 133 constitucional son una clase especial de normas jurídicas que
por mandato constitucional se incorporan a la legislación nacional con la
jerarquía de ley suprema de toda la Unión, y esta categoría jurídica sólo
podía reconocerla la Constitución a los tratados internacionales que fueran
aprobados por el Congreso de la Unión y no únicamente por el Senado.

198 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, México, Anaya Edit, 1995, p. 206.
La modificación del artículo no correspondió a una iniciativa del Ejecutivo, como normalmente ocu-
rría, sino que surgió colateralmente, por iniciativa de la Comisión del Senado, que estaba a cargo del
análisis de un proyecto de Ley de Nacionalidad y Naturalización.
La exposición de motivos, según se recoge en el Diario de los Debates de la Cámara de Se-
nadores del 28 de octubre de 1933, señala que para la aprobación del proyecto antes mencionado
deberían ser reformados los artículos 30, 37, 73 y 133 de la Constitución federal.
Las valoraciones vertidas con relación al 133 se refieren a que el artículo hasta ese momento
en vigor no especificaba que los tratados internacionales, junto con la Constitución y las leyes expe-
didas por el Congreso, serán la ley suprema de la Unión, siempre que estén de acuerdo con la misma.
“ De esta forma, en caso de conflicto entre las disposiciones contenidas entre un tratado internacional
y las de la propia Constitución, sería difícil teniendo a la vista los textos constitucionales únicamente,
decidir cuál de las dos disposiciones debe prevalecer” . Así, entendieron que de esta forma se estable-
cía claramente la supremacía constitucional.
199 Entre ellos: Antonio Carrillo Flores, Antonio Martínez Báez y Jorge Carpizo, el primero de
ellos que argumenta: “ el Presidente de la República no puede ni aún con la aprobación del Senado,
modificar la Constitución, pues a ello equivaldría suscribir un tratado que la contrariase. Ver Carrillo
Flores, Antonio, Jornadas en homenaje a la Constitución mexicana de 1917..., México, Secretaría de
Relaciones Exteriores, 1977, p. 28; Martínez Báez, Antonio, “ La Constitución y los tratados interna-
cionales” , Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, VIII, núm. 30, México, 1946, p. 33.
200 Derechos el pueblo mexicano, México a través de sus Constituciones, México, XLV Legisla-
tura de la Cámara de Diputados, 1967, tomo VIII, artículo 133, p. 1181.
246 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

De este modo se señalan dos grandes problemas: primero es que el


Ejecutivo se ha convertido en un legislador irregular no autorizado por la
Constitución que tiene amplias potestades para legislar. Los efectos de
esas facultades se están viendo ya en la suscripción de múltiples acuerdos
de corte comercial, que el Ejecutivo está celebrando actualmente.201
En segundo lugar, esto pudiera ser una importante limitación al presi-
dente de la República en su facultad de adquirir compromisos con otras
potencias extranjeras, en el supuesto de que para respetar el texto consti-
tucional evitara contraer compromisos internacionales en materias cuya
regulación jurídica esté encomendada por la Constitución al Congreso de
la Unión. Es decir, el mandato “ que estén de acuerdo con la misma” , au-
nado a la aprobación del Senado y no del Congreso, obliga al titular del
Ejecutivo federal a no asumir ningún compromiso internacional que pu-
diera reñir con la legislación ordinaria expedida por el Congreso de la
Unión en uso de facultades exclusivas previstas en el artículo 73 del pac-
to federal y en todas las otras materias que expresamente la Constitución
encomienda a dicho cuerpo legislativo.202
Por lo anterior, Malpica de Lamadrid señala “ consolidó una teoría
monista con primacía del derecho interno... la supremacía del derecho in-
terno (Constitución) sobre el derecho internacional (tratado) ha sido con-
firmada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación” .203
En reciente críterio emitido por la Suprema Corte, se determinó que
los tratados internacionales son superiores, jerarquícamente a las leyes,
ubicándolos en segundo plano después de la Constitución federal. Tesis
jurisprudencial de gran relevancia, que pese a que sostiene el principio de
supremacía constitucional consagrado en el artículo 133 constitucional, no
deja de causar inquietud en el ámbito jurídico, por los efectos que traerá,
de convertirse en jurisprudencia,
Otro elemento adicional a considerar, es que México suscribe la Con-
vención de Viena sobre Tratados Internacionales, y Estados Unidos de
América no,204 misma que establece en su artículo 2, párrafo 1, inciso a):

201 Adame Goddard, Jorge, “ El Tratado de Libre Comercio en el orden jurídico mexicano” ,
Anuario Jurídico, México, 1993, p. 107.
202 Derechos del pueblo mexicano....., p. 1198.
203 Al parecer existe un solo precedente: Amparo de revisión 7798/47, t. XCVI, p. 1639, Dere-
chos del pueblo mexicano. México a través de sus Constituciones, México, XLV Legislatura de la Cama-
ra de Diputados, 1967, tomo VIII, artículo 133, pp. 935-947; Malpica de Lamadrid, op. cit., p. XX.
204 Toda la materia de los convenios internacionales entre Estados está regulada por la codifica-
ción hecha por la Comisión de Derecho Internacional, que se concretó con la Convención de Viena
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 247

“ Se entiende por tratado, un acuerdo internacional celebrado por escrito


entre Estados y regido por el derecho internacional, ya conste en un ins-
trumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea
su denominación particular” , por lo que el NAFTA, para nosotros, signi-
ficó firmar un tratado; sin embargo, tendríamos que hacer diversos estu-
dios e identificar si éste está de acuerdo con nuestra Constitución.
Tenemos una Ley para la Celebración de Tratados que se publicó
mucho después que la Convención mencionada, dando paso a los llama-
dos acuerdos interinstitucionales. Con esto se insinuaba que cobraba vi-
gencia en nuestro sistema la figura aplicada por los Estados Unidos
(acuerdo ejecutivo), al celebrar compromisos internacionales, que como
sabemos aplican tres figuras, (los tratados, los acuerdos congresionales y
los acuerdos ejecutivos).
Por su parte, los artículos 25, 26, 27 y 28 nos presuponen el cuidado
de nuestras garantías económicas, que en el trayecto histórico se han esta-
blecido, derechos subjetivos que involucran tanto a la “ población” como
al “ gobierno” , elementos estructurales del Estado mexicano.
De la exposición de motivos de dichos artículos destacan algunos
puntos que enmarcan la función del comercio exterior en el modelo eco-
nómico de economía mixta que estos preceptos establecen. En efecto, nos
permitimos transcribir párrafos textuales de esta exposición de motivos:

De principios del siglo XX a la novena década que se ha iniciado, México


se ha transformado en todos sus órdenes. Ha ocurrido una transformación
rural urbana, asociada a una acelerada industrialización, que ha modificado
el tamaño, composición y localización de la población, el desarrollo de las
regiones y la estructura productiva. La base de recursos naturales, de inver-
siones, de producción, de tecnología y de trabajo es radicalmente distinta, a
pesar de la heterogeneidad que aún nos caracteriza.
Las relaciones económicas de hoy, en relación con el mundo y dentro
de nuestro país, son mucho más complejas. La interdependencia de nues-
tros procesos productivos entre sectores y regiones es muy amplia, lo que

sobre Derecho de los Tratados de 23 de mayo de 1969. En México la aprobó la Cámara de Senadores
el 29 de diciembre 1972 (D.O. de 28 de marzo de 1973, ratificada por el presidente el 5 de julio de
1074. El depósito del instrumento de ratificación se hizo el 25 de septiembre de 1974, y el decreto
de promulgación fue hecho el 29 de octubre de 1974, el cual se publicó el 14 de febrero de 1975.
Malpica de Lamadrid, Luis, Qué es el GATT?, México, Grijalbo, 1986, p. XII.
248 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

lleva efectos y reacciones en cadena ante los fenómenos económicos naciona-


les e internacionales.
La sociedad también ha cambiado. Las clases sociales y los diversos
agrupamientos se han ampliado y fortalecido. El tejido social es hoy más
rico y complejo. Existe ya un amplio y fuerte movimiento obrero, organi-
zaciones campesinas, de clases medias, empresariales, de técnicos y profe-
sionistas, cada vez más participantes e interconectados en un sistema de
comunicación nacional y con posibilidades crecientes para expresar sus
puntos de vista. El país cuenta ya con mejores niveles de educación y capa-
citación, con universidades, institutos y centros de investigación que bene-
fician a millones de mexicanos. Los servicios de salud y seguridad social
han aumentado las esperanzas de vida de la población. El régimen político
ha ido ampliando paulatinamente la participación, se cuenta con partidos y
organizaciones políticas que representan las principales corrientes ideológi-
cas contemporáneas. El Estado se ha modernizado. Ha habido un avance
institucional para dar respuesta a los nuevos problemas del desarrollo. Su
ámbito, instrumentos y dimensión han crecido. La formación profesional y
política de los funcionarios y servidores públicos se ha transformado con-
forme a las necesidades y complejidad del Estado.
Se ha dado en México una acelerada modernización. Sin embargo, ésta
no ha podido resolver con la celeridad necesaria los graves problemas de
desigualdad social, de ineficiencia y baja productividad, de escasa competi-
tividad de nuestros productos en el exterior y la generación de suficiente
ahorro interno para financiar el desarrollo.
A pesar de los éxitos en la expansión de la producción y en la moderni-
zación general del país, el crecimiento ha traído costos y desequilibrios que
debemos considerar. De 1940 a fines de la década de los años cincuenta, el
crecimiento de la producción estuvo acompañado de un financiamiento in-
flacionario que repercutió en los niveles de vida del campo y de las ciuda-
des en formación y de un agudo desequilibrio externo.
Durante los años sesenta se pudieron encontrar formas de financiamiento
organizados, pero no se atendió de manera suficiente al campo, a la genera-
ción de ahorro interno y a la red de infraestructura económico-social. Asi-
mismo, por una falta de adecuación de nuestros instrumentos económicos a
las necesidades de la competencia internacional, se desaprovechó el mayor
período de auge y estabilidad del comercio internacional de la postguerra
que permitió a varios países transformar sus estructuras industriales.
Con posterioridad se ha buscado corregir algunas de las consecuencias
negativas del crecimiento con medidas que no han podido mantenerse a lo
largo del tiempo y que para no incurrir en costos inmediatos han pospuesto
las decisiones difíciles de reestructuración de nuestra organización econó-
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 249

mica y de sus fuentes de financiamiento. Los gobiernos han buscado supe-


rar algunos de estos desequilibrios, pero la propia dinámica del proceso, la
ausencia de medidas correctivas consistentes y los impactos internacionales
que se acentúan a partir de la crisis mundial de 1973 han impedido confi-
gurar una estrategia de desarrollo permanente que resuelva de manera es-
tructural los principales desequilibrios económicos y sociales del país.
La agudización de estos fenómenos ha llevado a una situación crítica que
pone en entredicho, no sólo la expansión económica, sino la viabilidad misma
del proyecto nacional y las libertades democráticas que éste sintetiza. Existe
una falta de adecuación entre el orden normativo y las nuevas exigencias del
desarrollo integral que genera incertidumbre y obstaculiza el desarrollo.
Ante esta situación el país requiere asumir el problema de la definición
del rumbo de la estrategia de desarrollo a partir de principios constituciona-
les del desarrollo económico nacional que actualicen y ordenen las atribu-
ciones existentes, establezcan la seguridad jurídica y permitan romper con
los principales obstáculos que en mayor medida limitan el cumplimiento
de los fines de la Nación.
Es necesario, para fortalecer la estructura constitucional del sistema
económico de la Nación, que ésta, de nuevo, se reencuentre en sus oríge-
nes, reafirme sus valores y recupere la esencia de la Constitución para que,
sobre esas bases, lleguemos a la síntesis de la orientación que nos dan
nuestros valores con las necesidades de instrumentación. Sólo así podre-
mos arribar a una nueva etapa de desarrollo en todos los órdenes de la vida
nacional, sobre bases de seguridad jurídica, solidez, dinamismo, permanen-
cia, eficiencia y mayor igualdad social.
En nuestro país, y en la época actual, no es posible separar el ámbito de
la economía del de la participación política y de los valores de la sociedad.
La legitimidad, que en nuestro régimen deriva de su origen revolucionario
y del proceso de renovación democrática de los poderes, está cada vez más
relacionada con las apreciaciones de la sociedad sobre la capacidad del sec-
tor público para conducir con justicia y eficiencia el desarrollo integral.
Las bases institucionales y legales del desarrollo económico, en la tra-
dición política de México y frente a las necesidades del futuro del país, han
de quedar inscritas en nuestro texto institucional. A pesar de la dinámica de
los tiempos contemporáneos en donde unos cuantos años representan cam-
bios sustantivos en la vida de la Nación, el país necesita un horizonte más
amplio que vaya más allá de la resolución de los problemas inmediatos y
que sobre bases sostenidas de productividad e igualdad, permita la conver-
gencia de los esfuerzos de los sectores de la economía mixta para afirmar la
seguridad y la confianza en el desarrollo de la Nación.
250 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

A diferencia de otras sociedades contemporáneas y sistemas políticos


cuya capacidad de subsistencia depende del uso arbitrario de la fuerza, en
México es posible, a través de la ley y del Derecho —como expresión de
voluntad política y de consenso— y de las acciones económicas y sociales
consecuentes, ampliar la capacidad del Estado y de la sociedad para hacer
frente a sus problemas más agobiantes, sobre la base de establecer las
orientaciones para la transformación de la propia sociedad como única vía
de solución efectiva de las crisis inmediatas y de reencuentro de nuestro
modelo propio de desarrollo.
Sin dejar de reconocer la heterogeneidad de la sociedad mexicana es
necesario ir dando cauce a una creciente organización y participación de la
sociedad civil en todos los procesos de la vida nacional.
Los principios constitucionales del desarrollo económico nacional, que
esta reforma propone, están referidos a la naturaleza y funcionamiento de
nuestro sistema político que establece la Constitución. Estos son corres-
pondientes con el régimen de propiedad y las formas de relación del Estado
y la sociedad que ella determina, así como con nuevos mecanismos de par-
ticipación social que lleven a fortalecer y perfeccionar nuestro régimen de-
mocrático.
Estos principios de filosofía política del desarrollo económico nacional
son consecuentes con la esencia de la Revolución Mexicana, con la necesi-
dad de un desarrollo equilibrado y formas más modernas de organización
económica, sin que altere la estructura de nuestro orden normativo y cons-
titutivo de gobierno.205
Los referidos artículos establecen la rectoría del Estado y la economía
mixta, sistema de planeación democrática del desarrollo, fija bases para el
desarrollo rural integral y una mejor justicia agraria, la definición precisa de
las áreas reservadas exclusivamente al Estado y la función y desempeño
de las instituciones, organismos descentralizados y empresas de participa-
ción estatal, se ordenan las atribuciones del Estado en materia de planeación,
conducción, coordinación y orientación de la economía nacional, así como
aquellas de regulación y fomento. Se contará con un conjunto explícito de
atribuciones, consistente, definido en sus alcances, con instrumentos eco-
nómicos perfeccionados y los fundamentos para llevar al derecho los nue-
vos conceptos económicos.206

Cabe señalar que por algún tiempo estos artículos pudieron no haber te-
nido la trascendencia a nivel legislativo del comercio exterior que en origen

205 Ruiz Massieu, José Francisco, Nuevo derecho constitucional mexicano, México, Porrúa,
1983, p. 443.
206 Ibidem.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 251

se proyectó.207 En efecto, la doctora Arcelia Quintana hace un estudio en


el que vincula al artículo 26 de la CPEUM, con el comercio exterior, al decir

fue reformado en febrero de 1983, para elevar a rango constitucional la ac-


ción gubernamental en materia de planeación estableciendo el sistema na-
cional de planeación democrática, publicándose el Plan Nacional de Desa-
rrollo 1983-1988, en el que se persigue una reestructuración profunda del
modelo de industrialización y del comercio exterior de tal manera que éste
sea capaz de generar las divisas necesarias para satisfacer los requerimien-
tos de la economía en su conjunto, alcanzando el cambio estructural en una
de las cuatro áreas fundamentales escasez de divisas.208

Lo anterior nos permite reconocer que no podemos dejar a un lado el


estudio de estos artículos, que son vinculantes con el comercio exterior.
¿Cómo separar una política económica interna de una política del comer-
cio exterior?, ¿cómo olvidarnos de lo que somos “ un Estado de derecho”
en el que dos elementos estructurales (gobierno y población) íntimamente
relacionados con las garantías económicas se pueden ver afectados por
políticas de comercio exterior excluyentes?
Ahora, bajo la vigencia del artículo deriva la Ley de Planeación, que
señala la obligación que tiene el Ejecutivo de cada periodo sexenal publi-
car el Plan Nacional de Desarrollo para el periodo, en el cual se contienen
los objetivos de política económica y desarrollo nacional a cubrir. De di-
cho Plan derivan los programas sectoriales, que para esta exposición se
relaciona el Programa de Política Industrial y Comercio Exterior 1995-
2000, que se publica el 31 de mayo de 1996.
El artículo 27 constitucional, de contenido más amplio, establece la
titularidad pública exclusiva de los recursos naturales por parte de la “ na-
ción mexicana” , a partir de la presente década. Este artículo ha sufrido
diversas reformas, incluyendo la nueva Ley Agraria y las nuevas leyes en
materia de energéticos y petroquímica. Actualmente la única titularidad
exclusiva es la que corresponde a los hidrocarburos mientras están en el
subsuelo, los minerales radiactivos y la energía nuclear.
207 En el anterior programa de estudios de nuestra materia no se le dio importancia a estos ar-
tículos.
208 Desequilibrios del aparato productivo y distributivo, insuficiencia del ahorro interno, escasez
de divisas y desigualdades en la distribución de los beneficios del desarrollo. Quintana Adriano, Elva
Arcelia, El comercio exterior de México. Marco jurídico, estructura y política, México, Porrúa y
UNAM, 1989, pp. 225 y 226.
252 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Por su parte, el artículo 28 constitucional es un precepto que señala


las funciones estratégicas que el Estado mexicano debe cumplir en la fun-
ción de rectoría económica.209 Dicho precepto consta de 12 párrafos, to-
dos sin duda alguna relacionados con los esquemas de OMC y TLCAN,
ya sea en materia de mercancías, servicios e híbridos, prohibiendo mo-
nopolios y prácticas monopólicas, reglas de libre concurrencia o compe-
tencia, incluyendo la reforma a la titularidad exclusiva en energía eléctri-
ca por parte del Estado que actualmente se discute en el Congreso,210 la
concesión en la prestación de servicios públicos o la explotación, uso y
aprovechamiento de bienes de dominio de la Federación, así como el que
se puedan otorgar subsidios a actividades prioritarias cuando sean genera-
les, de carácter temporal y no afecten sustancialmente las finanzas de la
nación. Este último de gran trascendencia para la asimilación jurídica de
los compromisos a nivel multilateral.
El artículo 131, cuyo antecedente se presenta en principio para el pri-
mer párrafo y posteriormente para el segundo, por virtud de la reforma
publicada en el Diario Oficial de la Federación del 28 de marzo de
1951,211 establece:

209 Como antecedente directo del artículo 28 constitucional de 1917, tenemos el artículo 17 de la
Constitución de 1857, que indicaba: “ No habrá monopolios ni estancos de ninguna clase, ni prohibi-
ciones a título de protección a la industria. Exceptúandose únicamente los relativos a la acuñación de
moneda, a los correos y a los privilegios que, por tiempo limitado, conceda la ley a los inventores o
perfeccionadores de alguna mejora” . Nuestra Constitución, vol. 12, México, Instituto Nacional de
Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, INEHRM, 1990, p. 29.
210 Las razones, según el Ejecutivo Federal, en resumen, son las siguientes: Dependencia de la
capacidad del país para la demanda prevista para el futuro en el desarrollo de la industria eléctrica.
Requerimientos de inversión futura que no tendrá el Estado. Transferir los gastos gubernamentales
actuales de energía eléctrica a las necesidades básicas de las familias mexicanas. Capacidad tecnoló-
gica actual que hace pensar que la iniciativa privada está capacitada para prestar el servicio de forma
eficiente. Confianza en que se creará una competitividad firme en el mercado eléctrico. Que a la letra
dice: “ No constituyen monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las si-
guientes áreas estratégicas: correos, telégrafos y radiotelegrafía; petróleo y los demás hidrocarburos;
petroquímica básica; minerales radioactivos; generación de energía nuclear; el control operativo de la
red nacional de transmisión de electricidad, y las actividades que expresamente señalen las leyes que
expida el Congreso de la Unión. La comunicación vía satélite, los ferrocarriles y la generación, trans-
misión, distribución y comercialización de energía elétrica son áreas prioritarias para el desarrollo
nacional en los términos del artículo 25 de esta Constitución; el Estado al ejercer en ellas su rectoría,
protegerá la seguridad y soberanía de la Nación, y al otorgar concesiones o permisos mantendrá o
establecerá el dominio de las respectivas vias de comunicación, así como de las redes generales de
transmisión y de distribución de energía eléctrica, de acuerdo con las leyes de la materia” . Iniciativa
presentada a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión por el Presidente EZPL, pp. 20-21.
211 El artículo 124 de la Constitución de 1857, aprobado por 70 votos en contra de 13 en las
sesiones del 28 al 31 de enero de 1857, decía que: “ Para el día primero de junio de 1858 quedarán
abolidas las Alcabalas y aduanas interiores en toda la República” . El primer antecedente del artículo
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 253

Es facultad privativa de la Federación gravar las mercancías que se impor-


ten o exporten, o que pasen de tránsito por el territorio nacional, así como
reglamentar en todo tiempo, y aún prohibir, por motivos de seguridad o de
policía, la circulación en el interior de la República de toda clase de efectos
cualquiera que sea su procedencia; pero sin que la misma Federación pueda
establecer ni dictar en el Distrito Federal los impuestos y leyes que expre-
san las fracciones VI y VII del artículo 117.
El Ejecutivo podrá ser facultado por el Congreso de la Unión para au-
mentar, disminuir o suprimir las cuotas de las tarifas de exportación e im-
portación, expedidas por el propio Congreso, y para crear otras, así como
para restringir y para prohibir las importaciones, las exportaciones y el
tránsito de productos, artículos y efectos, cuando lo estime urgente, a fin de
regular el comercio exterior, la economía del país, la estabilidad de la produc-
ción nacional, o de realizar cualquier otro propósito en beneficio del país. El
propio Ejecutivo, al enviar al Congreso el presupuesto fiscal de cada año, so-
meterá a su aprobación el uso que hubiese hecho de la facultad concedida.

Este artículo se ubica en el título séptimo de la Constitución, bajo el


rubro de “ Prevenciones generales” ; se refiere a ciertos derechos y obliga-

131 fue la reforma al artículo 124 de la Constitución Política de la República Mexicana de 1857, del
22 de noviembre de 1886: “ Los Estados no podrán imponer ningún derecho por el simple tránsito de
mercancías en la circulación interior. Sólo el Gobierno de la Unión podrá decretar derechos de tránsi-
to, pero únicamente respecto de efectos extranjeros que atraviesen el país por líneas internacionales e
interoaceánicas, sin estar en el territorio nacional más tiempo que el necesario para la travesía y sali-
da al extranjero. No prohibirán directa ni indirecta la entrada a su territorio ni la salida de él, de
ninguna mercancía, a no ser por motivo de policía; ni gravarán los artículos de producción nacional
por su salida para el extranjero o para otro Estado. Las excenciones de derechos que concedan serán
generales, no pudiendo ser decretadas a favor de los productos de determinada procedencia.
La cuota del impuesto para determinada mercancía, será una misma, sea cual fuere su proce-
dencia, sin que pueda asignársele mayor gravamen que el que reportan los frutos similares de la enti-
dad política en que se decrete el impuesto.
La mercancía nacional no podrá ser sometida a determinada ruta ni a inspección o registro en
los caminos, ni exigirse documento fiscal alguno para su circulación interior. No gravarán la mercan-
cía extranjera con mayor cuota que aquella cuyo cobro les haya sido consentido por ley federal” . Un
segundo antecedente es la reforma del artículo 124 de la Constitución Política de la República Mexi-
cana de 1857, del 1º de mayo de 1896. El proyecto de Constitución de Venustiano Carranza es el
tercer antecedente del artículo 131 constitucional. Dicho proyecto es de fecha 1º de diciembre de
1916:
“ Es facultad privativa de la Federación gravar las mercancías que se importen o exporten, o
que pasen de tránsito por el territorio nacional, así como reglamentar en todo tiempo y aún prohibir
por motivos de seguridad o de policía, la circulación en el interior de la República de toda clase de
efectos, cualquiera que sea su procedencia; pero sin que la misma Federación pueda establecer ni
dictar en el Distrito y Territorios federales los impuestos y leyes que expresen las fracciones VI y VII
del artículo 117” .
254 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

ciones que varios preceptos de la ley fundamental otorgan o imponen a la


Federación. Este numeral tiene relación con el artículo 73, fracción
XXIX, en cuya virtud el Congreso de la Unión tiene la facultad de esta-
blecer contribuciones sobre el comercio exterior.
Adicionalmente, este precepto se relaciona con el 31, fracción IV,
constitucional, que impone a los mexicanos la obligación de contribuir
para los gastos públicos federales, estatales y municipales; con los artículos
49 y 74, fracción IV, que otorga facultad exclusiva a la Cámara de Diputa-
dos para aprobar el presupuesto anual de gastos; con el 89, fracción XIII,
que autoriza al presidente de la República para establecer aduanas maríti-
mas y fronterizas y designar su ubicación; y, finalmente, con el 117, frac-
ciones V y VI y con el 118, fracción I, que prohíben a los estados la reali-
zación de algunos de los actos que el 131 reserva a la Federación.

2. Legislación federal relacionada con el comercio exterior


de mercancías

A. Ley de Comercio Exterior y su Reglamento

La Ley de Comercio Exterior (publicada en el DOF el 27 de julio de


1993),212 reglamentaria del artículo 131 constitucional, y su reglamento
(publicado en el DOF el 30 de diciembre de 1993), constituyen la legisla-
ción fundamental de esta materia.
Esta ley tiene por objeto regular y promover el comercio exterior, in-
crementar la competitividad de la economía nacional, propiciar el uso efi-
ciente de los recursos productivos del país, integrar adecuadamente la
economía mexicana con la internacional y contribuir a la elevación del
bienestar de la población.213
Al ser ésta la ley de mayor importancia para nuestro tema en estudio,
el análisis de su contenido lo iremos desarrollando en los diversos capítu-
los que conforman este trabajo.
De modo genérico, su contenido se estructura de la siguiente manera:

212 Ver también Fe de erratas (Publicada en el DOF el 25 de agosto de 1993) y artículo primero
del Decreto que reforma, adiciona y deroga disposiciones de diversas leyes relacionadas con el Trata-
do de Libre Comercio de América del Norte, publicado en el DOF el 22 de diciembre de 1993, que
reformó los artículos 60, 68, 80, 97 y 98; y entró en vigor el 1 de enero de 1994.
213 Artículo 1, LCE.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 255

I. Disposiciones generales
II. Facultades del Ejecutivo Federal, de la Secretaría de Comercio y
Fomento Industrial y de las Comisiones Auxiliares
III. Origen de las mercancías
IV. Aranceles y medidas de regulación y restricción no arancelarias
del comercio exterior
V. Prácticas desleales de comercio internacional.
VI. Medidas de salvaguarda
VII. Procedimientos en materia de prácticas desleales de comercio in-
ternacional y medidas de salvaguarda
VIII. Promoción de exportaciones
IX. Infracciones, sanciones y recursos
Por su parte, el Reglamento de la Ley de Comercio Exterior (DOF de
30 de diciembre de 1993), desarrolla y concreta aquellos aspectos de la
Ley de Comercio Exterior, relativos a las medidas de regulación y restric-
ción no arancelaria, procedimientos sobre prácticas desleales de comercio
internacional, medidas de salvaguarda, determinación de cuotas compen-
satorias y promoción de exportaciones, así como los relacionados con la
organización y funcionamiento de la Comisión de Comercio Exterior y de
la Comisión Mixta para la Promoción de las Exportaciones.

Correlación de la Ley de Comercio Exterior y su Reglamento

Ley Reglamento
Objeto de la Ley 1
Naturaleza de sus disposiciones 2
Terminología 3 1,15,37,45
Facultades del Ejecutivo Federal 4
Facultades de la SECOFI 5
Comisión de Comercio Exterior 6,8 2-13
Comisión Mixta de Promoción 7-8 177-189
a las Exportaciones
Origen de las mercancías 9-11
Aranceles 12-14
256 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Ley Reglamento
Medios de regulación y restricciones 15-20
no arancelarias
Permisos previos a la importación 21-22 17-25
y exportación
Cupo de exportación o importación 23-24 16, 26-36
Marcado de país de origen 25
Normas oficiales mexicanas 26
Otras medidas de regulación al comercio 27
exterior
Prácticas desleales de comercio 28-29
internacional
Discriminación de precios 30-36 38-58
Subvenciones 37-38
Daño y amenaza de daño 39-44 59-69
Medidas de salvaguarda 45-48 70-74, 134
Procedimiento común en materia 49-56, 80-89 135-176
de prácticas desleales y medidas de
salvaguarda
Procedimiento en materia de prácticas 57-61 75-88
desleales
Cuotas compensatorias 62-71 89-109
Compromisos de exportación y gobiernos 72-74 10-116
durante una investigación en materia
de prácticas desleales de comercio
internacional
Mecanismos alternativos de solución 97 117
de controversias
Procedimientos en materia de medidas 75-79 118-127
de salvaguarda
Medidas de salvaguarda provisionales 128-130
Medidas de salvaguarda definitivas 131
Medidas de compensación 132
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 257

Sistema Nacional de Promoción Externa 190-200


Promoción de exportaciones 90-91
Premio Nacional de Exportación 92 201-215
Infracciones y sanciones 93
Recurso administrativo 94-98

B. Ley Aduanera y su Reglamento


La Ley Aduanera (publicada en el DOF el 15 de diciembre de 1995)
regula la entrada y salida de mercancías del territorio. El propósito pri-
mordial de esta ley es la modernización de la estructura aduanal para ha-
cer eficientes de los mecanismos de promoción y fomento al comercio
internacional.
Esta ley, las de los Impuestos Generales de Importación y Exporta-
ción y las demás leyes y ordenamientos aplicables, regulan la entrada al
territorio nacional y la salida del mismo de mercancías y de los medios
en que se transportan o conducen, el despacho aduanero y los hechos o
actos que deriven de este o de dicha entrada o salida de mercancías.214
Esta ley persigue los siguientes objetivos fundamentales:
a) Proporcionar seguridad jurídica, lo cual se materializa al evitar
dispersión de la normatividad aduanera en diversos ordenamientos
jurídicos.
b) Promover la inversión y las exportaciones. Este objetivo se consi-
gue al pretender consolidar a las aduanas como un instrumento
que facilite las exportaciones, así como la importación de insumos
y bienes de capital necesarios para la realización de inversiones
productivas.
c) Cumplir con compromisos internacionales. Lo que se obtiene al
incorporar normas que sean consistentes con los tratados comer-
ciales internacionales suscritos por México, básicamente la OMC,
y los tratados de libre comercio de los que es parte.
El contenido general de esta ley es el siguiente:

214 Artículo 1, LA.


258 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

I. Disposiciones Generales215
Se define en forma expresa lo que se entiende por “ autoridades adua-
neras” , así como las facultades de éstas.216

II. Control de Aduana en el Despacho


Establece las disposiciones para regular
• la entrada, salida y control de mercancías,217
• el depósito ante la aduana218 y
• el despacho de mercancías.219

III. Contribuciones, cuotas compensatorias y demás regulaciones


y restricciones no arancelarias al comercio exterior
Define los principios para determinar los elementos fundamentales
de los impuestos generales de importación y exportación: hechos grava-
dos, contribuyentes y responsables, afectación de mercancías y exencio-
nes, base gravable, así como la determinación y pago.
Este título resulta de gran importancia, pues da pauta para hablar de
las leyes de Impuestos Generales de Importación y Exportación, mismos
que posteriormente analizaremos.
En su sección III “ Restricciones a la devolución o exención del im-
puesto general de importación, conforme a lo previsto en los tratados inter-
nacionales”, determina que quienes introduzcan mercancías al territorio na-
cional bajo un programa de diferimiento o de devolución de aranceles,
estarán obligados al pago de los impuestos al comercio exterior que co-
rresponda, de acuerdo con lo dispuesto en los tratados de que México sea
parte, en la forma que establezca la Secretaría mediante reglas. 220

215 Artículos 1 a 9, LA.


216 Autoridad o autoridades aduaneras, las que de acuerdo con el Reglamento Interior de la Se-
cretaría de Hacienda y Crédito Público y demás disposiciones aplicables tienen competencia para
ejercer las facultades que la ley establece (artículo 2, frac. II, Ley Aduanera).
217 Artículos 10 a 22, LA.
218 Artículos 23 a 34, LA.
219 Artículos 35 a 50, LA.
220 Artículo 63-A, creado mediante reforma a la Ley, públicada en el DOF el 31 de diciembre de
2000.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 259

IV. Regímenes aduaneros


El artículo 90 de la Ley Aduanera establece la existencia de los si-
guiente regímenes aduaneros:
A. Definitivos
1. De importación
2. De exportación
B. Temporales
1. De importación
• Para retornar al extranjero en el mismo estado
• Para elaboración, transformación o reparación en programas de
maquila o de exportación
2. De exportación
• Para retornar al país en el mismo estado
• Para elaboración, transformación o reparación
C. Depósito fiscal
D. Tránsito de mercancías: interno e internacional
E. Elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado.
Los regímenes definitivos y temporales de importación y exportación
serán estudiados en el siguiente capítulo, por lo cual, en este apartado única-
mente mencionaremos las características generales de los otros regímenes.
Depósito fiscal.221 El régimen de depósito fiscal consiste en el alma-
cenamiento de mercancías de procedencia extranjera o nacional en almace-
nes generales de depósito que puedan prestar este servicio en los términos
de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédi-
to222 y además sean autorizados para ello por las autoridades aduaneras.

221 Artículos 119 a 123 de la Ley Aduanera, relacionados con las disposiciones 3.22 y 3.23 de la
Resolución Miscelánea para 2000 (DOF de 28 de abril de 2000 ).
222 En términos del artículo 11 de la LGOAAC, los almacenes generales de depósito tendrán por
objeto el almacenamiento, guarda o conservación, manejo, control, distribución o comercialización
de bienes o mercancías bajo su custodia o que se encuentren en tránsito, amparados por certificados de
depósito y el otorgamiento de financiamientos con garantía de los mismos. También podrán realizar
procesos de incorporación de valor agregado, así como la transformación, reparación y ensamble de
las mercancías depositadas a fin de aumentar su valor, sin variar esencialmente su naturaleza.
260 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Este régimen se efectúa una vez determinados los impuestos al comercio


exterior, así como las cuotas compensatorias.
Para destinar las mercancías al régimen de depósito fiscal será nece-
sario cumplir en la aduana de despacho con las regulaciones y restriccio-
nes no arancelarias aplicables a este régimen, así como acompañar el pe-
dimento con la carta de cupo. Dicha carta se expedirá por el almacén
general de depósito o por el titular del local destinado a exposiciones in-
ternacionales a que se refiere la fracción III del artículo 121 de esta Ley,
según corresponda, y en ella se consignarán los datos del agente o apode-
rado aduanal que promueva el despacho.
El último párrafo del artículo 119 de la Ley Aduanera establece que a
partir de la fecha en que las mercancías nacionales queden en depósito
fiscal para su exportación se entenderán exportadas definitivamente.
Las mercancías en depósito fiscal podrán retirarse del lugar de alma-
cenamiento para:
• Importarse definitivamente, si son de procedencia extranjera.
• Exportarse definitivamente, si son de procedencia nacional.
• Retornarse al extranjero las de esa procedencia o reincorporarse al
mercado las de origen nacional, cuando los beneficiarios se desis-
tan de este régimen.
• Importarse temporalmente por maquiladoras o por empresas con
programas de exportación autorizados por la Secretaría de Comer-
cio y Fomento Industrial.
Las mercancías podrán retirarse total o parcialmente para su importa-
ción o exportación pagando previamente los impuestos al comercio exte-
rior y el derecho de trámite aduanero, para lo cual deberán optar al mo-
mento del ingreso de la mercancía al depósito fiscal, si la determinación
del importe a pagar se actualizara en términos del artículo 17-A del Códi-
go Fiscal de la Federación conforme a la variación cambiaria que hubiere
tenido el peso frente al dólar de los Estados Unidos de América, durante
el periodo comprendido entre la entrada de las mercancías al territorio na-
cional de conformidad con lo establecido en el artículo 56 de la Ley

Sólo los almacenes estarán facultados para expedir certificados de depósito y bonos de prenda.
Los almacenes facultados para recibir mercancías destinadas al régimen de depósito fiscal podrán
efectuar en relación con esas mercancías, los procesos antes mencionados en los términos de la Ley
Aduanera.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 261

Aduanera, o al almacén en caso de exportaciones, y su retiro del mismo;


así como pagar previamente las demás contribuciones y cuotas compen-
satorias que, en su caso, correspondan.
Los almacenes generales de depósito recibirán las contribuciones y
cuotas compensatorias que se causen por la importación y exportación
definitiva de las mercancías que tengan en depósito fiscal y estarán obli-
gados a enterarlas en las oficinas autorizadas, al día siguiente a aquel en
que las reciban.
Las mercancías destinadas a este régimen, que se encuentren en al-
macenes generales de depósito autorizados, podrán ser adquiridas por ter-
ceros y residentes en el extranjero, siempre que el almacén manifieste su
conformidad. El adquirente quedará subrogado en los derechos y obliga-
ciones correspondientes.223
No podrán ser objeto del régimen de depósito fiscal:224
• Las armas, municiones y las mercancías explosivas, radiactivas y
contaminantes.
• Los diamantes, brillantes, rubíes, zafiros, esmeraldas y perlas natu-
rales o cultivadas o las manufacturas de joyería hechas con metales
preciosos o con las piedras y perlas mencionadas.
• Los artículos de jade, coral, marfil y ámbar, así como la madera
(triplay).
Tránsito de mercancías.225 El régimen de tránsito consiste en el tras-
lado de mercancías, bajo control fiscal, de una aduana nacional a otra.
Éste puede ser de dos tipos:
1) Interno: que se presenta cuando:
• La aduana de entrada envíe las mercancías de procedencia ex-
tranjera a la aduana que se encargará del despacho para su im-
portación.
• La aduana de despacho envíe las mercancías nacionales o na-
cionalizadas a la aduana de salida, para su exportación, y

223 Artículo 122, LA.


224 Art. 123, Ley Aduanera y Regla de Carácter General para 2000 no. 3.22.11 (DOF 6 de
marzo de 2000 ).
225 Artículos 124 a 134, LA, relacionados con la disposición 3.24 de la Resolución Miscelánea
para 2000 (DOF de 28 de abril del 2000).
262 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• La aduana de despacho envíe las mercancías importadas tem-


poralmente en programas de maquila o de exportación a la
aduana de salida para su retorno al extranjero.
Respecto al plazo máximo de traslado del régimen de tránsito interno,
el artículo 128 de la Ley Aduanera nos remite a las reglas emitidas por la
SHCP. Al efecto, la regla 3.24.2 señala dichos términos en el anexo 15 de
la Resolución,226 el cual presenta un cuadro con la especificación detallada
de los plazos dependiendo del origen y del destino del tránsito; asimismo,
dispone que tratándose de tránsito interno a la exportación, será aplicable el
doble de plazo señalado en dicho anexo. Establece como excepción a esta
regla el tránsito que se efectúe por ferrocarril, al cual no será aplicable dicha
disposición.
2) Internacional. Cuando se realice conforme a los siguientes supuestos:

• La aduana de entrada envíe a la aduana de salida las mercan-


cías de procedencia extranjera que lleguen al territorio nacional
con destino al extranjero.
• Las mercancías nacionales o nacionalizadas se trasladen por te-
rritorio extranjero para su reingreso al territorio nacional
Elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado.227
Este régimen consiste en la introducción de mercancías extranjeras o nacio-
nales a dichos recintos para su elaboración, transformación o reparación,
para ser retornadas al extranjero o para ser exportadas, respectivamente.
En ningún caso podrán retirarse del recinto fiscalizado las mercancías
destinadas a este régimen, si no es para su retorno al extranjero o expor-
tación.
Las autoridades aduaneras podrán autorizar que dentro de los recintos
fiscalizados, las mercancías en ellos almacenadas puedan ser objeto de
elaboración, transformación o reparación en los términos de este artículo.
Pueden introducirse al país a través de este régimen, la maquinaria y
el equipo que se requiera para la elaboración, transformación o reparación
de mercancías en recinto fiscalizado, siempre que se pague el impuesto

226 El anexo 15 de la resolución miscelánea de comercio exterior para 1998 fue publicado en el
DOF del 23 de marzo de 1998.
227 Artículo 135, LA, relacionado con la disposición 3.25 de la resolución miscelánea para 2000
(DOF de 28 de abril de 2000).
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 263

general de exportación, y se cumplan las regulaciones y restricciones no


arancelarias aplicables a este régimen.
Los recintos fiscalizados autorizados para realizar la elaboración,
transformación o reparación de mercancías, son los siguientes:
• Servicios Integrales y Desarrollo, GMG, S.A de C.V.
• Almacenadora GWTC, S.A de C.V.
• Grupo de Desarrollo del Sureste, S.A de C.V.

V. Franja y región fronteriza228

VI. Atribuciones del Poder Ejecutivo Federal y de las autoridades


fiscales229
El Poder Ejecutivo Federal tendrá, además de las facultades que le
confieren otras leyes, las siguientes (artículo 143, LA):
I. Establecer o suprimir aduanas fronterizas, interiores y de tráfico
aéreo y marítimo, así como designar su ubicación y funciones.
II. Suspender los servicios de las oficinas aduaneras por el tiempo
que juzgue conveniente, cuando así lo exija el interés de la nación.
III. Autorizar que el despacho de mercancías por las aduanas fronteri-
zas nacionales pueda hacerse conjuntamente con las oficinas adua-
neras de países vecinos.
IV. Establecer o suprimir regiones fronterizas.
Por lo que se refiere a las facultades de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público, éstas se encuentran reguladas por la Ley Orgánica de la
Administración Pública Federal, el reglamento interior de dicha Secreta-
ría, la Ley Aduanera, y diversas disposiciones, las cuales serán analizadas
en el capítulo respectivo.

VII. Agentes aduanales, apoderados aduanales y dictaminadores


aduanales230
En este título de la Ley Aduanera se establecen los requisitos para
obtener las diferentes patentes y para operar en ejercicio de las mismas,
228 Artículos 136 a 142, LA. Lo relativo a este tema se estudia en el capítulo VII.
229 Artículos 143 a 148, relacionados con la disposición 3.26 de la resolución miscelánea para
2000 (DOF de 28 de abril de 2000).
230 Artículos 159 a 175, LA.
264 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

las obligaciones y derechos, así como las causas de suspensión de funcio-


nes o de cancelación de patentes, etcétera. Para efectos de este estudio
únicamente mencionaremos en qué consiste cada una de estas figuras:
Agente aduanal. Es la persona física autorizada por la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, mediante una patente, para promover por
cuenta ajena el despacho de las mercancías en los diferentes regímenes
aduaneros previstos en la ley (artículo 159, LA).
Apoderado aduanal. Tiene este carácter la persona física designada
por otra persona física o moral para que en su nombre y representación se
encargue del despacho de mercancías, siempre que obtenga la autoriza-
ción de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. El apoderado adua-
nal promoverá el despacho de mercancías ante una sola aduana, en repre-
sentación de una sola persona, quien será ilimitadamente responsable por
los actos de aquél (artículo 168, LA).
Dictaminadores aduaneros. Son personas autorizadas por la Secreta-
ría de Hacienda y Crédito Público para emitir un dictamen con motivo del
segundo reconocimiento aduanero, para lo cual realizarán los exámenes
necesarios a las mercancías de importación o de exportación, para alle-
garse de los elementos que ayudarán a precisar la veracidad de lo declara-
do (artículo 174, LA).

VIII. Infracciones y sanciones231


Se establecen, como el rubro lo indica, las infracciones que pueden
cometer las personas que realicen actos de los regulados por esta ley, así
como las sanciones a que pueden hacerse acreedores. Son disposiciones
muy casuísticas, por lo que vale la pena remitirse a los artículos mencio-
nados a efecto de conocer lo relativo a este tema.

IX. Recursos administrativos232


En este punto resulta oportuno mencionar que en contra de todas las
resoluciones definitivas que dicten las autoridades aduaneras procederá el
recurso de revocación establecido en el Código Fiscal de la Federación,
siendo optativa la interposición del mismo antes de acudir al Tribunal
Fiscal de la Federación.

231 Artículos 176 a 202, LA.


232 Artículo 203, LA.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 265

Correlación de la Ley Aduanera con su reglamento233


Ley Reglamento
Sujetos obligados por la Ley 1
Terminología 2
Otras disposiciones generales 3a9 1-6
Entrada, salida y control de mercancías 10 a 22 7-40
Depósito ante la aduana 23 a 34 41-54
Despacho de mercancías 35 al 50 55-67
Hechos gravados, contribuyentes y 51 a 59 68-79
responsables
Afectación de mercancías y exenciones 60 a 63-A 80-97
Base gravable del impuesto general 64 al 78 C 98-116
de importación
Base gravable del impuesto general 79
de exportación
Determinación y pago 80 al 89 117-122
Disposiciones comunes de los regímenes 90 al 94 123-125
aduaneros
Definitivos 95 126-127
Definitivos de importación 96 al 101 128-134
Definitivos de exportación 102 y 103
Importaciones temporales 104 al 112
135-160
Exportaciones temporales 113 al 118
Depósito fiscal 119 al 123 161-166
Tránsito de mercancías 124 al 124 167-170
Elaboración, transformación o reparación 135
en recinto fiscalizado
Franja y región fronteriza 136 al 142 171-178
233 Cabe mencionar que a pesar de que la Ley Aduanera ha sido ampliamente modificada, el
reglamento de dicha ley no, por lo que hay que tener especial cuidado con las disposiciones de dicho
ordenamiento jurídico.
266 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Ley Rglamento
Atribuciones del Ejecutivo Federal 143 al 158 179-184
Agentes aduanales 159 al 157 185-189
Apoderados aduanales 168 al 173 190-195
Dictaminadores aduaneros 174 y 175
Infracciones y sanciones 176 al 202 196-198
Recursos administrativos 203

C. Ley del Impuesto General de Importación y Exportación


La Ley Aduanera establece que se causarán los siguientes impuestos
al comercio exterior:
I. General de importaciones, conforme a la tarifa de la ley respectiva.
II. General de exportaciones, conforme a la tarifa de la ley respectiva.
Están obligados al pago de los impuestos al comercio exterior las per-
sonas físicas y morales que introduzcan mercancías al territorio nacional
o las extraigan del mismo.234
La base gravable del impuesto general de importación es el valor en
aduana de las mercancías, salvo los casos en que la ley de la materia esta-
blezca otra base gravable. El valor en aduana de las mercancías será el
valor de la transacción235 de las mismas.
La base gravable del impuesto general de exportación es el valor comer-
cial de las mercancías en el lugar de venta, y deberá consignarse en la factura
o en cualquier otro documento comercial, sin inclusión de fletes y seguros.
Cuando las autoridades aduaneras cuenten con elementos para supo-
ner que los valores consignados en dichas facturas o documentos no cons-
tituyen los valores comerciales de las mismas, harán la comprobación
conducente para la imposición de las sanciones que procedan.
Las leyes de Impuestos Generales de Importación y Exportación,236
comúnmente conocidas como tarifas, tienen por objeto clasificar las mer-
cancías y determinar el respectivo impuesto a la operación de comercio
exterior.
234 Artículo 52, Ley Aduanera.
235 Se entiende por valor de transacción de las mercancías a importar el pagado por las mismas
(artículo. 64 de la Ley Aduanera).
236 Ambas publicadas en el DOF el 25 de diciembre de 1995.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 267

En las tarifas encontramos dos partes fundamentales: las nomenclatu-


ras y la columna impositiva correspondiente.
i) La nomenclatura es la clasificación de todas las mercancías trans-
portables que según su composición o función deben ubicarse en un códi-
go de identificación universal, a efecto de aplicarle el respectivo impues-
to ad valorem al pasar las aduanas y poder circular legalmente en
territorio nacional. Se trata de un lenguaje lógico y sistemático aceptado
internacionalmente que promete hacer fluir de manera expedita los obje-
tos materia del comercio internacional.
La nomenclatura incorporada a las tarifas mexicanas se basa en el
Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías adop-
tado por el Consejo de Cooperación Aduanera vigente en la mayoría de
los países miembros de la OMC.
Este lenguaje clasificatorio de nomenclatura consta de 22 secciones y
98 capítulos, además de partidas y subpartidas. Este esquema se codifica
en 6 dígitos a partir de los cuales las legislaciones nacionales pueden des-
glosar fracciones, según las necesidades de su comercio exterior.
ii) Columna impositiva o impuesto ad valorem. Podemos decir que
son tributos fiscales que en función de la ubicación de los productos en la
nomenclatura, las aduanas cobran por la importación o exportación de
productos extranjeros o nacionales que entran o salen del territorio adua-
nero mexicano.
La tarifa de importación actual (TIGI) consta de aproximadamente
11,300 fracciones, y los niveles ad valorem van de exento a 20%, con
excepción de algunos productos básicos del sector textil y del calzado.
Por su parte, la tarifa del impuesto de exportación (TIGE) consta de apro-
ximadamente 5,000 fracciones, estando el 95% de ellas liberadas de im-
puestos y restricciones cuantitativas.
La Ley de la Tarifa del Impuesto General de Importación, publicada
en el DOF el 25 de diciembre de 1995, es la disposición que determina la
forma en que debe clasificarse una mercancía para su internación al país
como el arancel que por tal concepto se debe pagar.
La Tarifa del Impuesto General de Importación (TIGI) que está con-
tenida en dicha ley, contempla 11,300 fracciones arancelarias aproxima-
damente y 5 tasas impositivas, que son, 0, 5, 10, 15 y 20 por ciento, ca-
sos excepcionales son algunos productos del sector alimenticio, textil y
del calzado.
268 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Forman parte de esta ley, 6 reglas generales, 10 reglas complementa-


rias, así como notas explicativas que persiguen interpretar y aplicar la no-
menclatura de la TIGI y cuya explicación es obligatoria para efectos de
clasificación arancelaria.
La tarifa incorpora los cambios efectuados por el Comité de Nomen-
clatura del Consejo de Cooperación Aduanera. Las modificaciones en
materia de clasificación arancelaria derivan de un trabajo efectuado por la
ALADI, que persigue contar con una nomenclatura uniforme, por lo que
se operaron cambios en los textos de las notas de sección, capítulo o sub-
partida de diversos productos, entre los que destacan los químicos, texti-
les, maquinaria y bienes de capital y de consumo final.
La TIGI contempla un código o fracción arancelaria, la descripción
de la mercancía a importar, la unidad de cantidad en que se mide dicha
mercancía y el ad valorem correspondiente.
Cabe hacer notar que la TIGI está dividida en 22 secciones, cuyos
títulos sólo tienen un valor indicativo sin que sus números afecten las cla-
ves numéricas de las fracciones arancelarias; asimismo, la tarifa posee 98
capítulos en forma progresiva y cuyos títulos también son sólo indicati-
vos, ya que la clasificación de las mercancías está determinada legalmen-
te por los textos de las partidas y de las notas de sección o de capítulo y
considerando las reglas generales de la ley.
Las partidas están constituidas por dos números correspondientes al
capítulo, seguidas del tercer y cuarto dígito de la codificación; las subpar-
tidas se significan por adicionar un quinto y sexto dígito, y se dividen en
de primer nivel y de segundo nivel, siendo estas últimas el resultado de
desglosar el texto de aquéllas. Por último, las fracciones se identifican
adicionando al código de las subpartidas un séptimo y octavo dígito.
Por otra parte, de las reglas generales para la clasificación de mercan-
cías dentro de la TIGI destaca la que se refiere a que la partida más espe-
cífica tendrá prioridad sobre la más genérica y en relación estrecha con
ésta, la que indica que para clasificar productos mezclados o manufactu-
rados compuestos de materias diferentes regirá el principio de determina-
ción de acuerdo con aquellas que les confiera carácter esencial.
Igualmente, para clasificar mercancías en las subpartidas de una mis-
ma partida se tendrán en consideración los textos de las subpartidas y de
las notas de subpartida, así como los principios enunciados anteriormente
y las notas de sección y de capítulo.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 269

Es conveniente hacer notar la importancia de la regla octava de las


complementarias de la ley, que indica que se consideran como artícu-
los complementarios o terminados, aunque no tengan las características
esenciales de los mismos, las mercancías que se importen en una o más
remesas o por una o varias aduanas, empresas que cuenten con registro en
programas de fomento aprobados por la Secretaría de Economía.
De igual manera, pueden importarse al amparo de la fracción desig-
nada específicamente para ello, las partes de aquellos artículos que se fa-
briquen o se ensamblen en México, para empresas que cuenten con pro-
gramas de fomento debidamente autorizado. También pueden importarse
en una o más remesas o por una o varias aduanas los artículos desmonta-
dos o que no hayan sido montados que correspondan a artículos comple-
tos o terminados.
Para estos efectos, existe el capítulo 98 de la TIGI, que clasifica par-
tes para la fabricación de máquinas, que se ajustan a los requisitos esta-
blecidos en la mencionada regla octava; debe mencionarse que las partes
o piezas que se importen al amparo de dicha regla no podrán comercia-
lizarse o destinarse a refacciones. Los beneficios de esta regla pueden
apreciarse desde el punto de vista de simplificación en la clasificación
arancelaria.
Se establece como facultad de la autoridad, la de exigir a los interesa-
dos en caso de duda o controversia en términos de clasificación arancela-
ria, los elementos que permitan la identificación de las mercancías, los que
en un plazo de 15 días naturales deberán aportar los datos conducentes.
Por lo que se refiere a la tarifa de la Ley del Impuesto General de
Exportación, publicada en el DOF el 22 de diciembre de 1995, también
asimila el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mer-
cancías a la nomenclatura, con lo cual es posible armonizar ambas tarifas.
Vale la pena comentar que en materia arancelaria no se contempla
prácticamente gravamen alguno, con excepción de algunas materias pri-
mas, tales como petróleo, café y algodón, entre otras. De manera que la
Tarifa del Impuesto General de Exportación cuenta con más de 5,000
fracciones arancelarias, de las que aproximadamente 300 están sujetas al
requisito de permiso previo para su exportación y únicamente 70, aproxi-
madamente, están gravadas.
270 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

D. Plan Nacional de Desarrollo


Con fundamento en el artículo 26 constitucional, que prevé que “ el
Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo
nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al cre-
cimiento de la economía para la independencia y la democratización polí-
tica, social y cultural de la Nación”, se han expedido los planes nacionales
de desarrollo que norman la actuación de las dependencias y entidades de
la administración pública federal.
Teniendo como base este artículo, fue expedida la Ley de Planeación
(publicada en el DOF del 5 de enero de 1983), que tiene entre otros obje-
tivos establecer las normas y principios básicos conforme a los cuales se
llevará a cabo la planeación nacional del desarrollo y encauzar, en fun-
ción de ésta, las actividades de la administración pública.
Así que, según este ordenamiento, se le otorga a la Secretaría de Ha-
cienda y Crédito Público la atribución de elaborar el Plan Nacional de
Desarrollo, tomando en cuenta las propuestas de las dependencias y enti-
dades de la administración pública que se funden por los grupos sociales
interesados. Asimismo, se prevé la existencia de planes estatales, regiona-
les y sectoriales, los cuales deben adecuarse al Plan Nacional.
El Plan Nacional de Desarrollo es un documento preparado por el Eje-
cutivo federal para normar obligatoriamente sus programas institucionales y
sectoriales, así como para guiar la concertación de sus tareas con los otros
poderes de la Unión y con los órdenes estatal y municipal de gobierno.
Deberá elaborarse, aprobarse y publicarse dentro de un plazo de seis
meses contados a partir de la fecha en que toma posesión el presidente de
la República, y su vigencia no excederá del periodo constitucional que le
corresponda, aunque podrá contener consideraciones y proyecciones de
más largo plazo.
Este plan contiene lineamientos relativos a diversas temáticas, tales
como salud, procuración e impartición de justicia, desarrollo urbano,
ciencia y modernización de transporte, del turismo, de la minería y desde
luego del comercio exterior. Aunque en el reciente Plan 2000-2006, su
contenido, y lineamientos cambiaron un poco, a diferencia de los anteriores.
El Plan Nacional de Desarrollo 2000-2006 publicado en el Diario
Oficial el 30 de mayo de 2001, establece en un primer plano, un diagnós-
tico de la situación actual del país en diversos sectores: político, econó-
mico, social, cultural, etcétera.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 271

Define un periodo de veinticinco años, como lapso para lograr una


nación plenamente democrática, con alta calidad de vida que habrá logra-
do reducir los desequilibrios sociales extremos y que ofrecerá a sus ciuda-
danos oportunidades de desarrollo humano integral y convivencia, basadas
en el respeto a la legalidad y en el ejercicio real de los derechos humanos.
Con un liderazgo en el entorno mundial, con un crecimiento estable y
competitivo y con un desarrollo incluyente y en equilibrio con el medio
ambiente. Sustentada en sus raíces pluriétnicas y multiculturales.
En materia de comercio exterior, reconoce que la globalización impo-
ne un nuevo tipo de competencia basado en la especialización de los pro-
cesos productivos, propiciando el rompimiento de las cadenas producti-
vas que afectó sobre todo a la pequeña y mediana empresa y aquellos
sectores que no tenían relaciones con el exterior, o que por sus caracte-
rísticas no les era factible mejorar su eficacia para competir. A fin de en-
frentar este problema, propone la reintegración de las cadenas producti-
vas en el ámbito industrial bajo una nueva lógica de segmentación y
subcontratación. El acceso a insumos importados deberá aprovecharse
para identificar los sectores o ramas que demanden el nuevo mercado in-
terno y ajustarse rápidamente a la tendencia internacional, incorporando
dentro de este proceso a la pequeña y mediana empresa.
La política de integración de cadenas debe tener una sólida visión por
regiones y sectores, en función de las posibilidades de crear nuevos polos
de desarrollo en diversas zonas del país. Además, se tendrá que ofrecer a
la empresas costos de los servicios similares a los de los competidores,
principalmente en el del dinero y el de los energéticos, y no mediante la
vía de subsidios, sino con el desarrollo de estructuras ya rebasadas como
el transporte y el esquema impositivo.
La competitividad emerge como un criterio importante para el desa-
rrollo económico del país, que busca crear las condiciones necesarias
para que las empresas grandes y pequeñas puedan desarrollarse y trans-
formarse de acuerdo con el ritmo que marcan los rápidos cambios, espe-
cialmente en la tecnología, en los nuevos procesos productivos y en la
revolución digital. Por ello se ampliarán las oportunidades, la capacita-
ción, el acceso al crédito, para que de esta manera los sectores, las re-
giones y los grupos que han estado excluidos de las oportunidades del
desarrollo, sean competitivos en este nuevo escenario económico.
Dentro del Plan Nacional, no se menciona en forma expresa un pro-
grama referente a la política industrial o de comercio exterior, por el con-
272 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

trario, se dividen en siete rubros que abarcan los diversos problemas po-
líticos, económicos, sociales y culturales, siendo la parte económica de
nuestro interés, pues dentro de ella se abarcan algunos aspectos referentes
al comercio exterior, destacando los siguientes:
• Promover el desarrollo y la competitividad sectorial, a través de
un marco institucional que contemple un ambiente político y eco-
nómico estable, con regulaciones actualizadas y simples que ofrez-
can seguridad jurídica para el establecimiento, promoción, desa-
rrollo y mantenimiento de las empresas, especialmente de las
micro, pequeñas y medianas.
• Una nueva cultura empresarial basada en la eficiencia, en la eli-
minación de prácticas anticompetitivas y de restricciones al buen
funcionamiento de los mercados para así contrarrestar el poder
sustancial de los agentes económicos en determinados mercados
importantes.
• Promover una inserción ventajosa del país en el entorno interna-
cional. México como parte de una red internacional de acuerdos
comerciales y de inversión, participa en foros comerciales mul-
tilaterales y regionales, que representan una amplia gama de opor-
tunidades de comercio e inversión. Para aprovecharlas cabalmen-
te es necesario promover la diversificación productiva, así como,
la expansión de los mercados externos para nuestros productos,
garantizando un total acceso, en condiciones de reciprocidad, a
los principales mercados del mundo y la prevención de disputas
comerciales, y la creación de un entorno favorable a la inversión
nacional y extranjera.
• Promoción del comercio exterior y de la inversión. Es fundamental
que el marco jurídico administrativo y reglamentario al que se en-
frentan los exportadores mexicanos y los inversionistas potenciales
incluya consideraciones de competitividad que promuevan el comer-
cio exterior y la capacidad de la inversión extranjera. Por ello el Eje-
cutivo federal aplicará una estrategia integral para la promoción del
comercio exterior y la inversión que contemple la facilitación de los
procesos, y que al mismo tiempo, asegure el cumplimiento de la nor-
matividad vigente.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 273

• Se debe fortalecer la cooperación internacional para concretar


acuerdos trilaterales energéticos con América del Norte en 2002,
así como con los socios del Plan Puebla-Panamá a fin de integrar
mercados energéticos regionales que faciliten el intercambio de
energía eléctrica e hidrocarburos.
• Promover el uso y aprovechamiento de la tecnología y de la infor-
mación. La incorporación y aprovechamiento de los últimos avan-
ces científicos y tecnológicos debe basarse en la aplicación de una
estrategia coherente que incluya los siguientes puntos: fomento de
la tecnología local y adaptación de la tecnología extranjera; incor-
poración de las tecnologías de la información (computación, tele-
comunicación y telemática) al desarrollo de la cultura empresarial,
etcétera.
• Consolidar e impulsar el marco institucional y la mejora regulato-
ria que simplifique la carga administrativa de las empresas. El mar-
co institucional dará seguridad jurídica al establecimiento, promo-
ción, desarrollo y mantenimiento de las empresas, y promoverá y
protegerá los derechos del consumidor, asegurando condiciones de
calidad y competencia en las relaciones comerciales.
• Promover mayores flujos de inversión extranjera directa.
• Instrumentar una política integral de desarrollo empresarial.

3. Aspectos fiscales relacionados con la actividad


del comercio internacional
Un elemento que debe tomarse en cuenta cuando se analiza en forma
integral el marco jurídico aplicable a la actividad del comercio exterior es
el aspecto fiscal que incide directamente sobre aquélla.
En principio debemos mencionar que todo impuesto debe ser destina-
do a cubrir el Presupuesto de Egresos, que es anual, pues de lo contrario
sería inconstitucional; en consecuencia, todo impuesto que se recaude en
un ejercicio fiscal debe encontrarse establecido en la Ley de Ingresos de
la Federación, por lo que, por lo menos, anualmente el Congreso de la
Unión revisa la base y tarifa contenida en cada una de ellas.
274 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

A. Ley del Impuesto al Valor Agregado (DOF, 29 de diciembre


de 1978)

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) fue implantado en México en


1980. Es considerado como un impuesto indirecto, pues grava actos de
consumo. Su pago recae sobre el consumidor final, lo cual establece su
principal característica: es un impuesto que se traslada, es decir, su pago
no es realizado por el productor o por el distribuidor de bienes o servi-
cios, sino que éstos lo cargan a la persona que los consume.
En relación con nuestra materia, están obligadas al pago de este im-
puesto las personas físicas y las morales que importen bienes o servicios.
Las tasas aplicables a los actos gravados por esta ley son: 0%, 10% y
15%. Está gravada con tasa 0% la exportación de bienes y servicios, y tra-
tándose de la importación a la región fronteriza,237 la tasa aplicable será
del 10 %, siempre que los bienes y servicios sean enajenados o prestados
en tal región.
El impuesto trasladado al contribuyente correspondiente a los gastos
efectuados con motivo de la importación se podrá acreditar238 en la pro-
porción en que sea acreditable el impuesto pagado en esa importación (ar-
tículo 4, LIVA).
Para efectos de esta ley, se considera importación de bienes o de ser-
vicios (artículo 24, LIVA):
• La introducción al país de bienes.
• La adquisición por personas residentes en el país de bienes intangi-
bles enajenados por personas no residentes en él.
• El uso o goce temporal, en territorio nacional, de bienes intangi-
bles proporcionados por personas no residentes en el país.

237 Para efectos de esta Ley, se considera como región fronteriza, además de la franja fronteriza
de 20 kilómetros paralela a las líneas divisorias internacionales del norte y del sur del país, todo el
territorio de los estados de Baja California, Baja California Sur y Quintana Roo, el municipio de
Cananea, Sonora, así como la región parcial del estado de Sonora comprendida en los siguientes lími-
tes: al norte, la línea divisoria internacional desde el cauce del río Colorado hasta el punto situado en
esa línea a 10 kilómetros al este del municipio Plutarco Elías Calles; de ese punto, una línea recta
hasta llegar a la costa, a un punto situado a 10 kilómetros, al este de puerto Peñasco; de ahí, siguiendo
el cauce de ese río, hacia el norte hasta encontrar la línea divisoria internacional (artículo 2, LIVA).
238 El acreditamiento consiste en restar el impuesto acreditable, de la cantidad que resulte de
aplicar a los diferentes valores, la tasa que corresponda según sea el caso. Se entiende por impuesto
acreditable un monto equivalente al del impuesto al valor agregado que hubiera sido trasladado al
contribuyente y el propio impuesto que se hubiese pagado con motivo de la importación de bienes o
servicios, en el mes o en el ejercicio al que corresponda (artículo 4, primer párrafo, LIVA).
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 275

• El uso o goce temporal en territorio nacional, de bienes tangibles


cuya entrega material se hubiera efectuado en el extranjero.
• El aprovechamiento, en el territorio nacional, de servicios tales
como seguros, afianzamiento, asistencia técnica y otros, cuando se
presten por no residentes en el país.

Existen diversas operaciones y actos exentos del pago de este im-


puesto (artículo 25, LIVA).
a) Las que, en los términos de la legislación aduanera, no lleguen a
consumarse, sean temporales, tengan el carácter de retorno de bie-
nes exportados temporalmente o sean objetos de tránsito o trans-
bordo.
b) Las de equipajes y menajes de casa a que se refiere la legislación
aduanera.
c) Las de bienes cuya enajenación en el país y las de servicios por
cuya prestación en territorio nacional no den lugar al pago del im-
puesto al valor agregado o cuando esté gravado con tasa 0%.
d) Las de bienes donados por residentes en el extranjero a la Federa-
ción, entidades federativas, municipios o cualquier otra persona
que autorice la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
e) Las de obras de arte que por su calidad y valor cultural sean re-
conocidas como tales por las instituciones oficiales competen-
tes, siempre que se destinen a exhibición pública en forma per-
manente.
f) Las de obras de arte creadas en el extranjero por mexicanos o resi-
dentes en territorio nacional, que por su calidad y valor cultural
sean reconocidas como tales por las instituciones oficiales compe-
tentes, siempre que la importación sea realizada por su autor.
g) Oro, con un contenido mínimo de dicho material del 80%.
h) La de vehículos importados en franquicia cuando pertenezcan a
gobiernos extranjeros con los que el gobierno mexicano tenga re-
laciones diplomáticas, embajadores extranjeros acreditados en el
país y los pertenecientes a miembros del personal diplomático y
consular extranjero, que no sean nacionales.

Para calcular el impuesto al valor agregado tratándose de importación


de bienes tangibles se considerará el valor que se utilice para los fines del
276 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

impuesto general de importación adicionado con el monto de este último


gravamen y de los demás que se tengan que pagar con motivo de la im-
portación (IESPS, por ejemplo). El pago por este concepto tendrá el ca-
rácter de provisional y se hará conjuntamente con el impuesto general
de importación; cuando se trate de bienes por los que no se esté obligado al
pago del impuesto general de importación se pagará el IVA mediante decla-
ración presentada ante la aduana correspondiente (artículo 28, LIVA).
Por lo que se refiere a las exportaciones, las empresas residentes en el
país calcularán el impuesto aplicando la tasa del 0% al valor de la enaje-
nación de bienes o prestación de servicios, cuando unos u otros se expor-
ten (artículo 29, LIVA).
Para efectos de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, se considera
exportación de bienes o servicios (artículo 29):
• La que tenga el carácter de definitiva, en términos de la legislación
aduanera, salvo las que se consideren como tales en los términos
de los artículos 108, penúltimo párrafo y 112 de la Ley citada.
• La enajenación de bienes intangibles realizada por una persona re-
sidente en el país a otra que resida en el extranjero.
• El uso o goce temporal, en el extranjero, de bienes intangibles pro-
porcionados por personas residentes en el país.
• El aprovechamiento, en el extranjero, de servicios prestados por
residentes en el país por concepto de asistencia técnica, operacio-
nes de maquila para exportación, servicios portuarios, publicidad y
comisiones, entre otros.
• La transportación internacional de bienes prestada por residentes
en el país.
• La transportación aérea de personas, prestada por residentes en el
país.
• La enajenación de bienes que realicen empresas con programa de
importación temporal para producir artículos de exportación auto-
rizada por la Secretaría de Economía, que haya estado vigente y
cuando menos un año, y aquellas catalogadas como maquiladoras
de exportación, a una empresa que opere con algunos de los pro-
gramas señalados, siempre que tramiten simultáneamente en la
misma aduana y por conducto del mismo agente o apoderado
aduanal, los pedimentos correspondientes que amparen el retorno
a nombre del enajenante y la importación temporal a nombre del
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 277

adquirente, en los términos que señale la Secretaria de Hacienda y


Crédito Público mediante reglas de carácter general

B. Ley del IESPS (DOF, 30 de diciembre de 1980)

Otro ordenamiento importante dentro de este capítulo es la Ley del


Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.
Están obligadas al pago de este impuesto las personas físicas y las
morales que realicen actos de enajenación en territorio nacional o, en su
caso, la importación de los siguientes bienes:
• Alcohol: 60%
• Alcohol desnaturalizado que se enajene en ventas al menudeo con
el público en general: 0%
• Cerveza y bebidas refrescantes con una graduación alcohólica de
hasta 6 G.L: 25%.
• Bebidas alcohólicas. Tienen diferentes tasas en función de su gra-
duación alcohólica, que van del 25% al 60%.
• Tabacos labrados. Cigarros: 85%.
• Gasolinas, diesel y gas natural con un procedimiento especial para
la determinación de la tasa a aplicar.
Para efectos de esta Ley, se considera importación la introducción al
país de bienes y se estima que ésta se efectúa (artículo 13, LIESPS):
• En el momento en que el importador presente el pedimento para su
trámite en los términos de la legislación aduanera.
• En caso de importación temporal, al convertirse en definitiva.
Para calcular ese impuesto, tratándose de importación de bienes, se
considerará el valor que se utilice para los fines del impuesto general de
importación, adicionado con el monto de los demás que se tengan que
pagar con motivo de la importación con excepción del IVA.
Tratándose de la importación de bienes, el pago del impuesto tendrá
el carácter de provisional y se hará conjuntamente con el impuesto gene-
ral de importación.
Cuando se trate de bienes por los que no se esté obligado al pago del
impuesto general de importación, los contribuyentes efectuarán el pago
mediante declaración que presentarán en la aduana correspondiente.
278 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

C. Ley Federal de Derechos (DOF, 15 de diciembre de l996)239

Un aspecto importante que debe tomarse en cuenta al realizar una


operación de comercio exterior es el pago de los derechos correspondien-
tes, los que se encuentran consignados en la Ley Federal de Derechos.
Las cuotas de los derechos se actualizan en los meses de enero y julio
de conformidad con las disposiciones establecidas por el Código Fiscal de
la Federación para dichos efectos.
De acuerdo con este ordenamiento, se pagará el derecho de trámite
aduanero, por las operaciones aduaneras que se efectúen utilizando un pe-
dimento en los términos de la ley de la materia, conforme a las siguientes
tasas o cuotas:240
I. Del 8 al millar sobre el valor que tengan los bienes para los efectos
del impuesto general de importación, en los casos diferentes a los
que a continuación se señalan.
II. Del 1.76 al millar sobre el valor que tengan los bienes tratándose
de la importación temporal de bienes de activo fijo que efectúen
las maquiladoras o las empresas que tengan programas de exporta-
ción autorizados por la Secretaría de Economía o, en su caso, la
maquinaria y equipo que se introduzca al territorio nacional para
destinarlos al régimen de elaboración, transformación o reparación
en recintos fiscalizados.
III. Tratándose de importaciones temporales de bienes destinados a la
elaboración, transformación o reparación en programas de maquila
o de exportación, así como en los retornos respectivos. $ 122.74
IV. En el caso de las operaciones señaladas en los artículos 61, 97,
103, 106 y 116 de la Ley Aduanera, así como en el de las opera-
ciones aduaneras que amparen mercancías que de conformidad
con las disposiciones aplicables no tengan valor en aduana por
cada operación. $ 122.74
V. En las operaciones de exportación $ 123.07
VI. Tratándose de las efectuadas por los Estados extranjeros $ 120.37

239 Modificada mediante decretos publicados en el DOF los días 30 de diciembre de 1996, 29 de
diciembre de 1997, y 31 de diciembre de 1998.
240 Artículo 49, LFD. Cantidades actualizadas a partir del 1 de enero de 1999, con el factor del
1.0793, publicado en el DOF el 31 de diciembre de 1998.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 279

VII. Por aquellas operaciones en que se rectifique un pedimento y no se


esté en los supuestos anteriores, así como cuando se utilice algu-
nos de los siguientes pedimentos
a) De tránsito interno $ 122.74
b) De extracción del régimen de depósito fiscal
para retorno $ 122.74
c) La parte II de los pedimentos de importación,
exportación o tránsito $ 122.74
VIII. Del 8 al millar, sobre el valor que tenga el oro
para los efectos del impuesto general de
importación, sin exceder de la cuota de $ 1,300.12
Cuando la cantidad que resulte de aplicar lo dispuesto en las fraccio-
nes I y II de este artículo sea inferior a la señalada en la fracción III, se
aplicará esta última.
En las operaciones de depósito fiscal y en el tránsito de mercancías,
el derecho citado se pagará al presentar el pedimento definitivo y, en su
caso, al pagarse el impuesto general de importación.
Cuando por la operación aduanera no se tenga que pagar el impuesto
de importación, el derecho se determinará sobre el valor en aduanas de
las mercancías.
El pago del derecho se efectuará conjuntamente con el impuesto ge-
neral de importación.
Además de lo anterior, se debe pagar el derecho de trámite aduanero
adicional por regulación de tráfico vehicular en las operaciones aduaneras
en las que se introduzcan mercancías a territorio nacional, cuando dichas
mercancías se transporten en vehículos que transiten por la aduana en ex-
ceso al número por hora que le corresponda a cada agente o apoderado
aduanal o en vehículos que transiten fuera del horario de operación (ar-
tículo 50, LFD), y el cálculo se realizará a través de una fórmula aplicable
a cada agente aduanal.

D. Código Fiscal de la Federación (DOF, 31 de diciembre


de l981)
Dentro de este ordenamiento existen algunas disposiciones que es im-
portante citar. En primer término, y en relación con los comprobantes fis-
cales que es necesario expedir cuando se enajenan bienes, debe decirse
280 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

que éstos tienen que cumplir, además de los requisitos fiscales básicos,
con el dato relativo al número y fecha del documento aduanero, así como la
aduana por la cual se realizó la importación, tratándose de ventas de pri-
mera mano de mercancías de importación (artículos 29 y 29A del CFF).
Por otra parte, las mercancías en transporte por el territorio nacional
deberán acompañarse con pedimento de importación, nota de remisión y
cartas de porte correspondiente.
Existe otra disposición que indica que el monto de las contribuciones
se debe actualizar por el transcurso del tiempo y con motivo de los cam-
bios de precios en el país, para lo cual se aplica el factor de actualización
correspondiente relacionado con el Índice Nacional de Precios al Consu-
midor. Este esquema se utiliza, por ejemplo, para el cálculo de multas por
infracciones en materia aduanera y para cambios de régimen de importa-
ción temporal a importación definitiva (artículos 17A del CFF, y 7 del
Reglamento del Código Fiscal de la Federación).
Un artículo que resulta de gran importancia es el 102 del CFF, el cual
tipifica el delito de contrabando:

Artículo 102. Comete el delito de contrabando quien introduzca al país o


extraiga de él mercancías:
I. Omitiendo el pago total o parcial de las contribuciones o cuotas com-
pensatorias que deban cubrirse.
II. Sin permiso de autoridad competente, cuando sea necesario este re-
quisito.
III. De importación o exportación prohibida.
También comete delito de contrabando quien interne mercancías ex-
tranjeras procedentes de las zonas libres al resto del país en cualquiera de
los casos anteriores, así como quien los extraiga de los recintos fiscales y
fiscalizados sin que le hayan sido entregadas legalmente por las autorida-
des o por las personas autorizadas para ello.

E. Ley del Impuesto sobre la Renta (DOF, 31 de diciembre


de 1995)

En materia de comercio exterior, destaca en esta ley la disposición


que establece que para hacer deducible fiscalmente una adquisición de
bienes de importación deberá comprobarse que se cumplió con los requi-
sitos legales para su importación; asimismo, el importe de dichas adquisi-
ciones no podrá ser superior al valor en aduanas del bien de que se trate
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 281

(artículos 24, fracción XVI, y 25, fracción XVI, de la LISR, y 136 para la
deducción en la declaración anual).
Por otro lado, cuando se trate de operaciones de importación o expor-
tación, la Secretaría de Hacienda podrá determinar presuntivamente el
precio en que los contribuyentes adquieran o enajenen bienes (artículo 64,
fracción III, LISR).

F. Reglas fiscales de carácter general (DOF, 31 de marzo


de 1999)

El artículo 33, fracción 1, inciso G) del Código Fiscal de la Federa-


ción, señala que las resoluciones que establecen disposiciones de carácter
general se publicarán anualmente, agrupándolas de manera que faciliten
su conocimiento por parte de los contribuyentes.
El ordenamiento que agrupa las disposiciones de carácter general
aplicables al comercio exterior, para fines de identificación, y por el tipo
de leyes que abarca, se denomina Resolución Miscelánea de Comercio
Exterior.
El objeto de dicha Resolución es el publicar anualmente una parte de
las resoluciones dictadas por las autoridades fiscales, y el de agruparlas
para facilitar su conocimiento (1.1 Resolución Miscelánea para 2000). Es
aplicable con las contribuciones y aprovechamientos federales que se de-
ban pagar con motivo de las operaciones de comercio exterior.
Su contenido se divide de acuerdo con las diversas legislaciones que
regulan cuestiones de comercio exterior. Así, por ejemplo: el título 2 es el
referente al Código Fiscal de la Federación, el 3 se refiere a la Ley Adua-
nera y el 4 a los derechos, etcétera.
Es importante que además de conocer las disposiciones que contiene
cada ley, se estudien las disposiciones de la Resolución miscelánea, pues
éstas otorgan facilidades o derechos no contemplados por la ley.

4. Leyes especiales relacionadas con el comercio exterior

Existen diversas leyes que dentro de sus disposiciones contienen cier-


tos lineamientos relacionados con la actividad del comercio exterior, aun-
que desde luego su objetivo fundamental es regular situaciones de dere-
cho interno.
282 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Por lo anterior, enseguida se comentan algunos de estos ordenamien-


tos únicamente en lo que se refiere a aspectos de intercambio comercial
internacional.

A. Ley de Inversión Extranjera y su Reglamento


La Ley de Inversión Extranjera (publicada en el DOF el 27 de di-
ciembre de 1993)241 persigue complementar la actividad del comercio in-
ternacional a través de la flexibilización en las políticas de control y acep-
tación de la inversión extranjera productiva en las empresas mexicanas,
con el ánimo de incrementar el intercambio comercial en el exterior.
Esta Ley tiene por objeto determinar las reglas para canalizar la in-
versión extranjera hacia el país y propiciar que ésta contribuya al desarro-
llo nacional, para lo cual establece funciones y actividades de 3 tipos:
1. Reservadas al Estado.242
2. Reservadas a los mexicanos o a sociedades mexicanas con cláusu-
la de exclusión de extranjeros.243
3. Actividades que permiten participación a extranjeros.244
a) Limitada hasta un 49% máximo
b) No limitada (previa autorización de la Comisión Nacional de
Inversión Extranjera).
Se mantiene la participación de la Comisión Nacional de Inversiones
Extranjeras, que es un órgano intersecretarial facultado para dictar los li-
neamientos de política en este tipo de inversión, así como para resolver la
procedencia de la participación de la inversión extranjera en actividades
con regulación específica.
241 Ver decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de esta ley y otros ordena-
mientos, publicado en el DOF el 24 de diciembre de 1996, y el artículo segundo transitorio de la Ley
Federal de Telecomunicaciones, publicada en el DOF el 7 de junio de 1995.
242 Las actividades reservadas de manera exclusiva al Estado son las funciones que determinan la
Constitución y las leyes en las siguientes áreas estratégicas: petróleo y demás hidrocarburos; petroquími-
ca básica, electricidad, generación de energía nuclear, minerales radiactivos, telégrafos, radiotelegrafía,
correos, ferrocarriles, emisión de billetes, acuñación de moneda, control, supervisión y vigilancia de puertos,
aeropuertos y helipuertos, y las demás que señalen las disposiciones legales aplicables (artículo 5, LIE).
243 Transporte terrestre nacional de pasajeros, turismo y carga, sin incluir los servicios de men-
sajería y paquetería, comercio al por menor de gasolina y distribución de gas licuado de petróleo,
servicios de radiodifusión y otros de radio y televisión, distintos de televisión por cable; uniones de
crédito, instituciones de banca de desarrollo en los términos de la ley de la materia, y la prestación de los
servicios profesionales y técnicos que expresamente señalen las disposiciones legales aplicables (artí-
culo 6, LIE).
244 Ver artículos 7 y 8, LIE.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 283

Persiste la obligación de recabar permiso de la Secretaría de Relaciones


Exteriores para la constitución de empresas, así como de solicitar una ins-
cripción en el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras cuando las so-
ciedades tengan participación de inversión extranjera en su capital social.
Un aspecto que destaca de la legislación que se comenta es la elimi-
nación de los requisitos de desempeño que en la ley anterior a la vigente
se imponía a los inversionistas extranjeros (es decir, creación de empleos,
generación de divisas, etcétera) lo cual es consistente con las disposicio-
nes de la OMC y del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Con fecha 8 de septiembre de 1998 fue publicado el Reglamento de
la Ley de Inversión Extranjera y del Registro Nacional de Inversiones
Extranjeras, el cual complementa y aclara diversas disposiciones de la
ley. De las disposiciones de dicho reglamento destaca el artículo 2, que
establece las actividades excluidas en los sectores reservados de manera
exclusiva al Estado (artículo 5, LIE), entre las que se mencionan las rela-
tivas a electricidad, en los términos de lo dispuesto en la Ley del Servicio
Público de Energía Eléctrica:
1. Generación de energía eléctrica para autoabastecimiento, cogene-
ración o pequeña producción;
2. Generación de energía eléctrica que realicen los productores inde-
pendientes para su venta a la Comisión Federal de Electricidad;
3. Generación de energía eléctrica para su exportación, derivada de
cogeneración, producción independiente y pequeña producción;
4. Importación de energía eléctrica por parte de personas físicas o
morales, destinada exclusivamente al autoabastecimiento para
usos propios, y
5. Generación de energía eléctrica destinada a uso en emergencias deri-
vadas de interrupciones en el servicio público de energía eléctrica.

Correlación de la Ley de Inversión Extranjera y su reglamento

Ley Reglamento

Objeto de la Ley 1 1
Terminología de la Ley 2
284 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Ley Reglamento

Naturaleza de la inversión de extranjeros 3


inmigrados
Ámbito de participación de inversión 4
extranjera
Actividades reservadas al Estado 5 2
Actividades reservadas a mexicanos 6
o a sociedades mexicanas
Actividades que admiten participación 7,8 y 9 3
a extranjeros
Obligaciones de fedatarios públicos 4
Adquisición de inmuebles y explotación 10-10a 6-8
de minas y aguas
De los fideicomisos sobre bienes 11-14 9 -12
inmuebles en zona restringida
Constitución y modificación de sociedades 15-16a 13-20
Inversión de personas morales extranjeras 17-17a 21
Inversión neutra 18
Inversión neutra representada 19 21
por instrumentos emitidos por
instituciones financieras
Inversión extranjera representada 20 23
por series especiales de acciones
Inversión extranjera realizada 22 24-25
por sociedades financieras internacionales
para el desarrollo
Comisión Nacional de Inversiones 23-30 26-29
Extranjeras
Registro Nacional de Inversiones 31-36 30-46
Extranjeras
Sanciones 37-39
Disposiciones complementarias 47-49
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 285

B. Ley Federal de Competencia Económica245 y su Reglamento246

En toda economía de mercado, la libre competencia y la libre concu-


rrencia son esenciales para el buen funcionamiento de las relaciones entre
los agentes económicos que compiten en un mercado, en principio nacio-
nal, mismo que comúnmente es rebasado en virtud de las actuales tenden-
cias globalizadoras.
La Ley Federal de Competencia Económica, reglamentaria del artícu-
lo 28 constitucional en materia de competencia económica, monopolios y
libre concurrencia, es de observancia general en toda la República y apli-
cable a todas las áreas de la actividad económica.247
Tiene como antecedentes la Ley Orgánica del artículo 28 Constitu-
cional en materia de Monopolios (publicada en el DOF el 31 de agosto de
1934), la Ley sobre Atribuciones del Ejecutivo Federal en Materia Eco-
nómica (publicada en el DOF el 30 de diciembre de 1950), la Ley de In-
dustrias de Transformación (publicada en el DOF el 13 de mayo de
1941), y la Ley de Asociaciones de Productores para la Distribución y
Venta de sus Productos (publicada en el DOF el 25 de junio de 1937),
mismas que fueron expresamente derogadas por la actual ley.
Esta ley fue publicada con miras a la celebración del Tratado de Li-
bre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual cuenta con un ca-
pítulo de competencia económica (capítulo XV), ya que las leyes hasta
entonces existentes en materia de competencia habían demostrado no go-
zar de efectividad, y toda vez que el TLCAN nos imponía nuevos retos en
materia comercial, fue necesario adecuar nuestra legislación.
La actual ley incorpora elementos de sus predecesoras, pero también
incorpora elementos novedosos, tales como la creación de un organismo
encargado de la aplicación de dicha ley: la Comisión Federal de Compe-
tencia, organismo descentralizado de la Secretaría de Economía.
De manera muy general, podemos señalar que esta ley regula los mo-
nopolios, prácticas monopólicas, las concentraciones. Establece la Comisión
Federal de Competencia y sus atribuciones; regula el procedimiento ante
dicho organismo y las sanciones imponibles como sanción por la comisión
de las conductas prohibidas, y establece un recurso de reconsideración.

245 Publicada en el DOF el 24 de diciembre de 1992, modificada mediante decreto publicado en


el DOF el 23 de enero de 1998.
246 DOF, 4 de marzo de 1998.
247 Artículo 1, LFCE.
286 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Existen muchas disposiciones de esta ley cuyo contenido y alcance


no se encuentra bien delimitado; por ejemplo, las disposiciones relativas
al procedimiento, que sin embargo encuentran una amplia regulación en
el reglamento de dicha ley.248
El problema que ocasiona la generalidad de esta ley es la existencia
de muchas disposiciones reglamentarias que por su naturaleza deberían
constar en la ley (acto legislativo) y no en el reglamento (acto formal-
mente administrativo).
Dentro de las disposiciones más relevantes del reglamento destaca el
señalamiento de la fecha en que empiezan a correr los términos en la Co-
misión “ y con el fin de que los particulares puedan conocer el plazo en
que recibirán respuesta, se ha establecido que éste comienza a correr una
vez que se ha presentado el documento ante la Oficialía de Partes” .249
El capítulo segundo del reglamento detalla los supuestos de las prác-
ticas monopólicas absolutas y relativas, y aun cuando según el informe de
la Comisión de Competencia, citado con anterioridad, sólo “ ... se preten-
de dar mayor claridad a los supuestos de prácticas monopólicas absolutas
y relativas, no con el fin de ampliar los tipos de conducta, sino para preci-
sarlos...” ,250 lo cierto es que jurídicamente existe una ampliación de los
tipos de conducta.
El capítulo tercero del reglamento “ De las reglas generales para el
análisis del mercado relevante y poder sustancial” , proporciona una serie
de criterios para la determinación de dichos conceptos, estableciendo la
obligación de la Comisión de publicar en el DOF el método de cálculo de
los índices para determinar el grado de concentración que existe en el
mercado relevante y los criterios de su aplicación.
El capítulo IV del reglamento, relativo a “ Concentraciones” , señala
entre otras cosas las disposiciones para determinar si una concentración
debe ser impugnada y sancionada (artículo 15), condiciones que puede
establecer la Comisión a los agentes económicos (artículo 16), supuesto de la
obligatoridad de las notificaciones (artículos 17-18), contenido de la notifi-

248 Para un análisis detallado del Reglamento de la Ley Federal de Competencia, consultar el
capítulo VI del Informe de la Comisión Federal de Competencia, 1997 (capítulo VI, Reglamento de
la Ley Federal de Competencia Económica, por Luis A. Prado Robles y León Ricardo Elizondo Cas-
tro, pp. 93 a 101).
249 Ibidem, p. 94.
250 Idem.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 287

cación de la concentración (artículo 20), actos que no es necesario notifi-


car (artículo 21).
Finalmente en el reglamento, con el objeto de dar mayor seguridad jurídica
a los agentes económicos que notificaron una concentración y la Comisión
omitió emitir una resolución dentro de los cuarenta y cinco días naturales
contados a partir de la recepción de la notificación o en su caso, de la docu-
mentación adicional solicitada, los agentes económicos podrán solicitar se
expida constancia de no objeción, y la Comisión deberá expedirla dentro
de los cinco días siguientes a la presentación de dicha solicitud.251

El capítulo V del reglamento, titulado “Del procedimiento”, cuenta con


tres secciones, denominadas “Del inicio de la investigación”, “Del emplaza-
miento” y “ De las notificaciones” . Como mencionamos con anteriori-
dad, la regulación de la LFCE en materia del procedimiento es muy genéri-
ca, por lo que deja diversos vacíos que son llenados por el reglamento.
El capítulo VI regula el procedimiento de consultas y opiniones que
pueden ser solicitadas a la Comisión; el artículo 49 textualmente dispone:
ARTÍCULO 49.- Cualquier persona, física o moral, así como las depen-
dencias y entidades de la administración pública federal, estatal o munici-
pal, podrán formular ante la Comisión cualquier consulta en materia de
competencia o libre concurrencía, para lo cual se estará a lo siguiente:...

A nuestro gusto, dicha disposición es muy ambigua y puede dar lugar


a malas interpretaciones, pues en estos términos, efectivamente “ cual-
quier persona” puede realizar “ cualquier consulta” . Además de que
abiertamente rebasa los límites de la LFCE, pues tal procedimiento no es
señalado en la Ley.
Finalmente, el capítulo VII, relativo al recurso de reconsideración, en
sentido contrario al anterior capítulo, restringe los supuestos en que es
procedente dicho recurso, ya que el artículo 39 de la LFC señala: “ Contra
las resoluciones dictadas por la comisión con fundamento en esta ley, se
podrá interponer, ante la propia comisión, recurso de reconsideración...” .
Sin embargo, el primer párrafo del artículo 52 del reglamento dispo-
ne: “ El recurso de reconsideración sólo procederá contra las resoluciones
que pongan fin a un procedimiento o que tengan por no presentada una
denuncia o por no notificada una concentración” .
251 Ibidem, p. 97.
288 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Correlación de la Ley Federal de Competencia Económica


y su Reglamento

Ley Reglamento

Disposiciones generales 1 1
Publicación de resoluciones en el DOF 2
Cómputo de plazos 3-4
Objeto de la ley 2
Ámbito de aplicación 3
Excepciones al ámbito de aplicación 4-6
Imposición de precios máximos 7
Prohibición de los monopolios 8
Prácticas monopólicas 9 - 11 5-8
Determinación de mercado relevante 12 9 - 11, 13
Determinación del poder sustancial 13 12
de un agente económico
Actos estatales que restrinjan 14 - 15
el comercio
Concentraciones 16 - 19 14 - 20
Notificación previa a la Comisión 20 - 21 21 - 22
de concentraciones
Facultades de la Comisión Federal 23 - 24
de Competencia
Integración de la Comisión Federal 25 - 29
de Competencia
Procedimiento ante la Comisión 30 - 33 23 - 48
Federal de Competencia
Consultas y opiniones 49-51
Sanciones aplicables por la Comisión 35 - 38
Recurso de reconsideración 39 52
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 289

C. Ley de Propiedad Industrial252 y su Reglamento253

Esta ley fue publicada en el DOF el 27 de junio de 1991. La protec-


ción jurídica de esta ley se da básicamente en los siguientes rubros:
1. Invenciones, modelos de utilidad y diseños industriales
2. Secretos industriales
3. Marcas, avisos y nombres comerciales
4. Denominación de origen
5. Esquemas de trazado de circuitos integrados
Invención. Se considera invención toda creación humana que permita
transformar la materia o la energía que existe en la naturaleza, para su
aprovechamiento por el hombre y satisfacer sus necesidades concretas.
Serán patentables las invenciones que sean nuevas, resultado de una acti-
vidad inventiva y susceptibles de aplicación industrial.254
Modelos de utilidad. Se consideran de utilidad los objetos, utensilios,
aparatos o herramientas que, como resultado de una modificación en su
disposición, configuración, estructura o forma, presenten una función di-
ferente respecto de las partes que lo integra o ventajas en cuanto a su uti-
lidad. La protección de éstos se da mediante un registro, siendo registra-
bles aquellos modelos de utilidad que sean nuevos y susceptibles de
aplicación industrial.255
Diseños industriales. Comprenden los dibujos industriales256 y los
modelos industriales.257 Serán registrables los diseños industriales que
sean nuevos y susceptibles de aplicación industrial.
Secretos industriales. Se considera secreto industrial a toda informa-
ción de aplicación industrial o comercial que guarde una persona física o
moral con carácter confidencial, que le signifique obtener o mantener una

252 Reformada mediante decretos publicados en el DOF los días 2 de agosto de 1994, 26 de
diciembre de 1997 y 17 de mayo de 1999.
253 Publicado en el DOF el 23 de noviembre de 1994.
254 Artículos 15 y 16, LPI.
255 Artículos 27 y 28, LPI.
256 Toda combinación de figuras, líneas o colores que se incorporen a un producto industrial con
fines de ornamentación y que le den un aspecto peculiar y propio (artículo 32, LPI).
257 Constituidos por toda forma tridimensional que sirva de tipo patrón para fabricación de un
producto industrial, que le dé apariencia especial en cuanto no implique efectos técnicos (artículo 32,
LPI).
290 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

ventaja competitiva o económica frente a terceros en la realización de ac-


tividades económicas y respecto de la cual haya adoptado los medios o
sistemas suficientes para preservar su confidencialidad y el acceso res-
tringido a la misma.258
Marcas. Se entiende por marca todo signo visible que distinga pro-
ductos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado.259
Avisos comerciales. Se considera aviso comercial a las frases u ora-
ciones que tengan por objeto anunciar al público establecimientos o nego-
ciaciones comerciales industriales o de servicios, productos o servicios,
para distinguirlos de los de su especie.260
Nombres comerciales. El nombre comercial de una empresa o esta-
blecimiento industrial, comercial o de servicios y el derecho a su uso ex-
clusivo estarán protegidos sin necesidad de registro. La protección abarcará
la zona geográfica de la clientela efectiva de la empresa o establecimiento
al que se aplique el nombre comercial y se extenderá a toda la República
si existe difusión masiva y constante a nivel nacional del mismo.261
Denominación de origen. Se entiende por denominación de origen, el
nombre de una región específica del país que sirva para designar un pro-
ducto originario de la misma, y cuya calidad o característica se deban ex-
clusivamente al medio geográfico, comprendiendo en éste los factores na-
turales y los humanos.262
Esquemas de trazado de circuitos integrados. Será registrable el es-
quema de trazado original, incorporado o no a un circuito integrado, que
no haya sido comercialmente explotado en cualquier parte del mundo (ar-
tículo 18 bis 2).
La ley regula los requisitos y procedimientos para el registro de los
elementos listados con anterioridad, así como los procedimientos admi-
nistrativos y sanciones imponibles por la comisión de infracciones a lo
dispuesto por la misma.

258 Artículo 82, LPI.


259 Artículo 88, LPI.
260 Artículo 100, LPI.
261 Artículo 105, LPI.
262 Artículo 156, LPI.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 291

Correlación de la Ley de Propiedad Industrial y su Reglamento

Concepto Ley Reglamento

Disposiciones generales 1-8


Objeto de la ley 2 1
Conceptos 3 2
Instituto Mexicano de la Propiedad 6-8 3
Industrial
Disposiciones preliminares 9-14 22-23
para invenciones, modelos de utilidad
y diseños industriales
Concepto de invenciones 15, 17-19
Modelos de utilidad 27-30
Diseños industriales 31-37
Patentes 16, 21-26
Tramitación de patentes 38-61 24-49
Licencias y transmisiones de derechos 62-77 50-52
Nulidad y caducidad de patentes 78-82
y registros
Secretos industriales 83-86 bis 1
Marcas 87-95 53-55, 59
Marcas colectivas 96-98
Avisos comerciales 99-104 66
Nombres comerciales 105-112
Registro de marcas 113-135 56-58, 60-63
Licencias y transmisión de derechos 136-155 64-65
sobre marcas registradas o en trámite
Denominación de origen 156-168
Autorización para usar una denominación 169-178 68
de origen
Esquemas de trazado de circuitos 178 bis - 178 bis 9
integrados
292 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Concepto Ley Reglamento


Presentación de solicitudes o promociones 179-184 4 15
al IMPI
Acreditación de personalidad 181 16-17
de los mandatarios
Expedientes de patentes y registros 185-186 18-21
Procedimiento de declaración 187-199 bis 8 69-70, 74
administrativa
Recurso de reconsideración 200-202
Inspección 203-212 bis 2 71-73
Infracciones y sanciones administrativas 213-222 75-79
Delitos 223-229

D. Ley Federal sobre Metrología y Normalización263 y su Reglamento264

Una de las razones de la existencia de este cuerpo legal es adecuar la


legislación nacional a las reglas del comercio mundial en lo que se refiere
a sistemas de medición y de normalización, principalmente ahora que
México se ha incorporado al Sistema Multilateral de Comercio.
De acuerdo con esto, resulta necesario que los productos nacionales
que concurren a los mercados internacionales cumplan determinadas es-
pecificaciones técnicas, por lo que en algunos casos éstos deben cumplir
obligatoriamente con la norma oficial mexicana (esta norma también se
aplica a sus similares de importación). Los objetivos básicos de esta ley
en cuanto a aspectos de comercio exterior consisten en establecer los re-
quisitos para la fabricación e importación de instrumentos para medir y
patrones de medida, así como para fomentar la observancia de las normas
oficiales mexicanas aplicables a productos de importación.
El objetivo básico de una norma oficial mexicana es establecer las
características y especificaciones que deban reunir los productos, mate-
rias primas y procesos cuando puedan constituir un riesgo para la seguri-
dad de las personas o dañar la salud humana, animal o vegetal, el ambien-
263 Publicada en el DOF del 1 de julio de 1992, reformada mediante los decretos publicados en
el DOF los días 24 de diciembre de 1996, 20 de mayo de 1997 y 19 de mayo de 1999.
264 DOF del 14 de enero de 1999. Abrogó la Ley de Pesas y Medidas del 14 de diciembre de
1928.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 293

te o para la preservación de recursos naturales. De este modo, cuando un


producto o servicio deba cumplir una determinada norma oficial mexica-
na, sus similares a importarse también deberán cumplir las especificacio-
nes establecidas en dicha norma.
Para tal efecto, antes de su internación al país, se deberá contar con el
certificado o autorización de la dependencia competente para regular
el producto o servicio correspondiente, o de órganos reguladores extran-
jeros que hayan sido oficialmente reconocidos o de organismos de certifi-
cación acreditados.
En relación con lo anterior, vale la pena comentar que la Ley de Co-
mercio Exterior establece que en todo caso la importación, circulación o
tránsito de mercancías, estarán sujetas a las normas oficiales mexicanas
de conformidad con la ley de la materia; no podrán establecerse disposi-
ciones de normalización a tales actividades diferentes a las normas oficia-
les mexicanas.
Asimismo, las mercancías que están sujetas a normas oficiales mexi-
canas se identificarán en términos de sus fracciones arancelarias y de la
nomenclatura que les corresponda conforme a la tarifa respectiva.
A través de una serie de acuerdos se han determinado aquellas mer-
cancías que por las razones antes dichas deben cumplir una norma oficial,
cumpliendo así con las regulaciones o restricciones no arancelarias que
provee la ley citada.

E. Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente


(DOF, 28 de enero de 1988)265

Las disposiciones de esta ley tienen por objeto propiciar el desarrollo


sustentable (artículo 1, LGEEPA), es decir, se pretende obtener un desa-
rrollo económico, con el menor costo ecológico posible, protegiendo al
ambiente y preservando nuestras riquezas naturales.
La relación de esta ley con la actividad de comercio exterior se presenta
fundamentalmente en lo que se refiere a la importación o exportación de ma-
teriales o residuos peligrosos, los cuales deben ser manejados con arreglo a
las normas que expida la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Natura-
les (previa opinión de las Secretarías de Economía, de Salud, de Energía, de
Comunicaciones y Transportes, de Marina y de Gobernación).

265 Reformada mediante decreto publicado en el DOF el 13 de diciembre de 1993.


294 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Respecto a la importación o exportación de residuos peligrosos, esta-


blece que ésta “ se sujetará a las restricciones que establezca el Ejecutivo
Federal de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Comercio Exte-
rior” (artículo 153, LGEEPA), debiendo observarse, entre otras, las res-
tricciones siguientes:
a) Corresponderá a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Na-
turales el control y la vigilancia ecológica de los materiales o resi-
duos peligrosos importados o a exportarse, aplicando las medidas
de seguridad que corresponda, sin perjuicio de lo que sobre este
particular prevé la Ley Aduanera.
b) Únicamente podrá autorizarse la importación de materiales o resi-
duos peligrosos para su tratamiento, reciclaje o reúso, cuando su
utilización sea conforme a las leyes, reglamentos y disposiciones
vigentes.
c) No podrá autorizarse la importación de materiales o residuos peli-
grosos cuyo único objeto sea su disposición final o simple depósi-
to, almacenamiento o confinamiento en el territorio nacional,
cuando su uso o fabricación no estén permitidos en el país en que
se hubiere elaborado.
d) No podrá autorizarse el tránsito por territorio nacional de materia-
les peligrosos que no satisfagan las especificaciones de uso o con-
sumo conforme a las que fueron elaborados, o cuyo uso o consu-
mo se encuentren prohibidos o restringidos en el país al que
estuvieren destinados; ni podrá autorizarse el tránsito de tales ma-
teriales o residuos peligrosos, cuando provengan del extranjero
para ser destinados a un tercer país.
e) El otorgamiento de autorizaciones para la exportación de materia-
les o residuos peligrosos cuyo único objeto sea su disposición final
en el extranjero quedará sujeto a que exista consentimiento expre-
so del país receptor.
f) El otorgamiento de autorizaciones para la importación o exporta-
ción de residuos peligrosos quedará sujeto a que se garantice debi-
damente el cumplimiento de lo establecido por esta ley y demás
disposiciones aplicables, así como la reparación de daños y perjui-
cios que pudieran causarse tanto en el territorio nacional como en
el extranjero.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 295

Existe un Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y


la Protección al Ambiente en materia de residuos peligrosos, publicado
en el DOF el 25 de noviembre de 1988, el cual, por disposición de la
reforma del 13 de diciembre de 1996, continuará en vigor en todo lo que
no se oponga a la Ley, hasta en tanto no se expida otro. Dicho reglamento
en su capítulo IV (“ De la importación y exportación de residuos peligro-
sos” ) establece las reglas y requisitos específicos para solicitar la autori-
zación para importar o exportar residuos peligrosos.

F. Ley General de Salud (DOF, 14 de junio de 1991)266

La vinculación que esta ley tiene con el comercio internacional se da


fundamentalmente en lo que concierne a la regulación sanitaria del proceso
de importación y exportación de alimentos, bebidas no alcohólicas, bebi-
das alcohólicas, productos de perfumería, belleza y aseo, tabaco, medica-
mentos, estupefacientes y sustancias tóxicas que constituyan riesgos para
la salud, así como las materias primas que intervienen en su elaboración.
De acuerdo con la Ley, se debe entender por regulación o control sa-
nitario, el conjunto de acciones de orientación, educación, muestreo, veri-
ficación y, en su caso, aplicación de medidas de seguridad y sanciones,
que ejerce la Secretaria de Salud con la participación de los productores,
comercializadores y consumidores, con base en lo que establecen las nor-
mas técnicas y otras disposiciones aplicables (artículo 194, LGS).
La Secretaria de Salud es la encargada del control sanitario de los
productos y materias primas de importación y exportación, pudiendo
identificar, comprobar, certificar y vigilar, en el ámbito nacional, la cali-
dad sanitaria de los productos materia de importación; y en el caso de que
no reúnan los requisitos o características que establezca la legislación co-
rrespondiente, la Secretaría aplicará las medidas de seguridad que corres-
pondan (artículos 283 y 284, LGS).
Esta ley cuenta con diversos reglamentos, de los cuales resultan apli-
cables a nuestra materia en estudio el Reglamento de la Ley General de
Salud en materia de sanidad internacional (DOF del 18 de febrero de 1985 y
Fe de erratas, DOF del 10 de julio de 1985) y el Reglamento de la Ley
General de Salud en materia de control sanitario de actividades, estableci-

266 Reformas publicadas en el DOF el 7 de mayo de 1997.


296 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

mientos, productos y servicios (publicado en el DOF el 18 de enero de 1988,


reformado el 4 de febrero de 1998).

G. Ley Federal de Sanidad Vegetal (DOF, 5 de enero de 1994)

Esta Ley tiene por objeto regular y promover la sanidad vegetal (ar-
tículo 1, LFSV). La aplicación de esta Ley corresponde al Ejecutivo Fe-
deral por conducto de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo
Rural Pesca y Alimentación, que es la encargada de promover y vigilar la
observancia de las disposiciones fitosanitarias.
Por lo que se refiere a su vinculación con el comercio exterior, cabe
apuntar que, de acuerdo con este ordenamiento, la importación de vegeta-
les, productos o subproductos, agentes patogénicos y cualquier tipo de in-
sumos, materiales y equipos, queda sujeta a control mediante la expedi-
ción del certificado fitosanitario267 respectivo.
El capítulo II del título segundo de esta ley, denominado “ De la mo-
vilización, importación y exportación” , establece en su artículo 23, que
queda sujeta a control mediante la expedición del certificado fitosanitario
la importación de las siguientes mercancías cuando sean susceptibles de
ser portadoras de plagas:
• Vegetales, sus productos o subproductos, agentes patogénicos y
cualquier tipo de insumos, materiales y equipos.
• Vehículos de transporte o embalajes y contenedores en los que se
movilicen o contengan las mercancías mencionadas anteriormente,
o cuando impliquen un riesgo fitosanitario.
• Maquinaria agrícola y forestal o partes de ésta.

Los agentes aduanales, así como quienes importen o movilicen alguna o


varias de las mercancías enunciadas en el artículo 23, serán responsables de
vigilar que se cumpla con las disposiciones fitosanitarias, y en su caso, que
exista el certificado fitosanitario correspondiente (artículo 29, LGSV).

Para la obtención de dicho certificado, la autoridad expedirá las nor-


mas oficiales que establezcan las características y especificaciones fitosa-
267 El certificado fitosanitario es el documento oficial expedido por la Secretaría de Agricultura,
Ganadería y Desarrollo Rural o por las personas aprobadas o acreditadas para tal efecto, que constata
el cumplimiento de las disposiciones fitosanitarias a que se sujetan la movilización, importación o
exportación de vegetales, sus productos y subproductos (artículo 5, LFSA).
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 297

nitarias a que se sujetará tal importación. Asimismo, quienes pretendan


exportar vegetales, productos o subproductos que impliquen un riesgo fi-
tosanitario, deberán comprobar en el punto de entrada el cumplimiento de
la norma oficial aplicable para solicitar el certificado fitosanitario respec-
tivo (artículos 24 y 27, LFSV).
Cuando se compruebe que las mercancías reguladas por este capítulo
no cumplen con las disposiciones fitosanitarias respectivas, la Secretaría
ordenará su reexportación o su destrucción a costa del propietario o im-
portador (artículo 30, LFSV).

H. Ley Federal de Sanidad Animal (DOF, 18 de junio de 1993)

Esta Ley tiene por objeto “fijar las bases para el diagnóstico, la preven-
ción, control y erradicación de enfermedades y plagas de los animales, con
excepción de los que tengan como hábitat el medio acuático” (artículo 1,
LFSA).
La aplicación de esta ley corresponde al Ejecutivo Federal por conducto
de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimen-
tación (artículo 3, LFSA), quien es la encargada de expedir las normas oficia-
les en las que se establezcan los casos en que la movilización e importación
de animales, sus productos y subproductos requieren de certificado zoosani-
tario268 en razón del riesgo que impliquen; las normas señaladas serán emitidas
en coordinación con la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.
La Secretaría expedirá, a petición de la parte interesada, de ser proce-
dente, certificados zoosanitarios para la exportación de animales, sus pro-
ductos y subproductos (artículo 30, LFSA). Dichos certificados también
podrán ser expedidos por organismos de certificación o unidades de veri-
ficación aprobados o acreditados (artículo 25, LFSA).269
En caso de que se demuestre que los productos no cumplen con algu-
na norma oficial, sucede lo antes señalado en caso de vegetales, es decir,
la Secretaría ordenará su reexportación o, en su defecto, su destrucción a
costa del propietario o importador (artículo 29, LFSA).
268 El certificado zoosanitario es el documento expedido por la Secretaría de Agricultura, Gana-
dería y Desarrollo Rural o por quienes estén aprobados o acreditados para constatar el cumplimiento
de las normas oficiales. Tratándose de animales, será signado por un médico veterinario de la Secre-
taría o aprobado o acreditado.
269 El acreditamiento es el acto mediante el cual la SECOFI reconoce organismos nacionales de
normalización, organismos de certificación, laboratorios de prueba y unidades de verificación para
que lleven actividades de acuerdo a la Ley sobre Metrología y Normalización (artículo 2, LFSA).
298 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

5. Regulación nacional de la comercialización de los servicios

En nuestro país no se le había dado importancia económica y mucho


menos en regulación a nivel internacional a este sector. Sin embargo, los
estudios de Fernando de Mateo desde los ochenta nos reflejan que nuestra
economía es de servicios, ya que desde hace casi un siglo (1895) los ser-
vicios contribuían con más de la mitad de la producción del país, y esto se
ha incrementado en cerca de diez puntos porcentuales.
Uno de los principales problemas para analizar la economía de servi-
cios parte de la inexistencia de una definición precisa de servicios, así
como su ambigüedad. Por ejemplo, la contribución es una actividad que
generalmente contribuye de manera importante en el PIB (62%) y presta
el 60% del empleo. En diversos países es considerada como servicio, en
tanto que en otros la incluyen como actividad industrial; asimismo, se ex-
cluyen los servicios públicos tales como electricidad.
Pero estos problemas son comunes a todos los países del mundo, si
seguimos con la falsa noción de que la industria es el eje de desarrollo y
los servicios un remanente que sólo tiene importancia coyuntural. Como
ya se precisó con anterioridad, en México no se le había dado la impor-
tancia necesaria al sector servicios, ya que los tres modelos de desarrollo
en México en los últimos cincuenta años únicamente se conoció bien el
terreno de los productos.270 Al efecto, dada la poca información en la ma-
teria, así como limitaciones estadísticas, existen referentes de los setenta a

270 El primero de esos modelos se refiere a la sustitución de importaciones, que duró de princi-
pios de los cuarenta a mediados de los setenta, y se divide en tres fases:
a) sustitución de importaciones de bienes de consumo no duradero (principios de los cuarenta
a finales de los cincuenta),
b) sustitución de importaciones de insumos intermedios sofisticados y bienes de capital (fi-
nales de los sesenta a mediados de los setenta).
El segundo modelo fue el del crecimiento económico basado en el desarrollo de un sector lí-
der, el petróleo, lo que tuvo efectos multiplicadores en todos los sectores productivos y proporcionó
divisas, así como el descubrimiento de ricos yacimientos de petróleo terminó definitivamente con el
modelo de sustitución de importaciones, la caída del precio internacional del petróleo acabó con el mode-
lo del sector líder. Puede decirse que el tercer modelo de desarrollo, basado en una economía abierta,
se inaugura en julio de 1985 con las primeras medidas a fondo de liberación de las importaciones y se
ha ido consolidando a medida que el número de productos protegidos por permiso previo ha ido dis-
minuyendo a sólo unos cuantos y las tasas arancelarias se han reducido de un número máximo del
100% en 1985 al 20% en la actualidad. Mateo, Fernando de, El sector servicios en México y su
contribución al desarrollo, pp. 8-9.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 299

la fecha, ya que es donde se empieza a observar el aumento de la produc-


tividad de los servicios.271
En la unidad IV se presenta un estudio detallado sobre el marco jurí-
dico internacional del comercio de los servicios, en el cual se presenta
una correlación de la legislación nacional, que regula el contenido del
Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.
Algunas de las leyes analizadas en este capítulo tienen relación con el
comercio de servicios, tales como:
1. Ley de Inversión Extranjera (DOF del 27 de diciembre de 1993).
2. Ley de Propiedad Industrial (DOF del 2 de agosto de 1994).
3. Ley Federal de Competencia Económica (DOF del 24 de diciem-
bre de 1992).
4. Ley Federal de Protección al Consumidor (DOF del 24 de diciem-
bre de 1992).272

Existen diversas leyes mexicanas que regulan sectores específicos de


la comercialización de los servicios, entre las cuales destacan:
1. Ley Federal de Turismo (DOF del 31 de diciembre de 1992).
2. Reglamento para el Autotransporte Federal Exclusivo de Turismo
(DOF del 9 de marzo de 1990).
3. Ley Federal sobre Metrología y Normalización (DOF del 1 de ju-
lio de 1992).
4. Ley de Vías Generales de Comunicación (DOF del 30 de diciem-
bre de 1939).
5. Ley de Puertos (DOF del 19 de julio de 1993).
6. Ley Federal de Cinematografía (DOF del 29 de diciembre de
1992).273
7. Reglamento de la Ley Federal de Cinematografía (DOF del 29 de
marzo de 2001)

271 Si se observa la participación conjunta en el PIB de los rubros del transporte, comunicacio-
nes, servicios financieros y servicios profesionales, ésta ha pasado del 7.9% en 1970 al 11.4 % en
1985, lo que podría indicar cierta tendencia a la externalización. No obstante, el reducido porcentaje
señalado, acompañado de otros indicadores, sugiere que en gran parte del sector de los servicios al
productor en México convivan empresas pequeñas o medianas, de estructura casi artesanal, con servi-
cios internalizados en grandes empresas productoras de bienes, muchas de ellos transnacionales, pri-
vándose así de los efectos multiplicadores que se dan en las economías avanzadas.
272 Reformas publicadas en el DOF el 21 de julio de 1993, y 5 de agosto de 1994.
273 Reformas publicadas en el DOF el 7 de mayo de 1996.
300 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

8. Ley General de Sociedades Mercantiles (DOF del 11 de junio de


1992).
9. Ley del servicio Público de Energía Eléctrica (DOF del 23 de di-
ciembre de 1992).
10. Ley de Sociedades de Inversión (DOF del 28 de diciembre de
1992).
11. Ley del Mercado de Valores (DOF del 23 de julio de 1993).
12. Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares de Cré-
dito (DOF del 15 de julio de 1993).274
13. Ley de Instituciones de Crédito (DOF del 23 de julio de 1993).
14. Ley Federal de Instituciones de Fianzas (DOF del 14 de julio de
1993).275
15. Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros
(DOF del 14 de julio de 1993).276
16. Ley para Regular las Agrupaciones Financieras (DOF del 18 de
julio de 1990)277
17. Ley de Expropiación (DOF del 25 de noviembre de 1936).278
18. Ley Reglamentaria del artículo 5 constitucional (DOF del 22 de
diciembre de 1993)
19. Ley Federal de Derecho de Autor (DOF del 22 de diciembre de
1993).279
20. Ley Federal de Telecomunicaciones (DOF del 7 de junio de 1995).
21. Ley Federal de Radio y Televisión y su reglamento.
22. Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
23. Ley de Navegación (DOF del 4 de enero de 1994).
24. Ley de caminos, Puentes y Autotransporte Federal (DOF del 22 de
diciembre de 1993).
25. Reglamento del Transporte Multimodal Internacional (DOF del 7
de julio de 1989).
26. Reglamento para el Servicio Público de Autotransporte Federal de
Pasajeros (DOF 3 de mayo de 1990).

274 Reformas publicadas en el DOF el 30 de abril de 1996.


275 Reformas publicadas en el DOF el 3 de enero de 1997.
276 Reformas publicadas en el DOF el 3 de enero de 1997.
277 Reformas publicadas en el DOF el 15 de febrero de 1995.
278 Reformas publicadas en el DOF el 22 de diciembre de 1993, conforme al artículo 1º transito-
rio del decreto que reforma, adiciona y deroga disposiciones de diversas leyes relacionadas con el
Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
279 Reformada mediante publicación en el DOF el 24 de diciembre de 1996.
LAS FUENTES JURÍDICAS INTERNAS 301

27. Ley Federal de Telecomunicaciones (DOF del 7 de junio de 1995).


28. Ley Federal de Radio y Televisión (DOF del 19 de enero de 1960).

6. Normas de la OMC
Existen una serie de normas derivadas del Acuerdo de la OMC (Con-
vención de Marrakesh, publicada en el DOF el 30 de diciembre de 1994),
por la cual se establece que los acuerdos suscritos durante la vigencia del
GATT (Acuerdo General de Aranceles y Comercio) continuarán vigentes
bajo la regulación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y
en virtud del artículo 133 de la Constitución general de la República. Es-
tos acuerdos se incorporan al derecho interno nacional.
En relación con lo anterior, es importante mencionar que la Ley sobre
Celebración de Tratados fue expedida y publicada en el DOF el 2 de ene-
ro de 1992, y tiene por objeto regular la celebración de tratados y acuer-
dos interinstitucionales en el ámbito internacional.
Esta ley prevé el concepto de tratado, que es regido por el artículo
133 constitucional, y también el concepto de acuerdo interinstitucional,
que es el convenio regido por el derecho internacional público celebrado
por escrito entre cualquier dependencia u organismo descentralizado de la
administración pública federal, estatal o municipal y uno o varios órganos
gubernamentales extranjeros u organizaciones internacionales.
Asimismo, vale la pena comentar que el 30 de diciembre de 1994 fue
publicado el decreto de promulgación del acta final de la Ronda Uruguay
de Negociaciones Comerciales Multilaterales y, por lo tanto, el acuerdo
por el que se establece la Organización Mundial del Comercio, tal como
se analizó en los capítulos II y III.
A través de este decreto se incorporan al marco jurídico nacional una
serie de decisiones y entendimientos que pretenden actualizar la regula-
ción en la materia, que incluyen, por ejemplo, disposiciones aplicables al
comercio de servicios, y que en capítulos anteriores de esta obra fueron
analizados con detalle.
CAPÍTULO VII
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO

1. Importaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
A. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
B. Regímenes de importación . . . . . . . . . . . . . . . . . . 304
C. Documentos y trámites de importación . . . . . . . . . . . 309
D. Regulaciones arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
E. Restricciones no arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . 320
F. Financiamiento a las importaciones . . . . . . . . . . . . . 322
2. Exportaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
A. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
B. Regímenes de exportación . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325
C. Regulaciones arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
D. Regulaciones no arancelarias . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
E. Promoción de exportaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . 329
F. Programas de fomento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
G. Programas de promoción sectorial (PROSEC) . . . . . . . . 349
H. Apoyos financieros a los exportadores . . . . . . . . . . . . 353

3. Actividades de comercio exterior realizadas en la franja y re-


gión fronteriza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358
A. Concepto de franja y región fronteriza . . . . . . . . . . . . 358
B. Régimen jurídico aplicable a la franja y región fronteriza . . 359
C. Régimen legal de la industria maquiladora . . . . . . . . . 362
D. Programa de Fomento y Operación de la Industria Maquila-
dora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 366
E. Evaluación del desempeño de las maquiladoras . . . . . . . 375
CAPÍTULO VII

IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO

1. Importaciones

Esta actividad posee una amplia regulación jurídica, la cual tiene como
objetivo dar los fundamentos de una competencia leal en relación con los
productos nacionales; ahora estudiaremos los ordenamientos jurídicos
que regulan de manera específica la actividad importadora.

A. Concepto

La importación es la operación mediante la cual se somete a una mer-


cancía extranjera a la regulación y fiscalización tributaria, para poderla
después libremente destinar a una función económica de uso, producción
o consumo.
Esta operación puede recaer en distintos tipos de objetos transporta-
bles y se materializa al momento de pasar la línea aduanera (territorio
aduanero) e introducirla a consumo en el interior del país.
Según su destino o función, se distinguen las importaciones definiti-
vas y las temporales, conocidas también como de “ perfeccionamiento in-
dustrial” o de régimen suspensivo.280
Las diferentes legislaciones que regulan la materia de comercio exte-
rior no nos dan un concepto, propiamente dicho, de lo que ha de enten-
derse por importación, limitándose tan sólo en señalar los actos o activi-
dades que, para efectos de cada una de ellas, se entiende por importación,
resultando de fundamental importancia la Ley Aduanera.
En el derecho económico mexicano, las importaciones están regula-
das por los siguientes cuerpos normativos: Ley Aduanera y su Reglamen-
280 Varios autores, Tratado de derecho comunitario europeo, Madrid, Civitas, 1986, p. 35.

303
304 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

to, la Tarifa del Impuesto General de Importación, la Ley de Comercio


Exterior, decretos y acuerdos específicos.

B. Regímenes de importación

Como ya habíamos mencionado en el capítulo anterior, el título cuar-


to de la Ley Aduanera está determinado a los regímenes aduaneros. Por lo
que respecta a las mercancías que se introduzcan al territorio nacional,
éstas pueden ser destinadas a los regímenes aduaneros siguientes:

a) Importación definitiva
El artículo 96 de la Ley Aduanera señala textualmente: “ Se entiende
por régimen de importación definitiva la entrada de mercancía de proce-
dencia extranjera para permanecer en el territorio nacional por tiempo ili-
mitado.”
Dos comentarios nos merece tal definición:
• Utiliza el concepto de procedencia, que se refiere al lugar de expe-
dición de la mercancía, dato geográfico que no tiene valor jurídico-
aduanal.
• Omite el uso o consumo, por el factor de permanencia ilimitada,
con lo cual se diferencia de las importaciones temporales.
La importación definitiva se sujeta al pago de los impuestos de im-
portación respectivos, así como al cumplimiento de las obligaciones en
materia de restricciones o regulaciones no arancelarias y de las formalida-
des para su despacho aduanero.

b) Importación temporal
Por otra parte, la importación temporal consiste en la entrada al país
de mercancías para permanecer en él por tiempo limitado y con una fina-
lidad específica, pudiendo destinarse a la elaboración, transformación o
reparación en programas de maquila o de exportación, siempre que retor-
nen al extranjero después de cumplir con su finalidad y dentro del plazo
determinado al momento de efectuar la importación.
En las importaciones temporales de mercancías de procedencia ex-
tranjera no se pagan los impuestos al comercio exterior, ni las cuotas
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 305

compensatorias, debiendo cumplir únicamente con las obligaciones de re-


gulación y restricción no arancelaria, así como las formalidades del des-
pacho de las mercancías destinadas a este régimen.281
Podemos hablar de dos tipos de importaciones temporales:

1) Para retornar al extranjero en el mismo Estado


Es la entrada de mercancías al país, para permanecer en él por tiempo
limitado y con una finalidad específica, siempre que retornen al extranje-
ro en el mismo estado.282
Los plazos por los que pueden permanecer las mercancías en el país
son los siguientes:
a) Hasta por un mes, las de remolques y semirremolques, incluyendo
las plataformas adaptadas al medio de transporte diseñadas y utili-
zadas exclusivamente para el transporte de contenedores, siempre
que transporten en territorio nacional las mercancías que en ellos
se hubieran introducido al país o las que se conduzcan para su ex-
portación.
b) Hasta por seis meses, en los siguientes casos:
• Las que realicen los residentes en el extranjero, siempre que
sean utilizadas directamente por ellos o por personas con las
que tengan relación laboral, excepto tratándose de vehículos.
• Las de envases de mercancías, siempre que contengan en terri-
torio nacional las mercancías que se hubieran introducido al
país.
• Las de vehículos de las misiones diplomáticas y consulares ex-
tranjeras y de las oficinas de sede o representación de organis-
mos internacionales, así como de los funcionarios y empleados
del servicio exterior mexicano, para su importación en franqui-
cia diplomática, siempre que cumplan con los requisitos que
señale la Secretaría mediante reglas.
• Las de muestras o muestrarios destinados a dar a conocer mer-
cancías.
• Las de vehículos, siempre que la importación sea efectuada por
mexicanos con residencia permanente en el extranjero o que
acrediten estar laborando en el extranjero por más de un año,

281 Artículo 104, LA.


282 Artículo 106, LA.
306 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

siempre que comprueben mediante documentación oficial su


calidad migratoria que los autorice para tal fin, se trate de un
solo vehículo en cada periodo de doce meses y se cumpla con
los requisitos que señale el reglamento.283
c) Hasta por un año
• Las destinadas a convenciones y congresos internacionales.
• Las destinadas a eventos culturales o deportivos.
• Las de enseres, utilería y demás equipo necesario para la filma-
ción, siempre que se utilicen en la industria cinematográfica y
su internación se efectúe por residentes en el extranjero.
• Las de vehículos de prueba, siempre que la importación se
efectúe por un fabricante autorizado, residente en México.
• Las de mercancías previstas por los convenios internacionales
de los que México sea parte, así como las que sean para uso
oficial de las misiones diplomáticas y consulares extranjeras
cuando haya reciprocidad.

d) Por el plazo que dure su calidad migratoria, incluyendo sus prórro-


gas, en los siguientes casos:
• Las de vehículos que sean propiedad de turistas, visitantes, vi-
sitantes locales y distinguidos, estudiantes, ministros de culto o
asociados religiosos, corresponsales e inmigrantes rentistas,
siempre que los mismos sean de su propiedad a excepción de
turistas y visitantes locales y se trate de un solo vehículo.
• Los menajes de casa de mercancía usada propiedad de visitan-
tes distinguidos, estudiantes e inmigrantes.

283 Los interesados deberán presentar solicitud de importación temporal de vehículos, anexando
(artículo 139, RLA):
1. La documentación que acredite su calidad migratoria, conforme a la legislación aplicable.
2. La documentación que acredite la legal propiedad del vehículo o, en su caso, la carta de
crédito o carta factura otorgada por la empresa o institución que esté financiando su compra. Cuando
se trate de vehículos arrendados, el contrato correspondiente deberá estar a nombre del interesado.
3. La garantía que determine la SHCP mediante reglas, y
4. Declaración bajo protesta de decir verdad, en la que el interesado se comprometa a retornar
el vehículo de que se trate dentro del plazo autorizado y a no realizar actos u omisiones que configu-
ren infracciones o delitos por el indebido uso o destino del mismo.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 307

e) Hasta por diez años:284


• Contenedores
• Aviones y helicópteros, destinados a ser utilizados en las líneas
aéreas con concesión o permiso para operar en el país, así
como aquellos de transporte público de pasajeros
• Embarcaciones dedicadas al transporte mercante o a la pesca
comercial285
• Las casas rodantes que sean propiedad de residentes en el ex-
tranjero
• Carros de ferrocarril

2) Para elaboración, transformación o reparación en programas de


maquila o de exportación286
Las maquiladoras y las empresas con programas de exportación, au-
torizados por la Secretaría de Economía, podrán efectuar la importación
temporal de mercancías para retornar al extranjero después de haberse
destinado a un proceso de elaboración, transformación o reparación, así
como las mercancías para retornar en el mismo estado, en los términos
del programa autorizado, siempre que tributen de acuerdo con lo dispues-
to en el título II de la Ley del Impuesto sobre la Renta287 y cumplan con
los requisitos que establezca la Secretaría mediante reglas. 288
Los plazos en que se autoriza este tipo de exportación son los si-
guientes:

284 Los plazos a que se refiere esta fracción podrán prorrogarse mediante autorización, cuando
existan causas debidamente justificadas.
285 El RLA en su artículo 143 señala que los residentes en territorio nacional y en el extranjero
podrán efectuar la importación temporal de embarcaciones y de los remolques necesarios para su
transporte hasta por veinte años, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:
1. Presentar ante la aduana de entrada la forma oficial aprobada por la Secretaría, por conduc-
to del propietario, o en su nombre, el capitán de la embarcación o su representante.
2. Acreditar la propiedad de la embarcación y del remolque al momento de efectuar el trámite
en la aduana.
Respecto al plazo señalado en este artículo (20 años), cabe mencionar que la LA fue reforma-
da recientemente, y es a partir de este año que el plazo de este tipo de importaciones se redujo de 20 a
10 años, y el reglamento no ha sido aún adecuado a dicha reforma.
286 Estos programas son detallados con posterioridad, en este mismo capítulo.
287 Título II, LISR, “ De las personas morales” .
288 Artículo 108, LA.
308 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

a) Hasta por dieciocho meses:


• Combustibles, lubricantes y otros materiales que se vayan a
consumir durante el proceso productivo de la mercancía de ex-
portación
• Materias primas, partes y componentes que se vayan a destinar
totalmente a integrar mercancías de exportación
• Envases y empaque
• Etiquetas y folletos
b) Hasta por dos años, tratándose se contenedores y cajas de trailers, y
c) Hasta por cinco años o por el plazo previsto en la Ley del Impues-
to sobre la Renta para su depreciación cuando éste sea mayor, en
lo siguientes casos:
• Maquinaria, equipo, herramientas, instrumentos, moldes y re-
facciones destinados al proceso productivo.
• Equipos y aparatos para el control de la contaminación; para la
investigación o capacitación, de seguridad industrial, de teleco-
municación y cómputo de laboratorio, de medición, de prueba
de productos y control de calidad; así como aquellos que inter-
vengan en el manejo de materiales relacionados directamente
con los bienes de exportación y otros vinculados con el proceso
productivo, y
• Equipo para el desarrollo administrativo.
El régimen de estas importaciones puede cambiar al de importación
definitiva, cumpliendo con lo siguiente:
I. Actualizar el impuesto general de importación y cubrir los recar-
gos que correspondan conforme al Código Fiscal de la Federación,
desde la fecha de importación temporal hasta el momento en que
se efectúe el cambio de régimen, pudiendo disminuir el valor de
las mercancías al momento de la importación temporal, en la pro-
porción que represente el número de días que el bien de que se
trate permaneció en territorio nacional respecto del número de días
en los que se deduce dicho bien, de conformidad con los artículos
44 y 45 de la LISR.
II. Pagar el impuesto general de importación que le hubiera corres-
pondido de importar las mercancías en la fecha del cambio de ré-
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 309

gimen aduanero, tomando como valor de las mercancías el que re-


sulte de aplicar lo dispuesto en la fracción anterior, y como arancel
aduanero y tipo de cambio los vigentes a esa fecha.
Los productos resultantes de los procesos de transformación, elabora-
ción o reparación, que retornen al extranjero, darán lugar al pago del im-
puesto general de exportación correspondiente a las materias primas que
se les hubieren incorporado conforme a la clasificación arancelaria del
producto terminado.
Para calcular el impuesto general de exportación se determinará el
porcentaje que del peso y valor del producto terminado corresponda a las
citadas materias primas o mercancías que se le hubieren incorporado.289

C. Documentos y trámites de importación


Un punto importante, dentro del tema que estamos tratando, es el de
los requisitos para formalizar una importación.
Los operadores de comercio exterior (agentes aduanales) deben cum-
plir con los requisitos que señala el artículo 36 de la Ley Aduanera, de-
biendo complementar un pedimento de importación, según formato ofi-
cial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, acompañado de la
siguiente documentación:
a) Factura comercial que reúna los requisitos y datos que mediante
reglas establezca la Secretaría, si el valor de las mercancías es su-
perior a 300 dólares.290
b) El conocimiento de embarque en tráfico marítimo o guía en tráfico
aéreo, ambos revalidados por la empresa portadora o sus agentes
consignatarios.
c) Los documentos que comprueben el cumplimiento de las regula-
ciones y restricciones no arancelarias a la importación.
d) El documento con base en el cual se determine la procedencia y el
origen de las mercancías para efectos de la aplicación de preferen-
cias arancelarias, cuotas compensatorias, cupos, marcado de país
de origen y otras medidas que al efecto se establezcan (ALADI,
TLCAN o de cualquier otro tratado comercial).
289 Artículo 111, LA.
290 Regla 3.5.1 de la Resolución Miscelánea de Comercio Exterior para 2000 (DOF de 28 de
abril de 2000).
310 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

e) El documento en el que conste la garantía otorgada mediante de-


pósito efectuado en la cuenta aduanera de garantía,291 cuando el
valor declarado sea inferior al precio estimado que establezca di-
cha dependencia.
f) El certificado de peso y volumen expedido por la empresa certifi-
cadora autorizada por la SHCP, tratándose del despacho de mer-
cancías a granel de una misma especie y a los embarques de mercan-
cías de la misma calidad, peso y valor.
g) La información que permita la identificación, análisis y control
que señale la Secretaría mediante reglas.
Por lo que se refiere a la procedencia y origen de las mercancías, el
lugar de cultivo, crianza, procesamiento y fabricación de una mercancía
de importación tiene para efectos prácticos relevancia en una importación
definitiva o temporal.

El origen de las mercancías se podrá determinar para efectos de preferen-


cias arancelarias, marcado de país de origen, aplicación de cuotas compen-
satorias, cupos y otras medidas que al efecto se establezcan.292

En la importación de mercancías sujetas al cumplimiento de reglas de


origen, el importador deberá comprobar su origen en el tiempo y forma
establecidos en los ordenamientos aplicables.293
A la luz de los procesos de integración regional y mundial, que es-
tructuran preferencias aduaneras recíprocas (ALADI y la zona norteame-
ricana), las aduanas deben controlar estrictamente el origen de las mer-
cancías, pues se trata de apoyar los productos originarios de las zonas
(fomentar la creación de comercio) y no estimular el comercio de terceros
países que buscan aprovechar los espacios tarifarios comunes a través de
las desviaciones de comercio.
Actualmente, para gozar de preferencias, las importaciones definiti-
vas procedentes de la ALADI deben comprobar un origen de fabricación
de un 35% como mínimo de valor agregado, como regla general.
Existen una gran cantidad de disposiciones que persiguen regular as-
pectos especiales aplicables a importaciones, y que se han tratado de ali-

291 Artículo 84-A, LA.


292 Artículo 9, LCE.
293 Artículo 11, LCE.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 311

near con las normas internacionales emanadas de la OMC y del Tratado


de Libre Comercio de América del Norte en materia de regulaciones no
arancelarias.
Los aspectos más importantes de dichas disposiciones están regula-
dos en los siguientes acuerdos:
a) Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercancías
cuya importación está sujeta a regulación ecológica por parte de la
Secretaría de Desarrollo Social (DOF del 29 de agosto de 1994).294
El Acuerdo de referencia tiene como objeto establecer las restric-
ciones no arancelarias aplicables a la importación temporal o defi-
nitiva, incluyendo la que se realice a las regiones y franjas fronte-
rizas del país, de residuos peligrosos y de mercancías que causan
desequilibrios ecológicos y al ambiente.
b) Acuerdo que identifica las fracciones arancelarias de las tarifas de
la Ley del Impuesto General de Importación y de la de Exportación,
en las cuales se clasifican las mercancías sujetas al cumplimiento
de las Normas Oficiales Mexicanas en el punto de su entrada al
país y en el de su salida (DOF del 2 de junio de 1997).
c) Acuerdo que sujeta al requisito de permiso previo de importación
por parte de la Secretaría de Economía la importación o exporta-
ción de diversas mercancías, cuando se destinen a los regímenes
aduaneros de importación o exportación definitiva, temporal o de-
pósito fiscal (DOF del 29 de agosto de 1997).295
d) Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercan-
cías cuya importación y exportación está sujeta a regulación por
parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales
(DOF del 27 de octubre de 1997).296

294 En dicho Acuerdo se listan una serie de fracciones arancelarias que requieren de guía ecoló-
gica para su importación al país, que por cierto debe ser gestionada en el Instituto Nacional de Ecolo-
gía, dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, en función de que los
cambios a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal se realizaron con posterioridad a la
emisión del acuerdo que se comenta, tiempo en el cual la dependencia competente era la Secretaría
de Desarrollo Social.
295 Deroga el Acuerdo publicado en el DOF el 27 de diciembre de 1995, con objeto de facilitar
la consulta sobre el esquema regulatorio en materia de permisos previos de importación y de exporta-
ción, y compilar en un solo instrumento todas las reformas realizadas en fechas pasadas. Fue modifi-
cado mediante acuerdos publicados en el DOF el 3 de abril de 1997 y 12 de agosto de 1998.
296 Deroga el Acuerdo publicado el 27 de diciembre de 1995 en el DOF. Este Acuerdo obliga a
los importadores o exportadores a presentar una autorización o certificado de importación o exporta-
ción junto con el pedimento aduanal correspondiente.
312 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en coordina-


ción con la Comisión de Comercio Exterior, revisará anualmente las
listas de mercancías sujetas a la regulación de dicho acuerdo, a fin de
excluir de éste las fracciones arancelarias cuya regulación se conside-
re innecesaria, o integrar las que se consideren convenientes.
e) Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercancías
cuya importación, exportación, internación o salida está sujeta a re-
gulación por parte de la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desa-
rrollo Rural, Pesca y Alimentación (DOF de 8 de diciembre de
1997).297
A través de este Acuerdo se establece la clasificación y codificación
de las mercancías de origen animal (excepto acuático) y/o para uso
veterinario, así como de mercancías de origen vegetal, cuya introduc-
ción a territorio nacional está sujeta al cumplimiento de lo señalado
en la hoja de requisitos zoosanitarios emitida por la Dirección Gene-
ral de Salud Animal, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, De-
sarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
Estas restricciones pueden tomar las siguientes modalidades:
• Autorización sanitaria.
• Inspección sanitaria.
• Autorización zoosanitaria.
Cabe señalar que al obtener los documentos que acrediten el cum-
plimiento de las restricciones citadas, entonces será otorgado el
certificado fitozoosanitario único de importación, el cual deberá
anexarse al pedimento aduanal correspondiente.
f) Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercancías
cuya importación o exportación está sujeta a regulación sanitaria por
parte de la Secretaría de Salud (DOF del 21 de enero de 1998).298
En este Acuerdo se detallan aquellos productos sujetos a autorización
sanitaria previa de importación, o autorización de internación, cuando
se destinen a los regímenes de importación definitiva, temporal o de-
pósito fiscal. Señala la obligación de los importadores y exportadores
de las mercancías listadas en dicho Acuerdo, de presentar conjunta-
mente con el pedimento aduanal, las autorizaciones sanitarias previas

297 Deroga el Acuerdo publicado en el DOF el día 30 de diciembre de 1995.


298 Deroga el Acuerdo publicado en el DOF el día 27 de diciembre de 1995.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 313

de importación o exportación o, en su caso, las autorizaciones de


introducción o de salida, el aviso sanitario de importación sellado
o copia del registro sanitario; o comprobar el cumplimiento de los
requisitos de etiquetado, según corresponda.
g) Acuerdo que establece el aviso automático de importación, y al
efecto adiciona el similar que establece la clasificación y codifica-
ción de mercancías, cuya importación y exportación está sujeta al
requisito de permiso previo por parte de la Secretaría de Economía
(DOF del 27 de julio de 1998).
Este acuerdo establece un sistema de monitoreo a efecto de evitar,
en la medida de lo posible, la subfacturación de determinadas mer-
cancías, mediante la supervisión de los precios de las mercancías
de importación, previo al ingreso de las mercancías al país.
El documento sujeta a la presentación de un aviso automático de
importación ante la Secretaría de Economía la introducción de de-
terminadas mercancías (listadas en dicho acuerdo). Dicho aviso se
presentará ante la Dirección General de Servicios al Comercio Ex-
terior, delegaciones o subdelegaciones federales de la Secretaría
de Economía.
h) Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercan-
cías cuya importación está sujeta a regulación por parte de las de-
pendencias que integran la Comisión Intersecretarial para el Con-
trol del Proceso y Usos de Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias
Tóxicas (DOF del 26 de agosto de 1998).299
Derivado de dicha disposición, se ha creado la Comisión Interse-
cretarial para el Control del Proceso y Uso de Plaguicidas, Fertili-
zantes y Sustancias Tóxicas (CICOPLAFEST), que tiene como
principal función la de coordinar la regulación de la importación o
exportación de dichos productos.
Asimismo, en cumplimiento a lo establecido por la Ley de Comer-
cio Exterior, se ha sujetado a nivel fracción arancelaria a diversos
productos para que previo a su importación obtengan en la Direc-
ción General de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud la auto-
rización que deberá presentarse conjuntamente con el pedimento
de importación respectivo.

299 Este Acuerdo deroga el similar, publicado en el DOF el 16 de enero de 1996.


314 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Es oportuno señalar que en función de lo que dispone la Ley Federal


de Metrología y Normalización, ya comentada en la parte correspondien-
te de esta obra, se establecen una gran cantidad de requisitos no arancela-
rios para importación que se encuentran contenidos en normas oficiales
mexicanas, de las cuales destacan las siguientes:
• Norma Oficial Mexicana NOM-119-SCFI-1996, Industria automo-
triz-Vehículos automotores-Cinturones de seguridad-Especifica-
ciones de seguridad y métodos de prueba (DOF del 11 de agosto
de 1997).
• Norma Oficial Mexicana NOM-006-SCFI-1994, Bebidas alcohóli-
cas-Tequila-Especificaciones (DOF del 3 de septiembre de 1997).
• Norma Oficial Mexicana NOM-005-SCFI-1994, Instrumentos de
medición-Sistema para medición y despacho de gasolina y otros
combustibles líquidos. (Esta Norma cancela a la NOM-005-SCFI-
1993). ( DOF del 30 de marzo de 1998).
• Norma Oficial Mexicana NOM-020-SCFI-1997, Información co-
mercial-Etiquetado de cueros y pieles curtidas naturales y materia-
les sintéticos o artificiales con esa apariencia, calzado, marroqui-
nería, así como los productos elaborados con dichos materiales
(DOF del 27 de abril de 1998).
• Norma Oficial Mexicana NOM-116-SCFI-1997, Industria automo-
triz-Aceites lubricantes para motores a gasolina o a diesel-Infor-
mación comercial (DOF del 4 de mayo de 1998).
• Norma Oficial Mexicana NOM-122-SCFI-1997, Prácticas comer-
ciales-Requisitos de información en la compraventa y consigna-
ción de vehículos usados (DOF del 6 de mayo de 1998).
• Norma Oficial Mexicana NOM-054-SCFI-1998, Utensilios do-
mésticos-Ollas a presión-Seguridad (DOF del 4 de septiembre
de1998)
• Norma Oficial Mexicana NOM-007-SCFI-1997, Instrumentos de
medición-Taxímetros electrónicos (esta norma cancela la NOM-
007-SCFI-1993) (DOF del 9 de septiembre de 1998).
Anualmente se expide un Programa Nacional de Normalización, el cual
se integra por el listado de temas y materias a normalizar durante el año
que corresponda.300

300 Artículo 61A, LFMN.


IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 315

La importación de mercancías estará sujeta a las normas oficiales me-


xicanas aplicables, sin que se puedan establecer disposiciones de normali-
zación diferentes a tales normas. Las mercancías sujetas a este requisito
se identificarán en términos de sus fracciones arancelarias y de la nomen-
clatura que les corresponda conforme a la tarifa respectiva.
La autoridad determinará las normas oficiales mexicanas que las
aduanas deban hacer cumplir en el punto de entrada de la mercancía al
país. Dicha determinación se someterá a la opinión de la Comisión de Co-
mercio Exterior y se publicará en el DOF.

D. Regulaciones arancelarias

Las barreras arancelarias son los impuestos (aranceles) que deben pa-
gar los importadores y exportadores en las aduanas de entrada y salida de
las mercancías. Los aranceles son las cuotas de las tarifas de los impues-
tos generales de exportación e importación, los cuales podrán ser:
1. Ad valorem, cuando se expresen en términos porcentuales del va-
lor en aduana de la mercancía.
2. Específicos, cuando se expresen en términos monetarios por uni-
dad de medida, y
3. Mixtos, cuando se trate de la combinación de los dos anteriores.
Según el tipo de operación comercial, los aranceles pueden ser de ex-
portación y de importación, y según el país de que se trate, los aranceles
pueden ser de tres tipos:
• Preferente
• Diferencial, y
• General

a) De los impuestos ad valorem


La Ley de la Tarifa del Impuesto General de Importación (TIGI) es la
disposición que determina la forma en que debe clasificarse una mercan-
cía para su internación al país como el arancel que por tal concepto debe
pagar.
La Tarifa del Impuesto General de Importación (TIGI) que está con-
tenida en dicha ley contempla 11,300 fracciones arancelarias aproximada-
mente y 5 tasas impositivas, que son, 0, 5, 10, 15, 20 y 35 por ciento;
316 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

casos excepcionales son algunos productos del sector alimenticio, textil y


del calzado.
Asimismo, forman parte de esta ley, 6 reglas generales, 10 reglas
complementarias, así como notas explicativas que persiguen interpretar y
aplicar la nomenclatura de la TIGI y cuya explicación es obligatoria para
efectos de clasificación arancelaria.
La estructura de esta ley está basada en el Sistema Armonizado de
Codificación y Designación de Mercancías.
La nueva tarifa incorpora los cambios efectuados por el Comité de
Nomenclatura de la Organización Mundial Aduanera (OMA). Las modi-
ficaciones en materia de clasificación arancelaria derivan de un trabajo
efectuado por la ALADI, que persigue contar con una nomenclatura uni-
forme, por lo que se operaron cambios en los textos de las notas de sec-
ción, capítulo o subpartida de diversos productos, entre los que destacan
los químicos, textiles, maquinaria y bienes de capital y de consumo final.
La TIGI contempla un Código o fracción arancelaria, la descripción
de la mercancía a importar, la unidad de cantidad en que se mide dicha
mercancía y el ad valorem correspondiente.
Cabe hacer notar que la TIGI está dividida en 22 secciones cuyos tí-
tulos sólo tienen un valor indicativo, sin que sus números afecten las cla-
ves numéricas de las fracciones arancelarias; asimismo, la tarifa posee 98
capítulos en forma progresiva y cuyos títulos también son sólo indicati-
vos, ya que la clasificación de las mercancías está determinada legalmen-
te por los textos de las partidas y de las notas de sección o de capítulo y
considerando las reglas generales de la ley.
Las partidas están constituidas por dos números correspondientes al
capítulo, seguidas del tercer y cuarto dígito de la codificación; las subpar-
tidas se significan por adicionar un quinto y sexto dígito, y se dividen en
de primer nivel y de segundo nivel, siendo estas últimas el resultado de
desglosar el texto de aquéllas.
Por último, las fracciones se identifican adicionando al código de las
subpartidas un séptimo y octavo dígito.
Por otra parte, de las reglas generales para la clasificación de mercan-
cías dentro de la TIGI destaca la que se refiere a que la partida más espe-
cífica tendrá prioridad sobre la más genérica y en relación estrecha con
ésta, la que indica que para clasificar productos mezclados o manufactu-
rados compuestos de materias diferentes regirá el principio de determina-
ción de acuerdo con aquellas que les confiera carácter esencial.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 317

Igualmente, para clasificar mercancías en las subpartidas de una mis-


ma partida, se tendrán en consideración los textos de las subpartidas y de
las notas de subpartida, así como los principios enunciados anteriormente
y las notas de sección y de capítulo.
Es conveniente hacer notar la importancia de la regla octava de las com-
plementarias de la ley, que indica que se consideran como artículos comple-
mentarios o terminados, aunque no tengan las características esenciales de
los mismos, las mercancías que se importen en una o más remesas o por una
o varias aduanas, empresas que cuenten con registro en programas de fo-
mento aprobados por la Secretaría de Economía.
De igual manera, pueden importarse al amparo de la fracción desig-
nada específicamente para ello, las partes de aquellos artículos que se fa-
briquen o se ensamblen en México, para empresas que cuenten con pro-
gramas de fomento debidamente autorizado. También pueden importarse
en una o más remesas o por una o varias aduanas los artículos desmonta-
dos o que no hayan sido montados que correspondan a artículos comple-
tos o terminados.
Para estos efectos, existe el capítulo 98 de la TIGI, que clasifica par-
tes para la fabricación de máquinas, que se ajustan a los requisitos esta-
blecidos en la mencionada regla octava; debe mencionarse que las partes
o piezas que se importen al amparo de dicha regla no podrán comercia-
lizarse o destinarse a refacciones. Los beneficios de esta regla pueden
apreciarse desde el punto de vista de simplificación en la clasificación
arancelaria.
Se establece como facultad de la autoridad, la de exigir a los interesa-
dos en caso de duda o controversia en términos de clasificación arancela-
ria, los elementos que permitan la identificación de las mercancías, los que
en un plazo de 15 días naturales deberán aportar los datos conducentes.

b) De la base gravable

Un factor que debe tomarse en cuenta al analizar la Ley Aduanera es


el que se refiere a los principios que rigen para determinar las cuotas, ba-
ses gravables, restricciones, requisitos especiales y prohibiciones aplica-
bles para la importación de mercancías.
El manejo de los impuestos ad valorem supone una mecánica valora-
tiva de los productos de importación objetiva y neutra.
318 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

La Ley Aduanera contiene en el título tercero, capítulo tercero,301 las


diversas hipótesis para establecer el valor de las mercancías importadas a
fin de aplicar el respectivo impuesto ad valorem.
Por lo que se refiere a la base gravable en el impuesto general de im-
portación, debe decirse que es el valor en aduanas de las mercancías a
importar, el cual será el valor de transacción prácticamente en todos los
casos, aunque existen ciertas excepciones.302
Se entiende por valor de transacción de las mercancías a importar el
precio pagado por las mismas, siempre que no existan restricciones a su
enajenación o utilización, que no revierta directa ni indirectamente al
vendedor parte alguna del producto de enajenación posterior y que no
exista vinculación comercial, al tiempo de que dichas mercancías se ven-
dan para ser exportadas a territorio nacional.303
Asimismo, se entiende por precio pagado el pago total que por las
mercancías importadas haya efectuado o vaya a efectuar el importador al
vendedor o en beneficio de éste.
Cabe señalar que el valor de transacción de las mercancías importa-
das comprenderá, además del precio pagado, el importe de comisiones y
gastos de corretaje, los gastos de transportes, seguros y gastos, así como
las regalías y derechos de licencia relacionados con las mercancías objeto
de valoración.
Un aspecto importante para poder determinar el método de valora-
ción conforme al cual se presentan las mercancías en la aduana para con-
signar su base gravable y por lo tanto el impuesto a pagar, es el concepto
de vinculación entre importador y vendedor. Se considera que existe vin-
culación entre personas, en los siguientes casos:304
• Si una de ellas ocupa cargos de dirección o responsabilidad en una
empresa de la otra.
• Si están legalmente reconocidos como asociados en negocios.
• Si tienen una relación de patrón y trabajador.
• Si una persona tiene directa o indirectamente la propiedad, el con-
trol o la posesión del 5% o más de las acciones, partes sociales, apor-
taciones o títulos en circulación y con derecho a voto en ambas.
• Si una de ellas controla directa o indirectamente a la otra.
301 Artículos 64 al 78, LA.
302 Artículo 64, LA.
303 Artículos 64 y 67, LA.
304 Artículo 68, LA.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 319

• Si ambas personas están controladas directa o indirectamente por


una tercera persona.
• Si juntas controlan directa o indirectamente a una tercera persona.
• Si son de la misma familia.

La Ley dispone que en una venta entre personas vinculadas se exa-


minarán las circunstancias de la venta y se aceptará el valor de transac-
ción cuando la vinculación no haya influido en el precio.305
Se considera que la vinculación no ha influido en el precio306 cuando
se demuestre que:
• El precio se ajustó conforme con las prácticas normales de fijación
de precios seguidos en la rama de producción de que se trate o con
la manera en que el vendedor ajusta los precios de venta a compra-
dores no vinculados con él.
• Con el precio se alcanzan a recuperar todos los costos y se logra
un beneficio congruente con los beneficios globales obtenidos por
la empresa en un periodo representativo en las ventas de mercan-
cías de la misma especie o clase.

El principio general establece que cuando hay vinculación que influ-


ye en el precio no se puede utilizar el valor de transacción para la deter-
minación del impuesto, por lo que es necesario acudir a métodos alterna-
tivos de valoración, empleándose alguno de los siguientes valores:307
• Valor de transacción de mercancías idénticas.
• Valor de transacción de mercancías similares.
• Valor de precio unitario de venta.
• Valor reconstruido de las mercancías importadas.
• Valor determinado conforme a lo establecido en el artículo 78
de esta ley.

Otro aspecto importante es el de las fechas que deben tomarse en


consideración para la determinación de las cuotas, bases gravables, tipos
de cambio de moneda, cuotas compensatorias, etcétera, en las importacio-
nes, las cuales son:308
305 Artículo 69, LA.
306 Artículo 70, LA.
307 Artículo 71, LA.
308 Artículo 56, LA.
320 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• La de fondeo, y cuando éste no se realice, la de amarre, atraque de


la embarcación que transporte las mercancías al puerto al que ven-
gan destinadas.
• En la que las mercancías crucen la línea divisoria internacional.
• La de arribo de la aeronave que las transporte al primer aeropuerto
nacional.
• En vía postal, serán las anteriores, según el medio de entrada al
país de las mercancías.
• En la que las mercancías pasen a ser propiedad del fisco federal,
en los casos de abandono.

E. Restricciones no arancelarias

Son medidas que entorpecen, dilatan o impiden el libre flujo de pro-


ductos de un mercado a otro. Pueden ser de dos tipos:
• Cuantitativas. Consistentes fundamentalmente en cuotas, licencias
o permisos de importación, exportación, establecimiento de pre-
cios oficiales y depósitos previos.
• Cualitativas. Cuyas principales aplicaciones son normas sanitarias
y fitosanitarias, normas técnicas, normas sobre envasado, embalaje
y etiquetado y normas de calidad.

Las medidas de regulación y restricción no arancelarias en México


pueden consistir en permisos previos, cupos máximos, marcado de país
de origen, certificaciones o cuotas compensatorias, siendo aplicables es-
tas últimas cuando se trate de impedir la concurrencia al mercado interno
de mercancías en condiciones que impliquen prácticas desleales de co-
mercio exterior.309
En la actual política de apertura comercial, las restricciones o regula-
ciones no arancelarias han adquirido una gran importancia por su manejo
y aplicación debido a que resultan, en ocasiones, los únicos instrumentos
a través de los cuales se controlan las importaciones respectivas.
La Ley de Comercio Exterior establece, en concordancia con el ar-
tículo 131 la Constitución general de la República, que el Ejecutivo Fede-
ral tendrá facultades para establecer medidas para regular o restringir la
exportación o importación de mercancías a través de acuerdos expedidos
309 Artículo 17, LCE.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 321

por la Secretaría de Economía, o en su caso, conjuntamente con la autori-


dad competente y publicados en el DOF.
En tal ordenamiento se dispone que las medidas de regulación o restric-
ción a las importaciones se podrán establecer en los siguientes casos:310

• Cuando se requieran de modo temporal para corregir desequili-


brios en la balanza de pagos, de acuerdo con los tratados o conve-
nios internacionales de los que México sea parte.
• Para regular la entrada de productos usados, de desecho o que carez-
can de mercado sustancial en su país de origen o de procedencia.
• Conforme a lo dispuesto en tratados o convenios internacionales
de los que México sea parte.
• Como respuesta a las restricciones a exportaciones mexicanas apli-
cadas unilateralmente por otros países.
• Cuando sea necesario impedir la concurrencia al mercado interno
de mercancías en condiciones que impliquen prácticas desleales de
comercio internacional.
• Cuando se trate de situaciones no previstas por las normas oficia-
les mexicanas en lo referente a seguridad nacional, salud pública,
sanidad fitopecuaria o ecología de acuerdo con la legislación en la
materia.

Es importante mencionar que el establecimiento de las medidas seña-


ladas deberá someterse previamente a la opinión de la Comisión de Co-
mercio Exterior y publicarse en el DOF.311
Las medidas de regulación y restricción no arancelarias consistirán en:
Permisos previos. Es el instrumento expedido por la Secretaría de
Economía para realizar la entrada o salida de mercancías al territorio na-
cional.312
Cupos. Se entiende por cupo el monto de una mercancía que podrá
ser exportado o importado, ya sea máximo o dentro de un arancel-cupo.
La administración de los cupos se podrá hacer por medio de permisos
previos.313

310 Artículo 16, LCE.


311 Artículo 17, LCE.
312 Artículo 15, RLCE, y artículos 17 a 25 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior.
313 Artículo 23, LCE.
322 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Marcado de país de origen. La Secretaría de Economía, previa con-


sulta a la Comisión de Comercio Exterior, podrá exigir que una mercan-
cía importada al territorio nacional ostente un marcado de país de origen
en donde se indique el nombre de dicho país (artículo 25, LCE).

F. Financiamiento a las importaciones


Como es sabido, el apoyo financiero es fundamental para llevar a
cabo operaciones de comercio internacional, ya que de ello depende el
incremento y fortalecimiento de las mismas y su adecuada planeación.
El Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT) es la ins-
titución financiera del gobierno federal encargada de promover el comer-
cio exterior de México, particularmente las exportaciones no petroleras y
de fomentar la presencia de inversión extranjera en México y la realiza-
ción de coinversiones con empresas foráneas. BANCOMEXT realiza
operaciones crediticias por medio de la infraestructura del sistema finan-
ciero y además otorga servicios no financieros y de información directa a
los empresarios involucrados en el comercio internacional.
En materia de financiamiento existe una amplia gama de programas,
entre los que destacan el enfocado a exportadores, proveedores de expor-
tadores, comercializadoras, uniones de productores, empresas interesadas
en llevar a cabo alianzas estratégicas con empresas extranjeras, empresas
extranjeras que realizan importaciones de bienes y servicios producidos
en México y de importadores de bienes de capital, materias primas y tec-
nología que se incorporan a las exportaciones.
A continuación se exponen los aspectos más importantes de los es-
quemas de financiamiento a importadores existentes actualmente.

a) Importación de insumos

Los beneficiarios de este programa son los exportadores directos o


indirectos que incorporen los insumos importados a bienes de exportación
directa o indirecta; los recursos se utilizan para la adquisición de insu-
mos, materias primas, partes componentes, empaques, embalajes, refac-
ciones y materiales auxiliares para el proceso productivo, provenientes de
cualquier parte del mundo conforme a la modalidad de reembolso de fac-
turas de compra del último mes o trimestre, o bien a través de la modali-
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 323

dad de desembolso mediante el establecimiento de carta de crédito co-


mercial irrevocable o de pago directo al proveedor.
En este esquema se financia hasta el 100% del valor de la factura. El
plazo es a 180 días contados a partir de la fecha de presentación de la
operación a descuento o de la negociación del instrumento de pago en el
caso de modalidad de desembolso. No se requiere garantías de BANCO-
MEXT, la amortización es una sola al vencimiento, y las tasas de interés
se determinan al contratarlo, ya que son cambiantes.

b) Importación de productos básicos

Los beneficiarios de este esquema son las empresas de los sectores


apoyables por BANCOMEXT (manufacturas y servicios, minero-meta-
lúrgico, agropecuario y agroindustrial, pesca y turismo) y los recursos se
destinan a la adquisición de productos básicos de Estados Unidos y Cana-
dá a través de las líneas de crédito de importación garantizadas por la
Commodity Credit Corporation y la Export Development Corporation.
Se puede financiar hasta el 100% del valor libre a bordo, y el plazo es
a 180 días contados a partir de la negociacion de la carta de crédito co-
mercial irrevocable, siendo la amortización una sola al vencimiento, sin
que sea necesaria garantía de BANCOMEXT, existiendo primas de segu-
ro; el esquema de comisiones y de tasas de interés se determinan al con-
tratarlo, ya que son cambiantes.
En adición a lo anterior, existe el esquema de financiamiento para
unidades de equipo importadas que sirve para adquirir maquinaria y equi-
po destinados a procesos productivos o para prestación de servicios, a
ahorro y cogeneración de energía, para protección al ambiente y para
transporte de carga y turístico.

c) Créditos al comprador
El crédito al comprador es un apoyo financiero que BANCOMEXT
ofrece a los importadores de bienes y/o servicios mexicanos, a través
de una institución financiera en el país del importador acreditada por
BANCOMEXT.
Las líneas de crédito al comprador permiten impulsar el desarrollo
del sector exportador de México y mejorar la competitividad de los pro-
ductos y servicios mexicanos en el extranjero, principalmente en América
324 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Latina y el Caribe, contribuyendo de esta forma a fomentar la demanda


por bienes y servicios mexicanos en otros mercados.
A través de estas líneas de crédito, los importadores pueden adquirir
servicios, bienes de consumo inmediato, bienes de consumo duradero y
bienes de capital de origen mexicano con un grado de integración nacio-
nal mínimo de 30% , con financiamiento a plazos otorgados por institu-
ciones financieras en su país, mientras que el exportador recibe el pago de
su venta al contado.314

2. Exportaciones
La actividad exportadora constituye una importante alternativa de de-
sarrollo para las empresas en lo particular y de manera general para el
país. No podemos desvincular las importaciones de las exportaciones. En
términos económicos, ambas actividades forman parte de la balanza co-
mercial, y su saldo refleja el superávit o déficit comercial.

A. Concepto
Este concepto puede ser analizado desde diferentes puntos de vista,
tomando en cuenta que el proceso de exportación es una actividad de na-
turaleza comercial, con repercusiones económicas y financieras con una
extensa regulación jurídica.
La exportación es el envío de mercaderías nacionales o nacionaliza-
das para su uso o consumo en el exterior. Jurídicamente, ello significa
una venta más allá de las fronteras políticas de un país. Esta operación
supone la salida de mercancías de un territorio aduanero y produce como
contrapartida una entrada de divisas.
En teoría, la exportación está vinculada a tres criterios:
a) Al transporte, como simple acto material;
b) Al envío, como generador de relaciones jurídicas y fiscales de una
operación comercial;
c) A la venta, esto es, motivación del envío, limitándola a que toda
exportación se haga por un precio o contraprestación de divisas.
La exportación en general recae sobre bienes y servicios, incluyendo
la electricidad. La exportación de servicios, como tecnologías, planos y dise-
314 BANCOMEXT, Catálogo de productos y servicios financieros, 1998, p. 46.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 325

ños, y en general, la propiedad intelectual, es un rubro que adquiere tanto


o más importancia que las mercancías u objetos físicos transportables.
El auge exportador mexicano, especialmente en los últimos años, ha
exigido una actualización jurídica que describiremos en seguida. Esta
normatividad comprende la Ley Aduanera y su reglamento, la Tarifa del
Impuesto General de Exportación (TIGE), la Ley de Comercio Exterior y
disposiciones administrativas diversas que apoyan y fomentan la activi-
dad exportadora

B. Regímenes de exportación

Al igual que en las importaciones, la Ley Aduanera reconoce dos ti-


pos de exportaciones. Las definitivas, que se definen en el artículo 102,
como la salida de mercancías del territorio nacional para permanecer en
el extranjero por tiempo ilimitado, y las temporales, que se entienden como
la salida de mercancías del territorio nacional al extranjero por tiempo li-
mitado y para una finalidad específica.
Para materializar una exportación definitiva, la Ley señala en la frac-
ción II del artículo 36 que los operadores del comercio exterior deben
presentar a la aduana de salida los siguientes documentos:

a) El pedimento de exportación;
b) La factura comercial que señale el valor de las mercancías;
c) Los documentos que comprueben el cumplimiento de regulaciones
y restricciones no arancelarias.

El reglamento de esta ley señala los procedimientos complementarios


que deben cubrirse para consumar legalmente una operación de exporta-
ción, tanto definitiva como temporal.
Para exportar, se deberá cumplir con la carga tributaria general, con-
forme a la tarifa de la Ley del Impuesto de Exportación (casi exento en su
totalidad).
Por lo que se refiere a las fechas que rigen para determinar las cuotas,
bases gravables, tipos de cambio de moneda, restricciones, requisitos es-
peciales y prohibiciones aplicables para la exportación de mercancías, se-
rán las de presentación de las mercancías ante la autoridad aduanera.
Como complemento a las ideas expuestas anteriormente, es oportuno
agregar que en el caso del impuesto de exportación (cuando lo hay) la
326 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

base gravable es el valor comercial de las mercancías en el lugar de venta


y debe consignarse en la factura comercial, sin inclusión de fletes y se-
guros.315
Por lo que hace a los regímenes aduaneros dentro de la exportación,
es conveniente mencionar que existen el temporal y el definitivo, los que
a continuación se explican:
Régimen definitivo de exportación. Consiste en la salida de mercan-
cías del territorio nacional para permanecer en el extranjero por tiempo
ilimitado.316 El que no señale un tipo de mercancía en especial hace supo-
ner que ésta puede ser de cualquier origen, es decir: nacional, nacionali-
zada e incluso extranjera.
Efectuada la exportación definitiva de las mercancías nacionales o
nacionalizadas, se podrá retornar al país sin el pago del impuesto general
de importación, siempre que no hayan sido objeto de modificaciones en
el extranjero ni transcurrido más de un año desde su salida del territorio
nacional.317
Cuando el retorno se deba a que las mercancías fueron rechazadas
por alguna autoridad del país de destino o por el comprador extranjero en
consideración a que resultaron defectuosas o de especificaciones distin-
tas, se devolverá al interesado el impuesto general de exportación que hu-
biera pagado.318
Régimen temporal de exportación. En la exportación temporal de
mercancías nacionales o nacionalizadas no se pagarán los impuestos al
comercio exterior y se cumplirán las obligaciones en materia de regula-
ciones y restricciones no arancelarias y formalidades para el despacho de
las mercancías destinadas a este régimen.319
El régimen temporal puede cambiarse a definitivo cumpliendo los
requisitos establecidas por la Ley Aduanera y las reglas emitidas por la
SHCP.
Cuando las mercancías exportadas temporalmente no retornan a terri-
torio nacional dentro del plazo concedido, se considerará que la exporta-
ción se convierte en definitiva a partir de la fecha en que se venza el plazo y

315 Artículo 79, LA.


316 Artículo 202, LA.
317 Primer párrafo del artículo 103, LA.
318 Segundo párrafo del artículo 103, LA.
319 Artículo 113, LA.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 327

se deberá pagar el impuesto general de exportación actualizado desde que se


efectuó la exportación temporal y hasta que el mismo se pague.320
Dentro del régimen temporal de exportación existen dos modalidades:
1. Para retornar al país en el mismo estado. La finalidad es extraer
mercancías nacionales o nacionalizadas con un objetivo específico, y una
vez realizado regresa a México sin modificación alguna.321
Se permite por los siguientes plazos:322
a) Hasta por tres meses en el caso de remolques y semirremolques.
b) Hasta por seis meses
• Las de envases de mercancías;
• Las que realicen los residentes en México sin establecimiento
permanente en el extranjero;
• Las de muestras o muestrarios destinados a dar a conocer mer-
cancías;
• Las de enseres, utilería, y demás equipo necesario para la fil-
mación, siempre que se utilicen en la industria cinematográfica
y su exportación se efectúe por residentes en el país;
c) Hasta por un año, las que se destinen a exposiciones, convencio-
nes, congresos internacionales o eventos culturales o deportivos;
d) Por el periodo que mediante reglas determine la Secretaría y por
las mercancías que en las mismas se señalen, cuando las circuns-
tancias económicas así lo ameriten, previa opinión de la Secretaría
de Economía. En estos casos la SHCP podrá autorizar que la obli-
gación del retorno se cumpla con la introducción al país de mer-
cancías que no fueron las que se exportaron temporalmente, siem-
pre que se trate de mercancías fungibles, que no sean susceptibles
de identificarse individualmente y se cumpla con las condiciones de
control que establezca dicha dependencia.
2. Para elaboración, transformación o reparación. El objeto es ex-
traer mercancías para retornar al país después de haberse destinado a un
proceso productivo.
La salida de dichas mercancías se autoriza hasta por dos años, plazo
que podrá ampliarse hasta por un lapso igual, mediante rectificación al
320 Artículo 114, LA.
321 Artículo 115, LA.
322 Artículo 116, LA.
328 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

pedimento que presente el exportador por conducta de agente o apodera-


do aduanal.
Al retorno de las mercancías se pagará el impuesto general de impor-
tación que corresponda al valor de las materias primas o mercancías ex-
tranjeras incorporadas, así como el precio de los servicios prestados en el
extranjero para su transformación, elaboración o reparación, de conformi-
dad con la clasificación arancelaria de la mercancía retornada.323

C. Regulaciones arancelarias

Al igual que en la tarifa del impuesto general de importación, comen-


tada en el capítulo respectivo, en esta Ley se asimila el sistema armoniza-
do de designación y codificación de mercancías a la nomenclatura, con lo
cual es posible armonizar ambas tarifas.
El análisis que se hace de la tarifa de importación es igualmente váli-
do para la de exportación, por lo que solamente vale la pena comentar
que en materia arancelaria ésta no contempla prácticamente gravamen al-
guno, con excepción de algunas materias primas, tales como petróleo,
café y algodón, entre otras.
De manera que la Tarifa del Impuesto General de Exportación
(TIGE) cuenta con más de 5,000 fracciones arancelarias, de las que apro-
ximadamente 300 están sujetas al requisito de permiso previo para su ex-
portación y únicamente 70, aproximadamente, están gravadas.
No obstante lo anterior, es oportuno recordar que este panorama esta-
dístico puede cambiar en virtud de disposiciones jurídicas que pueden
afectar tanto a la TIGI como a la TIGE básicamente en lo que se refiere al
pago de aranceles, y que necesariamente deben ser publicadas en el DOF.

D. Regulaciones no arancelarias

La Ley de Comercio Exterior vigente establece en su artículo 4 que el


Ejecutivo Federal tiene facultades para regular, restringir o prohibir la ex-
portación de mercancías cuando lo estime urgente, mediante decretos pu-
blicados en el DOF, de conformidad con el artículo 131 constitucional;
asimismo, puede establecer medidas para regular o restringir la exporta-
ción de mercancías a través de acuerdos expedidos por la Secretaría de
323 Artículo 117, LA.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 329

Economía o, en su caso, conjuntamente con la autoridad competente y


publicarlos en el mismo DOF.
Las medidas de regulación y restricción no arancelarias a la exporta-
ción de mercancías se podrán establecer en los siguientes casos:
• Para asegurar el abasto de productos destinados al consumo básico
de la población y el abastecimiento de materias primas a los pro-
ductores nacionales o para regular o controlar recursos naturales
no renovables del país;
• Conforme a lo dispuesto en tratados o convenios internacionales
de los que México sea parte;
• Cuando se trate de productos cuya comercialización esté sujeta,
por disposición constitucional, a restricciones específicas;
• Cuando se trate de preservar la fauna y la flora en riesgo o peligro
de extinción o de asegurar la conservación o aprovechamiento de
especies;
• Cuando se requiera conservar los bienes de valor histórico, artísti-
co o arqueológico, y
• Cuando se trate de situaciones no previstas por las normas oficia-
les mexicanas en lo referente a seguridad nacional, salud pública,
sanidad fitopecuaria o ecología, de acuerdo con la legislación en la
materia.
Son aplicables, en lo conducente, los comentarios expresados con an-
terioridad, al tratar el tema de las importaciones, relacionadas con las res-
tricciones o regulaciones no arancelarias.

E. Promoción de exportaciones

La promoción de las exportaciones es instrumento fundamental para


inducir la rentabilidad elevada y permanente en la exportación y para am-
pliar y fortalecer el acceso de los productos nacionales a los mercados del
exterior.
La promoción de las exportaciones tiene como objeto incrementar la
participación de los productos mexicanos en los mercados internos.
Las actividades de promoción de exportaciones buscan:324

324 Artículo 90, LCE.


330 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Aprovechar los logros alcanzados en negociaciones comerciales


internacionales;
• Facilitar proyectos de exportación;
• Contribuir a resolver los problemas que enfrentan las empresas
para concurrir a los mercados internacionales, y
• Proporcionar los servicios de apoyo al comercio exterior.
Los mecanismos de promoción de exportación pueden consistir en la
reducción o eliminación de determinados impuestos, así como disponibi-
lidad de información relativa a los mercados internacionales (demanda
internacional, clientes potenciales, etcétera), la realización de eventos
para la promoción de los productos mexicanos (ferias, misiones de com-
pradores o vendedores), etcétera.
En el marco del programa de política industrial y comercio exterior
se presenta como una prioridad de la política económica la realización de
actividades de promoción a las exportaciones, las cuales se dividen en
dos grandes vertientes: por una parte actividades de fomento (consisten-
tes principalmente en el otorgamiento de estímulos fiscales y facilidades
administrativas), y por la otra el financiamiento; asimismo, resultan esen-
ciales los servicios de información, asesoría y capacitación en materia de
comercio exterior.
La promoción de exportaciones en México se estructura de la siguiente
forma:

a) Servicios de información, asesoría y capacitación en materia


de comercio exterior
—- Centro de Servicios al Comercio Exterior
Es auspiciado por la Secretaria de Economía y BANCOMEXT. Entre
los principales servicios de información que proporciona se encuentran:
la Unidad de Información (biblioteca con más de 10,000 títulos); un siste-
ma interactivo, las publicaciones de información especializada (negocia-
ciones comerciales, sistemas de comercialización, aspectos técnicos de
producción, etcétera), y diversas bases de datos y sistemas de informa-
ción sobre comercio exterior.
En materia de asesoría, el Centro ofrece servicios de diagnóstico de
comercio internacional, asesoría técnica (sistemas aduaneros, cotizacio-
nes internacionales, empaque y embalaje, sistemas de transporte interna-
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 331

cional, niveles internacionales de demanda, métodos internacionales de


pago, etcétera); comercializadoras internacionales y asesoría sobre los
servicios financieros del Banco Nacional de Comercio Exterior.
Proporciona a los exportadores capacitación técnica y especializada a
través de cursos en las siguientes materias: situación internacional de la
empresa, análisis de la competitividad internacional de la empresa, meto-
dología para realizar proyectos de negocios de comercio exterior, fijación
de precios de exportación, comercialización internacional, preparación y
transporte, empaque, embalaje y presentación, financiamiento y negocia-
ción internacional, entre otros.325
—- Sistema Mexicano de Promoción Externa (SIMPEX)
El SIMPEX es un instrumento para captar y transmitir en forma opor-
tuna información relativa a: demandas de bienes y servicios generados en
el exterior, intereses de empresas extranjeras por establecer alianzas es-
tratégicas con empresas mexicanas y oferta exportable de estas empresas.
El SIMPEX se implementó bajo la coordinación de la Secretaría de
Economía, conjuntamente con el BANCOMEXT, Nacional Financiera y
el Consejo Mexicano de Inversión, con los siguientes objetivos:326
• Promover en forma oportuna y eficiente los proyectos comerciales
y de inversión entre empresas mexicanas y extranjeras;
• concentrar para los inversionistas en un solo instrumento informa-
ción suficiente, actualizada y homogénea sobre una amplia gama
de temas, y
• coordinar las actividades de promoción de las instituciones vincu-
ladas con los negocios internacionales.

b) Desarrollo de mercados

—- Actividades de investigación para el desarrollo de mercados


El BANCOMEXT presta servicios de investigación para el desarrollo
y promoción de mercados y productos.

325 PPICE, Promoción de exportaciones III.6.4 y III.6.5.


326 PPICE, Promoción de exportaciones III.6.5.
332 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

—- Programa Nacional de Eventos Internacionales


Este programa es coordinado por la Secretaría de Economía y BANCO-
MEXT, es un programa anual, orientado a difundir y apoyar la participa-
ción de empresas nacionales en ferias y eventos internacionales.

c) Coordinación del fomento a la exportación


La Comisión Mixta para la Promoción de las Exportaciones (COM-
PEX)327 es un instrumento orientado a resolver la problemática de los ex-
portadores mediante la concertación entre el sector privado y los tres niveles
de gobierno. La COMPEX coordina los esfuerzos de ambos sectores con
objeto de promover y facilitar el desarrollo de proyecto de comercio ex-
terior.328

d) Fomento a la cultura exportadora


El Premio Nacional de Exportación tiene por objeto premiar y reco-
nocer anualmente el esfuerzo, la constancia y la creatividad de los expor-
tadores nacionales y de las instituciones que apoyan la actividad exporta-
dora. El Premio busca estimular el aumento y diversificación de las
exportaciones, difundir internacionalmente la oferta exportable mexicana,
arraigar una sólida cultura exportadora entre los agentes económicos del
país, y fomentar el desarrollo de mecanismos que apoyen el crecimiento
de las exportaciones.329

F. Programas de fomento
Siendo instituciones del derecho económico, los programas de fo-
mento a las exportaciones encuentran su fundamento jurídico-administra-
tivo en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa de Política In-
dustrial y Comercio Exterior, para terminar formando parte del régimen
jurídico del comercio exterior de México.
Los programas de fomento a las exportaciones son principalmente los
siguientes:330
327 Véase capítulo siguiente (tema 3, inciso D).
328 PPICE, Promoción de exportaciones III.6.6.
329 PPICE, Promoción de exportaciones, III.6.7.
330 El texto de los decretos de cada uno de estos programas, publicado en el DOF, con sus refor-
mas, se puede consultar en el “ Anexo C” de este volumen.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 333

a) Programa de Importación Temporal para Producir Artículos de


Exportación (PITEX);
b) Sistema que Regula el Establecimiento de Empresas de Comercio
Exterior (ECEX);
c) Sistema para el Fomento y Operación de las Empresas Altamente
Exportadoras (ALTEX);
d) Mecanismo de devolución de impuestos de importación a los ex-
portadores (Draw Back), y
e) Régimen para el fomento y operación de la industria maquiladora
de Exportación331 (FEMEX);
f) Programas de Promoción Sectorial (PROSEC).

La evolución del sector exportador hizo necesario fortalecer y com-


plementar dichos programas, a fin de mejorar el acceso de las empresas
medianas y pequeñas a sus beneficios. Por esta razón, en mayo de 1995
se reformaron estos programas de fomento, con el fin de atentar la pro-
veeduría nacional de los insumos que actualmente son importados por las
empresas PITEX y las maquiladoras, así como ampliar las posibilidades
de exportación de las empresas micro, pequeñas y medianas. Gracias a
estas reformas, las empresas que operan como exportadores indirectos re-
ciben facilidades equivalentes a las que reciben los exportadores directos:
importar sin el pago del impuesto de importación y facturar a tasa cero
del IVA.
Los programas de libre importación temporal para la exportación, el
PITEX, el de maquila y el de empresas altamente exportadoras (ALTEX),
han desempeñado un papel importante en el desarrollo de la capacidad
exportadora del país. Por ello, un importante logro en la negociación del
Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) consistió en
establecer un periodo de gracia de siete años durante el cual estos progra-
mas permanecerán sin modificación alguna.
A partir del octavo año de vigencia del TLCAN, los requisitos de ex-
portación mínima establecidos para autorizar los mencionados programas
deberán eliminarse, y las ventas al mercando nacional dejarán de sujetar-
se a un porcentaje máximo.

331 Explicada en el inciso referente a marco jurídico fronterizo.


334 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

a) Programa de Importación Temporal para Producir Artículos


de Exportación (PITEX) (DOF del 3 de mayo de 1990)332

PITEX es un instrumento de promoción a las exportaciones mediante


el cual se permite a los productores de mercancías destinadas a la expor-
tación, importar temporalmente diversos bienes para ser utilizados en la
elaboración de productos de exportación, sin cubrir el pago de los im-
puestos de importación, el Impuesto al Valor Agregado, y las cuotas com-
pensatorias en su caso.
Mediante decreto del 18 de mayo de 1998 se establece la incorpora-
ción del Programa en el Sistema Integral de Comercio Exterior (SICEX).
Los beneficiarios del programa PITEX son:
1. Las personas morales productoras de bienes no petroleros estable-
cidas en el país que exporten directa o indirectamente, y
2. Las empresas de comercio exterior (ECEX), con registro vigente
expedido por la Secretaria de Economía, mismas que podrán sus-
cribir programas en los términos del Decreto para proyectos específi-
cos de exportación333 cuyas mercancías se exporten totalmente.
El programa da derecho a sus titulares a importar temporalmente lo
siguiente:334
1. Materias primas, partes, componentes, materiales auxiliares, enva-
ses, material de empaque, combustibles y lubricantes que se utili-
cen en el proceso de producción de las mercancías de exportación;
2. Contenedores y cajas de trailers;
3. Herramientas, equipos y accesorios de investigación, de seguridad
industrial y productos necesarios para la higiene, asepsia, y para la
prevención y control de la contaminación ambiental de la planta
productiva, manuales de trabajo y planos industriales, así como
equipo de telecomunicación y cómputo, y
4. Maquinaria, aparatos, instrumentos y refacciones para el proceso
productivo, equipo de laboratorio, de medición y de prueba de sus
productos y los requisitos para el control de calidad, para capacita-
ción de su personal, así como equipo para desarrollo administrati-

332 Reformado mediante decreto publicado en el DOF el 11 de mayo de 1995.


333 Por proyecto específico de exportación se deberá entender, según el artículo 2 del Decreto:
“ la fabricación de un producto diferenciado del resto de los elaborados por la empresa” .
334 Artículo 5, Decreto PITEX.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 335

vo de la empresa, este último cuando se trate de instalaciones de


nuevas plantas industriales
Los bienes señalados que se importen temporalmente en términos del
Decreto, podrán permanecer en territorio nacional por los plazos estable-
cidos en la Ley Aduanera.
El artíuclo 5A señala, que quienes importen temporalmente las mer-
cancías señaladas en las dos primeras fracciones del artículo 5, pagarán el
impuesto general de importación, cuando la mercancía sea:
1. Posteriormente exportada o retornada a los Estados Unidos de
América o a Canadá;
2. Utilizada como material en la producción de otra mercancía, pos-
teriormente exportada o retornada a los Estados Unidos de Améri-
ca o a Canadá, o
3. Sustituida por una mercancía idéntica o similar utilizada como mate-
ria en la producción de otra mercancía, posteriormente exportada o
retornada a los Estados Unidos de América o a Canadá. Para el pago
del impuesto general de importación, se podrá aplicar el arancel esta-
blecido en los Programas de Promoción Sectorial, siempre que el im-
portador cuente con autorización para operar dichos programas y
cumpla con lo previsto en el decreto correspondiente.
Cuando una persona con programa importe temporalmente mercan-
cías y efectúe ella misma su exportación o retorno, en los términos del
artículo 5A, tendrá derecho a la exención del impuesto general de expor-
tación, por los montos establecidos en el artículo 5B del Decreto.
No se pagará el impuesto general de importación, establecido en el
artículo 5A, por las importaciones temporales de mercancías señaladas en
la fracción I del artículo 5 del Decreto, originarias, de conformidad con el
TLCAN; de las establecidas en la fracción II del artículo 5 del Decreto;
de las señaladas en la facción I del arículo 5 del Decreto, de países no
miembros del TLCAN, que se incorporen a los bienes a que se refiere el
apéndice 6B de dicho Tratado, que se exporten a los Estados Unidos de
América, siempre que se cuente con autorización emitida por la Secreta-
ría de Economía; de las mercancías que se exporten o retornen a los paí-
ses miembros del TLCAN en la misma condición que se hayan exporta-
do; de las procedentes de los Estados Unidos de América o de Canadá,
que únicamente se sometan a procesos de reparación o alteración, y pos-
teriormente se exporten o retornen a alguno de dichos países, en los tér-
336 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

minos del artículo 307 del TLCAN; y de las demás mercancías señaladas
en el artículo 5C del Decreto.
Las empresas que cuenten con un programa podrán transferir las
mercancías que hubieren importado temporalmente, a otras empresas con
programa o a empresas maquiladoras que vayan a llevar a cabo los proce-
sos de transformación, elaboración o reparación, o realizar el retorno de
dichas mercancías, difiriendo el pago del impuesto general de importa-
ción siempre que cumplan con lo que señale la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público mediante reglas de carácter general. 335
La autorización del programa incluirá lo siguiente:336
1. Campo de aplicación y vigencia del programa;
2. Las mercancías de exportación e importación temporal, objeto del
programa;
3. Los plazos de permanencia en el país de los bienes importados
temporalmente;
4. Compromisos y obligaciones;
La vigencia de los programas es indefinida, siempre que el titular
cumpla con los requisitos establecidos en el Decreto.
La Secretaría de Economía podrá autorizar que empresas que operen
bajo el amparo del Decreto para el Fomento y Operación de la Industria
Maquiladora de Exportación en vigor, se acojan al presente Decreto para
plantas o proyectos distintos de los que se encuentren registrados bajo
dicho régimen o previa renuncia expresa de la empresa a los beneficios
de aquel Decreto, siempre que se cumplan con los requisitos correspon-
dientes.337
Los titulares de programas PITEX, deberán informar anualmente a la
Secretaria de Economía de la operaciones de comercio exterior realizadas
al amparo del programa a más tardar el último día del mes de abril, con-
forme al instructivo que para el efecto se establezca, de lo contrario su
programa se suspenderá. En caso de que para el último día hábil del mes
de julio la empresa no haya presentado dicho informe, la Secretaría ini-
ciará el procedimiento de cancelación del programa.338

335 Artículo 10A del Decreto


336 Artículo 20 del Decreto.
337 Artículo 15 del Decreto.
338 Artículo 21 del Decreto.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 337

—- Beneficios
El programa PITEX brinda a sus titulares la posibilidad de importar
temporalmente, es decir, libre de impuestos a la importación y del IVA,
diversos bienes a ser incorporados y utilizados en el proceso productivo
de mercancías de exportación.
Los titulares de programas PITEX que cumplan con los compromisos
de exportación podrán solicitar la autorización de nuevas importaciones
temporales de bienes incluidos en cualesquiera de las categorías citadas al
amparo de los mismos.
El 18 de mayo de 1998 se publicó en el DOF el Acuerdo por el que
se da a conocer el formato de solicitud del Programa de Importación
Temporal para producir artículos de Exportación y los instrumentos que
acreditan su expedición, en el cual se establece la incorporación del Pro-
grama al Sistema Integral de Comercio Exterior (SICEX).339
— - Acuerdo por el que se establecen requisitos específicos para la
importación temporal de mercancías (DOF, 13 de junio de 2001)
El presente Acuerdo tiene por objeto eliminar la evasión fiscal y el daño a
la planta productiva, así como evitar la competencia desleal en el mercado
nacional, ya que muchas empresas importan al amparo del PITEX y del
Programa de Registro de la Industria Maquiladora de Exportación, mercan-
cías tales como manteca de cerdo, alcohol etílico, frijol y artículos de pedre-
ría, sin que se retornen al extranjero, desvirtuando las finalidades de los pro-
gramas antes citados y lesionando gravemente la industria nacional.
Asimismo, reconoce la necesidad de implementar mecanismos de
control más estrictos sobre bienes fungibles de fácil sustitución como la car-
ne, las pastas de pollo y pavo, la leche en polvo, algunas variedades de café,
el azúcar, la fructuosa y el triplay, a fin de permitir el desarrollo de sus
respectivas industrias.
Por tal razón se emite el presente Decreto, conformado de nueve artícu-
los en donde se establece los siguiente:
• Se aplica sólo a los programas de importación temporal para
producir artículos de exportación y al registro de la industria
maquiladora de exportación.
339 El SICEX es un sistema que moderniza la administración de los instrumentos de comercio exte-
rior, es decir, controla y mejora por medios informáticos los procesos de recepción, dictamen y expedi-
ción, de todos los trámites y servicios que ofrece la Dirección General de Servicios al Comercio Exterior.
338 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Se excluyen de ser importadas bajo los programas menciona-


dos, las siguientes mercancías: grasa de cerdo, grasas, aceites,
animales; alcohol etílico sin desnaturalizar con un grado alco-
hólico volumétrico o igual al 80% vol.; aguardientes desnatura-
lizados de cualquier graduación; bebidas alcohólicas y artículos
de pedrería. (artículo 2o.).
• Se sujeta al cumplimiento de requisitos especiales la importa-
ción de ciertas mercancías tales como azúcar, leche en polvo o
en pastillas, huevo fresco incluso fértil etcétera (artículo 3)
• Cumplidos los requisitos especiales establecidos en el artículo 4
del Acuerdo, la Secretaria de Economía emitirá la autorización
de importación correspondiente previa opinión del Servicio de
Administración Tributaria. Tratándose de las mercancías del ar-
tículo 3 fracciones I y II, se requerirá opinión técnica de la Di-
rección General de Política de Comercio Interior y Abasto de la
Secretaría. Si se trata de las mercancías de la fracción III de di-
cho artículo, se requerirá opinión de la Dirección General de
Industrias de la misma Secretaría.
• La autorización tendrá una vigencia trimestral. El plazo máxi-
mo de permanencia en el país de las mercancías será de tres
meses, contados a partir de la fecha de importación, plazo que
podrá ampliarse sólo cuando el proceso productivo del solici-
tante así lo requiera. (artsículos 6 y 8)

b) Decreto para el fomento y operación de Empresas de Comercio


Exterior (ECEX) (DOF del 11 de abril de 1997)
Este decreto tiene como antecedente el decreto publicado en el DOF
el 3 de mayo de 1990.340 La modificación de este programa se llevó a
cabo porque se consideró necesario actualizar y ampliar el régimen del
decreto de ECEX, para que sus beneficios alcancen a las pequeñas y me-
dianas empresas exportadoras.
El registro de Empresas de Comercio Exterior (ECEX) es un instru-
mento de promoción a las exportaciones, mediante el cual las empresas
comercializadoras podrán accesar a los mercados internacionales con fa-
cilidades administrativas y apoyos financieros de la banca de desarrollo.

340 Reformado mediante Decreto publicado en el DOF el 11 de mayo de 1995.


IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 339

Los beneficiarios de este programa son las empresas que se dediquen


a la comercialización de productos en el exterior y que obtengan su regis-
tro ECEX en cualquiera de las siguientes modalidades:
1. Consolidadora de exportación. La persona moral constituida con-
forme a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que tenga como acti-
vidad preponderante la integración y consolidación de mercancías para su
exportación, que cuente con un capital social suscrito y pagado mínimo
de 2,000,000 de pesos y que realice exportaciones de mercancías de cuan-
do menos cinco empresas productoras.341
2. Promotora de exportación. La persona moral que tenga como acti-
vidad preponderante la comercialización de mercancías en los mercados
internacionales, que cuente con un capital social suscrito y pagado míni-
mo de 200,000 pesos y que realice exportaciones de mercancías de cuan-
do menos tres empresas productoras.342
El registro de empresa de comercio exterior tiene una vigencia inde-
finida siempre que su titular cumpla con los requisitos y compromisos
suscritos.
—- Beneficios
El registro ECEX brinda a sus titulares los siguientes beneficios:343
• Obtener la constancia de Empresa Altamente Exportadora.
• Autorización, en su caso, de un Programa de Importación Tempo-
ral para Producir Artículos de Exportación (PITEX).
• La totalidad de las mercancías adquiridas por la ECEX en el país y
que se destinen a la exportación, podrán gozar del beneficio de la
tasa 0% de IVA.
• Descuento del 50% en los productos y servicios no financieros de
BANCOMEXT.344
Adicionalmente a lo anterior, BANCOMEXT ha establecido un Pro-
grama de Apoyo Financiero que contempla los siguientes beneficios para
las empresas consolidadoras:

341 Artículo 8 del Decreto ECEX.


342 Idem.
343 Artículo 2 del Decreto ECEX.
344 Artículo 5 del Decreto ECEX.
340 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

• Prestar servicio como banca de primer piso, otorgar créditos con-


forme a los productos financieros vigentes y apoyar su participa-
ción en ferias y misiones organizadas por dicha institución.
• Asistencia y apoyo financiero por parte de Nacional Financiera
para la consecución de sus proyectos, así como servicios especiali-
zados de capacitación y asistencia técnica. Este beneficio se otor-
gará tanto a las empresas ECEX como a sus proveedores.

—- Requisitos
El artículo 7 del Decreto ECEX establece que la Secretaría Economía
otorgará el registro de Empresa de Comer-cio Exterior Consolidadora de
Exportación a las sociedades mercantiles que cumplan, a satisfacción de la
propia Secretaría, los requisitos siguientes:
I. Estar constituidas conforme a la Ley General de Sociedades Mer-
cantiles;
II. Contar con un capital social mínimo suscrito y pagado de dos mi-
llones de pesos;
III. Comprender, dentro de su objeto social:
a) La integración y consolidación, de manera preponderante, de
exportaciones;
b) La prestación de servicios integrales para apoyar a las empre-
sas productoras en sus operaciones de comercio exterior;
c) La capacitación a empresas productoras pequeñas y medianas
en el diseño, desarrollo y adecuación de sus productos confor-
me a la demanda del mercado internacional, y
d) La prestación de servicios complementarios a la comerciali-
zación.
Al solicitar su registro, bastará que realicen las actividades de los
incisos a) y b) anteriores, en cuyo caso deberán incluir en el pro-
grama a que se refiere el artículo 9, los mecanismos y condiciones
conforme a los cuales se comprometan a efectuar las actividades
de los incisos c) y d) de esta fracción;
IV. Realizar exportaciones de mercancías que provengan de por lo
menos cinco empresas productoras nacionales;
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 341

V. Exhibir copia de la declaración anual de impuestos de los últimos


tres ejercicios fiscales, y
VI. Presentar el programa a que se refiere el artículo 9.

—- Obligaciones
Una vez obtenido su registro, los titulares deberán cumplir con los
siguientes compromisos:345
1. Llevar un control de inventarios conforme a lo previsto en la Ley
Aduanera.
2. Conservar en todo momento un capital social no menor al acredi-
tado en el momento de su registro.
3. Realizar exportaciones anuales facturadas por cuenta propia de
mercancías no petroleras, a más tardar en el primer año fiscal re-
gular siguiente a la fecha de su registro, por un importe mínimo de
doscientos mil dólares de los Estados Unidos de América para las
modalidades de promotora y consolidadora de exportación, res-
pectivamente, y
4. Presentar a la Secretaria de Economía un reporte en medios magnéti-
cos de las operaciones realizadas al amparo del programa a que se
refiere el artículo 9o. Durante el año inmediato anterior, a más tar-
dar el último día hábil del mes de abril, del cual se deberá entregar
copia a la administración local de auditoría fiscal que corresponda.
—- Evaluación del Programa
El PPICE realiza un estudio sobre la ineficacia de las empresas de
comercio exterior, y se afirma que la mayor parte de los productores na-
cionales carecen de los recursos y la experiencia necesarios para exportar
por ellos mismos.
La figura de empresa de comercio exterior (ECEX) fue creada en
nuestro país en 1986 y modificada en 1990. Una ECEX debería cumplir
una amplia gama de funciones, compartir gastos de comercialización (in-
vestigación de mercado, publicidad, transporte, seguros, financiamiento,
etcétera), consolidar oferta exportable para generar una mayor capacidad
de respuesta a órdenes de compra; desarrollar marcas propias, etcétera.

345 Artículo 10 del Decreto ECEX.


342 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

Los objetivos antes descritos no se han alcanzado a cabalidad. Actual-


mente existen 128 empresas de comercio exterior registradas, a través de las
cuales se canaliza apenas el 2% de las exportaciones no petroleras. La gran
mayoría de estas empresas se dedican a comercializar productos de las gran-
des empresas industriales y no contribuyen al propósito de consolidar la
oferta de los pequeños exportadores, ya que no cuentan con la infraestruc-
tura y el capital necesarios para ofrecer servicios con valor agregado.346
La experiencia internacional muestra que para que las actividades de
las empresas comercializadoras adquieran la amplitud necesaria deben
contar con apoyos y esquemas de financiamiento diseñados especialmen-
te para sus actividades, para el desarrollo de sus proveedores y para com-
plementar los recursos tecnológicos, administrativos y financieros de los
exportadores micro, pequeños y medianos.
Por ello, es necesario y urgente reformar el programa de Empresas de
Comercio Exterior, a fin de convertir a esas empresas en detonadores del
desarrollo de los exportadores pequeños, así como consolidar las exporta-
ciones efectuadas por empresas con poca experiencia en los mercados in-
ternacionales.347

c) Decreto para el fomento y operación de las Empresas Altamente


Exportadoras (ALTEX) (DOF, 3 de mayo de 1990)348

El Programa de Empresas Altamente Exportadoras (ALTEX) es un ins-


trumento de promoción a las exportaciones de productos mexicanos destina-
do a apoyar su operación mediante facilidades administrativas y fiscales.
La Secretaría de Economía será la encargada de concertar los apoyos
y facilidades que las dependencias y entidades de la administración públi-
ca federal y los gobiernos de los estados otorguen a las empresas alta-
mente exportadoras.349
Se entiende por empresa ALTEX, a las personas productoras de mer-
cancías no petroleras de exportación que participan de manera dinámica y
permanente en los mercados internacionales.350

346 PPICE, Promoción de exportaciones. III.6.8 y III.6.9.


347 PPICE, Promoción de exportaciones. III.6.14.
348 Reformado mediante decretos publicados el 17 de mayo de 1991 y el 11 de mayo de 1995,
respectivamente.
349 Decreto ALTEX, artículo 4.
350 Decreto ALTEX, artículo 2.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 343

Los beneficiarios del programa ALTEX son los siguientes:


1. Las personas físicas o morales establecidas en el país productoras
de mercancías no petroleras que demuestren exportaciones direc-
tas por un valor de dos millones de dólares o equivalentes al 40%
de sus ventas totales, en el periodo de un año.
2. Las personas físicas o morales establecidas en el país productoras
de mercancías no petroleras que demuestren exportaciones indi-
rectas anuales equivalentes al 50% de sus ventas totales.
3. Las empresas de comercio exterior (ECEX), con registro vigente
expedido por la Secretaría de Economía.

—- Beneficios
El programa ALTEX brinda a sus titulares los siguientes beneficios:
• Devolución de saldos a favor del IVA, cuando obtengan saldo a
favor en sus declaraciones provisionales;
• Acceso gratuito al Sistema de Información Comercial administra-
do por la Secretaría de Economía;
• Exención del requisito de segunda revisión de las mercancías de
exportación en la aduana de salida cuando éstas hayan sido previa-
mente despachadas en una aduana interior;
• Facultad para nombrar a un apoderado aduanal para varias aduanas
y diversos productos;
Para gozar de dichos beneficios, los usuarios de este programa debe-
rán presentar, ante las dependencias de la administración pública federal
correspondientes, una copia de la constancia ALTEX expedida por la Se-
cretaría de Economía.
La constancia ALTEX (documento que acredita a los titulares de este
programa) tiene una vigencia indefinida siempre que su titular cumpla
con los requisitos y compromisos previso.

—- Requisitos
La Secrearia de Economía, registrará como empresa altamente expor-
tadora y expedirá la constancia correspondiente a las empresas que cum-
plan con los siguientes requisitos:351
351 Artículo 5 del Decreto ALTEX.
344 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

I. Las empresas exportadoras directas deberán demostrar exportacio-


nes por valor mínimo anual de 2 millones de dólares o exportar
cuando menos el 40% de sus ventas totales;352
II. Las empresas exportadoras indirectas deberán demostrar ventas
anuales de mercancías incorporadas a productos de exportación o
exportadas por terceros, por un valor mínimo equivalente al 50%
de sus ventas totales;353
III. Las empresas de comercio exterior deberán demostrar que cuentan
con registro expedido por la Secretaría de Economía, que las acre-
dite como tales.
IV. Presentar solicitud por escrito en el formato único que al efecto
proporcione la Secretaria de Economía, el cual contendrá la des-
cripción de su programa de comercio exterior.

—- Obligaciones
A fin de gozar de los beneficios del programa ALTEX, sus usuarios
deben:
• Demostrar que cumplen con los requisitos mínimos de exporta-
ción, y
• Presentar oportuna y puntualmente su reporte anual de operaciones
de comercio exterior.
• Presentar solicitud por escrito en el formato único que al efecto
proporcione la Secretaría de Economía.
• Los titulares de Constancias ALTEX están obligados a presentar, a
más tardar el último día hábil del mes de abril de cada año, un re-
porte de las operaciones de comercio exterior realizadas durante el
año calendario anterior. Este reporte debe presentarse conforme al
formato establecido por la Secretaría de Economía y acompañarse
de la documentación comprobatoria necesaria.

352 Fracción reformada el 17 de mayo de 1991.


353 Para tal efecto, el exportador final deberá presentar carta compromiso mediante la cual se
obligue a exportar las mercancías adquiridas en la proporción acordada.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 345

d) Decreto que establece la devolución de Impuestos de Importación


a los Exportadores (Draw Back) (DOF, 11 de mayo de 1995)354

La Devolución de Impuestos de Importación a los Exportadores


(Draw Back) es un instrumento de promoción a las exportaciones, mediante
el cual se reintegra al exportador el valor de los impuestos causados por la
importación de mercancías o insumos incorporados a mercancías de expor-
tación; o de mercancías que se retornen al extranjero en el mismo estado o
que hayan sido sometidas a procesos de reparación o alteración.
Los beneficiarios de este programa son las personas morales que reali-
cen exportaciones definitivas de mercancías. Mismas que podrán obtener
el impuesto general de importación pagado por:355
1. Insumos originarios de conformidad con el TLCAN, que sean in-
corporados a bienes exportados a los Estados Unidos de América
o a Canadá.
2. Insumos que sean incorporados a bienes exportados a países dis-
tintos a los Estados Unidos de América o a Canadá.
3. Mercancías que hayan sido exportadas a los Estados Unidos de
América o a Canadá en las misma condición en que se hayan im-
portado.
4. Mercancías procedentes de Estados Unidos de América o de Ca-
nadá, que únicamente hayan sido sometidas a procesos de repara-
ción o alteración y sean posteriormente exportadas a alguno de di-
chos países, en los términos del artículo 307 del TLCAN.
Las personas que realicen exportaciones definitivas de bienes los Es-
tados Unidos de América o Canadá, en los que se hayan incorporado in-
sumos no originarios conforme al TLCAN, importados definitivamente,
podrán obtener la devolución del impuesto general de importación, por
los montos que establece el artículo 3A del Decreto.

—- Beneficios
Este programa brinda a sus beneficiarios la posibilidad de recuperar
el impuesto general de importación pagado por los bienes que se incorpo-

354 Tiene como antecedente el Decreto publicado en el DOF el 24 de abril de 1985 (reformado
el 29 de julio de 1987).
355 Artículo 3 del Decreto Draw Back.
346 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

ran a mercancías de exportación o por las mercancías que se retornan en


el mismo estado o que hayan sido sometidas a procesos de reparación o
alteración.
El monto del impuesto general de exportación que se devolverá al
exportador, será el que corresponda en los términos del Decreto, que se
determinará considerando el valor de las mercancías o insumos incorpo-
rados al producto exportado, determinado en moneda extranjera aplican-
do el tipo de cambio en los términos del artículo 20 del Código Fiscal de
la Federación, vigente en la fecha en que se autorice la devolución.
Para los bienes que incorporen insumos no originarios conforme al
TLCAN a que se refiere al artículo 3A del Decreto, el monto del impues-
to general de importación que se devolverá al exportador, será el que se
determine en los términos de dicho artículo.356
—- Requisitos
1. Para obtener la devolución los exportadores deberán:357
• Presentar la solicitud en los formatos correspondientes, ante la
Secretaría de Economía;
2. Anexar a la solicitud:
• Pedimento que ampare la exportación definitiva de los insumos
o mercancías, que cumpla con los requisitos establecidos por la
Secretaria de Hacienda y Crédito Público mediante reglas de
carácter general.
• Pedimento que ampare la exportación de las mercancías que
cumpla con los requisitos establecidos por la Secretaria de Ha-
cienda y Crédito Público mediante reglas de carácter general.
• Para los insumos o mercancías a que se refiere el artículo 3
fracción I del Decreto, certificado de origen del TLCAN que
ampare dichos insumos o mercancías;
• Para los insumos o mercancías a que se refiere el artículo 3A
del Decreto, la documentación que compruebe el monto del im-
puesto pagado por la importación definitiva en los Estados
Unidos de América o de Canadá, de los bines exportados, en
los términos que establezca la SHCP mediante reglas generales.
356 Artículo 6 del Decreto Draw Back.
357 Artículo 4 del Decreto Draw Back.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 347

• Para los insumos o mercancías a que se refiere el artículo 3C


del Decreto, el documento que contenga la proporción en que
dichos insumos o mercancías fueron exportados a países dis-
tintos de los Estados Unidos de América o de Canadá.
La solicitud deberá presentarse dentro de los noventa días hábiles si-
guientes al día en que se haya realizado la exportación y dentro de los doce
meses siguientes a la fecha de su importación.358
La Secretaria de Economía, dictaminará la solicitud en un plazo de
diez días hábiles, a partir de su recepción. Cuando proceda la devolución
del impuesto, se remitirá la resolución a la SHCP, para que ésta ponga a
disposición del contribuyente el importe de la devolución. Cuando no
proceda, la Secretaria comunicará al interesado en un plazo de diez días
hábiles a partir de la recepción de la solicitud, una resolución fundada y
motivada.

e) Decreto para el fomento de Ferias Mexicanas de Exportación


(FEMEX) (DOF, 11 de abril de 1997)
Este Decreto tiene como antecedente el Decreto para el Fomento de
Exposiciones y Ferias para la promoción de Exportaciones (publicado en
el DOF del 18 de junio de 1991). El objetivo de este decreto es el fomen-
to de la realización de ferias en el país que promuevan las exportaciones
de mercancías mexicanas a los mercados internacionales y conformar una
planta industrial competitiva a nivel internacional. Entendiendo por feria
un acto de realización periódica en el que diversos expositores exhiben u
ofrecen uno o más productos o servicios con la finalidad de fomentar sus
relaciones comerciales internacionales y atraer a posibles compradores
del exterior.359

—- Beneficios
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público tomará las medidas ne-
cesarias para que BANCOMEXT otorgue apoyos financieros a los orga-
nizadores de ferias que hayan obtenido el Certificado de Ferias Mexica-
nas de Exportación, bajo un programa que contemple lo siguiente:360

358 Artículo 5 del Decreto Draw Back.


359 Artículo 1 del Decreto FEMEX.
360 Artículo 4 del Decreto FEMEX.
348 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

I. Prestarles el servicio de banca de primer piso;


II. Otorgarles créditos conforme a los productos financieros vigentes;
III. Promover sus eventos a nivel internacional, y
IV. Apoyar la participación de compradores profesionales de otros
países, en las ferias que se organicen.
—- Requisitos
La Secretaría de Economía emitirá un certificado de Ferias Mexicanas
de Exportación a:361
1. Los organizadores de ferias cuando cumplan, entre otras cosas,
con lo siguiente:
a) Tengan como objetivo fundamental promover las exportacio-
nes no petroleras;
b) Cuenten con personal que tenga una experiencia comprobada
en la realización de ferias internacionales de por lo menos tres
años, o bien contraten los servicios de empresas especializadas
en la materia, que reúnan esta característica;
c) Comprueben que han realizado por lo menos en tres ocasiones
la feria para la cual soliciten el Certificado de Ferias Mexica-
nas de Exportación, y propongan la periodicidad y duración
conforme a las cuales la organizarán en lo sucesivo;
d) Se comprometan a organizar la feria por lo menos tres veces
ininterrumpidamente conforme a la periodicidad y duración
que hubiesen propuesto;
e) Comprueben que la feria se llevará al cabo en instalaciones
apropiadas para la exhibición de los productos;
f) Se comprometan a destinar a la organización de la feria para la
cual soliciten dicho Certificado, una inversión mínima de un
millón doscientos mil pesos, y
g) Garanticen la participación en la feria de por lo menos cien
empresas expositoras de productos elaborados en México y de
un número igual de compradores extranjeros especializados.
Satisfecho lo anterior, podrán participar también empresas ex-
positoras de productos extranjeros, siempre que su número no
rebase el equivalente al treinta por ciento de los expositores de
productos nacionales.
361 Artículo 2 del Decreto FEMEX.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 349

2. Constructores, que presenten un proyecto viable para la edifica-


ción de un recinto para la realización de una feria, el cual deberá
especificar sus características de infraestructura y de servicios, así
como la fecha límite para concluir la obra.
Los titulares del certificado contarán con apoyos financieros y las
facilidades administrativas y de promoción que las entidades y de-
pendencias de la administración pública federal establezcan en el
ámbito de su competencia.

G. Programas de promoción sectorial (PROSEC)


(DOF, 31 de diciembre de 2000)362

Los programas de promoción sectorial son instrumentos que permiten


a las personas morales productoras de determinadas mercancías, importar
con arancel ad-valorem preferencial, distintos bienes empleados en la ela-
boración de productos específicos, no importando su destino (exportación
o mercado nacional)

— - Beneficiados
Son los productores que cuenten con autorización para operar en al-
guno de los programas indicados en el artículo 3 del Decreto.
De acuerdo con el artículo 2 del Decreto, se entiende por productores
las personas morales establecidas en el país productoras de bienes, que
operen al amparo del presente Decreto.

—- Beneficios
Las personas morales que fabriquen, las mercancías a que se refiere
el artículo 4 del Decreto, podrán importar con arancel ad valorem prefe-
rencial, especificado en el artículo 5 del mencionado Decreto, diversos
bienes para ser incorporados y utilizados en el proceso productivo de las
mercancías señaladas.
De acuerdo al artículo 3, los programas de promoción sectorial que se
establecen son los siguientes:

362 Reformado el 13 de octubre de 2000 y 10 de noviembre del mismo año.


350 RÉGIMEN JURÍDICO DEL COMERCIO EXTERIOR DE MÉXICO

I. De la Industria Eléctrica;
II. De la Industria Electrónica;
III. De la Industria del Mueble;
IV. De la Industria del Juguete, Juegos de Recreo y Artículos Depor-
tivos;
V. De la Industria del Calzado;
VI. De la Industria Minera y Metalúrgica;
VII. De la Industria de Bienes de Capital;
VIII. De la Industria Fotográfica;
IX. De la Industria de Maquinaria Agrícola;
X. De las Industrias Diversas;
XI. De la Industria Química;
XII. De la Industria de Manufacturas del Caucho y Plástico;
XIII. De la Industria Siderúrgica;
XIV. De la Industria de Productos Farmoquímicos, Medicamentos y
Equipo Médico;
XV. De la Industria del Transporte, excepto el Sector de la Industria
Automotriz y de Autopartes;
XVI. De la Industria del Papel y Cartón;
XVII. De la Industria de la Madera;
XVIII. De la Industria del Cuero y Pieles;
XIX. De la Industria Automotriz y de Autopartes;
XX. De la Industria Textil y de la Confección;
XXI. De la Industria de Chocolates, Dulces y Similares, y
XXII. De la Industria del Café.

Los programas de clasifican en dos:


• Productor directo, a la persona moral que manufactura las mer-
cancías a que se refiere el artículo 4 del presente Decreto, a
partir, entre otros, de los bienes mencionados en el artículo 5
del mismo, según corresponda al sector;
• Productor indirecto, a la persona moral que somete a un proceso
industrial los bienes a que se refiere el artículo 5 del presente De-
creto, transformándolos en bienes distintos, para proveerlos a los
productores directos, para los sectores que corresponda.
IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN EN MÉXICO 351

— - Obligaciones
Los productores deberán presentar un informe anual a la Secretaría
de Economía de sus operaciones realizadas al amparo del programa co-
rrespondiente al ejercicio inmediato anterior a más tardar el último día
hábil del mes de abril, conforme al formato y requisitos que al efecto es-
tablezca la Secretaría.
Cuando la empresa