Você está na página 1de 9

Materiales de Construcción Vol.

9 nº 91
Enero, febrero de 1959

• 615-39

determinación complexométrica
de la alúmina en el cemento
J. CALLEJA
Doctor en Clenelos Qulmlc<IS
Jefe del Depart<lmento de Flsico y Qulmico del I.T.C,C,

J. M. FERNANDEZ PARIS
Perito lndudri<ll Qufmico
De la Seccion de Analisi• y Ensayos del l. T.C.C.

if

RESUMEN Por lo tonto, el análisis químico comple·


to del cemento constituye en los laborato-
Se describe una aplicación del método rios de fábrica una operación de rutina.
complexométrico de Schwarzenbach a la Po ro la buena ma re ha del control, ésto
determinación de alúmina en cementos. Me- debe efectuarse en el menor tiempo posi-
diante el empleo de Complexona 111 IEDTAJ ble, siempre que quede garantizada una
se pueden valorar volumétricamente los precisión determinada, pues la precisión y
sesquióxidos del cemento IAI 20 3 +
Fe2Ü 3 J, la rapidez suelen ser en estos casos facto-
res conjugados.
sustituyendo así a la clásica g ravimetría,
más lenta y costosa. También en los laboratorios de investi-
Una determinación volumétrica aparte gación tiene interés reducir a un mínimo el
del Fe2Ü 3 permite hallar la alúmina por di- tiempo empleado en los trabajos analfticos,
ferencia. si la precisión de los resultados no se ve
los resultados na ceden en precisión a menguada por ello.
lo's del método gravimétrico clásico y el El análisis completo de un cemento o de
procedimiento propuesto supone un gran un clínker es una operación que, llevada
ahorro de tiempo y trabajo, factor de gran a cabo aisladamente por los métodos clási-
interés en los ensayos rutinarios de control cos, viene o durar dos jornadas de trabajo.
en los laboratorios industriales. Incluye procedimientos grovimétricos y vo-
lumétricos, de los cuales los primeros son,
J. fNTRODUCCfON naturalmente, lentos. Por ello, y de manera
continua, se estón desarrollando métodos
En la práctica ordinaria de los labora- más rápidos y sencillos que permiten dosi-
torios de las fábricas de cemento son muy ficar los componente'> en e\ menor tiempo
numerosas las operaciones analíticas que posible y con la precisión que los norma$
hay que efectuar, como consecuencia del exigen 111121.
riguroso control que exigen las materias Estos métodos que lo química analftica
primas y el producto terminado. Este último, y la química física ponen a disposición de
el cemento, requiere la realización muy fre- lo investigación ydel control industrial son,
cuente de análisis completos, con objeto principa(mente, y aporte de los electromé-
de ir conociendo en cada momento su com- tricos (conductimétricos y potenciom~tricosJ,
posición química, que a su vez permite el la polarogrofría, la espectrografía, la erO·
cálculo de su composición potencial, ya matografía y la fotometría.
que una y otra condicionan gran parte de Los métodos polarográflcos exigen un
los característicos técnicos del material. trabajo preparatorio que o veces les hace

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
perder porte de su interés, por lo que a lo más rápido, y al mismo tiempo có-
ganancia de tiempo se refiere. En el caso modo y sencillo, sería, indudablemente, dis-
del cemento se han aplicado a la deter- poner de métodos químicos volumétricos
minación directa de la alúmina 131, único ordinarios, aplicables a cada uno o, al me-
componente que, en general, y por los pro- nos, a la mayoría de los componentes del
cedimienfls químicos clásicos, se determina cemento, pues en tal caso no se precisaría
por diferencia. sino el equipo usu a 1 de un laboratorio, y la
La espectrografía 141, más aún que lo po- labor analítica podría desarrollarla un ope-
larograffo, requiere un trabajo previo de rador corriente, en un breve espacio de
preparación de muestras largo y minucioso, tiempo.
que a su vez exige la contribución de ana- En este sentido, también la química ana-
listas con una preparación especial. lítica va aportando sus soluciones. Una de
ellas está constituída por los métodos lla-
La cromatografía, pese a su desarrollo
mados complexométricos, de relativamente
en otros campos, no ha tenido hasta el pre-
reciente desarrollo, si bien su principio es
sente una aplicación decidida al análisis
conocido desde antiguo.
del cemento.
las «complexonas», nombre genérica
La fotometría, en cambio, en toda su va- aplicable al grupo de reactivos empleados
riedad de procedimientos -calorimétricos, en este tipo de análisis, son, en general,
nefelométricos, turbidimétricos y espectro- moléculas o iones orgánicos capaces de
fotométricos- ha proporcionado, no sólo al unirse a un ión metálico por valencias prin-
análisis químico del cemento, sino también cipales de naturaleza salina y por valencias
o lo determinación de los valores de varia- auxiliares de tipo coordinativo, para dar
bles físicos relativas al mismo, una ayuda moléculas o iones complejos internos esta-
muy valiosa. bles poco disociados, fuertemente colorea-
En cuanto a los métodos calorimétricos dos y, a veces, solubles. Los complejos inter-
aplicados al análisis de los silicatos en ge- nos son, pues, un caso particular de los
neral, cabe citar el trabajo, muy completo, «quelatos» y su formación responde al fe-
de R. Hedin 151. La nefelametría se ha aplica- nómeno genera! de la «quelación», en vir-
. do también a la determinación del anhídrido tud de la cual un ión metálico entra a cons-
sulfúrico 161, lo mismo que la turbidimetría 171, tituir un anillo, ligándose al resto de lamo-
y, en cuanto o esta último, es bien conocido lécula mediante valencias principales o se-
de los investigadores el método de Wag- cundarias.
ne r IBI paro determinar 1a superficie especí- La formación de complejos internos de-
fica del cemento. pende del catión y exige en la molécula
Hoce algún tiempo se ha puesto a punto orgánica la presencia de un grupo ácido
un método espectrofotométrico aplicado a formador de sales (-OH; -SH; -NH; etc.l
los álcalis (óxido sódico y potásico) del ce- y de otro formador de un ión auxiliar,
mento y, eventualmente a la cal y a la mag- (0 = ; S = ; N = ; etc.). Además la situa-
nesia Se utiliza en él un espedrofotómetro ción de estos grupos en la molécula del
de llama 19l. Con posterioridad se ha aplica- reactivo ha de ser tal que permita la for-
do a la determinación de aluminio en alu- mación de anillos de 5 ó 6 eslabones, como
minosilicatos 11°1, más estables, sin un impedimento de tipo
Todos estos procedimientos exigen, en esférico !111 • A veces, de dos grupos iguales
más o en menos, la disposición de aparatos dentro de una molécula, uno actúa como
adecuados, siempre costosos, la prepara- ácido y otro como auxiliar, tal como suceale
ción cuidadosa de Jos muestras y el con- con la dimetilglioxima y otros moléculas !121.
curso de persona[ idóneo debidamente pre- Más recientemente Schwarzenbach 1131
parado y especializado. Por todo ello, son ha designado como complexonas una serie
más propios de laboratorios ·de investiga- de reactivos en los que los grupos ácidos
ción que de laboratorios de fábricas y, aún son carboxílicos y los grupos auxiliares son
d~ntro de los primeros, tan sólo los méto- amfnicos secundarios y, sobre todo, tercia-
dos fotométricos han alcanzado un relativo rios. Los más sencillos de esta serie son el
desarrollo. ácido iminodiacético y el nitrilotriacético,

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
métrica los sulfatos 120l, el cual puede tener
interés en el análisis ordinario del cemento.
siguiéndoles los ácidos alquilenodiaminote- En el caso de éste tiene aliciente la apli-
tracéticos en general lo sus sales derivadas!: cación de la complexometría a la determi-
HOOC- CH2- N -1CH2In- N- CH2- COOH nación de la alúmina, por cuanto que, como
se indicaba, este componente se suele de-
n = 2, 3, 4, 5, terminar de ordinario gravimétricamente
por diferencia. ·
los propios derivados del nitrilo triacético: Una primera tentativa se encuentra ya
en el trabajo de Becker !141. y en el de Ber-
HOOC - CH 2 - N - CH 2 - COOH mejo 115! se hace una referencia de carácter
1
!CH2ln general a una de las primeras publicacio-
1 nes de Schwarzenbach relativas al tema 121 1,
COOH* así como a la determinación complexomé-
trica del aluminio en aceros, por gravime-
n = 1, 2 tría r22l !231 1241, y en aleaciones y vidrios, por
fotometría Q5J 1'261 !271.
y el ácido uramildiacético: Con posterioridad, Schwarzenbach 113!,
Flaschka l28l y Pribil 1291, entre otros, han a pi i-
/NH- CO"-. / Crl~- COOH cada la técnica complexométrica al análi-
CO CH-N sis de diversos cationes, y entre ellos el olu-
"-.NH- CO/ "-. CHt- COOH mínico, en productos metalúrgicos, así como
en rocas y minerales silicoaluminosos.
entre los más estudiados 11 411151.
Aún más recientemente Voinovitch, De-
De ellos son productos fáciles de encon- bras, Yelatchih y Zalessky 116l han tratado de
trar en el comercio el ácido nitrilotriacético extender esta técnica al análisis ordinario
l«complexona 1>l, el ácido etilenodiamino- de silicatos naturales y materias primas para
tetracético (c:complexona 11») y la sal disó- productos cerámicos, comparando los ya
dica d1hidratada del anterior (c:complexona citados procedimientos de Schwarzenbach
111>). A los dos últimos se les conoce asimis- !131 y de Flaschko i281 con los de Millner y
mo con la designación «EDTA> formada por Woodhead 1301, Sajo 1311 y Johannsen, Bo-
las iniciales del nombre químico compuesto, bowski y Wehber 1321, así como con los clá-
y con cierta frecuencia se les aplica tam- sicos, y adoptando, como deflnitivo para
bién la denominación de versenatos 11 51, sus experiencias, uno de los métodos de
como más frecuente entre otras 11 41. Schwarzenbach recomendado por este au-
las complexonas no tienen en realidad tor como más exacto, sencillo y rápido, en-
un comportamiento específico, y aunque, en tre los varios que describe 11 31.
general, las valencias y el pH elevados fa- Finalmente, ya en el pre_sente año Klasse
vorecen la «quelación», los pH óptimos de- y Bosch han propuesto un procedimiento
penden de los cationes, y suelen ser más mixto para el análisis rápido y completo de
estables los cpmplejos formados con los los productos refractarios y sus materias
divalentes. En análisis volumétrico se em- primos 1331, que incluye la determinación
plean las complexonas 1, 11 y 111 y, preferen- complexométrica de la alúmina, basado en
temente, esta última. Por ejemplo, se ha un trabajo de Sajo1341 y en la aplicación de
aplicado la complexona 111 a la determina- los resultados del mismo al análisis de la
ción del calcio y del magnesio, y también chamoto 1351 .
del hierro trivalenfe en cementos y materia- Dado que en nuestro país no tienen to-
les análogos 11 41, así como en rocas calizas davía una aplicación extensa los métodos
1181 y silíceas 1191, tan ligadas a la fabricación rápidos, y en particular los complexométri-
del clínker. También se ha puesto a punto cos, en el campo del análisis del cemento,
un método para valorar por vía complexo- y que en el exterior los últimos apenas si se
han trotado de aplicar expecíficamente a
este material, se ha querido aportar uno
' El -COOH puede sustituirse por -PO,H, poro n "" 1 y
por -SO,H poro n = 2 primera contribución experimental a lo di-

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
fusión de la complexometría en el mencio- Un exceso de reactivo compleja el alu-
nado campo. Sentado que la determinación minio, el titanio y el hierro, determinándose
de cal y magnesia puede considerarse re- estos tres elementos en conjunto. Al restar
suelta 1141, y que la volumetría ordinario para de la suma Al 2 0 3 + Ti0 2 + Fe 20 3, el
la determinación del óxido férrico puede Fe*0 3 encontrado aparte por volumetría
mantenerse como procedimiento sencillo y con dicromato, se calcula en realidad la
rápido, se ha comenzado. por estudiar la suma AI203 + Ti02 expresado como AI20s.
determinación complexométrica de alúmina, lo misma sucede en el procedimiento gra-
que ahorre la gravimetría de los hidróxidos vimétrico, de no determinar aparte Ti0 2,
de hierro y aluminio IR2 0 3), determinados coso que no se hace corrientemente en los
en conjunto, tal como .se realiza en el pro- análisis ordinarios del cemento. Por otro
cedimiento clásico. lado, el óxido férrico se determina por un
Para ello se ha seguido el método de procedimiento común en ambos casos, el
-Schwarzenbach !13J preconizado por Voino- cual da en realidad la suma de óxidos fé-
vitch y sus colaboradores 11 61 • rrico y de manganeso (como óxido férricol,
siempre que exista manganeso y no se de-
termine por separado, lo cual tampoco se
hace ordinariamente121.
2. PARTE EXPERIMENTAL
Por lo tanto, las cifras encontradas para
la afúmina por el método grovimétrico y por
Se procedió a lo determinación de óxidu el complexométrico han de ser perfecta-
férrico y alúmina en siete cementos portland mente comparables.
con relaciones AI20a/fe20a variables. Paro la disolución ácida [clorhídrica] que con-
·ello se trataron las respectivas muestras, tiene el hierro y el aluminio (se prescinde ya
por duplicado, con arreglo al método clá- de considerar el titanio y el manganeso).
sico de análisis 1361 atacándolas con ácido así como un exceso de complexona 111
clorhídrico y eliminando la sílice por doble 0,05 M, se neutraliza con amoníaco concen-
insolubilización y filtración. Los líquidos re- trado, hasta que comienzan a precipitar los
sultantes en cada caso se diluyeron hasta hidróxidos de aluminio y hierro; A continua-
200 mi y se dividieron en do-s partes igua- ción se tempano a un pH de 4,5 mediante
les. En un caso se determinó, en una de un sistema adecuado [acetato amónico: 1
ellas, lo alúmina y el óxido férrico, en crn- mol-gramo; ácido acético_: 1 mol-gramo;
lunto, por gravimetrío; y en la otra, el óxido agua: 1000 miL se hierve durante 5 minutos
férrico por volumetría con dicromato potási- para completar la formación del complejo
co 0,05 N, utilizando como indicador una di- y se enfría rápidamente. Se añade un volu-
solución de difenilaminosulfonato bórico 1361. men igual de etanol absoluto, cuya presen-
En el otro caso se determinó, en una de cia evita lo precipitación de lo ditizona
ellas, la alúmina y el óxido férrico, también [difenilthiocarbazona) que se ha de añadir
en conjunto, por complexometría; en la otra después como indicador para valorar el
-se determinó el óxido férrico como queda exceso de complexono {la ditizona es inso-
indicado. El contenido de Fe 2 0 3 ha\lado así luble en agua) y, finalmente, se añaden 2 ó
en cada caso, se utilizó para calcular la 3 mi de una disolución de ditizona en eta-
+
alúmina, por diferencia con la- su ma Al 2 0 3 nol puro al 0,025% (25 mg de ditízona en
+ Fe 2 0 3 encontrada, tanto por el procedi- 100 mi de alcohol etílico absoluto). Al aña-
miento gravimétrico como por el complexo- dir el indicador la disolución toma un color
métrico. ve rd e-grisáceo.
la comp\exona en exceso se valora con
una disolución 0,05 M de zinc (3,2690 g/1 de
2.1. Método compfexométrico Zn puro en unos 10 mi de HCI puro de den-
sidad 1, 19, y dilución hasta 1 1itro).
Se utilizó la complexona 111: sal disódica El final de la valoración, cuando toda la
dihidratada del ácido estilenodiaminotetra- complexona en exceso se ha combinado
cético, de peso molecular 372,254, en diso- con el zinc y comienzan a quedar iones Zn"
lución 0,05 M [18,6127 gflJ. libres, viene dado por la unión de éstos a la

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
ditizono para formar un compuesto de co!or ser de 15,67: 3,86 = 4,0, lo que demuestra
rojo~vivo, que en el medio en que se efectúa que la disolución de dicromoto utilizado es
lo valoración comunica a la disolución un correcta y puede considerarse como patrón.
color rojizo. El viraje es, pues, del color Igualmente se contrastó la disolución
verde o1 rojizo y permite apreciar el punto 0,05 M de camplexona 111, frente al misma
final con claridad y precisión, una vez que hierra puro (pureza 99,9 %), empleada ante-
se domina el método. riormente. Se valoró una disolución de
la relación estequiométrico entre lo hierro que contenía el equivalente a
complexona \11 y el aluminio es de un mol 15,669 mg de Fe2 03, gastándose en la valo-
de lo primero por. codo átomo-gramo del ración 3,90 mi de complexona, medidos con
segundo, es decir, de dos moles de lo pri- una burato contrastada El equivalente en
mero por coda mol de alúmina. Así pues, mi de complexona de 1 mg de Fe 2 0 3 resultó
cada 1 mi de disolución 0,05 M de comple- ser, por la tanto, 3,90: 15,669 = 0,249, prác-
xona IJJ equivale a 2,549 mg de Al 2 0 3 • ticamente coincidente ccn el valor estequio-
La relación estequiométrico entre la métrico de 0,25, lo que indica que la com-
complexona 111 y el hierro es, también. de plexono, debidamente preparada, puede
un mol de la primera por cada átomo-gramo considerarse también como patrón primario.
del segundo, es decir, de dos moles de la Para las determinaciones hechas can las
primera por cada mol de óxido férrico, con muestras de cemento se atacaron, por sepa-
lo que cada 1 mg de Fe20s equivale a roda, dos pesas conocidas de cada uno
0,25 mi de complexona 11\. (aproximadamente 1 gl, se eliminó la sílice
par doble insalubilización en las dos diso-
La relación esteq uiométrica entre la
luciones resultantes, cada una de los cuales
comp\exona lll y e\ zinc es, igualmente, de
un mol de la primera por cada átomo-gramo se diluyó después hasta 200 mi, dividiendo
del segundo, es decir, volúmenes iguales de en dos partes iguales nao mi) uno de ellas.
complexono \11 0,05 M y de zinc 0,05 M se En 100 mi de ésta se determinó el óxido
corresponden exactamente. férrica par valoración con dicromoto potá-
sico 0,05 N. El resultado expresado en
Sentados estas relaciones, se trotó de Fe20s % en la muestra viene dado por:
contrastar una vez más la disolución de di-
cromato potásico empleada para la deter-
minación del óxido férrico, frente a hierro Fe203% = 100 2 X 0,004 IV'--:- 0,051
puro, a fin de confirmar la equivalencia p
aplicada en dicha determinación.
0,8 IV' - 0,051 1))
1 mi de Cr 2 0 1 K2 0,05 N equivale a 4 mg - - - - - - · - - - · · - ---

de Fe 2 Ü 3 •
p
Paro ello se disolvieron 10,96 mg de donde V' es el volumen, en mi, de dicramota
hierro puro (pureza = 99,9 %1, equivalentes gastado y P el peso, en gramos, de la
a 15,67 mg de Fe 20 3, en 5 mi de ácido muestro.
clorhídrico concentrado y 2 mi de agua des- En los otros 100 m! se determinó gravi-
tilada, completando con ésta hasfa un vo- métricamente la suma R2 0 3 de óxido férrico
lumen de 50 mi. y alúmina, por precipitación de las hidróxi-
Esta disolución se valoró con el diera- dos en medio amoniacal, filtración, lavado
moto potásico 0,05 N empleado en los y calcinación. El resultado, expresado en
determinaciones de Fe20~, utilizando como R203% en la muestra, viene dado por:
indicador 6 gotas de disolución de difenila-
minosulfonoto bórico. Se gastaron 3,91 mi,
medidos con una microbureto contrastada.
R20.1% = ~P tiiJ
Restando de este volumen 0,05 mi, equiva-
lente de una gota, y cantidad absorbida donde p es el peso, en gramos, del residuo
por el indicador 1361 , el volumen real gastado calcinado y P el peso, en gramos, de lo
en valorar quedo en 3,86 mi. Así pues, lo muestra.
equivalencia en mg de Fe20~ de codo 1 mi El tanto por ciento de alúmina, calcula-
de disolución 0,05 N de dicromato resultó da por diferencia, es:

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
AI20a % = 200 P - o,a ~~~-o·~- CUADRO 1

P p
Cemeo- Fe,,, 0 /o AI,O, 'lo
2(() p_-=__Q,SiY_' ~ _Q,_Q§! (111) ro Com:
p n[jm_ Volome-
tricos
Diferen- Grcwl- plexo-
métrico
Dile-
re ocios
e los metrico

De los 2CX) mi de la otra disolución se 1,94 6,72


tomaron 5J para la determinación del -0,02 6,67 -0,05
1,92
Fe 20 8 como en el coso anterior. El resulta-
do; expresado en mg de Fe 2 0 3 contenidos 1,81 6,65
en la muestro, es: 2 1,79 -0,02 6,68 -0,03

Fe20s (mg) = 4 . 4 (V'- 0,051 =


2,15 5,49
= 16iV'- 0,051 IIVI 3 2,12 -0,03 5,58 -0,09
siendo V' el volumen, en mi, de dicromato
gastado. El tanto por ciento del óxido fé- 2,68 7,24
4 -0,03 -0,05
rrico en lo muestro vendrá expresado por: 2,65 7,19

Fe t O 3 % = 16 V' ~_O,Q5_
p lVI 3,12 5,64
1 5 -0,00 -0,02
3,12 5,62
Otros 50 mi se emplearon para la deter- 2,55 7,53
minación complexométrica de la suma R2 0.·: 6 2,45
-0,10
7,25 -0,28
de óxido férrico y alúmina, tal como queda
indicado anteriormente. El resultado, dado 2,40 5,40
en mg de R2 0 3, expresado como Al 9 0~, 7 2,35 -0,05 5,21 -0,19
contenidos en la muestra, viene dado por:
Es de apreciar que las diferencias máxi-
R20~ como AI?Os (mg) =
4 . 2,549 IV- v) =
mas observadas entre !os porcentajes de
= 10,196!V- vi lVII alúmina determinados gravimétrica y com
donde V es el volumen, en mi, de com- plexométricamente, por una parte corres-
plexona 111 añadidos y v el volumen, en mi, ponden a aquellos cementos (los núms. 6 y
de disolución 0,05 M de zinc gastados en 71 en que resultaron también diferencias
valorar el exceso de complexono. la canti- máxim<ls en los porcentajes de Fe 2 0 3 y, por
dad de alúmina, expresada en mg, conteni- otr.J, salvo en el caso del cemento núm. 6,
da en lo muestra y calculada por diferencia, en ningún otro rebasan el valor 0,20 tolera-
viene dada por: do por -la norma A. S. T. M .. C 114 - 47
entre dos determinaciones de alúmina reali-
Al 2 0.~ 1mgl = 10,196 IV -v- V' +0,051 lVII 1 zadas por un mismo operador siguiendo el
puesto que 10,196 IV'- 0,051 es el equiva- procedimiento gravimétrico t2l.
lente, en mg, de alúmina de los 16 IV- 0,05) En cuanto a las diferencias observados
mg de Fe 2 0 3 contenidos en la muestra. en el caso del óxido férrico, ninguna rebasa
El tanto por Úento de alúmina en la el valor máximo de 0,1 admitido por lo cita-
muestra vendrá expresado por: · do norma en análogas circunstancias 121•
las medias de las diferencias resultan ser,
Al 2 O.;l 0 lo
' = 1, 0196 V- v -V'+
p O,Q5 !Vllll para el óxido férrico -0,04 y paro la alú-
mina -0,07, valores muy aceptables en los
resultados de los a[lálisis del cemento.
2.2 Resultados La apreciación del punto de viraje de la
ditizona, que pasa del color verde propio
Se trató de ver, por consiguiente, si los al rojo-vino del compuesto ditizona-zinc, en
resultados de !IJ y lVI, y sobre todo los de el momento en que hay iones Zn" libres, no
!111) y !VIII), son concordantes entre sí. Dichos es tan perfecta en el caso de existir mucho
resultados son los que se exponen en el óxido férrico en el cemento, pues aquél co-
cuadro l. munico a la disolución un color amarillento.

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
Con objeto de detectar mejor e! viraje en Como pue.de apreciarse, en el coso del
él punto final de la valoración, se operó en cemento 8, de mayor contenido de Fe 2 0 8,
una segunda serie de otros siete ensayos los diferencias no son mayores que en los
con un volumen igual de líquido, pero de restantes casos. Por otra parte, la mayor
menor concentración, pues el volumen total posibilidad de error al tomar de la totali-
de la disolución fué en este coso de 250 mi dad de la disolución una parte alícuota me-
y de él se tomaron 50 mi, es decir, 1/5, para nor, se compensa suficientemente con la
las determinaciones. En tal caso, .los resul- apreciación más clara del punto de viraje.
tados obtenidos para Fe20s y Al 2 0s, en mg, Las diferencias medias resultantes en este
vienen dados por (IX) en vez de (IV) y IXJ en caso son de ~0,02 para el Fe 2 0 5 y de
lugar de lVII): ~0,03 para el AI20s.

Fe 2 0 3 (mgl = 5 X 4(Y' - 0,05) =


= 20 (Y' - 0,051 (lXJ 2.3 Método operatorio
Al203 (mgJ = 12,745 ¡y- V~ v· +0,05) {XJ adoptado
y en tantos por ciento, por (XI) en lugar de Dado que el calcio y el magnesio pre-
!VI y (XIII en vez de lVIII): sentes en el cemento no parecen interferir
la determinación complexométrica de la alú-
Fe~0-1 % = 2 '{-=_Q,Q§_ IXIJ mina, al menos en cuanto se refiere a la
-. . p
concordancia de resultados en compara-
1,2745 IV -v~v· + 0,05 ción con los del procedimiento gravimétrico
(XIII clásico, se puede adoptar, como alternativa
p de este procedimiento, el método más rápi-
los siete ensayos de Jo segunda serie do basado en la valoración complexométri-
dieron los resultados que se especifican en ca de óxido férrico y alúmina, que ahorra
el cuadro 2. · una gravimetrío.
Sin entrar en detalles, que ya quedan
CUADRO 2 especificados en lo anteriormente expuesto
y en!361, el procedimiento sería el que se
Cernen· Fe,O, "lo AI,Q, 0
0
describe a continuación.
to Com- Se pesa 1 g de cemento, de uno muestra
núm Vol u me- Oiferen- G ravl- plexa· Oileren- desecada a 1l0°C. Se ataca con ácido clor-
tricos cias métrica métrico clas
hídrico, se insolubiliza la sílice, se filtra y se
4,69 5,55 lava. El filtrado se !leva a 250 mi en un ma-
8 4,69 0,00 -f-0,09 traz aforado.
5,64
De él se toman 50 mi que se calientan
2,85 6,45 hasta ebullición en un vaso de 250 mi. Se
9 2,85
0,00
6,30 -0,15 añade, gota o gota y agitando, hasta deco-
loración, una disolución dora de cloruro
2,32 6,60 estannoso 120 gramos de sal dihitratada en
10 2,22 -0,10
6,61 +O.Ol - 50 mi de ácido clorhídrico concentrado y
150 mi de aguo destilada; se añade estaño
2,64 6,32 metálico!. Se añade una gota de cloruro es-
11 2,68 -0,04 6,12 -0,20 tannoso en exceso. Se enfría y agregan,
agitando, 10 mi de disolución saturada de
1,27 7,54 cloruro mercúrico [15 g de cloruro mercúrico
12 -0,05 +0.16
1,22 7,70 en 50 mi de agua destilada, diluyendo hasta
100 mi en un matraz aforado!. Se añaden
4,03 5,14 15 mi de mezcla fosfórico-sulfúrica !280 mi
13 -0,03 - 0,15
4,00 4,99 de ácido fosfórico concentrado y 140 mi de
ácido sulfúrico caneen trado sobre 400 m1 de
2,50 6,16 agua destilada, diluyendo hasta l.C'X::X) miJ y
14 0,00 0,00
2,50 6,16 4 ó 5 gotas de difenilaminosulfonoto bórico

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
{0,2 g en 100 mi de agua destilada). Se valo- N
E=~-
ra inmediatamente con dicromoto potásico N'
0,05 N !2,457 g de sol recrístolizodo, en
aguo destilado, dtluyendo hasta LOCO mi),
empleando una microbureto contrastada. Si es V el volumen de complexona 111 ini-
Del volumen de dicromato consumido se cialmente añadido al problema y v el volu-
resta el equivalente de una gota (en este men de disolución 0,05 M de zinc gastado,
caso 0,05 mil, que queda absorbido por el el tonto por ciento de Al 2 0 3 es:
indicador. Si es V' dicho volumen, el tanto
por ciento de Fe20a es: AloO-~%
. .
= 1 2745 '{_=.vE- V' +0.05
' p
!XIII

Fe .• O~% =~--X 0,004. IV':- Q_c_~ X 100 -=


- p
BIBLIOGRAFIA
2¡V'- 0,051
¡XI)
p l. A.S.T.M. Standards C 114 - 58 parte
siendo P el peso de lo muestra de cemento. 4, pág. 66, 1958.
De los 200 mi de disolución original res- 2. CALLEJA, J.: «Métodos de análisis quí-
tantes se pasan a un vaso otros 50 mi. Me- mico del ITCC aplicados al cemento
diante una bureta se añaden unos 14 mi de portland>. Ultimas Avances en Mat. de
complexona 111 0,05 M {18,613 g por litro, de 'Const. núm. 81, págs. 3-7, mayo-junio
la sal dihidratodal. Gota a gota y agitando, 1957.
se agrega amoníaco concentrado hasta que 3. FORO, C L. y lE MAR, l.: «A polaro-
comienzan a precipitar los hidróxidos. Se graphic method for the direct deter-
añaden 50 mi de disolución tampón 178 g de minotion of aluminium oxide in por-
acetato amónico en 60 mi de ácido acético tland cement>. Bull. AS T.M. núm. 157,
glacial y !3/.XJ mi de agua destilado, diluyen- 66-71 (1949].
do hasta l.cx:x:l mi). Se hierve durante 5 mi- 4. EUW, M. van: cAnalisi quantitativa ai
nutos. Se enfrío rápidamente lo disolución y raggi X del clínker di cemento port-
se añaden éiJ mi de etanol absoluto y 3 mi lond>. Silicates lnd. XXIII (12), 643-649
de disolución de ditizono (0,025 g de diti- !1958).
zono en 100 mi de etanol absoluto), con lo 5. HEDIN," R.: «Colorimetric methods for
que lo disolución tomo color verde. Se vo- rapid analysis of silicate materiols».
lara el exceso de complexona 111 con diso- Proceedings Swedish Ce m en t and
lución 0,05 M de zinc 13,269 g de zinc purí- Concrete Research lnstitute, núm. 8,
simo disuelto en 8 mi de ácido clorhídrico 1947.
concentrado, diluyendo hasta l.((X) mIJ, 6. BLONDIAU, l.: «Determinación nefe-
hasta viraje del color verde a un tono loméfrica de S0 3 en cementos». Revue
rojizo. des Motériaux, 162-5, 227-230 {1947).
Es conveniente determinar el equivalente 7. A.S.T.M. Standards, C 114-58, parte 4,
·en complexona 111 de lo disolución de zinc. pág. 91, 1958.
Para ello se toman N mi exactamente medi-
dos de lo disolución de complexona 111 ya 8. A.S.T.M. Standards, C 115-58, parte 4,
preparado (unos 7 mi), se añaden 50 mi de pág 147, 1958.
lo disolución tampón, éiJ mi de etanol obso- 9. A.S.T.M. Standards, C 114-58 T, porte
l~to y 3 ml de la disolución de ditizona. Se 4, pág. 115, 1958.
valora con la disolución de zinc preparada, EUBANK, W. R. y BOGUE, R. H.:
hasta viraje. Si es N' el volumen gastado Journ. Res. Nat. Bur. Stondards 43,
de ella, la equivalencia es: 173 [1949].
10. SCHM!DT, W. y KONOPICKY, K.:
1 mi de Zn 0,05 M = «Dos o g e ou spectrophotometre a
flamme de l'aluminium dons les alumi-
=
N mi Comp. 111 005 M
-------- nosilicates>. Ber. Deuts. Kerom. Ges.
N' ' 35 !101 317-321. !1958!.

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es
11. BURRIEL, F. LUCENA, F. y ARRIBAS, S.: vi métricas y sepa raci a nes aria 1ítica s)>.
«Üufmica Analítica Cualitativa: Teoría Información de Química Analítica, X
y Semimicrométodos>, página 23, Edit. (3) 90 11956).
Paraninfo, Madrid, 1952. 25. BERMEJO, F. y PRIETO, A.: «Aplicacio-
12. TREADWELL, F. P. y TREADWELL, W. D.: nes analíticos de las complexonas. 111
«Tratado de Química Analítica> 1, 1Determinaciones ca lo ri métri casi». 1n-
pág. 183, Edit. M. Marín, Madrid, formación de Química Analítica IX (3),
1950. 90 (1955].
13. SCHWARZENBACH, G.: «Die Kom- 26. CLAASSEN, A, BASTINGS, L. y VIS-
plexometrische Titration> 3." ed.. F. SER, L Acta Ana!. Chim. 10, 373 !1954).
Encke Ver!ag, Stuttgort 1957. 27. LOO DI N, 0.: « Determ inazione
14. BECKER, F.: «Le dosage complexomé- de!l'alluminio nel vetro>. Glasteck.
trique du fer, du calcium et du magné- Tidskr. 13 12); 43-45, 53 (19581; ref.: Ce-
sivm dans les ciments et \es substances ram. Abstr., pág. 305, nov. 1958
analogues>. Rev. Mat. Const. núms. 28. FLASCHKA, H.: «Ober Schnellanalysen
431-432, pág. 248, 1951. in Glastechnischen Laboratorium>.
15. BERMEJO, F: «Aplicaciones analíticas Sprechs 88 191. 188-191, (1955).
de los complexonas. (Volumetrías com- 29. PRJBIL, R.: «Komplexony v Chemické
plexométricas)» Información de Quí- f:..nolyse», Nakladate!stvi Ceskoslo-
mica Analítica, VIII [41, 119-132 (1954). venske Akademik VED, Praga, 1957.
16. VOINOVITCH, \. A., DEBRAS, J., -YE-· 30. MILLNER, G. W. C. y WOODHEAD,
LATCHICH, C. y ZALESSKY, Z.: «Dosa- J.: Acta Anal. Chim. 12 (2), 127-137,
ge de l'alumine par le complexon 111». (1955).
lnd. Céram. páginas 291-295 octubre,
31. SAJO, 1.: Acto Chim. Acod. Sci. (Hun-
1958.
gría) 6 (3-4), 223-241; 243-250; 251-264
17. HILDEBRAND, y REILLY.: «Nuevo indi- 11955).
cador paro valorar con EDTA el cal-
32. JOHANNSEN, W, BOBOWSK!, E. y
do y el magnesio>. Anal. Chemistry
WEHBER, P.: Metall 10 15-6), 211-212,
29,258 (19571.
(1956).
18. FOWLER, R. M.: Anal. Chemistry 24,
196 (1952). 33. KLASSE, F. y BOSCH, H.: «Schne!la-
nalyse van Roh-und Werkstoffer. im
19. JONCKERS, M.: Chim. Anolitique 35, Gesamtsysfem Kieselsóure- Tener-
101 (1953]. qe». Tonindustrie Ztg. Zbl. 83 (2), 30-33,
20. KAJNZNER, A.: «Sulfatbestimmung mit (l959).
Komplexon». Zement-Kalk-Gips, núm. 34. SAJO, 1.: «Massanalytische Bestim-
7, pág. 281. 1957. mung des Aluminiuns mit Komplexon
21. SCHWARZENBACH, G.: Acta Helvet 111». Magyar Kémiai Folyoirot é/J,
Chini. 29, 1338 !19461. 268-272, (1954).
22. BERMEJO, F. y PRIETO, A.: «Aplica- 3S GORCEY DE LONGUYON, l.: «Mass-
ciones analíticos de las complexonas. analytische Schnellbestimmung des
IV (Determinaciones · grovimétricas y Al 2 0 3 -Geha\tes in Tonen und Scho-
sepa raciones ano líticas)>. 1nformación motten mif Hilfe van Komplexon». Ber.
de Química Analítica X (2], 53 (1956]. Deuts. Keram. Ges. 35 !51, 155-158
23. ELLIOT, C. y ROBJNSON, J. W.: Acta (1958).
Anal. Chim. 13, 235 (1955). 36. CALLEJA, J.: «Curso paro la formación
24. BERMEJO, F. y PRIETO, A.: «Aplica- de Auxiliares de Laboratorio en la In-
ciones analíticas de las complexonas. dustria del Cemento». JTCC Madrid,
\V (Conclusión). (Determinaciones gro- 1954.

11

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc) http://materconstrucc.revistas.csic.es