Você está na página 1de 4

Materialización del plano astral al físico

Luego de que has leído y practicado las diferentes técnicas y formas de lograr el desdoblamiento
astral, te darás cuentas de los beneficios y ventajas que tienes al lograrlo. Sé que no es proceso
fácil pues requiere de tiempo de calidad, dedicación y principalmente de constancia para
conseguirlo.
Ahora bien, existe un importante secreto mágico ocultista es que cualquier cosa creada en el
plano astral acaba por manifestarse en nuestro mundo, el plano físico. Esto significa,
evidentemente, que si conseguimos crear algo en el mundo astral, acabará apareciendo en nuestra
realidad cotidiana. Si creamos riqueza en el plano astral, nos haremos ricos. Si creamos un coche
nuevo en el plano astral, al final conseguiremos ese coche.
A partir de esto, debería resultar obvio que la Magia Gris se basa en la creación de un objetivo
deseado en el plano astral. El motivo de que existan muchas formas o estilos diferentes de Magia
Gris es que existen muchas formas de implantar creaciones en el plano astral o de la realidad.
Personalmente, siempre he encontrado que la magia ritual o ceremonial es el sistema más
efectivo para mí. En mi opinión, esto es debido a que el uso del intenso simbolismo unido al
ritual resulta altamente evocativo. Cuando se realizan de la forma adecuada, las ceremonias
consiguen afectarme profundamente. Además, la magia ritual aprovecha también la ayuda de las
entidades espirituales de otros planos de la existencia. He utilizado otras formas de Magia Gris
con resultados satisfactorios, pero personalmente las encuentro pesadas y menos divertidas.
Sin embargo, existe otro sistema que no es magia ceremonial pero que es muy importante
conocer. El conocimiento de este estilo de magia puede ayudarle a comprender cómo actúa la
magia. Además, este sistema es muy sencillo y efectivo. Con él, puede usted ejercitar la magia
con éxito, sin más instrumentos que un lápiz y un trozo de papel.
Como ya he dicho, las diferencias principales entre los diversos estilos de magia se basan en las
diferentes formas posibles de crear una idea o una cosa en el plano astral, o en lo que
cabalísticamente se conoce como mundo yetsirático. De modo que, en el caso de este sistema
sencillo, debemos descubrir antes cómo hacer esto.
En primer lugar, debemos recordar que existen una serie de enlaces entre el consciente y el
inconsciente. Cuando nuestro inconsciente envía un mensaje al consciente, este acto recibe el
nombre de intuición. Si el consciente no es capaz de manejar la información que le ha
transmitido el inconsciente y la reprime, entonces pueden aparecer problemas psicológicos y
fisiológicos. En algunos casos, esto puede llevar a una persona a necesitar ayuda psicológica o
psiquiátrica.

El subconsciente, además, dispone de diversos métodos para comunicarse con el consciente. Si


los ha olvidado usted, repase los apartados anteriores dedicados a los sueños y a las experiencias
de vidas pasadas.
Sin embargo, lo más importante para nuestros propósitos es el hecho de que también existen
métodos que permiten al consciente establecer contacto con el subconsciente y enviarle
mensajes. Esto es importante porque el subconsciente es nuestro enlace directo con el plano
astral. Significa que cualquier cosa que introduzcamos en el subconsciente podrá convertirse,
tarde o temprano, en una realidad física.
Existen dos formas habituales de provocar a voluntad esta comunicación del consciente con el
inconsciente. Ambas están relacionadas con las teorías modernas sobre el funcionamiento mental
de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro. El hemisferio derecho se ocupa de la
intuición, del razonamiento inductivo, de los sentimientos y del arte.
Antes de continuar, deseo apuntar que yo no creo en la realidad absoluta de esta teoría. Su
implicación directa es que la mente, aquella parte de nuestro yo total que realmente piensa, no es
nada más que unos pocos gramos de tejido nervioso situado entre nuestras orejas. Lo que yo
creo, personalmente, es que existe un tipo de relación simbiótica entre el cerebro físico y la
mente no física. Un ejemplo de ello es que si tomamos determinadas drogas o sustancias
podemos alterar nuestra forma de pensar y de percibir el universo de nuestro alrededor. Esto ha
llevado a algunas personas a defender que la conciencia no es otra cosa que un simple estado
químico. Pero lo cierto es que mucha gente posee un enlace muy débil entre la mente y el
cerebro.
A este tipo de personas puede que no les afecten en absoluto las sustancias que tendrían un
enorme efecto psicoactivo en la mayoría de nosotros. En este ejemplo vemos claramente que la
alteración de la constitución química del cerebro no tiene que alterar necesariamente el
funcionamiento de la mente. Esto invalida la idea de que la mente y el cerebro, aunque estén
estrechamente conectados en la mayoría de las personas, sean una misma cosa.
Además, la teoría basada en el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo es una
simplificación excesiva de la compleja realidad que constituye la unidad mente-cerebro. A pesar
de ello, como teoría tiene cierto valor. Principalmente, muestra que la mente presenta un tipo de
dualidad. Quizás sería más adecuado decir que una parte de la mente se ocupa más de los
aspectos intuitivos, mientras que la otra se ocupa de los aspectos deductivos. Estas partes de la
mente están relacionadas con lo que suele llamarse «teoría del hemisferio derecho y el
hemisferio izquierdo». Para facilitarle la comprensión del material de este curso, utilizaré
la terminología del hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo como concesión a los términos
populares.
El sistema de magia asociado con el hemisferio izquierdo se conoce popularmente como «Uso de
Afirmaciones Positivas». Este sistema consiste en repetir una y otra vez aquello que deseamos.
Esto, en cierto sentido, es un intento de utilizar nuestro consciente para convencer al
subconsciente mediante la lógica, la razón y la repetición maquinal de que queremos, deseamos o
necesitamos «esto o aquello».
El sistema relacionado con el hemisferio derecho del cerebro se conoce como «Visualización
Creativa». Consiste en introducir conscientemente una imagen (una visualización) en nuestra
mente consciente, sabiendo que tarde o temprano esta imagen será absorbida por el
subconsciente.
La gente que se sirve de la Afirmación Positiva y de la Visualización Creativa sólo utiliza la
mitad de su mente/cerebro para crear una realidad diferente en su vida. Algunas personas
consiguen grandes éxitos con cualquiera de estos sistemas.
La mayoría de la gente que practica un sistema o el otro obtiene unos resultados más modestos.
El sistema cabalístico sencillo que me dispongo a presentarte se basa en una combinación muy
efectiva de ambas: de la Afirmación Positiva y la Visualización Creativa. Tanto yo como muchos
de mis discípulos hemos descubierto que el sistema cabalístico es mucho más efectivo,
mágicamente hablando, que la Visualización Creativa y la Afirmación Positiva por separado.
Además, existe un secreto cabalístico que contribuye a mejorar los resultados mágicos de este
sistema y de los otros dos. Pero hablaré de él un poco más adelante.
En primer lugar, vamos a suponer que alguien sabe cómo crear algo en el plano astral. ¿Significa
esto que la persona en cuestión obtendrá siempre lo que ha creado?
Evidentemente, muchas personas ponen en práctica la Visualización Creativa y/o la Afirmación
Positiva y no consiguen ningún resultado satisfactorio.
Quizás ya ha probado usted alguno de estos sistemas y no ha conseguido lo que esperaba. Según
esto, para un observador casual o para alguien que no esté familiarizado con los secretos internos
de estas formas de magia mental, la respuesta a mi pregunta teórica parecería ser: «No, la gente
no siempre obtiene aquello que crea en el plano astral». Pero, una vez que haya comprendido la
información que presento a continuación, descubrirá que la respuesta auténtica es:
«Sí, la gente siempre obtiene aquello que crea en el plano astral».

Vamos a suponer que Christopher Espitia es un hombre que sabe crear cosas en el plano astral.
Esta mañana, ha dedicado quince minutos a crearse riqueza en el plano astral. Luego, ha pasado
cinco minutos preocupado por cómo conseguiría pagar las facturas. Más tarde, durante diez
minutos, ha estado pensando qué poco dinero le quedaba. Cuando ha llegado a casa, después de
trabajar, ha encontrado otras facturas en el buzón que le han preocupado aún más y ha estado
pensando en cómo podría reunir el dinero suficiente. Así pues, el señor Espitia ha dedicado
quince minutos a crear riqueza, pero se ha pasado el día pensando en lo pobre que es y, por lo
tanto, creando pobreza.
Repitámoslo: este hombre está creando su propia pobreza; por eso es pobre.
Como puede ver, ¡estamos creando constantemente en el plano astral! La mayoría de los
sistemas de Visualización Creativa o de Afirmación Positiva que quizás tu leerás o estudiarás no
suelen tener en consideración este hecho oculto. El sistema cabalístico que te presentaré te
enseñará exactamente a controlar este proceso.
Si tu hubieras observado a Christopher Espitia y no supiera que siempre estamos creando en el
plano astral, podría pensar que Espitia ha fracasado en su intento de crearse riqueza. Pero, si bien
es cierto que no ha conseguido crearse riqueza, también lo es que ha tenido éxito... al crearse la
pobreza a la que ha dedicado tantos minutos de reflexión. Recuerde que estamos creando
constantemente en el plano astral, tanto si somos conscientes de que lo hacemos como si no.
Existen unos pocos motivos más que explican que la Afirmación Positiva y la Visualización
Creativa parezcan a veces no tener éxito. En primer lugar, existe una importante ley cósmica que
prohíbe el desperdicio.
Un autor hace referencia a esta ley como a la «Esfera de la Disponibilidad». Si usted no puede
pagarse los alimentos para vivir, y a pesar de esto utiliza uno de los sistemas descritos
para conseguir un coche, seguramente no alcanzará su objetivo. Eso es debido a que, en realidad,
no sería usted capaz de utilizar el coche de forma efectiva. Si no puede comprar comida, ¿cómo
podrá pagar la gasolina, el aceite, el seguro, los neumáticos,
los frenos...? Para usted, sería un desperdicio tener un coche y la ley cósmica prohíbe el
desperdicio.
En el campo de la física se utiliza una versión de esta ley. Como la ley cósmica prohíbe el
desperdicio, esto incluye el desperdicio de espacio. Así pues, se dice que «la naturaleza aborrece
el vacío». Es importante comprender que el simple hecho de que algo le parezca a usted un
desperdicio no significa que lo sea a escala cósmica. De modo que no se preocupe de lo que
intenten crear otras personas.

Asegúrese de que lo que usted intenta conseguir para su vida le es real-mente necesario.
Christopher Espitia, por ejemplo, debería intentar conseguir un trabajo antes de querer un coche.
Otro motivo que explica el aparente fracaso podría estar relacionado con las lecciones kármicas
que debemos aprender para nuestra propia evolución mental y espiritual. Si necesita usted
aprender una lección relacionada con la pobreza, no existirá ningún modo de sacarle de este
estado... hasta que haya aprendido la lección o las lecciones necesarias para su progreso
evolutivo.