Você está na página 1de 10

DANI

1. Cuestiones Arbitrarias:
A efectos de determinar las cuestiones arbitrarias, procedemos a analizar la media emitida
por la República Argentina.
La resolución firmada por el ministerio de educación de Argentina, en la cual se informa
la imperiosa necesidad de aplicar medidas de efecto equivalente entre ellos inhabilitar a
todos los matriculados de nacionalidad brasilera a ejercer su profesión en todo el
territorio de la republica consideramos que estamos frente a una situación aritraria, de
los hechos controvertidos surge que hay incompatibilidad con los objetivos establecidos
en el mercosur.
En el tratado de asuncion se establece que los objetivos del mercsour debe ser alcanzado
mediante el más eficaz aprovechamiento de los recursos disponibles, la preservación del
medio ambiente, el mejoramiento de las interconexiones físicas, la coordinación de las
políticas macroeconómicas y la complementación de los diferentes sectores de la
economía, con base en los principios de gradualidad, flexibilidad y equilibrio como asi
también la importancia de lograr una adecuada inserción internacional para sus países
para lograr el desarrollo en forma progresiva de la integración de América Latina,
conforme al objetivo del Tratado de Montevideo de 1980;
Con lo cual esta medida lo que hace es limita el acceso al país, al no poder ejercer la
profesión tampoco permite que se desarrolle el comercio.
2. La legalidad de la medida para el caso que representara a la República
federativa de Brasil o Argentina y aquellos países que unifiquen personería.
NO ES LEGAL LIMITA. DESARROLLAR VIOLA LA CN
Por otro lado, el Tribunal Ad Hoc del MERCOSUR, se ha manifestado en el sentido de
que en la lógica integracionista existe una reserva de soberanía que permite a los Estados
miembros del MERCOSUR la imposición de barreras por decisión unilateral, siempre
que se respeten los principios de razonabilidad, proporcionalidad y previsibilidad
comercial. FALLO NEUMÁTICOS
En ese sentido, la República Argentina sostiene que el proceso de integración debe
atender a los principios de gradualidad, flexibilidad y equilibrio, consagrados en el
Preámbulo del Tratado de Asunción, por los cuales la concreción de los enunciados
programáticos y principios generales que encierra dicho Tratado deben ser concretados
de un modo progresivo. Esto de modo tal en que no se afecte las economías internas de
los países miembros, perjudicando así a todo el proceso integracionista. FALLO
NEUMÁTICOS
3. La procedencia de respecto de la unificación de personería.
En su artículo 13, el Protocolo de Olivos se refiere a la unificación de la representación
en las controversias del MERCOSUR, estableciendo que si dos o más Estados Partes
sostuvieren la misma posición en una controversia, podrán unificar su representación ante
el Tribunal Arbitral Ad Hoc y designarán un árbitro de común acuerdo.
En el presente caso, la República Federativa de Brasil emitió una resolución disponiendo
la suspensión de licencias no automáticas con respecto a autopartes y automotores
ensamblados provenientes de Paraguay, Uruguay y Argentina. Asimismo, establece un
aumento del 20% en los derechos de importación de las mercaderías provenientes de los
Estados mencionados.
Tal como dispone el Protocolo de Olivos, las partes deben sostener la misma posición en
una controversia para que proceda la unificación de personería. En este caso, el gobierno
de Uruguay solicita la unificación, fundándose en que se ve afectado por la resolución
brasilera.
En este sentido, en el presente caso corresponde la unificación, toda vez que la resolución
emitida por el gobierno de Brasil establece restricciones comerciales no sólo con la
Argentina, sino también específicamente con Uruguay y Paraguay
LA PROCEDENCIA DE LA OPCIÓN DE FORO: El Protocolo de Olivos concede la
prerrogativa al Estado demandante para elegir un mecanismo de solución de controversias
diferente al establecido para el ámbito regional, pudiendo optarse por el régimen de la
Organización Mundial del Comercio, o por cualquier otro establecido en el marco de
acuerdos comerciales que vinculen a las partes en el diferendo.
A efectos de determinar la procedencia de la opción de foro, corresponde referirse al
Reglamento del Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el
MERCOSUR. En el artículo 1 de este instrumento, se regula dicha opción, mediante la
siguiente disposición:
“1. Si un Estado Parte decidiera someter una controversia a un sistema de solución de
controversias distinto al establecido en el Protocolo de Olivos, deberá informar al otro
Estado Parte el foro elegido. Si en el plazo de quince (15) días, contados a partir de dicha
notificación, las partes no acordaran someter la controversia a otro foro, la parte
demandante podrá ejercer su opción, comunicando esa decisión a la parte demandada y
al Grupo Mercado Común (en adelante GMC).
2. La opción de foro debe plantearse antes del inicio del procedimiento previsto en los
artículos 4 y 41 del Protocolo de Olivos.
3. Se entiende que un Estado Parte optó por el sistema de solución de controversias del
Protocolo de Olivos al solicitar el inicio de los procedimientos previstos en sus artículos
4 y 41.”
Por otro lado, el Protocolo de Olivos dispone en su artículo 4 que los Estados partes en
una controversia procurarán resolverla, ante todo, mediante negociaciones directas.
Asimismo, establece en el artículo 41 que “a menos que el reclamo se refiera a una
cuestión que haya motivado la iniciación de un procedimiento de Solución de
Controversias de acuerdo con los Capítulos IV a VII de este Protocolo, la Sección
Nacional del Grupo Mercado Común que haya admitido el reclamo conforme al artículo
40 del presente Capítulo deberá entablar consultas con la Sección Nacional del Grupo
Mercado Común del Estado Parte al que se atribuye la violación a fin de buscar, a través
de aquéllas, una solución inmediata a la cuestión planteada. Dichas consultas se tendrán
por concluidas automáticamente y sin más trámite si la cuestión no hubiere sido resuelta
en el plazo de quince días contado a partir de la comunicación del reclamo al Estado Parte
al que se atribuye la violación, salvo que las partes hubieren decidido otro plazo.”
En el presente caso la República Federativa del Brasil inicia el tambien inicia el tramite
arbitral Ad Hoc por idénticos argumentos
Uruguay solicita unificar personería. El gobierno de Argentina hace uso de la opción de
foro ante la OMC, Uruguay se niega , ante esta situación no es procedente la opción de
foro por dos causas :: todos los Estados Parte de la controversia tienen que de común
acuerdo optar por la opción de foro, requisito que no se cumple
La segunda causa por la cual no procede la opción de foro, es que la normativa del
Mercosur requiere que para optar por la opción de foro no se hayan iniciado los
procedimientos del artículo 4 y del artículo 41.
NATA
5.- La conformación del tribunal y la excusación planteada por los gobiernos de
Brasil y Uruguay
El procedimiento arbitral se sustanciará ante un Tribunal Ad Hoc compuesto de tres (3)
árbitros
2. Los árbitros serán designados de la siguiente manera:
i) Cada Estado parte en la controversia designará un (1 ) árbitro titular de la lista prevista
en el Artículo 11.1, en el plazo de quince (15) días, contado a partir de la fecha en que la
Secretaría Administrativa del Mercosur haya comunicado a los Estados partes en la
controversia la decisión de uno de ellos de recurrir al arbitraje.
Simultáneamente designará, de la misma lista, un (1) árbitro suplente para reemplazar al
titular en caso de incapacidad o excusa de éste en cualquier etapa del procedimiento
arbitral.
ii) Si uno de los Estados partes en la controversia no hubiera nombrado sus árbitros en el
plazo indicado en el numeral 2 i), ellos serán designados por sorteo, por la Secretaría
Administrativa del Mercosur dentro del término de dos (2) días, contado a partir del
vencimiento de aquel plazo, entre los árbitros de ese Estado de la lista prevista en el
Artículo 11.1.
3. El árbitro Presidente será designado de la siguiente manera:
i) Los Estados partes en la controversia designarán de común acuerdo al tercer árbitro,
que presidirá el Tribunal Arbitral Ad Hoc, de la lista prevista en el Artículo 11.2 iii), en
el plazo de quince (15) días, contado a partir de la fecha en que la Secretaría
Administrativa del Mercosur haya comunicado a los Estados partes en la controversia la
decisión de uno de ellos de recurrir al arbitraje.
Simultáneamente designarán, de la misma lista, un árbitro suplente para reemplazar al
titular en caso de incapacidad o excusa de éste en cualquier etapa del procedimiento
arbitral.
El Presidente y su suplente no podrán ser nacionales de los Estados partes en la
controversia
ii) Si no hubiere acuerdo entre los Estados partes en la controversia para elegir el tercer
árbitro, dentro del plazo indicado, la Secretaría Administrativa del Mercosur, a pedido de
cualquiera de ellos, procederá a designarlo por sorteo de la lista del Artículo 11.2 iii),
excluyendo del mismo a los nacionales de los Estados partes en la controversia.
iii) Los designados para actuar como terceros árbitros deberán responder en un plazo
máximo de tres (3) días, contado a partir de la notificación de su designación, sobre su
aceptación para actuar en una controversia
6.- Procedencia de la intervención del Grupo Mercado Común solicitada por
Paraguay
El Protocolo de Olivos, en su Capítulo V, regula la intervención del Grupo Mercado
Común en el sistema de solución de controversias en el MERCOSUR. En dicho
instrumento, se dispone que, si mediante las negociaciones directas no se alcanzare un
acuerdo o si la controversia fuere solucionada solo parcialmente, cualquiera de los
Estados partes en la controversia de común acuerdo, someterla a consideración del Grupo
Mercado Común. Asimismo, establece que la controversia también podrá ser llevada a la
consideración del Grupo Mercado Común si otro Estado, que no sea parte en la
controversia, requiriera justificadamente tal procedimiento al término de las
negociaciones directas.
En caso en que la intervención del Grupo Mercado Común sea solicitada por los Estados
parte de la controversia, éste evaluará la situación, dando oportunidad a las partes en la
controversia para que expongan sus respectivas posiciones requiriendo, cuando considere
necesario, el asesoramiento de expertos seleccionados que conformarán un Comité de
expertos. Finalizadas las exposiciones, el Grupo formulará recomendaciones que, de ser
posible, serán expresas y detalladas tendientes a la solución del diferendo.
En caso en que la intervención sea requerida por un Estado no parte en el conflicto, en
caso en que el procedimiento arbitral haya sido iniciado por el Estado Parte demandante,
éste no será interrumpido, salvo acuerdo entre los estados parte en la controversia. en
esta situación, el grupo mercado común podrá formular comentarios o recomendaciones
respecto a la controversia.
en la controversia planteada, la república federativa de Brasil solicitaron la intervención
del tribunal ad hoc, la republica argentina inicia el tramite frente a tribunal ad hoc por
idénticos argumentos anoticiada la cancilleria de uruguay solicita unificar personería con
argentina al verse afectado por la decisión.
Mientras que Uruguay solicitó la unificación de la personería con Argentina. Por su parte,
Paraguay solicitó la intervención del Grupo Mercado Común.
Toda vez que el gobierno de Paraguay no había participado de las negociaciones directas
y no había iniciado el procedimiento arbitral (Estado no parte), conforme a lo dispuesto
por el Protocolo de Olivos se encuentra habilitado al sometimiento de la controversia al
Grupo Mercado Común, a efectos de recibir por parte del organismo recomendaciones o
comentarios que tiendan a la solución del conflicto.
.- Cuestión suscitada en el marco de la Unión Europea entre España y Portugal
A - Jurisdicción competente
Conforme el artículo del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el Tribunal de
Justicia de la Unión, el cual constituye la máxima instancia y el máximo organismo
jurisdiccional del sistema de controversias de la Unión, éste será competente para
pronunciarse sobre cualquier controversia entre Estados miembros relacionada con el
objeto de los Tratados, si dicha controversia le es sometida en virtud de un compromiso.
En presente caso se esta limitando el ejercicio de la profesión con lo cual se estaría
incumplimiento el tratado de funcionamiento de la Union Europea en el cual en el art 45
se asegura la libre circulación de los trabajadores dentro de la Unión.
Dicho artículo establece:
. La libre circulación supondrá la abolición de toda discriminación por razón de la
nacionalidad entre los trabajadores de los Estados miembros, con respecto al empleo, la
retribución y las demás condiciones de trabajo.
Sin perjuicio de las limitaciones justificadas por razones de orden público, seguridad y
salud públicas, la libre circulación de los trabajadores implicará el derecho:
de responder a ofertas efectivas de trabajo;
de desplazarse libremente para este fin en el territorio de los Estados miembros;
de residir en uno de los Estados miembros con objeto de ejercer en él un empleo, de
conformidad con las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas aplicables al
empleo de los trabajadores nacionales;
de permanecer en el territorio de un Estado miembro después de haber ejercido en él un
empleo, en las condiciones previstas en los reglamentos establecidos por la Comisión.
En este sentido, se suscita un conflicto cuyo objeto afecta una norma prevista en un
Tratado de la Unión, toda vez que las medidas adoptadas por España y Portugal, afectan
el flujo de circulación entre dichos Estados, corrompiendo, la primera de las cuatro
libertades fundamentales del mercado interior.
Tal como surge del artículo de mención, los países partes de la controversia, deberían
someter la cuestión al Tribunal en virtud de un compromiso adoptado por ambos.
JOACO

B .- Arbitrariedad y legalidad de las medidas adoptadas


A efectos de la presente consigna, se entenderá que el Reino de España ha dispuesto una
resolución en la cual se impone distintos requisitos para participar en el curso de derecho
haciendo diferencias por nacionalidades.
Para poder formar parte del curso de Derecho se determina que deben cumplir con los
siguientes requisitos:
- Alumnos de España: abonar la suma de 10% del valor del curso.
- Alumnos de Portugal: abonar la suma del 10 % del curso, ser docente de la
universidad pública tener un promedio mayor a 7.
Por su parte, a raíz de la misma, Portugal ha establecido una medida similar.
Tal como se mencionó con anterioridad, el derecho de la Unión Europea contiene la
prohibición de imponer restricciones, Asimismo, en dicho instrumento se prevén una
serie de excepciones vinculadas con causas no económicas.
Sin perjuicio de ello, el Tribunal de Justicia de la Unión ha reconocido en su
jurisprudencia, por añadidura, que los Estados miembros pueden establecer excepciones
a la prohibición de las medidas de efecto equivalente sobre la base de exigencias
imperativas (relativas, entre otras cosas, a la eficacia de los controles fiscales, la lealtad
de las transacciones comerciales, la protección de los consumidores y la protección del
medio ambiente). ASUNTO CASSIS DE DIJON
En este marco, el Estado español ha justificado en primer lugar la suspensión de licencias
automáticas y el establecimiento de un sistema preadministrativo a las importaciones,
fundándose en la eficacia de los controles fiscales fronterizos. Se entiende por trámite de
licencias automáticas de importación un sistema de licencias de importación en virtud del
cual se aprueben las solicitudes en todos los casos sin mayor trámite.
En ese sentido, España argumentó la necesidad de perfeccionar su sistema aduanero,
evitando de este modo la evasión y otras maniobras fraudulentas. Sostuvo que la
imposición de dicha medida no afecta a la efectiva importación de mercaderías, toda vez
que consiste en un mero trámite administrativo y no constituye una restricción a la libre
circulación.
En estos términos, España ha sostenido la legalidad de su medida en virtud de dichos
argumentos, sosteniendo por tanto que la resolución adoptada por Portugal resulta
arbitraria, en tanto se ha impuesto en respuesta a una medida que no resultaba en términos
reales, violatoria del derecho de la Unión Europea.
Portugal, por su parte desestimó los argumentos esgrimidos por el Reino de España,
argumentando que la medida adoptada por dicho Estado resulta violatoria del artículo 28
del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en tanto aplica una medida de
restricción al comercio, equivalente a las restricciones cuantitativas. En ausencia de una
definición de “exacciones de efecto equivalente” en el Tratado, Portugal se ha referido a
jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea según la cual se trata de un
derecho “que al gravar específicamente un producto importado de un país miembro, con
exclusión del producto nacional similar, tiene como resultado, al alterar su precio, la
misma incidencia sobre la libre circulación de los productos que un derecho de aduana»,
independientemente de su naturaleza o de su forma”. (asuntos acumulados 2/62 y 3/62,
de 14 de diciembre de 1962, y asunto 232/78, de 25 de septiembre de 1979).
Asimismo, en razón del argumento esgrimido por el Estado español, Portugal ha apelado
a la arbitrariedad de la medida adoptada por su gobierno, sosteniendo que no se encuentra
en los criterios excepcionales previstos por el Tratado Fundacional. Incluso, en caso en
que procediera la aceptación de la resolución como medida de carácter excepcional, dicha
medida debería haber sido notificada a la Comisión, en virtud de los artículos 114 y 117
del TFUE, la Decisión nº 3052/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de
diciembre de 1995, y el Reglamento (CE) nº 2679/98 del Consejo, de 7 de diciembre
de 1998, en los cuales se establecieron procedimientos de información mutua y un
mecanismo de vigilancia a fin de facilitar la supervisión de dichas medidas nacionales de
excepción.
Por último, la Primera República Portuguesa, justifica la legalidad de la medida adoptada
en virtud de la clásusula de excepción de inejecución prevista en el artículo 71 de la
Convención de Viena sobre compraventa internacional de mercaderías, en el cual se
dispone que “(1) Cualquiera de las partes podrá diferir el cumplimiento de sus
obligaciones si, después de la celebración del contrato, resulta manifiesto que la otra parte
no cumplirá una parte sustancial de sus obligaciones a causa de: a) un grave menoscabo
de su capacidad para cumplirlas o de su solvencia, o b) su comportamiento al disponerse
a cumplir o al cumplir el contrato”.
En ese sentido, sostiene que el incumplimiento del derecho de la Unión Europea por parte
de España, constituye un claro menoscabo a su posición en el intercambio comercial, por
cuanto la resolución adoptada pretende equilibrar el flujo comercial entre ambos países.
C Cuestión prejudicial
DECIDO: Formular al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el ámbito del
artículo 267 TFUE, el cual establece que El Tribunal de Justicia de la Unión Europea
será competente para pronunciarse, con carácter prejudicial:

a. sobre la interpretación de los Tratados;

b. sobre la validez e interpretación de los actos adoptados por las instituciones,


órganos u organismos de la Unión;

la siguiente cuestión prejudicial en interpretación del artículo 45 del Tratado de


Funcionamiento de la Unión Europea:
CUESTIÓN ÚNICA: Unos de los objetivos de la Unión es que adoptará las medidas
destinadas a establecer el mercado interior o a garantizar su funcionamiento, de
conformidad con las disposiciones pertinentes de los Tratados.

- El mercado interior implicará un espacio sin fronteras interiores, en el que la libre


circulación de mercancías, personas, servicios y capitales estará garantizada de
acuerdo con las disposiciones de los Tratados.

En el artículo 45 inc 3 se hace mención que a las limitaciones justificadas de orden


publico seguridad , seguridad y salud, estas estas restricciones / limitaciones son
taxativas o son pasibles de extensión como por ejemplo teniendo en cuenta el orden
fiscal ?

8 JURISDICCIÓN COMPETENTE EN EL SICA Y CAN


En el supuesto de que el caso se planteara ante la CAN, sería competente para resolver
el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina (TJCA) toda vez que conforme a el
Tratado de Creación del TJCA una de las competencias del mismo es velar por el
cumplimiento de los compromisos de los Estados miembros mediante la acción de
incumplimiento.
El Acuerdo tiene por objetivos promover el desarrollo equilibrado y armónico de los
Países Miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación
económica y social; acelerar su crecimiento y la generación de ocupación; facilitar su
participación en el proceso de integración regional, con miras a la formación gradual de
un mercado común latinoamericano. Asimismo, son objetivos del Acuerdo propender a
disminuir la vulnerabilidad externa y mejorar la posición de los Países Miembros en el
contexto económico internacional; fortalecer la solidaridad subregional y reducir las
diferencias de desarrollo existentes entre los Países Miembros. Estos objetivos tienen la
finalidad de procurar un mejoramiento persistente en el nivel de vida de los habitantes
de la Subregión.
correspondería a la Secretaría formular las observaciones y emitir al simultáneo un
dictamen de cumplimiento o incumplimiento y si persistiera en su conducta el estado,
iniciar la acción de incumplimiento ante el TJCA.
Por otro lado en el caso del SICA la Corte Centroamericana de Justicia sería
competente, toda vez que conforme al Art. 22 de su estatuto, la Corte tiene la facultad
de conocer, a solicitud de cualquiera de los Estados miembros, las controversias que se
susciten entre ellos.

JAVIER
9- Indique las políticas sectoriales afectadas en cada uno de los sistemas de
integración? En el ámbito del MERCOSUR, el Tratado de Asunción tiene como objetivo
principal la integración de los Estados que lo componen a través de la libre circulación de
bienes, servicios y factores productivos entre los países, a través, entre otros, de la
eliminación de los derechos aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de
mercaderías y de cualquier otra medida equivalente; el establecimiento de un arancel
externo común y la adopción de una política comercial común con relación a terceros
Estados; y la coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados
Partes.
En ese marco, mediante la Decisión 3/94 se le designó al Grupo Mercado Común el
control del proceso de eliminación de las restricciones no arancelarias y la armonización
de medidas no arancelarias.
En el ámbito del MERCOSUR, la armonización fiscal tiende a la eliminación de tratos
discriminatorios que atentan contra el libre acceso al mercado común, quedando los
demás aspectos de la política fiscal reservados a la competencia de cada país.
En segundo lugar, la constitución de un mercado común implica la supresión de todas
aquellas barreras que se oponen a la libre circulación de los factores de producción
(mercaderías, personas y capitales). En ese marco se encuadran las políticas sectoriales
de competencia, en tanto toda práctica restrictiva de la competencia puede afectar en
mayor o menor medida, el comercio interestatal. Por dicho motivo, las restricciones
impuestas en el caso afectan a la política de competencia desarrollada en los procesos
de integración.
En el caso del MERCOSUR, se desarrolló un régimen de defensa de la competencia, que
establece ciertas reglas básicas relativas a los bienes y servicios que se producen y
comercializan. En ese marco, el Tratado de Asunción establece entre sus objetivos l
establecimiento de normas comunes sobre la competencia comercial y el desarrollo de
condiciones adecuadas de competencia entre los Estados partes
10- Determine que cuales serían las consecuencias jurídicas si el caso dentro del
esquema del mercosur se planteara ante un tribunal de justicia mercosureño ¿cómo
armonizaría la jurisprudencia de este hipotético tribunal ante el control de
convencionalidad que establece la cidh? a los fines de implementare este tribunal
¿sería necesaria la reforma de alguna o algunas de las constituciones?
De acuerdo al artículo 42 del proyecto de creación de la Corte de Justicia Mercosureña,
en los casos previstos en cuanto a la función arbitral de la Corte, la misma emitirá su
laudo, en derecho o en equidad, el mismo será obligatorio, inapelable y constituirá titulo
legal suficiente para solicitar su ejecución conforme a las reglas internas del Estado Parte
que corresponda aplicables a la ejecución de un laudo dictado por un tribunal nacional.
Tal como indica el fallo del caso “Almonacid Arellano de la CIDH, Sentencia de 26 de
septiembre de 2006”, en su considerando 124: “la Corte es consciente que los jueces y
tribunales internos están sujetos al imperio de la ley y, por ello, están obligados a aplicar
las disposiciones vigentes en el ordenamiento jurídico. Pero cuando un Estado ha
ratificado un tratado internacional como la Convención Americana, sus jueces, como
parte del aparato del Estado, también están sometidos a ella, lo que les obliga a velar
porque los efectos de las disposiciones de la Convención no se vean mermadas por la
aplicación de leyes contrarias a su objeto y fin, y que desde un inicio carecen de efectos
jurídicos. En otras palabras, el Poder Judicial debe ejercer una especie de “control de
convencionalidad” entre las normas jurídicas internas que aplican en los casos concretos
y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. En esta tarea, el Poder Judicial
debe tener en cuenta no solamente el tratado, sino también la interpretación que del mismo
ha hecho la Corte Interamericana, intérprete última de la Convención Americana”. De la
misma manera los jueces del Corte de Justicia Mercosureña, deben hacer el control de
convencionalidad indicado, pero a nivel regional, esto es que las Sentencias que emitan
las jurisdicciones nacionales se adapten a lo dispuesto por la CIDH.
Para poder implementar a la Corte Justicia Mercosureña es necesaria modificar aquellas
constituciones de carácter detonante ya que las mismas no ceden el ejercicio de sus
competencias soberanas, como es la de una jurisdicción supranacional. Este es el caso de
las Constituciones de Uruguay y de Brasil.
11- para el caso que se firmara un convenio birregional entre la ue y el mercosur
¿sería necesario un tribunal birregional ?, como lo conformaría? como resolvería el
problema de las asimetrías democráticas?
Consideramos que sería necesaria la creación de un Tribunal Birregional para que este
dirima las cuestiones que se puedan suscitar inter-regiones, de manera imparcial y para
poder generar el efectivo cumplimiento del convenio descripto en la consigna. El Tribunal
Estaría conformado por un juez de la Unión Europea, un juez del MERCOSUR y un Juez
imparcial que no pertenezca a ninguno de los espacios regionales. En cuanto a la
asimetría democrática, entendemos, según lo visto en clase que debería haber una misma
cantidad de representantes equilibrado en cuanto a la población, sin embargo, detectamos
que la sumatoria de la población de la Unión Europea (520 millones) supera en amplio
margen a la población del Mercosur (291 millones), en consecuencia con este análisis
entendemos que una manera de poder garantizar la participación democrática plena de
ambas regiones seria colocar la misma cantidad de representantes por cada región, dicho
calculo estaría a cargo del estudio de cada uno de los órganos pertinentes de los procesos
regionales de integración.
Vale mencionar que en la actualidad se está avanzando con la concreción de un acuerdo
comercial entre ambos bloques. Este acuerdo comenzó a negociarse en 1999, pero tras
varios años, las negociaciones se reabrieron en 2013.El objetivo es eliminar aranceles,
restricciones y regulaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio con la Unión
Europea. La firma del acuerdo comercial, liberalizaría el 90 por ciento del comercio
interbloques mediante la disminución de las distintas barreras arancelarias
12. de que forma se ve afectado el concepto de supremacía constitucional y primacia
del derecho comunitario ante los precedentes del TJUE o el TJCAN?
Una de las características del derecho comunitario es la primacía de las normas que lo
integran, es decir que en caso de conflicto, las normas que integran el derecho comunitario
desplazan a cualquier norma del derecho interno que se les oponga. En consecuencia, se
ve afectada la supremacía de las constituciones nacionales. Esto ocurre debido a la cesión
del ejercicio de las competencias soberanas realizada al momento de formar parte del
proceso de derecho comunitario.
Un ejemplo es el caso “Melloni” donde a pesar de que la Constitución Española otorgaba
mayores garantías al condenado, se aplicó el derecho de la Unión Europea por el principio
de primacía desplazando de esta manera a la constitución española.
13. Cuales son las ventajas y desventajas en el proceso del TAH / TPR y el TJUE
para resolver el presente caso en cuanto al procedimiento establecido ¿
En cuanto a la resolución de controversias en el sistema del MERCOSUR, vemos como
una ventaja la posibilidad que tienen los Estados Partes de poder entablar negociaciones
directas entre ellos para poder arribar a una solución en conjunto respecto del tema
planteado. Como desventaja entendemos que los laudos del Tribunal Ad-Hoc y del TPR,
a pesar de que se dicen obligatorios y vinculantes no son pasibles de ser ejecutados por
lo que hay cierta inseguridad jurídica al respecto, a pesar de que existen las medidas
compensatorias que compelen al Estado a cumplir con el Laudo. Un ejemplo de las
medidas compensatorias es el Laudo emitido por el Tribunal Permanente de Revisión
sobre el exceso de medidas compensatorias entre Uruguay y Argentina (Laudo 1/2007),
donde ante el incumplimiento de Argentina de un Laudo dictado por el Tribunal Ad-Hoc,
Uruguay aplica medidas compensatorias respecto del comercio exterior con la República
Argentina, y luego de que Argentina exija ante el TPR que Uruguay cese con las medidas
compensatorias, el TPR las admite ya que es una forma de compeler a los Estados al
cumplimiento de los Laudos. Esto es así por el marcado carácter intergubernamental del
proceso de integración que hace que carezca de un Tribunal Supranacional, dicha
ausencia implica la falta de un sistema que garantice la uniformidad en las decisiones
obtenidas en la solución de conflictos originados en el proceso de integración. Además
genera problemas con el control de legalidad del derecho derivado ya que al no existir un
órgano jurisdiccional común, es ejercido por los órganos jurisdiccionales de los
respectivos estados partes, profundizando aun mas, la inseguridad jurídica.
Respecto del TJUE vemos como una ventaja que las sentencias emitidas por el mismo
sean pasibles de ser ejecutadas y por lo tanto sean de obligatorio cumplimiento, vemos
como una desventaja la imposibilidad de poder arribar a una solución de común acuerdo
entre los Estados Parte del conflicto. La presencia del TJUE supone que, tanto los Estaos
como las instituciones, soportan un control dirigido a las competencias que
respectivamente tienen atribuidas. El hecho de encontrarse sometidos a normas comunes
debe complementarse con el de que se mantenga la uniformidad en su aplicación. Así
pues, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ejerce la función básica de garantizar el
cumplimiento del derecho comunitario en la interpretación y aplicación de los Tratados.
En el desarrollo de esta doble función el Tribunal de Justicia ha llevado a cabo un doble
labor: por un lado, consiguiendo que la aplicación de este Derecho fuese uniforme y, por
otro, en virtud de ser el máximo intérprete del mismo, ha venido a rellenar lagunas y a
delimitar sus características.