Você está na página 1de 3

Equipo Natural de Trabajo (ENT)

Grupo multidisciplinario que pertenece a una organización y trabajan


en conjunto, durante un período de tiempo, a fin de solucionar problemas
específicos, con ayuda del valor agregado que suministra cada miembro,
a fin de mejorar la gestión a largo plazo. En la Figura 2.8, se muestran los
integrantes necesarios para la conformación de este equipo. El rol de
cada integrante se desglosa a continuación:
Operador y/o Supervisor de Producción: Aportan conocimientos
sobre el efecto y consecuencias de las fallas.
Especialista en Procesos: Participan para resolver las
controversias en las reuniones de trabajo.
Técnicos y/o Supervisor de Mantenimiento (mecánicos,
electricistas e instrumentistas): Aportan el conocimiento de las causas
de las fallas y maneras de evitarlas.
SIAHO: Informan sobre el impacto en seguridad industrial, ambiente
e higiene ocupacional.
Planificador: Incorpora las actividades que minimizan la ocurrencia
de las fallas en el programa de mantenimiento y su frecuencia
correspondiente.
Facilitador General: Su labor consiste en fijar reuniones,
coordinarlas y verificar que el trabajo del equipo se adapte a la
metodología MCC. [3]

Contexto Operacional
De acuerdo a la norma SAE JA-1011 el contexto operacional
representa las circunstancias en las cuales se espera que opere un activo
físico o sistema. Éste afecta todo el proceso de formulación de estrategias
de mantenimiento: La definición de funciones, la naturaleza de los
patrones de fallas que pueden ocurrir, sus efectos, consecuencias,
periodicidad y que debe hacerse manejarlos. En la Figura 2.9 se
presentan los aspectos más importantes a tomar en cuenta en la
descripción del contexto operacional. [6]

Análisis de los Modos y Efectos de Fallas (AMEF)


Constituye la herramienta principal del MCC para mejorar la gestión
de mantenimiento en una organización determinada. Es un método
sistemático que permite identificar los problemas antes que estos ocurran
y puedan afectar los procesos y productos en un área determinada, bajo
un contexto operacional dado.
El objetivo básico del AMEF, es encontrar todos los modos en los
cuales puede fallar un activo dentro de un proceso, e identificar las
posibles consecuencias o efectos de las fallas en función de tres (3)
criterios básicos para el MCC: Seguridad humana, ambiente y
operaciones. Para cumplir con este objetivo, el equipo de trabajo MCC
debe guiarse por la secuencia que se muestra en la Figura 2.10. [6]

Árbol Lógico de Decisión (ALD)


Permite seleccionar la tarea de mantenimiento más adecuada para
evitar o disminuir los efectos de la ocurrencia de cada modo de falla.
Consiste en un flujograma de preguntas como el que se muestra en la
Figura 2.11. Cabe destacar que el primer paso para seleccionar las tareas
de mantenimiento es identificar las consecuencias que generan los modos
de fallas, lo que realiza el ENT a partir del AMEF. [6]

http://ri.bib.udo.edu.ve/bitstream/123456789/1068/1/Tesis.ELABORACI%C3%93N
%20DE%20UN%20PLAN%20DE%20MANTENIMIENTO.pdf
http://bibing.us.es/proyectos/abreproy/70147/fichero/Por+capitulos
%252FVolumen+1%252F2.Antecedentes.pdf