Você está na página 1de 3

DIOS ES SABIO.

Página 1 de 3

DIOS ES SABIO.
Sabana Norte, abril 5 de 2017.

JOB 9:4
Profunda es su sabiduría, vasto su poder. ¿Quién
puede desafiarlo y salir bien librado?
Dios es sabio, esto quiere decir que tiene una cualidad
moral, intelectual, habilidad de ser puesta al servicio de
una buena causa.
La sabiduría es la parte práctica del bien moral.
La sabiduría en plenitud se halla en Dios.
Nosotros no somos sabios plenamente. Nos equivocamos.
Son muchos los factores.
La sabiduría de Dios está relacionada con su omnisciencia
y su omnipotencia.
Nosotros necesitamos reconocer la sabiduría de Dios y
entender para qué realiza sus obras (cuando se puede).
Algunos creen que como Dios es amor; esto implica una
vida libre de problemas independiente del estado moral
del hombre.
Dios creó al hombre para que lo ame, honre, para
administrar la creación, etc.
El hombre pecó y todo destruyó.
DIOS ES SABIO. Página 2 de 3

Dios sigue con el plan en mente.


El desea restaurar lo que el pecado dañó.
1. DIOS TRATA A SU PUEBLO.
Por ejemplo con Abraham; quien cometió mucho errores:
GENESIS 15:1.
Después de esto, la palabra del Señor vino a Abram en
una visión:
«No temas, Abram. Yo soy tu escudo, y muy grande
será tu recompensa».
GENESIS 17:1.
Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se
le apareció y le dijo:
―Yo soy el Dios Todopoderoso. Vive en mi presencia y
sé intachable.
Aprendió a descansar en Dios, a ser obediente, a esperar
su voluntad.
Lo mismo sucedió con Jacob
SALMO 105:17-19. Otro ejemplo es José.
Pero envió delante de ellos a un hombre: a José,
vendido como esclavo.
Le sujetaron los pies con grilletes, entre hierros le
aprisionaron el cuello, hasta que se cumplió lo que él
predijo y la palabra del Señor probó que él era veraz.
DIOS ES SABIO. Página 3 de 3

Dios:
• Los santificó.
• Cumplimiento del ministerio encargado.
2. NUESTRAS PRUEBAS. FILIPENSES 1:6
Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena
obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de
Cristo Jesús.

Dios tiene la intención de hacer en nosotros lo que no


hemos alcanzado según su voluntad. Todo lo que
atravesamos tiene ese fin.
Por ejemplo: paciencia, humildad, compasión, alguna
labor, etc
A nosotros nos desconcierta lo que nos pasa; pero no a
Dios.
Nuestra actitud:
• Tomarlas de parte de Dios.
• Buscar su dirección. Preguntándole cómo debemos
reaccionar.