Você está na página 1de 4

LEY NATURAL Y DERECHOS NATURALES POR JOHN FINNIS

Los otros valores básicos:

1- Los estudios teóricos de los valores (universales)

Según el autor John Finnis basado en los capítulos de su libro la ley natural
y derechos humanos nos ha mostrado que su conocimiento no es el único
aspecto básico como valor del bienestar humano y dentro del capitulo IV
podemos ampliar nuestras reflexiones acerca tanto de intereses como
compromisos, debido a esto John Finnis nos impulsa a preguntarnos ¿hay
otros valores básicos además del razonamiento y el conocimiento? Que
aunque no sean visibles pueden servir para formar nuestro razonamiento
empírico.
Para ellos debemos tomar en cuenta que se debe realizar una investigación
para determinar en si que cosas valoran los seres humanos, lo que no
resulta nada fácil debido a:

a) Reducciones arbitrarias e implausibles de los múltiples valores


básicos a un solo valor o de las múltiples inclinaciones o intereses
básicos a una inclinación o interés básico.

b) En listas de tendencias básicas que en cuanto a listas son


incoherentes porque se forman sobre la base de criterios
cambiantes.

c) En análisis de corto aliento que mencionan unas pocas tendencia,


valores o características y las diluyen en, “etc” o en “y otros valores”

De esa investigación podemos inferir que hay diferencia entre el hecho


bruto de impulso conocido también como instinto, inclinación o tendencia; y
la forma de una persona que a pesar de ello tiene los mismos impulsos y
puede ver mas allá de ello y lograr la búsqueda de los valores de interés
humano.
El autor HLA=.Hart se refiere a un escenario donde las personas buscan
sus múltiples y diferentes intereses en el cual menciona a uno de ellos el
cual es la sobrevivencia, así como la enumeración de los valores básicos
que crean los humanos en si mismos atendiendo algo general, o en
particular ¿cómo obtenerlo? ¿para que obtenerlo?, y a su vez ¿realizarlo o
no realizarlo? y cita ejemplos tales como: el lenguaje, instituciones como las
leyes, la participación en la propiedad o en la economía, y nos permite ver
su perspectiva a lo que el considera bienes primarios (las libertades,
oportunidades, la riqueza o la autoestima). John Rawls considera que estos
son primarios no porque sean fines de la vida humana, sino porque es
lógico querer estos con independencia de otros mas porque ellos nos
permiten desenvolvernos en la vida de una forma mas racional.
Según el autor Jonh Finnis algo evidente como lo es la contextualización en
que se encuentra un individuo debido a que atendiendo a la cultura, la
religión o las costumbres puede verse claramente que existe una variedad
en cuanto a la creencia de valores y principios básicos humanos, pero hay
elementos comunes como el valor básico de la vida ya que este se protege
no solo en determinado lugar, si no en general sin importar lugar, modo,
tiempo o situación porque la protegen las diferentes sociedades, y todas
exhiben un interés total o parcial a estos valores y el interés del autor va
mas allá en cuanto a la moral o ética, su interés se basa en cuan
universales son esos juicios de valores básicos y como se hacen efectivos
en las diferentes y múltiples formas de cultura y ver como unos pocos son
de universalidad básica para el humano debido a la conexión entre el
impulso/inclinación/tendencia/instinto básico humano por lo tanto podemos
ver como esta diversidad resulta de cómo difieren los seres humanos y las
culturas.

2- Las formas básicas del bien humano: una reflexión practica

Basándonos en los resultados descriptivos y especulativos de la


antropología y la psicología sobre los valores básicos humanos podemos
atender a la pregunta ¿cuáles son los aspectos básicos de mi bienestar?
Podemos responder a ello teniendo nuestra propia contextualización a
nuestro conocimiento y relaciones con otras personas, podemos notar que
solo existe nuestra propia perspectiva sobre cuales son esos valores que
constituyen las formas básicas del bien humano ¿cómo comprenderlo?,
¿como buscarlo? aún en situaciones o condiciones de vida que no elegimos
personalmente, según el autor John Finnis las formas básicas de bien para
nosotros serian:

a) La vida: valor básico correspondiente al impulso hacia la propia


preservación.

b) El conocimiento: deseable por si mismo e instrumentalmente.

c) El juego: importante elemento de la cultura humana en el sentido de


ocuparse en acciones y realizaciones que no tiene otro sentido que
la realización misma.

d) la experiencia estética: deja en segundo plano la acción y busca


simplemente la belleza valorándola prudencialmente la razonabilidad
practica.

e) Sociabilidad (amistad): obrar por los propósitos y el bienestar propio


de un amigo siendo esta relación una forma fundamental del bien.
f) Razonabilidad Practica: aptitud de obrar y hacer que la propia
inteligencia de aplique de forma eficaz a todas la cuestiones que
tengan implícita una pugna al elegir un estilo de vida.

g) La religión: como uno de los valores humanos básicos es el


establecimiento o manutención de relaciones adecuadas entre uno
mismo y lo divino.

3- ¿Una lista exhaustiva?

Teniendo las bases de John Finnis sobre los valores básicos humanos
debemos tomar en cuenta que hay otros distintos como el coraje, la
moderación y la amabilidad los cuales según este autor sirven para la
búsqueda de estos valores básicos, lo cual es posible a la psicología del
impulso de su propia naturaleza ya que existen muchos impulsos que no
corresponden en un valor básico como por ejemplo la inclinación de tomar
mas de lo que a uno le corresponde o el impulso hacia una crueldad
gratuita. El autor afirma que no trata de justificar el reconocimiento y
búsqueda de los valores ni siquiera señalando ninguna inclinación a estos.
Y la búsqueda de un valor se viene a dar por la búsqueda de la verdad
individual de cada ser humano y la búsqueda de la libertad aun así
sometiendo a otro a su propio dominio.

4- Todos igualmente fundamentales

Este autor resalta el aspecto que todos los valores son básicos, cada uno
es una forma de bien igualmente notorio, por lo que ninguno puede ser
reducido analíticamente a ser solo un aspecto dependiente de otro o a ser
simplemente un instrumento para la búsqueda de cualquiera de estos y en
el análisis individual de cada uno de los valores razonablemente podríamos
considerar a cualquiera como el mas importante, con lo que se demuestra
que no existe una jerarquía objetiva entre ellos.
De hecho es el ser humano el que puede cambiar el centro de su atención
de uno en uno hasta completar el circulo de los valores básicos que
constituyen el horizonte de sus oportunidades.

¿Todos son fundamentales?


Para John Finnis ninguno es mas fundamental que cualquiera de los otros
porque en cada uno de ellos cabe razonablemente centrar la atención, y
cada uno, cuando se centre en el la atención, reclama su valor prioritario ,
por lo que se deduce que cada uno es fundamental. Pero por supuesto que
cada uno puede razonablemente elegir tratar uno o algunos valores como
de mayor importancia en su vida, pero puede en cualquier momento
cambiar sus prioridades, y este cambio no consiste en la relación entre los
valores básicos tal como esa relación razonablemente podría haberle
parecido antes de que eligiera su plan de vida , si no que el cambio esta en
el plan de vida elegido, haciéndolo mas importante y fundamental para la
persona

Cada persona tiene un orden subjetivo de prioridades entre los valores


básicos, jerarquización que tiende a ser cambiante y parcialmente estable,
pero en todo caso es esencial si hemos de obrar de alguna manera en
vistas de algún propósito. Pero realmente las razones de cada uno para
elegir la particular jerarquización que de hecho elige son razones que
necesariamente se relacionan efectivamente con el propio temperamento,
educación, capacidades, oportunidades, entre otros, no con diferencias de
jerarquía de valor propio entre los valores básicos.

Se cita a Tomas de Aquino en su estudio formal de las formas básicas de


bien y de los principios primarios evidentes del razonamiento práctico en el
que dispone los preceptos en un triple orden: la vida humana es un bien
que ha de ser sustentado, y lo que la amenaza ha de ser impedido, la unión
de varón y mujer, y la educación de sus hijos, etc., ha de ser favorecida, y
lo que se le opone ha de ser evitado; el conocimiento, la vida en sociedad y
la razonabilidad practica son bienes, y la ignorancia, la ofensa a los demás
y la irrazonabilidad practica han de evitarse y resulta que esta triple
ordenación no desempeña ningún papel en su elaboración práctica de
significación y consecuencia de los preceptos primarios de la ley natural.

5- ¿Es el placer el sentido de todo esto?

El autor John Finnis nos cita a Tomas de Aquino aludiendo que su


inyección de consideraciones metafísicas en la reconstrucción del discurso
practico figura como un extremo opuesto tratando de encontrar una forma
de bienestar humano a modo de placer erróneamente dejando en segundo
plano los 7 valores básicos, concluyendo así que el placer se identifica
erróneamente como el lugar donde esta lo que realmente vale la pena.