Você está na página 1de 1

El Derecho Internacional Público está compuesto por un conjunto de reglas o principios

destinados a regir los derechos y deberes internacionales. Tiene como sujetos de Derecho
a los Estados y Organismos internacionales, la comunidad beligerante, los movimientos de
liberación nacional y el individuo al que se le considera persona física como sujeto pasivo
del derecho internacional, es decir que recibe de él derechos y obligaciones. Además,
pueden agregarse ciertos casos especiales, como el de la Santa Sede y la Orden de
Malta. El Derecho Internacional define las responsabilidades legales de los Estados
respecto a su forma de proceder con otros países y al trato que brindan a las personas
dentro de las fronteras estatales. Asimismo, el Derecho internacional público interviene en
temas de interés internacional, tal como los derechos humanos, delitos internacionales, el
trato de los refugiados, asuntos de inmigración, problemas de nacionalidad, el uso de la
fuerza y la forma de actuar en la guerra, entre otros regulados en la Carta de Las Naciones
Unidas que regulan el actuar de sus Estados miembros. También, regula el patrimonio
mundial, como el medio ambiente, el desarrollo sostenible, las aguas internacionales, el
espacio exterior, las comunicaciones mundiales y el comercio mundial.
A diferencia del Derecho Internacional Público, el Derecho internacional privado tiene
como objeto regular las relaciones internacionales entre particulares o individuos. Se
considera una relación jurídica internacional si existe al menos un elemento de extranjería
como: las personas que intervienen en una relación jurídica, por ejemplo, si una persona
de nacionalidad peruana contrae matrimonio con otra de nacionalidad brasilera. Otro
elemento es la cosa que constituye objeto de relación, por ejemplo: una persona con
nacionalidad ecuatoriana adquiere un inmueble en Perú. Y el último elemento es el
territorio donde ocurre determinado hecho jurídico, que es el caso de dos personas que
contraen matrimonio en el extranjero. Estos son algunos ejemplos de hechos de relevancia
jurídica que deben ser regulados para evitar conflicto de leyes que se genera ante la
concurrencia de relaciones internacionales, ya que la finalidad del Derecho internacional
privado es regular de la forma más adecuada la vida internacional de las personas.