Você está na página 1de 6

García Sarmiento Alexa Naomi

24/02/2019 4to B

CAPÍTULO III HERENCIA Y MEDIO AMBIENTE: CONCEPTOS BÁSICOS

Naturaleza de la herencia

La base de las diferencias individuales ha de hallarse en el fondo hereditario de cada individuo y en


las condiciones ambientales bajo las cuales se ha desarrollado. La herencia de un individuo consiste
en los genes específicos que recibe del padre y de la madre en el momento de la concepción.

La base hereditaria de las diferencias individuales se encuentra en la casi ilimitada variedad de


combinaciones posibles de genes que se pueden dar, especialmente en organismos tan complejos
como el hombre. Ha de observarse, en primer lugar, que aun las características humanas sencillas
dependen generalmente de la influencia combinada de un número muy grande de genes. En
segundo lugar, las células germinales individuales de cada organismo paterno contienen diferentes
combinaciones de genes, como resultado del proceso de la división reductora. Por último, las
células de los dos organismos, el de la madre y el del padre, se combinan para producir el nuevo
organismo, y por ende aumentan todavía la variedad de las posibles combinaciones de genes. De
ello se desprende que dos hermanos (de igual o distinto sexo) nunca tendrán una herencia idéntica.

Otro tanto ocurre con los gemelos fraternos, quienes, aunque nacidos al mismo tiempo, proceden de
dos óvulos distintos y no son más semejantes en herencia que los hermanos ordinarios. Los gemelos
fraternos pueden ser del mismo sexo o de sexo contrario, e incluso muy distintos de aspecto. Los
gemelos idénticos, por otra parte, proceden de la división de un solo óvulo fertilizado, y tienen, por
tanto, conjuntos de genes idénticos. Tales individuos son auténticos duplicados en cuanto a la
herencia.

Ha de observarse que siempre que una característica dependa de un solo par de factores sencillos, el
resultado será el de tipos claramente identificables que difieren cualitativamente entre sí. Sin
embargo, la mayoría de los rasgos dependen de factores múltiples, aumentando rápidamente el
número de combinaciones resultantes a medida que crece el número de factores que contribuyen a
ello.

En el caso de ciertos caracteres de factor múltiple, la aparición o no aparición del propio carácter
puede depender de un factor sencillo. En otras palabras, el efecto de los factores múltiples depende
de la presencia de un gen específico, que cabe considerar de este modo como una condición
inhibidora.
García Sarmiento Alexa Naomi
24/02/2019 4to B

Naturaleza del ambiente

Desde el punto de vista psicológico, el ambiente consiste en la suma total de estímulos que el
individuo recibe desde el momento de la concepción hasta el de la muerte. La presencia física de
objetos no constituye en sí misma el ambiente, a menos que sirvan aquellos como estímulos para el
individuo.

Repetidamente se ha demostrado la importancia del ambiente prenatal en la determinación del


desarrollo del individuo las variaciones en la dieta y nutrición las secreciones glandulares y otras
condiciones físicas de la madre pueden ejercer una influencia profunda y duradera sobre el
desarrollo del embrión. El desarrollo estructural del organismo está influido decisivamente por los
factores ambientales tempranos.

Ni siquiera cabe hablar de determinadas características estructurales considerándolas como


normales para una especie dada y fijadas por constitución hereditaria. Si el ambiente en que el
organismo se desarrolla hubiera de sufrir un cambio de naturaleza más o menos permanente llegaría
ser considerado normal un conjunto distinto de características.

Las observaciones hechas en varias especies también han demostrado un considerable desarrollo de
la conducta durante la vida prenatal, así como la influencia de condiciones específicas del ambiente
prenatal sobre tal desarrollo. El punto cero de la conducta se halla en un momento muy anterior al
del nacimiento, variando ampliamente, de especie en especie la edad de la conducta o edad mental
en el momento del nacimiento.

Interacción de la herencia y el ambiente

Se reconoce que todo rasgo del individuo y toda reacción que manifieste dependen de su herencia y
su medio ambiente. Aunque comúnmente se admite como insostenible la creencia de que las
características psicológicas pueden separarse en aquellas que son heredadas y aquellas adquiridas,
se encuentran en varias generalizaciones vagamente expresadas acerca de la herencia de las
características de la conducta.

Un segundo camino posible en el que puede concebirse la relación entre la herencia y el ambiente
es el de la contribución auditiva. De acuerdo con esta opinión, herencia y ambiente contribuyen a
todo el desarrollo de la conducta y las características de conducta resultantes pueden analizarse
como la suma de las influencias hereditarias y ambientales.
García Sarmiento Alexa Naomi
24/02/2019 4to B

La opinión aceptada con mayor frecuencia sobre la relación herencia-ambiente, está basada en la
interacción, con lo que, en principio, se postula que los efectos de los factores ambientales y
hereditarios no son acumulativos o aditivos, sino más bien que la naturaleza y extensión de la
influencia de cada tipo de factor depende de la contribución del otro. En otras palabras: cualquier
factor ambiental ejercerá una influencia diferente que dependerá de la herencia material específica
sobre la que opere.

La interdependencia significa que la contribución de cualquier factor ambiental dado sobre un rasgo
particular depende del fondo hereditario específico del individuo; y a la inversa, la contribución de
cualquier factor hereditario dado depende de las condiciones específicas ambientales dentro de las
cuales actúa.

Una deducción del concepto de interacción es que la relación herencia-ambiente puede compararse
con más precisión a la operación aritmética de la multiplicación que a la de la dicción. Las
características del individuo se conciben mejor como producto que como suma de los factores
ambientales y hereditarios. En tales condiciones una ligera diferencia en el ambiente en
combinación con una ligera diferencia en la herencia puede en último lugar conducir a una gran
diferencia en la característica resultante. Esta multiplicación de influencias se da en forma sucesiva
en el desarrollo del individuo sirviendo cada nuevo producto de base para una ulterior
multiplicación en un radio siempre creciente. De este modo, una ligera diferencia inicial entre dos
individuos puede hacerlos desembocar en dos vías de desarrollo ampliamente divergentes.

Falsedades populares referentes a la herencia y al ambiente

 Lo hereditario contra lo innato: Tan incorrecto es, por cierto, considerar que la influencia de
la herencia en el desarrollo de cualquier rasgo cesa en el nacimiento, como lo es fijar la fecha
del principio de las influencias ambientales en el mismo momento. Los factores hereditarios
pueden afectar al desarrollo del individuo mucho después de su nacimiento, y de hecho a lo
largo de toda la vida. Las influencias de la herencia y el ambiente son coextensivas en el
tiempo. No debe considerarse el nacimiento como principio o fin de los efectos de estos
factores, sino como un suceso en el continuo desarrollo que para el individuo empieza en la
concepción y finaliza en la muerte.
 Parecido con los padres: Los genes son continuos de una generación a otra. No son
producidos por los padres, en su aspecto individual, sino simplemente transmitidos por ellos
a su descendencia. De este modo, el individúo recibe la herencia no solo de sus padres, sino
también de todos sus antepasados directos.
García Sarmiento Alexa Naomi
24/02/2019 4to B

 Herencia de los caracteres adquirido: Persiste la creencia popular de que los padres pueden
transmitir a su dependencia características físicas, así como psicológicas, que ellos han
desarrollado a través del entrenamiento o la experiencia. Desde luego, lo cierto es que solo
las condiciones que actúan de modo directo sobre los genes son transmisibles a la
descendencia.
 Impresiones maternas: Las únicas influencias prenatales que las actividades de la madre
pueden ejercer sobre el desarrollo de la descendencia son los efectos bioquímicos indirectos.
 Herencia, ambiente y modificabilidad: Los rasgos que tienen una base hereditaria responden
a factores ambientales, tales como la dieta, el ejercicio o la educación. Hay muy pocas
características hereditarias que no puedan modificarse por cualquiera de los factores
ambientales conocidos. Los grupos específicos de sangre y el color de los ojos están entre
ellas. Es fácil demostrar que las diferencias producidas por el ambiente son justamente tan
reales como aquellas de las que se puede rastrear su origen hereditario.

Características (estructurales y funcionales)

El dominio propio de la psicología es el de la conducta de los individuos. Las características


estructurales son importantes en conexión con esto en cuanto que imponen ciertas limitaciones al
desarrollo de la conducta. $in embargo, la presencia de ciertas características estructurales debe
considerarse como una condición necesaria, pero no suficiente para el desarrollo de cualquier tipo
específico de conducta! En otras palabras:' la presencia de todos los prerrequisitos estructurales no
asegura por sí misma que llegue a aparecer la conducta dada. Gran parte de la confusión y controversia
en las discusiones sobre herencia y ambiente en psicología surge del fallo en distinguir entre las
características propias de la conducta y las estructurales. No hay potencialidades, tendencias,
influencias, determinantes u otras abstracciones similares susceptibles de ser descubiertas en los
genes.

Debemos añadir una palabra referente al uso de los términos estructural y funcional en esta obra.
Cada una de estas palabras ha adquirido muchos significados que aquí no intentamos darles.
Estructural se escogió como una designación conveniente para lo que había sido llamado, en forma
variada, orgánico, somático o fisiogénico. Incluye factores anatómicos, fisiológicos y bioquímicos
que influyen sobre el desarrollo de la conducta. Por otra parte, el término funcional se usa para indicar
la etiología psicológica o psicogénica experimental y de la conducta. La causación funcional en este
sentido se refiere a la influencia de las primeras respuestas psicológicas del organismo sobre la
conducta actual.
García Sarmiento Alexa Naomi
24/02/2019 4to B

El concepto de conducta no aprendida

Entre los criterios propuestos para la identificación de la conducta no aprendida cabe mencionar: la
universalidad dentro de una especie, la uniformidad entre miembros distintos de la especie, la
aparición repentina sin cambio subsiguiente, la uniformidad de las secuencias de desarrollo en
aquellos casos en que se presenta el cambio y su capacidad de adaptación o efectividad, que
exceden con mucho lo que cabría esperar razonablemente del aprendizaje propio del animal.

El único criterio completamente fiable sobre la conducta no aprendida es la ausencia demostrada de


la oportunidad para aprender. El aprendizaje no requiere necesariamente una exposición anterior a
estímulos idénticos o al ejercicio de idéntica función. En cuanto que la percepción de los estímulos
y la naturaleza de las respuestas se espera que cambien en el curso del aprendizaje, puede argüirse
que el aprendizaje nunca entraña un ejercicio anterior de una función idéntica.

La conducta verdaderamente inaprendida solo puede significar aquella que está enteramente
determinada por características estructurales del organismo, tales que la mera presencia de las
estructuras necesarias en un cierto estadio del desarrollo asegure la aparición de la conducta en
cuestión. Probar que la conducta es inaprendida es un resultado negativo, que no proporciona
ninguna información positiva. Por sí mismo no nos dice cómo se desarrolla la conducta. Llamar a la
conducta inaprendida instintiva, innata o hereditaria simplemente oscurece el problema, porque
estos términos parecen sugerir explicaciones positivas o procesos activos, mientras que en este caso
se usan solamente como sinónimos del término negativo “no aprendido”.

La conducta no aprendida se ha subdividido tradicionalmente en categorías, tales como tropismo,


reflejo e instinto. El término instinto se ha usado con significados más variados, aunque casi todas
sus definiciones suponen una mayor complejidad de la conducta que la representada por el tropismo
o el reflejo.

Medida de la capacidad

Cada test psicológico mide una muestra de la conducta del individuo. No hay test que nos
proporcione un artificio o truco especial para penetrar más allá de la conducta o para eliminar las
experiencias pasadas del sujeto.

En la medida en que la respuesta a un test dado se correlacione con la correspondiente a otras


situaciones, el test puede servir para diagnosticar o predecir la conducta. Solo en este sentido puede
decirse que un test psicológico mide la capacidad o potencialidad. No está de más recordar que
García Sarmiento Alexa Naomi
24/02/2019 4to B

siempre que se emplean los términos capacidad y potencialidad en los tests psicológicos han de
interpretarse en el sentido dado de predicción. No hay test psicológico que mida los genes.