Você está na página 1de 2

¿Quién inventó el amperímetro?

El amperímetro fue creado por un biofísico oriundo de Francia llamado


Jacques-Arsène d’Arsonval, quien era un científico de fama y renombre
contemporáneo con Nikola Tesla.
Este hombre creó el galvanómetro, siendo uno de sus trabajos primordiales
en la electrofisiología.

El galvanómetro, no era más que un simple aparato que tenía como objetivo
descubrir corrientes eléctricas, a través de un transductor analógico
electromecánico.

Este último consistía en una aguja conectada a una bobina que a la vez
hacía conexión a una línea, y al pasar corriente la aguja se movía.

A partir de este modelo de medición, se hicieron ciertos cambios y mejoras


para que no solamente pudiese detectar corrientes que corrían a través de
líneas.

Porque además buscaban medir la intensidad de dichas corrientes y de este


modo que se le añade una resistencia “shunt” en paralelo.

Esta fusión dio paso a un galvanómetro que era capaz de medir con cierto
nivel de exactitud la intensidad una corriente se abría paso a través de un
circuito.

Dando así por sentado la creación del primer amperímetro, de medición en


amperios para la intensidad de corriente.

¿Cuándo se inventó el amperímetro?


El amperímetro, a pesar de ser inventado por el anterior mencionado
Jacques-Arsène d’Arsonval, ya se estaba desarrollando en mayor o menor
medida debido al gran interés en los estudios de las relaciones entre
campos magnéticos, tanto del globo terrestre, como los generados por
circuitos.
La relación entre estos campos magnéticos, y el como uno afecta al otro y
viceversa fue descubierto por Hans Christian Oersted.

Quien fue un físico danés que es considerado como aquél quien logró
observar la interacción y relación física entre la electricidad y el
magnetismo.
En 1820 este ilustre físico y científico logró notar que la aguja de una brújula
dejaba de apuntar al norte en el momento que se encontraba cerca de una
corriente eléctrica, a través de un cable adyacente.

Posteriormente, esto fue estudiado y se demostró que las corrientes


eléctricas producen magnetismo.

A partir de este descubrimiento, se hicieron estudios exhaustivos entorno a


los campos magnéticos y la observación de las corrientes eléctricas y cómo
estas afectan e interactúan con otros campos magnéticos.

De modo que era cuestión de tiempo que el primer galvanómetro fuese


inventado.

Historia del amperímetro


La historia del amperímetro está muy ligada a la historia del
electromagnetismo, la cual va muy atrás, a la creación del amperio.
Pues, éste es parte fundamental de todo el funcionamiento tanto de los
medidores antiguos como los medidores modernos que podemos encontrar
hoy en día.

El amperio fue inventado por Andre-Merle Ampére, un físico francés muy


reconocido que tomo la decisión de desarrollar sus investigaciones con el
objetivo de descubrir qué relación pueden tener las corrientes eléctricas
entre ellas y el magnetismo que éstas generan, creando consigo la unidad
de medida A.

A partir de acá, cada paso frente al desarrollo del electromagnetismo fue


creando la base para la aparición del primer galvanómetro y por lo tanto, el
inicio del amperímetro como herramienta de medición.